Está en la página 1de 13

CONFEDERACION GENERAL DE

TRABAJADORES DEL PERU - CGTP

INFORME POLITICO Y BALANCE ORGÀNICO

Compañeros y compañeras:

El 2008 fue un año de intensa lucha social y política, en un escenario en el que


el gobierno del Presidente García y la derecha política que gobierna el país,
pugnaron por profundizar las políticas neoliberales, redoblando las
privatizaciones, el recorte de los derechos laborales y la criminalizacion de la
protesta.

Fue un año también, en el que se agudizó la corrupción, alcanzando a las más


altas esferas del gobierno, y al mismo tiempo se estrechó los vínculos entre el
APRA y el fujimorismo en un franco y abierto intercambio de encubrimientos e
impunidades.

También fue un año en el que se profundizaron los vínculos de subordinación y


sumisión del gobierno a los intereses de las transnacionales y el imperialismo;
colocando a los gobiernos de García y Uribe como los más incondicionales
implementadores de los planes imperialistas en la región.

Las Cumbres Mundiales (ALCUE y APEC)), concitaron la atención mundial en el


país pero también sirvieron para demostrar la alianza del gobierno con el poder
económico nacional y transnacional y su conducta represiva y antidemocrática.
Más allá de la retórica y las buenas intenciones, en nada se beneficiaron los
sectores populares. En cambio la Cumbre de los pueblos en la que participamos
decididamente mostró el camino de la unidad popular y demostró que los
pueblos sí tienen alternativas para encarar los problemas del país.

En esa dirección el poder ejecutivo y la mayoría del Congreso aprobaron


centenares de Leyes dirigidas a profundizar el modelo neoliberal y la aplicación
del TLC con los Estados Unidos. Asimismo, se dictaron leyes reaccionarias que
profundizaron el recorte de los derechos laborales para cientos de miles de

1
trabajadores de las pequeñas y medianas empresas y los servidores públicos, a
través de los Contratos Administrativos de Servicios – CAS.

De otro lado, se han dictado decenas de leyes que propician el remate de las
tierras de las comunidades campesinas y amazónicas, despojándolos de sus
derechos ancestrales y condenándolos virtualmente al exterminio y la miseria
más espantosa. La “La Ley de la Selva” (Decreto 1015) como sabemos concitó
la más firme resistencia de los pueblos amazónicos logrando a través de sus
luchas hacer retroceder al gobierno con la derogatoria de dicho decreto.

Sin embargo aún quedan en pie las leyes que facilitan las ventas de las tierras
de las comunidades y que propician la explotación minera y petrolera en los
territorios pertenecientes a las comunidades. Normas que además de ser
inconstitucionales violan convenios internacionales que obligan al gobierno a
consultar y respetar la decisión de las comunidades.

Junto a esta legislación propiciatoria de las políticas neoliberales, se dictaron


leyes draconianas, dirigidas a reprimir violentamente la lucha populares;
particularmente los Decretos que facultan a las Fuerzas Armadas a intervenir
para reprimir los conflictos sociales y los que facultan a las fuerzas políticas a
disparar sus armas en contra la población que protesta; normas que son calco y
copia de la Doctrina de la Seguridad Nacional que impusiera el gobierno
reaccionario de Bush y que a su vez es parte del Plan Colombia y de Las
Iniciativas para las Américas. Junto a esta legislación represiva se facilitó la
penetración de tropas imperialistas, pertrechados de implementos militares en
la región de Ayacucho bajo la cubierta de la “ayuda humanitaria” Y la lucha
contra el narcotráfico. En cambio se inicio una casa de brujas contra las Casas
del Alba y de Amistad Peruano-Cubano, encarcelando a ciudadanos inocentes
por razones de sus ideas.

Pero es más, la acción represiva del gobierno fue acompañada el año pasada de
una intensa campaña dirigida a desacreditar, dividir y debilitar a las
organizaciones populares y particularmente a la CGTP a la CPS, y a las fuerzas
políticas de izquierda, nacionalistas y progresistas, incluyendo a las
organizaciones de derechos humanos y las ONGs que defienden el medio
ambiente y los derechos de los pueblos amazónicos y comuneros.

2
Más de 600 dirigentes sindicales y sociales se encuentran enjuiciados por
participar legítimamente en acciones de protesta contra el gobierno y entre
ellos 13 dirigentes de las organizaciones integrantes de la CPS se encuentran
procesados judicialmente por el supuesto delito de “colaboración con el
terrorismo internacional”.

Todo ello, demuestra que las políticas de radicalización del modelo neoliberal
vienen acompañadas del endurecimiento de la política represiva del gobierno
bajo la estrategia de impedir por todos los medios la unidad de las fuerzas
políticas y sociales que resisten los planes de la derecha gobernante y trabajan
por articular una alternativa política de raigambre popular.

LAS LUCHAS POLITICAS Y SOCIALES

En ese escenario se acrecentaron las luchas populares destacando los paros


nacionales y las Jornadas de Lucha, convocadas por la CGTP, CPS, el
movimiento campesino y de productores, las comunidades nativas, los Frentes
Regionales, los Comedores Populares y sobre todo, las históricas jornadas de
lucha desplegadas por los pueblos de Moquegua, Tacna, Cusco, Apurimac, y los
pueblos afectados por el terremoto del 15 de agosto.

En el terreno político el hecho más relevante es la persistente caída de la


popularidad del gobierno acentuada por el alza del costo de vida, el remate del
patrimonio nacional, la incapacidad del gobierno para resolver las demandas
sociales y los escándalos de la corrupción que han llegado hasta las más altas
esferas del gobierno, comprometiendo a los más importantes dirigentes del
partido Gobernante.

Los llamados “petro audios” pusieron en evidencia que el gobierno aprista está
sumido en la corrupción más repudiable y aunque el Presidente García a
pretendido demostrar una actitud severa con los corruptos, en los hechos, al
coludirse los parlamentarios apristas con el fujimorismo para eludir la
responsabilidad de los dirigentes apristas en la Comisión Investigadora del
Congreso se ha demostrado que el gobierno no tiene autoridad moral para
hablar de un Plan de Lucha contra la Corrupción como el que ha anunciado el
Primer Ministro Simon.

3
Esa situación de creciente descontento popular provocó la caída del Gabinete
Del Castillo en medio de un escándalo político y el nombramiento de Yehude
Simon como “tabla de salvación”; personaje que si bien proviene de la izquierda
hoy se torna en el más férreo defensor de la política del gobierno e
implementador de sus planes anti populares.

Cabe destacar la presencia del Ministro Valdivieso en el Gabinete, un


funcionario del FMI que vino aquí para “modular” la política económica y el
presupuesto público del 2009, en el que se han recortado sensiblemente las
partidas destinadas al gasto social y se han reforzado en el marco de la crisis
las política destinadas a favorecer a los inversionistas para que mantengan sus
tasas de rentabilidad en el contexto de la crisis internacional, ajustando más
aun las condiciones de sobre explotación del trabajo.

Un balance somero de las luchas demuestra que hay un accionar creciente de


las luchas populares y que nuevos actores se suman al torrente popular. Sin
embargo, es preciso señalar que si bien se han logrado avances en el proceso de
articulación de las luchas, este todavía es insuficiente, aun están irresueltos
los conflictos internos en gremios importantes y todavía amplios sectores del
movimiento campesino no se suman a la unidad de acción.

Siendo la unidad política y social un factor estratégico imprescindible no


hemos logrado mayores avances en la construcción de la Asamblea Nacional de
los Pueblos y en el frente político, herramientas indispensables para avanzar en
la conquista de espacios de poder que nos permitan enrumbar el país por el
camino del cambio y la transformación social.

Evidentemente, hay aún debilidades que debemos superar, sobre todo, en las
actuales circunstancias en la que tenemos que encarar una severa crisis
económica, de dimensiones planetarias que amenaza con arrasar con las más
elementales conquistas de los trabajadores y del pueblo.

APRECIACIONES DE LA CRISIS INTERNACIONAL Y SUS


CONSECUENCIAS EN EL MUNDO DEL TRABAJO

Hacía el 2009 la situación económica se vislumbra mucho más crítica y


políticamente más explosiva, debido a la crisis económica que se venía
incubando desde el 2007, en los Estados Unidos de Norteamérica y que estalló

4
con toda su fuerza destructiva en septiembre del año pasado, extendiéndose
como un reguero de pólvora en todo el planeta con gravísimas consecuencias
para todas las economías del mundo entero.

Estamos asistiendo a un cambio de época, la crisis que atraviesa el mundo es


una de las más graves de toda la historia del capitalismo mundial, que cuestiona
los fundamentos ideológicos del neoliberalismo, las políticas de libre mercado y
el orden internacional que emergiera después de la II Guerra Mundial.
Significa entonces que el mundo transita hacia una nueva época y hacia un
nuevo orden económico y político mundial. El viejo orden que surgió después de
la II Guerra Mundial está agotado. El mundo marcha de la unipolaridad a la
multipolaridad. En ese nuevo orden, los EE UU está dejando de ser la fuerza
hegemónica del mundo contemporáneo.

No se trata, solo, de una crisis económica, es también alimentaria, energética,


medioambiental, social e institucional. Estamos ante una crisis de rentabilidad.
Al no poder las empresas transnacionales mantener sus altas tasas de
ganancias han derivado inmensos recursos económicos hacia la actividad
especulativa y parasitaria del capital, en donde han obtenido fabulosas
ganancias en base a la especulación y la compra y venta de activos “tóxicos” y
comodites. De esa manera especularon con los precios del petróleo y los
alimentos alcanzando estos niveles jamás vistos en la historia. Ello a su vez
desató una crisis alimentaria, no por la falta de oferta de alimentos sino
porque los pobres no tienen como adquirirlos.

Las consecuencias de las crisis golpean sin excepción a todas las economías en
el mundo, pero particularmente a las economías más débiles y dependientes.
Los efectos más perversos son la recesión productiva, el desempleo masivo (20
millones de desempleados según la OIT), la caída de los precios de las
materias primas, problemas en la balanza comercial, escasez y encarecimiento
del crédito. A manera de ejemplo podríamos decir que las economías de EEUU,
Europa y el Japón que en conjunto representa más del 60% del PBI mundial,
decrecerán, este año, en -3 a 4% y que sólo en los EE UU el 2009 se perderán
entre 5 y 6 millones de puestos de trabajo.

En el caso del Perú la situación es muchos más grave, aunque el gobierno diga
que estamos blindados, lo cierto es que los precios de las materias primas que
representan el 75% de nuestras exportaciones y de ellas el 62% son de

5
minerales están cayendo estrepitosamente; y en general las exportaciones que
el año pasado llegaron a 32 mil millones de dólares este año se estima que
caerán a 22 mil millones de soles, lo que significa una fuerte perdida de divisa
para el erario nacional, y particularmente menores ingresos para las regiones
por concepto de canon y regalías.

Si a ello se suman los efectos nefastos que tendrá la aplicación del TLC con
los Estados Unidos y la próxima suscripción del TLC con China veremos que la
situación hacia el 2009 se vislumbra sumamente critica para los productores
medianos y pequeños y para los trabajadores.

El impacto del mundo del trabajo se está dejando sentir con toda fuerza; por
lo pronto ya se han perdido más de 60 mil puestos de trabajo y se estima que
esta cifra seguirán creciendo irreversiblemente.

LAS POSIBLES SALIDAS A LAS CRISIS

El gran dilema está en saber cómo saldremos de esta crisis. Los gobiernos
neoliberales de las grandes potencias capitalistas trabajan febrilmente para
salvar a las transnacionales de la debacle, echando mano de los recursos
públicos, después que renegaron de las políticas estatistas,

Lo que se propone desde el neoliberalismo es “regulación”, “humanización” y


“reforma” del capitalismo, esto es cambiar algo para que nada cambie; y en el
fondo descargar la crisis sobre las espaldas de los trabajadores y los pueblos.
En nuestro concepto no hay salida a la crisis bajo los parámetros del
neoliberalismo; se requieren cambios de fondo sobre la base de un nuevo
paradigma alternativo de la economía global que promueva la justa distribución
de la riqueza y los recursos generados en la economía, sobre la base del
trabajo digno y con derechos como un mecanismo generador de empleo
decente, protección social y derechos laborales.

Se requiere una nueva gobernanza de la economía global. Es decir una nueva


institucionalidad que garantice la coherencia de las políticas en interés del
desarrollo y del trabajo decente.

En el Perú el gobierno pretende enfrentar la crisis profundizando las


fracasadas políticas neoliberales con mayor represión. El Plan Anticrisis está

6
dirigido a proteger las ganancias de los ricos, como es el caso del incremento
del Drawback (devolución de aranceles) para los exportadores, mientras se
olvidan de los productores nacionales, se recorta el derecho de los
trabajadores y se mantienen congelados los sueldos y salarios en momentos que
se acrecientan los precios de los productos de primera necesidad.

El Plan Anticrisis, se sustenta fundamentalmente en la inversión pública


dirigida a obras de infraestructura, y fundamentalmente a mega proyectos de
larga maduración, que en esencia favorecen al capital transnacional y no a obras
de corta maduración y de generación extensiva de mano de obra. Se mantiene
la política tributaria basada en los impuestos indirectos, persistiendo en las
exoneraciones a las grandes utilidades, como es el caso de la Bolsa de Valores y
la minería de oro que sigue lucrando insaciablemente. De otro lado se mantiene
la política arancelaria que le significa al estado más de 3 mil millones de soles
de menores ingresos.

Es pues urgente y necesario que desde los trabajadores y desde las fuerzas
políticas que luchan por el cambio construyamos colectivamente un Plan
Alternativo para abordar la crisis; con esa finalidad alcanzamos para el debate
una propuesta que hemos venido elaborando desde la central y con la
contribución de intelectuales progresistas y profesionales de la Central que
acompañan permanentemente nuestro trabajo.

Por todo lo dicho se coloca en la orden del día de la oposición política y social,
la necesidad de construir de manera unitaria, las herramientas políticas y
sociales que nos permitan encarar la crisis de manera efectiva y darle solución,
en función de los intereses del país y de las grandes mayorías nacionales que
demandan cambios, en todas las esferas de la vida económica, política y social.
En ese sentido la CPS debe hacer un balance exhaustivo de sus avances y
limitaciones y avanzar a su renovación, apuntando a la construcción de una
alternativa política sobre la base de propuestas concretas que debe traducirse
en un plan alternativo para enfrentar la crisis que se viene elaborando desde
las organizaciones sociales y políticas del campo popular .

Como vienen demostrando los acontecimientos en América Latina y sobre todo


en la Región Andina los trabajadores y los pueblos, si se unen, determinan el
curso de los acontecimientos económicos sociales y políticos, arrancando al
gran capital importantes conquistas para los intereses de las masas, impidiendo

7
una dictadura corporativa y determinando un nuevo curso de profundas
transformaciones de carácter nacionalista, progresista y revolucionaria,
reivindicando el rol del Estado. Ese debe ser el contenido de la estrategia que
requerimos para enfrentar la actual crisis mundial.

BALANCE ORGÁNICO

La CGTP ha venido desarrollando sus actividades en función de objetivos


claramente definidos en su plan 2008.

Su implementación se ha manifestado en la escena de la política nacional, en


espacios sectoriales: apoyando las movilizaciones de sus bases como en el caso
la huelga minera, etc. y de sindicatos en lucha por el ejercicio de la Libertad
sindical, caso de confecciones, etc.

También ha tenido actuación reconocida en los espacios regionales y locales


acompañando a sus afiliados en movilizaciones especialmente en la zona del sur
del país signada el año que pasó por una alta conflictividad; nuestra Central ha
tenido ciertamente un mayor interés en tratar de articular los frentes
regionales en reuniones de espacios macro regionales.

No hay duda que de los objetivos planteados destacan dos: los avances en la
mejora de su imagen ante la sociedad y en segundo lugar su contribución en la
forja del referente político, tarea que le ha insumido una dedicación de
cuadros no siempre valorada en toda su dimensión.

Se ha tenido en cambio, éxitos muy puntuales en la defensa de los derechos de


los trabajadores, aun cuando hay que reconocer la gran actividad por formar
nuevos sindicatos incluso en sectores de contrata, nuestras estadísticas
señalan mas de 3000 despedidos por este motivo.

Hemos sufrido retrocesos muy serios en la llamada Ley de MYPES que muchos
consideran la real Ley general de Trabajo, solo que en sentido contrario al
interés de estos, los mas de 100 decretos legislativos van en el mismo sentido.
Con todo, la denuncia y la agitación que ha desarrollado la CGTP sobre estos
temas, que han incluido medidas de protesta como el retiro del Acuerdo
Nacional, no han alcanzado para revertir esta situación.

8
El que no hayamos tenido mayores avances en el terreno de los derechos
laborales y si mayores logros en el impulso a la formación de una oposición
política alternativa tiene pues una lógica: cada vez mas se llega al
convencimiento que con el manoseo del diálogo social y el entreguismo del
actual régimen, ha llegado la hora de luchar por el poder, de lo contrario los
derechos seguirán desapareciendo.

Esta formulación merece una cuidadosa aplicación ya que en el terreno laboral


exige elevar la conciencia política, es decir, elevar la lucha reivindicativa (lucha
económica) a la lucha política, sin descuidar el trabajo sindical. Para que la
acumulación de fuerzas y la confianza de los trabajadores en sus fuerzas se
activen, es necesario acompañar las denuncias relevando los logros por más
pequeños que ellos sean.

La estrategia asumida fue la pertinente para esta situación, la correlación de


fuerzas que ha formado el gobierno con la derecha empresarial y política fue
equilibrada con los llamamientos a la unidad popular y la centralización de las
luchas.

Lo mismo podemos decir con relación a la plataforma asumida que se ha


correspondido tanto con la realidad como con la estrategia. En efecto buena
parte de la protesta popular ha estado marcada por el deterioro del nivel de
vida dado los niveles de inflación. De manera que la defensa de la Economía
popular, de la soberanía, de la democracia y transparencia contra la impunidad,
corrupción y la criminalización de la protesta ha cumplido su cometido ya que
esta plataforma logró niveles importantes de centralización.

Una valoración mas concreta de los avances de la reestructuración orgánica lo


veremos en los informes posteriores. Por ahora nos limitaremos al nivel de
dirección nacional para la cual nos propusimos avanzar en la estructuración de
los departamentos y la formación de equipos de soporte para avanzar en el
terreno de la organización, asesoría y la propuesta, lo cual se ha cumplido. Esta
referencia tiene que ver con los objetivos políticos y organizativos que
planificamos el año pasado y se debe reconocer que los logros que señalaremos
se deben al esfuerzo de los directivos de nuestra Central y de sus asesores y
profesionales.

9
Sin embargo, nadie puede negar que nuestro equipo dista mucho de un
funcionamiento afiatado, nuestro rendimiento no tiene aun la regularidad que
todos, en especial nuestras bases esperan. Ello por distintas razones, algunas
de carácter objetivo: hay carencias de licencias sindicales, muchos de nuestros
dirigentes tienen que atender sus propias bases y en general esto afecta
nuestra posibilidad de una dedicación exclusiva al trabajo de la Central.

También es necesario reconocer, sin que nadie se ofenda que no siempre


acertamos en la ubicación de los cuadros lo que conspira contra una mejor
utilización de las capacidades de cada cual. Pero también es cierto que ello
sería menos notorio si todos entregáramos nuestro tiempo disponible con la
misma voluntad y disciplina que las tareas y el plan exigen. No desconocemos
las actividades que cada uno de los dirigentes desarrollan en sus bases, pero
ello no puede llegar al extremo de tener compañeros que han hecho en la
práctica abandono de sus cargos.

El escenario que veremos en el 2009 será sumamente complicado y exige


correcciones inmediatas.

Sobre Los resultados


Una evaluación objetiva de la actividad de la CGTP arrojará un balance positivo,
la principal referencia es que nuestra Central no solo sigue siendo la
organización sindical mas poderosa, merced al aumento de la actividad sindical
y creación de nuevos sindicatos, sino que su capacidad de convocatoria ha
crecido notablemente en el último año, como lo prueba la realización del Paro
Nacional exitoso de julio como consecuencia de una política de alianzas
acertada y cuyo mayor logro es la continuación y proyección de la Coordinadora
Política Social. No es posible evaluar la Asamblea de los pueblos ya que esta se
encuentra en sus niveles iniciales.

Esto se ha podido alcanzar, a pesar de la dura campaña de descrédito que se


orquestó en contra de la Central dirigida desde el mismo gobierno que apunta
no solo a minar su unidad fomentando el paralelismo, sino al desprestigio de los
dirigentes mediante los ataques personales y la profusa “criminalización de la
protesta” que ha despertado la inquietud y solidaridad de instituciones
dedicadas a la defensa de los derechos humanos radicadas en el país, también
las de nivel internacional que se han dirigido al gobierno mostrando su
inquietud por mas de 600 encausados por motivos políticos y sociales

10
Nuestra mayor presencia en la asesoría y defensa de los derechos de los
trabajadores y del país tiene un mayor mérito si consideramos que, a pesar de
que los medios de comunicación, con las honrosas excepciones, es en el Perú la
maquinaria mas efectiva de toda América latina que tiene la derecha para
ningunear las voces discrepantes, aun así, aunque no con la frecuencia que
desearíamos, la opinión de la CGTP es solicitada ante los hechos mas cruciales
del país, es decir es muy difícil ignorarnos. Dicho sea de paso, hemos logrado
conformar un reducido pero eficiente equipo de prensa y editar boletines
informativos con periodicidad aceptable.

El escenario para el 2009

Como lo señala el capítulo político, este año será de una gran tensión social
teniendo como telón de fondo la crisis mundial. Con el transcurrir de los meses
la polarización se irá incrementando ya que el 5% de crecimiento proyectado es
un promedio que tiene una tendencia a la baja que se verá de manera más cruda
en el último trimestre. Frente a esta polarización, incrementada por la
proximidad de los procesos electorales, es muy difícil que se construyan
consensos. En primer lugar porque ello necesitaría de una nueva
institucionalidad no solo en la legislación nacional, también se necesitaría una
nueva política en el terreno distributivo.

Este tema es crucial ya que a la base de las decenas de focos de conflicto


detectados, está el tema de la desigualdad. Esta es quizá el mayor reto de la
gobernabilidad en el país. Las consecuencias podrían ser de dos tipos:

a)Es probable que el gobierno pierda el control y su desgaste se profundice, no


hay que olvidar que debido al triunfalismo, sus reflejos frente a la crisis
fueron tardíos y han hecho perder semanas que será imposible recuperar para
el funcionamiento de aspectos importantes del Plan anticrisis, por ejemplo: las
compras estatales para las MYPES. Por ello el contexto de los próximos años
serian de gran inestabilidad.

b)La otra posibilidad es que el gobierno se adelante a la primera conclusión y


asegure el orden con mayor represión que le permita aplicar una política
antilaboral y anular también la oposición política y social que asegure la
permanencia del modelo.

11
Ante cualquiera de los dos escenarios la CGTP será un factor de suma
importancia para evitar que la crisis y la represión caigan de manera brutal
contra los sectores más pobres y se convierta en un factor de estabilidad y
negociación laboral. Para ello construir una nueva mayoría política nacional es
una tarea de primer orden.

La estrategia de unidad debe pues tener un contenido de cambio y no solo


de acumulación de fuerzas y denuncias. El objetivo: Evitar que la crisis la
paguen los más pobres. El programa debe ser orientado a luchar contra la
pobreza y la desigualdad. Insistir en la democracia y la transparencia,
rechazando por todos los medios la criminalización de la protesta.

Sin embargo, alcanzar estos objetivos supone superar una serie de lastres que
estancan nuestro funcionamiento: En el campo popular existe todavía una gran
fragmentación, ello ha sido la causa de que solo hayamos podido centralizar las
luchas, es decir hacerlas coincidir, pero no articularlas con una dirección y un
programa político más estratégico. De la misma forma aun no hemos superado
la división y el paralelismo en el seno del movimiento sindical. Por su parte los
partidos no logran recuperar su nivel de influencia en del movimiento popular.

La solución a estos problemas corre paralelo al fortalecimiento de la CPS, como


espacio de articulación de las luchas y de unidad en la acción, mientras la ANP,
debe constituirse en el gran espacio de construcción colectiva, que pueden
ayudar al proceso de discusión de un nuevo programa con visión de futuro.

En el terreno de las movilizaciones debemos coordinar las campañas políticas


nacionales con las banderas regionales para poner en mesa una agenda que
contenga:
1. Plataforma anticrisis, cuya propuesta alcanzamos para su análisis y
enriquecimiento
2. Defensa de la soberanía y recursos naturales
3. Reforma tributaria con sentido progresivo
4. Defensa de la economía popular ante la persistencia de precios altos
5. Asegurar el empleo y los sueldos y salarios
6. Lucha contra la impunidad y la corrupción

12
En el plano estrictamente sindical los esfuerzos deben insistir en la siguiente
agenda para lo cual la secretaría general ha iniciado las coordinaciones con
destacados profesionales:
1. Libertad Sindical – Negociación colectiva por rama de actividad
2. Ley MYPES (Acción de inconstitucionalidad)
3. TLC – Ley de Exportaciones no tradicionales
4. Crisis económica – Repercusión en las AFPs de la Crisis del sector
hipotecario y financiero
5. Reforma del Estado –Modernización del Sector Público – Decretos
legislativos 1023, 1024, 1025, 1026 y 1057.
6. Ley del Servicio Civil - Ley de Remuneraciones para el sector publico.
7. ley procesal de trabajo
8. Iniciativa Legislativa (Ministerio de trabajo que cumpla su rol tuitivo)

Finalmente señalaremos que la profundización del proceso de reestructuración


orgánica de la CGTP, herramienta imprescindible para que nuestros objetivos
culminen con éxito, será desarrollada en este taller con el aporte de todos
ustedes.

Lima, 11 de Febrero de 2009

MARIO HUAMAN RIVERA


Secretario General

13

También podría gustarte