Está en la página 1de 2

Ma Fernanda Ramírez Fino

NEGOCIOS INTERNACIONALES
LA NOCHE DE LA ESCUELA
En la vida cotidiana y de acuerdo a nuestra naturaleza el ser humano está predestinado a
educarse y a educar de acuerdo a sus posibilidades y retos en la vida. Es común que las
personas, que no tiene formación académica o que apenas está iniciando como nuestros niños,
son más sensatas sobre la realidad que los que ya estamos estudiado y hemos adquirido un
conocimiento educativo y formación donde basamos nuestras teorías, como todos profesionales y
que decimos y hacemos las cosas como ley y orden única en su decisión “ es y punto” y nos cuesta
tanto asimilar que otra persona , entre ellos un niño nos deje con la boca abierta de la que ellos
dicen es verdad, para mí son grandes maestros y es así que nueras ideas se desvanecen como
cuan dulce al calor, pero dejan mi conciencia sabe más y se argumenta más cuando los adultos a
veces no vemos más allá de nuestra nariz.
Nuestra sociedad solemos ver a nuestros pequeños sólo proyectos, es la persona y hablo en lo
personal, el que será mejor que yo, hará lo que yo no hice es el futuro, no solo hoy lo repetimos
sino que por largo de la historia se ha repetido continuamente desde los abuelos hasta nuestro
pequeños y olvidamos algo muy importante que nuestros los niños también son nuestro presente,
un presente apasionante, lleno de capacidad de aprendizaje y también de capacidad de enseñar,
por eso a veces ellos son más maestros y nos dan lecciones de vida, y aprendemos más que en
las mismas aulas cada frase que salen de ellos son elaboradas con conciencia y con más
inteligencia que las nuestras.
Nuestro sistema educativo parece está fundamentado sobre los principios de que de los que los
adultos podemos saber y de que lo que sabemos es ley y lo único o la única respuesta y cada vs
que nos encontramos con respuestas de niños, tal vez algunas personas no lo toman en serios
pero si lo analizamos ellos tienen la razón, es coherente las respuestas y tienen una mayor lógica.
Tal vez los adultos le témenos a ser cuestionados a que la sociedad nos rechacen y le damos más
importancia y en mantenernos en un punto intelectual único y sin rechazos o burlas, A muchos
según el autor dice que los niños los salva es la pobreza, que impide que sus padres los abrumen
de objetos hasta el punto de hacerse incapaces de fijar su atención y su afecto en alguno de ellos,
tal vez tenga razón , tal vez lo que realmente hace falta es exigencia, diálogo y escucha , en vez de
decir que somos pobres o lo son, al contrario no importa el estrato y que puede o no puede darte
los padres, lo más bello de dar es escuchar y ser la personita más auténtica en los que haces
siempre , que quiera ser un gran ser humano.
Esta historia permite en reflexión sobre el saber, que nuestras ideas de la sabiduría y del
conocimiento por el camino de la educación y que la consiste en todo lo que éramos
originariamente para la tradición establecida; cambiarnos las falsas nociones por lo verdadero, por
la información sobre el universo, corregirnos en el estudio, se piensa, sólo hay en nosotros error e
ignorancia.
De acuerdo a lo que expresa el autor dice que los niños que tienen pocos recursos suelen
descubrir lo más asombroso del universo tiene sensaciones de sueños de explorar, pero me
pregunto son los pobres?? No para mí son los que tal vez los que obtienen las cosas con más
esfuerzos, no necesitan ser pobres, no estoy de acuerdo, solo enseñarles a luchar a lograr sus
cosas como cuando un niño quiere ser el mejor futbolista del mundo, no necesita de plata solo de
esfuerzo.
Buenos para terminar en mi conciencia solo me queda en practicar mas con los niños, en soñar
con ellos y aprender de ellos, son las semillas de nuestro planeta que hará florecer y generaran los
mejores resultados en la vida.