Está en la página 1de 2

Universidad del Rosario Antropología

Género, sexualidad y parentesco Ángela María Botero Cabral
Febrero 14, 2010
INTRODUCCIÓN AL ESTUDIO DEL PARENTESCO
El estudio de los sistemas de parentesco ha sido uno de los principales temas de
discusión de la antropología social. Con las lecturas de Robin Fox, Sistemas de parentesco
y matrimonio, Joan Bestard, Parentesco y modernidad y Claude Lévi-Strauss, El futuro de
los estudios del parentesco y Las estructuras elementales del parentesco, podemos apreciar
la gran cantidad de discusiones que se han generado alrededor del tema, con respecto a
cómo definirlo y abordarlo, en el ámbito de la antropología. Los mencionados autores nos
evidencian en sus textos los debates que ha habido acerca del parentesco en diferentes
ámbitos.
A grandes rasgos, las discusiones acerca del estudio del parentesco se enfocan en
los aspectos próximos a exponer. A través de los años surgieron cada vez más teóricos que
discutían la mejor forma de tratar el tema del parentesco y este, en una época, le dio a los
antropólogos una esperanza de convertir a esta disciplina en una ciencia pura, gracias al uso
de métodos matemáticos para representar a los sistemas de parentesco, aunque esto resultó
muy complejo al no hallar un sistema específico común y al complicar los métodos de tal
modo que eran sumamente complejos de comprender. Asimismo, el enfoque taxonómico
dado al parentesco resultaba poco útil para estudios posteriores de la antropología, ya que
resultaban ser estudios muy estáticos de casos particulares. Por esto se abandonó ese
enfoque en el abordaje de los estudios del parentesco, más la discusión sobre como tratar
este tema continuó.
Lévi-Strauss hace una crítica también a ese enfoque y afirma, desde una perspectiva
estructuralista, que de nada sirve estudiar los casos empíricos y particulares de sistemas de
parentesco, si estos no pueden aplicarse de manera universal. Es por esto que él afirma que
es necesario hacer primero un método para estudiar este tema, que pueda generalizarse y
aplicarse a los casos empíricos. También, Lévi-Strauss a través de mencionar los trabajos
de ciertos antropólogos e investigadores sobre diversos casos específicos y en creación de
teorías a partir de ellas, se fundamenta para hacer una crítica al manejo hasta el momento
sobre el parentesco. Aparte de esto, este antropólogo francés se cuestiona algo que se ve en
las otras lecturas y que se mencionará al referirme a ellas más adelante, acerca de hasta
dónde llega lo biológico y comienza lo social en el hombre.
Con respecto a lo anterior, ahondando en ello, en las lecturas se menciona este otro
debate que surge en el tema del parentesco, sobre el supuesto carácter biológico del
parentesco y se afirma que el parentesco está relacionado con la dicotomía que existe entre
lo natural y lo cultural, en tanto que se ha solido naturalizar al parentesco y se ha puesto en
su discurso la importancia de la sangre en la consolidación de las relaciones sociales. Más
las lecturas desmitifican lo anterior y evidencian que el parentesco no está definido por la
biología, sino que es un producto cultural que varía dependiendo de la sociedad en la que se
enmarque y a través de los años. En esto se puede ver entonces que los significados de la
familia hayan cambiado con los años y ahora haya nuevos modelos de familia. Pero gracias
a esa creencia acerca de que el parentesco es algo biológico, asociado a lo natural, que está
cada vez más lejano de la sociedad, se dice que en la modernidad la familia ha perdido su
valor y ha ido desapareciendo, que pasó de ser un ámbito público a ser simplemente un
ámbito privado, en donde las familias extensas se han ido desvaneciendo y ahora
simplemente se conserva a la familia nuclear en las sociedades contemporáneas, gracias al
surgimiento de la democracia y a la prioridad de la individualidad sobre la colectividad.
Así, se ha afirmado que cada vez más, como forma de ejercer control sobre el hombre, el
Estado se ha encargado cada vez más de sustituir a la familia y su papel en los individuos,
gracias a que las sociedades actuales son más complejas y especializadas en cada ámbito y
suplen las necesidades que cubría la familia. Así, se afirma entonces que el parentesco ha
perdido su función y que ha dejado de ser la base de los lazos entre los individuos y que se
conserva por simple nostalgia ante la pérdida de la idea de la familia.
Más, todo lo anterior es criticado fuertemente por Bestard, dado que el parentesco
no ha desaparecido y sigue teniendo fuerza en la vida de los individuos. Si bien las familias
extensas han ido desapareciendo, esto no significa que el modelo de familia en general lo
ha hecho también; por el contrario se ha ido transformando y han surgido nuevos modelos
de familia, como las monoparentales, las familias reconstituidas o las familias conformadas
por parejas homosexuales o que adoptan, que evidencian, no sólo que esta institución aún
vive fuertemente en las sociedades modernas, sino que además comprueban que el
parentesco no simplemente puede considerarse un lazo de sangre, sino que este es un lazo
social que vincula a los individuos por otros motivos. En síntesis, los lazos de parentesco
son cultura sin ninguna base de naturaleza, sino que la parte biológica del parentesco es una
cuestión simbólica. Entonces, la familia y el parentesco continúan vigentes en las
sociedades modernas, más su significado y su representación se han modificado como
efecto de la individualización y la democratización. Así, el parentesco se ha desprendido de
lo natural y se ha convertido en el instrumento de la cultura moderna.
A rasgos generales el parentesco ha sido un tema muy polémico en la academia. La
discusión sobre su tratamiento y sobre su carácter cultural ha generado que este tema sea
bastante complejo de abordar. Aún hoy en día existe una fuerte dificultad para determinar
la mejor manera de estudiarlo y de su importancia en la sociedad, más hoy en día se
evidencia que el parentesco tiene gran impacto simbólico dentro de cada cultura, en cada
una de forma distinta, lo cual refleja esa dicotomía que existe entre naturaleza y cultura que
se evidencia en las sociedades y que aún hoy en día le cuesta a los individuos diferenciar.
Biblografía:
 Fox, Robin. Sistemas de parentesco y matrimonio. Madrid: Alianza Editorial. 1980.
(Versión en fotocopia –Libro UA-)
 Levi-Strauss, Claude. El futuro de los estudios del parentesco. Barcelona: Anagrama;
1973. (Versión en fotocopia –Libro UR-)
 Lévi-Strauss. Las estructuras elementales del parentesco. Buenos Aires: Paidós; 1969.
Caps. I –V. (Versión en fotocopia –Libro UA).
 Bestard-Camps, Joan. Parentesco y modernidad. Barcelona; Paidós. 1998. (ESTA
LECTURA REEMPLAZA A: Buchler, Ira R. Estudios de parentesco. Barcelona: Editorial
Anagrama; 1982. (Versión en fotocopia –Libro UA).