Está en la página 1de 5

Onza Libertad

Los mexicanos corren al amparo financiero de la plata cada vez que hay elevada
inflación o bien una crisis económica.
La demanda de onzas de plata Libertad en México, sigue fuerte. Nuestro país, se
suma así a la lista de países como India y China, en los cuales el apetito por los
metales preciosos físicos sigue sin detenerse, cortesía del desplome inducido de
los precios ocurrido este año.
Cabe recordar que en las jornadas del 12 y 15 de abril, el oro y la plata sufrieron
históricas caídas a causa de liquidaciones masivas de estos que beneficiaron a los
manipuladores del mercado como el banco JP Morgan, que tenía elevadas
posiciones “cortas” (bajistas) en estos mercados.
Como consecuencia, el precio de la plata se llegó a derrumbar incluso por debajo
de su costo de producción.
Hoy sabemos también que ese premeditado ataque fue generalizado en el mundo
occidental, pues hasta el Banco de Inglaterra contribuyó “inundando” el mercado
con 1,300 toneladas de oro que salieron de sus bóvedas en forma de “préstamos”
entre febrero y junio pasados.
Pues bien, pese a los discursos y notas en contra del oro y la plata que a diario se
leían sobre todo en aquellos momentos, el sentido común de las personas, la
mayoría de ellas sin información ni interés por lo que ocurría en los mercados de
futuros, los ha llevado a comprar más y más joyas, monedas y lingotes alrededor
del mundo, sobre todo en Asia.
De esto, le hemos dado cuenta puntual en este espacio.
En ese contexto, México ha continuado con su tradición de preferir a la plata sobre
el oro.
Según información proporcionada hace unos días por el Banco de México a este
periodista, a través del oficio de respuesta OFI006-9273, la demanda de onzas de
plata Libertad –sin duda una de las mejores vías de inversión en este metal, al
corte de julio 2013 ya superaba en 35% a la de todo el año anterior.
Las cifras precisas muestran que en los primeros siete meses del año, se
demandaron en total 639,223 monedas. En 2012 completo fueron apenas
472,311.
A este ritmo, es de esperar que al corte de diciembre estemos rebasando otra vez
la barrera del millón de onzas vendidas.
El análisis de los últimos 13 años nos revela un hecho interesante: los mexicanos
corren al amparo financiero de la plata cada vez que hay elevada inflación o bien
una crisis económica.
No es casual entonces que 2009, el peor año de la crisis presente, haya sido el
año en que el consumo de onzas Libertad marcó su máximo histórico de
1,534,017 monedas.
Tampoco que el repunte en la demanda de 2013 esté sucediendo en un contexto
doblemente beneficioso para los ahorradores: su precio está a niveles que no se
veían desde 2010 en un momento de franco estancamiento económico.
Como se sabe, la Secretaría de Hacienda recortó la semana pasada su pronóstico
de crecimiento para este año de 3.1 a apenas 1.8%.
De ahí que la cotización actual de la moneda que ronda los 360 pesos, se vea
como una compra de oportunidad cuando se le compara con los 610 pesos de su
máximo histórico, alcanzado en 2011.
Sin embargo, hace sólo unos días podía conseguirse por menos de 290 pesos.
Solo el tiempo nos podrá confirmar si una nueva racha alcista dio inicio, o si
volveremos a ver esos niveles de ganga.
Lo cierto, es que los ahorradores deben estar atentos para aprovechar cada baja
de la plata para hacerse de más onzas, pues la realidad de que la crisis global de
2008-2009 no ha terminado, se hace cada vez más evidente.
En este sentido, debemos interpretar las señales que nos recuerdan que el oro y
la plata son los verdaderos refugios financieros por excelencia, dinero real en tanto
que son tanto un medio de pago como un extintor de deuda.
Una de esas señales es la fuerte alza de esta semana, que han experimentado
por las crecientes tensiones bélicas en Siria, donde el inicio de una nueva guerra
es inminente.
En fin. Sea el oro o la accesible plata, ambos están ahí disponibles como
verdaderos salvavidas en un barco que se hunde, y los mexicanos, como los
indios y los chinos, no están dispuestos a dejarlos ir. Excelentes noticias.
1





1
http://www.forbes.com.mx/sites/crece-la-demanda-de-onzas-de-plata-libertad/
Propuesta para introducir la "Onza de Plata
Libertad" al sistema monetario.

Antecedentes Generales
Objetivos
• Iniciar el proceso de independencia monetaria con respecto al dólar.
• Prepararnos ante la inminente debacle económica de E.U.
• Poner en manos de la población una moneda sólida e indevaluable.
México no tiene una moneda propia
• El peso es un derivado del dólar.
• El peso vale en función de la cantidad de dólares en reservas. Si no hay
suficientes
• dólares en reserva, el valor del peso se desploma.
La falta de una moneda propia nos obliga a:
• Exportar, para obtener dólares.
• Endeudarnos, para obtener dólares.
• Depender del ingreso de los dólares.
• Vender al país, a cambio de papeles.
Con la onza de plata “Libertad”, la población:
• Conservaría el poder adquisitivo de sus ahorros.
• Contaría con una moneda inmune a crisis o errores.
• Tendría mayor confianza en el futuro.
• Sentiría un renovado orgullo nacional.
¿Cómo iniciar el proceso de introducción de la moneda de plata?
• Paulatinamente.
• En paralelo con el actual peso fiduciario.
• Sin provocar desajustes económicos.
¿Por qué la onza “Libertad” -y no el "peso con plata"?
• Históricamente, no ha funcionado. Ejemplos:
• El peso de plata de los años 50’s.
• El “Morelos de plata” de $100 pesos de JLP.
• Las monedas con plata del sexenio de CSG.
¿Por qué el "peso con plata" no funciona?

• Debido a que lleva grabado un valor nominal.
• Cuando el precio de la plata se incrementa o hay devaluación, el contenido
de plata supera al valor nominal de la moneda. Entonces:
• Se incurre en señoreaje negativo y deja de acuñarse.
• Se funde, ya que la población prefiere aprovechar su contenido en metal.
• Deja de circular; sólo conserva interés numismático.
Beneficios de la moneda sin valor nominal
• Esta moneda sube de valor conforme al precio de la plata o las
devaluaciones.
• Por lo anterior: Su señoreaje siempre es positivo.
• Permanece indefinidamente en circulación, sin fundirse.
La moneda que se propone utilizar, ya existe:
• Es la Onza de plata Libertad, sin valor nominal, acuñada por la Casa de
Moneda de México.
• Contiene una onza troy de plata pura.
• Es moneda de curso legal, según el Art. 2 Bis de la actual Ley Monetaria.
Actualmente, ¿por qué la onza Libertad no se utiliza como moneda de uso
corriente y no se usa masivamente como medio de ahorro?
• La población no sabe que es moneda de curso legal.
• No tiene un valor general y obligatorio.
• Su cotización cambia todos los días, incluso a la baja.
• Se cobra descuento en recompra.
La propuesta de la Asociación:
• Que se reconozca a la onza de plata “Libertad” su carácter de moneda de
curso legal y se integre al conjunto de monedas circulantes.
• Que su poder liberatorio sea igual a su “equivalencia oficial en pesos”.
• Que esta "equivalencia en pesos" sea determinada por el Banco de México y
se ajuste periódicamente según el incremento del precio internacional
del metal fino contenido en la moneda.
• Que el valor de equivalencia se integre, tomando en cuenta: 1) El precio
internacional de la onza de plata, más: 2) el costo de acuñación, más:
3) un diez por ciento adicional por señoreaje.
• Que una vez determinada la última equivalencia, la siguiente no pueda
reducirse.
• Que la equivalencia se redondeé a múltiplos de cinco pesos.
• Que la onza sea colocada y recibida al mismo valor de equivalencia oficial.
• Que estas disposiciones rijan exclusivamente para la moneda de plata
Libertad en su denominación de una onza, y no para las demás monedas
similares.
Estas disposiciones permitirían:
• A nivel macroeconómico, sentar las bases para una progresiva independencia
monetaria.
• El uso de la onza en el comercio, por contar con una equivalencia en pesos
definida y conocida.
• Su atesoramiento para propósitos de ahorro, con un valor líquido en pesos
perfectamente determinable por el tenedor en cualquier momento.
• Su permanencia en circulación, gracias a su valor flotante.
• Un señoreaje siempre positivo a favor del Banco de México.
Otros beneficios importantes
• Dar a la población una noticia alentadora.
• Contar con un proyecto nacional que promueva la unidad política.
• Fomentar la confianza del pueblo en sus instituciones.
2




2
http://www.plata.com.mx/mplata/propuesta/propuesta.asp