Está en la página 1de 2

DERECHOS HUMANOS

En nuestro país todas las personas gozan los derechos que amparan la
Constitución Política y el orden jurídico mexicano. Los derechos son inherentes a
todos los seres humanos, sin distinción alguna de necesidad, lugar de residencia,
sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua o cualquier otra condición.
El género, la edad, las discapacidades, las diferencias sociales, costumbres,
estado civil, son diversos derechos que como individuos tenemos, pero muchas
ocasiones son aspectos que son utilizados en nuestra contra para hacer
distinciones y conflictuarnos en nuestra vida cotidiana y laboral.
Por eso es que como seres humanos, integrantes de una familia, colaboradores
de un centro de trabajo, ciudadanos, debemos ser responsables de nuestras
propias acciones, conocedores de nuestros derechos y limitantes; así como
fomentar una cultura de respeto a la ley y a la dignidad del ser humano,
comenzando desde nuestras familias porque es la unidad básica de la sociedad y
de las deficiencias de ella, es el resultado actual en nuestra sociedad.
La convivencia respetuosa con todas las personas, el rescate y fomento de
valores podría hacer la diferencia; lamentablemente cada día está en decadencia
esta práctica pero no por eso debemos tener indiferencia y temor a hacer valer
nuestros derechos, pues no por ser trabajadores de la educación y tachados en la
actualidad como una deshonra a las profesiones, tenemos que agachar la cabeza,
por lo contrario, por un maestro todos nuestros políticos y dirigentes son y ocupan
el puesto en el que se encuentran y no tienen derecho a menospreciar nuestra
profesión como en la actualidad lo hacen.
Todos los integrantes de la sociedad debemos cumplir con nuestras propias
funciones con responsabilidad, compromiso y con la plena convicción de respetar
y hacer respetar los derechos de los individuos.
Sabemos que vivimos en un mundo de reglas, normas, leyes etc., las cuales
regulan la conducta externa y psicológica de los hombres en sociedad para lograr
una convivencia armónica, para garantizar la justicia y equidad en sociedad a
sabiendas que del uso costumbre surge la ley.
Esto indica que podemos exigir el respeto a los derechos humanos, pero las
obligaciones se anteponen para exigir nuestro derecho, lo cual en algunos
individuos confundimos y exigimos un derecho cuando no se ha cumplido con las
obligaciones. Por lo que es importante remarcar en la actualidad y en un futuro
que:
 El derecho humano a la educación confiere a cada mujer, hombre, joven o
niño el derecho a una educación básica libre y obligatoria así como todas
las formas disponibles de educación secundaria y superior.
 El derecho de protección para la no -discriminación de todas las áreas y
niveles de educación como a un acceso igual de educación continua y
capacitación vocacional.
 El derecho a la información sobre salud, nutrición, reproducción y
planificación familiar.

REFERENCIAS:
http://pdhre.org/rights/education-sp.html ; consultada el 31 de Mayo de 2014.
Idea del Profr. Mariano Carlos Martínez Díaz, trabajo en colaborativo en el curso
de formación continua “Cultura de la Legalidad en el ámbito escolar”. Mayo 2014.

INTEGRANTES:
MA. ELVIA SÁNCHEZ VELÁZQUEZ.
MARIANO CARLOS MARTÍNEZ DÍAZ.
MARIA DEL CARMEN HERNÁNDEZ ESPINOSA.
DAVID PADILLA RAMÍREZ.
VIANEY POSADAS JARAMILLO.
VIRGINIA BALLESTEROS CAMPUZANO.