Está en la página 1de 52

El Maravilloso Mundo de los Artrópodos

Las imágenes, extraídas de la web,


pertenecen a sus respectivos autores
Introducción al Mundo de los Artrópodos

Los Artrópodos (latín Arthropoda,


arthron, "articulación"; y podos, "pie")
constituyen el filo más numeroso y
diverso del reino animal. Incluye, entre
otros, a los insectos, arácnidos,
crustáceos, y los miriápodos.
Hay más de un millón de especies
descriptas, insectos en su mayoría, que
representan el 80% al menos de todas las
especies animales conocidas.
Varios grupos de artrópodos están
perfectamente adaptados a la vida en el
aire, a diferencia de la mayoría de los
filos animales que son acuáticos o
requieren ambientes húmedos. Su
anatomía, su fisiología y su
comportamiento revelan un diseño simple
pero admirablemente eficaz.
Características Generales de los Artrópodos
A pesar de su variedad y su disparidad, los artrópodos poseen en común características morfológicas y
fisiológicas fundamentales.
Dos de sus rasgos más llamativos están relacionados entre sí, y es que se sostienen por un esqueleto externo o
exoesqueleto, y sus extremidades, en consecuencia, son apéndices articulados. Este último rasgo es el que justifica
el nombre del grupo.

La otra característica notable es su segmentación o metamería, por la cual su cuerpo aparece construido por
módulos repetidos a lo largo. Por este carácter se les relacionó con los anélidos, aunque ahora se admite en general
que es un caso de convergencia evolutiva.
Características Generales de los Artrópodos
1. Exoesqueleto de quitina que puede estar combinada con otros compuestos químicos y que pasa por el proceso de
muda o ecdisis.
2. Tienen el cuerpo segmentado (metamerizado) con tendencia a la fusión de algunos metámeros para formar
diferentes regiones (cefalotórax, abdomen, etc.)
3. El aparato digestivo es tubular y las piezas bucales son muy diferentes; hay en este último aspecto dos grandes
grupos: los mandibulados y los quelicerados.
4. El Sistema Circulatorio es abierto .
5. La respiración es branquial o cutánea en los acuáticos y traqueal en los terrestres; en el caso de los arácnidos
hay además filotráqueas (pulmones).
6. El sistema nervioso está constituido por un cordón ventral con un par de ganglios nerviosos por metámero
(segmento).
7. La reproducción es sexual, con casos de hermafroditismo y de partenogénesis.
8. La fecundación es generalmente interna, son ovíparos y en muchos casos presentan metamorfosis.

Vista Interna de un segmento de un


artrópodo.
El Exoesqueleto

El exoesqueleto de los artrópodos es una cubierta continua llamada cutícula (ver imagen 2), que se extiende
incluso por los dos extremos del tubo digestivo y por las vías o cavidades respiratorias, y que está situada por
encima de la epidermis (llamada en éstos por ese motivo hipodermis), que es quien la secreta.
La composición del exoesqueleto es glucopeptídica. El componente principal y más característico pertenece al
primero de estos dos tipos, y es la quitina, un polisacárido derivado de la N acetil D glucosamina.
En muchos casos la consistencia del exoesqueleto gana por el añadido de sustancias minerales, como en el caso de
los cangrejos y otros crustáceos cuya cutícula aparece calcificada, por depósito de carbonato cálcico.
El espesor y dureza de la cutícula no es igual en toda su extensión. Por el contrario, aparece formando zonas
endurecidas llamadas escleritos, separadas o unidas entre sí por zonas más delgadas y flexibles.
Pueden existir además crestas del exoesqueleto desarrolladas hacia adentro llamadas apodemas, sobre las que se
insertan los músculos. La cutícula suele además estar atravesada por poros.
La Muda o Ecdisis

El esqueleto externo tiene una desventaja y es


que, para poder crecer, el animal debe
desprenderse de él. Lo hace en un proceso,
controlado hormonalmente, de ecdisis o muda.
La hipodermis secreta enzimas que ablandan y
digieren en parte la capa más inferior de la
cutícula (la endocutícula), provocando que el
resto se desprenda. Inmediatamente comienza la
secreción de una cutícula nueva.
Hasta que no se endurece esta nueva cubierta el
animal está relativamente indefenso, con menos
posibilidad de escapar o resistirse. Todo el
proceso de la muda está controlado
hormonalmente; la ecdisona u "hormona de la
muda" es la hormona responsable de que estos
cambios se produzcan. Se llaman estadios o
instares a las sucesivas fases de la existencia del
animal entre muda y muda.
Los Apéndices
Los apéndices son tubos huecos articulados, en cuyo interior se sitúan los tejidos vivos y específicamente los
músculos estriados que, adheridos a ambos lados de las articulaciones, les proporcionan versatilidad y rapidez
de movimientos. Se llama artejos a las piezas articuladas que forman los apéndices.
Existen dos tipos básicos de apéndices, los unirrámeos, formados por un solo eje, propios de los artrópodos
terrestres (arácnidos, miriápodos e insectos), y los birrámeos formados por dos ejes y propios de los artrópodos
acuáticos (trilobites y crustáceos).
En el curso de la evolución ha existido la tendencia a restringir los apéndices a determinadas regiones del cuerpo
y a especializarlos para funciones distintas. Los apéndices de la cabeza están adaptados para la percepción
sensorial, la defensa y para manipular los alimentos; los del tórax sirven para andar y nadar; los abdominales
cumplen funciones respiratorias y reproductoras, como retener los huevos o aferrarse a la pareja durante la
cópula. Otros se han modificado de tal modo que cuesta reconocerlos como tales (hileras de las arañas, peines de
los escorpiones).

Artejos de la pata de una araña: 1. Coxa. 2. Trocánter.


3. Fémur. 4. Patela. 5. Tibia. 6. Metatarso. 7. Tarso. 8.
Pretarso (uñas).. Apéndice unirrámeo de insecto.
Aparato Digestivo

Un rasgo distintivo del aparato


digestivo de los artrópodos es la
existencia de un estomodeo
(inicio, en verde), un mesodeo
(media, en violeta) y un
proctodeo (final, en marrón). El
estomodeo y el proctodeo son
regiones derivadas en el extremo
anterior y el posterior del
ectodermo, lo mismo que la piel
(hipodermis) de la superficie
corporal. Esas regiones están
tapizadas de cutícula, que se
renueva cada vez que ocurre una
muda. La parte media del tubo
digestivo, el mesodeo, deriva del
endodermo y es la que produce
las secreciones digestivas y donde
se realiza la mayor parte de la
absorción de nutrientes;
frecuentemente presenta
derivaciones o ciegos laterales
que amplían su superficie.
El Aparato Respiratorio
Muchos artrópodos son demasiado pequeños como para necesitar órganos respiratorios.
Los artrópodos acuáticos suelen presentar branquias que son apéndices internamente más vascularizados que los
otros órganos. También se encuentran branquias secundarias en las larvas acuáticas de algunos insectos, como las
efímeras.
Los miembros del grupo de vida aérea respiran por órganos internos de uno de dos tipos:
Tráqueas. Los insectos, algunos órdenes de arácnidos, los miriápodos o los bichos bolita (crustáceos del orden
isópodos adaptados a la vida terrestre) presentan una red de conductos (sistema traqueal) que comunican con el
exterior por orificios llamados espiráculos, frecuentemente dotados de aberturas valvulares. La cutícula se
extiende por ellos en una versión muy delgada y permeable, que en todo caso se desprende cuando llega la muda.
En algunos casos se observa una ventilación activa, con movimientos cíclicos de inspiración y espiración.
Pulmones. Presentan una estructura interna muy plegada (pulmones en libro), lo que multiplica la superficie por
la que se realiza el intercambio de gases, y se abren al exterior por aberturas propias e independientes. Se
encuentran pulmones en varios órdenes de arácnidos, entre los que destacan las arañas y los escorpiones.
El Sistema Circulatorio

El Sistema Circulatorio de los


artrópodos es abierto, es decir, no existe
un circuito cerrado de vasos por el que
circule un líquido diferenciado (lo que
se podría llamar sangre). Lo que existe
es una estructura de bombeo que es un
vaso especializado de posición dorsal, al
que se denomina corazón dorsal, que
mueve el líquido corporal interno, la
hemolinfa, que recibe de vasos
posteriores abiertos e impulsa hacia
adelante por vasos igualmente abiertos.

La red de vasos está siempre escasamente


desarrollada, salvo en las branquias de los artrópodos
acuáticos. No hay células sanguíneas especializadas en
el transporte de oxígeno, aunque, como en todos los
animales existen amebocitos (células ameboideas) con
funciones de inmunidad celular y hemostasis
(coagulación y cicatrización). Sí puede haber
pigmentos respiratorios, pero disueltos en la
hemolinfa.
El Sistema Nervioso
Los artrópodos se caracterizan por tener un Sistema Nervioso que consiste en una serie de ganglios, un par por
segmento, interconectados por un cordón nervioso ventral doble.
El cerebro consiste en tres pares fusionados de ganglios dorsales situados en la cabeza; el extremo anterior está
constituido por una doble cadena de ganglios ventrales. Los ganglios están interconectados por dos haces de
fibras nerviosas que corren a lo largo de la superficie ventral. A raíz de la naturaleza segmentaria del sistema
nervioso del artrópodo, muchas funciones son controladas a nivel local y varias especies pueden desempeñar sus
actividades normales después de haberse eliminado el cerebro.

A izquierda, sistema
nervioso de un
artrópodo (insecto)
mostrando cordones
y ganglios.
A derecha,
diferentes sistemas
nerviosos
comparados
El Aparato Excretor

Los crustáceos presentan para la excreción glándulas


antenales y maxilares en la base de antenas y patas. Los
arácnidos suelen disponer de glándulas coxales, que
desembocan en la base de las patas. En insectos y en
miriápodos aparecen órganos tubulares característicos,
llamados tubos de Malpighi, que desembocan entre el
intestino medio y el intestino posterior (proctodeo); sus
productos se suman a la composición de las heces.
Los artrópodos terrestres suelen ser uricotélicos, es
decir, que para la excreción no producen amoníaco o
urea, sino ácido úrico o, a veces, guanina.
Reproducción y Desarrollo

Siempre se reproducen
sexualmente. Las
hembras, tras ser
fecundadas, ponen
huevos. El desarrollo, a
partir del huevo, puede
ser directo o indirecto.
En el desarrollo directo
nace un individuo similar
al adulto, aunque, como
es lógico, de menor
tamaño.
En el desarrollo indirecto
nace una larva que
implica una serie de
cambios profundos
denominados
metamorfosis.
Se dan frecuentes casos
de partenogénesis, sobre
todo en crustáceos e
insectos.
Aparición de los Artrópodos

Los Artrópodos aparecen por


primera vez en el registro fósil en
los estratos del Cámbrico
temprano de los yacimientos de
Burguess Shale y perduran hasta
la actualidad.
Sin embargo, el origen de los
artrópodos hay que buscarlo más
allá del Cámbrico, ya que la clase
más antigua (Trilobita) aparece ya
muy evolucionada con respecto a
sus posibles antecesores.
Clasificación de los Artrópodos
Dentro del grupo de los
artrópodos se tiende a distinguir
los euartrópodos, o artrópodos
típicos, a los cuales se refieren
todos los caracteres generales
citados, y los parartrópodos
(onicóforos, tardígrados y
pentastómidos), que tienen una
serie de características
intermedias entre anélidos y
euartrópodos.
Los euartrópodos se dividen en
tres subfilos: los trilobitomorfos,
los quelicerados y los
mandibulados.
En los trilobitomorfos el cuerpo
está dividido en tres lóbulos; en
los quelicerados los primeros
apéndices posbucales son los
quelíceros, apéndices que tienen
2 ó 3 artejos móviles; en los
mandibulados, los primeros Dentro de los quelicerados se distinguen tres clases: los merostomas
apéndices posbucales son las (Xiphosura), los arácnidos y los picnogónidos.
mandíbulas, piezas simples con Entre los mandibulados se distinguen: los crustáceos, y en una de las
función masticadora. formas de clasificación se incluyen a los insectos y miriápodos dentro de
los Atelocerata.
Clasificación de los Artrópodos
Subfilo Trilobitomorpha Trilobites, extintos

Subfilo Chelicerata (Quelicerados)


Arachnida (Aracnidos) - arañas, escorpiones, ácaros
Merostomata (Merostomados) - Eurypterida y Xiphosura
Pycnogonida (Picnogónidos)

Subfilo Myriapoda (Miriápodos) Chilopoda, Diplopoda, Pauropoda, Symphyla - ciempiés, milpiés

Subfilo Pancrustacea
Superclase Hexapoda (Hexápodos)
Insecta (Insectos) - cucarachas, mariposas, grillos, mosquitos
Diplura
Collembola
Protura
Superclase Crustacea (Crustáceos)
Remipedia
Cephalocarida
Branchiopoda
Ostracoda
Mystacocarida
Copepoda
Cirripedia
Tantulocarida
Malacostraca - langostas, cangrejos, camarones, krill, etc.
Parartrópodos - Onicóforos
Los Onicóforos son animales terrestres de unos 3 cm., con aspecto de gusano provisto de patas.
Muestran una segmentación externa que no se corresponde con la metamerización interna. Tienen
cutícula quitinosa, por lo que experimentan mudas.
Presentan un par de antenas, un par de mandíbulas en forma de pinza y 13 ó 14 pares de patas no
articuladas.
La respiración es traqueal, la excreción se realiza por un par de nefridios por segmento.
Viven en zonas tropicales y son carnívoros.
Parartrópodos - Tardígrados
Los Tardígrados son animales de hasta 1 mm., tienen el cuerpo alargado y no segmentado y presentan
cuatro pares de patas cortas. Se alimentan chupando los líquidos internos de los musgos donde viven
mediante unos estiletes bucales y una faringe suctora. Pueden soportar la desecación pasando por un
estado de vida latente (criptobiosis) en el que el animal adopta la forma de barril, pudiendo permanecer
así varios años.
Parartrópodos - Pentastómidos
Los Pentastómidos son parásitos de los pulmones y vías respiratorias de los vertebrados, principalmente
de los reptiles. Tienen un cuerpo alargado con anillos sucesivos.
Presentan cinco protuberancias: en cuatro hay ganchos y en la otra se abre la boca.
Carecen de aparatos respiratorio, excretor y circulatorio.
Trilobitomorfos - Trilobites
Los Trilobitomorfos son artrópodos que vivieron durante la Era Primaria, eran marinos y
bentónicos y se extinguieron hace unos 250 millones de años.
Tenían el cuerpo dividido en tres partes; en ellos se puede distinguir tres tagmas: céfalon, tórax y
pigidio.

En la cabeza tenían un par de antenas,


un par de ojos compuestos, la boca y
cuatro pares de apéndices birrámeos.
El tórax, con un par de apéndices por
segmento, se podía doblar sobre sí
mismo.
Trilobitomorfos - Trilobites
Subphylum Chelicerata
Chelicerata - Merostomados

Los Merostomados son quelicerados


acuáticos de respiración branquial.
Comprenden a los Euriptéridos o
escorpiones acuáticos gigantes, de hasta 2
m. de longitud, que se extinguieron
durante la Era Primaria, y a los
Xifosuros, actualmente representados tan
sólo por tres géneros.
La especie más conocida es Limulus
polyphemus, vulgarmente llamada
"cacerola de las Molucas".
Chelicerata -Merostomados

A la Izquierda un Eurypterido, artrópodo extinto.


A la derecha un Xyphosura o Cangrejo Cacerola en vista
ventral
Chelicerata - Pycnogónidos

Los Picnogónidos son artrópodos


quelicerados de pequeño tamaño.
Presentan dos regiones: el prosoma
(unión de cefalón o cabeza y tórax
segmentado) y el opistosoma o
abdomen, que no es segmentado.
El tórax generalmente tiene 4 pares de
largas patas, por lo que reciben el
nombre de "arañas de mar".
El tegumento es muy fino, lo que
permite que carezcan de aparato
respiratorio y excretor.
El intestino presenta ciegos que
recorren el interior de las patas.
Chelicerata - Pycnogonidos

Anatomía externa del macho de Nymphon


rubrum según Sars (1895). A. Céfalon. B.
Tronco. C. Abdomen. 1. Probóscide. 2.
Quelíforos. 3. Pedipalpos. 4. Ovígeros. 5.
Huevos. 6. Patas locomotoras. (Los
colores son un artificio para la distinción
de las regiones.)
Subphylum Chelicerata - Clase Arachnida

Los arácnidos constituyen el grupo más


importante de quelicerados. Este grupo esta
formado por todos los quelicerados terrestres
vivientes; arañas, garrapatas, ácaros,
opiliones, escorpiones y también hay algunas
especies que han regresado al agua
secundariamente. El cuerpo aparece dividido
la mayoría de las veces en dos partes, un
prosoma (cefalotórax) y un opistosoma
(abdomen). Los apéndices se insertan en el
prosoma y son un par de quelíceros, junto a la
boca, un par de palpos, a veces muy
desarrollados (pedipalpos) y cuatro pares de
patas locomotoras.
Carecen de antenas, y suelen tener uno o más
pares de ojos simples, en lugar de grandes ojos
compuestos.
Durante su desarrollo realizan mudas, pero no
metamorfosis. Muchos de ellos tienen
glándulas hilanderas que segregan seda, con la
que fabrican telas, y glándulas secretoras de
veneno con las que paralizan a sus presas.
Subphylum Chelicerata - Clase Arachnida -
Características

El tubo digestivo consta de tres partes, estomodeo, mesodeo y proctodeo. Se alimentan succionando líquidos más
que tragando porciones sólidas, para lo cual a menudo realizan una predigestión externa secretando o inyectando
enzimas digestivas sobre el alimento. Son muy a menudo depredadores, y varios grupos inyectan veneno con los
quelíceros o el telson (último segmento del cuerpo).
La circulación es abierta, como en todos los artrópodos.
Se originaron en el agua, y sus parientes más próximos, como los xifosuros, siguen siendo acuáticos, pero han
llegado a adaptarse a los ambientes más secos, incluso los desérticos. De los arácnidos actuales, sólo algunos
ácaros son propiamente acuáticos.
Subphylum Chelicerata - Clase Arachnida - Características

La respiración está basada en vías y cavidades internas que se abren al exterior por espiráculos; en unos casos es un
sistema traqueal, en otros se basa en órganos llamados pulmones en libro, por la forma en que se pliegan sus
paredes.
Los arácnidos son ovíparos pero algunas especies nacen directamente de la madre (ovovivíparos). El
comportamiento de cortejo es a menudo muy elaborado, y en muchos casos se observa cuidado parental.
Son más abundantes y variados en climas cálidos, pero están presentes en todos los climas no polares, y entre las
arañas y los pseudoescorpiones se encuentran algunos de los pocos animales capaces de vivir en las cumbres más
altas de la Tierra.
Subphylum Chelicerata - Clase Arachnida
Dominio Eukarya
Reino Animalia
Filo Arthropoda
Subfilo Chelicerata
Clase Arachnida

En esta clase encontramos los siguientes


órdenes:
* Acarina
* Amblypygi
* Araneae
* Haptopoda†
* Opiliones
* Palpigradi
* Phalangiotarbida†
* Pseudoscorpionida
* Ricinulei
* Schizomida
* Scorpiones
* Solifugae
* Trigonotarbida†
* Uropygi
Orden Schizomida - Esquizómidos

Los Esquizómidos (Schizomida) son un orden de arácnidos conformado por unas 220 especies,
distribuidas principalmente en las regiones tropicales. La mayor diversidad está en la región
Neotropical. El tamaño de sus ejemplares es extremadamente reducido, menos de 5 mm de largo,
por lo cual son escasos en las colecciones y los métodos necesarios para obtenerlos raramente son
aplicados en las colectas aracnológicas.
Orden Pseudoescorpiones
Los pseudoscorpiones constituyen un orden de diminutos arácnidos, cuyos pedipalpos recuerdan a
los de los escorpiones, con los que mantienen solo un parentesco lejano; carecen de "cola"
(metasoma) y de aguijón venenoso.
Orden Uropygi

Los uropigios son arácnidos, comúnmente llamados


vinagrillos o escorpiones látigo, que se distribuyen en
regiones tropicales y subtropicales, en donde viven
debajo de las rocas y troncos. Carecen de glándulas
venenosas pero tienen glándulas anales con las que
expulsan un líquido con olor a vinagre, inofensivo para
los humanos, de donde deriva su nombre vulgar.
Son de color café-rojizo u obscuros y presentan un
largo flagelo multiarticulado al final del cuerpo; miden
entre 18 y 65 mm. Son de hábitos nocturnos y
carnívoros.
Orden Palpigradi - Palpigrados

Los Palpígrados (Palpigradi) son un


pequeño orden de arácnidos diminutos
(no más de 3 mm). Se hallan en todo el
mundo, excepto en las zonas polares.
Poseen el opistosoma terminado en un
largo flagelo multiarticulado. La
cutícula es muy fina, tienen los
quelíceros de tres artejos acabados en
pinza y los pedipalpos son similares a
patas. Carecen de ojos, aparato
respiratorio y tubos de Malpighi, y los
aparatos circulatorio y reproductor
están muy simplificados.
Los palpígrados son endogeos (suelo) o
hipogeos (cuevas), hábitats donde
encuentran la humedad que requieren.
Se alimentan de pequeños habitantes
del suelo, como colémbolos y ácaros.
Orden Amblypygi

Los Amblipigios (Amblypygi) son un orden de arácnidos típicamente tropicales. A pesar se su


aspecto agresivo, son totalmente inofensivos ya que carecen de veneno. La característica más
peculiar es la forma del primer par de patas, mucho más largo que los demás y con función táctil.
Orden Opiliones
Los Opiliones son falsas arañas que constituyen un orden de los arácnidos. Se diferencian de las
auténticas arañas por la ausencia de estrechamiento (cintura) entre el prosoma y el opistosoma, éste
último provisto de segmentación patente, y por la forma de los quelíceros, que no acaban en uña sino
en pinza o quela y carecen de glándula venenosa.
Orden Solifugae - Solífugos

Los solífugos o solpúgidos son un orden de arácnidos carnívoros, relativamente grandes,


presentes en todos los países tropicales.
Este tipo de arácnido no posee veneno y se alimentan sujetando a la presa con los extremos
adhesivos de sus pedipalpos, para lanzar luego rápidos y eficaces mordiscos de sus quelíceros. A
medida que despedazan la presa, la rocían con jugos digestivos, lo que facilita la posterior succión
de los restos en una forma fluida; coinciden en esto con las arañas y otros arácnidos depredadores.
Orden Ricinulei - Ricinúlidos

Los Ricinúlidos (Ricinulei) son un orden de arácnidos considerado durante mucho tiempo como
uno de los grupos invertebrados más escasos. Ahora se sabe que los ricinúlidos son localmente
abundantes en determinadas áreas, como en el norte de América del Sur. El orden posee 60
especies descritas, 16 de las cuales son de América del sur (de las regiones más próximas al
ecuador). La mayor diversidad está en Colombia y Brasil (ambos con cuatro especies cada uno).
Incluye una sola familia actual, los ricinóididos (Ricinoididae) con tres géneros, y dos familias
extintas (Poliocheridae y Curculioididae).
Orden Araneae - Arácnidos

La anatomía de las arañas


coincide a grandes rasgos
con la de otros arácnidos, es
decir, con el cuerpo dividido
en dos regiones o tagmas,
prosoma (o cefalotórax) y
opistosoma (o abdomen) y el
mismo número y tipo de
apéndices, es decir, un par de
quelíceros, un par de
pedipalpos y cuatro pares de
patas locomotoras.

p: Pedipalpos, q: Quelíceros, c:
Prosoma (Cefalotórax), a:
Opistosoma (Abdomen), l1 a l4:
patas articuladas
Orden Araneae - Arácnidos

Las arañas (orden Araneae) son el orden más numeroso de la clase Arachnida, diversamente
emparentadas con otros grupos de Artrópodos. El grupo está abundantemente representado en
todos los continentes, excepto en la Antártida. Todas son depredadoras de pequeños animales,
generalmente solitarias. Producen seda llamada telaraña, que usan para tejer redes de caza,
tapizar refugios e incluso hacerse llevar por el viento.
Orden Araneae - Arácnidos
Las arañas son animales depredadores que paralizan a sus presas con el veneno de sus quelíceros. La mayoría de
las arañas inyectan enzimas digestivas en la presa, realizando una digestión externa, al menos parcial. Muchas
mastican a la presa parcialmente con dientes que forman parte del artejo basal de los quelíceros. Ahí se localizan
también comúnmente pelos que permiten en muchos casos filtrar eficazmente el alimento, separando las
partículas sólidas del líquido.
Al principio del tubo digestivo se sitúa una faringe o estómago de función suctora. Desde la mitad del prosoma y
hasta el final del opistosoma se extiende el intestino medio, dotado generalmente de divertículos, que en algunos
casos se extienden incluso a las patas.
Orden Araneae - Arácnidos

El aparato circulatorio es de tipo abierto, como en todos los artrópodos, con un corazón dorsal tubular situado en
el opistosoma.
La respiración se realiza por órganos internos que en este caso son pulmones en libro o filotráqueas. Muchas
arañas tienen también un sistema traqueal que no es homólogo al de los insectos.
La excreción se realiza por glándulas coxales y por tubos que desembocan en el intestino análogos a los tubos de
Malpighi de los insectos.
Los escorpiones son depredadores cuya
Orden Scorpionida - Escorpiones dieta consiste básicamente en otros
invertebrados, particularmente insectos.
Para capturar a sus presas, esperan en las
proximidades de sus refugios a que éstas
Los escorpiones o alacranes (Scorpiones o Scorpionida) son un se aproximen, detectando pequeños
orden de arácnidos con los pedipalpos en forma de pinza y un movimientos del aire y vibraciones del
aguijón venenoso en el extremo del cuerpo. Se conocen más de entorno mediante sus órganos sensoriales
1.500 especies y pueden encontrarse en casi todas partes del denominados tricobotrios.
mundo excepto en los polos y Groenlandia; algunas especies Cuando la presa está suficientemente
llegan a medir 23 cm. cerca, la toman con las pinzas, y luego la
matan o paralizan con una picadura. El
aparato inoculador del veneno se
encuentra en el extremo posterior del
último segmento abdominal, conocido
como telson. Éste consiste en una base
bulbosa que contiene el veneno, las
glándulas que lo producen y de una
afilada espina curva, que sirve para
inyectarlo. Sujetando a la presa ya
inmóvil, utilizan los quelíceros para
triturarla y desgarrar sus tejidos, a la vez
que vierten por la boca un fluido
digestivo, permitiendo así que las enzimas
empiecen a licuar y macerar el alimento,
ya que la digestión es realizada
parcialmente fuera del cuerpo. Una vez
predigerido, el escorpión ingiere este
caldo semilíquido.
Orden Scorpionida - Escorpiones
El Prosoma constituye la región anterior del cuerpo. Incluye la boca, los ojos, el cerebro, los quelíceros, pedipalpos
y patas. En él se producen las funciones de locomoción, captura de presas, alimentación, apareamiento y
percepción sensorial. A veces se le denomina cefalotórax.

Los Quelíceros son apéndices pares en


forma de pinza o quela, que se encuentran
a los lados de la boca. Están formados por
tres artejos y acabados en pinza. Se
utilizan en la alimentación, el aseo, para
cavar e incluso en el cortejo de la hembra.
Los Pedipalpos, también conocidos como
pinzas, son apéndices pares situados en la
parte anterior del prosoma. En el extremo
se encuentra una fuerte quela, utilizadas 1. Pedipalpo (tenazas)
en la captura de las presas, la
alimentación, el apareamiento y la 2. Caparazón
defensa. Están provistos de un gran 3. Quelíceros
número de receptores sensoriales que se
4. Patas
denominan tricobotrias.
5. Tergitos
Respecto a las patas, poseen 4 pares de
apéndices compuesto por 8 segmentos, que 6. Metasoma (cola)
se encuentran en el prosoma. Su función
7. Telson (aguijón)
básica es la locomoción, pero también se
pueden emplear para excavar, en el
8. Prosoma
apareamiento o en el momento del parto.
9. Opistosoma
Además, forman parte de la cavidad bucal.
Orden Scorpionida - Escorpiones

El Opistosoma, a veces denominado también abdomen, es la


parte posterior del cuerpo, compuesta por 12 segmentos. Está
dividido en dos regiones, el mesosoma y el metasoma. En el
opistosoma se realizan las funciones digestivas, respiratorias y
de reproducción.
El Mesosoma alberga los órganos reproductores (y sus
correspondientes aperturas genitales), el sistema digestivo, y
además en él se articulan los pectenes (o peines), un par de
órganos especializados en quimio y mecano-recepción (estas
estructuras solo se encuentran en escorpiones). El dorso del
mesosoma está cubierto por siete placas transversales,
denominadas tergitos.
El Metasoma es la región estrecha y cilíndrica del opistosoma.
Está formada por 5 segmentos más el telson, donde están
ubicadas las glándulas del veneno. Vulgarmente se conoce
como cola.
El Telson es la estructura más posterior del metasoma.
El telson contiene las glándulas del veneno y el aguijón
representado por una espina hueca en forma de aguja,
situada en la parte distal, que utilizan para inocular el
veneno en las presas o en los posibles predadores. Hay
un par de conductos que llevan el veneno desde las
glándulas hasta la abertura en el extremo del aguijón.
Los ácaros (Acarina o Acari), son un orden de
artrópodos que pertenecen a la clase
Chelicerata - Acarina
Arachnida . Existen casi 50.000 especies
descritas, y se estima que existen entre 100.000 y
500.000 especies que todavía no han sido
clasificadas.
La mayoría de los ácaros son diminutos y
alcanzan unos pocos milímetros de longitud; el
ácaro de los folículos humanos mide solo 0,1 mm
(menor que algunos protozoos) y los ácaros del
polvo doméstico miden entre 0,2 y 0,5 mm;
ambos son, pues, microscópicos; en el otro
extremo, los ácaros de terciopelo alcanzan
longitudes de 10 mm.
Los ácaros son uno de los grupos más antiguos
de animales terrestres; se conocen fósiles suyos
del Devónico Inferior, hace unos 400 millones de
años.
Hay ácaros en medios terrestres y acuáticos,
incluso en el medio marino. Son en su mayoría
depredadores, pero los hay fitófagos,
detritívoros y parásitos; las garrapatas son
hematófagas y son vectores de numerosas
enfermedades infecciosas.
Algunos ácaros tiene importancia económica al
ser parásitos de plantas, de animales (como las
garrapatas de las abejas melíferas del género
Varroa) y del ser humano (como el ácaro arador
de la sarna), o el ácaro del polvo
(Dermatophagoides farinae) causante de
Chelicerata - Acarina

Los ácaros son difíciles de caracterizar. Son quelicerados pequeños, con larvas hexápodas (de seis patas), un
gnatosoma pequeño y una pérdida de la segmentación primaria.

Los ácaros tienen hábitats muy


diversos y han colonizado casi
todos los ambientes, tanto
terrestres como dulceacuícolas y
marinos (hasta los 5.000 m de
profundidad), incluso los más
extremos como los polos y las altas
montañas, los desiertos, el suelo
hasta una profundidad de 10
metros, aguas termales con
temperaturas superiores a 50ºC.
En un metro cuadrado de suelo en
un bosque boreal de coníferas se
encontraron más de 1 millón de
ácaros pertenecientes a 200
especies distintas de al menos 50
familias.
Chelicerata - Acarina
Muchos ácaros se alimentan de plantas (musgos, helechos, hojas, tallos, flores y frutos), de líquenes y
microorganismos, de otros artrópodos y de otros ácaros. Muchos viven sobre los cultivos y son temibles plagas
(como la araña roja) o útiles agentes biocontroladores de esas plagas (como los fitoseidos).
Los mamíferos y las aves son hospedadores de innumerables especies y también muchos reptiles y algunos anfibios.
Los insectos, en especial los que construyen nidos o viven en hábitats semipermanentes como madera en
descomposición o excrementos, son hospedadores de muchas especies comensales, parásitas o mutualistas.