Está en la página 1de 27

n este capítulo se ha.ee un estudio .

acerca del surgi-


miento d.e las diferentes disciplinas deportivas en el
.paíij. exceptuando el- fútbol, con el fin de tentír una
idea globa ,en relación con el ambiente sociocul-tural en que
;nace el deporte en el ámbito nacional. •
. • Este libro inicia su estudio en el año, 1873, fecha cuan-

1
ft
do se funda el Jockey Club de Costa Rica, primera asocia-
ción depoitiya costarricense, para concluir en 1921, año en
que el fútbol costarricense se federaliza en. forma estable y
definitiva, '.al fundarse la Liga^ Nacional de Fútbol, al 'mismo
tiempo que-adqulere el carácter oficial de representación na-
|/.piona! en'al'ámbito internacional, al enviar el país la primera
|:í selección nacional que participó y que posteriormente .ganó
||,el. primer .(campeonato de fútbol centroamericano, celebrado-
líenla ciudad de Guatemala para conmemorar el centenario de
| la independencia política centroamericana.
Ante s de tratar el 'tema del nacimiento de las prácticas
||;8éportivas en el país, debe señalarse que la construcción de
J"': ' i economía y. del Estado fue el trasfondo de.un amplio cam-
Ibib culture 1, que emp.ezó a trastrocarlos anti'guos.patrones de
vivienda, consumo, diversión y vida cotidiana en Costa Rica1.
Asir lismó, la. inmigración de combrciantes, artesanos,
profesión^ les e intelectuales, oriundos de,países de Europa y

«*£;" : I van lylolína Jiménez. El que quiera iUvertirse. Libros y sociedad en Cosía-Rica
(1750 !/í>¡My.'S'an José. EÜCR. 1995. P. 169.

23
M
^Chester Urbína Gaitán Costa Rica y el deporte (1873-1921)

de Estados Unidos, facilitó una temprana europeización de la Cuando el ocio comienza a llegar ala vida de las •sociéí
burguesía criolla2. . . dadés agrícolas -como lo era e! caso de la costarricense p.af a
Par.a que el!ocio fuera posible en fa vida del trabajador finés del siglo XIX-.es porque la vida social, política, econó-
'costarricense era necesario que existieran previamente dos mica y cultural 'de esas sociedades está siendo alterada por
eohdicioríes en la sociedad: los valores urbanos capitalistas.
Con base en lo anterior, hay que acotar lo que ya se ha
"Primeramente, la sociedad deja de gobernar sus mencionado con respecto a la introducción .en el país de los
valores urbanos: . ; . ' • ' ,
nes. Algunas de éstas actividades por lo menos
(el trabajo y el oció, entre otras\ pertenecen "... olro'iisoy distribución del tiempo, que recia-
.ya a la categoría de ritos colectivos, sino que se ma un mayor grado de movilidad.cotidiana'... otra
convierten en la responsabilidad sin trabas del noción 'del espacio vital, denotada por la separa^
individuo, incluso cuando .la elección individual ción del ámbito privado de los lugares de trabajo,
respecto a ellas está todavía determinada por y recreación :.. otras formas de comunicación y .''•'••'.:•
necesidades sociales más impersonales. En segun- '.'.recreación... en fin, la instauración de un reper- '.'-.•'
do lugar, el trabajo mediante el cuál se gana la lorio devalares típicamente urbanos"4.
vida Un hómbre.queda aparte 'de sus otras activi-
dades; sin 'limites, no son ya naturales, sino arbi- • •: En este; sentido, No'rbert Elias y Eric Dunning han se-,
trarios; eriverdad, está organizado de manera tan ftaíado que el. deporte es un acontecimiento recreativo "mi-'
definida que puede separarse fácilmente, tanto en mético" que'puede producir emoción agradable, 'realizando
la teoría como en la práctica, de 'su tiempo libre"3. una función "desrutinizadora"5, .y
' . Hay que apuntar también, que no existe un "punto cero"j
Las dos condiciones anteriores .existen solamente en la de civilización, ya que no existe una sociedad sin controles ni
vida social de las civilizaciones modernas, la ausencia de ocio i..rutinas. /
en civilizaciones agrarias y preindustriales, se debe a que el Debido a. que las sociedades modernas se caracterizan
trabajo tenía, un ritmo natural, marcado por. estaciones, cere- por un alto grado de rutinización y civilización, con presio-
monias, juegos, ;etc.; y aunque después del trabajo v.enía el nes y controles rrtultipoláres, sus miembros están, en con-;
descanso, era impreciso diferenciar .donde terminaba uno y secuencia, con'tiriüamente presionados a ejercer una fuerte
'donde comenzaba el otro.
Riña Cáceres. El teatro en Costa Rica, 1890-1930. San José. UCR.' 1990. P, 21'.^;
Mimeo.' . • . ': . . . • 'f
Eric Dunning. "La dinastía del deporte'nioderno: notas sobre' la,búsqueda-de triunr
2. Iván Molina-Jiménez. Op. cit. R 177. . . fo y la importancia social del deporte". En: Norbert Elias y Eric Dunning. Deporte'
3. Enciclopedia internacional de las Ciencias Sociales. Madrid. Aguilar S.A. 1975. y oció en eiproceso de la civilización. Madrid. Fondo de Cultura Económica. 1992;?'
E 403. R-266. ' ' ' • ;; • ' . ••"''

24 25
'Chester Urbj'na Gaitári Costa Rica y el deporte. (1873-.1.921)

restricción, emocional en su vida diaria, por lo que la necesi- . comunidad de una milla en cuadm que pertenece . '•
dad.-de actividades recreativas desrutinizadoras corno los de- . a la Ciudad, está ricamente y en su mayor parte
portes, ,es particularmente intensa en dichas sociedades6. dividido en plantaciones de café, de las cuales es
. Tanto, el, proceso desrutinizado.r como el de excitación . •, el centro., produciéndose en sus vecindades las
•de las emociones en público -claro está, el que la clase .gp-, dos terceras partes de la cosecha"8. i
bernante-perfriite— se encuentran sometidos a "controles civi-
-
lizadores". Es decir, el deporte es tanto para los jugadores
, , " ' • ' . ! . . . ' ' . ^'»í
En;con,traposickm a. la descripción anterior, en la cual'
;Corn'o .para .los espectadores un reducto social, en el que pue-•$ :es notorio el'hecho de que San José era.un .poblado con.carac-
de crearse erhoción agradable en una forma socialmente li- ;• terístícas ribales', para'finales del siglo XIX, el doctor y natu-
mitada y controlada7. . fealista alenjiáíi Karl Sapper hace una descripción^distinta de
: Para tener una idea del proceso de modernidad que desde ¡(la capital:
mediados del;s,iglp XIX comienza a experimentar .en üri pri-
mer momentoi'la ciudad de San José —y posteriormente el país, fpv "... las casas en una calle no siempre se adaptan
en general—, tenemos que recurrir a la descripción que en 1845 a la ürílla>, sino que ora aquí, ora allá, han salido
hace de ésta el viajero escocés Robert Glasgow Dunlop:. de línea, estrechando indebidamente la acera ...
ül esta peculiaridad destruye o perturba... dándole
"S'e calcula que San José tiene 20,000 almas, ci- un tir, te provinciano, de pequeña ciudad. Lo mis-
fra a-mi\parecer un poco inferior a la verdadera. mo p.tede decirse de los almacenes .de comerció
Tan soló, hay en ella una-iglesia y ningún edificio o grandes tiendas, en su mayoría, porque sólo muy
digno de notar. Las calles son, como de costum- pocos corresponden a la exigencia de una mo-
bre en América, rectas y están en ángulos rectos- derna, capital... las casas privadas de San. José
dividiendo la ciudad en, cuadros de cien yardas' son bajas y aparecen como achatadas, dándole
11- españolas "varas". Las casas nunca tienen más con eso nías carácter provinciano; Sin embargó,
de un-piso bajo; unas pocas son de piedra, pero, el animado tráfico en las calles, la espesa red.de
con'muchó, la mayor parte de la tierra. hilos telefónicos, la luz eléctrica, las fuentes de
Sin embargo, en lo tocante a la distribución inte- tan dirtinguiclo [sic] aspecto en los jardines... dan a la
rior y a las comodidades sólo son inferior es,a las. . dudadun-tintey apariencia de gran capital..."?.
de.Guatemaia, aunque están lejos de poderse.com-
parar con las de países más avanzados. Todo el
territorio que la circunda, excepto un terreno dé M
«BSS ,i.
•''j-Iermógenes Hernández. CostaRica: evolución territorial y principales cetlsosde
^oblacío^'1502-1984. San José. EUNED. 1985. Pp. 112-113. '
6. ' .EticDunning.'O/). c/í. Pp. 266-267. 4rl Sapper. Viajes a, varias partes de la República de Costa Rica 1.899-1912. San'
'q:sré.'Imprenta Nacional. 1943. Pp.;39-40.

.27
Cosía Rica y el deporte (1873-1921)
Chester Urbina Gftitán.

nacional junto con algunos elementos foráneos radicados, en


' ELproces,o de modernización que experimentó la capi-
el,país, ya conocían y estaban familiarizados con dichas actíb
tal del país fue -p.asi.bte gracias .a su vinculación permanente
vidades, principalmente con el patinaje y la gimnasia10.
con l!a economía mundial mediante el cultivo del café, hecho
En 1904 'se construyó el Frontón Beti-Jai, donde los
qué posibilitó que San José;enferma paulatina y constante s'e
principales profesionales de la colonia vasca radicados en el
fuera modernizando al mejorar sus construcciones y la cali-
dad de sus servicios; esto se comprueba con los siguientes jyaís, se entretenían en sus ratos .de ocio jugando el-juego de-
pelota de su tierra natal. Al ser. un deporte exclusivo de este
hechos: en 1840 apareció el alumbrado público en la capital,
• -sector extranjero, al costarricense común y corriente le resul-
entre los años 1864 y 1867 sé construyeron e instalaron los
taba un juego extraño y desconocido, de lo cual da fe Justo A.
tanques de agua y la cañería de hierro de San José, en 1869 se
Fació en 1905 al mencionar al respecto lo siguiente:
instaló el servicio de telégrafo, en 18'81 se fundó el Colegio
• de Sión y se inauguró el Archivo Nacional, en 1884 comenzó
"... -en general,.'los costarricenses sabemos más '
a'funcionare! alumbrado eléctrico en esa ciudad, en 1887 se ;
de las cosas atañaderas- a los países sajones que
'fundaron el Liceo de Costa Rica y .el'Museo Nacional, a la
de las -pertenecientes al terruño de origen. Los
. vez qué se construyó' el Parque Morarán, en 1888 el Colegio .
¡aportes sajones, por'ejemplo, nos son casi fami-
de Señoritas^ el Edifi'cib Metálico y l'a Biblioteca Nacional, i
liares, y en cambio, apenas, tenemos noticias del
en 1889 las casas Josefinas tienen alumbrado eléctrico por í
hermoso juego'que acabamos de presenciar con
primera vez, en 1890 se inauguró el principal eje de tránspor- ¡
orgullo dé raía'.., "n.
te del país: el ferrocarril al Atlántico, .en 1892 se comenzaron :¡
los trabajos dé construcción del sistema dé cloacas y alcanta-j
Por otra parte, los viajeros- españoles José Segarra y
rulados jósefinos, en 1895. s'e inauguró'elMonumerito Nació-1
feaquín' Julia.señalaban que el interés del costarricense por
nal, en 1897 comenzó a funcionar él principal centro social .yí!
]fe prácticas deportivas europeas se debía a los intercambios
• cultural de líi burguesía nacional: el Teatro Nacional, en 1899.
;ti|"merciales de Costa Rica con el resto del mundo, principal-
inició, labores el tranvía-, en 1902 se creó el Parque de la Mer-'j
""'ifente con Europa, lo que se consideraba como el mejor agente
ced y en 1905 se construyó el.ferrocarril al Pacífico. .|
Apagador de la civilización12.
A la 'par de.modernizar, el espacio urba'no de San José,f
laclase socM'que te'nía el controldérapafato estatal comien-
.za a estructurar todo un complejo sistema dé control social;'
!«•' Para más .información en éste aspecto se'recomienda la lectura del siguiente arlícu-
político y mental, con el objeto de consolidarse en *su papefc St; lo: Patricia Tunlero Vargas, "La ciudad.de la aldea. Actividades y diversiones.urba-
de sector dominante para adaptar al costarricense a loSj |ií ñas en San 'José a mediados del siglo XIX". En: Iván Molina Jiménez y s'leyen
:,:, Palmer, eds, H'émes al gusto y libros de moda. Sociedad y cambio culturaren
requerimientos que exigía él sistema éConómico-culUnV & Costa Rica (1750-1900). San José.-Editorial Porvenir. 1992. Pp. 77-107.
capitalista. ;'• . ' K'.Citado'por: José1 SegarraV ErcHriñJ/ipor América!-Costa Rica. San José. Imprenta
elino Alsina: 1907. P. 356]'
Con respecto al origen de las prácticas deportivas en S.Í,
ildenti-
. •
país, es claro que desde mediados del siglo XIX, la burgués
29
28 ...
Chesler Ur,b,¡na Ga'Mán

. Lo anterior viene a reforzar la idea de que, al entrar en


•contacto la economía y sociedad nacional con la economía
mundial y el sistema cultural de consumo de masas, el costa-
rricense Qomienza a identificarse con las prácticas, deportivas
e n general.. ; ' ' : ' . ' • .
Por último e inrn&rso dentro de ese proceso de transfor-
,reíacióndel espacio urbano de San José, es imperativa señalar.
que la burguesía Josefina —y especialmente el sector joven,
perteneciente a ella— se. apropió de'los principales espacios
públicos pertenecientes a. esta ciudad, lo cual se comprueba
con el come/rtário que brinda Otoniel Pacheco en 1905, quien
era el editor'del Directorio de la Ciudad de San José:
'<
"... l.os "lugares'más favoritos de la sociedad jóse-.'
fina como punto 'de recreo son el Parque Mora,-
zán, la-calle de'la Estación, el Parque Centr.aly
la Sabana... elMorazán y la Calle de la Estación
son muy frecuentados en las mañanas, y tardes
especialmente por el bello sexo ... "13, . .
¡¡
En el transcurso de este libro veremos el papel quj
desempeñacon estos lugares, junto con otros que surgirán lueg<|
En sus'orígenes'en -el país, el deporte se incorporó der|
tro de ,un contexto general de diversiones, cuya práctica
cial hizp que se creara una división muy definida co'n respe
tb a los sectores que.las ejecutaban.
En\este,sentido se hará un recorrido por el origen, de Ijp
principales-disoiplinas deportivas, sus introductores, cqnoq
dores y cen.trós que las promocionaron y actualizaron.

13. • ÓlOfiiel Pacheco. Directorio de la deidad de San José, San José. Imprenta 1
' irwnri: 1905. P,1'60.' • . .. . .

30
• Cosía Rica y el deporte (1873-1921)

CONCLUSIONES

A partir'de 1873 -y'principalmente en la década de los


'noventa'del siglo XIX- se evidencia la permanente y cons-
tante identificación del costarricense con el deporte, siendo
fcl'lugar preferido-para su práctica y, por lo tanto, de.su obser-
vación. La Sabana; espacio público y de 'dimensiones ade-
guadas para tales actividades, l.o que la convirtió en el sitio de
rjaayor socialización del país durante el período analizado.
fe; La introducción del deporte -en Costa Rica se relaciona
n las principales colo'nias extranjeras radicadas en .San José
íBuerto Limón -europeas y estadounidenses principalmen-
-, ya que debido a sus lazos•so.cio'afcativos con la burguesía
iado-nal
í-'
y a sus intereses
'
comerciales en torno al café y al
anano, es lógico que los,primeros clubes deportivos se fun-
kr.án .en aquellos d'os lugares^ reforzando así la identidad de
'de esos sectores. De lo anterior se deriva el-hecho de
eí.'l:ás primeras asociaciones deportivas se dedicaran a ac-
j|Jd_£fdes que sólo estaban al alcance: de sus integrantes, debido.
e;eilos tenían el sufrciente-tiempo libre, dinero y preocu-,
- f í ó n por su salud y apariencia física, aspectos que les per-
ítrah sostener sus. asociaciones, las. cuales tenían un carác-
r|6íasisíá y -exclusivo. Basta con observar los nombres de
ftp|disciplinas a que se dedicaban: hípica, béisbol, ciclis-
esgrima. A partir del surgimiento del fútbol en el año
>'; el deporte comenzará a perder su carácter clasista, por-
|el elemento.subalterno comenzó a tomar participación
[tí'prácti.ca, dejando de ser'un espectador pasivo, lo cual se
i|ará en el próximo capítulo. .
'~obresale el hecho dfe que'hasta 1904 las asociaciones
.vas tuvieron una existencia efímera. La práctica de
es 'era vista como un acto social' más de los jóvenes acó-
ES, y no como una actividad que demandaba disciplina y

• , ' ; ' • '.'' . 59


Chesler Urbiná Oaitán _Cos.la Rica y el.depprte (1873-1921)

esfuerzo para»e].ecutarla; por esta razón .se puede-considerar APÉNDICE


este año como'el inicio de la práctica generalizada del depor-:
te. Se puede señalar que, al entrar en contacto el país en una Cuadro Ns 1
forma/estable con la economía mundial y el sistema cultural' >es y asociaciones deportivas establecidas
de consumo de masas —l'o cual se logró a mediados del siglo entre 1873 y 1904
XIX por med.i-0'del cultivo y comercialización del café-, el Años 'Clubes y asociaciones deportivas
costarricense .comienza a identificarse con las prácticas de-
portivas. : . • •1873
Jockey Club de Costa Rica (San. Jpsé)
El primer deportista que tuvo el país fue sin lugar a 1874
1875 Cl.ub.de Carreras de Caballos .(San Jos.é)
dudas don Samuel Montandón, maestro y hábil atleta, que se 1876
podía dedicar a 1.a práctica y enseñanza de cualquier discipli- 1877
na, lo .que lo Jiáce merecedor de un lugar distinguido en él- 1878
1879
¡! período del' nacimiento del deporte nacional. 4880
I Entre1 las instituciones que se destacaron en la enseñan-J 1881
za y pro0ioción;de actividades deportivas están: el Liceo del 1882
1
Costa Rica, la Escuela Normal dé Costa Rica, el Club Sporé >1883
í
:i884
Alfonso XIII, y-principalmente, el Club Sport La Libertad:-y| 1885
la Sociedad Gimnástica Española; estas dos últimas son las! 1886
principales aspcíaciones que contaban con excelentes maes| 1887
vl888
tros -.y'atletas'(te todas, las disciplinas deportivas, dándole l'889
•estas utj impulso a escala nacional, estableciéndose así ur| 890 -
vínculo'eh'treeí deporte y.la. educación. ' • í'1891
11892

i
II
f3 S,'por( Club (San José)
Dos clubes de béisbol (Cartago y Sa.n José)
1 jh
? 1895
!Í 896 )os cliibes de béisbol (San José y Puerto Limón)
I-;;
1 jub Ciclista Josefíno (San Jpsé).
f )lubd;e Esgrima (San José)
•l.ub de Béisbol Cuba (San José)

C;iub.S;po.rt Costarricense (San José).


Comité de Sport de Artesanos (San. José)

60 61
k1
Chésler Urbina Ga.iifin

Años Clubes y 'asociaciones 'deportivas

1900 Club de Sport d'e la-Ciúdad de Herediá


1901
1902 San Jos£ Polo Club (Sari José)
Cairo C.C. (Germania, Línea.Vieja, Limón')
Berlín C.C. (Germania, Línea Vieja, Limón)
pnce Hermanos. C,C. (Puerto Limón)
Malina Unión C..C. (Malina)
1903. Dos clubes de atletismo (San Juan de Tibás y San Isidro
.de Coronado) . .
Club Infa'ntil de Polo (Sa'n José)
1904 Club de Caza "Diaria" (San José)
Golf Club. (San José)
Club de Costa Ri.ca (San José)
Club Sport Josefino (San José)
Club Sport Costarricense (San José)
Dos clubes1 sport de Alaj'üela (Alajuela) •
'Sociedad del Be.ti-'Jai (San José)
Centro Español (San José),
Club Sport Dqmingueño (Santo Domingo de.Herediá) j
Club Sport Herediano'(Herediá)
Club de San Ped.ro de Poás (S;an Pedro de Poás)
Club Sport Car.tagó (Cartago)'
Club Sport de la Juventúd'(San José)

Fuentes:' El presente cuadró fue. confeccionado a partir de los'datos brindados po.r los
riódicós de circulación nacional. ,

Nota: Corj.el .fin de tener una visión,exacta del ambiente cultural en que ocurre la orgi
nizació.ri de las primeras asociaciones deportivas en el país, sólo se han incluid
en el cuadro interior las'organizaciones 'que efectivamente se fundaron para'li
fin, o que comenzaron como-clube's sociales y .luego se dedicaron a actividad;
deportivas, consolidándola form'ación'd.c una es.fera pública que.se vení'a geslái
'do desde ('a.década d'e. ló's ochenta 'del siglo XIX. . . .
Se desearían las directivas administradoras de locales, corno sálo.nes de boliche,,
linaje .o gimnasios, ya-que eslas.tenlan un ca'rácíler comercial y no tanto depórlií
Qebído a que el nacimiento en forma eslable'de'l fútbol se da a partir de 190.4'c
la fundación d'e Iba clubes Sport Josefino y Costarricense, este cuadro sólo m ™
Ira'las asociaciones que;se establecieron hasta.ese año, •
Algunas asociaciones, de'portivas de 1904 se enuncian en este capítulo,
aparecen en los capítulos ti y.III. . .'• .
L'as asociaciones deportivas fundadas entre 1903 y 1921 se encuentran en tí
d r o N 5 5 d e l capítulo V/ . • • • ' . ' "

62
Cosía FUcu y el d.eporle (1873-1921)

CONC; OTONES
En'este capítulo se ha podido llegar a una versión dis-
tinta de..a que autores como Agustín SfiUis. Madrigal'y Roge-
lio Coto Monge lian propuesto acerca del ofj.gen de'la'.prácti-
ca socia::'del fútbol en Costa Rica. Ante'-esta situación no es
que se pretenda desechar en su totalidad el aporte que esos-
autores -licieron en ese sentido, p&ro es a la luz,de sus defi-
ciencias e imprecisiones que se plantea la necesidad de deli-
? mitar mas exactamente la génesis de este deporte en el país.
| ' -Con respecto al origen del fútbol en el país, este: se en-
l'cuentra-directamente vinculado a jóvenes estudiantes perte-
I" " I' ' • " -i •'
f-íiecientes a las principales familias de la burguesía .nacional y
jfcon alumnos y personal docente del' Liceo de Costa Rica,
destacándose los estudiantes de esta institución como elemeri-
?¿\ 1 • • ' '*'
ítos propagadores del fútbol en el ámbito nacional.
fíf En la génesis- de la fundación de las primeras .asoqia-.
Ibones futbolísticas, estas fueron estructuradas'de una.mane-
ra muy singular, en donde a la par de ja ejecución de otras
Disciplinas deportivas, existía un vínculo de arra.igo eo.n las
jtliversionss y los entretenimientos tradicionales, :sobres,alieh-
po el hecio de que en esjtos años de estudio (189,8-Í904)'el
líitbol.fué una de las muchas actividades lúdicas a la que los§
s"|ganizadores de asociaciones deportivas se dedicaron, devi-
jfendo con el paso del tiempo a su práctica exclusiva.
Los factores-que hicieron del fútbol un deporte con ca-
terísticas especiales para el costarricense son los siguien-
||j introduce el elemento d.e representación nacional vía lu-
|li|depór iva er^tre el grupo.dorrjjnante y el-sectoc trabajador,
"''"¡ores qpe diferencian al fútbol de las demás disciplinas
ibrtiva.5 '.qu.e se venían practicando a fines del- siglo XDC,
s||]|puales eran ejecutadas'entre individuos pertenecientes al
*mo grupo social.

109
Chesier Urhiija Gaitán

Otro factor que mateó ía diferencia en el fútbol es que


fue';el primer deporte al que asiste üti Presidente de la Repú-
blica, lo que posiblemente le.haya imprimido un carácter ofi-
cial y de /interés nacion'a'l, atraque es probable que también
haya sid'o un medio para..ganar,popularidad y hac'er imagen ,
poljífica.
Desde sus inicios la práctica del fútbol estuvo vincula-
da a la participación de algunos elementos pertenecientes a
los sectores subalternos de la sociedad, pero debido a dife-
rencias sociales con los .deportistas representantes délos sec-
tores acomodados del' país -tanto nacionales como éxtranje- j
LA I
ros-, estos''decidieron formar su propia organización, por lo I
qué en cierta forma el fútbol puede reflejar el conflicto social'
existente. ' ' '

110
] *T n el.perío.do de estudio, posiblemente, el enemigo más
serio de los movimientos urbanos lo constituyó la Igle-
sia Qató.lica, la cual .atacaba sus formas organizativas,
Liituales, cooperativas, clube's políticos, además,de',su préri-.
f, bibliotecas papulares y las ideas profesadas por los traha-
óre's,' ya fueran-liberales o socialistas1- Por medio de la
Éan-izacióiji de.los círculos católicos de artesanos, Ja Iglesia
é^tó dividir el nádente movimiento obrero.
Íf, Mario pliva'co.nsidera,.a modo de síntesis,, por un lado,
¿xistió un movimiento secular, compenetrado coja el que-
, nacional, emanado desde el Estado, cr.eando así su pro-
rensa
fff. • •
y, por
i '.
o.tro
' i•
lado, -un ' movimiento
- •
que
, .
involucraba
• i ' ,
a
rabajadofes en un proyecto católico conservador, el cual
r'v'^' ' ' I ' ' ' ' ''''
foindaba el consuelo de -la vida 'eterna y les obligaba a
piar a toda mejora de su suerte o situación temporal2'.'
vCon la'ilégadá al poder de una 'nueva generación de li-
es/a .principios del siglo XX y-el nonj.bramientó de un
0.. obispo -cargo que recayó -en la figura de monseñor
¡fespar. Stork, para el período 1904-1921-se presentar!,
ridicionés para iniciar un nuevo tipo de relaciones de
í-'v- ' ' ' I '
(ientb entre la Iglesia y el Estado, de manera lenta
rístante'. . • ' ' . ' '
í se inicia un proceso que va ir acercando a ambas,
i. ones,.hasta establecer una alianza ideológica que a1
i ina. Op. cit. P. 37.
'
lí&l. P.38:'1

1! . 113
Chester U.rbina Gallan Cosía Rica y el deporte (1873,192-t)

partir;.de 1940 se convertirá en formal y jurídica. La o'riental


' 'i . . . • ' . . ríri
El Obispo al ubicar -al' clero en una neutralidad electo-
ción.dfe la Iglesia costarricense se deriva en forma indiscut| fírata de mejorar su relación con ¿1 Estado. Considera que
ble de, los cambios que se ope'ran en la Iglesia universal. [entras no liay peligro para la Iglesia, no hay necesidad de
II De las'pdsiciones del papa León XIII en materia social üar en e] campo político-electoral. Para la clase dominan-
de gran influencia en el obispado de Thiel,.se pasa con-Pío J |áte hecho significa un gran alivio, después de la experi'en-
a posiciones defensivas 'y ultraeonservadóras. Este camb)| |yivida con el Partido Unión Católica en 1894.
de posiciones permite explicar el repliegue que experimenj La cuestión social no ocupó ningún punto de interés o-
la Iglesia costarricense en el obispado de monseñor Stork|' alisis para monseñor Stork, pues en este "modus vivendi"';
¡que en definitiva;favorecen el Estado liberal', cuyo proyeci ||re la Iglesia y el'Estado ío que interesaba era la obediencia
^político-cultural no se ve afectado por una doctrina social cril •adosa cristiana, definida por el Vaticano y;vigilada por la
tiana identificada con los grandes sectores populares3. 'J Slesia. ; ...... '
Lo anterior se confirma, al imprimirle' monseñor StorJ !;, Por este motivo- la'capacitación del clero está orienta-
a su gestión un' carácter conservador, .proveniente de las Éa aspectos doctrinales relacionados con la moral' y la fe, y -•
'.rectrices del Vaticano. Sti línea de pensamiento está dlrect|| definitiva, lo que va a caracterizar su acción pastoral..
mente influida de las. recomendaciones que emanan de le | esta forma, al pueblo se le predica la obediencia piadosa
' pontificados, de Pío X y Benedicto XV. Como se refleja el lstiana y persiste en la crítica a los excesos del capitalismo,,-
.sus cartas pastorales, en las cuales éltema moral, de gr|| ||rp desde la perspectiva dé la moral cristiana, donde era--.su---s
preocupación para-Pío X, también pasa á ser tema de análifj ente acogerse a la palabra del Señor para acabar con'
.para él obispo. Stork. • . ' S los males que afectan a la sociedad.
La educación fue uno de.los principales temas de Tal como' se ha visto, el obispado de monseñor Stork
cartas,pastorales, debido-a que sobre ella descansa la difi ró^ restablecer la armonía entre la Iglesia y el Estado,
sión-del mensaje doctrinal; de ahí.que gran parte de.los cif Ocurriéndose así a una política eclesiástica, conservadora y '
mentários resaltan su importancia y la necesidad de que'l í¡.sumisió'n al poder civil^ y por ende, al Sector hegemónico
Iglesia recupere poder eirrese campo. l l a sociedad. . . .
'• La intención del .doctor Stork e"s de acercamiento % Una vez que el Estado liberal determina y condiciona ,
' ' - • ' • • $1
Estado, lo cual.trata.de lo'grar-mediante continuas comunic|! w'ésfera política de la Iglesia -factor indispensable para el .
..ciones a través de notas, visitas/y otros tipos de relaciones Éder civil en el plano, de dielias interrelaciones- se dan las •
•Desde el inicio-de su obispado quiere comenzar su trab^Vt indiciones para el mantenimiento de intereses comunes, a .
Hffi i - ' - " '

sin tropiezos con el Estado . ||ber: e!respeto ala autoridad y aiorden establecido, en suma,
igencia de las.relaciones de producción capitalistas5. .
3. - Soru'a B.elrano ValVerde el al. El Estado costarricense y lajglesia Católica 1900-1939$
participación de los sacerdotes en el Poder Legislativo. Tesis para optar
I de Ucehc¡aturá>n Historia. San José. UGR, 1994. Pp. 99-100.
4. Op.cit. P. 101. Ibíd. Pp. 121-122.

114 115
Ip.
tes*». Chesler
' :0rb¡na Gailán • Costa Rica y el deporte ¿1.873-1921)

Se .debe.notar que el fin del siglo XIX supuso la culmi


|S/j San Pedro de Poás se ha fundado uno- en el que figura,
nación d,el proceso de secularización social,,cuyo eje -desdfl "mo Presidente el Presbítero Porras, cura'de aquel'lugar"^.
1850- fue el espacio urbano, asiento de la burguesía agrícola^
:.. Es necqsarib destacar-que el nombre/del, sacerdote en
y comercial. L.a.transformación que el país v,iyió entre 1;880 ffjición es el'de don Alejandro Por.r,as, cura interinó de esa
1890 se expresó: yfyidaníente en el conflicto eníre la.Iglesiáíj
llpiidad, quisn posteriormente tendría una amplia participa-
Católica y los liberales, sin embargo, el verdadero .trasfondol ;¿!i comió car. ellán de:diversos centros deportivos obraros8. .
de .esa ' disputa.fue más' ' amplio: el desvelo de los' .científicos,
1 • - / , ' ' ! , - ' .'. W. Se debe, comentar también que el nuevo fenómeno que
intelectuales, profesionales y políticos aUervició del Esíadol ™?:' ' • ' ' •' ' • ' •' ' '•' •
presenta con la participación'de religiosos-en organizador
.por controlar, y "civilizar" la cultura popular.El fin era convertí Hisodales y deportivas se originó coincidentemejite en el
a campesinos y artesanos en una ciudadanía fiel-.y patriota^. • ¡i||ll90.4 -el. misino en que inició su obispado monseñor Stork
La figura del sacerdote en las comunidades del país h; Hlje como se ¡supone, .arrancó, en el 4tea raral fuera del'Valle
sido, quizas, una ¡de las más destacadas y visibles, donde s Pítral, aunq-je como se verá'más adelante, fue en esa área
conducía, opinión,1 apoyo y dirección en diversos campos-comtí' |í|gráfica do íde comenzó a tomar fuerza.
por ejemplo el- moral, el, espiritual,-el político y el de acerca] lf Al fundar.se el Club Sport Josefino en noviembre de
miento y fraternidad entre los fieles- ha tenido un gran pes< É4, la presencia de un sacerdote -de origen español entre la
para: el costarricense. Todo lo anterior la ha hecho merecédo| fJ'|iina de socios honorarios constituyó un elemento, digno
íW^i ' ' ' . . . • '

de una posición .de liderazgo comunal indiscutible. iSj'destaear. La j,unta. directiva estaba compuesta por: presi-
La pérdida clel poder y liderazgo político experimenta; l|ilíe honorario Jaime O. Bennett, vicepresidente honorario
da 'por la Iglesia Católica desde fines del siglo XIX —s.obrfj Eternas Scott capellán .pjesbítero •Andrés Vilá y Albo.y so-
todo con la supresión del Partido Unión Católica-, no.signi llo honorario Gonzalo Quirós E9. •
llíp.-. ' . " ' . • '
ficó una pérdida fatal de prestigio, poder y liderazgo del cíe Pero también de la.iniciativa de los jugadores nació la
ro nacional, en tas diferentes comunidades. iBá de realizar actividades con• ••el •fin J de .ayudar a obras de
Por el contrario^ una nueva forma de acercamiento coi| |;\ ' I ... •' . .. '.
iteres comunal, como lo demuestran algunos socios de uri
la comunidad qü$ utilizaron algunos curas, con el fin de con* l|ato deportn r.ó de Santo.Domingo de Here.dia, en jumio de.
solidar su papel de .adalides comunales, y que constituye une ?9p5, quienes'prepararon una comedia, con el objetivo.de reunir
de los aspectos más sobresalientes en la rápida aceptaciórj £»'• I
f
;del fútbol en el país -con respecto a la práctica de otros, de te
El Noticiero. 7,de agosto de 1904. P. 3.
portes- es el irnpulso dado a la organización y dirección d|
El nombre del padre Alejandro Porras se encgenlra' en: Archivo de la Curia Metro-
asociaciones futbolísticaSj como .lo demuestra El Nóticier¿¡ politana de'San'José. Parroquia de San Pedro de Poás. Serie: Bautizos. Libro N° 6.
' . N Q del rollo clel microfi.lme: A-086. .
en un artículo,'publicado el domingo 7 de agosto de 1904|
Para más .información acerca'.de ia vida del padre Andrés Vilá y Albo se recomien-
da leer la siguiente obra del presbítero Marco Hugo Castro Mora. AJÍ es nuestra
parroquia Nuestra Señora de los Desamparados, 1995. Pp. 44-45.'La inclusión del
padre Vilá enlla.nómina de socios honorarios del,Club Sport íosefino se encuentra
. Iy,án Molina Jiménez. Op. c/t P. 172.
en El'Noticiero del 5 de noviembre de'1904. R.3. •' ' "' • • '

116
117
Costa Rica y el deporte (1873-1921) '

Chesler Úrbiná''Gaitán
La directiva quedó organizada de la siguiente manera:
¡"presidente honorario sacerdote Alfredo Jarquía, que aunque
(tío formaba parte/activa, en los juegos apoyaba con mucha
voluntad al club, presidente efectivo don Raimundo Solano
Alfarq, vicepresidente don-Éliseo Tarquín,'secretario don Fran-
cisco Redondo García, tesorero don Manuel Antonio Solano;-
:-y vocales don Aristides Moya Carrillo y don Marco Tullo'.
Sáenz11. . '. .-t •'•:/• • . ; •• • . .•'••..'.":
: Con respecto ala vida del padre Alfredo Jarquía, se ;
f sabe que era de origen nicaragüense^ y que íe$idió en Paraíso :
El padre Andrés . |con sus hermanos, donde'hiostró mucho interés-por iniciar el. •
ViláyAlbó- ,' fútbol en esa localidad y tfansformar la .plaza de ese lugar en.;
ANCR.Í' ' :
un sitio adecuado para lás'ipráctlcas deportivas12. • • • -•.-.'
•Los padres del Seminario y los estudiantes de ese cen-'rl
ftro-füeron los; primeros en, crear uno de los más destacados.;-
I equipos de fútbol en el año 1906. Esté hecho se dio gracias á
lia presencia dé sacerdotes.extranjeros en ese centro de ense-
¡í'ñanza -los padres Pauüiiós Alemanes- y a la pasión por los
^deportes entre sus alumnos13.
•Mientras tanto, a fines de 1906, en la villa de San Isidro
Coronado, un grupo de jóvenes se reunía todas las tardes
:;pára.practicar el fútbol, lo-que organizó el Club Sport Japón,..
•^que tenía com'o uno de sus'fines principales estrechar las re-
^laciónes con los pueblos vecinos.
fondos para íos tfabajos d'e construcción del' nuevQ'templo-deJ ;•* El sacerdote de esa comunidad fue tomado en cuenta
ese lugar 10 .' "' . . | entre la nómin'a que componía la primera directiva de.ese club:
.Poco a poco, otras comunidades comenzaron a fundar.! presidente honorario Preso,: don Gregorio de J. Benavides,
sus clubes con el apoyo de sacerdotes. Así, por ejemplo, ell ipreáidente efectivo don Aqüiles Gamboa, vicepresidente don
domingo 21 cte octubre de 1906 se instalo el Club Paraiseñofj
FootBall, integrado por joviales muchachos que se entusiasma-! 15:11. Ibíd. 25de.óctub,redel906:..R.1.
í'12. Losdatosdel padre Alfredo Járquln se pueden localizaren la ¿¡guíenle obra: Aulo-
ron por sacar a su comunidad del retraimiento en que estaba. ' .res varios. 'Ayer Ujarrás... Hoy Paraíso. -Siglos XVl-XX. San José. Servitex Flores.
1'993. P. ÍS2. • ,' / : :••:'•• '• . .
El Orden Soda!: 3 de noviembíe de 1906.' P; 4.'
,. 7 de junio de 1'905. P. 3..
10.
119
118
Cltesler Lfrbihá frailan . Costa Rica y el deporte-(1873-l921)

Por otro lado, a raíz d,el interés .por .estrechar las reía.- )
^!#>!¿i <

¿pones con.o xas comunidades y a la vez propiciar la- uñióri.de 1


' .* <• í

lia feligresía, nace.el impulso de estos sacerdotes por concer-


*«•!,"! ;tar partidos con. otras localidades. En pste. sentido, la celebra- |:
pión de fiestis patronales fue el recurso más .utilizado, pues \n ellas' se alternaban los festejos

||encias deportivas, • . , ' . ' • ' • -'4.


En -un primer momento, la identidad .cómurxal. costar.ri- •
|ense.giró erj .torno- del edificio del. templo, .ya que este era-, el ¡
|ú'gar de mayjor concentración de personas, principalmente a
|<rhor,a de la', celebración de oficios religiosos; pero con'la ;
fegada del fútbol, es probable que la,plaza de deportes, ubi-- i
gáda fíente al templo, fuera complementando;enfo,r.mapáu-' !
pttina.el-pap.él desempeñado por el elemejito religioso en|a
|eonformacióri de la ideqtidad comunal costarricense... V:
El papel de identidad comunal'que fue creando el fut-
Lois padres Paulinos A lemanes de Costa Rica. Sentados de izquierda a ió! s,e.debe, en gran medida, al apoyo brindado por algunos
derecha: M'enzel, Biessing, padre visitante, Trapp y OhlemiUler. De pie '• sacerdotes qv e comprendieron el gran significado asociativo
en el mismo orden: Scfreufgen, Maubch, Gebrand, Schmitz, BornyHen-, ¡•¡de fraternidad que creaba este deporte entre las diferentes
niken.AECM. '! • '
onas que componían unta-comunidad éclesial. Así se ob-
¡rva en El Orden Social el sábado 13 de julio de Í9£)7:
Ramón Flores,, secretario don Manuel A, Valerio, tesorero don
José Villalobos Á, vocales 'don Macedonio Fonseca y. don "Muy animada estuvo la fiesta en San Pedro de
IsmaeÜ'Vilialobosj14. ' - 'i Poás, según informes que hemos recibido: 'se cantó
Según lo anterior, es evidente que algunos'-sacerdotes] una solemne-misa, haciendo el panegírico del
que contaban cortun fuerte compromiso religioso, quisiéronos Santo e>l Presb. Dr. don Mardoqueo Afee. A me-
promover y apoyar la iniciativa que algunos jóvenes tenían^ diodía sej\u(gó una partida de foot-ball entre afi-
d& buscar su regeneración y sana recreación, valiéndose d&| cionados déla localidad y miembros de-un Club
una orgaríizací,ón ¡.deportiva, a la vez tener un mayor control? de Sport Griego, en él obtuvieron la victoria los
: social sobre la población. Ufe, segund&s. No podía ser. de otra manera como que
éstos, son,más prácticos. En la noche hubo gr,an
velada con vistas cinematográficas. Al segundo^
14.' tb'íd. i'° de diciembre de 1906. P. 5. día cantóse otra solemne misa; hubo nuevapartida

120 121
Costa Rica y 'el deporte (1873-1921):

Chester Úrbiriá' Paitan,'

defoot-báll,.pero entre solo jugadores del lugar,


y en la nocheveluda con entusiasta concurrencia "ÍS.

El aporte a 'fe educación física y el deseo de atraer al


costarricense hacia nuevas y sanas' diversiones, cómo es el
• caso del fútbol, se debe indudableiriente á la figura de algu-
nos religiosos, tanto nacionales cotrio extranjeros, que esta-
ban comprometidos con el desarrollo., y progreso'de sus fieles.
Por iniciativa del presbítero doctor Antonio Monestel y
do'ní Juan.Muriiro', cura y jefe político, respectivamente, del
Él presbítero Mardoqiieo
n'uévo catítón de S'an Antonio de Belén; se fundó'un club de-f
.' Arce.AECM.
;portivQ en-©se pueblo, el que fue inaugurado el domingo 28§
d'e julio,,de 1907 con una fiesta. El club, quedó confirmado?,
v cori el nó'mbre "21 de julio", fecha cuando el pueblo obtuvo-
su independencia administrativa. Su directiva quedó organi
zada de lia forma siguiente: presidente honorario presbítero!'!
Antonio Monestel, presidente efectivo don José Murillo, vi|
cepresidtente don Carlos M. González1, secretario don Neret
Zumbado y prosecretario don J. Rubén Umaña. El centro cóiii
. ' ;tab'a con 17 socios activos y Í8 honorarios16. .í
De 1,0 anterior se destaca la confluencia de iniciativa
: que surgen de los dos principales'.líderes Comunales de Sa|
: Antonio.de Belén, y el papel de colaboración'que-emprende]
eri la búsqueda déí: progreso de ese naciente cantón.
, La'figura del sacerdote Mon'estél es importante,-y a q |años. En 1921 fue nombradp primer obispo de Álajuela.
constituye la primera participación de un alto jerarca de la Igl| pd'pn Antonio s,e sabe que cursó la segunda enseñanza en el
sia Católica ,e'n la fundación de • una
• •asociación
• • • deportiva. .Bal
¿I J&glo- Semhiario, con los padres. Paulinos Alemanes, en
algunos-de los principales actos de/la vida de este sacerdote P'6'•partió para Roma, donde se ordenó como sacerdote el-
destacan los siguientes: en junio d'e 18'93- se hizo -cargo-' p9'de.dictemb're de 1891 y regresó al país en 1893.
curato de San Antonio de Belén, permaneciendo allí dura ||i Un aspecto importante de la vida de este obispo es que
ite.su estancia en .Europa conoció a Don Bosco, por lo
'i- prensa nacional asume qué su amor a la juventud y el
i5 Ibia. 1JI.-J--- . . inm
16. E/N 0 <¡c<era3Í.dejuliodel907.
" " 123
122-
Costa Rica y el deporte (1873-19.21)

También en el club, donde los vencidos humilde-


fomento al deporte lo haya heredado por influencia de aquél mente obsequiaban y brindaban, vivando a los •
destacado, personaje'17; . . vencedores"^.
•'•. JLos cantones que fueron influidos en su fundación e
identidad comunal durante el nacimiento del fútbol fueron: Con.o se nota, el mencionado.local'comienza a consti-
SanIsidro deHeredia (13 de julio, 19.05), Belén (8 de junio, .j tuirse en un nuevo y amplio, espacio cultural, ya que luego de
1907), Santa Ana (29-de agosto, 1907), Alvarado (9 de julio, .') los partidos promueve el compañpris.mo entre vencedores y
1908), Orotina:(.l? de agosto, 1908), Alajuelita (4 de junio, j vencidas.
1909), Acosta (27 de octubre, 1910), Vásqúez de Coronado j , Si bien es cierto que .algunos .religiosos dieron amplio
(15 de noviembre, Í910), Siquirres (19 de setiembre; 1911),; apoyo a la promoción y práctica del fútbol, no to.dps lo.mira-
. Osa y Buenos Aires (26 de junio, 1914), Tibás (27 de julio, ban con buenos ojos, especialmente cuand,o los .partidos de
1914), Moravia|(l° de agosto, 1914), Oreamuno (17 de agosto, -j Resé deporto interrumpían la celebración de los oficios religio-
1914), Áb'arigares (4 de'junio, 1915), Alfaro Ruiz (21 de ju- j sos. Lo arterior se ejemplifica en un partido celebrado en
nio, 1915), Montes de Oro (17 de julio, 1915), Montes de | [Barva de Ijleredia el lunes 27 de enero de 1908.
Oca (1° 'de agosto,, 1915), Flores (12 de agosto, .1915) y j
.Turrubar.es (30: de julio, 1920)18. '. '.I "En zl match de ayer enBarva., entr'e el "Renaci-
'Cabe'.señal.ar que debido a la gran simpatía y aprecio! miento" y "El Coronel Aguilar" triunfó,el pri-
que .gozaban algunos religiosos en sus comunidades, no erá| merc por dos goals.:A medio j.uego .pretendió un
raro qué'algunps partidos fueran dedicados a ellos; inciusivé| cura 'detener la partida so pretexto ée que había
en algunas coniuni,dades, como en el caso de San Pablo dej rosario. EÍ juez y jugadores indignáronse. Conti- .
. Herediá, el local' que ocupaba la casa cural se constituyó e|| mió <:/ match sin novedad a pesar de que el'cura
' un centro social por excelencia después de los partidos di habh > con el señor Jefe Político, quien estuvo a la
fútbol: •' : ." -1 altur i. que era de -esperarse. El público prefirió la
diversión a la devoción .
"El match que hubo entre los clubs "La Unión"
y. el "Franklin" estuvo reñido-. No ganó el prime- i ' ..
i En cata cita, se nota claramente la subordinación cultural
ro:por.haber cambiado los jugadores el segundo; |t Iglesia frente al Estado., en donde el fútbol -como un ele-,
pero con todo y eso casi. La fiesta estuvo lucida, 'ito cultural fomentado por el liberalismo- ya había logrado-
y hubo ¿/i buen refresco en la casa del señor cura.' en forma poderosa al costarricense de la cqnsagrációni
M. icaciíjn a los servicios religiosos -como por ejemplo el

Para ijiá's detalles leer la entrevista que el periódico La Prensa publica


17, • obispo Monestel el 13 de agosto ds 1921. P. 3.
'•ÉlNoticiero. 26-de setiembre de 1907. P. 2.
18., ffemiógeries Hernández. Cosía Jiica: evolución territorial y principa les cetul JUd. 23<de enero de 1908. P. 3.
• po&lacúSa 15O2-19S4: San José. EUNED. 1985. P. 173. '. ' •'•' j

124 125:
ChestefXJrbina Cráifán Costa Rica y el deporte (1873-1921)

. rosario y la misa-, notándose una sensible baja en la asisten-! I/Valle Central, porto que se supone que el costarricense que
cía a esas actividades, los- domingos principalmente, ya que? vivía en esa área geográfica simpatizaba, en su gran mayoría,
•el partido atraía a gran número de cristianos y a veces el bar. |::coü su práctica y expectación. .
Ion -cómo éji el caso dé San Rafael de Heredia- interrumpía \s seivicios . religiosos
Pero, com'o21.todo fenómeno social
' que comienza a alte-'
í rar los .valores prevalecientes' de la sociedad, hubo diversas
La caijsa de que él balón se metiera en el templo a la;; I formas de reacción' ante tal hecho. •,
Hora 'de la celebración, del ofició, religioso se debe a que, en ¡' Una fue ver el fútbol como un, aspecto que estaba per-.
ese preciso momento,, algunas personas practicaban el fútbol < turbando la forma tradicional de cotidianidad, según sus va-:
en la plaza ubicada frente al templo. i- lores y forma de explicar la realidad. Lo anterior se ilustra con el:
En cuanto al origen de la plaza dé deportes, se encuen-í £• caso particular de una señora vecina de Heredia yqu&ElNo'ti-:::
tra en él sistema de fundación liírbanístico que los españoles i ¡ clero dio a conocer el. miércoles 11 de noviembre de 1908:. ;
instituyeron'durante la colonia, donde él cuadrante central de
una comunidad lo constituía unaananzána de .terreno, ;de uso "Una señor a nerviosa tiene por penitencia hacer . •••'.
comunitario, el cual servía corrió punto de referencia para la todas las gacetillas que íralan.sobre el latoso fooi- ',
construcción dé los principales, edificios de la localidad, él ', .batí, penitencia que cumplirá hasta el día de San' •;
templó parroquial, el cual' casi siempre se ubicaba al costado Silvestre ó sea el 31 de diciembre. Esta señora
este dfeesa rrianzana, y el cabildo, al oeste del mismo terreno I las lee de rodillas y sobre un "Escudo" que se
públic'o. parece al "Escudo Católico", de grata memoria.'
Ahora bien, que los partidos sé Jugaran a la hora de la ; ¡Dichosa de ella?"22.
celebración de los oficios religiosos es pura coincidencia, y
dé ninguna manera se hacía con el propósito de competir con Por otro lado, algunas personas miraban en el fútbol'
este tipo de actividades, ya que las coníunidades por costum- '• una-excelente forma de sociabilidad y diversión sana de la'.
bré y por otras circunstancias —como decidir ir, a una determi- , comunidad-principalmente atractivos premios para los equi"'
nada 'hora o la organización del horario de actividades del ] pos de muchachos que jugaban en las festividades comuna-
sacerdote— son las que determinan que no se pueda hablar de ; . les. Por ejemplo, el caso de las-fiestas patronales de San Lo-',
una Hora fija de celebración de'Ios actos religiosos, sino más i renzo de Flores, donde un vecino puso en disputa un balón de
bi'en de un tango, de tiempo en él cual se .pueda establecer la \n de losfútbol'
mismos;como premio al equipo que resultara vencedor en el:
partido programado'para esa actividad23. • .,
En 1908, la afición por el.fútbol se había popularizado\n forma : vertiginosa
Posiblemente,
por todo:
la decisión
el paíSj principalmente
de algunos costarricenses
en elj
''-tanto.hombres.como'mujeres- se inclinaba niás por asistir:

í 22: El Noticiero. 11 de novjenibre de 1908. P. 1.


21. £1 Cronista. 9 de marzo de 1908. P. 3.' •;-23. La Tarde. 6 de agpslb'de 1921. P."4.

126 127
Chesler Ur.bjna Gaitán ' '• Cosla.R¡cay'ékleporte:(.|873-l92l.)

i
los'domingos a la plaza a presenciar los partidos., qiie por espléndido, pues los días jueves, viernes y sába-
cumplir con el/deber de escuchar misa., debido a queden la dos santo se pasaron muy agradablemente"^.
actividad deportiva1 se encontraba en completa libertad de
gritar y decir lo que..se le'viniera en gana, mientras que en la 1 ,*. . . .Gomo f e nota, el Ferrocarril al. Pacífico se constituyó
misa debía demostrar una actitud de mayor compromiso con ';• en un eje principal de expansión de valores y costumbres del
eLacto que se estaba realizando. . • I Vall;e Central hacia las .poblaciones por las .que transitaba, a
Hay que íenbr en cuenta que pese al apoyo brindado la vez que las integraba en forma decidida a la economía
por la Iglesia al! fütbpl, este por ser parte de un proceso de nacional25. • . • •
consumo masiyo;escapó.,del control de esta institución. ' Poco a poco, pero en. forma constante y creciente, la
En los primeros diez años del siglo XX, las asociacio- í identificación del costarricense con paseos y •excursiones .or-
nes deportivas contribuyeron enormemente a imprimirle un V.gam'zados poi los clubes., y a la vez con la práctica y expecta.-
carácter secular a. la Sérnana Santa, mediante la organización prón- del fútbol, fue acaparando más su atención, lo que lo
de excursiones y paseos a Puntarenas, jugando un papel pro- i I-alejó de algunas actividades religiosas. Esta'actitud'obligó al
tagónicb en este ,proceso el Club Alfonso XIII, tal como lo :; 'obispo .de Costa Rica monseñor Juan Gaspar Stork a pfonuh-
demuestra<un periódico.capitalino, el'18 de abril de 1911: I ciarse al respe cío'en su Carta Pastoral Ns 11, publicada en el
1 ' 1 ^ario 19!l2 y tituladaXfl. santificación del domingo y días fes ti-
; . "E'ste, club llevó to 'efecto el paseo a Puntarenas ••vos, en la cual:hace un llamado a los padres de familia de
preparado.para la Semana Santa. Además de los is enseñar a -sus .hijos los valores y las responsabilidades del
sodas, asistieron muchas .personas que aprove- | cristiano, sobritodo la de asistir a las explicaciones del caté-
charon,las vacaciones, de esos días y el pasaje [ cisrno domink al'26, por lo cual el obispo se verá obligado a
' barato -en el tren que ofrecía el Club, para dejar el I advertir de las consecuencias'.de utilizar el dorjiíingo para ñ-
fi-ío San José e •/> a gozar de las delicias del puerto., E! nes meramente seculares27.
Él jueves á'laí 7 de la mañana partió el tren ex- Las comjunidades y, por ende, él costarricense .estaban
priesó,con tres carros en los que iban no menos de i experimentado| un cambio mental y de actitud, triunfo'logrado
cincitenta.personas. Iban señoras y señoritas y la | por medio del proyecto cultural liberal de secularización de
•travesía sé hizo en4 horas. En Puntarenas se alo-
jaron tos paseantes en distintos hoteles, y se or-
'La Prensa Ubre. 18 de abril de 1911. P. 2.
ganizaron paseos por el mar, en lanchas y gasoli- Con respecta a la incidencia que tuvo el Ferrocarril al Pacífiqo por l.as localidades
nas, ya pie por el puerto. que estaban Centro de su rula, se recomienda la lectura del siguiente ,t'r.kbajo: Her-
ber.lh Ulloa Hidalgo. El ferrocarril costarricense al Pacífico:"c.onstruccion e inci-
El regresóse hizo él sábado a las 4 de la tarde, lle- dencias (1897-1:932). fesis presentada para optar al grado de Licenciatura en His- '
gando, el tren a esfa ciudad a las ocho de la noche. loria.. Universidad de .Cosía Uica. 1990. • -'
Juan Gaspar Slórk. La santificación del domingo y díasf&sfivos.'-CÁr.iz Pasto-
Fue una feliz idea de la Directiva del Club al . ral N? II, (l£j-3-l'91'2). P. 4.
proyectar un paseo al puerto, y el resultado fue Juan Gaspar Stork, Op. cu. P. 7.

• 128 ' : . . 129


''Chesler Urtí'íha GaítáVi Costa Rica y el deporte (18734921)',

las costumbres', donde el fútbol constituyó una práctica- cul- fíde tiempo del día .domingo a eíl'o o a su observación, aleján-
tural para lograr tan ansiado fin. •dolo así de su significado original de dedicación al Señor:"
Lo anterior es confirmado por el Dr. Stork en la siguiente
cita: "Por eso dedicar algunas horas a diversiones
honestas en 'el intervalo de los divinos oficios no
"Mus, ~ay! V.eñeratilés Hermanos y Amadísimos es pecaminosoi con tal que a esto no se destine
. Hijos, ÍU profanación del domingo y de los días todo el día santo, porque del fuer a tergiversar en
festivos se hace costumbre en muchos pueblos aún . algúnmodo, elfinprincipal del domingo, que es el
entre nosotros: se permiten con tanta facilidad servicio de Dios y .nuestra propia santificación"^.
trabajos serviles, que muchos convierten el día
del Señor no en día de santificación sino en día Monseñor Stork, por otra'parte, consideraba que era"
de disipación y de placeres-! precisamente el domingo el' día en que el libertinaje y el ex-
• ¡-Cuántos por motivo de poca monta, por respeto. :lceso se manifestab,an con más fuerza en el costarricense:.Esto
ÍK humano, por indiferencia religio'sa se abstienen, íse debía, según'él,, a que el domingo se liberaban por medió
¡f . de asistir a las-oficios religiosos en esos días!El de juegos y excesos de. toda especie, las pasiones reprimidas;.,
sport, para muchos, llama más la atención que el .... ?:con el trabajo de la semana31. ;
I ínter es religibso de sii alma:'juegos) paseos, reunió- : ; • ; : Lo anterior ilustradla manera en que el fútbol, un ele-:;
te
nés, etc., se prefieren a la visita de l'ós templos"28. ':,'•• i mentó importante en la cultura de masas, se insertó en la cul-
ítura; popular,: secularizando,poderosamente las actividades ..
El sistema de costumbres, que hasta ese momento ha- ^recreativas que; hast,a ese momento-en su gran mayoría eran
bía conservado el'costarricense -sobre todo en'materia reli- religiosas. \ •
giosa-j, se vio alterado por una c'iert'a "indiferencia", donde Por.último él obispo):Stqrk brinda el siguiente consejo:
las actividades laicas le atraían >y divertían más, como fue
'el ca'so'particular; del fútbol: "Pero no es-razón suficiente "Y'para conchar, Venerables Hermanos y Ama-
para dejar de asistir a, la Misa un paseo:, la visita de un dísimos Hijos, os decimos otra vez: Celebrad el •'
amigo 'o los juegos deportivos, aunque'sean públicos y de día del Señor-, como deber de conciencia y no os
. gr'an aparato "29. . ' dejéis llevar a.profanarlo-por varios pretextos de .
i • '
diversiones ni-por el mal ejemplo, ni por mandato '
El doctor Stork no estaba 'e'n contra de la práctica del de hombres sin religión ni conciencia. Si tales :

fútbol ni de los deportes, sino que; se dedicara gran cantidad hombres se burlan de vuestra fe, si os amenazan o '•

28. ídem. 30, Op. cit. P. 11.,


Op. clt. P. 9; |3J. Op. cil. Pp, 12-13. .
'29.

130
Chesler Urb.ina.Qailá,n Costa.Rica y el.deporle (1.873-1921)

quieren persuadir a que obréis como ellos, res-


ponded animosas'con los Santos Macabeos: Pre-
' séryenos Dios de ello, no nos es útil abandonar
. laEeydeDios"32. '
' " ' " ! ' • '• ' '
. De la cita anterior se desprende un discurso que enfren-
taba directamente a la Iglesia con la promoción e impulso'/
por parte del provecto, cultural liberal de secularizar las eos-j
•túm;bres.y mentalidades,, por medio de la práctica y expecta-|
ción dpi fútbol. Dicha actitud se evidencia en la posición oficial^
que asume la iglesia, a través del pensamiento de monseñoríj
;.Stork,..la que tenía'como fin exhortar a los fieles a cumplir los*;
titeo-
deberes religiosos., imás qué obstaculizar el ya mencionado1' te
proyecto- estatal,, como, se comprobará más adelante. •
Sería erróneo querer generalizar que el pensamiento del
doctpr S.tQrk-Si bien es ciejto manifestábala posición oficial]
de la Iglesia- fueía compartido y puesto en práctica por todos|
los fieles y por las bases menores de la institución religiosa.
Hay que' destacar que a partir de aquellos años, la tradi-
ción de asistir los-domingos al:partido comienza a enraizarsé'
fuertemente en el'ser costarricense, donde la transmisión á|
través derejernpio de padres a hijos, ha sido fundamental.
Otro sacerdote,, que promovía la-práctica del fútbol en-j
iré sus alunónos, fue e,l director del Colegio Anglo Arnerica-1 Monseñor Juan Gaspar Stork.
no, el padre Odel'l Russell, quien mantenía una concepción^ Obispo de Costa Rica, entre los años de 1904 a 1921. AECM.
más exclusiva de la ¡práctica de este deporte y. del béisbol, yá|
que sus muchachos 'solo jugaban los 4 d.e julio en Puerto Li-J
tonidos ,en Cosí i Rica, de la Northern Rail\y.ay Company y de
fhón.con'.el Club; Sport Limón,, compuesto por destacadas fí-f
¡kUnit-ed Fruit Company33.
guras del personal admihistrativo de la Embajada de los Estados]
En.Puntaien.as el fútbol y otras prácticas .deportivas hi-
peron.su entrada triunfal en las fiestas cívicas de marzo de
32. Op. cíí.-P. 13. El destacado.es mío. i -e. 26 de mayo de 1913. P. 1.

132V 133
m CheslerUrbina Gaitári Costa Rica y el cleporle (1873-1921)

1914, ique conta6á con el apoyo y la satisfacción dé la comi-;


si'ón de las fiestas nombrada para tal efecto, .donde se destaca i
la figura del. presbítero Salomón Valenciano'34.
El fútbol continuó su camino ascendente como formal
"de celebración del festejo popular. IJo anterior se confirma en |
julio de 1916, con motivo de la festividad de la Virgen delj!
Mar'de ese ano. Esa solemnidad fue presidida por monseñor!
Juan Gaspar Stork, a quien se'le dio-un gran recibimiento en '3
la estación delferrocarril al Pacífico"; Éntrelos actos con los¿
que fue homenajeado- s"e citan una retreta;, una iluminación y-«
un partido dé fútbol en la plaza Cairas', dedicado po'r el Club |
de'la Jüve'ntüd35. • • - . .
'Por otra parte, para demostrar'que monseñor Stdrk.no-1
estaba en contra de la práctica" del fútbol, se sabe que a priñ'-j
cipios de enero de 1917 proporcionó/al Club'.Obrero Juven-|
tud Mariatía el dinero pa'ra que'sus miembros adquirieran sus j
• implementos deportivos36.
Con e;ste patrocinio económico se logró cierta identifi- Equipo de fútbol del'Seminario .entre los anos de 1916 a 1918. ANCR.
cación del clero i - •. •
costarricense—y .
principalmente ,
de.su

jerar-
•>!)!'
•ca-'con los,fieles; ala vez que este se constituía, al menos en 1
este aspecto', en un colaborador "indirecto" del proyecto cul- " Aunque- también, posiblemente, el tratar de acercarse
tura!- liberal en cuanto a la promoción de prácticas deportivas, al costarricense por medio del fútbol, le haya'permitidos.la
en especiaí entre los sectores trabajadores de la'sociedad. . i Iglesia responder, con las mismas armas'a un fenómeno que
El obispo Stork'Comprendía que la Iglesia debía abrirse; ¡ el Estado estaba utilizando para secularizar en forma, más
para salvaguardar al cristiano,, y a'la vez, a la misma Iglesia; • agresiva.las costumbres y la mentalidad del costarricense;
ya que esta debía apoyar la práctica del deporte como medió'f| • aparte de que inmersa en un proceso de reacómodo de ámbí-
pata robustecer tanto el cuerpo como lamente, sin caer en el'J I' tos de acción frente al Estado, la Iglesia trataba de encontrar
extremo ni en el abuso.de descuidad el. fortalecimiento del| >; nuevos tnecanisrhos que le permitieran sobrevivir y no per-
alma y del -espíritu, pt>r -poner en primer lugar las cosas dej ider su dominio ni presencia en la sociedad. : . .,.
este mundo1. É . El" papel desempeñado por la Iglesia-en el -apoyo al
¡fútbol,,posiblemente pretendía desestructurar las'ideas y fqr-
34. El Conreo de la Costa. 9'de marzo dé 1914. Pps' í'y 4.
35. ElPaclfico..'22'áe julio de 1916. !J V*.
finas dé organización'obreras que consideraba hostiles taritó
36.. El Imparcial: 26 de enero'de 1917. P. 4. ípara ella como para el Estado, demostrando en esta forma su
" ' ' . . . ' : 135-'
13'4 .
iChestejr- U.ctóna. Gallan Cosía Rica y eKdeporte (1873-1921)

actitud de querer lograría división del naciente •movimiento '¡


obrero. .[ . '., '•• . ' ' . - . . ' ' -"-'
Con.•.motivo.de la celebración de las fiestas populares :
de Turriálba, éii agosto" de- 1-918, los vecinos de ese lugar se-')
declararon en "huelga" —es decir, decidieron darse el día li-
• '•frre-yya que mió de los principales actos era un encuentro de
futbo'l .a berteficio de la Basílica de los Ángeles37. . ' •
De esto, sé desprende el hecho de que una diversión
secular pueda;ser utilizada para fines piadosos., que refuerzan
la fe-y la.identi|dad;del-cqstarricense, lo que dio al fútbol un
amplio espectro'.de utilización,'como el de la regeneración, la
uniár; entre las eo.müni,da;des o diversión que atraía y, a.la vez,
•alejaba al costarricense de sus deberes religiosos, hasta llegar '.
a convertirse en' una nueva y llamativa forma de celebración,
que uñía 1a tradicional forma de identidad religiosa -encar-
nada en el cultq y piedad a la Virgen de los Ángeles- con lo
meramente secular y moderno, Como la práctica del fútbol. Elpresbíter^Rosendo.de J,esús Valenciano Ribera. Con dos equipos de
Por otra parte, el principal centro deportivo obrero del futboi.AE.CU: ' ' ' ' . '
período de estudia, el Club Sport La Libertad, contaba en
1918 entre-su-.nómina de socios con el capellán presbítero
Aleja.ndr.0 Porras38. •
Por últim.0, hay que señalar que en 1921, el fútbol se
había convertido en una forma más de diversión popular en El füib.ol costarricense le .debe parcialmenfe su popula-
los diferentes cantones del país, siendo un elemento impres- |: .rización ai',papel que desempeñaron diferentes religiosos., al
.cindible. entre las principales actividades recreativas y de fes- tratar de legrar rjiediante su utilización, enseñanza y sosteni-
tejos del costarricense, manteniendo posiblemente un peso miento, un mayor acercamiento tanto entre el líder religioso
de mayor atracción entre las formas de celebración.seculares. y sus fieles, como de los vecinos entre sí. :
Claró'está, que estq.no implica que las formas de celebración Es claro que esos sacerdotes supieron comprender aquel
religiosa no fueran importantes.. . . rmev.o eleiuento cultural -como era el fútbol— en su dirnen-
| sión global y, básicamente, en, el sentido de-poder manejar
de beneficios y de regeneración, la expectación y
37. La Prensa Ubre. 16 de agosto de 1918. P. 3. i miento de importantes cantidades d'e vecinos en
38, :\bld. 2 de noviembre de 191,8. P. 3. .' I-torno a esta actividad.
136 137
II-
Ohesler.Urbirm Gaitán Cosía Rica y el deporte (1873-1921)

Lo .anterior dio/como resultado que mediante la cele-' atractivas-formas de celebración que contribuyeron a secula-
bracTón de turnos, fiestas-patronales-y demás celebraciones ; rizarlas, en forma vertiginosa. •
qu'e tradicionálmente habían tenido un c'áráeter religioso, al' Con basé en lo anterior,.se desprende que el fútbol lo-
• introducirse el fútbol como una nueva forma de celebración,: 'gró crear una interesante unión con las formas tradicionales
este logró traer grandes beneficios, entre ellos el de la confra- 'de celebración que. venía manteniendo el costarricense^ y 'se
• ternid&d, apoyo y -solidaridad •comunales;' consolidando con ha convertido con el transcurso de los años, en parte de su ser
el paso del tiempo el fuerte sentido de identidad comunal que y de su identidad;
ya existía en el costarricense'—Influido, principalmente por el
elemento religioso-, lo cual a la postre posibilitó la concre-
ción de nietas importantes como la construcción de nuevos
.templos o en su'defecto, la restauración de l'os .existentes, aparte
• .de que permitía una rápida organización de-la comunidad.
Un elemento que hay que subrayar es que conforme'el
costarricense se iba entusiasmando más.y más con la práctica
y expectación del fútbol-, los mismos religiosos supieron ver
tíacia el-futuro.Ib que este representaba; preparándose para
buscar beneficios —como los anteriormente citados-, ya fuera
promoviéndolo mediante la organización' y fundación de aso-
ciaciones deportivas o participando directamente en la ense-
ñanza de su práctica..
Tarribién-hay que a'notar el papel de des'estructuración-
de las ideíís' y fo'rmas de organización obreras _que la Iglesia
consideraba hostiles y perjudiciales tanto para sí misma comió
para el Es'tadOj 'ya -que el movimiento obrero era cada vez
más fuerte y planteaba la necesidad de nuevos y grandes cam-
bios que buscaran una sociedad más'justa e igualitaria.
Ño se' de'be perder de vista que el fútbol .vino a- acentuar
un procesó -dej competencia por un mercado cultural entre la
Iglesia y el.Estado.'
Tampoco, hay que omitir el papel que desempeñaron
algunas personas particulares y asociaciones deportivas
-destacándose en'estas últimas.del Club Alfonso XIII- al im-
primirle alas celebracionesre'Kgiosas tradicionales, nuevas y
.*

•138 . ' - . • • ' • 139


Cosía Rica y el depone (1873-1921)

'CONCLUSIONES

.fúfbol en el proyecto p.olítiqo y-cultural de los libera-,


i'les.fue utilizado con un doble propósito. Por un lado, permi-
tía consplidao: y hacer más popular la imagen de. los políticos,
¡cení el fin, dé seguir manteniendo la forma de convivencia y
•de dominación política ide.ad.a y construida por ellos, Porotra
[parte, eL fútbol fue un elemento cultural mediante el cu a) se
i hizo más expedita la modernización y morigeración, d.e las
' costumbres, lo que se pone en .evidencia por medio d,el análi-'
- s.is de Indiferentes prohibiciones y exigencias que el go.bi.er- :
' no soliciitaba que observaran los miembros fundadores de una
' asociación deportiva. . ' •' . • '
Lalfigura política, que dio más .apoyo económico'y mos-
tró .m.ás linteres en la promoción del fútbol, fue sin duda algu-
na don Gleto González Víquez, ya que durante su primera
administración (1906-1910) este deporte experimentó un
momento- de gran auge en el país, de donde se; deduce que la
•afición que este gobernante manifestaba con respecto al fút-
bol, se derivaba probablemente de su. interés por promoverla
higiene pública entre-los. sectores populares. • . ; ••
Uní aspecto que se debe resaltar es que dudante los años
que se-analizan-e,n este estudio (1904-1921), el Estado no.
mantuvo una política constante y decidida tanto de apoyo
económico como, de obras de infraestructura, en torno a la
. práctica, social del fútbol. Sobresale la falta de', apoyo del go-
bierno de don Julio Ácosta a la primera selección oficial del
.fútbol nacional^ hecho que se debió, por un lado,-a la concep-
ción clasista que mantenía en torno a la condición s.ocio.eco-
.nómica d'e sus integrantes, y por otro., a la precaria situación
/económica en que. se encontraban las finanzas''.,púbücas, si-
•tuación' heredada de la dictadura de los Tinoco,

179
iphester Urbina Gaitán Costa Rica y el departe (1873-1921),

Por último, es necesario comentar una v.ez más, que el; . ' -• .r ' ' ' APÉNDICE ' '. •-• . '
• ' •
triunfo de la primera selección nacional de fútbol oficial fue:
.utilizado por'él gobierno de turno para la exaltación, tanto, '' . .,. . ,CuadroN a 3
del nacionalismo como de la superioridad física de Costa Rica' Clubes y asociaciones deportivas que presentaron al
sobré el resto de países 'centroamericanos, a la -vez que se' Poder Ejecutivo sus estatutos para su aprobación entre
pretendía lograr la cooptación.política de-los jóvenes selec- los años de 1904 a 1921
cionados, ya que se veía en ellos el peligro de que su triunfo
deportivo opacará la im'ageh de los que ostentaban el poder, Nombre del club Fecha de aprobación dé los.
al-convertirse estos deportistas en ídolos dé la afición nacional.' o asociación deportiva estatutos o de su fundación

fc Club Sport de Majuela 18-11-1904


* Gl'ub Obrero Cristóbal Colón 07-07-1906
Club Sport Limón . . .30-07-1906
' • ' • ' • ' San Jo.se Base B a l ! ' . . 13-08-1906
• ; Club Sport San José Base Ball 11-09-1906
' / .Club'Sport Cartaginés. 22-11-1906
„ ' Club Sport Alfonso XIII • 28-11-1906
\ Clyb de Püntarenas . 30-11-1906
' • Club Sport La Grecia 04-12-1906 v'
i
Club Sport de la Juventud Domingueña '10-12-1906 'e

. V Club Sport El Progreso : . 05-02-1907


Club Sport Invencible Paraiseño 20-02-1907
'. Club Sport de La Libertad- ,08-05-1907'
.' ¡ , ' C l u b Sport Victoria . • ' 16-05-1907
CÍub.Sport Rafael Moya . 11-06-1907
' • • Club Sport Cañas 12-06-1907
Club Sport Coronel Aguilar 12-06-1907.'
Glu'b Sport Juan Santamaría 18-07-1907'
Club Sport Centro América 23-07-1907
Ckíb de Cazadores San Humberto de Limón . 08-08-1907
- 'Club Sport La Independencia 16-08-1907''
. ' •',,v Club Juan J. Flores ' .' 23-08-1907
' ' Cl-db- Sport El Progreso Griego 10-09-1907
.. Club .Sport 15 de Setiembre 12-09-1907
•Club S'port Benjamín Franklin 23-09-1907
•'• Club Sport Kamonense 27-09-1907
Centro de Amigos de Desamparados 03-10-1907

180