Está en la página 1de 37

INDICE

Pág.
INTRODUCCIÓN.......................................................................................

I. DESARROLLO………………………………………………………… 2
Historia de la ingeniería………..……….........................................................
La ingeniería en el antiguo Egipto………………………………………………
Ingeniería en la civilización Griega…………………………………………..…
Ingeniería en el Imperio Romano………………………………………………
Ingeniería en la edad media ……………………………………………………
Ingeniería en la civilización Oriental……………………………………………
Importancia de la ingeniería en la vida contemporánea…………………………

CONCLUSION…………………………………………………………………
BIBLIOGRAFIA……………………………………………………………….










2

Introducción
Los principios de la ingeniería son muy antiguos tanto que las civilizaciones más
antiguas lo usaban y fueron los pioneros en la realización de mega estructuras que sin darse
cuenta son en la actualidad emblemas de las ciudades más importantes del mundo. En
Venezuela llega en un periodo muy importante pero de una manera muy elite para así
empezar a formar a los primeros ingenieros de Venezuela. Es importante resaltar que los
primeros ingenieros fueron en un principio arquitectos ya que ellos manejaban los 2 roles.
La ingeniería es el conjunto de conocimientos y técnicas científicas aplicadas a la
creación, perfeccionamiento e implementación de estructuras (tanto físicas como teóricas)
para la resolución de problemas que afectan la actividad cotidiana de la sociedad.
Para ella, el estudio, conocimiento, manejo y dominio de las matemáticas, la física y
otras ciencias es aplicado profesionalmente tanto para el desarrollo de tecnologías, como
para el manejo eficiente de recursos y/o fuerzas de la naturaleza en beneficio de la
sociedad. La ingeniería es la actividad de transformar el conocimiento en algo práctico.
Otra característica que define a la ingeniería es la aplicación de los conocimientos
científicos a la invención o perfeccionamiento de nuevas técnicas. Esta aplicación se
caracteriza por usar el ingenio principalmente de una manera más pragmática y ágil que el
método científico, puesto que la ingeniería, como actividad, está limitada al tiempo y
recursos dados por el entorno en que ella se desenvuelve.
Su estudio como campo del conocimiento está directamente relacionado con el
comienzo de la Revolución Industrial, constituyendo una de las actividades pilares en el
desarrollo de las sociedades modernas.



3

Historia de la ingeniería
Abro esta resumida exploración histórica con los precedentes del período colonial
sobre la enseñanza ingenieril. La ingeniería es para la Corona ibérica –en particular con la
dinastía Borbón que toma las riendas en el siglo XVIII- instrumento de creciente
importancia en el control de sus dominios, pues en aquellos tiempos es esencialmente
ingeniería militar, ocupada en lo referido a fortificaciones, armamento, transporte,
comunicaciones y logística castrense. Quienes integraban el cuerpo de ingenieros venían
por origen familiar de sectores de élite en España y en sus colonias, siendo ese origen
decisivo para su ingreso y ascenso exitoso dentro de esta rama militar, que sólo recibía a
privilegiados y les otorgaba más privilegios. En cuanto a formación profesional, apenas fue
accesible para muy pocos nacidos en territorio venezolano, pues de no ir a adquirirla en la
península ibérica o a plazas militares importantes en América como México o La Habana,
dependía de que alguno de los escasos ingenieros hispanos destinados en estas tierras
organizase con la venia real una “Academia”, nombre dado a un curso en el cual ese único
ingeniero-docente instruía a pequeños grupos de aprendices, normalmente con recursos
inciertos, duración irregular y afrontando distintos escollos. Tales fueron las “Academias”
que existieron en Caracas a cargo de Nicolás de Castro (1760-1768), en La Guaira con
Manuel Centurión (1761), en Cumaná con Juan Pires (1808-1810), y en Caracas con José
Mires (1808-1810). Es inevitable recordar que en las dos últimas fue cursante el
adolescente Antonio José de Sucre (nacido en 1795), a quien tras algunos meses de
instrucción en ambos lugares encontraremos como flamante Subteniente de Ingenieros en
Margarita a comienzos de 1811.
El auténtico nacimiento de la enseñanza formal, institucionalizada y permanente
para esta área profesional en el país deba esperar a 1831, cuando la República iniciaba su
tránsito en solitario tras la disolución de la Gran Colombia y aún se recuperaba de las
convulsiones de la lucha por la Independencia. Ese año se decreta el establecimiento de la
Academia de Matemáticas en Caracas, alentada por el fervor, capacidad e iniciativa de Juan
4

Manuel Cagigal. Este venezolano se había educado como ingeniero y matemático en
España y Francia, habiendo vuelto al país a impulsar una institución de formación
profesional para ingenieros que siguiese la huella de las que había conocido en Europa.
Pese a las circunstancias difíciles, pudo lograr apoyo oficial, lo que estimo se debió en gran
medida a que reorientó la visión que traía en mente del extranjero (con el modelo civil de la
Escuela Politécnica de París en que estudió), hacia la propuesta de una escuela de
formación de oficiales militares técnicamente calificados (recibirían título de ingenieros
con 6 años de estudios), en la que hubiese además posibilidad de impartir capacitación
técnica a civiles (egresarían como agrimensores a los 4 años de formación).

No fue nada fácil el inicio y posterior sobrevivencia de la Academia de
Matemáticas, pese a ser una entidad de élite y para una élite. El soporte gubernamental
significaba poco dada la debilidad institucional y financiera del Estado en aquellos tiempos.
Los docentes disponibles eran muy escasos, al punto que se comenzaron actividades con
sólo dos profesores: Cagigal y José Rafael Acevedo, quien desde 1827 regentaba la primera
Cátedra de Matemáticas en la Universidad Central de Venezuela; para superar tal limitación
después se incorporarían a dicha labor algunos de los egresados de la propia Academia. Por
lo demás, el peso de la adscripción militar dada a la institución para conseguir respaldo
oficial, implicó que progresivamente quedara menos espacio para la formación de civiles,
aparte que siendo una instancia de obediencia castrense se vio sometida a los vaivenes
bélicos de nuestro agitado siglo XIX. No obstante, el celo de Cagigal y el apoyo que recibió
de algunos interesados en su idea (por ejemplo desde la Sociedad de Amigos del País)
permitieron superar esos arduos principios, de modo que en 1835 reciben su título 7
agrimensores y en 1837 egresan 4 ingenieros.
5





En 1841 Cagigal deja la dirección por enfermedad y le sustituye Olegario Meneses,
uno de los primeros egresados de 1837, bajo cuya gestión se mantiene por un tiempo el
impulso que su fundador había dado a la Academia. Sin embargo, para fines de la década
de 1840, los reportes de funcionamiento anotan múltiples dificultades, que se reflejan en
repetidos ceses de actividades y largos períodos sin que haya egresados de la institución.
De hecho, aunque la Academia de Matemáticas oficialmente funcionó de 1831 a 1872, sólo
tuvo 17 promociones con un total de 97 egresados, en su mayoría dedicados por entero al
ejercicio de las armas, con poca o ninguna actividad específicamente ingenieril. Esto en
buena medida porque en la Venezuela de mediados del S. XIX los conflictos político-
militares inhiben o liquidan las escasas posibilidades que se presentaban para la acción civil
y constructiva. Pese a tal panorama, hay algunos hechos y procesos que debemos rescatar
en ese período. En 1861 (y de ello celebramos 150 años en este 2011) se funda el Colegio
de Ingenieros de Venezuela, cuerpo dependiente del Ministerio de Guerra pero que pronto
6

comienza a ser integrado por más civiles y a interesarse de modo creciente por asuntos
ajenos a lo castrense, como se evidencia en publicaciones, eventos y acciones que
promueve. De paso anotemos que uno de sus fundadores, Alejandro Ibarra, era un egresado
de la Academia de Matemáticas que se dedicó a la docencia universitaria y llegó a ser el
primer ingeniero Rector de la UCV en 1870.
En 1867 hay registro de los primeros títulos de agrimensor que otorga la UCV, con
lo cual se abre un camino para la formación esencialmente civil de los ingenieros, que
tendrá sus siguientes hitos en 1872 al suspenderse la Academia de Matemáticas (que para el
presidente Antonio Guzmán Blanco era “un nido de godos”); en 1874 con la creación de la
Facultad de Ciencias Exactas de la UCV, autorizada para otorgar títulos de ingeniero civil y
agrimensor; en 1877 con los primeros 7 egresados de esa Facultad; en 1879 con la
adscripción oficial de recursos y personal de la Academia de Matemáticas a la UCV; y en
1881 con el fin del status militar del Colegio de Ingenieros, que pasa a ser subordinado al
Ministerio de Instrucción Pública.
Las décadas finales del siglo XIX marcan novedades resaltantes en el andar de la
ingeniería y su enseñanza en nuestro suelo. El contacto con los procesos de cambio
científico-tecnológico y de expansión del poderío político-económico que ocurren en
Europa Occidental y Norteamérica se hace más regular, lo que se traduce tanto en el arribo
al país de empresas capitalistas, recursos técnicos, productos y procedimientos que al llegar
plantean exigencias de ingeniería, como en que a través de publicaciones o de algún
personal calificado recibamos al menos parte del conocimiento y habilidad ingenieril que
está evolucionando rápidamente en los centros de poder mundial.

Se combinan tales circunstancias con que entre 1870 y 1889 la hegemonía política
del caudillo Antonio Guzmán Blanco impone relativa estabilidad, asentada en una situación
económica que le favoreció, de modo que para la enseñanza de la ingeniería esta situación
7

se traduce en un modesto auge, donde de 1883 a 1893 hay 11 promociones y 137 egresados
de la UCV como ingenieros civiles, quienes encuentran campo para su ejercicio profesional
en las posibilidades que abre el atenuado impulso modernizador que se vivió bajo el
guzmancismo. Incluso, vemos que la enseñanza de ingeniería se extiende fuera de Caracas.
Recordando el precedente del fallido intento de una Escuela de Ingeniería para Maracaibo
en 1863, tenemos que: entre 1884 y 1889 la Universidad de Los Andes otorga 7 grados de
agrimensor; en 1886 cinco estudiantes que habían cursado la carrera de ingeniería en el
Colegio Federal de Maracaibo, vienen a Caracas a presentar tesis y recibir grado
profesional en la UCV; en 1892 la Universidad de Valencia tiene una Facultad de
Ingeniería Civil, de donde egresan 4 profesionales hasta su clausura; también en 1892 se
gradúa un ingeniero de la Universidad del Zulia, que como la anterior, funcionó entre 1891
y 1904. Así mismo, evocaremos el esfuerzo del Ing. Miguel Palacio por hacer funcionar
entre 1893 y 1898 una Escuela de Minas en Guasipati, Edo. Bolívar, que finalmente no fue
autorizada a otorgar títulos de ingeniero de minas.




8

Llegando a los últimos años del siglo XIX, el ejercicio como rectores de la UCV por
otros dos ingenieros, Jesús Muñoz Tébar en 1887 (volvería al cargo de 1906 a 1908) y
Alberto Smith de 1897 a 1899, indica el reconocimiento que hay en la universidad hacia la
profesión, su enseñanza y quienes la ejercen. No deja de hacerse presente una perspectiva
crítica, expuesta en un trabajo que publica en 1895 el distinguido ingeniero y docente
Felipe Aguerrevere, texto pionero en el análisis de la enseñanza de la ingeniería en
Venezuela, cuyas observaciones sobre la necesidad de resolver carencias en la formación
práctica conservan hoy agudeza y vigencia. Mencionemos también que el cese de las
condiciones un tanto más favorables de años anteriores se refleja en una apreciable
disminución de los egresados en ingeniería (y la nueva opción afín de arquitectura) después
de 1893. Adicionalmente, hay un hecho para recordar: en 1899 reciben en la UCV el grado
de agrimensores las hermanas Delfina, Adriana y Dolores Duarte, quienes aún cuando no
cursaron la carrera en las aulas, presentaron y fueron reconocidas en las pruebas que
confirmaron su capacidad profesional, siendo las primeras mujeres con título universitario
obtenido en este país.
Al aproximarse y comenzar el siglo XX, dificultades económicas y conflictos
políticos son patentes en Venezuela, con un recrudecimiento de las pugnas por el poder que
finalmente llevan al triunfo en 1899 del caudillismo militar andino encabezado por
Cipriano Castro, quien superando fuertes retos militares internos e incluso un agresivo
bloqueo naval de potencias europeas, se mantiene al mando hasta ser desplazado por su
subalterno inmediato y compadre Juan Vicente Gómez a fines de 1908. Por supuesto, en
semejante clima aún más enrarecido por el despotismo gubernamental es poco lo que podía
prosperar la enseñanza de la ingeniería: ya apuntamos que en 1904 se clausuraron las
universidades de Maracaibo y Valencia, igualmente quedó en el papel la Facultad de
Ciencias Exactas anunciada por la ULA en 1898, mientras que la UCV debió soportar
también su ración de autoritarismo y arbitrariedades. Se refleja esta situación difícil en el
9

bajo número de egresados en el área entre 1900 y 1912 (todos de la UCV): 33 ingenieros y
dos arquitectos.




En los primeros años del gomecismo, mientras el régimen se consolidaba, hubo
cierto ambiente más abierto en la UCV, como muestra la creación del Centro de
Estudiantes de Ingeniería en 1911 (¡un Centenario que ojalá no pase desapercibido en esta
Facultad!). Pero en cuanto pudo el gobierno apretó las tuercas y en 1912 clausura la
Universidad Central hasta 1922. De aquel sombrío evento, retengamos para la memoria
institucional la digna actitud que mantuvo el Ing. Alberto Smith, de nuevo en el rectorado
ucevista, quien en castigo debió ir al destierro hasta la muerte del dictador. Para disimular
los efectos de esa medida montaraz de cierre, se crea la Escuela de Ciencias Físicas,
Matemáticas y Naturales de Caracas (fundada en 1916), que reagrupa a estudiantes y
profesores de la suspendida UCV y de la cual egresan 14 ingenieros y 1 arquitecto hasta
1922.

10

Pero por mucha ojeriza que la tiranía tuviese a la universidad y los estudiantes, el
inicio de la década de 1920 ya avizoraba el nacimiento de una nueva Venezuela, hija de la
industria petrolera y los cambios que traía consigo. Ese país que se anunciaba requeriría no
sólo de más ingenieros, sino de diversificación y actualización de los campos de actividad
profesional, lo que implicaba una demanda por transformar la enseñanza de la ingeniería,
que entre nosotros seguía anclada en estructuras, modos de aprendizaje y contenidos
decimonónicos. A regañadientes, en especial por el sobresalto que le causara la insurgencia
estudiantil de la “Generación del 28”, el gomecismo se ve ante el apremio de dar cierto
auspicio a la expansión cuantitativa y cualitativa de la formación ingenieril. Así
encontramos que las cifras de egresados crecen rápidamente: de 24 entre 1922 y 1925, se
pasa a 58 graduados entre 1926 y 1930, y a 104 entre 1931 y 1935. Son evidencias del
nuevo escenario que el Congreso aprobase en 1923 un Estatuto Profesional, seguido en
1925 de la 1ra. Ley de Ejercicio de la Ingeniería; que en 1930 el gobierno envíe 7
profesionales recién graduados a Estados Unidos para formarse en ingeniería petrolera; que
en 1932 se establezca la Escuela de Ciencias Físicas y Matemáticas de la ULA, que
otorgará grados en Ingeniería Civil; y que en 1933 se firme un convenio para que el
Ministerio de Obras Públicas emplee estudiantes del último año de ingeniería de la UCV.
Vale referir además que en 1929, desde su exilio en París, Alberto Smith publicó el libro
_Formación del estudiante, del profesional y del ciudadano_, con amplia difusión entre los
exiliados antigomecistas y que influirá a quienes dirigirán al país a partir de 1936.


11



La situación abierta tras la muerte de Gómez se manifiesta en lo referido a la
enseñanza de la ingeniería, haciendo más claro y decidido el estímulo al cambio y
modernización. En 1936 la Escuela de Ciencias Físicas y Matemáticas de la ULA es
elevada a Facultad, teniendo sus primeros egresados al año siguiente; en 1937 se inician los
estudios de ingeniería agronómica en el país con la apertura de la Escuela Superior de
Agricultura y Zootecnia (ESAZ) dependiente del MAC, organismo que el año anterior
había becado al exterior a 19 estudiantes del ramo; esta Escuela pasará a la UCV en 1946,
originando la actual Facultad de Agronomía. En 1938 nace el Instituto de Geología,
adscrito a los Ministerios de Fomento y de Educación, destinado a formar geólogos y que
se integra a la UCV dos años más tarde, con su primera promoción en 1942. El proceso
modernizador cuenta con sanción e impulso jurídico gracias a la Ley de Educación
promulgada en 1940, y encontraremos que entre 1936 y 1940 hay 150 nuevos ingenieros
graduados en el país, incluyendo a las primeras promociones de la Universidad de los
Andes.

12

En 1943, la UCV será sede del primer antecedente para estudios de especialización
y postgrado en el área, el Curso Internacional de Ingeniería Sanitaria respaldado por el
MSAS. 1944 es el año en que la Facultad de Matemáticas y Física de la UCV se reorganiza
en tres departamentos, con 8 opciones profesionales que comparten 3 de los 4 años de la
carrera: Ingeniero Civil, Agrimensor, Ingeniero Hidráulico, Ingeniero Sanitario, Geólogo,
Ingeniero de Minas, Ingeniero de Petróleo, Químico Industrial e Ingeniero Mecánico de
Industrias; en ese entonces egresan de la ESAZ los primeros ingenieros agrónomos con
estudios cursados en el país. Igualmente, se reciben en Ingeniería Civil las precursoras
femeninas en estudiar la carrera en Venezuela: Carmen Iturbe y Helena Quiroba, con
quienes se inicia la lenta pero sostenida incorporación de la mujer a los diversos espacios
de esta profesión, con 41 de ellas obteniendo títulos en ingeniería de la UCV entre 1944 y
1957. También esos años de la 2da. Guerra Mundial y su posguerra verán a nuestras
universidades enriquecerse con talento docente que llega al país huyendo de conflictos y
apremios, siendo ese aporte evidente en los estudios de ingeniería.



13

En 1946 hay un nuevo Estatuto Orgánico de las Universidades Nacionales. No se
otorga más la categoría de Doctor a los egresados del pregrado y renace la Universidad del
Zulia (LUZ), que en su oferta académica incluye a la Ingeniería Civil. En la UCV, la ahora
denominada Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas se constituye en 3 Escuelas:
Arquitectura, Ciencias e Ingeniería, esta última manteniendo departamentos y opciones
previas, excepto Química Industrial. Los 465 estudiantes de Ingeniería son los primeros en
mudarse de la sede anterior en el centro de Caracas a la Ciudad Universitaria entonces en
construcción; allí se abrirá en 1947, con amplio respaldo del Ministerio de Fomento, la
opción de Ingeniería Eléctrica. Por su parte la ULA en 1948 crea la Escuela, luego Facultad
(en 1952), de Ciencias Forestales, que forma ingenieros forestales. También en esa
universidad se establece el Laboratorio de Hidráulica, más tarde Centro de Hidráulica,
primer espacio de investigación ingenieril en el ámbito universitario nacional. Será seguido
en 1949 por el Laboratorio de Ensayo de Materiales de la UCV, cuyo principal promotor
fue el Dr. Ramón Espinal. Añadiremos que en 1948 se gradúan en la Universidad Central
los primeros ingenieros petroleros y mecánicos con estudios en el país.

Hacia 1950 cabe estimar que hay alrededor de 2.000 estudiantes venezolanos de
ingeniería, cifra que de algún modo indica que está quedando atrás el sesgo elitesco y
socialmente restrictivo que había tenido esta carrera en el país hasta el primer tercio del S.
XX. La ahora llamada Facultad de Ciencias Matemáticas y Naturales de la UCV supera el
millar de alumnos, en más del 80 % de ingeniería, cuyo curso se extiende a 4 años y medio.
En 1951, la pertinaz oposición de integrantes de la comunidad ucevista al gobierno militar
de turno trae masivos encarcelamientos, expulsiones y cierre por un año de la universidad.
El subterfugio jurídico para validar intervenciones y atropellos es la Ley de Universidades
de 1953. En el caso específico de los estudios ingenieriles se elimina el régimen de
semestres vigente desde 1944, se extiende el lapso de la carrera a 5 años y se da el nombre
de Facultad de Ingeniería a aquellas que otorgan este título. Esa ley permite universidades
14

privadas, creándose en Caracas las dos primeras: la Católica Andrés Bello (UCAB) y la
Santa María, que ofertan desde el comienzo carreras de ingeniería civil. Anotemos que el
instrumento legal posibilita la separación de Arquitectura como Facultad aparte en la UCV,
lo que también está previsto para Ciencias. Debe citarse que en 1952 se abre en LUZ la
Escuela de Ingeniería de Petróleos, opción que en 1953 se elimina en la Universidad
Central.

Para 1955, cuando la UCV ha completado mudanza a la Ciudad Universitaria, su FI
abre un Curso de Posgrado en Hidráulica, Estructuras y Electricidad, pero habrá que
esperar años para que este nivel tenga presencia estable en los estudios de la profesión.
Entre tanto, y hasta la caída de la dictadura en 1958, nuestra Alma Mater sigue padeciendo
persecución a miembros de la comunidad y suspensiones de actividades. Pero en paralelo a
su faz autoritario-represiva, las demandas de la modernización hacen que el régimen militar
otorgue 172 becas para estudiar ingeniería en el exterior, atendiendo las previstas
necesidades del proyecto de desarrollo industrial y siderúrgico en Guayana; aparte que se
respalda la creación de entes para investigación como el Instituto de Producción Animal en
Agronomía-UCV (1955) y el Instituto Forestal Latinoamericano de Investigación y
Capacitación, adscrito a la ULA y patrocinado por la FAO-ONU (en 1956); y que se
establecen en la UCV la carrera de Ingeniería Metalúrgica y la Licenciatura en
Hidrometeorología (en 1956).
15





1958, año de señalada significación política nacional, lo es también para la educación
universitaria y la educación ingenieril. Hay nueva Ley de Ejercicio de la Ingeniería y
Profesiones Afines, junto con nueva Ley de Universidades que recupera la gratuidad
(cercenada en la Ley de 1953), establece la autonomía y, en general, implica avances
modernizantes y democratizadores, en un clima de apertura social y expectativas positivas
hacia la universidad que se traducen en una gran expansión de la matrícula estudiantil.
Vuelve a la UCV ingeniería de petróleo, y egresan de aquí los primeros ingenieros
metalúrgicos formados en el país. Con la Universidad de Carabobo, que ofrece Ingeniería
Industrial, reaparecen en Valencia los estudios profesionales superiores.

En 1959 se funda en LUZ la Facultad de Agronomía, estudios que hasta entonces
solo existían en la UCV. En 1960 tenemos en la Universidad Central la primera
computadora que opera en una universidad venezolana. En 1962, con 3.155 inscritos, la FI-
UCV ha casi triplicado su matrícula en comparación a 5 años antes y es la Facultad con
16

más estudiantes de la universidad; allí se elimina la Escuela de Ingeniería Industrial (se
había creado en 1956) y en su lugar aparecen la Escuela de Ingeniería Eléctrica, la Escuela
de Ingeniería Mecánica y la Escuela de Ingeniería Química y de Petróleo; además, la
Facultad establece el primer postgrado permanente del área dentro de las universidades del
país: la Maestría de Ingeniería Sanitaria, y el Instituto de Modelos y Materiales
Estructurales (IMME). También destaca en 1962 la apertura de la Universidad de Oriente,
que propone opciones pedagógicas y de organización divergentes a las otras universidades,
aparte de incluir en su oferta académica 9 carreras de ingeniería (la UCV ofrecía 10).

La década de 1960 es tiempo de cifras en expansión para la ingeniería y su
enseñanza, de modo que en 1970 –cuando abre la Universidad Simón Bolívar en Caracas-
hay 8 instituciones de educación superior con 13 especialidades ingenieriles en pregrado.
Un estudio encargado por OPSU/CNU y referido al período 1966-1974, expone que en ese
lapso egresaron de nuestras universidades 6.154 ingenieros (¡cifra mayor al total de
colegiados en el CIV en 1965!), aparte que entre esos años llegaron del exterior 2.626
profesionales a trabajar en el área. Semejante “boom” expansivo no iba a ocurrir sin
traumas, particularmente en cuanto a los efectos que el auge cuantitativo traía en lo
cualitativo. Como eran circunstancias que no solo afectaban a la enseñanza de ingeniería
sino que se extendían a la institución universitaria en general, toda ella se verá sacudida, en
el caso de la UCV, por la conflictiva expresión que conocimos como la Renovación
Universitaria (1968-1970). No me es posible aquí dedicar el tiempo y reflexión debida a ese
proceso, tanto en lo que afectó a esta Casa de Estudios en general como a su Facultad de
Ingeniería en particular, por lo que invito a revisar el trabajo de mi autoría dedicado a este
tópico, disponible para consulta vía Internet.
17





Con la motivación que por un lado venía como herencia del torbellino de la
Renovación, y por el otro de quienes desde el poder enfrentaron al reto que ese movimiento
supuso, la década de 1970 va a ser época de procurar visiones y acciones novedosas en
materia de enseñanza de la ingeniería. Así, vemos como se promueve a la Universidad
Simón Bolívar (USB), que desde su nacimiento y hasta hoy se identifica de modo muy
fuerte como “universidad de ingeniería”, alternativa tanto frente a lo que se calificaba de
“extremismo” de la Renovación como ante la universidad tradicional. La contraparte crítica
ha ripostado insistiendo, por mencionar algunos argumentos destacados, en que el modelo
USB trae un cierto retorno al elitismo social que la universidad pública venezolana venía
dejando atrás desde los años 50, que la USB no logra superar perceptiblemente en lo
académico a universidades de larga data como la UCV y la ULA, y que no ha podido
conectarse o responder a demandas y expectativas que habría desde el grueso de la
colectividad nacional, ni siquiera acercándose a lo que en materia de extensión hacen las
18

universidades tradicionales. En todo caso, el interés en confrontar visiones sobre el tema se
expresó, por ejemplo, con el I Congreso de Enseñanza de la Ingeniería en 1975.
Destaquemos en el decenio de los 70 la expansión que tienen los estudios de
posgrado en ingeniería. En 1976 se reseña que ya hay 42 cursos permanentes de postgrado,
distribuidos entre 5 universidades públicas, la UCAB y el Instituto Venezolano de
Investigaciones Científicas (IVIC). Innovación de interés en aquella época es la aparición,
en 1974, de los Institutos Universitarios Politécnicos, con potestad de formar ingenieros a
la vez que impartían carreras técnicas medias; también se crea el IUPFAN, que reúne a tres
entidades para formación de ingenieros militares previamente existentes y que aceptará a
civiles como alumnos. Además, con el paso a control estatal del conjunto de la industria
petrolera y la conformación de PDVSA como empresa “holding” a cargo, se crea el
Instituto de Adiestramiento Petrolero y Petroquímico (INAPET), ente responsable de todo
lo referido a instrucción y entrenamiento en el ámbito petrolero oficial. Para 1980 se
gradúan en el país 3.612 profesionales de ingeniería y afines, siendo el 22,8 % del total de
egresados universitarios de ese año. No olvidemos mencionar que en estos tiempos (1974-
1985), con el Plan de Becas Ayacucho e iniciativas parecidas, varios miles de jóvenes
venezolanos estudian pre y postgrados del área ingenieril en el exterior, los cuales en su
gran mayoría retornan con el consiguiente impacto en la profesión y su enseñanza.

La década de 1980 ve aparecer la crisis del rentismo petrolero evidenciada a partir
del “Viernes Negro” de febrero de 1983. La nueva coyuntura restringe la disponibilidad de
aquellos ascendentes recursos financieros que costearon la expansión previa, con deterioro
en las condiciones para la educación superior pública, lo que además se agrava pues la
demanda estudiantil continúa incrementándose. De este modo, tenemos que para 1985 casi
se duplica la cifra de egresados de 5 años antes, al concederse 6.431 títulos en ingeniería y
afines, cuando hay 36.015 estudiantes inscritos. En años subsiguientes esa tendencia se
mantiene, de manera que en 1990 tenemos 11.551 graduados del área, representando al
19

22,4% del total de egresados universitarios en el país. En tal contexto, es de notar el auge
de la educación superior privada, una presencia que crece más por consideraciones de
mercado que por intenciones en superar cualitativamente a las universidades públicas.
Igualmente, para esos momentos se consolida la presencia femenina entre estudiantes y
egresados de ingeniería, que desde la década de los 70 venía dejando de ser mínima u
ocasional, representando ahora un tercio de la matrícula.


Hay en los años 80 esfuerzos de distintas instituciones (como la UCV y algunas
otras universidades públicas) por atender a la calidad de la educación en ingeniería y
empieza a trabajarse en afrontar los problemas del rendimiento estudiantil, de la
competencia pedagógica de los docentes y de la admisión de nuevos alumnos. Vinculado
con esto, tenemos iniciativas para desarrollar las capacidades universitarias en postgrado y
en investigación: en 1981 aparece la Revista Latinoamericana de Metalurgia y Materiales
en la USB, primera publicación nacional arbitrada e indexada del área ingenieril, a la que
siguen en 1985 la Revista de la Facultad de Ingeniería de la UCV y en 1988 la Revista
Técnica de la FI-LUZ; en 1982 La UCV, la USB y el IVIC acuerdan un proyecto de
cooperación de estudios para graduados, con la meta de otorgar el Doctorado en Ciencias,
20

Mención Ingeniería Estructural, posibilidad inaugural de estudios a nivel doctoral dentro
del área en Venezuela; mientras que el resultado del primer Programa de Promoción del
Investigador (PPI-CONICIT) en 1990 certifica 88 investigadores reconocidos en ingeniería
y afines (11,9% del total de acreditados).
En los años de 1991 a 1998 no hay variaciones sustantivas en cuanto al cuadro
global que venía del decenio anterior. En 1991 por fin se resuelve el largo conflicto
jurídico-institucional que había bloqueado la apertura de la UNEXPO, primera universidad
totalmente de ingeniería existente en el país, resultante de la fusión de los anteriores
institutos politécnicos de Barquisimeto, Caracas y Puerto Ordaz. En 1992, al abrir
Ingeniería de Producción, 8 de los 12 pregrados de la USB conducen a títulos de ingeniería.
En 1993 empieza a cristalizarse en la FI-UCV un amplio esfuerzo de actualización
curricular, con el cambio de pensum en el Ciclo Básico y las escuelas profesionales,
proceso que se extenderá en años subsiguientes; además, se crea una Coordinación de
Investigación, en procura de mayor rango y soporte institucional para esta labor académica.
En 1995, PDVSA realiza una significativa reforma organizacional en relación a su
estructura de capacitación de personal, con la creación del CIED – Centro Internacional de
Educación y Desarrollo; por su parte la FI-UCV aprueba su programa de Doctorado
Genérico, mientras que nuestra universidad aún tiene la oferta nacional más diversificada
de estudios de ingeniería, con 12 carreras de pregrado, 11 postgrados en Agronomía y 25
postgrados en la FI.
21




Para 1997, hay en pregrado de ingeniería más de 70.000 estudiantes de 35
especialidades en 32 centros de educación superior (18 públicos y 14 privados); semejante
proliferación trae sus problemas, como el litigio judicial que se inicia ese año cuando el
CIV se niega a aceptar los títulos que da el Instituto Universitario Politécnico Santiago
Mariño (privado). En 1998, el PPI-CONICIT reconocía a 236 investigadores en ingeniería
y afines, 15,3% del total acreditado; mientras cifras oficiales recogen que el 22,25 % de
quienes laboran desarrollando ciencia y tecnología tienen título en ingeniería y afines
(6.829 personas); no obstante, ya existía el reto de mantener en el país, y en sus
instituciones académicas, a una fracción creciente del personal mejor calificado que emigra
al exterior o se ve tentado a ello.
Concluiré en esa última fecha por la misma razón general que se argumenta en Un
país en su artificio para un cierre similar: la cercanía de las situaciones a analizar impide su
examen con una visión histórica. Sin duda hay mucho que debe y puede decirse sobre lo
relacionado con la enseñanza de la ingeniería en Venezuela desde 1999 hasta hoy, pero
22

dejémoslo para otra ocasión y para escudriñarlo desde enfoques distintos. De momento,
creo cumplida mi tarea al haber podido presentarles este bosquejo evolutivo que ojalá sea
útil para lo que cotidianamente hacemos por nuestra Facultad de Ingeniería de la UCV.
Los primeros ingenieros fueron arquitectos, especialistas en irrigación e ingenieros
militares. Uno de los primeros cometidos de los ingenieros fue construir muros para
proteger las ciudades; debido al riesgo de recibir un ataque enemigo, el sentirse protegido
es una de las necesidades humanas básicas. Es justo pensar que los antiguos arquitectos
precederían a los ingenieros en la satisfacción de esta necesidad. Sin embargo en el diseño
y edificación de estructuras de uso publico (edificios) se hizo necesario acudir a las
habilidades de la ingeniería.
En esos días la innovación de los inventos fue sumamente lenta en aquel entonces,
las necesidades militares y agrícolas tenían una mayor prioridad. También por las
limitaciones en el campo de la comunicación las distancia entre las poblaciones era
sumamente grande y se podría decir que fue realmente difícil el intercambio de
conocimientos, y muchos de los inventos tuvieron que volverse a inventar antes que
formaran parte del constante proceso evolutivo de la sociedad de esa época. En cambio las
poblaciones aledañas a las rutas principales de comercio desde China a España se
desarrollaron mucho más rápido que las demás debido a que les llegaba él conocimiento de
innovaciones que les llegaba de otros distantes lugares.
Se puede definir esta época como la era de los inventos ya que estos dieron inicio a
la ingeniería, que entonces como ahora es el proceso de aplicar el conocimiento científico
en bien de la humanidad (aunque otros lo utilizan para destruir).
La ciencia y la Ingeniería han avanzado mucho en los tres últimos siglos a pesar que
su desarrollo se ve obstruido antes del siglo XVIII debido a la persecución que se le dio a
los hombres de ciencia debido a la creencia de que eran brujos. Al final la ciencia y la
ingeniería siempre se han codeado con las verdades últimas.
23

Ingeniería Egipcia
Los egipcios realizaron algunas de las obras más grandiosas de la ingeniería de
todos los tiempos, siendo una de las más antiguas el muro de la ciudad de Menfis.
El arquitecto real de Menfis fue Kanofer, tuvo un hijo a quien llamó Imhotep, a quien los
historiadores consideran como el primer ingeniero cuyo nombre se conoce. Fue su fama
más como arquitecto que como ingeniero, aunque en sus realizaciones entran elementos
fundamentales de la ingeniería. Hay diversidad de factores que permitieron los logros de
Imhotep, cabe destacar entre ellos:
 La creencia religiosa contemporánea de que para poder disfrutar de la eternidad era
necesario conservar intacto el cadáver de un de un individuo;
 El suministro casi ilimitado de mano de obra de esclavos;
 La actitud paciente de quienes controlaban los recursos de ese entonces.
De todas las pirámides, la del faraón Keops fue la mayor. La Gran Pirámide, como
se le conoce ahora tenía 230.4 m por lado en la base cuadrada y originalmente medía 146.3
m de altura. Contenía unos 2,300,000 bloques de piedra, de cerca de 1.1 toneladas en
promedio. La exactitud con que se orientó la base con respecto a la alineación norte-sur,
este-oeste fue de aproximadamente de 6 minutos de arco de error máximo, en tanto que la
base distaba de ser un cuadrado perfecto por menos de 17.78 cm. Teniendo en cuenta el
conocimiento limitado de la geometría y la falta de instrumentos de ese tiempo, fue una
proeza notable. Cabe destacar que el único mecanismo que conocían era la palanca, ni la
polea ni el tornillo eran de su conocimiento previo. El caballo como bestia de tiro se vino a
utilizar 1,300 años después.
Los egipcios se cuentan entre los dibujantes más antiguos de la historia. Los dibujos
eran esenciales para el éxito en la construcción de las pirámides, por lo que se plasmaron en
papiro, piedra e incluso madera.
24

Ellos no solo se especializaron en las construcciones de catacumbas, sino que
también en la agricultura progresaron mucho, construyeron diques y canales, y contaban
con sistemas complejos de irrigación. Cuando la tierra de regadío era más alta que el nivel
del río, utilizaban un dispositivo llamado cigoñal "shaduf" para elevar el agua hasta un
nivel desde el cual se dirigía hacia la tierra. Ya desde 3,200 a. de J.C., el arte y ciencia de la
irrigación eran una ceremonia que dirigía el faraón y que se llamaba "corte de los diques".
Ingeniería Griega
La historia griega comienza hacia el año 700 a de J.C., y al periodo desde
aproximadamente 500 hasta 400 a de J.C., se le llama "Edad de Oro de Grecia". Una
cantidad sorprendente de logros significativos en las áreas del arte, filosofía, ciencia,
literatura y gobierno fue la razón para que esta pequeña porción del tiempo en la historia
humana amerizara nombre propio.
Aproximadamente 440 a de J.C., Pericles contrató arquitectos para que construyeran
templos en la Acrópolis, monte rocoso, de superficie plana que miraba a la ciudad de
Atenas. Un sendero por la ladera occidental llevaba a través de un inmenso portal conocido
como los Prolipeos, hasta la cima. Las vigas de mármol del cielo raso de esta estructura
estaban reforzadas con hierro forjado, lo que constituye el primer uso conocido del metal
como componente en el diseño de un edificio.
Se les llamaba "arquitekton", que quiere decir el que había cumplido un periodo
como aprendiz en los métodos estándar de construcción de edificios públicos. Los
arquitectos recibían aproximadamente un tercio más de remuneración que los albañiles.
La "Mecánica" fue el primer texto conocido de ingeniería. En este artículo se estudiaban
conceptos fundamentales de la ingeniería como la teoría de la palanca. También contiene
un diagrama que ilustra un tren de tres engranes, mostrados como círculos, lo que
constituye la primera descripción conocida de engranajes. Es más probable que estos no
25

tuvieran dientes, por lo que tuvo que ocurrir mucho deslizamiento antes de que se conociera
la ventaja de los dientes y la manera de producirlos.
La mayor aportación de los griegos a la ingeniería fue el descubrimiento de la
propia ciencia. Platón y su alumno Aristóteles quizás sean los más conocidos de los griegos
por su doctrina de que hay en un orden congruente en la naturaleza que se puede conocer.
Sin embargo, realmente distintas metas, que no se pueden ignorar. Los matemáticos
continuamente están demostrando de nuevo verdades antiguas y buscando nuevas verdades,
en cambio los ingenieros están ansiosos de conocer las matemáticas que existen, de manera
que las puedan aplicar al mundo actual. Los griegos desarrollaron un estudio llamado
"Hybris" (orgullo), que era una creencia en la necesidad de leyes morales y físicas
restrictivas en la aplicación de una técnica dominada. En pocas palabras desaprobaban los
métodos casi inhumanos que tenían los egipcios para con sus esclavos (cargar monolitos de
piedra varios kilómetros de distancia), por eso los griegos no llegaron a construir obras de
gran magnitud como Egipto. Sin embargo, lo que los griegos no tuvieron en realizaciones
de ingeniería lo compensaron con creces en los campos de arte, literatura, filosofía, lógica y
política. Es interesante notar que la topografía, como la desarrollaron los griegos y luego
los romanos, se considera como la primera ciencia aplicada de la ingeniería, y será
prácticamente la única como ciencia aplicada durante los veinte siglos siguientes.
Aunque a Arquímedes le conoce mejor por lo que ahora se llama el "Principio de
Arquímedes", también era un matemático y hábil ingeniero. Realizó muchos
descubrimientos importantes en las áreas de la geometría plana y sólida, tal como una
estimación más exacta de PÍ y leyes para encontrar los centros de gravedad de figuras
planas. También determinó la ley de las palancas y la demostró matemáticamente. Mientras
estuvo en Egipto, inventó lo que se conoce como "el tornillo de Arquímedes", Arquímedes
también fue constructor de barcos y astrónomo.

26

Ingeniería Romana
Las contribuciones romanas a la ciencia fueron limitadas; sin embargo, sí abundaron
en soldados, dirigentes, administradores y juristas notables. Los romanos aplicaron mucho
de lo que les había precedido, y quizá se les puede juzgar como los mejores ingenieros de la
antigüedad.
En su mayor parte, la ingeniería romana era civil, especialmente en el diseño y
construcción de obras permanentes tales como acueductos, carreteras, puentes y edificios
públicos. Una excepción fue la ingeniería militar, y otra menor, por ejemplo, la
galvanización. La profesión de "architectus" era respetada y popular; en efecto, Druso, hijo
del emperador Tiberio, era arquitecto.
Una innovación interesante de los arquitectos de esa época fue la reinvención de la
calefacción doméstica central indirecta, que se había usado originalmente cerca de 1,200 a
de J.C., en Beycesultan, Turquía.
Uno de los grandes triunfos de la construcción pública durante este periodo fue el
Coliseo, que fue el mayor lugar de reunión pública hasta la construcción del Yale Bowl en
1914.
Los ingenieros romanos aportaron mejoras significativas en la construcción de
carreteras, principalmente por dos razones: una, que se creía que la comunicación era
esencial para conservar un imperio en expansión, y la otra, porque se creía que una
carretera bien construida duraría mucho tiempo con un mínimo de mantenimiento.
Quizá el triunfo más conocido en la construcción de carreteras en la antigüedad es la Vía
Apia, que se inició en 312 a. de J.C., y fue la primera carretera importante recubierta de
Europa.

27

Los Acueductos Romanos: Casi todo lo que se sabe actualmente del sistema romano
de distribución de aguas proviene del libro De Aquis Urbis Romae de Sexto Julio Frontino,
quien fue Curator Aquarum de Roma, de 97 a 104 a. de J.C., Frontino llevaba registros de
la utilización del agua, que indican que el emperador usaba el 17%, el 39% se usaba en
forma privada, y el 44% para uso público estaba subdividida adicionalmente en 3% para los
cuarteles, el 24% para los edificios públicos, incluidos once baños públicos, 4%para los
teatros, y 13%para las fuentes. Había 856 baños privados a la fecha del informe.
Los acueductos romanos se construyeron siguiendo esencialmente el mismo diseño,
que usaba arcos semicirculares de piedra montados sobre una hilera de pilares. Los
romanos usaron tubería de plomo y luego comenzaron a sospechar que no era salubre, Sin
embargo el envenenamiento por plomo no se diagnosticó específicamente sino hasta que
Benjamín Franklin escribió una carta en 1768 relativa a su uso. Aproximadamente en 200
d. de J.C., se inventó un ariete llamado "ingenium" para atacar las murallas. Muchos años
después se llamó al operador del ingenium, "ingeniator", que muchos historiadores creen
que fue el origen de la palabra ingeniero. La ingeniería romana declino a partir de 100 d. de
J.C., y sus avances fueron modestos. Una innovación durante este periodo fue la invención
del alumbrado público en la ciudad de Antioquía, aproximadamente hacia el año 350 d. de
J.C.
Muchos historiadores llaman "El Oscurantismo" al periodo de 600 a 100 d. de J.C.,
Durante este lapso dejaron de existir la Ingeniería y la arquitectura como profesiones.

Ingeniería Europea
Volvemos a la época del llamado "Oscurantismo" en el periodo medieval, abarcó
desde aproximadamente 500 hasta 1500 d.C. Durante este periodo no existían las
profesiones de ingeniero o arquitecto, de manera que esas actividades quedaron en manos
de los artesanos, tales como los albañiles maestros.
28

La literatura del Oscurantismo era predominantemente de naturaleza religiosa, y
quienes tenían el poder no daban importancia a la ciencia e ingeniería y como les mencione
antes la mayoría de las personas debía tener el mismo oficio de sus padres. Sin embargo, en
la década de 1500 ocurrió una serie de descubrimientos científicos importantes en la
ingeniería y matemáticas, lo que sugiere que aunque se había restado importancia a la
ciencia, estaba ocurriendo una revolución en el razonamiento con relación a la naturaleza y
actividad de la materia.
El Renacimiento, que literalmente significa “volver a nacer", comenzó en Italia
durante el siglo XV. El redescubrimiento de los clásicos y el resurgimiento en el
aprendizaje llevan a una reevaluación de los conceptos científicos de la antigüedad.

Durante el Renacimiento, los ingenieros nuevamente fueron miembros de una
profesión respetada e incluso algunos de ellos recibieron buena paga. Filippo Brunelleschi
fue un ingeniero bien conocido de principios de 1400, y como la mayoría de los ingenieros
bien conocidos del Renacimiento, era ingeniero militar y civil y uno de sus aportes fue el
dibujo de perspectiva.
Otro gran genio de ese tiempo fue Galileo, quien a la edad de 25 años fue nombrado
profesor de matemáticas en la Universidad de Pisa. Estudió mecánica, descubrió la ley
fundamental de la caída de los cuerpos y estudió el comportamiento del movimiento
armónico del péndulo.
En el periodo medieval se empleaban armaduras para soportar los techos, pero eran
burdas y con frecuencia aumentaban el peso del edificio, y no ayudaban a su resistencia.
Los edificios públicos, especialmente las iglesias, tenían fama de desplomarse sobre los
confiados visitantes devido a que no se comprendía bien el diseño de las armaduras. El
techo de la Catedral de Beauvais se desplomó dos veces en el siglo XIII.
29


Catedral Beauvais
Uno de los descubrimientos más importantes en la historia de la ingeniería mecánica lo
realizó Simón Stevin en Holanda, a fines de la década de 1500. Mediante el “triángulo de
fuerzas", permitió a los ingenieros manejar fuerzas resultantes que actuaban en los
miembros estructurales. Stevin escribió un tratado sobre fracciones y también realizó
trabajos que llevaron al desarrollo del sistema métrico.
Por el mismo tiempo tuvo lugar una diversidad de descubrimientos matemáticos de
consideración. Alrededor de 1640, Fermat y Descartes descubrieron independientemente
lageometría analítica. Un sacerdote inglés llamado William Oughtred, aproximadamente en
1622, diseñó la primera regla de cálculo basada en la suma de logaritmos para obtener el
producto de dos números.
Descartes y Leibmz descubrieron en forma independiente el cálculo diferencial.
Newton descubrió el cálculo integral, y luego describió la relación recíproca entre los
cálculos diferencial e integral. Sus descubrimientos ocurrieron en Woolsthorpe,
aproximadamente en 1665, debido a que Cambridge estaba cerrada como resultado de una
epidemia.

30

Jean Baptiste Colbert fue ministro bajo Luis XIV y estableció la primera escuela
formal de ingeniería en 1675. En 1771 un pequeño grupo de ingenieros, a los que se
llamaba frecuentemente para dar su testimonio sobre proyectos de puertos y canales, formó
la Sociedad de Ingenieros. John Smeaton, director del grupo, fue el primero en darse el
título de ingeniero “civil" para señalar que su incumbencia no era militar. Esta sociedad se
constituyó en la Institution of Civil Engineering en 1828, iniciando con ello una
especialización dentro de la ingeniería.
En 1795, Napoleón autorizó el establecimiento de la fcole Poly-technique, que fue
la primera de este tipo de escuelas que aparecieron en Europa durante el siglo XIX. Otras
siguieron, tales como el Eidgenos-sisches Polytechnicum en Zurich en 1855, las escuelas
politécnicas en Delft en 1864, y otras en Chemnitz, Turín y Karlsruhe. En 1865 se fundó el
Massachusetts Institute of Technology, el primero de su tipo en los Estados Unidos.

Durante el periodo medieval, las principales fuentes de energía eran el agua, viento
y animales. La cola de abanico se inventó basta el siglo XVIII. Mediante engranajes
mantenía orientadas las palas principales de los molinos de viento siendo uno de los
primeros dispositivos autorregulados conocidos de la historia de la ingeniería.

Como sabemos, después del desarrollo de los sistemas ferroviarios en Europa y
América, los adelantos ingeniería se sucedieron a una tasa cada vez más creciente. La
primera mitad del siglo xx produjo un número casi increíble de avances en ingeniería, al
grado de que queda poca duda que sobre las dos guerras mundiales fueron catalizadores de
gran parte de ese progreso.
Hasta 1880, la ingeniería fue civil o militar, mientras que hasta esa fecha había sido
ambas cosas simultáneamente. En 1880 se fundó la American Society of Mechanical
Engineers, seguida de la American Society of Electrícal Engineers en 1884 y el American
31

Institute of Chemical Engineers en 1908. El American Institute of Industrial Engineers se
fundó en 1948 y fue el último campo importante de la ingeniería en organizarse
Ingenieria Oriental
Después de la caída del Imperio Romano, el desarrollo ingenieril se trasladó a India
y China. Los antiguos hindúes eran diestros en el manejo del hierro y poseían habilidades
para fabricar buen acero desde los tiempos de los romanos y durante dos siglos, la capital
mundial de la ciencia fue Jundishapur, India.
Aproximadamente en 700 d. de J.C., un monje de Mesopotámica llamado Severo
Sebokht dio a conocer a la civilización occidental el sistema numérico indio, que desde
entonces hemos llamado números arábigos.



Dentro de sus mas grandes realizaciones se encuentra la Gran Muralla China; es
una antigua fortificación construida para proteger el imperio de China desde el siglo III a.
C. de los ataques de los nómadas xiongnu de Mongolia y Manchuria. El principal propósito
del muro no era impedir que fuera atravesado, sino más bien impedir que los invasores
trajeran caballerías con ellos.
32



La muralla tiene 7.300 km de este a oeste sin contar sus ramificaciones y
construcciones secundarias, cubre 6.400 km desde la frontera con Corea al borde del río
Yalu hasta el desierto de Gobi, cruzando siete provincias. Casi toda la muralla tiene
aproximadamente 10 m de altura, 8 m de espesor en la base, y se reduce hasta
aproximadamente 5 m en la parte superior. A lo largo de esta parte corre un camino
pavimentado. Esta gran muralla posee 25 000 torres en su parte principal y otras 15 000
torres separadas de la muralla principal.
China ha tenido canales desde hace miles de años. La mayoría de ellos tiene el
tamaño adecuado para la irrigación, pero no para la navegación, además de que en ese
tiempo no se conocían las esclusas. Sí utilizaban compuertas, pero tenían valor limitado.
Los chinos fueron de los primeros constructores de puentes con características únicas.
Algunos de sus puentes más antiguos fueron de suspensión, con cables hechos de fibra de
bambú.
Se cree que los chinos inventaron la pólvora que junto al cañón elimino las
murallas; también desarrollaron maquinaria de engranaje desde fechas muy antiguas. e
inventaron el Reloj de cuerda y el papel.
33

Importancia de la Ingeniería química y petróleo en la vida contemporánea
Podemos darnos cuenta que en nuestro hogar estamos rodeados por la Química.
Cuando cocinamos empleamos todo un laboratorio en el que se combinan y emplean
muchas sustancias químicas, así como aparatos que para su funcionamiento requieren
energía como la eléctrica. Entre otras cosas utilizamos insecticidas, saborizantes, cloros,
detergentes que están formados por estas sustancias químicas.
Cuando nos enfermamos también estamos en contacto con la Química a través de
los medicamentos y para mantener nuestra salud las vacunas y sueros forman parte de ellos.
No olvides, que en la naturaleza la Química nos rodea.
Existen productos naturales como el aire que nos permiten funciones como la fotosíntesis.
El agua es otro producto natural que podemos utilizar en la industria como el agua
potable que usamos en la alimentación y en las labores domésticas.
Los plásticos y fibras artificiales son materiales sintéticos que nos sirven en nuestra vida
diaria.
Así podemos darnos cuenta que en nuestra vida diaria estamos en contacto directo
con la Química y resulta muy interesante adentrarse en esta materia para describir muchas
otras cosas.

El hombre está en constante relación con la Química. Date cuenta que la Química
está más cerca de lo que podrías imaginarte, a través de ella podremos hacer y descubrir
cosas muy interesantes.

La química es integral a todo en el universo, porque casi toda en el mundo existe
debido a vínculos químicos. El cuerpo humano se compone de productos químicos.
Las reacciones químicas que suceden en tu cuerpo te permiten vivir. El alimento que comes
cambia, dentro de tu cuerpo, de energía potencial química a energía que tu cuerpo puede
utilizar para permanecer vivo. La química es el estudio de vínculos químicos y puesto que
34

los vínculos químicos se encuentran en cada clase de función diaria en la vida, es
importante saber más sobre él.

Un químico puede mejorar nuestras vidas estudiando cómo los procesos químicos
trabajan en el cuerpo, o haciendo nuevos materiales, diseñando maneras de reducir la
contaminación en el uso de los combustibles fósiles, descubriendo fuentes de energía
limpias, haciendo cosas electrónicas mejores, estudiando cómo la radiación solar reacciona
con la atmósfera, investigando cómo obran recíprocamente las moléculas, etc. La lista
puede crecer al infinito. Así pues, la química es importante, porque es parte de todo en
nuestras vidas.

La Ingeniería Química es una rama de la ingeniería que tiene una sólida formación
en ciencias básicas y ciencias de la ingeniería. Esta especialidad desempeña un papel
fundamental en el diseño, manutención, evaluación, optimización, simulación,
planificación, construcción y operación de plantas en la industria de procesos, que es
aquella relacionada con la producción de compuestos y productos cuya elaboración
requiere de sofisticadas transformaciones físicas y químicas de la materia.

La ingeniería química también se enfoca al diseño de nuevos materiales y
tecnologías, es una forma importante de investigación y de desarrollo. Además es líder en
el campo ambiental, ya que contribuye al diseño de procesos ambientalmente amigables y
procesos para la descontaminación del medio ambiente. La ingeniería química implica en
gran parte el diseño y el mantenimiento de los procesos químicos para la fabricación a
gran escala. Emplean a los ingenieros químicos en esta rama generalmente bajo título de
"ingeniero de proceso". El desarrollo de los procesos a gran escala característicos de
economías industrializadas es una hazaña de la ingeniería química, no de la química en su
más pura expresión. De hecho, los ingenieros químicos son responsables de la
35

disponibilidad de los materiales de alta calidad modernos que son esenciales para hacer
funcionar una economía industrial.

La química es una ciencia mientras que la ingeniería química es una tecnología. La
química es la ciencia que estudia la materia, sus cambios y la energía involucrada. La
importancia radica en que todo lo que nos rodea es materia. El ingeniero químico participa
de una manera importante en lo relacionado a la administración de todo el proceso que
permite satisfacer una necesidad partiendo de materias primas hasta poner en las manos
del consumidor un producto final.

La presencia del profesional de la ingeniería química la podemos ver en áreas tales
como la ecología en donde plantea, diseña, construye, opera y controla unidades para
disminuir el impacto contaminante de las actividades humanas.










36

Conclusión.


















37

Bibliografía.



http://historiaingenieriavenezolana.blogspot.com/
http://html.rincondelvago.com/historia-de-la-ingenieria.html
http://evo-engineering.blogspot.com/2008/10/ingeniera-europea.html
http://www.monografias.com/trabajos81/evolucion-historica-ingenieria/evolucion-
historica-ingenieria2.shtml#ixzz2wHpcv8Ci