Está en la página 1de 7

Incompatibilidad Rh

Saltar a: navegación, búsqueda
Incompatibilidad Rh
Clasificación y recursos externos
CIE-10 P55.0
CIE-9 773.0
MedlinePlus 001600
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico
La incompatibilidad Rh es el término que se le da en medicina a una forma de enfermedad
hemolítica del recién nacido que se desarrolla cuando una mujer embarazada tiene sangre Rh
negativa y el bebé que lleva en su vientre tiene sangre Rh positiva.1 Cuando los glóbulos rojos del
feto entran en contacto con el torrente sanguíneo de la madre por la placenta, el sistema inmune
de la madre trata a las células fetales Rh positivas como si fuesen una sustancia extraña y crea
anticuerpos contra las células sanguíneas fetales, destruyendo los glóbulos rojos circulantes de
éste en el momento que los anticuerpos anti-Rh positivos atraviesan la placenta hasta el feto.2
Patogenia
La incompatibilidad Rh puede ocurrir por dos mecanismos principales. El tipo más común se
produce cuando una mujer embarazada con el grupo sanguíneo Rh negativo se expone a los
glóbulos rojos Rh positivo de la sangre fetal secundaria a una hemorragia maternofetal en el curso
de un aborto espontáneo o inducido, ciertos traumas y procedimientos obstétricos invasivos o un
parto normal.3 La incompatibilidad Rh puede ocurrir también cuando una mujer Rh negativo
recibe una transfusión de sangre de un donante Rh positivo.4 En parte, esta es la razón por la que
los bancos de sangre prefieren transfundir con sangre tipo "O negativo" o "tipo O, Rh negativo",
como el donante universal en situaciones de emergencia cuando no hay tiempo para realizar un
tipaje y cruzamiento de sangre.
La cantidad de sangre fetal necesaria para producir incompatibilidad Rh varía. En un estudio,
menos de 1 ml de sangre Rh positiva era suficiente para sensibilizar a voluntarios con sangre Rh
negativa.5 Por el contrario, otros estudios han sugerido que el 30% de los sujetos con sangre Rh
negativa nunca desarrollaron incompatibilidad Rh, incluso cuando se les desafió con grandes
volúmenes de sangre Rh positiva.5 Una vez sensibilizados, dura aproximadamente un mes para
que los anticuerpos Rh de la madre se equilibren con la circulación fetal. En el 90% de los casos, la
sensibilización se produce durante el parto, por lo tanto, la mayoría de los lactantes primogénitos
con Rh positivo hijos de madres Rh negativas no se verán afectados debido el corto período desde
la primera exposición del feto Rh positivo hasta el nacimiento del niño es insuficiente para
producir una importante respuesta de anticuerpos IgG maternos.1 morir en el útero por la anemia
hemolítica inducida por la cantidad masiva de anticuerpos.2
El riesgo de sensibilización depende en gran medida de los siguientes 3 factores:
Volumen de la hemorragia transplacentaria
Extensión de la respuesta inmune materna
Presencia concomitante de incompatibilidad ABO
La incidencia de la incompatibilidad Rh en la madre Rh negativo, que es también ABO incompatible
se reduce dramáticamente a 1-2% y se cree que se producen porque el suero de la madre contiene
anticuerpos contra el grupo sanguíneo ABO del feto. Los pocos glóbulos rojos de la sangre fetal
que se mezclan con la circulación materna son destruidos antes de que la sensibilización Rh puede
proceder a gran amplitud. Afortunadamente, la incompatibilidad ABO no suele causar graves
secuelas.5
Diagnóstico
Atención prenatal
Ningún síntoma físico permite predecir si existe una incompatibilidad Rh durante un embarazo.
Cada mujer que quede embarazada debe determinar su grupo sanguíneo.6 Para las pacientes
embarazadas con un grupo Rh negativo, se deben hacer pruebas sanguíneas para detectar si se ha
desarrollado anticuerpos que demuestren aloinmunización causado por cantidades muy pequeñas
de hemorragia fetomaterna. Si se detectan niveles elevados que sospechen una hemorragia
importante (> 30 ml de sangre), se suele recurrir al Test de Kleihauer-Betke, que es una medida
cuantitativa de los glóbulos rojos fetales en la sangre materna.6 El Kleihauer-Betke puede ser
valioso para determinar si se debe administrar una dosis prenatal de inmunoglobulinas Rh. Por lo
general, la cantidad de IgG Rh necesarios para el tratamiento después de la sensibilización con
sangre fetal es de al menos 15 mcg/ml de eritrocitos fetales.7 Ocasionalmente se recurre a una
amniocentesis para determinar a qué grado la sensibilización materna ha impactado al feto.
La ecografía y el Doppler son actualmente dos herramientas fundamentales en el manejo del feto
de madre Rh (-), ya que permiten evaluar el estado de los órganos fetales principalmente
involucrados en la enfermedad.6 Por lo general se buscan evidencias de ascitis en el feto o edema
de tejidos blandos, los cuales son signos serios de hidropesía fetal.5 Otros signos posibles por
ultrasonido incluyen cardiomegalia, hepatomegalia y derrame pleural.
Atención posnatal
Inmediatamente después del nacimiento de cualquier niño con una madre Rh negativa, se debe
examinar la sangre del cordón umbilical del bebé para determinar el grupo sanguíneo ABO y el Rh
del neonato, medir los niveles de hemoglobina y su hematocrito, un análisis del nivel de bilirrubina
sérica, obtener un frotis de sangre que puede revelar destrucción eritrocitaria, y realizar una
prueba de Coombs directa. Un Coombs directo positivo confirma el diagnóstico de la presencia de
una anemia hemolítica inducida por anticuerpos, lo que sugiere la presencia de incompatibilidad
ABO o Rh.
Los niveles elevados de bilirrubina sérica, el hematocrito bajo, y un elevado recuento de
reticulocitos en el recién nacido pueden ayudar a determinar si se requiere una transfusión de
sangre. En centros asistenciales con experiencia y bajo la vigilancia de una unidad de cuidados
intensivos neonatológicos, es posible realizar una exanguinotransfusión, preferentemente en los
lactantes que nacen con eritroblastosis fetal, hidropesía fetal, o kernicterus.
Incompatibilidad Rh
Es una afección que se desarrolla cuando una mujer embarazada tiene sangre Rh negativa y el
bebé que lleva en su vientre tiene sangre Rh positiva.
Causas
Durante el embarazo, los glóbulos rojos del feto pueden pasar al torrente sanguíneo de la madre a
través de la placenta.
Si la madre es Rh negativo, su sistema inmunitario trata a las células fetales Rh positivas como si
fuesen una sustancia extraña y crea anticuerpos contra dichas células sanguíneas fetales. Estos
anticuerpos anti-Rh pueden pasar de nuevo a través de la placenta hacia el feto y destruir los
glóbulos rojos circulantes de éste.
Cuando los glóbulos rojos se descomponen, producen bilirrubina, la cual hace que el bebé se
ponga amarillo (ictericia). El nivel de bilirrubina en el torrente sanguíneo del bebé puede variar
desde leve hasta altamente peligroso.
Debido a que toma tiempo para que la madre desarrolle anticuerpos, con frecuencia, los primeros
bebés no se ven afectados, a menos que la madre haya tenido embarazos interrumpidos o abortos
espontáneos anteriormente que sensibilizaron su sistema inmunitario. Sin embargo, todos los
hijos que ella tenga después de esto que también sean Rh positivos pueden resultar afectados.
La incompatibilidad Rh se presenta sólo cuando la madre es Rh negativo y el bebé es Rh positivo.
Gracias al uso de inmunoglobulinas especiales, llamadas RhoGAM, este problema se ha vuelto
infrecuente en los lugares que brindan acceso a buenos cuidados prenatales.
Síntomas
La incompatibilidad Rh puede causar síntomas que van de muy leves a mortales. En su forma más
leve, esta incompatibilidad causa destrucción de glóbulos rojos sin otros efectos.
Después de nacer, el bebé puede tener:
Color amarillo de la piel y la esclerótica de los ojos (ictericia).
Tono muscular bajo (hipotonía) y letargo.
Pruebas y exámenes
Antes del parto, la madre puede tener un aumento en la cantidad de líquido amniótico alrededor
del feto (polihidramnios).
Puede haber:
Un resultado positivo en una prueba de Coombs directa.
Niveles de bilirrubina por encima de lo normal en la sangre del cordón umbilical del bebé.
Signos de destrucción de los glóbulos rojos en la sangre del bebé.
Tratamiento
Debido a que la incompatibilidad Rh es prevenible con el uso de RhoGAM, la prevención sigue
siendo el mejor tratamiento. El tratamiento del bebé ya afectado depende de la gravedad de la
afección.
Los bebés con incompatibilidad Rh leve se pueden tratar con fototerapia utilizando luces de
bilirrubina. Se puede emplear inmunoglobulina intravenosa, pero no hay ninguna evidencia
concluyente que demuestre que funciona.
Expectativas (pronóstico)
Para la incompatibilidad Rh leve se espera recuperación total.
Posibles complicaciones
Las posibles complicaciones abarcan:
Daño cerebral debido a altos niveles de bilirrubina (Kernicterus).
Acumulación de líquido e hinchazón en el bebé (hidropesía fetal).
Problemas con el funcionamiento mental, el movimiento, la audición, el habla y convulsiones.
Cuándo contactar a un profesional médico
Consulte con el médico si piensa o sabe que está embarazada y aún no ha consultado al médico.
Prevención
La incompatibilidad Rh se puede prevenir casi en su totalidad. A las madres Rh negativas se les
debe hacer un control estricto durante el embarazo por parte del obstetra.

En la actualidad, se utilizan inmunoglobulinas especiales, llamadas RhoGAM, para prevenir la
incompatibilidad Rh en madres que son Rh negativas. Si el padre del bebé es Rh positivo o si no se
puede confirmar su tipo de sangre, a la madre se le aplica una inyección de RhoGAM durante el
segundo trimestre.
Si el bebé es Rh positivo, la madre recibirá una segunda inyección al cabo de unos días del parto.
Estas inyecciones previenen el desarrollo de anticuerpos contra la sangre Rh positiva. Sin embargo,
las mujeres con un tipo de sangre Rh negativo deben recibir inyecciones:

Durante cada embarazo.
Si tienen un aborto espontáneo o un aborto provocado.
Después de exámenes prenatales como amniocentesis y biopsia de vellosidades coriónicas.
Después de una lesión al abdomen durante un embarazo.


Incompatibilidad del grupo sanguíneo (Rh)

Toggle: English / Spanish
Incompatibilidad del grupo sanguíneo (Rh)
La incompatibilidad del factor Rh se presenta cuando el tipo de sangre de la madre es Rh negativo
y el tipo de sangre del bebé es Rh positivo. Un nombre alternativo es enfermedad Rh. Rh es la
abreviatura de Rhesus.
Rh

¿Qué es?
Todos nacemos con un cierto tipo de sangre que es Rh positivo o Rh negativo. La sangre Rh
positivo es más común que la sangre Rh negativo. Alrededor del 85% de los caucásicos son Rh
positivo, mientras que el porcentaje es aún mayor en las personas afro-americanas, asiáticas e
indios nacidos en Estados unidos. Si usted es Rh positivo, o si ambos, usted y el padre del bebé son
Rh negativo, no hay razón para preocuparse por el factor Rh de incompatibilidad. Sin embargo, si
usted es Rh negativo y el padre es Rh positivo, entonces su bebé puede heredar el tipo de sangre
del padre, causando una incompatibilidad entre usted y el feto.
Rh
Con el factor Rh de incompatibilidad, si parte de la sangre del feto entra a su torrente sanguíneo,
su cuerpo producirá anticuerpos. Estos anticuerpos pueden traspasar la placenta y dañar los
glóbulos rojos en desarrollo del bebé, causando desde una leve hasta una severa anemia en el
feto. Su primer bebé habitualmente está seguro, porque la sangre fetal y materna habitualmente
no se mezclan hasta el parto. Si su segundo bebé también es Rh positivo, hay un riesgo de que sus
anticuerpos atacarán sus glóbulos rojos y causarán problemas.
Rh
¿Cómo sé que la tengo?
No hay ningún síntoma físico que le permita detectar por sí misma si usted tiene incompatibilidad
del factor Rh con su bebé. Si se encuentra embarazada, es un procedimiento de rutina que su
médico ordene una prueba de sangre que determinará si usted es Rh positiva o Rh negativa. Si el
examen de sangre indica que usted ha desarrollado anticuerpos Rh, su sangre se vigilará
regularmente para evaluar el nivel de anticuerpos que contiene. Si los niveles son altos, se
practicará una amniocentesis para determinar el grado de anemia en el feto.
¿Cómo es el tratamiento?
Durante el control prenatal, usualmente el médico tomará medidas que prevendrán que el factor
Rh negativo de la madre desarrolle anticuerpos en respuesta al tipo de sangre Rh positivo del feto.
Su bebé puede ser vigilado con ecografías para buscar señales de anemia.
Si se presentan los anticuerpos y se detecta anemia en el feto, se realiza una transfusión de sangre
para reemplazar el suministro de sangre al feto con el factor Rh negativo, la cual no sufrirá daño
por los anticuerpos que su cuerpo ha desarrollado. La transfusión se administra a través del
cordón umbilical mientras el feto se encuentra aún en el útero, comenzando a partir de las 18
semanas de embarazo o después. Este procedimiento puede ser un poco peligroso, por ello
algunos médicos prefieren inducir un parto prematuro. De esta forma, la transfusión de sangre se
administra después de que el bebé nace.

¿Cómo se puede prevenir?

Las enfermedad Rh es rara hoy en día porque las madres que son Rh negativo reciben inyecciones
intramusculares de un medicamento llamado Rhogam. Éste elimina los glóbulos rojos fetales Rh
positivos del torrente sanguíneo antes de que su cuerpo los reconozca y comience a producir
anticuerpos. Todas las madres que son Rh negativo reciben una inyección de Rhogam alrededor de
las 28 semanas. Usted puede recibir una inyección extra si tiene sangrado a comienzos del
embarazo o si se hace un procedimiento como una amniocentesis que podría hacer que los
glóbulos rojos fetales se mezclaran en su circulación.
Si su bebé nace con el factor Rh positivo, se le administrará otra dosis al cabo de 72 horas después
del parto. Esto evitará que su cuerpo desarrolle en el futuro anticuerpos, que podrían causar daño
durante un posterior embarazo.

Preguntas frecuentes

P: ¿Si mi bebé nace con el factor Rh negativo, pero yo recibí la vacuna de inmunoglobulina Rh,
sufrirá algún daño?
R: No, la vacuna no representa ningún riesgo para usted o su bebé. Siempre es mejor prevenir y
recibirla, aun cuando su bebé resulte ser Rh negativo en vez de Rh positivo.
P: ¿Por qué algunas personas nacen con el tipo de sangre Rh positivo, mientras que otras nacen
con el tipo de Rh negativo?

R: Los grupos de sangre están determinados por una cantidad específica de moléculas de
proteínas que aparecen en la superficie de sus células sanguíneas. El factor Rh es uno de estos
grupos sanguíneos. Sólo una pequeña parte de la población es Rh negativo.
P: ¿Cuáles son las probabilidades de tener la enfermedad Rh durante mi primer embarazo?
R: Hay una baja probabilidad de que la sangre del feto ingrese a su torrente sanguíneo a través de
la placenta o durante una amniocentesis en el primer embarazo. Por ello, se le administra Rhogam
si se somete a procedimientos que podrían mezclar la sangre fetal y materna. Usualmente, la
enfermedad Rh sólo se presenta durante el segundo embarazo o posteriores.