Está en la página 1de 6

Fuente Original: Archivo del Equipo de Investigaciones Antropológicas Proyecto Orunmila Clasificación del Documento: Tipo 2 Etapa de Colecta: 1972-2000 Lugar: Regla-Guanabacoa Ciudad de La Habana Procesamiento: Ernesto Valdés, Omar García, Michael Hernández, Julio Valdés © Ernesto Valdés Janet, 1998

+

I I

I O

O I OTURA RETE, [OTURA TIYU] I I

Rezo: Obatalá Moriferun Umbati Awó Olose Mulukuefun Ariku Obamile.

Rezo: Otura Tiyu Yiyu Lape Lobomini Yewá Kuyorio Eshu Laroye Adifafun Eshu Lario Kaferefún Orunmila.

Súyere: Elegbara Shita Laroye Sokue E Elegbara Nitalaroye Sokuo E Ago Elegbara Ee Aggo Elekuse Elegbara Nita

Laroye Soruo.

Aquí es donde la mujer se dedica al cuidado de Orunmila, donde el Awó cuida a la apetebí pero no tiene

contacto carnal, sexual, con ella.

Aquí habían los cargos de las vestales, que eran mujeres doncellas esposas de la divinidad que se

encargaban de su cuidado.

Nacieron las monjas.

Aquí Orunmila es espíritu y viene a vivir con la apetebí.

Nació el reflujo de las olas del mar, produciéndose el desgaste de las costas.

Es un odun que señala altas y bajas en la vida del Awó.

Iba Awó Owó Ababa Awó Owó Awó Awó Awó Odó”.

Toda la población está lamentándose y que haga ebbó para que se pueda salvar. Siempre se desbarata

la casa.

En este Ifá se pone a un Awofakán a hablar con [el] Ifá que salga.

Habla de comején en los huesos.

Aquí Orunmila era niño o Osha.

Espíritu de indio cojo, padece de una pierna producto de la acción de Egun.

Aquí fue donde Orunmila le hizo ebbó y obras al aleyo y no resolvió y este vino a reclamarle y pasó un

gran bochorno.

Cuando se le ve este Ifá a una persona, el Awó tendrá cuidado de hacerle obras, porque puede no

resolver. No se le asegura nada. Va este signo al ebbó para evitarle el bochorno al Awó y a la persona.

Aquí se le ha hecho a una persona una obra con un Egun oscuro y se ha enterrado al pie de un árbol.

Remedio para la memoria [de Otura Tiyu]: Se cogen las burbujas que hace el ekó cuando está hirviendo, hay que pagarle según se va recogiendo, flor de framboyán, tierra de la que saca la hormiga o la bibijagua, la de arriba de la lomita, obí kolá, epó, igbín, raíz de palo malambo, iwereyeye, ataré, osun, efún, lerí eyelé -no se quema-, lerí etú si se quema. Se hace todo afoshé y se come.

Obra contra los enemigos: Un plato funfún, dieciséis almendras, orukere de inkan arayé, una eyelé de colores. Se da de comer eyerbale de eyelé alrededor del plato. Se envuelve y se lleva a la manigua. Kofibori con plátanos manzanos.

Otura Tiyu, página 1

[Obra de Otura Tiyu]

Cuando se ve este Ifá se pica un ekó al medio, se le unta epó y se le pone así en dos pedazos encima de Elegbara.

El Awó de este signo debe hacerse ebbó cada vez que va a un plante de Ifá o a plante de Awofakán o Ikofá.

El mar se aleja de la tierra, se hace ebbó con akukó, adié, eyelé y se convida a todo el mundo y después las sobras con vino, huesos y jujú las bota en la puerta de la calle. Que todo entonces volverá. Se le pone a Elegbara un garabato de palo hala hala y al garabato se le cuelgan tres igbín y tres cascabeles.

Tiene que darle un abó keke a Shangó y a Yemayá. Se pone a Shangó delante y a Yemayá detrás, en el

centro el osun blanco, azul, rojo y amarillo, se cubre con una hoja de ewé ikoko y se pone a Yemayá y a

Shangó. A la hora del sacrificio se presenta un cuchillo sobre Yemayá pero la primera eyerbale deberá caer

sobre Shangó, después cae sobre Yemayá y sobre la hoja de ewé ikoko que cubre la pintura. El abó keke se

carga y se le lleva a Shangó a una palma.

El Awó tiene una entidad árabe. Echar una clara de huevo en una copa y la presenta al sol a las doce

del día y le pide a esta entidad árabe que le ayude.

Para que las várices y las arterias se abran Otura tiyu hace infusión con: Hierba de sangre, tuatúa, raíz

china, mangle rojo y lo toma en ayuna una taza diaria.

Ebbó clave: Un ounko que se le da a Elegbara, este lleva tres osiadié colgado y tres güiros colgados al

cuello, uno con ekú, uno con eyá, y otro con abagdó. El ounko se reparte en tres maniguas con los osiadié.

Los güiritos se cuelgan donde diga Orunmila.

Otura Tiyu, página 2

Fuente Original: Archivo del Equipo de Investigaciones Antropológicas Proyecto Orunmila Clasificación del Documento: Tipo 2.1 Etapa de Colecta: 1972-2000 Lugar: Regla-Guanabacoa Ciudad de La Habana Procesamiento: Ernesto Valdés, Omar García, Michael Hernández, Julio Valdés © Ernesto Valdés Janet, 1998

+

I

O

I

OTURA TIYU, OTURA RETE I I

I

I

O

Rezo: Otura Tiyu Tiyú Lapé Lobomini Yewá Kurotio Eshu Laroye, Adifafun Eshui Lario. Kaferefún Orunmila.

Aquí es donde la mujer se dedica al cuidado de Orunmila. Donde el Awó cuida a la apetebí pero no tiene contacto sexual con ella.

Aquí hablan los cargos de los vestales, que eran mujeres doncellas, esposas de las divinidades que se

encargaban de su cuidado.

Nacieron las monjas. Aquí Orunmila en espíritu vino a vivir con su obiní.

Nació el flujo de las olas, produciéndose el desgaste de las costas.

Es un odun que señala altas y bajas en la vida del Awó.

Siempre se desbarata la casa.

Hablan de comején en los huesos -osteoporosis-

La persona padece de una pierna por la acción de un Egun que era indio y cojo.

Aquí fue donde Orunmila le hizo ebbó y obra al aleyo y no le resolvió su problema y éste fue a reclamarle

a Orunmila que sufrió un bochorno.

Cuando se ve este Ifá a una persona, el Awó tendrá cuidado al hacerle obras, porque puede ser que no

resuelva, por lo que no se le asegura nada.

Este signo va en el ebbó para evitarle al Awó y a la persona el bochorno.

Aquí se le ha hecho a la persona una obra con un Egun obsesor y oscuro, que se ha enterrado al pie de

un árbol.

Kofibori con plátanos.

El Awó de este signo debe hacerse ebbó cada vez que vaya a un Ifá o a plantes de Awofakán o Ikofá.

El dueño de este Ifá tiene una entidad espiritual árabe.

Cuando se ve este Ifá se corta un ekó al medio, se le unta epó y ambas mitades se ponen encima de

Elegbara.

El mar se aleja de la tierra.

Se hace ebbó con akukó, adié, eyelé y se convida a todo el mundo. Los huesos, las plumas, las sobras con vino se ponen en el contén de la calle frente a su puerta y todo entonces volverá. Se le pone a Elegbara un garabato de palo hala hala -álamo- con tres igbín y tres cascabeles colgados.

Se echa una clara de huevo en una copa y se le presenta a Olorun a las doce del día y se le pide a su entidad árabe que le ayude.

Otura Tiyu, página 3

Eshu de Otura Tiyu

Este Eshu se monta en una otá de la calle o de la esquina.

Carga: ekú, eyá, agbadó, ataré, oñí, epó, otí, obí, veintiún iguí, siete ewé de Elegbara, siete raíces de palo de Elegbara, tres vainas de pica pica, cuentas de Shangó y de Orunmila en la corona con su cuchilla, tierra de bibijagüero, de una iglesia, de una loma, de una plaza, de las cuatro esquinas, rozadura de asta de malú, iyé de gungún, de lerí de alakasó, elerí y elese de eyelé y de adié, tres dilogún para ojos y boca.

Otura Tiyu, página 4

Fuente Original: Archivo del Equipo de Investigaciones Antropológicas Proyecto Orunmila Clasificación del Documento: Tipo 3 Etapa de Colecta: 1972-2000 Lugar: Regla-Guanabacoa Ciudad de La Habana Procesamiento: Ernesto Valdés, Omar García, Michael Hernández, Julio Valdés © Ernesto Valdés Janet, 1998

El mar se aleja de la tierra.

El dueño de este Ifá tiene una entidad espiritual árabe.

+

I I

I O

O I OTURA RETE I I

El Awó de este signo debe de hacerse ebbó cada vez que vaya a un Ifá o a plantes de Awofakán o Kofá.

Cuando se ve este Ifá a una persona, el Awó tendrá cuidado al hacerle obras, porque puede ser que no

resuelva, por lo que no se le asegura nada.

Rezo: Oyuntami Tini Odofa Akodie Lebo Kaferefún Olofin y Orisha.

Dice Ifá: Que desde hoy todas sus cosas empezarán a ir bien si usted hace lo que Orunla le indica, no

comunique sus secretos a nadie, ni sus negocios ni nada bueno que usted tenga porque ahí será su

desgracia. Oshún, Ogún y Oshosi están bravos ellos quieren sangre; no guarde nada de nadie en su casa,

a usted lo van a buscar de un lugar para que cure a una persona pero antes de ir tiene que hacer

rogación y no se tarde mucho en ese lugar, tiene ashé por eso es único que puede curar a esa persona;

a de recibir una suerte muy grande donde a de salir de todos sus apuros, respete a los muchachos; sus

enemigos están bravos con los Oshas porque no lo pueden vencer a usted a de llegar a tal altura que

no lo calcularon la gente; le está echando maldición una persona a quien usted le hizo un favor y le

desea la muerte, pero Olofin puede más que el mal no vote a nadie de su casa, déle gracias a los Ibeyis,

déle una plaza y recibalos, cuídese de la garganta y del cerebro. Ifá lo reclama y tiene que tener Osha,

cuanto antes ruéguese la cabeza y déle de comer a Obatalá. Usted es adivino vístase de blanco, no vaya

al campo sin hacer ebbó para que la suerte le vuelva.

Ebbó: akukó, adié, eyelé, una placita, botija, casita y meyo tonti.

Ebbó: una freidera de sangre, otra de ceniza y otra de epó; el ekó se abre y se marca dentro de la sangre;

la manteca y la ceniza, iyé y la pluma del akukó y el odun se retira y se pone encima del Eleguá; meyo

tontueyo.

HISTORIA

[PATAKIN DE LAS DOS VAINAS]

Había un cazador que solo vivía de su caza y un día salio y se encontró con un hermoso puerco espín,

le tiró y salió corriendo detrás del animal, pero cuando menos se lo esperaba se encontró con Olofin,

que al verlo le preguntó que para dónde iba y le contestó que venía a cazar, ya que su situación no era

muy buena. Olofin le dijo que su situación iba a mejorar si él hacía, desde ese día, lo que él le iba a

ordenar, porque él no podía cazar, porque su suerte estaba en la ciudad. Olofin sacó dos vainas y le dijo:

Una la guardas en tu casa desde hoy, siguiendo mis consejos. Donde el cazador subió como la espuma, llegando a ser el mayor contribuyente de la ciudad. Un día fue a pagar una contribución y el gobernador le dijo: Parece mentira compadre, como usted ha prosperado. El cazador le contó al gobernador como había sido todo y le regaló una vaina y desde entonces sus cosas comenzaron a irle mal, a tal extremo que se volvió a ver como antes, teniendo necesidad de volver a cazar. Cuando llegó al monte Olofin le mandó a cortar la cabeza por haberlo desobedecido.

Ifá de obediencia.

Otura Tiyu, página 5

HISTORIA [PATAKIN DE CUANDO EL MAR SE ALEJABA DE LA TIERRA]

El mar cada día se iba alejando y las gentes estaban preocupadas, a tal extremo que fueron a casa de Orunla y este les dijo que el mundo se estaba yendo y para que no se fuera tenían que hacer ebbó con akukó, adié y eyelé. Y que convidaran a todo el mundo y que después las sobras con las plumas la botaran en la puerta de la calle para que todos volvieran.

HISTORIA [PATAKIN DONDE EL AWÓ BOTA A LOS MUCHACHOS]

Había un Awó que vivía relativamente bien de sus evoluciones y allí se reunían muchos muchachos.

Un día, parece que cansado de tanta buya que hacían, coge por botarlos pero da por resultado que

según se fueron los muchachos así se fue hiendo la suerte que tenía, hasta que llega el día que tiene

la necesidad de sacar del dinero que tenía guardado en una botija, pero como la botija tenía la boca

tan chiquita no pudo meter la mano y tiene la necesidad de valerse de los muchachos de nuevo para

que lo sacaran de ese apuro.

Tiene necesidad de darle una fiesta a los muchachos, o hacer una plaza, tiene que recibirlo.

HISTORIA

[PATAKIN DONDE ORULA TIENE EL ASHÉ DE TODOS LOS OSHAS]

Olofin estaba enfermo y todos los Oshas opinaban que no tenía cura, pero van pasando los días y ya

llevaba tres días en ayunas, por que en ese tiempo mientras no se encontraba una solución no se podía

encender la candela para comer, pero el más chiquito de los Oshas que allí se encontraba era Orunla

y como ya tenía mucha hambre decide sin que lo vieran los demás entrar en cuarto de Olofin y se pone

a comer plátanos y dátiles. Olofin al sentir ruido va a mirar y ve que era Orunla y como era mucha la

debilidad que tenía, por señas le dice que le diera de lo que estaba comiendo y Orunla así lo hizo,

poniéndose bueno Olofin, porque lo que tenía en sí no era más que una gran indisposición y los Oshas

buscando la solución lo estaban matando de hambre. Olofin al reponerse se asoma a la puerta y le dice

a los presentes que si ya habían encontrado la solución de su enfermedad, dándole evasivas todos los

presentes. Entonces Olofin le quita un poco de ashé a cada Osha y se lo da a Orunla que era quien lo

había curado y diciéndole al mismo tiempo que desde ese momento Orunla sería la última palabra y

que todos los Oshas tendrían que obedecerle. Esto lo que quiere decir es que Orunla tiene para todos

los Oshas.

Ebbó: akukó, adié, eyelé y se convida a todo el mundo. Los huesos, las plumas, las sobras con vino se

ponen en el contén de la calle frente a su puerta y todo entonces volverá.

Se le pone a Elegbara un garabato de palo hala hala (álamo) con tres igbín y tres cascabeles colgados.

Se echa una clara de huevo en una copa y se le presenta a Olorun a las doce del día y se le pide a su

entidad árabe que le ayude.

HISTORIA

[PATAKIN DONDE HAY QUE DECIR MAFEREFÚN OBINÍ]

Había un obá que no respetaba a las apetebí y estaba en guerra con otro obá de una tribu guerrera colindante con la tribu del. Temeroso de perder la tierra, fue a casa de Orumila, que le vio este Ifá y le dijo que dijera: Maferefún obiní. Y este obá desde ese momento así lo hizo y al otro día saludo a todas las mujeres y estas fueron a su casa y al otro día cuando el obá vio a las mujeres tan lindas y tan hermosas, se quedó enamorado que no quiso guerrear más, para que las mujeres no se asustaran y se fueran a morir del susto y se hizo amigo del otro obá.

Otura Tiyu, página 6