Está en la página 1de 5
“ Puede que a ti te guste o puede que no, pero el caso es

Puede que a ti te guste o puede que no, pero el caso es que tene- mos mucho en común. Puede que a ti te guste o puede que no, pero por suerte somos distintos también. Te guste o no me caes bien por ambas cosas:

Lo común me reconforta, Lo distinto me estimula”

(Joan Manuel Serrat)

SEXTA SESIÓN: DIVERSIDAD CULTURAL I

Conceptos sobre multiculturalidad interculturali- dad, nuevos racismos. I

PROGRAMA SESIÓN:

Proyección cortometraje “PROVERBIO CHI- NO” de Javier San Román.

Ponencia a cargo de Lila Benlamri (Mediadora Social Intercultural del distrito de Usera)

Debate colectivo sobre conceptos tratados

“Entristécete no porque los hombres no te co- nozcan, sino porque tú no conoces a los hom- bres”. Eso es lo que dice la máxima oriental en la que se basa el cortometraje Prover- bio Chino del director abulense Javier San Román, que pudimos ver en la primera parte

d e

La cinta, que ha sido nominada por la Acade- mia del Cine Español a los Premios Goya de este año 2008, supone el segundo capítulo de la Trilogía mestiza que Javier iniciara en 2005 con el cortometraje “Lección de Historia”.

en 2005 con el cortometraje “Lección de Historia”. l a s e s i ó n

l a

s e s i ó n .

En Proverbio Chino, siempre en clave de humor, se aborda el problema de la integración de cultu- ras en la vida moderna desde una realidad de di- versidad, la famosa interculturalidad, el mestizaje visto desde los ojos de curiosos personajes como un cubano que intenta trabajar de camarero en un restaurante chino o una china que vende arroz en la noche madrileña.

Este corto y el mencionado lección de historia los puedes visualizar en youtube:

Proverbio chino

(http://es.youtube.com/watch?v=Xk-

Z2xVJOQk&feature=related).

Lección de Historia

(http://es.youtube.com/watch?v=eA3BuAHfrwc).

Tras ver el cortometraje se abrió un debate en el que salió a relucir la especificidad del colectivo chino en el distrito de Usera y la necesidad de es- tablecer estrategias que nos acerquen más a éste colectivo, en apariencia más cerrado y con más recursos propios que otros colectivos de inmigran- tes. Sin embargo, Paloma, coordinadora de la Es- cuela de Adultos de Cornisa, plantea cómo a las clases de español para inmigrantes acuden mu- chas personas de origen chino y cómo se detecta en ellos una enorme capacidad de aprendizaje y un nivel formativo bastante alto, lejos de la ima- gen que muchas veces manejamos de este colec- tivo.

En la segunda parte de la sesión Lila Benlamri, Mediadora Social Intercultural del distrito de Usera, hizo una exposición teórica sobre con-

II Plan de Autoformación local en interculturalidad y participación social 2008.

local en interculturalidad y participación social 2008. ceptos relacionados con la diversidad cultural y claves

ceptos relacionados con la diversidad cultural y claves para la intervención intercultural.

Conceptos como multiculturalismo o intercultura- lidad debemos enmarcarlos en un mismo mode- los: el de PLURALISMO CULTURAL.

Éste es un modelo internacionalmente hegemóni- co desde la postguerra (segunda guerra mundial)

y más marcadamente desde los años sesenta, en contextos o países democráticos. Tiene como principios básicos:

- la igualdad de derechos, responsabilidades y

oportunidades (principio que podemos denomi- nar de ciudadanía común o general)

- el respeto a las diferencias etnoculturales (o derecho a la diferencia).

las diferencias etnoculturales (o derecho a la diferencia). Durante los años setenta y ochenta el pluralismo

Durante los años setenta y ochenta el pluralismo cultural ha servido en determinados países con sistemas democráticos como el marco de impulso de nuevas políticas que han sido y todavía son categorizados como MULTICULTURALISMO. El multiculturalismo ha enraizado especialmente en países como Canadá, Estados Unidos, Inglaterra, Holanda y Nueva Zelanda, así como en otros paí- ses del norte y occidente de Europa y más re- cientemente de la Europa del sur. A todo ello hay que añadir las importantes y nuevas experiencias en países latinoamericanos

El Multiculturalismo pretende proteger la diversi-

dad

Cultural y surge como política publica y como

filosofía o pensamiento social de reacción frente

a la uniformidad cultural

Sus principios básicos se basan en el respeto de las culturas y de los pueblos, la igualdad de dere- chos, responsabilidades y oportunidades.

Sin embargo, el multiculturalismo ha manifestado algunas debilidades como modelo tales como un énfasis unilateral y exagerado en las diferencias culturales y en las identidades étnicas, sin consi- derar que entre los individuos y grupos dife- renciados hay mucho en común (Por cuestio- nes de clase, genero, edad, o de desarrollo, ciu- dadanía, derechos humanos). Al tratar de reivin- dicar el respeto hacia el otro, se olvidan las simi- litudes, no se trabaja la interacción y puede caer- se en la mera coexistencia sin servir como instru- mento para la más difícil y dinámica de conviven- cia

Más adelante surge el concepto de INTERCUL- TURALIDAD, en un intento de superación de las limitaciones del Multiculturalismo. La intercultura- lidad tiene en cuenta no solo las diferencias entre personas y grupos sino también las conver- gencias entre ellos.

Como planteamiento dentro del pluralismo cultu- ral, multiculturalismo e interculturalidad compar- ten numerosas rasgos, algunos de ellos son los siguientes:

La afirmación inequívoca de igualdad de todos los seres humanos y de que todos nacemos por naturaleza libres y iguales ante la ley.

El convencimiento de la igualdad de todas las culturas en el sentido de que todas ellas son ex- presiones creativas y genuinas de la humanidad y de que en todas ellas se presentan bagajes complejos y valiosos de conductas y formas de significación e interpretación de la realidad natu- ral y social

La defensa de la igualdad de todos los ciudada- nos ante la ley.

Una actitud antirracista y antidiscriminatoria.

La valoración positiva de la diversidad sociocul- tural existente en la sociedad.

El respeto de las culturas

El reconocimiento del otro como tal en sus có- digos, capacidades, etc. y como interlocutor de uno.

Algunos rasgos más enfatizados en textos y pro- gramas de interculturalidad son:

II Plan de Autoformación local en interculturalidad y participación social 2008.

local en interculturalidad y participación social 2008. • El convencimiento que hay vínculos, valores y otros

El convencimiento que hay vínculos, valores y otros puntos en común entre las culturas. La concepción de que las culturas no se des- arrollan aisladamente sino en interacción y en constantes cambio La consciencia de que es preciso aprender a

convivir entre culturas diferentes La superación no solo del etnocentrismo (actitud de considerar y juzgar al otro desde los códigos o parámetros culturales de uno) sino también del extremo relativismo cultural. La promoción sistemática y gradual, desde el estado y desde la sociedad civil de espacios y procesos de interacción positiva que vayan abriendo y generalizando relaciones de

confianza, dialogo, aprendizaje e inter- cambio, regulación pacifica del conflicto, cooperación y convivencia

En la dinámica intercultural se proponen tres procesos o saltos metodológicos:

Respecto a uno mismo, la Descentración (apertura mental y distanciamiento, cambio de perspectiva, etc.). Respecto al otro, la Penetración (un esfuerzo propio de acercamiento al otro, de escucha acti- va, de descubrir lo que tiene sentido y valor para el otro) Respecto a la relación, la Negociación- Mediación (regulación de nuestra relación cuan- do esta entra en conflicto).

de nuestra relación cuan- do esta entra en conflicto). En definitiva, la cultura es mestizaje, fusión

En definitiva, la cultura es mestizaje, fusión y cambio (de valores, de usos, de tecnologías, etc.), y la diversidad cultural, al igual que la bio- diversidad, una conquista humana que hay que preservar y proteger.

Nuevo racismo “Racismo Simbólico”

Pero la interculturalidad no es sólo una meta, sino también el camino.

Es un proceso, un plan de acción en lo micro y en lo macro, y una propuesta de trabajo que se viene ya desarrollan- do en diferentes ámbitos: Educación, Comunicación y Mediación Social.

En relación con el campo educati-

vo, no debe perderse de vista que las primeras formulaciones respecto a la intercultu- ralidad- no como hecho o fenómeno, sino como propuesta de actuación- surgieron en el ámbito educativo. No es casual pues que la vida escolar y la práctica del aula son campos de intensa in- teracción donde se hace evidente la insuficiencia del multiculturalismo como mera suma de cultu- ras.

Desde la teoría de la comunicación, trabajos sobre traducción y significado, distorsión, inter- pretación, estrategias interlinguísticas en contex- tos pluriculturales están delineando nuevas ideas sobre las situaciones de comunicación entre cul- turas y los procesos de aprendizaje entre sujetos culturalmente diferenciados.

Desde la mediación intercultural, su propia naturaleza como intervención de terceros para ayudar a las partes involucradas en conflictos se ve complejizada cuando se incorpora la variante cultural a muy distintos niveles; la distintividad étnica, religiosa, etc. De las partes, la propia cul- tura del mediador, la influencia de los factores culturales en la relación.

Se trata de un racismo que no confiesa directa- mente su naturaleza, que se niega a declarar ex- presamente su tendencia a discriminar y se refu- gia en sobreentendidos, supuestos y afirmacio- nes implícitas. Es por lo tanto, sutil e indirecto, y con ello obtiene muchas ventajas, puede ser más eficaz, como un lobo con piel de cordero, porque se recubre de un aire de respetabilidad que lo hace más aceptable en el discurso político. De ahí viene como ha notado Taguieff (1991, II, 44,45) la utilización de un lenguaje implícito, que dificulta la aplicabilidad de la ley contra el racista y el despliegue de sutiles” estrategias de presen- tación y representación”. En definitiva, una estrategia del racismo simbóli- co es hacerlo aparentemente compatible con las

II Plan de Autoformación local en interculturalidad y participación social 2008.

local en interculturalidad y participación social 2008. normas de tolerancia e igualdad que amparen las democracias

normas de tolerancia e igualdad que amparen las democracias occidentales de nuestro tiempo.

Después de la exposición de Lila, en el debate grupal reflexionamos también sobre la visión del otro como “diferente”, “extraño” y las actitudes de rechazo y exclusión de unos grupos hacia otros en base a prejuicios y el desconocimiento mutuo. En todas las socie- dades se reproducen los estereotipos y los estig- mas y se construyen guetos y barreras entre los diferentes grupos étnicos y culturales.

El cambio de actitudes pasa por el acercamien- to y el conocimiento mutuo, la apertura, el diálogo y el intercambio, sobre la base del respeto y el reconocimiento del otro como interlocutor válido.

trabajo en redes micro y macro.

Se trata de experimentar y compartir nues- tras buenas prácticas de convivencia inter- cultural, las estrategias y herramientas que nos son útiles en nuestros espacios de actuación, de pasar del debate abstracto y conceptual a la construcción de modelos de trabajo in- tercultural y de gestión de la diversidad desde la práctica concreta, desde abajo, a pie de calle y en el día a día.

Otra cuestión abierta al debate es la de la asi- milación “versus” la integración y la existen- cia de dos modelos políticos de referencia, el inglés y el francés, sobre gestión de la diversidad.

Tanto el modelo inglés (multiculturalista) como el francés (Asimilacionista) se presentan como dos modelos impuestos desde arriba, no interioriza- dos por la base de la población, y con limitacio- nes y problemas en su aplicación real. Frente a ellos, España carece de modelo propio y el tema de la incorporación de la población extranjera a la sociedad de acogida se convierte en un “arma” de uso “partidista” o se aborda con un doble dis- curso de acogida “con reservas”. Las políticas migratorias están viciadas por intereses económi- cos e ideológicos: en base a la necesi- dad de mano de obra se acepta la presencia de trabajadores inmigran- tes, incluso se reconoce su “valiosísima contribución” a la riqueza del país, al mismo tiempo que se les niega el reconocimiento de derechos políticos y sociales y se cuestiona o limita su acceso a los servicios públi- cos (educación, salud, etc.).

La desigualdad en derecho abre en definitiva la cuestión central del debate:

¿Es posible construir una socie- dad intercultural en contextos de desigual- dad?

En nuestros contextos de trabajo y militancia en los barrios, percibimos que la diversidad cultural no se percibe como una riqueza y una oportuni- dad para aprender y mejorar nuestro entorno, sino como una amenaza, una fuente de conflicto y una pérdida de nuestra identidad.

El discurso político y los medios de comunicación refuerzan esta visión negativa y el mensaje del “nuevo racismo” (más sutil) acaba calando.

mensaje del “nuevo racismo” (más sutil) acaba calando. ¿Cómo combatimos esta visión? El reto es la

¿Cómo combatimos esta visión?

El reto es la apertura de espacios cotidianos de encuentro, en coles, parques, calles, plazas, centros culturales, comercios, asociaciones, etc., la sensibilización a través del “boca a bo- ca”, en nuestros ámbitos de trabajo y relaciones sociales informales (acción en lo microlocal) y el

Difícil (pero no imposible), sobre todo si tenemos en cuenta que, de entrada, estamos ya pervir- tiendo uno de los dos principios básicos del mul- ticulturalismo; a saber:

Respeto a la diversidad cultural (todas las

II Plan de Autoformación local en interculturalidad y participación social 2008.

local en interculturalidad y participación social 2008. culturas humanas son iguales y tienen el mismo valor

culturas humanas son iguales y tienen el mismo valor en cuanto a construcción social y proceso de adaptación al medio), y

Igualdad de derechos

El concepto de Ciudadanía se presenta enton- ces como el elemento que permite simultanear la diferencia y también la igualdad, lo común y lo específico. Es el elemento sobre el que es posible construir un modelo de convivencia y de identi- dad colectiva y una sociedad cohesionada, inte- grada y democrática (igualitaria y justa). Todos los individuos tenemos las mismas necesidades básicas y a todos nos afecta la carencia de recur- sos y servicios públicos, de modo que nos pueden unir las mismas demandas y reivindicaciones de inversiones, de mejora de servicios y recursos en los barrios, etc.

Ciudadanía es la conciencia de los derechos demo- cráticos, es la práctica de quien está ayudando a construir los valores y las prácticas democráticas. Ciudadanía es fundamentalmente la lucha contra la exclusión social, es la movilización concreta por el cambio en la vida cotidiana y de las estructuras que benefician a unos e ignoran a otros. Es querer cambiar la realidad a partir de la acción conjunta, de la elaboración de propuestas, de crítica, de so- lidaridad y de indignación con lo que ocurre entre nosotros.

Ciudadanía es, por lo tanto, la condición de la democracia. El poder democrático es aquel que tiene capacidad de gestión, control, pero no tiene dominio ni subordinación, no tiene superiori- dad ni inferioridad. Una sociedad democrática es una relación entre ciudadanos y ciudadanas. Es aquella que se construye desde la sociedad para el Estado, desde abajo hacia arriba, que estimula y se fundamenta en la autonomía, independencia, diversidad de puntos de vistas y sobre todo en la ética – conjunto de valores ligados a la defensa de la vida y del modo como las personas se relacio- nan, respetando las diferencias, pero defendiendo la igualdad de acceso a los bienes colectivos-.

El ciudadano es el individuo que tiene conciencia de sus derechos y deberes, y participa activamen- te de todas las discusiones de la sociedad.

“Trabajadores somos tod@s. Inmigrantes podemos ser tod@s. Ciudadan@s debemos ser tod@s.”

ALGO DE BIBLIOGRAFÍA:

- Guía sobre interculturalidad. I Parte: Funda-

mentos Conceptuales: Colección Cuaderno de Q’ anil, nº 20. Guatemala.

- Malgesini, G y Giménez, C., 2000. Guía de Con-

ceptos sobre Migraciones, Racismo e Inter- culturalidad. Madrid: Catarata (1º ed., 1996)

- Federico Javaloy. Anales de psicología, 1994, 10 (1). 19-28. El nuevo rostro del racismo.

LA DIVERSIDAD CULTURAL EN EL CINE I:

- “Mi hermosa lavandería”. Dir.: Stephen Frears. 1985. Reino Unido. - “East is East”. Dir.: Damián O´Donell. 1999.

¿QUIÉNES ESTAMOS PARTICIPANDO?

Asociación Proyecto San Fermín Asociación de vecinos San Fermín Asociación de Vecinos Barrio Zofío Parroquia San Juan de Ávila Parroquia San Fermín Servicio de Dinamización Vecinal San Fermín ONG Iniciativas Solidarias Servicio de Dinamización de Parques de Usera Servicio de Mediación Social Intercultural de Usera Agentes Tutores del distrito de Usera Técnico de prevención del distrito de Usera Asociación AFRO-AID ESPAÑA ANADAHATA Fundación Secretariado General Gitano REDES. Sociólogos. Agentes Educadores del distrito de Usera Asociación Semilla Escuela Popular Cornisa Trama Escuela Popular La Prospe

CAF4

Asociación Buena Noticia Asociación ACHES

Para contactar con Sentido Sur:

- Asociación Proyecto San Fermín.

Tfno: 91 7920897 (María, Mónica)

- Asociación de Vecinos Barrio Zofío Tfno: 91 4693566 (Félix, Marisa)

- SEMSI Usera

Tfno: 91 5690646 (Lila, Augustine)

- Asociación de Vecinos Barrio Zofío Tfno: 91 4693566 (Félix, Marisa) - SEMSI Usera Tfno: 91