Está en la página 1de 99

Máster en Musicoterapia.

'Musicoterapia para niños de 0 a 6 años con Sindrome de Down¨.





























María José Peña Jaramillo.
2












A mi padre y a Isa que me enseñaron el valor de la solidaridad.
A Antonio, María y Somaya que me ayudan a ponerla en práctica,
en muchos sentidos.
Y a mi madre que nos sigue animando a estudiar porque es su
herencia.

































3
ÍNDICE.


I. ASPECTOS TEÓRICOS.


1. Justificación del trabajo.................................................................................................7

2. Breve introducción a la Musicoterapia.
2.1. Marco histórico.......................................................................................................9
2.2. Definición.............................................................................................................11
2.3. Métodos teóricos...................................................................................................13
2.4. Efectos generales producidos por la musicoterapia..............................................15




II. EL NIÑO CON SÍNDROME DE DOWN.


3. Características generales de los niños con Síndrome de Down.
3.1. Introducción.........................................................................................................19
3.2. Aspectos médicos................................................................................................19
3.3. Aspectos motrices, psicológicos y sociales.........................................................21
3.4. Sentimientos de los padres cuando conocen que su hijo tiene SD......................24
3.5. Respecto a la educación.......................................................................................25

4. Por qué su aplicación en niños entre 0 y 6 años con Síndrome de Down
4.1. Por qué su aplicación............................................................................................27
4.2. El papel de la musicoterapia.................................................................................30




4


III. OBJETIVOS y MÉTODOS.


5. Objetivos que se quieren alcanzar al aplicar Musicoterapia a los niños con SD........33
5.1. Objetivos temáticos..............................................................................................34
5.1.1.Objetivos musicales.........................................................................................34
5.1.2.Objetivos de movimiento y otros.....................................................................35
5.2. Objetivos dinámicos
5.2.1.Objetivos comunicativos, sociales...................................................................35
5.2.2.Objetivos cognitivos........................................................................................36
5.2.3.Objetivos motrices...........................................................................................37
5.2.4.Objetivos de expresión emocional, afectivos..................................................37
5.2.5.Otros objetivos dinámicos...............................................................................38

6. Métodos específicos empleados en niños con SD.......................................................39
6.1. Los métodos pasivos........................................................................................... 39
6.1.1. La música estimula la creatividad y sirve como método de diagnóstico.......39
6.1.2. La música como estimulación imágenes, fantasía, medio de tratamiento....40
6.1.2.1. Método receptivo de Jost........................................................................40
6.1.2.2. Modelo de GIM, Guided Imagery and Music.........................................41
6.1.2.3. Tecnica de 'viajes musicales de Cid-Poch..............................................41
6.1.3. Métodos modificadores del estado de ánimo y métodos isomórficos...........41

6.2. Los métodos activos o creativos..........................................................................42
6.2.1.La improvisación............................................................................................42
6.2.1.1. La improvisación de Schmolz.................................................................43
6.2.1.2. El diálogo musical de Orff-Schulwerk....................................................43
6.2.1.3. Técnica proyectiva de Croker..................................................................44
6.2.1.4. Modelo Nordoff-Robbins........................................................................44
6.2.1.5. Modelo Bruscia, perfiles para el análisis de la improvisación................46
6.2.1.6. Terapia productiva de Friedemann (Escuela Alemana)..........................46
6.2.1.7. Musicoterapia para el desarrollo de Graham y Wood.............................47
5


7. El canto como medio terapéutico................................................................................50

8. La danza como método en musicoterapia....................................................................54


IV. ASPECTOS RELACIONADOS CON LA PRÁCTICA.


9. Evaluación, experiencias y resultados basados en estudios anteriores........................57

10.Las sesiones de musicoterapia....................................................................................67

11.Actividades.................................................................................................................72

12.Instrumentos musicales...............................................................................................85

13.Música orientativa......................................................................................................88


V. CONCLUSIONES.


14.Conclusiones...............................................................................................................95


VI. BIBLIOGRAFÍA.


15.Bibliografía.................................................................................................................98




6













I. ASPECTOS TEÓRICOS.
















7
1. Justificación del tema escogido.


El interés por este trabajo surge a raíz de una noticia en la prensa local, en abril de 2010:

La calidad en la atención a los niños con discapacidad intelectual ha dado un salto
cualitativo con la apertura del nuevo centro de desarrollo infantil de Aprosuba 3,
donde actualmente 80 niños de 0 a 6 años reciben tratamiento en unas instalaciones
"modernas" v con medios pioneros como el aula de estimulacion sensorial`

El presidente de la entidad, , reconoció que la puesta en marcha de este servicio era
"imprescindible" no solamente para atender a niños con discapacidad, sino para otros
menores en riesgo que con el tratamiento y apoyo adecuados superaran las dificultades.

Fui siguiendo la noticia y me parecieron interesantes algunas reflexiones que se hacían
tal como el cambio de mentalidad a nivel colectivo con respecto a la discapacidad que
se ha producido en la región o la necesidad ya en parte cubierta con un centro
independiente del centro escolar, ya que suponen momentos de ocio guiados por
profesionales preparados y separado del entorno matinal, con distintas funciones y
tareas a las que llevan a cabo los niños en su horario escolar, reciben una atención
especializada en otro entorno, esto les permite crecer en un ambiente de gran calidad
que se adapta a sus necesidades.

Cuando comencé a documentarme para hacer este trabajo teórico me di cuenta de que
no hay muchos estudios acerca de la musicoterapia y su aplicación en niños con
Síndrome de Down y también poca bibliografía. Buscando encontré al profesor López
Melero al que me dirigi por correo electronico y me comento: 'Nosotros trabajamos en
su día la música como estrategia para el desarrollo de los procesos lógicos de
pensamiento pero no en síndrome de Down, sino en todas las personas.
Sé de otros especialistas que hablan de eso, se puede di rigir a la
Universidad de la Laguna y preguntar por Miguel Llorca y Josefina
Rodrigue:, ellos le podran avudar mefor que vo`

8
Por desgracia ninguno de los dos pudieron ayudarme, me indicaron que trabajaban en el
área de psicomotricidad pero no conocían bibliografía acerca del tema.

También escribí un correo Gabriel F.Federico ya que, consultando su página web, me
encuentro con el Seminario, "Recursos musicales para el tratamiento de niños con
trastornos neurológicos" y el módulo 2, Síndrome de Down, me contestó Cecilia Barrios
comentándome que, precisamente Gabriel Federico estaba durante fin de semana
dictando dos seminarios sobre musicoterepia y discapacidad para bebés y niños con
capacidades diferentes y otro destinado a la estimulación prenatal con música pero no
pudo indicarme bibliografía, estudios realizados o acerca de su propia experiencia.

Lejos de desanimarme, realizo la tesina apoyándome en todos los libros, estudios,
páginas web etc... que he podido ir recopilando y en las conclusiones e ideas que he ido
sacando a raíz de la realización del estudio de la musicoterapia a través del máster,
además cuento con la ayuda de la formación de estudios musicales que pude alcanzar y
el apoyo de toda la música clásica que se escucha en casa, los comentarios, la
discografía, bibliografía musical específica y la intención de algún día poder poner en
práctica lo aprendido y poder dar mi apoyo y mi tiempo a la asociación anteriormente
citada o a alguna otra de mi ciudad.













9
2. Breve introducción a la musicoterapia.

2.1. Marco histórico.

El canto y la danza son las primeras formas de expresión artística en el hombre ,para su
ejercicio no se requieren elementos externos, sino que voz y movimiento son inherentes
a la persona y constituyen por si mismos, los instrumentos.

El uso de la música como terapia es tan antiguo como la música misma, se podría
considerar que el primer documento data de 1500 a.C y que se conoce gracias a Petrie,
quien lo descubrió en 1899 en Nahum. La historia de la musicoterapia habría empezado
con la propia historia de la humanidad y las nanas cantadas de forma instintiva serían el
primer acto musicoterapéutico, basado en la afectividad. Por otra parte también ha
estado presente en los procesos curativos, tales como la magia, la religión y el
pensamiento racional.

En 1882, Francisco Vidal y Carreta realiza la primer Tesis Doctoral sobre "La música
en sus relaciones con la medicina".

En 1920 se ensayan, con resultado positivo, en Miniápolis cirugías sin anestesia,
concretamente con la Obertura 1812 y Concierto para piano nº 1 de Tchaikovsky.

En 1942 Casandra Franklin, descubre el poder terapéutico de la música en su trabajo en
el Hospital Tilton, comprobó como la recuperación de pacientes heridos de guerra era
más rápida si se empleaba música con ellos.

Así fue como hacia 1950 surgen las asociaciones de musicoterapia aunando a
diferentes profesionales.

En este mismo periodo comienza a desarrollarse esta actividad en centros educativos,
gracias a las aportaciones de Dalcroze. Dalcroze rompe esquemas y se desarrolla una
terapia basada en los ritmos propios de la persona, así sus discípulos fueron pioneros en
la utilización del ritmo con niños con necesidades educativas especiales, principalmente
10
con discapacidad auditiva y visual..Otro aspecto importante que nos aporta la rítmica de
Dalcroze es la individualidad de la persona, teniendo cada uno la oportunidad de
expresarse y crecer al recibir a la vez estimulación del grupo y poder progresar por el
efecto imitativo .
Los ejercicios tienen como objetivo reforzar la concentración, adquisición de hábitos,
habilidades motoras. Partiendo de esta preparación, los niños podrá crear, improvisar y
hacer música. Se desarrolla la sensibilidad, contracción y relajación muscular,
conciencia de ritmo y medida, equilibrio corporal, creación y expresión musical...

Otro método que sirve de base en musicoterapia, es el método Suzuki, se apoya en las
habilidades innatas de cualquier niño para desarrollar habilidades musicales. La
intencionalidad del método no era formar músicos profesionales sino ayudar a
desarrollar sus capacidades humanas, aprender a disfrutar de la música, o desarrollar
confianza, concentración, autoestima....El método aplica los principios básicos de la
facilidad para aprender a hablar en la lengua materna y la implicación directa de los
padres ya que al menos uno de ellos asiste a las clases y practican posteriormente en
casa.

En la actualidad la musicoterapia tiene carácter científico, cuenta con importantes
desarrollos teóricos y prácticos en Estados Unidos, Europa, y Latinoamérica.

En España fue en la década de los sesenta, cuando la Dra Serafina Poch introduce la
musicoterapia en nuestro país, siendo la autora de la Tesina ,"La influencia de la música
en el niño" y una Tesis doctoral,"Musicoterapia para niños autistas".

A finales de esta misma década el músico José Rodríguez Cordero dirige un conjunto
coral instrumental con jóvenes con discapacidad intelectual en el Centro de Educación
Especial de Pozuelo de Alarcón.

En 1974, Natividad García impartía Educación Musical con el método Orff en el
Instituto Municipal de Educación de Madrid también para niños con discapacidad
intelectual.

11
En 1975 se organiza en Madrid el primer curso de Introducción a la musicoterapia
dictado por el Dr. Rolando Benenzon.,cuyo modelo basado en el concepto Identidad
Sonoro Musical, la cual nos caracteriza a cada uno y forma parte de nuestra
personalidad forma parte de los cinco modelos teóricos reconocidos actualmente.

En 1976,el profesor Samperio Flores catedrático de Musicología por la Universidad de
Santander, se interesó por el tema y diseño un test proyectivo sonoro a raíz de un
cursillo impartido este mismo año por Rolando Benenzon.

En 1983 la Dra Serafina Poch funda la Asociación Catalana de Musicoterapia, y en el
mismo año en Vitoria-Gasteiz, Patxi del Campo y Aitor Loroño fundan el Centro de
Investigación Musicoterapéutica.

A principio de los años noventa y con posterioridad al VII Congreso Mundial de
Musicoterapia celebrado Vitoria-Gasteiz se incrementó el interés por esta disciplina
tanto profesional como académicamente, la mayoría en el ámbito privado, en psiquiatría
y educación especial. Diferentes Universidades programaron talleres de sensibilización
y jornadas de musicoterapia, Universidad de Cádiz, de Barcelona, Valencia, Jaime I,
Nacional a Distancia, Blanquerna y Universidad de Granada-Melilla así como institutos
privados, Centro de Investigación Musicoterapéutica, Música y Proceso y Asociaciones
de Musicoterapia.

Actualmente la mayor parte de la actividad en España se desarrolla en centros privados
aunque existen proyectos en instituciones públicas ligados a la investigación.


2.2. Definición de musicoterapia.

Debemos dar una definición de la disciplina principalmente por dos razones, porque es
un campo relativamente nuevo y porque en la mayoría de las personas genera gran
curiosidad y resulta interesante el uso de la música con fines terapéuticos.
Es complejo dar una sola definición de musicoterapia ya que las ideas han ido
surgiendo y ampliándose a lo largo de los años con el propio desarrollo de la técnica.
12
Podemos decir de forma general que se utilizan una serie de disciplinas y no se basa de
forma exclusiva en el uso de la música.
Lejos de hacer un estudio histórico de todas las definiciones nos referiremos en este
apartado a las que nos dan una idea de lo que supone hoy la musicoterapia.

Segun Kenneth Bruscia,¨Es un proceso de intervencion sistematico en el cual el
terapeuta asiste al paciente(cliente) en la búsqueda de mejorar su estado de salud
empleando experiencias musicales y las relaciones que se desarrollan a traves de ella¨

Para Benenzon ,¨Es una disciplina paramedica que utiliza el sonido ,la musica y el
movimiento para producir efectos regresivos y abrir canales de comunicación con el
objetivo de obtener a través de estos procesos la rehabilitación y recuperación del
individuo para la sociedad (1978)¨

La definición oficial de musicoterapia para la Organizacion Mundial de la Salud,¨Es el
uso de la música y/o los elementos musicales (sonido, ritmo, melodía y armonía) por un
musicoterapeuta cualificado, con un paciente o grupo de pacientes, para facilitar,
promover la comunicación, la interrelación, el aprendizaje, la movilización, la
expresión, la organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, con el fin de
atender necesidades Iisicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas¨.
Con esta última definición se intenta abarcar todos los modelos y aproximaciones
metodológicas que han contribuido al desarrollo de esta disciplina teniendo además en
cuenta, tres niveles, preventivo, terapéutico y de rehabilitación, así como los trabajos
realizados con distintas poblaciones y contextos socioculturales.

La musicoterapia es una ciencia de la salud que integra psicología y música con unos
fines y objetivos terapéuticos. Es importante destacar que una actividad musical,
escuchar música ,tocar un instrumento, cantar bailar o improvisar, no es por si mismo,
musicoterapia. Para que lo sea debe formar parte de un proceso terapéutico. La música
ejerce un efecto muy positivo sobre el sistema emocional, cognitivo y físico de las
personas. Por lo tanto a través de la música el terapeuta va a poder trabajar aspectos de
comunicación y lenguaje utilizando el potencial creativo y la capacidad de disfrute del
niño como base de la terapia. La musicoterapia además, puede ser aplicada no sólo para
curar sino también para prevenir.
13
Muchos son los textos de musicoterapia en los que se alude a la frecuente mala
interpretación de esta como una forma de enseñanza musical en relación con el contexto
educativo, aunque también son muchos los textos que afirman la existencia de un área
de práctica educativa en la musicoterapia. Realmente hay diferencias y similitudes entre
ambas. Entre las diferencias, cabe destacar que en educación se utiliza la música para el
aprendizaje de un instrumento, en musicoterapia es mediadora para producir cambios o
que la educación es un proceso más cerrado, sistemático con objetivos generales y en
musicoterapia el proceso es abierto, dinámico, los contenidos y objetivos son
particulares, los van marcando los alumnos. Hay similitudes, se utiliza la música como
elemento de trabajo fundamental, ambas establecen una relación interpersonal y hay
unos objetivos y un proceso sistemático que se pueden evaluar.

Actualmente, la musicoterapia no es sólo un arte y como tal tiene que ver con
"subjetividad individualidad, creatividad y belleza", sino también una ciencia que
supone "objetividad, colectividad, repetición y verdad".La música proporciona
experiencias activas, globales, personales y sociales, facilita la expresión y la escucha
activa, estimula las diversas capacidades respetando los ritmos y procesos de cada
persona.



2.3. Métodos empleados para aplicar musicoterapia.

Una actividad musical cualquiera, escuchar música , tocar un instrumento, cantar o
improvisar no son en si mismas musicoterapia, para que lo sea estas actividades deben
formar parte de un proceso terapéutico y dicho proceso debe tener bases sólidas.

Cinco son los modelos principales de trabajo utilizados y reconocidos
internacionalmente:

1.Musicoterapia creativa o Abordaje de Nordoff-Robbins.
2.GIM o Método Bonny (Imágenes)
3.Priestley, Musicoterapia Analítica.
4.Benenzon.
5.Behavorista, Conductista.
14
Son métodos porque son explicables, transmisibles, reproducibles y evaluables.
Aquellos estudios que no reúnen estos requisitos no son modelos, estaremos ante
desarrollos teóricos-prácticos que pueden llegar a ser modelos teóricos.


La clasificación más general divide los métodos en dos, pasivos o receptivos y activos o
creativos.

Pasivos basados en la audición musical,
-Estimulan la creatividad y sirven como método de diagnóstico.
Expresión verbal.
Expresión escrita (prosa y poesía).
Expresión plástica (dibujo, modelaje...).
-Como estimuladora de imágenes y como tratamiento,
Modelo Jost.
Método GIM de Bony.
Técnica de los viajes musicales, Cid-Poch.
-Como modificadora de estado de ánimo, métodos isomórficos.
Técnica de Atlshuler como patrón autocurativo.

Desarrollos y Métodos Activos,
-Improvisación musical de Schmoltz (para niños y adultos).
-Diálogo musical de Orff-Schulberg (para niños y adolescentes)
-Técnica proyectiva de Crocker (para niños).
-Método Nordoff-Robbins (para niños).
-Modelo de Bruscia.
-Modelo de Friedemann (para niños y adultos).
-Musicoterapia para el desarrollo de Graham y Wood (para niños).
-Método Musicoterapia de Priestley (para adultos).
-Psicodrama musical (para adultos)
-Técnicas musicales de Standley (para niños y adultos).
-Técnica del asombro de Poch (para niños psicóticos)
-Método multimodal de Cassity y Cassity (para adultos, adolescentes y niños)

15
El Canto.
-Improvisación vocal (Slokov).
-Schapira, El trabajo con canciones

La Danza.
-Método de diagnóstico.
-Métodos basados en la expresión libre.
-Métodos basados en la expresión dirigida.

Métodos de investigación en musicoterapia.
-Filosófico.
-Histórico.
-Descriptivo.
-Experimental.


En el apartado Métodos específicos empleados en niños SD, desarrollaremos las
técnicas y modelos que se aplican en las sesiones y actividades de musicoterapia para
alcanzar los objetivos que se definan según el grupo o el niño al que estemos tratando.



2.4. Efectos generales de la Musicoterapia.


Siguiendo a Even Ruud la música cumple cuatro funciones principales en la
musicoterapia contemporánea:
-Se utiliza como un estímulo que puede mejora el desarrollo motor y cognitivo (enfoque
sobre comportamiento y la teoría del aprendizaje).
-Favorece la expresión de sentimientos; es un lenguaje no verbal frecuentemente
considerado como una especie de lenguaje emocional, capaz de conectar con ideas
profundas y reprimidas (enfoque psicoanalítico y psicodinámico).
-Estimula el pensamiento y la reflexión sobre la situación de la vida de una persona;
puede ayudar a la realización personal (enfoque humanista-existencial).
-Es un medio y una forma de comunicación, estimula habilidades socio-comunicativas y
la interacción (enfoque comunicacional).
16
A través de la historia de la musicoterapia se constata el hecho de que, la música puede
producir efectos en el ser humano a nivel, biológico, fisiológico, intelectual, social y
espiritual, actúa sobre la persona de modo inmediato y supone un impacto del cual es
difícil sustraerse.
A nivel fisiológico produce, aceleración o decrecimiento del ritmo respiratorio aumento
o disminución del pulso y la presión sanguínea, mayor o menor activación de las ondas
cerebrales, aumento o disminución de la actividad muscular, cambios en el trazado
eléctrico y alteraciones en el sistema inmunitario.
Intelectual o cognitivo ,participar en la actividad musical supone activación cerebral a
diferentes niveles, estimula la creatividad, puede evocar imágenes y recuerdos de
momentos pasados, favorecerá las habilidades académicas, y estimula el lenguaje ,la
atención, la memoria y la orientación.
Social, actúa como agente socializador, favorece compartir experiencias ,cohesiona el
grupo, invita al diálogo y contribuye a desarrollar habilidades sociales.
Espiritual, ofrece serenidad, armonía, paz y sabiduría. Logra crear una atmósfera para la
meditación, invita a la reflexión.

Su base terapéutica habría que buscarla tanto a nivel fisiológico como psicológico, ya
que las vibraciones mecánicas son capaces de estimular determinados receptores
sensoriales, auditivos y táctiles, también se han observado cambios en la resistencia
eléctrica de la piel y del ritmo cardiaco. En cuanto a su efecto sobre la mente es muy
amplio y abarca desde una mejora de la comunicación, mediante un aumento de la
fantasía y asociaciones, hasta una mayor socialización a través de la mejora de la
expresión.

La música está presente en todas las etapas esenciales de la vida, nacimiento, dolor y
enfermedad, muerte, trabajo, religión, ritos culturales, en la guerra y en el amor, es una
necesidad ineludible para el ser humano.

El ser humano es musical por excelencia y cada uno la utilizamos según la manera de
sentirnos con nosotros mismos y con los demás, de relacionarnos con el mundo. Por lo
tanto, existe una analogía entre la forma que tenemos de relacionarnos con la música, la
manera de tocar un instrumento y la forma que tenemos de relacionarnos con el mundo
y las personas que nos rodean.
17
Efectos de la musicoterapia relacionados directamente con los niños,

-Resulta muy sugerente y divertida para los niños, ya que están de acuerdo con sus
intereses lúdicos y por tanto educa de una manera natural.
-Desarrolla las capacidades del intelecto como la imaginación, la memoria, la atención,
la comprensión, de conceptos, la concentración o la agilidad mental.
-Desarrolla la coordinación motriz con movimiento de asociación y disociación,
equilibrio, marcha, etc.
-Desarrolla la discriminación auditiva aprendiendo sonidos y ruidos, recordándolos,
reproduciéndolos.
-Adquiere destrezas y medios de expresión corporales, instrumentales, gráficos,
melódicos.
-Desarrolla la locución y la expresión oral mediante la articulación, vocalización,
control de la voz, el canto.
-Controla la respiración y las partes del cuerpo que intervienen en la fonación y el canto.
-La música contribuye a reforzar la autoestima y la personalidad mediante la
autorrealización.
-Elabora pautas de conducta que facilitan la integración social.
-Ayuda a liberar la energía y consigue el equilibrio personal a través del ritmo.
-Sensibilizar afectiva y emocionalmente a través de los valores estéticos de la música.

De esta forma, en las sesiones de musicoterapia se tocan instrumentos, se canta, nos
expresarnos corporal y artísticamente, es un viaje musical donde el niño va a poder
expresar, experimentar, crear, conocerse mejor a sí mismo y a los demás, compartir
experiencias con otros y sobre todo ser él mismo.












18













II. EL NIÑO CON SÍNDROME DE DOWN.





























19
3. Características generales de los niños con Síndrome de Down.


3.1. Introducción.

En 1866, John Landon describió el fenotipo del síndrome que lleva su nombre pero
hasta 1959 Jérome Lejune no identificó la presencia de un cromosoma de más en el
cariotipo de las personas con síndrome de Down (SD), descubrió que el síndrome
consiste en una alteración cromosómica del par 21, por tanto, la trisomía 21 resultó ser
la primera alteración cromosómica hallada en el hombre.

Junto con los avances científicos de los últimos años, se ha producido un avance de gran
relevancia, la aceptación de la filosofía de la diversidad, se trata de integrar a todas las
personas en la sociedad cambiando el pensamiento y las prácticas, sin este cambio nada
tiene sentido, no es un cambio estructural, es un cambio profundo que garantice
autonomía física, personal, social y moral. Además, hay tanta variedad individual como
personas, igual que sucede en el resto de la población, por tanto no podemos generalizar
sobre pautas de desarrollo o personalidad, hay que ofrecer apoyo a la familia, atención
temprana, escolarización adecuada, seguimiento en la salud, programas preventivos,
tienen que aprender a relacionarse, a preguntar, a distinguir diferentes puntos de vista
observando una actitud positiva en la gente que rodea al niño, joven o adulto para poder
alcanzar un papel productivo dentro de la sociedad.


3.2. Aspectos médicos.

En cuanto al aspecto médico el SD es un conjunto de síntomas y signos que se
manifiestan en el desarrollo global de la persona a causa de la trisomía del cromosoma
21.
Entre los rasgos más comunes de las personas con SD destacan:
-Características físicas particulares, inclinación de los ojos, cuello corto, pelo fino y
liso..
-Hipotonía muscular generalizada.
-Crecimiento retardado y envejecimiento prematuro.
-Suelen tener talla pequeña y pueden presentar, insuficiencia del sistema inmunológico,
trastornos oftalmológicos, alteraciones auditivas, disfunción tiroidea, cardiopatías,
20
inestabilidad atlantoaxoidea (movilidad de las primeras vértebras cervicales causada por
laxitud en ligamentos), cuadros neurológicos similares a la enfermedad de Alzherimer y
malformaciones en el tracto gastrointestinal.
-Discapacidad intelectual, el síndrome de Down siempre se acompaña de deficiencia
intelectual, la mayoría de las personas con síndrome de Down alcanzan en las pruebas
para medir la inteligencia un nivel intelectual de deficiencia ligera o moderada. La
afectación cerebral propia del síndrome de Down produce lentitud para procesar y
codificar la información y dificultad para interpretarla, elaborarla y responder a sus
requerimientos tomando decisiones adecuadas.
-En cuanto a la memoria, las personas con síndrome de Down tienen dificultades para
retener información, tanto por limitaciones al recibirla y procesarla (memoria a corto
plazo) como al consolidarla y recuperarla (memoria a largo plazo).
-El lenguaje. A nivel lingüístico van claramente por detrás de la capacidad social y de la
inteligencia general. Con respecto a otras formas de discapacidad intelectual, las
personas con síndrome de Down se encuentra más desfavorecidas en este terreno.
Presentan un retraso significativo en la emergencia del lenguaje y de las habilidades
lingüísticas.
-La capacidad de atención, existen alteraciones en los mecanismos cerebrales que
intervienen a la hora de cambiar de objeto de atención. Por ello suelen tener dificultad
para mantener la atención durante periodos de tiempo prolongados y facilidad para la
distracción.
-La percepción. Numerosos autores confirman que los bebés y niños con síndrome de
Down procesan mejor la información visual que la auditiva. Se les ha de presentar la
estimulación siempre que sea posible a través de más de un sentido, de forma
multisensorial, de forma visual, de forma auditiva o de forma visual y auditiva al mismo
tiempo, e incluso a través del tacto, permitiéndoles que toquen, manipulen y manejen
los objetos.



Para conseguir el óptimo desarrollo de una persona con síndrome de Down que, le
permita utilizar todas sus posibilidades y recursos, es preciso actuar de manera
individual y continua en dos líneas, el mantenimiento de una buena salud y la formación
personal y el desarrollo de sus habilidades cognitivas y adaptativas.
21
Una buena salud es esencial para nuestro bienestar, y uno de los pilares para aprovechar
tanto la intervención educativa sino para mantener también un buen nivel de relaciones
interpersonales que nos enriquezcan. Si la persona con SD tiene ya dificultades
intrínsecas para procesar la información y poner en marcha los mecanismos de
aprendizaje de las habilidades, resulta aún más necesario que experimente una buena
sensación corporal y física, y evite las dificultades añadidas de los procesos patológicos.

El SD no es una enfermedad y no existe ningún método o técnica médica ni psicológica
que lo pueda curar, es una alteración que afecta de manera global a la persona, para toda
la vida y de manera uniforme, no existe progresión o regresión del síndrome. Cada
persona tal como ocurre en el resto de la población tendrá unas características
individuales ,unas cualidades, unas capacidades y limitaciones, una personalidad
condicionada por su carga genética y por factores ambientales y de su entorno.

3.3. Aspectos motrices, psicológicos y sociales.

Motrices.

Es frecuente entre los niños con síndrome de Down la hipotonía muscular y la laxitud
de los ligamentos que afecta a su desarrollo motor. Físicamente, entre las personas con
síndrome de Down se suele dar cierta torpeza motora, tanto gruesa (brazos y piernas)
como fina (coordinación ojo-mano). Presentan en muchos casos, lentitud en sus
realizaciones motrices y mala coordinación.
Es conveniente que se incorporen lo más pronto posible a programas de atención
temprana, en los que la fisioterapia debe estar presente. Además los niños pueden y
deben practicar muy diversos deportes y actividades físicas, según sus características y
afinidades. Caminar y nadar son ejercicios recomendables para la mayor parte de las
personas con síndrome de Down. La práctica de deportes les proporciona la forma física
y la resistencia que precisan para realizar adecuadamente sus labores cotidianas y les
ayuda a mejorar su estado de salud y a controlar su tendencia al sobrepeso.
La musicoterapia tiene un papel importante en el aspecto motriz que se desarrollará en
el apartado de Objetivos, no obstante cabe resaltar que la utilizaremos para explorar el
cuerpo, favorecer el contacto físico y la coordinación.

22
Psicológicos.

En general se tiende a calificar a las personas con SD como obstinadas, afectuosas y
sociables, que son alegres, amables ,tozudas o sumisas. Esto no está demostrado
científicamente lo que ocasiona que pueda confundir a padres y educadores y en
muchas ocasiones determinan expectativas equivocadas y hace que se configuren
perjuicios difíciles de superar posteriormente, realmente existe tanta variedad de
personas como en toda la población.

Si bien es cierto que hay unas formas de actuar que se dan con mayor frecuencia y que
podrían definirse como características generales de la personalidad, escasa iniciativa o
baja tendencia a la exploración por lo que se intenta favorecer su participación en
actividades socializadoras; menor capacidad para inhibirse, en ocasiones tienen
reacciones muy efusivas, se les debe proporcionar control externo que poco a poco se
convierta en autocontrol; tendencia a la persistencia de las conductas y resistencia al
cambio; baja capacidad de respuesta y de reacción frente al ambiente, aparentan
desinterés y pasividad frente a lo nuevo ;en la etapa adulta, son constantes y tenaces,
puntuales y responsables, acostumbran a realizar las tareas con cuidado y perfección.

También desarrollaremos el papel de la musicoterapia para formar la personalidad
emocionalmente estable, enseñar al niño a aceptarse, a ser paciente ,a comprender lo
que la sociedad espera de ellos.

Sociales.

Tradicionalmente se ha considerado a las personas con síndrome de Down muy
'cariñosas, en general, su nivel de interacción social espontánea es bajo. En conjunto
alcanzan un buen grado de adaptación social,.Suelen mostrarse colaboradores y ser
afables, afectuosos y sociables. Por ello, la inmensa mayoría de los niños pequeños con
síndrome de Down pueden incorporarse sin ninguna dificultad a los centros de
integración escolar y se benefician y benefician a sus compañeros al entrar en ellos. En
su juventud, si se ha llevado a cabo un entrenamiento sistemático, llegan a participar
con normalidad en actos sociales y recreativos (cine, teatro, acontecimientos
23
deportivos), utilizar los transportes urbanos, desplazarse por la ciudad, o comprar en
establecimientos, todo ello de forma autónoma.

En los niños suele darse una gran dependencia de los adultos, algo que se manifiesta
tanto en el colegio como en el hogar. Además prefieren habitualmente jugar con niños
de menor edad, conducta que suele ser una constante entre personas con discapacidad
intelectual. Por otro lado, se dan en ocasiones problemas de aislamiento en situación de
hipotética integración, en muy diversos entornos, debido a las condiciones ambientales
o a sus propias carencias. A veces están solos porque así lo eligen, ya que les cuesta
seguir la enorme cantidad de estímulos que presenta el entorno y porque los demás se
van cansando de animarles y de favorecer su participación. En clase, en ocasiones,
muchos cambios de situación o de actividad los realizan por imitación de otros niños y
no por auténtica comprensión o interiorización de lo propuesto por el profesor.

En el terreno social se les ha de favorecer el contacto con otras personas, promoviendo
que participen en actividades de grupo y que intervengan en todo tipo de actividades,
como en juegos y deportes. Los programas de entrenamiento en habilidades sociales
pueden ser aplicados con éxito con personas con síndrome de Down desde edades
tempranas, alcanzándose resultados observables en poco tiempo. Estos programas
tienen un efecto añadido de concienciación y cambio de actitudes. Por un lado la familia
se decide a permitirles hacer cosas que ni se habían planteado que pudieran llevar a
cabo; por otro su participación en actos sociales comunes y generales. La integración
social plena de las personas con síndrome de Down se ha de entender como un proceso
de doble dirección atendiendo a la teoría de la diversidad, integración total y también
comprendiendo la dimensión humana, sin ver solamente el síndrome.

Su comportamiento social en general suele ser apropiado en la mayor parte de los
entornos si se han establecido claramente las normas de actuación. Cuando aparecen
conductas inadecuadas, una pronta intervención, sistemáticamente programada y
coordinada entre todos los implicados en su educación, da resultados en escaso margen
de tiempo. Se ha observado, que a medida que mejoran sus competencias lingüísticas,
suelen reducirse sus comportamientos disfuncionales y que al ir alcanzando un
adecuado nivel lector y aficionarse a la lectura, disminuyen las conductas
estereotipadas. El control conductual externo, que a través de la práctica se irá
24
interiorizando, y la participación en todo tipo de actividades sociales en el entorno real
de la persona con síndrome de Down, son algunas actuaciones recomendables. En el
ámbito social lo más importante es la normalización, es decir, un trato semejante a los
demás, en derechos y exigencias. Tanto la protección excesiva como la dejadez y el
abandono son actuaciones negativas para ellos. Es fundamental el establecimiento de
normas claras, de forma que sepan en todo momento lo que deben y no deben hacer.
Los límites sociales bien definidos les proporcionan tranquilidad, seguridad y confianza.

En musicoterapia vamos a contribuir a la socialización, cohesión y expresión dentro del
grupo, a favorecer la toma de iniciativa, canalizar comportamientos ,interiorizar normas
y expresar emociones.


3.4. Sentimientos de los padres cuando conocen que su hijo tiene SD y papel de los
mismos.

Cualquier pareja se va formando una idea del hijo que va a nacer, normalmente una
imagen idealizada, llena de esperanza y expectativas. Cuando conocen el diagnóstico,
esta imagen se rompe y los momentos que deberían estar llenos de alegría se
transforman en dolor e impotencia. El mejor apoyo que pueden recibir es el respeto y la
aceptación por parte de las personas que les rodean .Este error congénito se produce de
forma espontánea, sin que exista una justificación aparente sobre la que poder actuar
para impedirlo por tanto no busquemos culpables.

Una vez superado el choque inicial, la pareja debe informarse y pedir asesoramiento de
profesionales ya que resulta no solo beneficioso para los padres, que sienten que no
están solos, sino también para el recién nacido, con el que empezará a trabajar de
inmediato todo un equipo multidisciplinar de profesionales para intentar paliar, en lo
posible, los efectos que sobre su desarrollo provoca el exceso de carga genética, es
necesario que los profesionales de la salud proporcionen una completa y adecuada
información sobre qué es el síndrome de Down a aquellos padres que se les comunica
por primera vez que su hijo tendrá esta discapacidad intelectual orientándoles y
realizando un seguimiento posterior.

25
Otro aspecto importante es no delegar en profesionales toda la actividad ni
sobreprotegerlo, encontrar el equilibrio suele ser difícil y por eso es fundamental contar
con el apoyo de profesionales desde la edad temprana así como, la participación en
actividades de su entorno y la propia colaboración de los padres en dichas actividades.

La llegada de un hijo es siempre una revolución, se cambian los hábitos, las costumbres
y se altera la vida diaria, en el caso de una persona con SD, la revolución es más
profunda y no exenta de dificultades sin embargo pasado un periodo quizá de soledad,
rabia, amor, ternura o frustración, los padres solo verán a sus hijos, no a una persona
con SD, les hace cambiar su escala de valores, sus prioridades, se sentirán orgullosos de
sus progresos y esfuerzos y hasta se sienten mejores personas.

3.5. Respecto a la educación..

El niño a medida que vaya creciendo irá desarrollando sus capacidades y cualidades,
siempre que el entorno facilite plenamente su desarrollo y estimulación.

Dejando ya atrás los tópicos, son niños afectuosos, tranquilos, les gusta la música...nos
centraremos en el hecho de que son niños que tienen un desarrollo más lento o diferente
al resto. La actividad exploratoria está restringida, es cierto que manipulan o investigan
el entorno parcialmente, por tanto el conocimiento que adquieren es parcial, tienen
dificultad para sintetizar o englobar por eso es muy importante no romper la vinculación
del niño con su núcleo natural social para que se desarrolle con autonomía y pueda
disfrutar de las mismas experiencias y oportunidades que los demás niños. Por eso es
muy importante el papel de la escuela para la integración ,aquella que asimila la
diversidad y favorece el desarrollo integral aunque hoy día siguen coexistiendo centros
de educación especial donde el niño se puede sentir más seguro. Lo ideal es un sistema
educativo flexible que permita observar y valorar individualmente y recibir una atención
personalizada y adecuada al ámbito de la normalidad que ofrezca mismas oportunidades
y calidad de servicios, participando en la vida educativa y recibiendo los apoyos
adecuados a sus peculiaridades lo que supone un cambio en la manera de concebir el
proceso de enseñanza y aprendizaje en el profesorado, la sociedad y las
administraciones.

26
Los aspectos esenciales sobre los que volcar toda la atención son la memoria, la
atención y la planificación de una tarea; el lenguaje como interacción, intercambio y
comunicación; autonomía y movimiento; el mundo afectivo y personal así como la
identidad y personalidad.

Los niños deben vivir en un contexto de relación y de interacción personal para su
desarrollo psicológico, este desarrollo es posible por vivir en grupos y estructuras
sociales que le permiten aprender de los otros y con los otros. Las personas que están
alrededor no son objetos pasivos, espectadores o jueces sino compañeros activos que
ayudan, guían, planifican.

En esta tarea el papel de los padres es fundamental, son los verdaderos expertos en
Síndrome de Down, son el pilar fundamental en la construcción de puentes, desde la
convivencia y la experiencia, desde la colaboración en los proyectos educativos, en la
orientación y organización de estrategias y métodos que ayudan a los profesionales en el
aprendizaje compartido, a construir modos de actuación, de comportamiento y
participación. Es importante educar en autonomía, no para la dependencia y para
conseguirlo hace falta el respeto en la diversidad abriendo espacios de participación
tanto en casa como fuera de ella.

















27
4. Por qué su aplicación en niños entre 0 y 6 años con Síndrome de Down.


4.1. Por qué su aplicación.

El Libro Blanco de la Atención Temprana la define como 'el conjunto de
intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno,
que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias
o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el
riesgo de padecerlos. Estas intervenciones, que deben considerar la globalidad del niño,
han de ser planificadas por un equipo de profesionales de orientación interdisciplinar o
transdisciplinar¨

Todos los niños, presentan al nacer parecido número de neuronas. El grado de
"inteligencia" de una persona viene dado por el número de interconexiones neuronales
que presenta, así pues, una persona inteligente presenta más interconexiones en sus
neuronas que otra que no sea tan inteligente. Las interconexiones neuronales (sinapsis),
podríamos decir que fijan lo aprendido, si a un niño le enseñamos la acción de coger un
objeto, éste grabará en su cerebro, mediante una serie de interconexiones neuronales,
cómo se coge dicho objeto.

Parece contradictorio decir que si todos los niños tienen el mismo número de neuronas,
los niños SD aprendan más lentamente sin embargo, esto se debe a que, el cromosoma
de más que presentan los niños Down, incide directamente en las interconexiones
neuronales, impidiendo que estas se realicen de forma normal. Cada neurona con la que
nace un niño debe interconectarse con otra muy concreta, durante el camino que ha
seguir una neurona para interconectarse, se van encontrando otras a las cuales ha de
rechazar, hasta que encuentre a su pareja. Al parecer el mecanismo de rechace para
encontrar a la neurona perfecta está controlado por el cromosoma 21, y su presencia en
exceso, hace que estas conexiones no se establezcan de forma correcta. Si una neurona
no llega a conectarse con otra, las dos mueren al cabo de un tiempo.
Lo que se pretende, es conseguir que si una conexión no se establece con la neurona
correcta, ésta se establezca con otra que pueda suplir en gran medida a la correcta.
(neuroplasticidad).

28
Los programas dirigidos a niños con síndrome de Down entre 0 y 6 años tienen como
objetivo disminuir, mediante técnicas y ejercicios específicos, el retraso madurativo
asociado a esta discapacidad, aprovechando la plasticidad neuronal de los primeros años
de vida. La plasticidad permite que la genética sea invadida, corregida y rectificada por
la experiencia vital de cada individuo.

La Atención Temprana tiene el objetivo claro de aprovechar esta neuroplasticidad y dar
respuesta a las necesidades que presentan los niños en su desarrollo, bien sean
transitorias o permanentes, realizando una intervención preventiva, integral ,
interdisciplinar y coordinada. Se ha constatado que la Atención Temprana produce
resultados y tiene una base científica, debe fundamentarse en las posibilidades de los
niños, no en las deficiencias.

Las actividades deben ir encaminadas a potenciar el desarrollo global de los niños y la
autonomía personal, social y moral de los mismos siempre teniendo en cuenta los ritmos
de aprendizaje, los intereses y el entorno ya que de otra manera siempre actuarán
dependiendo del adulto y se trata de que adquieran un criterio propio de originalidad.

En esta primera etapa tiene especial importancia la comunicación y el lenguaje, el
desarrollo motor debe integrar los conceptos de tono muscular, patrones de movimiento,
esquema corporal y lateralización cerebral, áreas en las ya hemos indicado actúa la
musicoterapia de manera muy directa.

Por otra parte, la atención temprana debe centrarse en lograr, un buen desarrollo físico,
psicológico y emocional, sentirse bien consigo mismo, con los demás, tener máxima
autonomía y conductas adecuadas a la edad y al entorno.

Una verdadera implicación de la familia, principal apoyo y medio de estimulación del
niño, además de su principal vínculo con el mundo que le rodea ,es fundamental ,por
eso se deben establecer relaciones positivas entre las familias y los profesionales.

Los programas de Atención Temprana enfatiza la atención global al niño, a su familia y
a su entorno de una forma natural con aquellas actividades funcionales que se inserten
en las rutinas diarias del niño y de su familia. Es importante el hecho de hacer ver tanto
29
a las familias como a los profesionales que puedan estar en el contexto inmediato del
niño, que la etapa 0-6, es la etapa en la que se da una mayor plasticidad a nivel cerebral.

Cada niño tiene su propia musicalidad y esta característica se debe potenciar y
desarrollar desde las edades más tempranas, siendo la primera infancia la etapa más
propicia.

Es muy importante comenzar pronto, para que no se pierdan las neuronas no
interconectadas. Mediante la ejercitación y estimulación sensoriales, es posible
modificar funcional y estructuralmente el cerebro, cambiar su organización
somatotrópica, incrementar las conexiones sinápticas, influir en la orientación
dendrítica, etc

Los niños en general saben aprender por si solos, a los niños SD debemos ayudarles a
aprender. Debemos enseñarles a ver, a oír, a oler, a tocar, a degustar, a gatear, a
levantarse o a coger objetos. Debemos enseñarles a memorizar, a aprender y debemos
enseñarles a ser autónomos. A partir del primer mes se debe comenzar con la atención
temprana.

Así, la atención temprana para personas con síndrome de Down debe estimular:

- El desarrollo de la psicomotricidad.
- El desarrollo de las habilidades sociales para el desarrollo de la autonomía personal.
- El desarrollo del lenguaje oral.
- El desarrollo de las habilidades cognitivas.
- El desarrollo del lenguaje escrito (lectura y escritura).
- El desarrollo de las habilidades numéricas.


La atención temprana no termina a los 6 años, sino que luego se transforma en atención
permanente y que estas actuaciones deben continuar a lo largo de toda la vida de la
persona con síndrome de Down.



30
4.2. El papel de la musicoterapia en la atención temprana.

La atención temprana busca estimular las áreas sensoriales con frecuencia regular y por
ellos es importante la continuidad de los mismos. La neuroplasticidad cerebral plantea
que el cerebro es dinámico y capaz de adaptarse a los cambios producidos por
accidentes o lesiones cerebrales. En estos casos se produce un proceso de compensación
y habilitación del sistema nervioso central debido a que su estructura está sujeta a
cambios. La información entra a través de estímulos externos, estímulos ambientales y
experiencias, como las lesiones cerebrales provocan cambios en la estructura y
arquitectura cortical y esta impacta directamente en el modo de procesar la información,
debemos reforzar los circuitos de estimulación. Las investigaciones han demostrado que
la evolución cerebral es enorme en los primeros años de vida.
Hoy los científicos confirman que el oído es el más cualificado para recibir los
estímulos sensoriales cerebrales ya que de estos, el 20% corresponden a la vista, el 30%
corresponden al gusto, olfato y tacto, el 50% corresponden al oído, que despierta e
impulsa al cerebro, además de protegerlo contra el deterioro. El sentido del oído es uno
de los que más tempranamente se desarrolla de ahí los trabajos con estímulos musicales
incluso antes del nacimiento.
La musicoterapia como bien dice su nombre es, música y terapia utiliza músicas,
sonidos, ruidos, silencios combinándolos con técnicas musicales reeducativas, técnicas
corporales y técnicas sonoras, para favorecer opciones en la comunicación y en la
expresión de las personas. Trabaja la comunicación no verbal, los aspectos sonoros en
relación con su nivel receptivo, expresivo y de relación.

La musicoterapia ayuda en la coordinación de movimientos, estimula la capacidad de
imitación y asociación, refuerza la memoria y el concepto no verbal, promueve la
comunicación, la construcción de una identidad, la expresión de sentimientos ,facilita la
relajación e incrementa la creatividad.

Por todo esto es muy importante que la labor del musicoterapéuta empiece
cronológicamente lo antes posible, efectuando sesiones de estimulación precoz, para
que el niño tenga una riqueza de estímulos auditivos, visuales y afectivos durante los
primeros años de vida.
31
Resulta interesante comenzar con actividades sencillas como, cantar canciones de cuna,
escuchar melodías emotivas de ritmo simple, sin saltos ,cambios bruscos ni estridencias
y melodías que inciten al movimiento o melodías que le ayuden a despertar o a dormir
siempre dulces y suaves. La música es capaz de despertar el interés de todos los niños,
unida a imágenes y movimiento se consiguen efectos relajantes y terapéuticos muy
interesantes para la estimulación temprana.



































32













III. OBJETIVOS y MÉTODOS.




























33
5. Objetivos específicos con musicoterapia para niños SD de 0-6 años.


Seis son las respuestas psicológicas básicas al estímulo sonoro en las personas:

1.Comunicación y expresión emocional: el sonido permite expresar emociones y
establecer vínculos significativos con uno mismo y los demás, facilita la comunicación.
2.Asociación: el sonido permite realizar asociaciones reales o simbólicas que establecen
vínculos con la realidad en tiempo y espacio.
3. Identificación: el sonido permite al hombre elaborar representaciones reales o
simbólicas de la realidad con las que establece vínculos de afinidad o adversidad. El
sonido por lo tanto permite la identificación con la realidad simbólica o real del sujeto.
4. Fantasía: el sonido permite al hombre crear representaciones simbólicas que se alejan
de la realidad consciente y que estimula la creatividad.
5. Socialización: el sonido estimula una respuesta significativa que cuando es
compartida establece vínculos entre los individuos creando por lo tanto tejidos sociales.
6. Goce estético y diversión: el sonido estimula experiencias y vivencias estéticas que
pueden ser muy importantes para su autorrealización. Así mismo estimula la relajación
a través de la mera respuestas recreativa o lúdica.

Parece claro que si el sonido es capaz de influir los afectos y de estimular respuestas
psicológicas, podremos implicarnos en un proceso de cambio, rasgo fundamental de la
terapia a través de la inducción de dicho estímulo.

Cuatro son los procesos cerebrales que van a manifestar hipofunción en los niños con
SD:
Mecanismos de atención y percepción, estados de alerta e iniciativa.
Temperamento, hábitos de conducta y sociabilidad. Sensibilidad afecto y cariño.
Procesos de memoria a corto y largo plazo.
Procesos de asociación, integración temporal, correlación, análisis y pensamiento
abstracto.

Los efectos de lesiones cerebrales prefrontrales llevan también alteración de las
funciones motoras gruesa y fina tales como, pérdida de movimientos finos, pérdida de
34
fuerza, pobreza en la programación de movimientos, pobreza en la fijación voluntaria de
la mirada.

Hay por tanto, unos objetivos generales para los niños SD que perseguir, encaminados a
desarrollar un personalidad estable,
-Aprender a conocerse y a aceptarse así como ser pacientes
-Enseñarles a encauzar actitudes adversas que los demás pueden demostrar, dar ideas
para que se sientan valorados.
-Ayudarles a ver lo que se pide de ellos.
-Despertar y encauzar su sensibilidad

Pasemos a los objetivos específicos,

Objetivos temáticos y dinámicos.

Ya se han hecho referencias a los objetivos generales que se pretenden alcanzar a la
hora de aplicar musicoterapia, vamos a desarrollar en este capítulo los objetivos
particulares para niños con SD.
Se trata de dobles objetivos, de un lado los temáticos y de otro los dinámicos.


5.1. Objetivos temáticos.

Son todos aquellos que persiguen el aprendizaje del hecho musical y aprendizajes de
pequeñas coreografías asociadas a la música.

5.1.1. Objetivos musicales. Pedagogía musical.
-Aprender los elementos básicos de representación del lenguaje musical en lo que
respecta a:
La pulsación (compás).
Figuras rítmicas (blancas, negras....)
Altura de los sonidos.
Dinámicas.
Articulación.
35
-Aprender el manejo técnico de pequeños instrumentos de percusión e instrumentos
como el piano o la guitarra.
-Aprender a utilizar la voz de una manera adecuada como instrumento de expresión
para poder cantar pequeñas canciones con acompañamiento instrumental.

5.1.2. Objetivos de movimiento y otros.

El movimiento es otra vía de conocimiento, especialmente para acercarnos a las
personas y a los objetos, para tener control de si mismo y del entorno, a medida que se
domina el movimiento y el espacio, la autonomía es mayor ,se abren por tanto espacios
de aprendizaje.
De ahí que los objetivos sean:
-Aprender las figuras básicas del movimiento según R. Laban (Basado en el impulso
innato del niño a realizar movimientos similares a los de la danza, con los que de forma
inconsciente descarga sus tensiones, robustece su facultad espontánea de expresión...)
-Aprender el esquema corporal.
-Aprender a utilizar el cuerpo como herramienta de expresión.
-Aprender algunos pasos básicos de danza que les permita interpretar pequeñas
danzas populares.
-Aprender pequeñas técnicas plásticas básicas como herramientas de expresión


5.2. Área de objetivos dinámicos, musicoterapia educativa.

Son todos aquellos que persiguen el crecimiento y desarrollo de las potencialidades
de los individuos en todas las áreas de necesidad específica.

5.2.1. Objetivos comunicativos, sociales:

-Explorar y reconocer las posibilidades comunicativas no verbales que ofrece el sonido
y la música.
-Respetar turnos, compartir, expresarse vocal y verbalmente.
-Tomar conciencia y conectar con el entorno.
-Favorecer la toma de iniciativas.
36
-Favorecer los intercambios cooperativos dentro de un entorno grupal.
-Desarrollar e interiorizar normas y habilidades sociales básicas a través del sonido.
-Canalizar comportamientos antisociales, obsesivos o en forma de ritual.
- Fomentar y participar en las manifestaciones sociales que implica el fenómeno
sonoro en toda su amplitud.
-Dotar a toda la experiencia afectiva de una intencionalidad comunicativa, según
el esquema: Exploración-expresión-creatividad-comunicación.


5.2.2. Objetivos cognitivos.

Los niños con SD requiere de gran concentración en su pensamiento y acción, se ha de
intentar recuperarlos de sus continuas interrupciones y distracciones y para ello se han
de utilizar actividades interesantes y significativas evitando así la dispersión, en las
sesiones hemos de crear situaciones imaginativas y de la vida real, ruidos naturales,
simulaciones de situaciones o personas, animales o cosas que atraigan su interés. Se
puede realizar ejercicios de discriminación auditiva, recopilar sonidos e intentar que los
reconozca, grabar sonidos familiares y voces conocidas y hacer que las reconozca o
asociarlos a dibujos.
Por otra parte la adquisición del lenguaje es uno de los aspectos principales en el
desarrollo del ser humano, el lenguaje no es un fenómeno único sino que representa
otras muchas facetas, es interacción, intercambio y comunicación, el lenguaje empieza
antes que el habla ,antes de pronunciar ya se ha adquirido el balbuceo, imitación de
sonidos ,estaríamos en la primera fase de adquisición del lenguaje, ya desde los tres
meses el niño presta atención a sus propias emisiones y a sonidos exteriores, ya
podemos establecer una relación directa a través de la conversación y la música, el
leguaje nos acerca también a los objetos.

Por tantos los objetivos se centran en :

-Desarrollar la conciencia perceptiva.
-Promover la atención.
-Promover la concentración.
-Desarrollar habilidades organizadas.
37
- Estimular la memoria temporal y espacial.
-Desarrollar el procesamiento secuencial y simultáneo. (asociar-clasificar)
- Potenciar el pensamiento simbólico
-Potenciar el pensamiento abstracto.
-Desarrollar y potenciar el lenguaje verbal expresivo y comprensivo.

5.2.3. Objetivos motrices.

-Explorar y utilizar el cuerpo y su movimiento como elemento de expresión asociado al
sonido, fomentando la aceptación del contacto físico con el otro y su coordinación.
-Favorecer a través del sonido el control sobre el movimiento. (motricidad gruesa).
-Fomentar y favorecer las habilidades manipulativas que afectan a la coordinación
óculo-manual, tomando conciencia del movimiento de los dedos. (motricidad
fina).
-Trabajar sobre la respiración.
-Reconocer y tomar conciencia de la postura corporal, potenciando estímulos sonoros
reeducativos.
-Favorecer el trabajo de coordinación lateral.

5.2.4. Objetivos de expresión emocional, afectivos.

Además del desarrollo cognitivo ,lingüístico y motriz las personas con SD tiene que
aprender a convivir en sociedad, a socializarse, a entender las normas en casa y fuera de
ella y a ser responsables en todos los contextos. Un clima afectivo ,sereno, constituye un
marco idóneo para el desarrollo de una personalidad equilibrada, una imagen positiva de
uno mismo, sentimientos de seguridad y confianza que le va a permitir una mejora de su
calidad de vida.
Los objetivos:
-Atender las necesidades afectivas del alumno y su expresión y canalización a través
del sonido.
-Establecer relaciones entre el mundo sonoro y el mundo interior, desarrollando la
sensibilidad auditiva e interior.
-Explorar, reconocer y expresar los deseos y sentimientos a través del sonido.
- Potenciar la estabilidad y el equilibrio emocional.
Afrontar las emociones desagradables:
38
-Canalizar estereotipias, estimulaciones, balanceos,... hacia cauces de
expresión sonora.
-Favorecer el control de estímulos de agresión, destrucción y autodestrucción.
-Superar miedos.

5.2.5. Otros objetivos dinámicos.

-Explorar y utilizar los distintos lenguajes artísticos como medios de expresión.
-Establecer relaciones entre el medio sonoro-musical y los lenguajes artísticos.

Nos parece interesante resaltar en este punto que los objetivos de la musicoterapia en
Síndrome Down, vienen a trabajar las principales áreas de necesidad que presentan
estos niños.





La metodología empleada tiene que ser de carácter lúdico, despertar la atención, el
interés, la memoria a través de cualquier situación, resulta fundamental que estos
objetivos se consigan a través del juego, la idea de juego es una experiencia
importantísima en el aprendizaje de los niños por lo que resulta un catalizador tanto en
la actividad educativa como terapéutica. El juego nace de las propuestas creativas y
expresivas y se estructura con el musicoterapeuta por tanto supone una planificación
pero con gran flexibilidad a la hora de proponer objetivos, contenidos y actividades,
adaptándose a las diferentes situaciones que puedan darse no sólo en el día de la sesión
sino inclusos dentro de la misma.









39
6. Métodos específicos empleados en niños con SD.


Ahora vamos a desarrollar los métodos que se mencionaron en el apartado 2.3 dentro de
la introducción a la musicoterapia, atendiendo a la clasificación más general, pasivos y
activos, deteniéndonos en aquellos que de manera específica podemos emplear en niños
con SD y hablando tanto de métodos como de técnicas que se adapten a nuestros
objetivos y que pueden ir variando según el el niño o el grupo y por supuesto
adaptándolos según necesidades.

6.1. Los métodos pasivos.

Los métodos pasivos se les conoce también como métodos humanistas, porque se
dirigen a la parte más profunda del ser humano, a los sentimientos y las emociones.
Tienen por objeto una acción psicológica a través de la audición musical.

La música que se escucha puede ser grabada o interpretada por el musicoterapeuta, el
ambiente debe ser relajado. La música grabada tiene la ventaja por la enorme cantidad
y variedad de obras y estilos musicales, además permite observar y ver las reacciones
que se producen .La música en vivo ,crea una intimidad especialmente en las sesiones
individuales, se puede adaptar la melodía, el ritmo el tiempo o la expresión.

Los objetivos de la audición son fundamentalmente, sugerir imágenes y fantasías,
provocar recuerdos y sentimientos y cambios en estos y en el propio estado de ánimo,
facilitar la expresión verbal de los sentimientos, conocer el mundo emocional del
paciente y hacer ver que existen sentimientos distintos al suyo para que los respete y
acepte.

6.1.1. La música estimula la creatividad y sirve como método de diagnóstico.

Escuchar música va a estimular la creatividad, podemos proyectar en la música nuestros
conflictos, carencias, tristezas o alegrías.

40
El niño va a expresar aquello que la música le sugiere en ese momento y lo puede
expresar verbalmente, que tiene la ventaja de ser una respuesta inmediata y la
desventaja de la timidez en el grupo o la imitación de unos con otros. Puede expresarlo
de forma escrita pero al ser pequeños entraña gran dificultad, puede ser una palabra o
frase breve o incluso un dibujo, una forma o un color o unos trazos, con lo que además
estaremos reforzando otras áreas.

Expresión plástica, el uso del dibujo se utiliza como método de diagnóstico y método
para conocer el estado de ánimo del paciente. Al comienzo de la sesión se les pide que
realicen un dibujo y que expliquen verbalmente lo que han querido representar. Después
se pone música y realizan otro dibujo con música de fondo, nuevamente se les pide que
expliquen que han representado y se comparan ambos y se observa de qué modo ha
influido la música en su estado de ánimo.

6.1.2. La música como estimulación de imágenes y fantasías y medio de tratamiento.

Sabemos que la música es un arte capaz de evocar imágenes, fantasías, símbolos y
emociones. Hay que escucharla de forma relajada.
A este grupo pertenecen los metodos de Jost, GIM de Bonny o la tecnica de 'viajes
musicales¨ de Cid-Poch.

6.1.2.1. Método receptivo de Jost.

Se trata de proponer una serie de piezas asociadas de dos en dos, una vez escuchadas se
pide que elijan según sus preferencias. Aunque hay tener en cuenta los gustos de cada
uno de ellos ,al indicarnos qué le sugieren es frecuente que una canción infantil, un
pasodoble ,una canción de actualidad, evoquen alegría. Las obras tienen que ser
elegidas de forma que reflejen varias posibles emociones ,alegría, tristeza, inquietud,
miedo...Se pretende que se reconozcan las tonalidades, se facilita la expresión verbal y
la comunicación, se detectan algunos problemas.

La primera pieza debe coincidir con la dinámica general del grupo, la segunda debe ser
contraria a la primera y la tercera es de la que se espera la respuesta y la acción
terapéutica.
41
6.1.2.2. Modelo de GIM, Guided Imagery and Music.

Esta técnica se debe a Hellen Bonny, está basada en la audición musical en estado
relajado para provocar imágenes, símbolos y emociones con finalidad creativa.

La sesión se divide en tres etapas,
Preludio, explicar lo que queremos conseguir.
Relajación, no se trata de una relajación profunda, solo para centrar la atención.
Etapa central, se escucha música clásica y debe ser exclusivamente música clásica
porque esta música no tiene un significado concreto sino que evoca recuerdos,
posteriormente se pide que expresen sus experiencias.
Vuelta a la realidad.
Con esta técnica se trata de ayudar al paciente a explorar su mundo interior, se
desarrollan conceptos como el amor, la espontaneidad, el juego, el buen humor, la
naturaleza, el sentido de las cosas...

6.1.2.3. Tecnica de 'viajes musicales de Cid-Poch.

En general los viajes son un buen método terapéutico. Aquí nos proponemos hacer un
viaje imaginario hacia donde la música nos sugiera. Podemos ayudarnos con postales,
libros, póster y con el ordenador o videos, se escucha música del país o música
descriptiva ,los niños pueden simular viajes en tren, barco, avión...así se evaden y
posteriormente volver a realidad, ayuda a recordar experiencias positivas.


6.1.3. Métodos modificadores del estado de ánimo y métodos isomórficos.

Bruscia llama así a los métodos que se inspiran en el principio ISO formulado por el
doctor Altshuler .La modificación del estado de ánimo es una de las finalidades de la
musicoterapia. Consiste fundamentalmente en tratar de buscar una música que esté en
consonancia con el estado de ánimo el paciente, como punto de partida para entrar en
contacto con él, se busca una relación de igualdad Hay que tener en cuenta el estado de
emociona y sus ritmos fisiológicos (hiper o hipoactividad o estado normal).

42
Ira Altshuler utilizaba la música, primero pieza preparación, rítmica, segundo, pieza
melódica, tercero, pieza armónica, cuarto, carácter triste o alegre según el estado de
ánimo del paciente, quinto pieza pictórica o descriptiva para estimular la imaginación.
En la aplicación de la musicoterapia no existen patrones fijos, por lo que debemos ir
adaptándonos a cada situación.

6.2. Los métodos activos o creativos.

Según el profesor Alfred Schmolz existen fundamentalmente cuatro actividades
musicales que pueden considerarse musicoterapia activa, tocar un instrumento,
componer, cantar y bailar.
Ya hemos comentado anteriormente que no toda actividad musical, no es musicoterapia
y para que lo sea tiene que estar integrada en un proceso terapéutico. En algunos casos
una mala elección del tema musical o de la actividad puede no ser útil al paciente o
incluso perjudicial. También es importante diferenciarla de la educación musical, en
musicoterapia una actividad fundamental es, la improvisación.

6.2.1. La improvisación.

Improvisar es expresarse libremente y espontáneamente con la voz ,el cuerpo o un
instrumento musical. Esta improvisación no tiene que ver con la improvisación
profesional, que se ajusta a normas armónicas. En musicoterapia es expresión ,no
importa la simplicidad o la belleza artística.

El procedimiento es consiste en dar instrumentos, principalmente teclados, xilófonos o
instrumentos de percusión, que son fáciles de tocar y también se le invita a cantar y a
bailar.

La expresión libre del paciente sirve de diagnóstico intelectual, emocional o clínico.
Los objetivos son, creatividad, conocimiento de sí mismos, el conocimiento de los
demás ,autoestima, relacionarse, respeto a los demás y conocimiento del entorno.



43
6.2.1.1. La improvisación de Schmolz.

Schmolz. reconoce en la improvisación musical cualidades que satisfacen los objetivos
terapéuticos y cita dos técnicas para aplicar en las sesiones,
Dar un ritmo, el musicoterapeuta o un paciente marca un ritmo con un instrumento de
percusión y el resto va incorporándose siguiendo ese ritmo, se pueden hacer variaciones
sobre este ritmo, los pacientes se irán incorporando o saliendo del grupo dirigidos por el
musicoterapeuta, como si fuera un director de orquesta. Se pueden dar variaciones de
tempo, piano, forte...

Otra técnica es dejar toda la iniciativa al paciente, se distribuyen los instrumentos y se
da libertad total para tocar cómo y cuándo quieran, los más tímidos pueden sentirse
perdidos.

6.2.1.2. El diálogo musical de Orff-Schulwerk.

Se llama diálogo musical al intercambio de secuencias musicales improvisadas, entre
dos o más personas, puede ser en forma de pregunta-respuesta, admiración, duda,
negación... Orff toma como base los ritmos del lenguaje. Está indicado especialmente en
niños.

El método fue ideado por Carl Orff y parte de la idea de que el niño aprende a hablar
antes que a leer o a escribir, también debe poseer un lenguaje musical con el se sienta
cómodo antes de realizar tarea más complejas como tocar un instrumento o aprender la
notas o la teoría musical.

Orff considera aspectos como, respeto al paciente, aceptación, comunicación no verbal,
estimulación, control, compartir liderazgo, juegos y responsabilidades, se basa en la
relación musicoterapéuta paciente.
Junto con el lenguaje y el movimiento, el contacto con la música es practicada por los
niños con todos sus elementos: ritmo, melodía, armonía y timbre, concediéndose gran
importancia a la improvisación y a la creación musical, para ello los instrumentos de
percusión, metalófonos(xilófonos, campanas tubulares...) son utilizados por el niño para
44
la improvisación, la improvisación comienza con canciones, se trabaja también con
canciones populares y juegos de acuerdo con el desarrollo del niño.

Otro aspecto muy desarrollado por el método Orff es el del movimiento, pero se trata de
un movimiento corporal básico, no de ballet. Así, estamos hablando de caminar, saltar o
trotar al ritmo de la música.

6.2.1.3. Técnica proyectiva de Croker.

Se utiliza como medio proyectivo de la personalidad, utiliza la música como medio para
evocar fantasías, miedos, pensamientos ilógicos, estimula la creatividad y se puede
vislumbrar, falta de imaginación, egocentrismo y otros fenómenos.
Consiste en interpretar una serie de veinte acordes y se divide en cuatro etapas,
Para establecer contacto con el niño, se da el acorde y después de cada uno de ellos , se
le pregunta,¿qué te hace pensar?.Terminados los veinte acordes, se repiten y se
pregunta, ¿en quién te hace pensar?.
Se pide al niño que explique un cuento al escuchar los acordes que hemos establecido
por el apartado anterior, que tienen un significado para él.
Se indaga a través dela improvisación al piano cuáles son su miedos o fobias,esta
información pueden haberla proporcionado de antemano.
Se pide al niño que invente un cuento con los miembros de su familia,s obre sus
problemas o acerca de actitudes que se deberían modificar.

6.2.1.4. Modelo Nordoff-Robbins.

Especialmente indicado en terapia infantil. En las sesiones Paul Nordoff tocaba el piano
y Robbins ,se empleó sobretodo en niños con problemas de comunicación y de relación
interpersonal, las sesiones eran grabadas y después analizadas. Se adaptan las
improvisaciones a las necesidades de cada niño, adentrándose en cada uno de ellos ,se
tiene en cuenta el tono, el ritmo, la armonía, la melodía y la expresión.

Según los casos, se observa,
Libertad completa de ritmo, el niño sigue adecuadamente las pautas y patrones del
musicoterapeuta, demostrando inteligencia musical y capacidad para sentir la música.
45
Inestabilidad rítmica, se suceden periodos de expresión adecuada con otros que no lo
son., puede haber problemas neurológicos o psicológicos.
Limitada respuesta rítmica, solo responde esporádicamente a los estímulos.
Respuesta compulsiva, el niño golpea con tempo fijo y regular para él pero sin relación
a la interpretación que hace el musicoterapéuta, no tiene en cuenta los aspectos
dinámicos, puede ir desde muy rápido a muy lento.
Golpeado desordenado, puede ser por falta de coordinación muscular, debido a la
pobreza de impulso controlado o emocionalmente confuso..
Golpeado evasivo, el niño evita seguir el ritmo,porque no le gusta o por ser una
experiencia nueva.
Golpeado con fuerza emocional, golpea fuerte y bruscamente para descargar emociones
o para hacer ruido. No hay respuesta constructiva.
Golpeado caótico-creativo, es impredecible pero no compulsivo,no es estable, puede ser
como un juego y tiene cierta relación con la música.
Tocar el piano, hay niños que prefieren empezar tocando el piano, se sienten más cerca
del musicoterapéuta, y las disonancias no parecen molestarle.
Respuesta mediante el canto, las niñas sobretodo, responden con este medio, son
capaces de dar una respuesta emocional expresiva, reflejando sus sentimientos, el niño
canta canciones compuestas para él y situación particular, si el niño no habla darán una
respuesta rítmica.
Respuesta al canto, niños que no dan respuestas rítmicas o vocales pueden dar
respuestas a la voz cantada, al entonar su nombre o alguna canción con significado
especial para él, pueden producirse cambios de comportamiento.
Respuestas a diversos aspectos musicales, a escalas, acordes ,su respuesta puede no ser
musical pero si con gestos, desplazamientos, o movimientos corporales.
Respuestas a los estados de ánimo que suscita la música, las respuestas de los niños son
ilimitadas.

Podemos decir según las diferentes estudios que la improvisación,
Trata de encontrar cualidades de la música que estimulan al paciente.
Crea un ambiente musical emocional que ayuda a la experimentación musical del niño.
Engendra sentimientos de seguridad.
Ofrece la posibilidad de darse cuenta de sí mismo, de libertad y de aceptación de uno
mismo.
46
Ayuda a la expresión musical del niño.
Facilita la relación con el musicoterapéuta.
Hace que participen con entusiasmo en las sesiones.
Da modelos musicales adecuados a cada paciente.

6.2.1.5. Modelo Bruscia, perfiles para el análisis de la improvisación.

El doctor Bruscia expone un método muy técnico para, en la improvisación musical,
conseguir una correcta evaluación del producto como reflejo de la personalidad y la
problemática del paciente.

Su método de recogida de datos clínicos y análisis se dividen en tres grupos:
Observación clínica en la improvisación que realiza el paciente, tanto del análisis
musical como de la interpretación de datos.
El análisis musical se centra en la integración, variabilidad, tensión, congruencia,
prominencia y autonomía. Además se evalúa el ritmo, la melodía, la armonía, la textura,
el fraseo, el volumen, el timbre, los aspectos motores, el cuerpo de la frase y el lirismo.
El análisis de la improvisación es descriptivo y considera:
-Expresión de uno mismo y comunicación.
-Habilidades ,información, facultades y preferencias musicales.
-Nivel de desarrollo musical.
-Habilidad del paciente para realizar tareas semejantes no musicales.
-Desarrollo cognitivo, emocional y social del paciente.
-Aspectos o detalles que indican una proyección de su subconsciente.
Simbolizaciones:
-Proyección de deseos conscientes.

6.2.1.6. Terapia productiva de Friedemann (Escuela Alemana).

La técnica de Friedemann consiste en imitar, improvisar y juegos de intercambio y
contraste.
Imitación .Imitar con instrumentos el sonido de una relojería, los pájaros, un tren, el
bullicio de una calle...
Campanas y su movimiento ,con movimientos libres de los brazos.
47
Juego de viento, lluvia ,sol, torrentes de agua, sobre fondo de una historia contada por
una persona o por el grupo, en fragmentos.
Imitar estructuras musicales, fuerte-piano-fuerte-piano o fuerte-fuerte-piano-piano-
fuerte-fuerte,...
Ilustración musical sobre un tema del que vayan hablando, una boda, una fiesta, una
pelea...

Imitación musical en un marco melódico o rítmico dado, hay que dar libertad, y tener en
cuenta que la finalidad es terapéutica no artística. Acompañar a cualquier tipo de
música disco o acompañar canciones populares.
Juego de intercambio y contraste. Se realiza con un compañero, repetir frases rítmicas o
distinta frase pero con otro rimo. El juego del eco, una persona interpreta un motivo
rítmico y luego lo interpretan todos. El motivo debe ser corto. Juego con un compañero
fijo, inventar un motivo y el otro contesta con un motivo similar o de contraste.
También lo pueden repetir los dos a la vez. El juego del círculo, uno da el motivo
musical, contesta el otro y así, sucesivamente.

Improvisación en solo sobre fondo de ostinato rítmico, tres o cuatro miembros del grupo
hacen fondo rítmico, y otro interpreta la melodía. Cada uno puede elegir el papel que
quiere y así tendrán seguridad.

Improvisación colectiva, uno empieza y los demás imitan, uno empieza y los demás
improvisan, puede resultar un caos pero puede ser ilustrativo como necesidad de un
orden en la música y en la vida.

6.2.1.7. Musicoterapia para el desarrollo de Graham y Wood.

Los niños se agrupan de acuerdo con la etapa de desarrollo, no en función de la edad
cronológica, se establecen los mismos objetivos que propone la 'terapia del
desarrollo¨,en comunicacion, socializacion, y conocimientos academicos.
Primer estadio, formado por niños que responden o no a su entorno, no utilizan el
lenguaje y parece que no son conscientes de su propio cuerpo. Los objetivos son ,
Comportamiento, que el niño confíe e sí mismo y en su cuerpo.
Comunicación, que utilice palabras para expresar sus necesidades.
48
Socialización, que confíe en los adultos.
Escolar, aprender a clasificar, a discriminar, el lenguaje básico, la coordinación
corporal.

Musicoterapia, proporcionará un entorno musical estimulante que ayude a despertar los
sentidos corporales, y que les ayuden a tener respuestas motrices al estímulo musical, a
los instrumentos musicales, y a la danza y movimiento. Respuestas verbales ,respuestas
motrices y verbales relacionadas con los conceptos de discriminación y clasificación.
Segundo estadio. Las capacidades aun son limitadas, y el niño teme al fracaso y al
rechazo. Objetivos serán:
Comportamiento, que participe en las actividades de la clase.
Comunicación, utilizar palabras adecuadas y de modo constructivo.
Socialización, participar en las actividades de grupo.
Escolar, participar en la rutina escolar, utilizando conceptos de conceptos de igualdad o
diferencia, la utilidad de las cosas, color, procesos numéricos, y la coordinación propia
de un niños de cinco años.

Musicoterapia, se utilizarán actividades musicales para conseguir que realicen
actividades rutinarias y procedimientos del aula escolar, promover la expresión verbal
espontánea y el diálogo, para ayudar adquisición de conocimientos y habilidades y a la
interacción con los demás y a la cooperación con el grupo.
Tercer estadio, el niño empieza a utilizar sus habilidades en el grupo y se le ayuda a que
desarrolle el sentido de la responsabilidad.
Comportamiento, aportación de sus capacidades al grupo, aceptación de reglas y
procedimientos.
Comunicación, verbalizar las ideas y los sentimientos.
Socialización, encontrar satisfacción en las actividades de grupo.
Escolar, participación en el grupo mediante conceptos básicos del lenguaje,
representación simbólica de experiencias y conceptos, coordinación motriz.

Musicoterapia, la finalidad de la actividad musical, el niño debe darse cuenta de que su
contribución al grupo es importante. El proceso debe basarse en la cooperación y en
compartir no en la competición. Al niño se le da iniciativa para establecer reglas y se le
pide su criterio. Las actividades musicales deben partir de algo fácil e ir progresando
49
hacia lo complejo. Todo ello contribuye a éxito en la participación, tanto para el niño
como para el grupo.
Cuarto estadio. Comportamiento, tiene que haber esfuerzo personal para contribuir al
éxito del grupo. Comunicación, utilicemos palabras que expresen relación entre
comportamiento y sentimientos de él y de los demás en relación al grupo. Socialización,
participación espontánea, tanto las planificadas como los conflictos que puedan surgir
en el grupo. Escolar, aprendizaje de símbolos y signos.
Musicoterapia, organización, procedimientos, y dirección, al niño se le da la
responsabilidad de crear toda la estructura de las actividades, interpretación, canto, o
movimiento. Participación coordinada. Actuaciones de líder. Resolución de problemas
del grupo, con acuerdo mutuo. Planificación de actividades, también con el acuerdo del
grupo.
Quinto estadio, en esta etapa se persigue la aplicación de las capacidades individuales y
las del grupo para resolver situaciones nuevas, fuera ya del ámbito escolar. Ya no se
precisa entrar en clase por la función del musicoterapéuta sino con vista a actuaciones
en conjunto instrumental o en coro.
En cada estadio se realizan actividades musicales, escuchar música, cantar, efectuar
música y movimiento, jugar tocando instrumentos, crear y verbalizar.


















50
7. El canto como medio terapéutico.

El canto es la única expresión musical que no precisa nada externo para sonar. Se puede
utilizar sin acompañamiento de otro instrumento, en cualquier lugar y a cualquier hora.

Es un medio de expresión muy personal en cuanto melodía, ritmo, el tempo, matiz, la
letra. Con la voz se expresan todos los sentimientos, para muchas personas el canto es
una actividad diaria y ayuda a revalorizarse, en los niños con dificultades intelectuales,
es posible que, si se les da la oportunidad de cantar solos ,en clase o coro vean
acrecentar su autoestima y conseguir revalorizarse ante sus compañeros.

El canto ayuda también a personas con problemas en el lenguaje, un claro ejemplo es la
tartamudez, al cantar el ritmo y a la atención en la canción misma contribuyen a que el
problema no se refleje.

El canto ayuda en el diagnóstico, da idea de las preferencias ,de la escala de valores, las
preocupaciones o acontecimientos que nos marcaron en el pasado.
Sirve también como medio de socialización, va más allá de barreras lingüísticas o el
nivel cultural, da fuerza, es expresión de los sentimientos, ayuda a cultivar la memoria y
la inteligencia.

Canciones adecuadas a los niños.
El niño tiene necesidades en cuanto a, pertenecer a alguien, suele identificarse con el
protagonista, por eso suelen gustarle canciones en los que intervenga la familia o la
madre, las de animalitos no son las preferidas excepto en niños muy pequeños.
Necesidad de amor, canciones que expresen sentimientos a nivel infantil, ternura,
soledad...
Necesidad de ser comprendido, canciones o composiciones musicales en las que se
describan estados emocionales, miedos o celos.
Necesidad de autoestima, ser capaz de interpretar o de cantar, de bailar o improvisar
supone son medios de revalorización ante los demás, además les suele resultar una
actividad fácil para ellos.
Necesidad de satisfacer su capacidad de asombro, el niño vive el presente, resulta muy
positivo fomentar su fantasía ,necesitan los sueños como válvula de escape.
51
Necesidad lúdica, ser feliz es algo fundamental. Las canciones alegres son
fundamentales, como las folclóricas (aunque la letra no aporte mucho a los niños),
pueden acompañarse de xilófonos, castañuelas,...Las marchas, canciones de circo,
trabalenguas... son también muy valiosas. Los estribillos de las canciones les encantan
porque al repetirse, les da seguridad. También les gustan las sorpresas.
Necesidad de valores trascendentales, estéticos, éticos o religiosos. En general los niños
tienen un gran sentido de la justicia, les gustan las historias de buenos y malos, hay que
procurar que las historias tengan final feliz. En cuanto a lo religioso, hay que acentuar la
idea de un Ser sobrenatural , la idea de que no está solo ,de que alguien vela por él. La
mayor parte de las canciones de cuna hablan de ángeles, o espíritus protectores. Las
canciones de Navidad o corales religiosas suelen tener contenido familiar y son
emotivas.

Estructura de las canciones,
Canciones cortas.
Repeticiones.
Letras comprensibles para los niños.
Fáciles de cantar.
Podríamos hablar además de canciones para escuchar y canciones para entonar. Entre
las primeras están, la música coral de autores clásicos y de cantantes de actualidad,
también las canciones de cuna. Para entonar, canciones folclóricas, de cuna, villancicos,
canciones de películas infantiles y canciones de autores reconocidos.


Diego Schapira, cuya contribución a la musicoterapia se basa en los fundamentos
teóricos del Abordaje Plurimodal (APM) que comenzó a configurarse durante la
década de 1990 y hacia finales de la misma se constituyó como tal. La denominación
plurimodal alude a dos dimensiones ,teórica y práctica. La dimensión teórica es
plurimodal por no estar unido a ninguno de los modelos teóricos musicales sino que
toma conceptos de pensadores de distintas corrientes y que permite ampliar la
comprensión acerca del fenómeno musicoterapéutico, nos habla también de sus trabajos
con canciones.
En la práctica, sus ejes de acción transcurren sobre cuatro carriles, muchas veces
interconectados, estos ejes son: La improvisación musical terapéutica, El trabajo con
52
canciones, La técnica de Estimulación de Imágenes y sensaciones a través del sonido
EISS y el uso selectivo de música editada.

El trabajo con canciones de Schapira, se basa en doce modalidades,
-Creación, el musicoterapéuta y el paciente crean un espacio para componer una
canción, se fortalece la relación y el trabajo entre ambos.
-Canto conjunto paciente y musicoterapéuta ,crea una atmósfera afectiva y segura que
permita reducir la ansiedad.
-Inducción evocativa consciente, se trata de buscar canciones que ilustren situaciones,
para dedicar una canción a alguien, para hablar de un tema.
-Inducción evocativa inconsciente, el paciente puede asociar la canción de forma
repentina o puede cantar la primera canción que le venga a la mente, aunque solo sea un
fragmento.
-Improvisación con canciones, es un síntesis de las dos anteriores..
-Exploración material, se trata de que busquen canciones que tengan que ver con un
tema propuesto o que haya salido en la sesión, nos da idea del grado de compromiso que
tienen, la selección se aportará en la siguiente sesión.
-Asociación libre cantada o diálogo libre cantado, las palabras reemplazan a los sonidos
o se emplean con ellos, se trata de colocar palabras dentro de la música y música dentro
de las palabras.
-Cuestionario proyectivo de canciones, se buscan canciones que recuerden a...por
ejemplo canciones que recuerden a la madre, al padre, que pongan de buen ánimo, una
canción que no gusta o la canción favorita.
-Cuestionario social de canciones, canciones que recuerden a la familia, a los hermanos,
abuelos, a la escuela ,a una fiesta...
-Expansión de sentido, cantar una canción propuesta o realizada por el usuario para
después modificarla para indagar en los sentimientos, por ejemplo si la canción está en
tercera persona, se propone modificarla a la primera para ver el sentimiento que tiene el
paciente.
-Confección de cancioneros, recopilar canciones que van apareciendo o que los niños
quieren escuchar o les gustaria tener, asi pueden tener con ellos ,¨las canciones de
musicoterapia¨.
53
-El material viajero, se pueden ir grabando canciones que se improvisan, las que tienen
un significado especial, la, que vamos creando en las sesiones. Sirve también como
material entre sesión y sesión y para su casa, la escuela...



A lo largo de la vida las canciones están con nosotros, en cada etapa de la vida tenemos
nuestras canciones, las que recordamos por algún motivo, son realmente un tesoro en
nuestra memoria, cada una tiene un significado, puede ponernos de buen humor,
recordar algo triste o irritante, puede relajarnos, puede ser una protesta y en general con
ellas manifestamos todos los sentimientos.



























54
8. La danza como método en musicoterapia.

La danza es la expresión corporal de la emoción que provoca la música, de un modo
rítmico y artístico. Igual que ocurría con la musicoterapia, no se trataba de educación
musical, en las sesiones de musicoterapia no se va a aprender a bailar ,ni se van a
corregir posturas, ni se perfecciona el movimiento sino que, sirve para liberar tensiones,
para crear y recrear emociones, para 'dejarse ir¨, para salir de uno mismo y
descentralizar el pensamiento de los problemas hacia realidades superiores, de goce
armonía y paz interior.

Los objetivos son: la estimulación o liberación de sentimientos a través de los gestos
corporales; comunicación y contacto mediante actividades no verbales; reducción de la
ansiedad; por medio del ritmo, experimentación de goce físico y emocional; el
movimiento individual y participación conjunta.

La danza sirve como medio de diagnóstico ya que los movimientos constituyen un
auténtico lenguaje no verbal. Se pueden observar zonas del cuerpo que presenta rigidez,
el equilibrio y la armonía y las actitudes corporales.

En niños menores de tres años es conveniente saber que desconocen su cuerpo y no lo
controlan, tampoco tienen conciencia de pertenecer a un grupo, su pensamiento es
concreto y viven el presente.

En niños con problemas emocionales, psiquiátricos o fisiológicos habrá que tener en
cuenta, las deficiencias propias del desarrollo de esta primera infancia. Lo más
conveniente es realizar actividades con música de fondo y total libertad de expresión.

Para desarrollar la creatividad se puede explicar un cuento, sugerir escenas y que se
expresen con el cuerpo. El musicoterapeuta imitará los movimientos de los niños con el
fin de que aumente la confianza en si mismos.
Para niños con SD, los objetivos fundamentales son:
-Aumento de la creatividad.
-Iniciación al ritmo.
-Iniciación a la sociabilidad.
55
Para la creatividad:
El niño al nacer tiene unas capacidades que son las que se deben intentar desarrollar,
entre ellas la creatividad y la fantasía. La creatividad supone de por sí la existencia de
cierto nivel intelectual. En ocasiones, tanto educadores como padres y psicólogos dejan
escapar estas cualidades , no saben descubrirlas. Bien es cierto que se intenta que el
niño saque provecho, sea productivo, pero esta educación debe estar llena de expresión
creadora y totalmente ausente de tareas repetitivas y mecánicas que limitan el desarrollo
de su personalidad.

Iniciación al ritmo:
Ya los bebés manifiestan sus emociones con el movimiento de todos sus miembros, por
ejemplo al recibir una caricia. La finalidad de la música es emocionar, esa emoción se
traduce en forma, de descarga con el movimiento. En niños con discapacidad
intelectual, es frecuente que el principio de relajación-tensión se produzca de un modo
anormal, retardado, acelerado, débil...
Con el ritmo musical conseguimos respuesta, feed-back, debemos intentar que el niño
desarrolle el sentido el ritmo para minimizar efectos mecánicos y conseguir expresar
corporalmente las emociones que produce la música. Para evitar la mecanización se
indica que realicen movimientos muy lentos con partes del cuerpo por separado, al
principio incluso ayudados por el musicoterapeuta.
Iniciación a la sociabilidad:
Los bailes folclóricos más sencillos pueden ser fáciles de imitar, para ello podemos
empezar con andar de puntillas con movimientos de brazos, andar rápidamente
utilizando música de pasodobles, andar estilo marcha, andar muy lentamente con estilo
de marchas solemnes, andar a saltos. Posteriormente galopar, desplazarse lateralmente,
imitar zapateados, hacer flexiones y extensiones de brazos.

Como resumen, la danza tiene como objetivos,
-Desarrollo de emociones, creatividad y de la imaginación.
-Estimulación para que se expresen mediante el movimiento.
-La danza ayuda en la coordinación y a crear hábitos de disciplina.
-Contribuye al desarrollo de la atención.
-Ayuda a adquirir la capacidad de relajación y el ritmo.
-Ayuda a la socialización.
56













IV. ASPECTOS RELACIONADOS CON LA PRÁCTICA.



































57
9. Evaluación, experiencias y resultados basados en estudios anteriores.


Dado que no hay apenas bibliografía y pocos estudios directos basados en niños SD,
trataremos de exponer casos recopilados de la bibliografía consultada que, puedan
asemejarse con las actitudes y características que afectan a los niños con síndrome de
Down y que nos pueden dar idea de los efectos beneficiosos de la musicoterapia en ellos
y en su entorno.


Como preámbulo sirva una parte de la entrevista a Federico, G. recuperado de
http://www.lamusicoterapia.com/nosotros-mainmenu-27/colaboradores/gabriel-
federico/134-articulos/268--enero-2011.html

Se le pregunta por los resultados obtenidos en sus sesiones de musicoterapia y él
responde,

'Basándonos siempre en nuestra experiencia clínica podemos mencionar que
muchos niños con discapacidad adquirieron mayor seguridad y autoestima,
encontrando un modo de expresión no verbal que manifieste los estados
emocionales de su mundo interno. También notamos un incremento en la capacidad
de expresión, al realizar actividades musicales que despliegan las posibilidades de
elección, permitiéndole a cada chico elegir con qué instrumento musical
interactuar, además de con qué formas de expresión y de acción eligen
manifestarse. Por último, también notamos una intensificación de la capacidad
creativa: la creatividad les permite desplegarse hacia el afuera inventando su
propia música.
Podríamos enumerar muchos beneficios, pero creo que el más importante es que a
partir de estas experiencias musicales compartidas con las familias, el diagnóstico
se aleja del niño, aunque sea por un rato, y esto les permite a todos disfrutar de un
momento único.
Para muchos padres, transitar entre distintos consultorios o instituciones o tramitar
el certificado de discapacidad, es una experiencia con un sabor amargo que se hace
cuesta arriba, sobre todo cuando el profesional de turno, no deja de ver un
diagnóstico, en lugar de ver al niño. Para nosotros es fundamental conocer a
nuestros pacientes, trascender la patología y descubrir el mundo interior de los
chicos y chicas que vienen a vernos. Acompañar y sostener a los padres y a los
hermanos desde lo emocional, orientándolos incluso en actividades de la vida
diaria, o asesorándolos en aspectos legales, es parte fundamental de nuestra
filosofía de trabajo.
Nosotros creemos que detrás de cada niño con necesidades especiales, hay una
familia con necesidades especiales que también necesita contención, apoyo y
cuidado`
58
Gabriel F.Federico, es musicoterapéuta. En 1991 comenzó a coordinar talleres de
estimulación prenatal con actividades musicales para mujeres embarazadas y sus
parejas. Ha realizado numerosas investigaciones sobre los efectos que tiene la música en
el embarazo, en el desarrollo psíquico prenatal, trabajando sobre la audición fetal y el
desarrollo embriológico en el ámbito de la obstetricia. Tal es así, que su experiencia en
esta área le permite ser pionero en la estimulación prenatal musical .Se dedica desde
hace más de diez años a investigar sobre la aplicación de la musicoterapia en varias
áreas, obstetricia, neonatología y neuropediatría.

Es presidente de la Asociación Argentina de Musicoterapia (ASAM), es director de
Mami Sounds, centro de desarrollo de programas de musicoterapia, coordina la Prenatal
Music Therapy Network (Red Internacional de Musicoterapia Prenatal), es creador del
Método Mami Sounds de Musicoterapia Focal que incluye diferentes programas de
atención en estimulación prenatal, atención de bebés y niños de riesgo, neurología
pediátrica, bebés prematuros y pequeños con Síndrome Down, Asperger, TGD, autismo,
Rett, Williams y otros. Actualmente se desempeña como profesor en las carreras de Lic.
en Musicoterapia en la Universidad del Salvador, en Técnica en Puericultura y crianza
que dicta la Universidad Nacional de San Martín en Argentina, y del Máster de
Musicoterapia en la Universidad de Barcelona IL3 en España.

Es docente universitario ,da conferencias a nivel internacional y es autor de varios
libros. En febrero de 2011 dirige en Barcelona dos seminarios, Musicoterapia aplicada a
bebés y niños con discapacidad y La dimensión sonora en el embarazo y la estimulación
prenatal con música.









59
Se exponen a continuación varios casos en los que la musicoterapia ha ayudado a
superar dificultades:



Para superar problemas afectivos.


El caso clínico de Pedro. Serafina Poch (1999, pag.211-212)

Era un niño de 10 años con diagnóstico de encefalopatía con retraso mental
(CI 70), que presentaba graves problemas de comportamiento, con frecuentes
agresiones físicas, en especial a sus compañeros más pequeños, sin que las
advertencias verbales surtieran ningún efecto. Además, su estado de ánimo cambiaba
sin motivo aparente. El núcleo familiar estaba formado por los padres y un hermano de
un año.
Los problemas de agresividad aparecieron seis meses antes. Los padres
trabajaban fuera de casa y Pedro debía ocuparse de su hermanito a su regreso de la
escuela. La asistente social informó de posibles malos tratos psíquicos y hasta físicos
por parte del padre, que se había quedado sin trabajo desde hacía ocho meses y como
consecuencia se daba a la bebida, por lo que no se ocupaba del bebé y tenía que
hacerlo Pedro.
Las sesiones de musicoterapia las solicitó la profesora del niño. Tuvieron lugar
dos veces por semana, en sesiones de 45 minutos. Duraron tres meses.
En las dos primeras sesiones, Pedro fue de total negativismo y pasividad junto
con total mutismo. Empecé por exponerle quién me había encargado que me ocupara
de él dos veces por semana y por qué motivos.
Mi actitud fue de total acogida, que trataba de reflejar en mi semblante más
que con mis palabras.
Puse a su disposición medios con los que pudiera expresarse: folios, lápices de
colores, instrumentos musicales, instrumentos de percusión, pelotas, juguetes,
plastilina.
En la primera sesión eligió las pelotas y empezó a jugar con ellas con cierta
violencia. No permitió que jugara con él. Luego se acercó a los instrumentos de
percusión y empezó a tocarlos percutiendo sin ganas, solo por hacer ruido. Intenté
60
establecer un diálogo, pero no lo aceptó y continuó con su total mutismo. Le pregunté
qué tipo de música le gustaba y no contestó. Le pedí que tocara libremente el piano y
no aceptó. Pidió marcharse. La sesión duró 15 minutos. Su actitud respondía al drama
familiar que estaba viviendo.
La segunda sesión transcurrió de un modo parecido, excepto que en lugar de
elegir los instrumentos de percusión tocó el piano, pero de un modo muy caótico y
agresivo. Permitió que jugara con él a la pelota, pero me la tiraba con fuerza. Sus
dibujos no mostraban propósito alguno, eran garabatos en negro, con formas
puntiagudas. Luego dibujó una sucesión monótona de la misma figura: un esbozo de
una cabeza con ojos y boca. Le pregunté de quién era aquella cabeza y no me contestó.
Me puse al piano y empecé a tocar diversas melodías, empezando por una marcha. El
puente sobre el río Kwai, que de momento le llamó la atención y se acercó al piano. Le
invité a sentarse a mi lado, pero rehusó, aunque sin embargo permaneció de pie a mi
lado por unos minutos. Me pidió marchar. La sesión duró media hora.
En las sesiones sucesivas, progresivamente fue contándome sus problemas
sirviéndose de la expresión musical. Improvisaba al piano y le iba preguntando qué
había querido contarme y lo hacía, primero con vaguedades, pero poco a poco de un
modo más explícito. A medida que lo hacía iba desapareciendo su agresividad. El
tratamiento se completó con varias sesiones de los padres.
El informé que redacté después de tres meses de tratamiento, el 2 de febrero de
1981, decía entre otras cosas: Pedro deja de venir a musicoterapia porque ya se ha
conseguido que desaparezca su conducta agresiva con los demás en el recreo. Está más
seguro de sí mismo. Se ha sentido aceptado por mí y esto le ha ayudado a aceptar a los
demás y a ser más comprensivo con él mismo. Las sesiones con los padres han sido
positivas. Emocionalmente, ahora está bien.

Para desarrollar personalidades estables.
El caso clínico de Lucy. Serafina Poch (1999, pag.213-214).
Tenía nueve años y era un caso de abandono familiar total, cosa que le había
originado una depresión. Presentaba también un ligero retraso mental. La enfermera
introdujo a Lucy en una sala de musicoterapia sin que tuviera la oportunidad de haber
leído el informe clínico. Cualquier aproximación a ella resultaba infructuosa porque no
respondía a nada y pasó toda la sesión en un rincón de la sala llorando. Eran sesiones
de grupo con 25 niños.
61
Durante las dos primeras sesiones, la niña no abandono ni su llanto ni 'su '
rincón de la sala. En la tercera sesión, intenté entrar de nuevo en contacto con ella. Al
preguntarle por sus padres y decirle que faltaba ya poco para el domingo (cuando irían
a verla), su desconsuelo fue total. Dado que hasta entonces ella no había establecido
relación con nadie y por tanto seguía sintiéndose abandonada por todos, intenté
hablarle de Dios como un ser invisible bueno que vela por nosotros y nos acompaña
siempre. También le hable del ángel de la guarda como el amigo invisible.
Su reacción fue inolvidable. Escuchó con enorme atención y dijo que nunca
nadie le había hablado de aquello. Su rostro se transformó con un destello de
esperanza: existía alguien en quien confiar. Ya no estaba sola. Al finalizar la sesión de
grupo, pidió que el próximo día le siguiera hablando de lo mismo, aunque ya no fue
necesario. A partir de aquel momento se convirtió en la paciente más cooperativa. Dos
meses más tarde abandonó el hospital, superado su estado depresivo, para ir a vivir
con una familia adoptiva.
La musicoterapia desempeño un papel importante en su recuperación. Asistió a
las sesiones de grupo, con una duración de dos horas cada una y con una frecuencia de
tres veces por semana, así como varias sesiones individuales previas. En dichas
sesiones utilizaba diversos tipos de música, entre ellos música coral religiosa, de
efectos muy beneficiosos porque aporta estabilidad emocional.

Para desarrollo del lenguaje, Serna, María P.(1997)
El caso de David, rehabilitación logopédica en el retraso mental con ayuda de la
música.
La música permitía trabajar la percepción, la atención, la memoria e introducir otros
aprendizajes: reconocimiento de formas, colores y dimensiones, vocabulario,
conceptos...de esta forma se llega a su pensamiento concreto, después a la asociaciones
y a trabajar su inteligencia.
La música se trabaja como materia no académica, se utiliza como medio de
comunicación y estímulo.
En principio fue fundamental establecer una relación de confianza para que el niño
aceptara de buen agrado las actividades, si no tiene esta relación, el niño tiende a
62
retrasarse en el desarrollo y además tiene la sensación de que a nadie le interesan sus
progresos.

Se le hizo una evaluación a nivel fonoaudiológico, y de los 15 items que se valoran en
expresión espontánea, verbalizaba 7 y por repetición conseguía verbalizar otros 8.Tenía
grandes dificultades en el habla.

No había alcanzado un nivel de 2º de preescolar ni en psicomotricidad, trabajo del
cuerpo, orientación y organización espacial ni temporal, coordinación óculo-manual,
lógica y matemáticas y expresión artística.
Por tanto se preparó un programa de forma simultánea y globalizada para su edad
mental y estado evolutivo, se iba a trabajar, el esquema corporal, orientación espacio-
temporal, percepción, atención y memoria, pensamiento y lenguaje, grafomotricidad.

El procedimiento se realizaba en sesiones de una hora, sin interrupciones en la
actividad, si no había concluido la misma. El trabajo se presentaba en forma lúdica. El
objetivo prioritario era conseguir su atención, porque de otra forma no se podría
alcanzar ningún objetivo.
Se trabajaba en la relación :
-Sonido-silencio, escuchar ruidos e imitarlos.
-Sonido-movimiento, con todas las partes del cuerpo.
-Sonido-habla ,imitando sonidos con la boca y la voz, variando intensidad, tono, timbre
y altura. Onomatopeyas ,vocalización, balbuceo, juego de sonidos articulatorios y canto.
Todo por imitación.

Normalmente era en la segunda parte de la sesión, después de cuarenta minutos cuando
la música servía de estímulo, si le gustaba se veía inmediatamente porque su cara
cambiaba de expresión, se sentía gratamente sorprendido, feliz y relajado. Estaba
preparado para aceptar una tarea con satisfacción, un puzzle, un juego de memoria...
El tipo de música variaba según sus necesidades y las actividades estaban programadas
para la semana.
Al final, concluye la autora, habíamos trabajado en una buena dirección, así lo
ratificaban su familia, el colegio, personas que compartían la vida de David y ella
misma. Todas confirmaban un avance madurativo en todas las áreas y especialmente en
63
comunicación y lenguaje. Ha valorado especialmente en el niño, la capacidad de
relación como persona comunicativa, social y feliz que es al final, lo que cuenta.


Una pequeña investigación.

La doctora Serafina Poch, realizó un estudio para investigar las preferencias musicales
en niños con diversas discapacidades, no es un estudio riguroso puesto que el número de
niños era muy variable dentro de los grupos, había autistas, esquizofrénicos, epilépticos,
con problemas emocionales... y dos niños con SD.
Escucharon 9 composiciones, se trataba de la observación directa de su comportamiento
ante el hecho musical. Consistió en anotar la actitud, expresión facial y gestual, y
actividad que cada niño realizaba antes, durante y después de la audición de una obra
musical.
1.Señor invoco vuestra protección, J.S.Bach. Órgano. Música religiosa ,de gran lirismo,
pausada, equilibrada, sin estridencias, compás 4/4.Se escuchaba al comienzo de la
sesión. Fue la preferida durante un mes, después perdió interés.
2.El cisne del Carnaval de los animales de Saint-Saëns.Orquesta Sinfónica, Igor
Markevick.Col.FCX 376.Música de ballet, ritmo lento 3/4 .Cálida y reconfortante,
expresiva, suave. Podía concordar con el estado de ánimo de los niños hospitalizados
pero sin angustiarlos.
3.The little drumer boy (El pequeño tamborilero), conjunto ye-ye con ritmo alocado.
Esta versión era totalmente distinta a la original, tiene ritmo extremadamente marcado
y la convierte en mecánica.
4.La misma composición, The llitle drumer boy por la orquesta de Mantovani. Se trata
de una canción de cuna-villancico divulgada por la familia Trapp en Canadá, por Joan
Báez en EE.UU y por Raphael en España. Predomina la melodía sobre el ritmo.
Contiene una historia emotiva que ellos pueden comprender. Letra y música van al
unísono.
Se eligieron dos versiones de la misma canción para ver la influencia del ritmo, ya que
la melodía era la misma.
64
5.Petenera, conjunto folclórico de Córdoba. Es canción folclórica, música vitalizante,
clara e ingenua. Interpretada por bandurrias, guitarras y castañuelas.
6.All throught the nigh. Canción escocesa .Quiet hours, orquesta 101Strings, Somerset
SF-10200.Canción de cuna. Ritmo pausado, es una plegaria para que los ángeles
guarden al hijo por la noche. La primera parte es pausada ,es una canción de cuna. En la
segunda parte trata de relejar la inquietud de la madre por el futuro de su hijo, ritmo más
sincopado, la interpretación de la orquesta, lo suaviza.
7.Danza húngara nº 1 de J.Brahms, orquesta sinfónica. De gran vitalidad, es un diálogo,
fuerte y recio que se intercala con otro de una delicadeza extraordinaria. Se eligió por su
fuerte invitación a la danza y su contenido emocional.
8.El cant dels ocelss, tradicional catalana, Joan Báez.Vanguard 9230.Es una canción de
Navidad, tradicional catalana, es la melodía con la que Pau Casals iniciaba sus
conciertos. Se eligió para ver la reacción ante una música desconocida.
9.66 trombones, marcha de la película The music man.
Es una marcha militar de estilo jocoso, recuerda a los desfiles militares.
En el estudio se siguió el siguiente criterio de selección,
Muy buena reacción , 2.
Buena, 1
Indiferente,0
Muestras de angustia o disgusto,-1
Notable angustia o disgusto,-2

En el grupo de niños con SD se dieron los siguientes resultados, todas las canciones
obtuvieron la máxima puntuación excepto la primera que obtuvo 1,5.
La doctora Serafina Poch concluye que en los niños con SD preferían música alegre y
rítmica sin atender a su calidad. Les gustaba todo tipo de música lo cual significaba falta
de sensibilidad por no discriminar. Perciben la música como un juego que cambia
constantemente.
Hizo también que trazaran líneas siguiendo la melodía, observó que captan muy bien el
ritmo pero no las líneas melódicas.
65
Experiencia con niños SD de 9-12 años realizada por la Universidad de Málaga.
Camps, A,Prina S,Rodríguez J.A

El estudio se llevó a cabo en la sala de usos múltiples de la Universidad de Málaga. Allí
un grupo llamado "Pioneros", realiza trabajos con niños con Síndrome de Down, desde
1994.

El grupo lo formaban 8 niños 9-12 años, de los cuales 4 de ellos formaron parte del
grupo control y los 4 restantes del grupo experimental. Así se obtuvieron dos variables:
La variable dependiente, las capacidades psicomotoras; de las cuales se analizaron y
estudiaron la coordinación manual, la coordinación dinámico- general, el equilibrio, la
organización espacial y la adaptación al ritmo; y la variable independiente, las sesiones
de psicomotricidad con o sin la presencia de música; trabajando de forma lúdica los
contenidos de las capacidades psicomotoras utilizando la música en el grupo
experimental y prescindiendo de ella en el grupo control.

Se comenzó con 5 sesiones de familiarización con ambos grupos, intentando tener un
primer contacto, y quizás consiguiendo lo más difícil: que los niños "conecten" contigo.
Tras este periodo de iniciación, se trabajó con los grupos por separado; En primer lugar,
se planteó un protocolo de actuación realizando a cada niño una serie de test para
valorar su perfil psicomotor.

El grupo experimental realizó 8 sesiones de juegos psicomotores con la presencia
permanente de la música, mientras que el grupo control, llevó a cabo las mismas
sesiones pero sin música.

Concluido el periodo de trabajo de dichas sesiones, ambos grupos volvieron a pasar los
mismos test que al iniciar la investigación. De esta manera se comprobó como en
capacidades psicomotoras como la coordinación dinámica de las manos o la adaptación
al ritmo, obtuvieron cambios significativos. Además no debemos obviar que aspectos
como la socialización, la expresión, el valor de grupo y la motivación, gracias a las
sesiones con música se han visto mejoradas notablemente.
Los objetivos:
66
-Comprobar los efectos positivos de la música sobre alguna de las distintas capacidades
psicomotrices en una población especial.
-Continuar con las actuales tendencias de trabajos experimentales que utilizan la
psicomotricidad y la música como eje de trabajo.
-Favorecer la vivencia de experiencias satisfactorias a la muestra escogida, haciendo uso
de todas las posibilidades lúdicas y expresivas que abarca la música con intervención
psicomotriz.

El material:
Música y su elección: en el grupo experimental, también tuvo una relevancia
importante. Se comenzó con todo tipo de música en el transcurso de las sesiones de
Iamiliarizacion con la muestra escogida (pop, rock, salsa, jazz, clasica.), pero poco a
poco los mismos niños iban pidiendo un tipo de música, entre ellas canciones infantiles,
seguramente por sus ritmos marcados, y música moderna y actual. Pese a esto, hubo
ejercicios propios de las sesiones donde hubo que poner un tipo determinado de
melodía.
Pelotas de todos los tamaños y colores (de tenis, goma-espuma, plástico, balones de
voleibol, etc.),globos, silbato, colchonetas, aros, papel de seda, cartulinas, armónicas,
papel, lápices, bancos suecos, picas, steps y material fabricado: juego sobre cartulina,
collares de instrumentos.


Conclusiones a las que llegaron después de realizar dieciséis sesiones,
Gracias a la intervención psicomusical, y siguiendo las líneas de trabajos experimentales
anteriores, se han podido obtener unos resultados de cambio significativos en la
población escogida, con respecto al grupo que trabajó sin la presencia de música, no ha
habido mejoras significativas de las capacidades psicomotoras que se medían.
De la misma manera, se ha visto favorecida la vivencia de una experiencia nueva para
los niños, haciendo uso de actividades lúdicas y motivadoras, que ayudaban a la auto-
expresión y a la mejora de la comunicación de cada uno de ellos en el grupo y que
gracias a la música has ido posible en su totalidad. Así el trabajo psicomotor se ha visto
enriquecido y se ha podido llevar a cabo de manera más eficaz gracias a la motivación
que la música proporcionó como hilo conductor para la realización de las actividades.

67
10. La sesión de musicoterapia.


Para formar el grupo debemos tener en cuenta que todos tengan una madurez similar,
no es tan importante la edad cronológica, ya que así podemos atenderlos de una manera
global y a la vez resulta más fácil atender las necesidades específicas de cada niño
puesto que serán comunes con la mayoría del grupo.

Con respecto al número de niños, seis o siete niños es el número ideal aunque puede
llegar hasta diez si es muy homogéneo y se van a realizar actividades generales. Las
sesiones deben ser de al menos, una vez por semana y con una duración aproximada de
cuarenta y cinco minutos. Después de las sesiones el musicoterapeuta debe tomar nota
de los aspectos más sobresalientes.

Estructuración de las sesiones.

Sesión individual:

Estructuración inicial: ha de ser conjunta y dialogada ,puede estar apoyada por dibujos
o imágenes.
Zona de experiencias musicales: ha de ser abierta, alternando actividades libres y
estructuradas. Combinar la rutina y la novedad con flexibilidad. Tenemos que incluir los
juegos. En esta sección se van a producir los desarrollos dinámicos y temáticos.
Cierre: Estructurado y productivo, se puede hacer brevemente un resumen de lo
aprendido o al menos de lo nuevo de los aprendizajes y de los juegos.

Sesión grupal:

Actividad de calentamiento: Ha de ser reconocible o novedosa, incluir el movimiento a
ser posible y estructurada o libre.
Actividad central: Ha de ser una experiencia que incluya improvisación-escucha,
escucha-improvisación, composición o canción. En ella se realizan los desarrollos
cognitivos y socio-afectivos.
Cierre: Ha de ser reconocible para ellos y agradable, que conecte con todos.

68
Otra forma de estructurar la sesión:

Caldeamiento: Es una preparación para el trabajo posterior y se lleva a cabo una
descarga de tensión favorecida por la música de un instrumento. El cuerpo de los niños
suele expresar la necesidad de adaptarse al espacio donde va a trabajar.
Observación, siguiendo el principio ISO de Benenzon, se trata de percibir la identidad
sonora del momento de esta forma el musicoterapeuta elabora una estrategia adecuada a
la situación. El adulto escucha, percibe, respeta los procesos emocionales y va
consiguiendo la complicidad y la implicación con los niños.
Diálogo sonoro: utilizando instrumentos sencillos para establecer un diálogo e ir
introduciendo instrumentos complejos de forma progresiva. Se puede utilizar la técnica
de imitación, imitación parcial, preguntas y respuestas, o asociaciones corporales-
musicales. Se pueden hacer localizaciones auditivas, escuchas selectivas, discriminación
de sonidos.
Diálogo y actividades de relación: a medida que avanza la sesión estableceremos
relación con los compañeros del grupo , ya que las fases anteriores son para mantener el
contacto con uno mismo para consolidar la imagen positiva de ellos mismos.
Actividades de despedida: La actividad de despedida puede ir desde el gesto de abrir la
puerta para que empiecen a entrar sonidos exteriores, cantar una canción o escuchar una
pieza, lo importante es que los niños tengan tiempo de adaptarse al cambio y vean que
la sesión está finalizando.


Posibles etapas de una sesión.

1.Dar la bienvenida a los niños. Se puede poner una canción o una pieza musical breve,
siempre la misma para que entren en situación o se puede inventar su canción de
bienvenida diciendo los nombres de los niños para que se sientan queridos, ya que el
primer contacto afectivo tiene gran valor. Se puede hacer un comentario sobre el niño,
preguntarle si está mejor en el caso de que haya estado enfermo, decirle lo guapo que
viene...el caso es que se sientan bien y sepa que cuenta y que es importante.

69
2.Identificación personal. Puede aplicarse la técnica de Orff-Schuberg, cada niño elige
una melodía con la que pueda cantar su nombre y hasta tocarla en un
instrumento(método silábico, a cada sílaba, una nota) y crear así una melodía más larga.

3.Identificación temporal. Se trata de que los niños sean conscientes de qué día de la
semana es y la época del año, no hace falta que sea todos los días que vayan a sesión, se
puede conseguir con canciones que lo indiquen.

4.Contenido de cada sesión, según los objetivos propuestos, se escoge un tema sobre el
que va a girar la sesión, la familia, los amigos, la lluvia...

5.Despedida de la sesión. Puede utilizarse una canción emotiva y fácil de recordar. A
los niños les cuesta despedirse por eso, la música los pone en situación y les ayuda a
saber terminar la sesión.


Independientemente de la estructura que se adopte es muy importante que sea constante
para que, el paciente pueda anticipar lo que ocurrirá, esto le va a dar confianza y
seguridad y de ello va a depender el éxito de las sesiones.



Algunas de las técnicas que se van a emplear.

Improvisación musical Se les puede decir que toquen todos a la vez ,ellos mismos se
van a dar cuenta de lo desagradable que resulta y van a aceptar que se establezca un
orden y comprenden que alguien los debe dirigir.
Los instrumentos más adecuados son los de teclado pero, lógicamente no habrá uno
para cada uno y se pueden hacer turnos o combinarlos con percusión.

Relajación. Como no va a resultar fácil que los niños estén quietos y en silencio para
escuchar, se les invita a hacer alguna actividad creativa mientras escuchan, dibujar,
manipular fichas , hacer plastilina ...algo que les resulte sencillo, que no les obligue a un
70
trabajo intelectual. A veces resulta, si la música ha estado bien elegida, que los niños
dejan de hacer la actividad para escuchar solamente la música.

Viajes musicales. Ya se ha comentado en el capítulo Métodos. Consiste en mostrar
carteles de paisajes, de situaciones, de medios de transportes y combinarlos con música
alusiva. Pueden utilizarse músicas de películas y música descriptiva.

Canciones infantiles, se puede hacer con ellos una fila de pie y sujetarse por la cintura
para hacer el tren, con los brazos extendidos cada niño corre balanceando los brazos a
un lado y otro imitando el avión, o un barquito, sentados en las sillas haciendo el
movimiento de remar, acompañados por una canción que haga referencia o que invite al
movimiento según los casos.

Dibujo-música. Se les puede pedir que hagan dibujos, sin ponerles música, para ver su
estado de ánimo, que dibujen lo que quieran. En la otra cara del folio puede hacer el
dibujo acompañado ya de la música. Cuando el niño haga el dibujo sin música hay que
preguntarle qué ha querido dibujar ,anotar y ver el estado emocional. Cuando se realice
con música se le pregunta y se comparan los resultados. Las piezas musicales deben ser
cortas y mejor si el tema se repite porque así estamos seguros de que siempre se refiere
al mismo tema.



Aprendizaje de conceptos musicales.

Este aprendizaje será como una actividad más, no como parte fundamental ni
extremadamente académica, no es educación musical.
Les va a ayudar en el desarrollo de su inteligencia, es una gimnasia mental,
especialmente el aprendizaje de las notas musicales. Además este aprendizaje les va a
servir de apoyo para otras actividades, matemáticas, coordinación motora o prelectura.
Se puede trabajar la relación sonido-silencio, sonido-ruido, altura del sonido, intensidad
del sonido, el tiempo lento-rápido.


71
Aprendizaje de las nota musicales.

Para que aprendan las notas hay que despertar su interés y a través del juego o un cuento
hablarle de ellas. Se puede dibujar la escala y cantarla, que cada uno sea una nota y la
sostenga en la mano si se ha realizado en cartón, pintarla en el suelo y que vayan
pasando por una de ellas y cantarla, ponerle un nombre que empiece por Do, otro Re y
así sucesivamente para que sea más fácil de memorizar, poco a poco se va acortando
para que lleguen a decir solo la sílaba...Se puede dibujar en vertical una casa con siete
pisos y cada piso es una nota por ejemplo con colores diferentes...

La música como ayuda a la prelectura.

Para despertar el interés, ayudar al desarrollo y coordinación de movimientos, aumenta
la capacidad de atención sostenida.
Si el niño no tiene interés por esta actividad, se le puede poner música, una música que
le guste, contarle un cuento o dejarle improvisar con algún instrumento, explicándole
que después debe comprometerse a realizar la tarea.
Escribir conlleva ejercicios manuales ,motricidad fina, por eso es bueno que haga
ejercicios con los brazos, amplios y circulares. Hacer en el aire el trazado de las letras
con grandes movimientos. Acompañado de música con ritmo regular y fácil de seguir.
Mover los dedos al ritmo de algún baile o danza folclórica como si sus dedos fueran los
pies, pueden incluso ponerse un dedal para que parezca un muñeco. Tocar instrumentos
de tecla resulta muy interesante porque se mueven los dedos con independencia.

Para la atención sostenida, poner música de fondo, a bajo volumen, puede ser un medio
para que el niño realice ejercicios mecánicos, trazar líneas, copiar letras o palabras.









72
11. Actividades.


Las actividades que se van a realizar durante las sesiones de musicoterapia, son activas
y tienen ventajas respecto a otras puesto que no requieren respuestas concretas y nada
es incorrecto a priori. Cada cual se va expresando según el momento y el feed-back que
se produzca con los otros niños y con el adulto.

Se valora el esfuerzo, la intención, la expresión, el resultado artístico final es lo de
menos, la estética que nos interesa es la de la expresión, nos interesan porque suponen
compartir y aprender juntos, lo que es un valor en si mismo.

Las actividades no tienen el sentido de competir ni el fin de agotarlas todas, se pueden
emplear según los gustos del grupo, se pueden o no repetir, se trata de que vayan
cubriendo las necesidades socio-afectivas y las propias de los niños según su edad y los
objetivos que nos hemos propuesto alcanzar, modificándose incluso dentro de la propia
sesión si vemos que las circunstancias lo requieren.

Actividades.

En bebés,

Para proporcionar seguridad: lo ideal es que el bebé haya escuchado música desde el
vientre materno para que, al nacer, cuando vuelva a oír la misma melodía, le aporte
sensación de seguridad.

Para favorecer el desarrollo integral del bebé: cantar canciones sencilla y moverse a ese
ritmo al tiempo que lleva al niño en brazos, se ha comprobado que ayuda al niño a
moderar el ritmo cardíaco, la presión sanguínea y la temperatura del cuerpo, así como a
adquirir un sentido de identidad y una belleza estética.

Para mejorar la salud: poner música clásica. Esta práctica, llevada a cabo con
prematuros que se encontraban en incubadoras, demostró que los recién nacidos que
escuchaban música de Mozart (hay estudios) ganaban peso más rápidamente, reducían
73
sus niveles de estrés y salían del hospital una media de 5 días antes que aquellos que no
eran expuestos a la música.


Para favorecer la integración en el mundo que el rodea: se pueden utilizar canciones
propias de la cultura o inventadas, haciendo referencia a las experiencias vividas por el
pequeño, que el ayudarán a comprender su entorno.

Para mejorar la conciencia auditiva y emocional: resulta muy eficaz que se sostenga en
brazos al pequeño mientras nos movemos al ritmo de un tambor, permitiéndoles así
mismo regular los ritmos naturales de su cuerpo y las hormonas relacionadas con el
estrés.

Para desarrollar la aptitud musical: es importante que los bebés no sólo escuchen
fragmentos, sino piezas completas para que tomen conciencia de la estructura de la
música.

Para potenciar el vínculo del bebé con los padres: resulta interesante escuchar escogidas
composiciones clásicas y acompañarlas de sencillas coreografías, en las que los padres
se mueven con sus hijos en brazos.

Para aumentar las defensas de su organismo: es muy importante la implicación de los
padres en estas actividades musicales, ya que está comprobado que las audiciones y ese
contacto aumentan la actividad inmunitaria.

Para desarrollar el sentido rítmico: cuando son muy pequeños es interesante que se
familiaricen con los sonidos de instrumentos como las maracas, el tambor, claves, la
flauta, la guitarra. Y cuando ya son mayores lo mejor es permitirles manejar y explorar
por ellos mismos los instrumentos.









74
Actividades para niños entre tres años y seis años. Mateos, L.A .(2009).


Actividades sonoro-musicales de activación corporal consciente.


1. Diferencias entre animales.
Utilizamos música seleccionada para sentir los contrastes.
Colocarlos en círculos o repartidos por la sala. Estarán de pie pero sin desplazarse,
tendrán espacio suficiente para moverse.
Se les explica que vamos a movernos como algunos animales, debemos haber
seleccionado piezas que se ajusten a cada animal.
Los animales que representan contraste de sonido pueden ser,
Mono-búho (sonido-silencio). Pisadas de elefante y ratón (fuerte-suave). Serpientes
arrastrándose y gorrión dando saltos (largo-corto).Gallo-cerdo (agudo-grave o alto-
bajo).Tortuga y liebre (lento-rápido).Cuando conozcan bien estas relaciones se pueden
hacer combinaciones.
Posteriormente se pueden inventar historia o se divide el grupo en dos y se hacen los
contrastes.
Si resulta difícil con las músicas, se puede dirigir con la voz, con gestos o con
ayudarnos con instrumentos que puedan hacer los contrastes.

Objetivos:
Escucha mantenida y selectiva.
Expresión sonora y emocional.
Vivencia corporal de los contrastes de sonido y movimiento.

2. Dibujo la música con mi cuerpo.

Utilizamos música grabada.
Se puede realizar sentados pero es preferible que tengan espacio para moverse
libremente.
Se les explica que vamos a escuchar música que puede ser dibujada con el cuerpo. Si
conocen la música pueden cantar suavemente pero sin dejar el movimiento. Se pueden
75
alternar músicas vivas con otras más lentas, se puede repetir la pieza o poner varios
estilos para que los vayan reconociendo ,rock, clásica, jazz, flamenco ...
Al terminar la actividad podemos comentar qué sintieron.

Objetivos:
Escucha mantenida.
Libre expresión de la vivencia corporal de la música.
Expresión emocional.
Creatividad
Vivencia corporal de contrastes del sonido y del movimiento.

3. Hago música con mi cuerpo.

Se utilizar música grabada o interpretación con música en vivo.
Dividimos la clase en grupos de tres a cinco alumnos. Se pone la música con volumen
muy bajo, una canción infantil, el canon de Pachelbel o canción popular. Cada grupo
acompañará con palmas, chasquidos, palmas en las rodillas, pisadas, golpes... una frase,
se le va indicando la entrada a cada grupo.
La música tiene que ser relativamente lenta para que todos puedan participar
principalmente los que tengan más dificultades motoras y de coordinación.

Objetivos:
Posibilidades sonoras del cuerpo.
Escucha y expectativa mantenidas.
Libre expresión sonora de la vivencia corporal de la música.
Coordinación alternativa de segmentos de lado derecho e izquierdo.
Sensación de autocontrol y autoeficacia.
Creatividad.






76
4. ¡Que baile la marioneta!

Buscamos una música de ritmo ternario. Otras músicas que movilicen sus fantasías.
Se le da a cada niño una marioneta. Se les dice que cuando comience la música
despierten a la marioneta y que baile según suene la música y los niños pueden bailar
con ellas.
Se puede hacer sentados y casi a oscuras para concentrase mejor, se les puede ir
preguntando qué quiere la marioneta.
Objetivos:
Escucha y expectativa mantenidas.
Libre expresión de la vivencia corporal de la música.
Juego simbólico y creatividad.
Giro corporal con el ritmo ternario.

Actividades sonoro-musicales de desarrollo perceptivo.

5. ¿Qué sonidos escucho cada día?

Se necesita lápiz y papel.
Los niños se colocan sentados en disposición de escribir o pintar.
Cada uno escribe o dibuja los sonidos que recuerda desde por la mañana al levantarse
hasta que se acuesta. Al terminar los representa con la voz pero sin palabras para que
los compañeros escuchen e interpreten.
Se pueden centrar en los sonidos de la mañana, los de la escuela, los de su calle, su casa,
el campo...
Si se quiere más agilidad se puede realizar la actividad sin escribir previamente.
Si hay dificultades nosotros orientaremos al niño con algún ejemplo o explicándole más
detenidamente lo que queremos.
Objetivos:
Memoria auditiva.
Expresión sonora.
Escucha mantenida selectiva.
Discriminación auditiva.
Secuenciación temporal auditiva.
77
6. La relajación corporal consciente.

Se utilizan músicas grabadas o en directo que acompañen el ritmo de la respiración de
los niños y cuyo timbre sonoro sea envolvente puesto que, estas músicas hacen que se
perciban como tranquilizadoras y relajantes.
Sentados en sillas con las manos en el regazo y en ambiente de poca luz, se les invita a
cerrar los ojos. También puede estar de pie. No se aconseja estar tumbados porque lleva
asociado bajada del tono muscular y puede que no sigan las consignas verbales o
incluso se duerman.
Se les anima a relajarse y tranquilizarse. Les hablaremos en un tono en el que la música
no impida que nos estén escuchando y les vamos dirigiendo su atención a las diferentes
partes del cuerpo, siente la cabeza, siente el pelo, la cara, el cuello y así pasando por las
diferentes partes.
Es conveniente realizar esta actividad cuando hemos llevado a cabo anteriormente otra
intensa. Es importante cuidar la voz, evitar carraspeo, vocalizar, emplear frases cortas,
tranquilizar con nuestra voz.

Objetivos:
Escucha mantenida.
Visualización creativa.
Seguimiento de consignas verbales.
Conciencia de sensaciones subjetivas de relajación y tranquilidad.
Confianza.

7. Los sonidos de mi alrededor.

Se trata de que permanezcan relajados, puede hacerse tras la actividad anterior. Con los
ojos cerrados se les pide que estén atentos a los sonidos que se produzcan , pueden ser
de dentro o de fuera de la sala y en silencio irán señalando de dónde procede el sonido
que han escuchado.
También se puede iniciar con una música tranquilizadora que les aporte seguridad. Se
les puede primero animar a señalar colores u objetos de la sala o sensaciones, ¿cómo es
la luz de la sala? ¿cómo es la temperatura?.
El adulto puede inducir sonidos y dar un tiempo de silencio para que lo localicen.
78
La actividad finaliza cuando notemos que dejan de escuchar.

Objetivos:
Escucha mantenida y selectiva.
Ampliación de los tiempos de expectativa ante lo sonoro.
Localización auditiva.
Visualización creativa.
Organización temporal de las sensaciones sonoras.


8. Repito los golpecitos.

Con instrumentos de percusión.
Puede realizarse en cualquier lugar de la sala.
Les pedimos a los niños que escuchen y que repitan con palmas estructuras rítmicas
sencillas, células rítmicas, que les vayamos proponiendo. Comenzamos con un golpe y
esperamos a que lo repitan todos. Después dos, tres...después se combinan con distintos
valores, blancas, negras, corcheas, alternado con silencios, tresillos...
Se puede realizar con palmas, chasquidos, con los pies...Se trabajará también el
contraste, fuerte-suave, largo-corto, sonido-silencio.
Es preferible no corregir errores, es aconsejable repetir la estructura. También contarles
una historia e ir introduciendo las estructuras rítmicas.

Objetivos:
Escucha mantenida.
Memoria musical rítmica.
Respetar los turnos.
Secuenciación temporal auditiva.
Crear secuencias sonoras y recordarlas.





79
9. Repito trocitos de melodía.

Puede realizarse en cualquier lugar de la sala. Les pedimos a los niños que repitan
cantando lo que escuchen, pero cuando deje de sonar. Cuando haya silencio,
empezamos con un sonido mantenido con nuestra voz o con un instrumento melódico.
Esperamos a que todos lo repitan. Después dos, tres... incrementando el número de
notas y jugando con las posibles combinaciones. Es recomendable empezar por una
escala sencilla e ir ampliando .Con los más pequeños es mejor emplear el intervalo de
tercera menor descendente y jugar con sus posibilidades.
Se pueden repetir las estructuras con la silaba 'la¨ con cualquier otra silaba o con
alguna vocal.
Como en la actividad anterior se puede trabajar el contraste, es preferible no corregir
los errores, repetir la estructura melódica y escuchar con una historia.

Objetivos:
Escucha mantenida.
Memoria musical sonora.
Respetar los turnos.
Secuenciación temporal auditiva.
Crear secuencias sonoras y recordarlas.
Entonación de tonalidades musicales.


Actividades sonoro musicales de relación con el otro.

10. Conocer y reconocer instrumentos.

Se emplean dibujos o fotos de instrumentos musicales.
Sentados en círculo.
Cada niño elige un instrumento y tocará junto con sus compañeros. Se puede empezar
por dúos. Eligen una canción conocida por todos y que ya hayan practicado en clase,
comienzan a tararearla simulando con gestos que la están interpretando con los
instrumentos. Después un dúo ,otro ...cada uno con sus instrumentos. Luego se juntan
cuatro y así sucesivamente.
80
Se pueden intercambiar los instrumentos. Pueden elegirlos cogiendo una tarjeta que
indique el nombre del instrumento. Cuando esté bien preparado se tocar como si fuera
una orquesta ,tarareando, cantando la melodía...
Es bueno para onomatopeyas, por ejemplo, el piano, clon clon; los platillos, plasss...

Objetivos:
Apreciación del timbre musical característico de cada instrumento.
Creatividad.
Cooperación con otros.
Expresión sonora y emocional.
Coordinación y lateralidad.
Sentido de pertenencia a un grupo y de poder tener protagonismo.
Figura-fondo auditivo.

11. La pelota viajera.

Material, una pelota e instrumentos musicales; un pandero, unas maracas.
Se colocan en dos círculos concéntricos y de pie.
Se dan la mano para mantener las distancias proporcionadas. Les explicamos que
tenemos una pelota viajera. Cada pulso rítmico va a viajar al siguiente compañero de la
derecha, en cada golpe, mientras suene el pandero. Cuando cambiemos de instrumento
por ejemplo las maracas hay que cambiar, al compañero de la izquierda y si suena el
tambor al circulo del centro, una vez en el centro volvemos pandero a la derecha y
maracas a la izquierda, si suena tambor va al otro círculo. Puede usarse la voz.
Los niños no deben ver el instrumento que tocamos.

Objetivos:
Memoria de criterios de acción.
Ampliación de los tiempos de expectativa ante lo sonoro.
Lateralidad.
Discriminación de timbres sonoros.
Sensación de autocontrol y autoeficacia.


81
12. La canción cooperativa.

No se necesita ningún material.
Se puede estar en círculo, de pie o sentados.
Las canciones son cooperativas en algunas ocasiones, en otras no. Si hay algunos niños
a los que la canción no les gusta o no se la saben o ni siquiera la conocen pero otros si,
los primeros permanecerán al margen por eso, es muy importante saber elegir bien la
canción para que todos sean necesarios en esta tarea. Una vez seleccionada la canción se
ve si permite introducir el nombre de los niños , y que vayan realizando gestos con otros
cuando la vayan cantando así se relacionan de manera espontánea.
Se pueden realizar variantes, incluyendo que pasen una pelota cuando haya un momento
de silencios o que los niños inventen alguna frase.
Se trata de implicarlos a todos y que la canción se convierta en una fiesta.

Objetivos:
Sentido de pertenencia a un grupo y de poder tener protagonismo.
Aprender canciones.
Expresión sonora y emocional.
Coordinación y lateralidad.
Respetar los turnos.

13. Recordamos canciones.

Acompañamos con algún instrumento musical.
Se puede trabajar de pie o sentados, en un único grupo.
Se trata de evoca canciones conocidas , compartiéndolas con el grupo y sentir una
experiencia emocional que proporcione seguridad. La canción nos acerca a otros porque
compartimos las vivencias que ya teníamos y podemos revivirlas junto a los demás.
Se puede hacer un popurrí clasificándolo por temas.
Objetivos:
Evocación emocional de la música.
Expresión sonora y emocional.
Memoria musical y verbal.
Sentido de pertenencia al grupo.
82
14. Aprendemos canciones.

Con música grabada o instrumentos melódicos para tocar en vivo.
Se puede trabajar de pie o sentados, en un único grupo.
Existen muchas formas de enseñar una canción, desde dejar la música grabada mientras
realizan otra tarea, hasta aprender por frases la música y la letra. Si la canción ya ha sido
escuchada en otras ocasiones puede que no resulte muy difícil la tarea. Hay que
aprovechar momentos susceptibles para facilitar el aprendizaje.
Se puede incorporar movimiento, si algunos ya se la saben pueden enseñar a otros.

Objetivos:
Escucha mantenida.
Expresión sonora y emocional.
Memoria musical y verbal.
Respetar los turnos.
Sentido de pertenencia al grupo.

Actividad sonoro musical de representación y simbolización.

15. El debate verbal o puesta en común.

No se necesita material.
Preferiblemente sentados en círculo.
Tras un silencio intencionado después de otras actividades, se les pregunta a los
niños,¿cómo os encontráis? o ¿qué os llamado la atención? Así podremos ver sus
emociones y ellos recuperarlas si no se asimilaron anteriormente.
Objetivos:
Elaborar verbalmente lo vivido en la sesión.
Respetar los turnos.
Empatía con los otros.
Conciencia y regulación emocional.
Aplicación y síntesis de los contenidos trabajados.


83
Actividades de despedida.

16.Anticipamos la despedida.

No se necesita material.
Se colocan sentados en círculo.
Cuando sea el momento de la despedida podemos abrir la puerta de sala o una ventana
de modo que entren sonidos del exterior ya que esto ayuda a cerrar el encuadre de
actividades musicales.
Se puede poner una música instrumental característica para los finales de sesión o tocar
un instrumento, por ejemplo una campanita, ellos ya intuyen que quedan pocos minutos.


Objetivos:
Anticipar la despedida.
Representación sonora del final.
Conciencia y regulación emocional.

17. Canción de despedida.

No se necesita material.
Estarán sentados en círculo.
Se les dice a los niños, 'y para Iinalizar cantamos la cancion de
despedida....¨Entonamos todos a la vez. Puede ser cualquier cancion, no tiene por que
hacer referencia a la propia despedida ni ser solemne. Villancicos, una canción de moda,
la última que hayamos aprendido...
Se puede inventar una canción o que cada día un niño elija la canción de despedida.

Objetivos:
Anticipar la despedida afectiva.
Representación sonora del final.
Conciencia y regulación emocional.
Entonación y canto.
Sentido de pertenencia a un grupo y poder tener protagonismo.
84
Aplicación y síntesis de los contenidos de trabajo.

18. Gesto sonoro de despedida.

No se necesita material.
Invitamos a los niños a representar el final haciendo un gesto progresivo de manos
desde los pies hasta lo más alto posible, como si fuera un cohete artificial. Les podemos
añadir un glisando con la voz (lleeeeeeee-goooooooooooooó-eeeeeeeeeeee-
finaaaaaaaaaaal) e ir subiendo en intensidad el sonido hasta la explosión final.

Objetivos:
Anticipar la despedida afectiva.
Representación gestual del final.
Conciencia y regulación emocional.





Todas las actividades son orientativas, se pueden modificar en función del grupo, los
objetivos que se quieran alcanzar y de la creatividad del musicoterapéuta, se repiten si
gustan a los niños o dejan de practicarse si ocurre lo contrario, tendremos flexibilidad a
la hora de ponerlas en marcha, se pueden enlazar unas con otras o cambiar dentro de la
sesión si vemos que los niños no han conectado con alguna de ellas en ese momento y
dejarla para más adelante.









85
12. Instrumentos musicales.

Los musicoterapéutas contamos con un recurso muy interesante, adjudicar a los
instrumentos la proyección de relación con la persona. La música siempre nos indica
algo, acerca de la fantasía, de la ilusión, de la forma de relacionarse y comunicarse. En
una sesión el niño puede comenzar tocando de forma agresiva, puede indicarnos que
hoy le ha pasado algo desagradable o al contrario si le ocurre al final de la sesión puede
que le haya pasado algo con alguna música, con algún compañero, que no esté
acostumbrado a esperar o que nadie le diga 'no¨.

El instrumento nos va a ayudar en todas las situaciones, va a ser un objeto inanimado
hasta se le despierta y genera magia, es un elemento para producir sensaciones.

Bruscia (1987) expone que entre las modalidades expresivas utilizadas en musicoterapia
se combinan, entre otras: música, movimiento, danza, dramatización, verbalización,
poesía, creación literaria, artes plásticas. Esta situación favorece la utilización de otros
recursos y materiales complementarios a los específicamente musicales. Por ello,
muchas veces en las sesiones de musicoterapia se utilizan recursos y materiales sonoros
y musicales variados en estilo y procedencia para poder llevar a cabo los objetivos de la
terapia.


Los Instrumentos, clasificación Sabbatella, P. (2002)

-Instrumentos naturales: el cuerpo como objeto sonoro: percusión corporal voz.
-Instrumentos convencionales: piano, guitarra, flauta de pico, etc.
-Instrumentos de percusión: altura determinada indeterminada.
-Instrumentos folklóricos y autóctonos .
-Instrumentos de construcción artesanal.
-Instrumentos construidos por los niños.
-Instrumentos construidos con fines terapéuticos: material específico de musicoterapia;
instrumentos adaptados.
-Instrumentos midi y material informático musical.
-Material discográfico: de diferentes estilos, clásica, para relajación, efectos de sonido;
86
material de psicomotricidad.
-Materiales y objetos sonoros para discriminación auditiva: silbatos, reclamos, pájaros
de agua, trompetillas, matracas, etc
-Música compuesta por el musicoterapeuta o por los niños, etc.


Algunas cualidades de los instrumentos. Poch, S.1999 (527-529)

Arpa, puede ser muy sedante en los registros medios y bajos o excitante en registros
agudos.
Bandurria o mandolina, adecuado para niños por su sonoridad más alegre que la
guitarra.
Castañuelas, instrumento de percusión que imprime un aire de fiesta.
Clarinete, flexible, expresivo, en tono menor sirve para melodías tristes o paisajes llenos
de pasión y dramatismo.
Contrabajo, función rítmica, no melódica. En el registro bajo puede resultar siniestro y
en el alto genera tensión.
Corno, tiene sonido agradable y suave. Si se toca forte adquiere calidad majestuosa,
metálica que es todo lo contrario de su sonido suave.
Flauta, timbre blando, frío, fluido, suave como una pluma. Es apropiada en melodías de
carácter simple y gracioso.
Guitarra, sonoridad triste, ejerce gran atracción entre los niños tanto por su sonido como
por su aparente facilidad de ejecución.
Oboe, sin arte y gracioso en la escala mayor; patético y triste en la menor. En registro
bajo, salvaje y en registro muy alto, duro y seco.
Órgano, es el más completo de todos los instrumentos y el más rico en armónicos, es un
gran instrumento para terapia. Los electrónicos deben elegirse de calidad, cuánto menos
metálicos mejor.
Pandereta, alegre pero puede fatiga, es muy útil para acompañar.
Piano, es el instrumento más utilizado en musicoterapia, tanto para crear estados de
ánimo, como para acompañar actividades rítmicas y danzas.
Tambor, no tiene una entonación definida, produce ruido, podemos emplearlo
suavemente para crear rumor espectral o fuertemente en una serie de golpes sordos.
87
Trompeta, evoca fuerza, tiene un sonido brillante que puede ser dulce si se toca
suavemente o estridente en momentos dramáticos.
Violín, posee una cualidad lírica indudable. Su timbre agudo resulta excitante.
Violoncello, su timbre grave suele gustar a niños deprimidos.
Viola, posee una sonoridad expresiva, llena de emoción.

Los instrumentos musicales que utilicemos deben tener buena calidad tímbrica, no
deben ser de plástico ni de juguete dado que estos no reúnen las condiciones acústicas
idóneas.

Principalmente en el trabajo con niños, resulta adecuado contar con un repertorio de
canciones que permitan trabajar diferentes tipos de objetivos y se adecuen a los
diferentes momentos de la sesión y técnicas empleadas.
Las canciones deben incluir diferentes estilos y pueden ser de carácter folclórico y
popular, canciones infantiles, que permitan conseguir objetivos concretos, de
presentación, de saludo, etc., compuestas por el propio musicoterapeuta, el niño o
ambos.

El material discográfico debe incluir un repertorio de obras musicales variado y
adaptado a las necesidades de los niños y del grupo, en la elección también deben
tomarse en consideración los gustos y preferencias por lo que resulta conveniente contar
con puntos de referencia en la evaluación inicial que permitan valorar los aspectos
relacionados con su identidad sonoro-musical.













88
13. Música orientativa.


Para comenzar este capítulo vamos a hacer referencia al capítulo ¿Qué es la música? del
libro El maestro invita a un concierto de Leonard Berstein.

'Las historias no son lo que la musica significa. La musica nunca trata de
cosas. La música simplemente es. Es un montón de notas y sonidos bellos que se unen
de una forma tan estupenda que al escucharlo nos produce placer. Por ello cuando
preguntamos,¿Qué significa? ¿De qué trata esta pieza musical?,estamos haciendo un
pregunta difícil.

...hay en realidad cientos de historias diferentes que podría haber escrito
basándome en esta obra (Don Quijote de Richard Strauss), pero la música seguiría
siendo tan buena o tan mala como sin historia alguna.¿Veis ahora lo que quiero decir?
La misma música puede expresar cosas muy diferentes.

...Vamos a escuchar música que no intenta contar una historia, sino que solo
pinta alguna imagen o describe una atmósfera, el aspecto o la sensación que nos
transmiten algunas cosas, como una puesta de sol, una noche en el bosque o una vieja
casa encantada. Esto se aproxima más al verdadero significado musical porque no hay
ninguna historia a la que atender mientras escuchamos. En lo único que tenemos que
pensar es en la idea general de la imagen. Podemos concentrarnos mejor en la música
y disfrutarla más.

...Y ahora ya podemos comprender realmente cuál es el signifi cado de la
música. Es lo que te hace sentir cuando la escuchas.

...No es necesario que sepamos nada de sostenidos o bemoles, ni de acordes
para entender la música .Si ésta nos transmite algo, no una historia ni una imagen, sino
un sentimiento, si nos hace cambiar interiormente, entonces la habremos entendido. De
eso se trata. Porque estos sentimientos pertenecen a la música..Son de lo que trata la
música.

89
Y lo más maravilloso de todo es que no hay límites para los diferentes tipos de
sentimientos que la música puede provocarte. Algunos de estos sentimientos son tan
especiales que no existen palabras para describirlos. A veces podemos poner nombre a
lo que sentimos: alegría, tristeza, amor, odio o tranquilidad. Pero hay otros
sentimientos tan profundos y especiales que no tenemos palabras para ellos, y es ahí
donde la música es especialmente prodigiosa. Pone nombre a los sentimientos, solo que
con notas en lugar de palabras.

Todo reside en la manera en que la música se mueve. No debemos olvidar
nunca que la música es movimiento, siempre se dirige a algún lugar, cambia, se
transforma, y va de una nota a otra. Este movimiento puede decirnos mucho más de
cómo sentirnos que un millón de palabras.


El significado de la música debe buscarse en la música , en sus melodías, en sus
armonías, en sus ritmos, en su color orquestal, y especialmente en la manera en que se
desarrolla.
Si de verdad os gusta la música, vosotros mismos encontraréis su significado
simplemente escuchando.

El significado de la música está en la musica, v no en otro sitio.`






A continuación se exponen las músicas que pueden estar indicadas para grupos de niños
con Síndrome de Down entre 0-6 años, ya la Dra Serafina Poch incluye en su
Compendio de Musicoterapia una Discografía Pedagógica (630-650).Sin embargo lo
que se pretende ahora es citar Música que se han ido recopilando a través de la lectura
de los textos que han marcado este trabajo y Música escuchada durante años y pueden
servir, por sus diferentes cualidades, para trabajar con los niños.

90
-Canciones infantiles.

El cocherito leré, Dónde están las llaves, Mambrú se fue a la guerra, Cucú cantaba la
rana, Una tarde fresquita de mayo, Estaba la pastora, Tengo, tengo, Al pasar la barca, La
tarara, Tengo una muñeca, Arroyo claro, El patio de mi casa, Ya se van los pastores,
Tres hojitas madre...

Asi por ejemplo, hasta las 61 que Iorman 'Canciones de Guarderia¨ Dial Discos 2006
además de todas las que hemos ido aprendiendo desde entonces, la guardería o
preescolar.

-Canciones populares

Las que corresponden al folclore, pasodobles como Suspiros de España de Antonio
Álvarez Alonso Paquito el chocolatero de Gustavo Pascual Falcó, España Cañí de
Pascual Marquina Narro, etc... y típicas del folclore de la cada comunidad, en
Andalucía, seguidillas, sevillanas, fandangos.. en Extremadura, La uva, El candil, El
Palancar...,

-Fragmentos de extraídos de zarzuelas, La verbena de la Paloma, Bretón; La del Soto
del Parral, Soutullo y Vert; Luisa Fernanda , Federico Moreno Torroba; La Revoltosa,
Ruperto Chapí; La Gran Vía, Federico Chueca y Joaquín Valverde...

-Canciones típicas de la copla española, Ojos verdes, La bien pagá, Suspiros de
España...

-Canciones pop que suenen actualmente, que sean éxitos del momento.

-Flamenco, flamenco fusión o nuevo flamenco, sobretodo canciones que estén de
actualidad, interpretadas por cantantes de moda.

-Jazz, Gershwin y Suites de Jazz Shostakovich.

-Música étnica, (africana, árabe, india, persa, china...)
91
Nos detenemos especialmente en la Música Clásica, realizando un repaso por épocas,

-Gregoriano. Obras Maestras del Canto Gregoriano de Silos .Coro de Monjes del
Monasterio de Santo Domingo de Silos. Ismael Fernández de la Cuesta, director.
EMI.1973.

-Música de la Escuela de Notredame. The early music consort of London.David
Munrow, director. Deutsche Grammophon1997.

-Renacimiento, Danzas Medievales y del Renacimiento, Celmencic Consort de Vienne,
Rene Clemencic, director, 1793 Harmonia Mundi.

-Monteverdi, Libros de Madrigales.Virgin.1990-91.

-Corelli, A. Concerti Grossi. Philips.

-Vivaldi, 12 Concerti Op.8, incluye Las Cuatro Estaciones.

-Bach, Invenciones y Sinfonías.
El Clave Bien Temperado ( Preludios y Fugas).
Suites para Violoncello.
Suites Orquestales.

-Haendel, Música para los Reales Fuegos Artificiales y Música Acuática.

-Scarlatti, D. Sonatas para teclado.

-Haydn, Sinfonías y Oratorios.

-Mozart, Ópera, La Flauta Mágica , Bastian y Bastiana.
Sinfonías.
Sonatas para Piano.
Conciertos para Piano y Orquesta.
Música de Cámara.
92
-Beethoven, Sonatas para Piano.
Sinfonías, La Pastoral.
Música de Cámara: Sonatas para Violín y Piano; Sonatas Piano y
Violoncello; Tríos y Cuartetos.

-Schubert, Lieder.
Música para piano: Impromtus y Sonatas.
Sinfonías.
-Chopin, Nocturnos.

-Schumann, Música para Piano (Escenas de Niños).

-Brahms, Lieder.
Música para piano y Sinfonías.

-Tchaikovski, Sinfonías.
Música para Ballet.

-Dvorak, Sinfonías.
Música de Cámara.

-Ravel, Mi Madre la Oca (piano cuatro manos y versión orquestal).
Dafne y Cloe (Ballet)
La valse..
Bolero.
El niño y los sortilegios (Ópera).

-Satie, Música para Piano.

-Saint-Saëns, Carnaval de los Animales (Concierto para Piano y Orquesta).

-Fauré, Dolly Suite.

-Poulenc, Música para Piano.
93
Música de Cámara.

-Mompou, Música para Piano.

-Música Nacionalista Española, Albéniz, Falla, Granados, y Turina.

-Bartok, MikroKosmos.
Para Niños,(Obra de Piano).

-Prokofiev, Pedro y el Lobo.

-Copland, Primavera Apalache.

-Orff, Carmina Burana.
Carmina Catulli.

-Ginastera, Piezas Infantiles.
Milonga.

-Takemitsu, Rain Three (percusión).
Visiones for Orchestra.
Spirit Garden.
Dream/Windows

-Ligetti, Atmósfera.
Lontano.










94













V. CONCLUSIONES.




































95
14. Conclusiones.


La estimulación auditiva tiene mucha relación con la estimulación del lenguaje y de la
comunicación . El oído, a diferencia de lo que ocurre con la vista, es un sentido al que
llega información sin que nos lo propongamos, estamos continuamente recibiéndola.

Los bebés la reciben por esta vía, incluso desde antes de nacer, desde los primeros
momentos, la voz humana ya los atrae, por eso es muy importante aprovechar esta
disponibilidad para transmitirle multitud de experiencias: diferentes tonos, diferentes
ritmos, diferentes voces, canciones y nanas, risas...a los que ellos puedan responder en
mayor o menor medida.

Es importante recordar que los niños con síndrome de Down tienen un periodo de
latencia más largo, tardan más en dar una respuesta. Por ello debemos esperar unos
instantes la respuesta del niño, sin interpretar esta actitud como falta de interés.
También hay que recordar que pueden presentar más problemas auditivos que los demás
niños.

Todos los niños precisan de un ambiente rico en estímulos para su correcto desarrollo.
Un ambiente neurológico positivo es el que ofrece al niño excelentes oportunidades de
ver, oír, sentir, degustar, oler y moverse. Los niños con síndrome Down necesitan un
ambiente estimulante muy amplio porque necesitan más estímulos que los demás niños,
la estimulación debe comenzar a ser posible, el día en el que nacen. Como en todos los
casos, los primeros años de la vida son muy importantes puesto que, en este primer
periodo aprende y se desarrolla más rápidamente que durante el resto de su vida y
debemos además aprovechar la neuroplasticidad cerebral de los primeros años, para
lograr los objetivos propuesto y la estabilidad emocional. La implicación familiar y del
entorno es fundamental para conseguir nuestras metas, los padres son verdaderos
expertos, saben escuchar, comprender y pueden hablarnos de los niños más allá del
mero diagnóstico clínico.

La musicoterapia nos va a ayudar en este camino, va a resultar muy sugerente para los
niños, vamos a tratar a través del juego, de una manera natural y flexible, desarrollar la
imaginación, la memoria, la atención, la concentración, la coordinación motriz y la
96
expresión oral, reforzar la autoestima y la personalidad, facilitar la integración social,
establecer vínculos afectivos y despertar la sensibilidad.
Cantar canciones infantiles o populares, improvisar con instrumentos musicales,
escuchar música clásica ,acompañados por la danza o por simples movimientos
corporales va a favorecer el desarrollo de otras materias complementarias, el lenguaje,
la preescritura y prelectura, el dibujo y el aprendizaje en general. Cada uno con su
estilo, con su ritmo y su modo de aprender.

La música está presente en todos los momentos de nuestra vida de manera consciente o
inconsciente y es el lenguaje sin palabras, a través de ellas vamos a tratar de formar
personas, vamos a abrir espacios de participación, a educar en la diversidad, para la
autonomía, vamos a aprovechar su creatividad, sus deseos, sus sentimientos y a intentar
formar personas que se aceptan, que se respetan a si mismas y a los demás que sean,
emocionalmente estables y felices.

Resulta muy importante poder transmitirle a los niños nuestros conocimientos y nuestro
profundo amor por la música que, en tantos momentos nos ha acompañado, en los
tristes y dolorosos de manera especial, en la alegría, en el amor, en los de entusiasmo o
en la soledad, hacerles sentir y emocionarse, que vean que son importantes para
nosotros y protagonistas en muchos momentos y que además les hace crecer como
personas y les ayuda en todas las etapas de su desarrollo.


















97













VI. BIBLIOGRAFÍA




































98
15. Bibliografía.


Álvarez, I.F.(2000).La estimulación musical a edades tempranas. Recuperado de
http://www.filomusica.com/filo50/fca.html

ARSIDO. Recuperado de http://www.arsido.org/tratamientos.php?id=1

Asociación Síndrome de Down de Jerez. Recuperado de
http://www.cedown.org/atenciontemprana.htm

Beneficios de la música en la práctica psicomotriz del niño con Síndrome de Down.
Recuperado de http://www.efdeportes.com/efd121/beneficios-de-la-musica-en-la-
practica-psicomotriz-del-nino-con-sindrome-de-down.htm

Bernstein. L. (2002). El maestro invita a un concierto .Ediciones Siruela. Madrid.

Bruscia, K.(2008).Métodos y Prácticas. Editorial Pax México.

Down España. Recuperado de http://www.sindromedown.net/

Camino, F.(2003).Clásica (2ª Edición). Ediciones De Bolsillo. Barcelona.

Federico, F.(2008).El niño con necesidades especiales, Neurología y Musicoterapia.
Buenos Aires: Editorial Kier

Fundació Catalana Síndrome de Down.(1996).Síndrome de Down. Aspectos médicos y
psicopedagógicos. Barcelona: Editorial Masson S.A.

Fundació Catalana Síndrome de Down. Recuperado de
http://www.fcsd.org/es/servicios/cdiap.html

Instituto Superior de Estudios Psicológicos, Máster en Musicoterapia. No publicado.

Lacárcel, J.(1990).Musicoterapia en Educación Especial. Universidad de Murcia.
99

López, M.(1999). Aprendiendo a conocer a las personas con Síndrome de Down.
Málaga: Ediciones Aljibe.

Mateos, L. A.(2004).Actividades Musicales para atender a la diversidad. ICCE (Inst.
Calasanz de CC de la Educación)

Músicaycolor. Recuperado de http://www.musicaycolor.com/

Poch, S.(1999). Compendio de Musicoterapia (Vols I y II). Barcelona: Herder
Editorial.

Portal downcantabria. Recuperado dehttp://www.downcantabria.com/portal.htm

Serna,M.P.(1997).Rehabilitación logopédica en el retraso mental con ayuda de la
música. Barcelona: Ediciones Lebón.

Vázquez, M. L Intervención psicomotora en niños Síndrome de Down. Recuperado de
http://www.cedown.org/articulos/fisioterapia/Intervencion-psicomotora-sindrome-
down.htm