Está en la página 1de 52

Ediciones MATHESIS

Los Propósitos Psicológicos


Serge Raynaud de la Ferrière

Propósito Psicológico IX: Medicina y Seudo-medicina


Traducción: Dr. David Ferriz Olivares

Edición Internet Numerada.


Todos los derechos reservados. ©
21 de marzo, 2006

www.sergeraynaud.net
PROPÓSITOS PSICOLÓGICOS

Serge Raynaud de la Ferrière

Libro IX

Medicina y Pseudo - Medicina


Medicina y Seudo-Medicina

Preámbulo

1
Una obra interesante acaba de ser publicada en Francia, bajo el titulo de
“Las Grandes Victorias de la Medicina” (“Les Grandes Victoires de la Médecine”,
Editions de la Table Ronde). Este libro describe las etapas de la lucha contra la
enfermedad y valoriza sobre todo los progresos realizados en los últimos años.
Por otra parte, algunos semanarios de gran tiraje han reproducido esas etapas,
dando así una documentación muy útil al gran público.
Fue en el año 1220 que se inauguró en Montpellier, Francia, una Facultad 2

de Medicina. La de París fue fundada en 1231. En 1628, William Harvey dio


lugar a un escándalo con un librito de menos de 100 páginas, donde expuso
que el corazón no es el receptáculo del Alma, como la religión cristiana lo había
enseñado hasta entonces. Pero su descripción sobre la circulación de la sangre
fue rápidamente tomada en consideración por los sabios que se dieron al
trabajo de demostrar los detalles de su teoría*.
Galileo, con su invención del microscopio, se encuentra en la base de los 3

grandes descubrimientos. En 1665, el sabio inglés Hooke descubre que las


plantas y los seres vivos están constituidos por células minúsculas y, 200 años
más tarde, el alemán Virchow demuestra la reproducción célular y prueba el
origen del ser humano a partir de una sola célula (el huevo). Es solamente en
1910 que Morgan descubrirá el origen de la herencia en el núcleo de la célula.
La enfermedad mortal de la viruela fue vencida por inoculación de la 4

vacuna (especie de viruela de vaca); pero mientras que hacia 1796, en Londres,
aún no se tomaba en serio a Eduardo Jenner, la eficacia de la inoculación fue
prontamente demostrada con Napoleón que hacía “vacunar” a La Grande
Armée.
Laennec descubre la auscultación en 1819 viendo jugar a unos niños que 5

golpeaban sobre un largo tubo con el fin de escuchar del otro extremo el
sonido amplificado: ¡el estetoscopio había nacido!...
Fue al divertirse en respirar el protóxido de ázoe (gas hilarante) que, en 6

1846, unos estudiantes de odontología de Boston descubrieron los métodos de


anestesia. Uno de ellos, Henry Morton, comprendió que ese gas podía calmar
el dolor, después experimentó con el éter y más tarde con el cloroformo.
En fin, en 1885, Pasteur vacunó al pequeño Joseph Meister contra la rabia. 7

En 1895 el alemán Roentgen vio la luz a través de un papel negro impregnado

*
Ver Anexo, 1

-2-
Medicina y Seudo-Medicina

de substancia fluorescente; verificado el fenómeno fotografió los huesos de su


mano, y así nació el uso de los rayos “X”.
En 1896, Henry Becquerel descubrió la radiactividad por sus 8

experimentos con la sal de uranio, mientras que Pierre y Marie Curie,


ampliaron el horizonte de la victoria sobre el cáncer con el descubrimiento del
radio y del plutonio.
El 1° de Julio de 1921 una madre tuberculosa trajo al mundo un bebé que 9

estaba desahuciado. Se le administraron 6 miligramos de un producto


preparado por Calmette y Guérin: el bebé fue salvado. El nuevo producto fue
llamado el “B.C.G.”
En 1931, Waksman envía a su amigo René Dubois, un paquete 10

conteniendo un poco de tierra tomada alrededor de un pie de arándano; de esa


tierra nació la estreptomicina y, algunos años más tarde, Fleming extrajo la
penicilina de un poco de moho. Actualmente algunos laboratorios
norteamericanos pueden producir una penicilina sintética.
De ese modo, continuando su evolución, la Ciencia domina cada vez más 11

la enfermedad, pero ante todo queda un problema a resolver: la razón misma


del desequilibrio de la salud. Esta primera Causa, esta verdadera razón, es la
que debe ser considerada como la base de toda búsqueda seria.

-3-
Medicina y Seudo-Medicina

MEDICINA Y SEUDO-MEDICINA

Para dominar a la Naturaleza, es preciso obedecerla primero.


Bacon

Georges Knapp tenía la costumbre de decir: “Dime lo que comes y te diré 12

quien eres!” porque, como todos los verdaderos descubridores, había


estudiado las causas iniciales de nuestra degeneración atacado primero el
problema alimentario. Todos los vertebrados viven generalmente 10 veces más
el tiempo que requieren para la formación de sus huesos, los largos en
particular. Por ejemplo el perro, que necesita un año para formar su esqueleto,
vive normalmente hasta 10 años y a menudo llega a los 15; el elefante, que
necesita una docena de años para constituir su armadura, vive fácilmente un
centenario, etc... Solamente en el hombre (¡animal perfeccionado, sin embargo!)
no se cumple esta regla, ya que si necesita una veintena de años para contruir
completamente su organismo (el fémur e incluso el esternón, crecen
aproximadamente hasta los 25 años), es raro ver seres humanos centenarios
vivir con perfecta salud. Normalmente el hombre debería encontrarse en buena
forma hasta los 125 años (5 veces los 25 años necesarios para su construcción
total) e inclusive podría prolongar su existencia hasta 250 años si siguiera las
reglas naturales. Los casos excepcionales son muy raros y no vamos a insistir
sobre los Yoghis de Asia que han alcanzado esas edades tan avanzadas.

Parece que en nuestra época ni siquiera una disciplina alimenticia es 13

suficiente para solucionar el problema, ya que nuestros productos llamados


“naturales” están intóxicados debido a los productos químicos con que se
tratan las legumbres. Aún sin contar con todas las complicaciones que se
derivan de ello losvegetarianos, que escapan a los venenos de los alimentos
carnicos, no están exentos de infecciones amibianas.
Además, es preciso admitir que la mayoría de la gente tiene una 14

alimentación mal equilibrada. Incluso entre las personas que siguen “dietas”
bien equilibradas, son numerosas las que practican la mezcla de alimentos
yque cuando son incompatibles producen los peores efectos, y si la digestión
no se los hace sentir a menudo, no por ello el organismo conservará su
equilibrio. En una palabra, la energía gastada no puede ser restituida, lo que
tiene por consecuencia el excesivo desgaste de algunos órganos que a fuerza de
tomar de la reserva vital, se enferman de anemia hasta el agotamiento.

-4-
Medicina y Seudo-Medicina

Así, el ayuno completo, que da tiempo al organismo para descansar, sigue 15

siendo la mejor medicina, ya que sucede con el mecanismo del cuerpo lo


mismo que con la máquina: si un motor presenta anomalías, lo primero que
hay que hacer es, ciertamente, parar la máquina!
La cura de frutas ha dado siempre los mejores resultados. En los casos de 16

obesidad, por ejemplo, se recomienda alimentarse exclusivamente de fruta


durante 3 días, tiempo que algunos han prolongado a 15 e incluso a 21 días.
Cada 3 ó 6 meses se debería practicar una “limpieza” de ese género,
alimentándose de un kilo de uvas o de manzanas excluyendo todo otro
alimento. Además, cada año debería practicarse un ayuno completo durante
todo un día bebiendo únicamente agua o jugo de frutas, para los que siguen ya
una disciplina alimenticia, o un ayuno de 48 horas y aún de 3 días para las
personas que necesiten verdaderamente una limpieza de los órganos.
Personalmente hemos hecho un ayuno completo durante 53 días sin ser
incomodados en lo más mínimo. Después de una pérdida de 2 o 3 kilos
durante la primera semana, el cuerpo mantuvo su estado habitual. (La cura no
fue hecha por una necesidad de adelgazamiento, sino únicamente como
experiencia personal y, sobre todo, por razones espirituales).
Es preciso agregar que el oxígeno es todavía más importante que la 17

alimentación! ¿Y acaso no era Hipócrates quien decía: “El aire puro es el


primer alimento y también la mejor medicina”? También G. Knapp insiste en la
función respiratoria y, al igual que los orientales, es partidario de un fluido que
lo penetra todo, como el “prana” de los Yoghis. Esta energía vital segue
diversos trayectos del género de los “meridianos” de la acupuntura, y cuando
se encuentra “bloqueada” en ciertos “puntos” idénticos al “Lo” de los médicos
chinos, puede ocasionar una indisposición orgánica.
A fin de liberar esa energía, G. Knapp ha imaginado un método de 18

masajes, realizados particularmente con el pulgar en lugares bien definidos.


Apoyándose sobre puntos precisos marcados precedentemente, se practica una
fricción con un sistema de presión-rotación, produciendo una pequeña
vibración sobre 2 mm. de superficie. La mayoría de las veces son las
terminaciones nerviosas y los puntos entre las articulaciones los que el
practicante limpia con el movimiento del pulgar (50 pequeñas fricciones como
promedio). Esos puntos de engrasamiento se purifican poco a poco a fin de que
la energía liberada pueda continuar circulando a través de las diferentes
canalizaciones. Nosotros no conocíamos este método en Occidente y fue
solamente durante nuestra estadía en Asia que pudimos constatar un sistema
más o menos similar.



-5-
Medicina y Seudo-Medicina

Es seguro que los Antiguos (y los orientales han conservado todos los 19

principios) veían en todo estudio los datos espirituales en primer lugar. Ese
aporte de metafísica en las partes más concretas de la ciencia, no está
desprovisto de fundamento y numerosos sabios modernos tienen a ese
respecto el mismo criterio.
Hablando de la sociedad moderna, Alexis Carrel dice: “Ella crea 20

condiciones en las cuales la vida del individuo y de la raza resultan


imposibles”; y la ocurrencia del decano Inge se encuentra justificada: “La
civilización es una enfermedad casi siempre mortal”. Además, en el prefacio de
la edición americana de “El Hombre, ese desconocido” (1939), Carrel escribe:
“Tenemos necesidad en estos momentos de hombres poseedores, como
Aristóteles, de un conocimiento universal. Pero como el mismo Aristóteles no
podría abarcar todos los conocimientos que poseemos hoy, necesitaríamos un
Aristóteles compuesto, es decir, un pequeño grupo de hombres de
especialidades diferentes, capaces de fundir sus pensamientos individuales en
un Pensamiento Colectivo”.
Las leyes de la mística fueron conocidas mucho antes que aquellas de la 21

fisiología, y es normal que los Antiguos hayan establecido siempre sus


conceptos de física sobre bases espirituales, mientras que hoy día se intenta,
por el contrario, elaborar filosofías con antecedentes materiales. Sin embargo,
resulta indispensable tener una visión justa de la cuestión y para ello un
sistema se impone: el estudio del hombre en todo su valor.
Seguramente ese conocimiento del ser humano es el que presenta mayores 22

complicaciones, pero una Ciencia Humana debe ser establecida no importa a


qué precio ni con cuánto esfuerzo; el ser humano debe comprender su
verdadera misión y para ello es necesario que conozca toda su envergadura, ya
que esta verdad se acusa en todas las categorías de la Ciencia, del Arte y de la
Filosofía. Una nueva psicología ha nacido y no puede hacer otra cosa que
crecer, es por ello que algunos hombres se han apartado para poder ofrecer su
técnica y sus medios, otros los seguirán… y no está lejos el día en que un
verdadero espíritu de síntesis venga a sustituír la intolerancia que ha
simbolizado nuestra época durante un largo tiempo.

Debido al mismo progreso, canalizado siempre en una evolución 23

únicamente material, la medicina está llamada a jugar un papel importante, ya


que no se puede ignorar que los nuevos descubrimientos que han hecho de
nuestra existencia algo cada vez más “anti-natural”, y la comodidad a la que

-6-
Medicina y Seudo-Medicina

estamos tan acostumbrados, son los primeros agentes de la degeneración de


nuestro organismo. Mientras que el medio se transformaba, los seres fueron
estudiados siempre con los mismos antecedentes, en lugar de analizar las
nuevas condiciones bajo las cuales los humanos evolucionan. El ser humano ya
no se encuentra, pues, en su verdadero marco y con lo que no es sino una
apariencia de “bienestar” va en realidad a su decadencia, si es que no a su
pérdida completa.
La medicina moderna no es comparable al antiguo Arte de Curar; los 24

Antiguos poseían métodos muy precisos, aunque al parecer su sistema que se


había perdido durante largos siglos, ha sido nuevamente descubierto por
algunos sabios actuales. Por otra parte, introducir de nuevo el Saber Antiguo
no constituye de ninguna manera una retrogradación científica, siempre y
cuando sus conocimientos sean adaptados a los tiempos actuales. Es preciso,
pues, retomar las bases establecidas por los Antiguos Sabios y elaborarlas con
los datos modernos.

Pero, desgraciadamente, en la búsqueda de los conocimientos antiguos se 25

han recopilado a menudo los medios “externos” perdiendo de vista el sentido


“interno” de las cosas. No es que siempre se hayan tomado los efectos por
causas, pero es cierto que algunos se han conformado con los fenómenos
visibles sin prestar atención a las razones profundas de los hechos. En cuanto a
los árabes, por ejemplo, en las ciencias médicas se inspiraron primeramente en
las obras griegas y después realizaron progresos de la más alta importancia. Si
bien en lo que se refiere los aspectos doctrinales y sistemáticos siguieron en sus
recopilaciones grecolatinas prácticamente sin modificaciones a Hipócrates, el
gran médico de Pérgamo y en detrimento de sus cualidades de observador y
crítico, eso no les impidió instituir un sistema que ha prevalecido hasta
nuestros días.
Concibiendo la medicina como una disciplina especulativa, función del 26

intelecto razonado e incapaz de percepción objetiva, es natural que un buen


número de grandes médicos del Islam deba sus éxitos a la elaboración
metafísica, inevitable en sus medios profesionales. Partiendo de la idea de un
Universo de 4 elementos físicos y concretos, con sus naturalezas o cualidades
abstractas de humedad, sequedad, calor y frío, construyeron un edificio teórico
de iguales proporciones en el cual era imposible reconocer el humor, el
temperamento, la edad, los síntomas, así como las estaciones y los remedios;
sin embargo, solamente con una lógica deductiva, una concepción simétrica y
apenas una referencia a la realidad, hicieron de la doctrina de los contrarios y
de la homología del microcosmo humano con el macrocosmo universal, la base
de su terapéutica.

-7-
Medicina y Seudo-Medicina

Por otra parte, casi todos los conocimientos médicos de Europa en la 27

época del Renacimiento fueron tomados de los árabes. Entre los progresos más
importantes realizados por ellos en materia medical, se encuentran, por
ejemplo, la descripción de las enfermedades, la farmacia y la cirugía.
Imaginaron una multitud de métodos, como el empleo de agua fría en la fiebre
tifoidea y les debemos igualmente numerosos medicamentos como la casia, el
sen, el tamarindo, el alcanfor, el álcali, el alcohol, etc... así como ciertas
preparaciones que se utilizan aún en nuestros días, como jarabes, emulsiones,
pomadas, ungüentos, agua-destilada, etc...
La cirugía debe igualmente a los árabes algunos de sus progresos 28

fundamentales y sus obras en este campo han servido de base a la enseñanza


de las facultades de Medicina hasta una época muy reciente. Ya en el siglo XI
los árabes conocían el tratamiento de las cataratas por medio de la bajada o
extracción del cristalino; además conocían la Litotricia, ese tratamiento de las
hemorragias por medio de irrigaciones de agua fría, así como el empleo de los
cáusticos, de los sedantes y la cauterización por el fuego. Conocían incluso la
ligadura de las arterias en las operaciones importantes, anticipándose así en
varios siglos al pretendido descubrimiento de esta aplicación en Occidente.
Incluso la anestesia, cuyo descubrimiento capital pasa por ser reciente, no
parece haberles sido desconocida; en efecto, antes de las operaciones dolorosas
recomendaban el empleo de la cizaña para adormecer al enfermo “hasta la
pérdida del conocimiento y del sentimiento”. Tenían también una gran
confianza en la higiene como tratamiento contra las enfermedades y contaban
especialmente con los recursos de la naturaleza; la medicina expectorante que
parece ser hoy día una de las últimas palabras de la medicina moderna, no
razona de otra manera.

Sin embargo, para aprender seriamente algo sobre el arte de curar es 29

preciso ir mucho más lejos en el tiempo para tener informaciones de auténtico


valor y, sobre esas bases, ponerse al trabajo de observación, pues el análisis y la
estadística son los únicos remedios aplicables a los defectos de la medicina.
Sin duda debemos recurrir una vez más a la Tradición Iniciática para 30

recibir algunos esclarecimientos. Sabemos que la medicina provino de la


antigua Astrología, la que se combinaba por otra parte con la Magia para
formar una sola ciencia practicada por los Iniciados. Ese Magisterio es todavía
objeto de búsqueda en los Colegios de Iniciación donde son enseñadas las
diversas ciencias, artes y filosofías con un espíritu de síntesis para permitir a
los adeptos llegar a la “maestría”. Esta Gnosis o conocimiento absoluto,
reclama algunas disciplinas acordes con las grandes reglas naturales:
vegetarianismo, abstinencia de alcohol o de drogas, vida repartida entre el
estudio, la meditación y las curas tanto físicas como psíquicas; es entonces que

-8-
Medicina y Seudo-Medicina

el Discípulo conoce el Aurum-Potabile, aquel néctar que los poetas antiguos


proclamaron como la Ambrosía de Vida.
Al igual que la “piedra filosofal”, ese “Oro potable” queda como un gran 31

misterio alquímico que puede ser reconocido sin embargo como la “medicina
universal”, aquel que la posee es consagrado maestro en el arte de curar. Es
por eso que, por ejemplo, los últimos miembros de la Comunidad Iniciática de
los Esenios fueron llamados los Terapeutas. Su representante más espectacular
fue conocido, en efecto, sobre todo por sus curaciones, pues Jehsú comienza su
misión pública haciéndose notar primero como magnetizador, y fue después
solamente que Él predicó la Gran Lección a las muchedumbres atraídas por sus
“milagros”. La “conversación con los doctores”, por ejemplo, es un símbolo
importante que podría explicarse por los conocimientos técnicos que poseía el
Maestro Esenio.
Al cierre de los últimos Colegios Iniciáticos, las verdaderas ciencias 32

quedaron escondidas por un denso velo durante todo el período negativo de la


Era de Los Peces, la Edad pisciana que siguió a la Era positiva de Aries, la
época del Carnero simbólico. Ahora, a la entrada de la nueva Edad, la Era del
Acuarius, la época en que el Sol en su movimiento aparente recorre la
constelación del Acuarius, signo del Hijo del Hombre, se hace sentir la
necesidad de re-encontrar ese Conocimiento de las Ciencias Sagradas; de ahí
proviene el redescubrimiento del Antiguo Saber.
Buffon era una verdadera reproducción de Anaxágoras y de Empédocles. 33

Este último había enseñado, más de dos mil años antes que él, que todo el
universo está compuesto de moléculas eternas que, movidas por un fuego sutil
y activo, se combinan a su turno de mil maneras, probando así que no existe la
muerte sino solamente una serie de transformaciones. El pararrayos, por
ejemplo, fue solamente redescubierto por Franklin, puesto que ya era conocido
en Egipto. En cuanto a Mésmer, inauguró de nuevo el magnetismo ante el gran
público, lo mismo que Charcot, quien no hizo sino divulgar el hipnotismo en el
dominio de la medicina oficial.
La ciencia moderna reconoce cada día más aquello que hace sólo algunos 34

años calificaba, con un sentimiento despreciativo, de “ciencias ocultas”. Sin


embargo, precisamente ese adjetivo de “oculta” indica que si ha sido necesario
esconder una seria parte de la Ciencia, es porque ella develaba el verdadero
sentido de la búsqueda. La Ciencia Oculta es la colección de todas las
documentaciones sobre el conocimiento Antiguo, la parte primordial de los
Preceptos de los Sabios, ¡la Ciencia Verdadera!
En la base de esta Ciencia, encontramos siempre un gran principio 35

filosófico, que nada se puede intentar, en cualquier dominio que sea, sin que
intervengan el lado espiritual y moral de la cuestión. De ahí que más tarde,
olvidando el caracter científico de lo Sagrado, el mundo profano no haya

-9-
Medicina y Seudo-Medicina

retenido más que el rito, que fue transformado rápidamente en superstición y


hábitos vagos. Así, no es raro ver prácticas de iniciación pasar al dominio de
las costumbres corrientes, como el mismo hecho de usar brazaletes, sortijas,
aretes, collares, etc... que antiguamente, en los pueblos primitivos, constituían
una señal de los grados de iniciación alcanzados en la tribu.
Es una lástima, pues, que la ciencia se haya separado del dominio de la 36

síntesis para calificarlo a menudo de pseudo ciencia, y es de lo más penoso ver


algunos intelectuales despreciando las ciencias llamadas “ocultas”. No
dejaremos de recordar suficientemente que los semi-sabios son elementos
peligrosos para el verdadero Saber y que ciertos pioneros quedan como
siempre expuestos a la risotada de los científicos. El procedimiento es siempre
el mismo: cuando aparece el dominio sagrado de la Ciencia Escondida (la
ciencia oculta), es primero calificado de “pseudo-ciencia” para después
convertirse en la base de un conocimiento oficialmente reconocido.



- 10 -
Medicina y Seudo-Medicina

“Más allá de la nube más vasta, discernimos


la llanura del infinito iluminada por la aurora de un
nuevo Saber, y cuando el sol que ya la colorea se
levante: vuestro Cielo desaparecerá...”
Manzini

Esas sabias palabras proféticas de Manzini, se dirigen a los materialistas 37

acantonados en la pequeña porción de ciencia que forma su universo, pero está


cercano el día en que nada será intentado sin el concurso de una Verdadera
Matesis. Y como lo ha dicho Bergson: “La vida es un ímpetu vital”; su estudio
representa un punto y no la totalidad, y siempre se encuentra la posibilidad de
agregar algo. El biólogo va, como el metafísico, a la búsqueda de la Vida que
permanece aún desconocida; pero el estudio de las ciencias llamadas ocultas,
es susceptible de dar respuestas a los grandes sabios que no titubean, desde
hace algún tiempo, en escrutar los antecedentes esotéricos: Maeterlink,
Stéphane Leduc, Dr. Osty, Dr. Herrera, Dr. Bichat, Richet, Charles Henry,
Claude Bernard, Marcellin Berthelot, M. Caullery, Lakhowski, Alexis Carrel y
muchos otros hombres de ciencia han trabajado ya en ese sentido.
Las manifestaciones de la energía que resplandece en el cuerpo y en el
espíritu, fueron largamente estudiadas por los sabios con la finalidad de 38

encontrar sobre todo el origen del pensamiento y su fabricación intracerebral.


Se han interesado principalmente en saber si el pensamiento es producido en
forma natural por las células cerebrales (como la insulina del páncreas), o si es
pre-existente (como la glucosa procedente del glucógeno del hígado); o si
puede ser asimismo producido por las células de la corteza cerebral en forma
especial de energía, o, por último, si se inserta en nuestro cerebro procedente
de un universo que existe, pues, más allá del tiempo y del espacio.
Si se quita, por ejemplo, la parte derecha del cerebro, el paciente 39

conservará siempre sus facultades después de la operación, probando así que


el pensamiento no está especialmente localizado en esa zona. Sin embargo, el
desarrollo de la inteligencia (y del pensamiento) depende del estado del
órgano cerebral, hasta el punto que en ciertos ancianos la atrofia de dicho
órgano trae consigo la pérdida de la memoria. No son solamente las células
cerebrales las que pueden modificar la conciencia, ya que las secreciones
internas, al cambiar la composición del suero sanguíneo y la corriente eléctrica
intracelular, modifican el equilibrio ácido-básico del organismo, excitando o
disminuyendo las funciones cerebrales. Sería evidentemente erróneo pretender
que el trabajo psíquico, que es el resultado de una transformación y de una

- 11 -
Medicina y Seudo-Medicina

emisión de energía, esté ligado a la alimentación del individuo de la misma


manera que lo está el trabajo manual o el gasto de energía muscular.
Esas cuestiones deben ser examinadas muy seriamente, porque es casi 40

seguro que el estado físico de la persona produce vibraciones bien definidas


que resulta interesante estudiar minuciosamente. El estado patológico del
individuo produce reacciones diversas, pero en ese orden no se debe confundir
entre “idea” y “pensamiento”, pues son muy diferentes en el análisis. Sea como
sea, quedan por estudiarse las condiciones biológicas debidas al plan de
ideación del individuo, lo cual representa desde luego un terreno de estudio
demasiado vasto para el análisis que nos proponemos hacer en materia de
cura.
Sin embargo, si para estudiar los diferentes métodos del arte de curar 41

tuviéramos que analizar sistemáticamente todas las ramas de la Ciencia, nos


guardaríamos muy bien de establecer un sistema y de crear una doctrina más
con sus dogmas y sus inevitables errores. Alexis Carrel lo ha dicho bien: “Los
biólogos y sobre todo los educadores, los economistas y los sociólogos,
encontrándose ante problemas de extrema complejidad, han cedido a menudo
a la tentación de construir hipótesis para convertirlas enseguida en artículos de
fe, y los sabios se han inmovilizado en fórmulas tan rígidas como los dogmas
de una religión”.
En fin, para espiritualizar toda tentativa de alivio o de cura, debemos 42

admitir que es el pensamiento el que opera en gran parte. Es un hecho


conocido que el estado moral, la disposición de espíritu y el temperamento
optimista, juegan un papel importante en el estado del enfermo. En lo que
concierne al médico, los mismos factores entran en línea de cuenta, puesto que
más allá de sus conocimientos en materia de psicología y tacto medical, su
voluntad, su certeza del éxito y la fuerza de su pensamiento, resultan
imprescindibles! Cristo insistió en que bastaba un jenabe de Fe para levantar
montañas! De todas maneras, aún sin discutir ese problema de la Fe que según
su promesa permite milagros aún más grandes que los que él mismo realizaba,
podríamos ver aquella cuestión del pensamiento operante.
Las relaciones entre el pensamiento y el cuerpo físico son, como se sabe, 43

muy estrechas, y así se comprende que haya un paralelismo inevitable entre las
facultades mentales y las fisiológicas. La unión es tan fuerte que los “estigmas”
de ciertos iluminados se producen únicamente por la poderosa impresión de la
voluntad que desprende “fluidos” y cuya vibración es capaz de producir una
transformación celular en las partes del cuerpo donde el pensamiento es
proyectado de una manera ininterrumpida. Esa fuerza puede ser utilizada a
voluntad en los casos de imposición de manos, de pases magnéticos o de
cualquier otra modalidad operatoria del arte de curar por medio de las fuerzas
llamadas supranormales, ya que el pensamiento, siendo creador, trata de

- 12 -
Medicina y Seudo-Medicina

emanar vibraciones armónicas capaces de nivelar el desequilibrio que otras


vibraciones nefastas pueden producir.
Todo fenómeno es resultado del pensamiento creador! Las formas 44

provienen, o de la actividad creadora humana o de la actividad creadora de la


Naturaleza. En el reino humano, la renovación de los átomos se hace siguiendo
una idea general en cuanto a humanidad, pero particular para cada raza y
especializada para cada individuo. En el reino animal, las formas son
representativas de ideas directrices adecuadas a fines diversos. En el reino
vegetal, es la esencia propia de cada especie. En el reino mineral, las ideas
directrices se manifestan en los automatismos. En cuanto al átomo, es la
objetivación de una forma pensada que le es propia; mientras que en el
Cosmos, es la materialización y desarrollo de una vasta ideación llamada Ley
de la que nuestros sentidos captan las Ideas directrices.
Todo es vibración en el mundo, así como todo es mental. Conviene, pues, 45

impregnarse primero “mentalmente” de lo que haya de mejor en el estado


buscado y se comprende que una gran parte de la cura dependa no solamente
de las ondas emanadas por el médico, sino de la “buena moral” del enfermo. El
gran error proviene de separar el mundo visible del invisible, ya que deberían
más bien estar sintonizados para obtener justamente un rendimiento
apreciable, y esto, en virtud del efecto que puede producir la unión de los dos
mundos en la conciencia al permitir una emanación de fuerzas ondulatorias
capaces de hacer reaccionar los órganos que tienen pérdida de vibración, o las
zonas en las cuales una tonalidad deficiente produce un desequilibrio orgánico
o una debilidad cualquiera.
Por cierto, evolucionamos actualmente en un mundo que nos hace más 46

débiles a causa de una comodidad siempre creciente. Nuestro cuerpo es menos


resistente debido al progreso que nos hace caminar menos, sufrir menos contra
la intemperie, trabajar menos y, en una palabra, vivir menos de acuerdo con la
Naturaleza. De todas maneras, la idea de sentirse bien se ha convertido en una
rara excepción en nuestros días, pues las enfermedades son también una
consecuencia de la imperfección de nuestro sistema de existencia contrario a la
buena evolución del ser, pero sobre todo porque no somos todavía
orgánicamente perfectos y estamos aún muy lejos de tener sentidos
enteramente desarrollados.
Así, tomando un caso general, con los ojos cerrados somos incapaces de 47

saber si mojamos las manos en agua o en vino; si no podemos reconocer un


líquido con la ayuda del tacto, es únicamente porque dicho sentido no se
encuentra “a punto”! Es imposible para nosotros separar el aire y aún cuando
la atmósfera que todos respiramos está compuesta de diferentes gases,
distinguimos apenas sus diversos componentes, todo lo cual denota un olfato
poco desarrollado. Por otra parte, sería muy raro que alguien tuviera la

- 13 -
Medicina y Seudo-Medicina

capacidad de reconocer por medio del gusto diferentes metales que le fueran
presentados, pues nuestra lengua y nuestro paladar no pueden discernir entre
el oro y el cobre, por ejemplo. Cuando se piensa que no podemos captar con
nuestro sentido del oído una voz que se encuentra a una distancia relativa, se
tiene que reconocer que es un sentido bastante mediocre. Se nos hace muy
difícil reconocer a un animal únicamente por su andar. ¿Quién podría
reconocer a un metro de distancia, y solamente escuchando, la diferencia entre
un gusano y una gran araña, o entre un caballo y un rinoceronte? En cuanto a
nuestra vista, todo el mundo sabe que no vemos sino una pequeña parte del
arco-iris y si, por ejemplo, en las grandes fábricas de tintura en China, los
obreros han llegado a clasificar hasta 280 matices de tela de seda azul, no por
eso son menos incapaces de percibir miles de otras cosas que evolucionan en el
espacio que nos rodea.
Es así que, muy lejos de estar perfeccionados, nuestros sentidos nos ponen 48

en contacto con un universo del cual no conocemos objetivamente sino una


mínima parte; sin embargo, todo ser viviente, aunque estuviese compuesto
únicamente por una célula, recibe y emite ondas electro-magnéticas, y son
acumulaciones de estas ondas las que se manifiestan por los “sentidos”.
Esquemáticamente, una célula está compuesta por el protoplasma 49

rodeado de la membrana celular. El núcleo que está sumergido en el


protoplasma, está constituido por un filamento tubular que contiene al líquido
conductor y está cubierto por una sustancia cromática aislante. De manera que
la célula puede ser considerada como un circuito oscilante microscópico
dotado de una determinada longitud de onda, muy corta. En efecto, el núcleo
nos recuerda el circuito de Hertz, es decir, un verdadero circuito eléctrico
oscilante dotado de “self-induction” susceptible de resonar a frecuencias muy
elevadas y donde la “bobina de inducción” está constituida por la espira
representada por el filamento del núcleo. Finalmente, el “condensador” está
formado por la “capacidad” entre las dos extremidades del filamento. Es así
que todos los seres vivientes son asimilables a circuitos oscilantes de muy alta
frecuencia, ya que están constituidos por células que forman a su vez
oscilaciones elementarias; de manera que gracias al funcionamiento de
nuestros sentidos las células son verdaderos “resonadores” de nuestras
antenas de percepción.
Aún cuando sus cinco sentidos habituales no hayan alcanzado todavía el 50

pleno desarrollo de sus funciones, algunos elementos predispuestos están


dotados ya del sexto sentido. En resumen, cuando por la evolución natural de
la humanidad, los seres hayan desarrollado perfectamente los cinco sentidos,
aparecerán entonces el sexto y aún el séptimo sentido, y es la aparición de
semejantes sentidos capaces de resonar ante las ondas del aéter, muy diferente
del éter físico, lo que constituye un indicio de la nueva Era.

- 14 -
Medicina y Seudo-Medicina

Esta señal se debe a que la Humanidad está constituida por Razas y “Sub- 51

razas”, las cuales deben ser comprendidas en el sentido de la cadena de la


especie humana en evolución y no en la idea étnica. Es así que nosotros
formamos parte de la “quinta raza” (quinta sub-raza) que entra en la fase de la
sexta “sub-raza”, y cuando la humanidad sea la “séptima sub-raza de la quinta
raza”, entonces solamente comenzará la Era de la “Sexta Raza” con su
“septenario” de “sub-razas”, todo lo cual dará nacimiento a la “Séptima
Raza”... Sin embargo, esas cadenas de propulsión que por una Ley cíclica
forman la Humanidad, no implican un desarrollo “sobre-natural”, sino
solamente una perfeccionamiento de los “sentidos” que permanecen como
facultades físicas, aunque alcanzando por otra parte el estado perfecto de todas
las cualidades consecuentes a esos desarrollos. Entonces el gran Misterio se
habrá cumplido.
El ser humano relativamente desarrollado presiente siempre, en un 52

momento u otro de su existencia, ese Principio Superior que traspasa su


personalidad. La búsqueda de esa vibración venida a través de sus sensaciones
“extra-normales”, depende de un fenómeno independiente de la materia
denominado generalmente inteligencia (intus legere = leer al interior). Es la
facultad que es preciso desarrollar para obtener el Conocimiento. Ese poder
inteligente es un principio mental calificado de “mental superior” para
separarlo del “mental inferior” que corresponde al automatismo del plano
material y físico: el estado animal.
La conciencia mental que constituye propiamente la inteligencia, es un 53

poder de abstracción e igualmente un poder de enlace de sucesivos estados de


percepción; es una fuerza que permite, pues, ligar diferentes estados entre sí y
unificar los diferentes dominios, con todo lo cual tocamos aquí el angustioso
problema de la RESPONSABILIDAD HUMANA que ya hemos considerado en
nuestro libro “Ciencia y Religión”.
El dominio de la metafísica puede decirnos una palabra en semejante 54

circunstancia, lo que prueba que cada vez que queremos analizar algo a la luz
de la ciencia pura, tropezamos con una laguna cualquiera; y es así que
llegamos a la conclución de que antes de intentar cualquier otra cosa, y
particularmente en la rama que nos interesa aquí, es preciso examinar el lado
moral, psíquico y espiritual de la cuestión.



- 15 -
Medicina y Seudo-Medicina

Si Ud. sabe estas cosas, Ud. es bienaventurado,


siempre y cuando las practique.

La Medicina no es una profesión, sino un sacerdocio... ya que consagrarse 55

a curar a sus semejantes es una auténtica misión, un noble deber que reclama
coraje y abnegación... Es algo muy bello aliviar al prójimo cuando se trata de
entregarse a la Humanidad y no de practicar un negocio cualquiera. Por cierto
que una Comisión de Socorro sería necesaria, un género de Misión a cargo de
todos los que deseen dedicarse a la salud pública. Las curas serían gratuitas, ya
que poderosos organismos, o el mismo gobierno, vendrían en ayuda de los
enfermos subvencionando el servicio y los medios de existencia de los
médicos, convertidos así en verdaderos Apóstoles de una nueva Edad.
Uno no se lanza intrépidamente al arte de curar si no siente la necesidad 56

de salvar al género humano; se necesita un alma de misionero para estar en


cualquier momento dispuesto a sacrificar su tiempo y sus energías para ayudar
a los que sufren, pues las fuerzas destructivas están simpre al acecho de un
cuerpo sin resistencia; y como la enfermedad no espera un momento definido,
es preciso estar día y noche a la disposición del Genio Salvador.
Sería una pura pretensión creer que únicamente un conocimiento 57

inteligencial bastaría para cambiar cualquier cosa en la naturaleza o en el orden


establecido por el Creador. Es preciso ponerse de acuerdo con las Leyes
Supremas, es decir, en relación con la Conciencia Cósmica, en contacto con las
Ondas Sublimes; en una palabra, en “buena relación” con Dios.
El aforismo XLVIII de Arbatel dice a este respecto: “Que nadie, pues, 58

pretenda atribuirse a sí mismo la gloria de la posesión del conocimiento, ya


que no son ni la voluntad ni el esfuerzo humano los que permiten adquirirla,
sino la misericordia de Dios o algún otro destino espiritual”.
La Magia de la India anuncia: “Tú debes facilitar el nacimiento de tu alma 59

al eterno, pero es el Eterno quien debe desarrollar su fuerza y su belleza, no


por el deseo de crecimiento, ya que en ese caso tú te abres a la lujuria de la
pureza y en el otro tú te endureces por la poderosa pasión de la estatura
personal”.
“Por muy grande que sea el abismo entre el hombre de bien y el pecador, 60

es aún más grande el que existe entre el hombre de bien y el hombre que
alcanza el Conocimiento; y es aún inconmensurable entre el hombre de bien y
aquel que se encuentra en el umbral de la Divinidad” (de la “Luz en el
Sendero”, párrafo 8 y 20).

- 16 -
Medicina y Seudo-Medicina

Dicho de otra manera, sería un error creer que el conocimiento, la técnica y 61

la ciencia, son los únicos factores indispensables para evolucionar


favorablemente. Es cierto que el estudio es necesario, pero debe ser tomado con
un cierto espíritu. Toda ignorancia es antinatural y la ignorancia es una prueba
que es preciso vencer con la oración. Como lo señala Juan en su Evangelio (cap.
XIV vers. 12), Jesús dijo claramente a sus discípulos, y a Felipe en particular,
que con el estado espiritual necesario no hay obstáculo alguno para las
realizaciones más difíciles: “En verdad, en verdad os digo: quien crea en mí,
hará también las obras que yo hago, y aún las hará más grandes...”
¿Y acaso Filón no dijo: “Cuando las fuerzas humanas nos faltan, viene 62

como un relámpago el socorro de Dios”? El Deuteronomio anuncia también


como primera Ley: “Tú amarás al Eterno, tu Dios, con toda tu Alma, con todo
tu corazón y con toda tu fuerza” (VI-5) (ver también Deut: X-12). Esta orden
dada a Israel, y que se repite en el Nuevo Testamento (Mateo XXII-37; Marcos
XII-30; Lucas X-27) la encontramos también en las Escrituras de otras diferentes
culturas, como en los Vedas, el Corán, etc...).
No se trata, evidentemente, de una simple “creencia”, sino de una moral 63

elevada capaz de colocar al ser en contacto con los Planos Superiores, ya que
ser “hombre de bien” no es una cualidad individual que se adquiera con ayuda
del conocimiento solamente; es por eso que los Místicos han negado a menudo
la instrucción y el estudio. Sin embargo, los maestros, los libros y las escuelas,
podrán ser desterrados únicamente el día en que el hombre llegue a separarse
completamente de la Sociedad, para identificarse a otras esferas en las cuales el
Saber se adquiere por una Realización supranormal.
El vehículo que sirve de “ligadura” para traer a la inteligencia una visión 64

de las ideas que se encuentran en la gran reserva cósmica, no es un atributo


cerebral o una función del espíritu “razonado”, sino una cualidad debida al
estado especial en que el ser ha podido colocarse.
No se trata, naturalmente, del fenómeno de la bi-corporeidad que se debe 65

a la facultad de desdoblarse, ya que se sabe que una cubierta fluídica (el cuerpo
astral) puede desatarse del cuerpo físico y conservar a pesar de ello todas sus
facultades sensitivas, visuales, etc... Algunos experimentos científicos han
permitido probar que el “doble” puede ser incluso herido en el astral; además,
según las teorías del ocultismo en general, ese “doble” puede materializarse en
otro lugar mientras que la cubierta física queda a la vista de los testigos en el
lugar del experimento. Esa facultad de bi-corporeidad es empleada muy a
menudo por los brujos negros, y es el Padre Trilles quien ha contado los
detalles en ocasión de su viaje al África.
Cuando el cuerpo astral sale del cuerpo físico, puede viajar y contemplar 66

más allá de su cubierta material; pero también hay un desdoblamiento


inconsciente, el cual se produce a menudo durante el sueño natural o

- 17 -
Medicina y Seudo-Medicina

provocado. Cuando el fenómeno no es deseado recibe generalmente el nombre


de “emanación” del cuerpo astral, y se habla de “proyección” del doble cuando
el fenómeno es voluntario. Se llama “fantasma” a la aparición fluídica del
doble vaporoso de una persona que se puede exteriorizar mientras que su
envoltura carnal queda en un estado secundario, semi-despierto. El fantasma,
pues, es siempre el cuerpo ágil o envolutura etérica de una persona viva,
mientras que para una persona muerta se emplea el término de “aparecido”.
Así, en todos los países las narraciones hagiográficas están llenas de historias
de fantasmas, como en China donde recibe el nombre de “Kouei”.
El cuerpo astral se llama también Carro sutil, Arqueo, Mumia, Enormon, 67

Od Vital, Periespíritu. Ese Espíritu Vital es la fuerza dinámica, el poder


psíquico, la electricidad animal, el influjo nervioso o la fuerza néurica
resplandeciente. Es también el electro-dinamismo o aún el fluido fisiológico
llamado aerosoma por la teología occidental. En fin, se trata del cuerpo aéreo (o
etérico) mejor conocido bajo el término de Alma. En efecto, las religiones en
general admiten ese principio según el cual el ser humano está compuesto de
tres cuerpos: el somaticón (cuerpo físico), el psiquicón (cuerpo psíquico) y el
pneumaticón (cuerpo espiritual). El psiquicón (comprendido como Alma por
San Pablo) es la materia plástica que une el cuerpo material con el cuerpo
espiritual.
El Alma es entonces la emanación de la envoltura carnal, es la parte sutil 68

(aero) del cuerpo grosero (soma). Para el hombre de Ciencia es la porción


gaseosa que se escapa del cuerpo del hombre que acaba de morir. En efecto, al
poner un cadáver sobre una báscula, se ha podido notar que el peso del
moribundo disminuye poco después de haber dado su último suspiro; de
manera que la expresión “entregar el alma” resulta muy justa, ya que se trata
de la materia plástica que regresa al elemento universal. Según las teorías
espiritualistas, el aerosoma o Alma, sirve de trampolín al Espíritu en su regreso
a lo Divino, y esto, más o menos rápidamente según el estado de conciencia del
cuerpo astral. De ahí la expresión “alma en pena” para las almas incapaces de
reunirse inmediatamente a la Conciencia Universal. El Alma muere también
después de haber dejado el cuerpo físico y de haber cumplido su misión de
transportar al Espíritu en las Esferas Superiores; es lo que suele mencionarse
como la “segunda muerte”.
La Doctrina Esotérica acepta la idea según la cual ciertos Grandes 69

Iniciados pueden reencarnar a voluntad en las épocas y en los cuerpos que


ellos escojan, ya que han amalgamado su cuerpo astral con su cuerpo físico. Es
la razón de los “milagros” que se operan en los lugares donde han sido
depuestos sus cuerpos difuntos, pues la envoltura carnal ha quedado
impregnada del Alma.

- 18 -
Medicina y Seudo-Medicina

La muerte voluntaria, llamada “Adhi-Mutti Kalakiriya”, es a menudo el 70

privilegio de los Bodhisattvas que no necesitan regresar a los diversos estados


(dieciocho según los Budistas) de manera que pueden acumular las fuerzas
kármicas (destino según la Ley de Causa a Efecto). Así, ellos escogen el
momento y la manera de dejar el cuerpo físico, pudiendo pasar de un cuerpo a
otro inmediatamente; por lo general emplean esta posibilidad de
reencarnarnación inmediata para venir en ayuda de su prójimo con mayor
facilidad.
El Nyorai, en Japón, es el título honorífico para un Buddha que se 71

distingue por ser una encarnación deseada para ayudar a la Humanidad.


Cuando muere es venerado bajo el título de Hotoké, como Hotei, uno de los
dioses de la fortuna, adorado de esa manera por cuanto caracteriza el
contentamiento en el sentido de “chinkin-kishin”, es decir, la divina exaltación
por la tranquilidad espiritual, por lo que viene a ser un equivalente del
“ananda” hindú.1
Esta teoría de la reencarnación ha sido siempre muy discutida; pero no se 72

debe ver ahí el dogma de una doctrina oriental solamente, ya que en otras
culturas de la antigua América, así como en las de África y Oceanía,
encontramos los mismos principios sobre la cuestión de las vidas sucesivas.
En Mateo (XVII de 2 a 13) podemos ver que Jeshú confirma la enseñanza 73

de la reencarnación y sobre todo en el capítulo XVI, vers, 13 cuando les


pregunta a sus discípulos: “¿Quién, dicen los hombres que es el Hijo del
Hombre? , pues ellos le responden: “unos dicen que tú eres Juan el Bautista;
otros dicen que eres Elías y otros pretenden que eres Jeremías o alguno de los
antiguos profetas resucitado” (Ver en S. Mateo, Vers 13 y 14, y también en S.
Lucas IX, 8). Por otra parte, no es necesario hacer comentarios sobre aquel
pasaje en que el Maestro responde lo siguiente a la pregunta de sus discípulos:
“Es porque pecó que este hombre nació ciego”, admitiéndo evidentemente que
ese hombre había pecado, pues, en una vida anterior. Mucho más elocuente
aún son los versículos del 1 al 12 del tercer capítulo del Evangelio de Juan.
El Zohar enseña que las almas deben regresar sucesivamente a la tierra 74

para perfeccionarse, hasta el día en que ellas alcancen el grado de sabiduría


necesario para fundirse con Dios. El Talmud dice igualmente que el Alma de
Abel pasó al cuerpo de Moisés después de haber estado en el cuerpo de Set. La
Santa Qabbalah habla largamente de los “renacimientos” y los considera como
una bendición que permite a los hombres purificarse sobre esta tierra por
medio de sus pruebas.

1Los 7 Dioses de la Suerte en el Japón (SHICHIFUKUJIN) son: Ebtsu - Hotei - Daikoku -


Benten - Fukurokuju - Bikamon y Furojin.

- 19 -
Medicina y Seudo-Medicina

Los Padres de la Iglesia Católica profesaron durante cierto tiempo la teoría 75

de la reencarnación. Orígenes, Clemente de Alejandría, San Agustín, en sus


cartas a Anastasio, así como San Jerónimo y Rufino, son testimonio de que la
doctrina de las encarnaciones sucesivas era enseñada como una verdad
tradicional. San Gregorio de Nysse, y muchos otros aún, se han adherido a esta
misma idea que era reconocida unánimemente por toda la Cristiandad hasta el
siglo VI en que la teoría de la reencarnación fue rechazada y condenada por el
Concilio de Braga, bajo el Papa Juan.
Fue también en esa época que finalizó la verdadera iniciación crística, ya 76

que si bien hacía mucho tiempo que los Colegios Iniciáticos habían cerrado sus
puertas, un cierto esoterismo había penetrado en las enseñanzas que, a partir
de ese momento, tomaron otro aspecto. La misma Biblia no había soportado
aún tantas modificaciones y todavía era interpretada bastante correctamente
por los verdaderos buscadores. Sabemos que fue Jerónimo, cuando fundó un
Monasterio en Belén, donde se había instalado una vez cumplidos sus 30 años
de edad, quien comenzó a traducir los textos que constituyen la Biblia. Él quizo
aprender el hebreo para poder leer los libros originales, pero en la incapacidad
de hacerlo, efectuó la traducción del griego al latín y constituyó así la
“Vulgata”.
Los capítulos originales de la Biblia, que datan de 6.000 años, y que 77

fueron escritos en hebreo por una civilización completamente diferente a la


nuestra, están compuestos sobre “rejas” que se deben estudiar con la ayuda de
“claves”. Esta indicación ha sido mencionada numerosas veces, ya que no hace
sino respetar una Ley esotérica que es valedera para todas las Escrituras
Santas: el Bardo-Thodol de los Tibetanos, el Popol-Vuh de los Mayas, el Corán,
el Zohar, etc...
El mismo Gran Maestro Esenio sigue el camino enseñado por todos los 78

otros Instructores, Buddhas y Avatares que lo han precedido, de ahí que haya
dicho: “No vengo para abolir la Ley (exotérica o esotérica) sino para
cumplirla”. El Cristo viene, pues, para fortificar, enseñar y hacer respetar la
gran Lección Iniciática .
El Nuevo Testamento hace alusión en numerosas ocasiones a esta 79

enseñanza secreta, de manera que bajo el lenguaje simbólico es necesario


entender la verdadera significación, la síntesis del esoterismo religioso. La
primera epístola de Pablo a los Corintios, (capítulo III versículos 1 y 2), indica
que este alimento espiritual no puede ser soportado por cualquiera. Incluso a
los Efesios (III, 3, 4 y 5), les dice que el conocimiento proviene de otro dominio
y que no es del intelecto que los Iniciados reciben la enseñanza de los
misterios. Ese estudio esotérico se obtiene en los Santuarios, pero es
conveniente preparar a los alumnos a la entrada de ese Templo de Sabiduría.
Es así que la Epístola a los Hebreos (IX-8) indica la necesidad de la

- 20 -
Medicina y Seudo-Medicina

purificación, ya que nada debe subsistir del antiguo modo de vivir y de ver las
cosas.
El mismo Jeshú, el Cristo, hace saber a sus Discípulos que todavía tiene 80

muchas cosas que enseñarles, pero que para entenderlas necesitan estar mejor
preparados: “Tengo aún muchas cosas que deciros, pero vosotros no podéis
soportarlas por ahora” (Juan XVI-12).
Entre sus mismos discípulos fueron pocos los que pudieron tomar todo el 81

alcance iniciático de su enseñanza. El Gran Avatar Crístico, para preparar a sus


hermanos próximos a la Maestría, los sometía a pruebas. Pero por desgracia,
aún siendo discípulos ellos no veían en el Maestro sino a un personaje selecto
del cual convenía seguir el ejemplo y perdían así el verdadero sentido de su
enseñanza. Algunos entre ellos conservaron sus hábitos y aún siguiéndolo se
quedaron con las concepciones de su primera educación.
Simón Kephas, convertido en Pedro como Apóstol de Cristo continuó, al 82

igual que Santiago, las prácticas mosaicas e incluso siguió adherido a la


comunidad judía; ambos se mantuvieron hasta el final estrictamente ortodoxos
y fieles observadores de la Torah. Pedro compuso las liturgias para los oficios
judíos y algunos pretenden inclusive que él fue el autor de la oración del
Sabbat, recitada aún en nuestros días: “Nichmat... soplo de todo ser”.
El Apóstol Pablo, judío de Tarso (Cilicia), había sido antes alumno de 83

Gamaliel en Jerusalem, y se mantuvo como un perfecto israelita aún después


de su conversión al cristianismo. Inclusive impuso el rito de la circuncisión a su
discípulo Timoteo, quien era hijo de madre judía y padre griego. (Hechos de
los Apóstoles, Capítulo XVI, versículo 3). Por su parte, el mismo se sometió en
el Templo a la purificación ritual (Loc. cit., XXI-26).
En fin, no es que en nuestro relato sea cuestión de profesar una doctrina 84

cualquiera de teogamia (unión entre la divinidad y los hombres), pero parece


indispensable, sin embargo, recurrir a un método de síntesis, a fin de coordinar
todas las posibilidades de un mejoramiento del género humano. La Teología,
esa tentativa de los hombres de atribuir a Dios una personalidad, cualidades y
características, no se encuentra desprovista de sentido. La ciencia más exacta se
basa en ocasiones sobre principios abstractos para establecer sus conceptos y el
estudio del hombre en su totalidad no puede excluir nada que pueda traer una
luz sobre la conducta de la Vida.



- 21 -
Medicina y Seudo-Medicina

Algunos parecen obstinarse en expulsar todo lo proveniente del 85

simbolismo como si se tratara de pura “coincidencia” o de vagas


“supersticiones”, aunque no sería muy difícil comprender que cada cosa está
unida a otra por un “ligamen”que sin duda desconocemos. Nuestras
asociaciones de ideas se limitan siempre a las conexiones inmediatas con en el
mundo de la física y las relaciones registradas por nuestros “cinco sentidos”,
así como nuestras concepciones a su respecto se ecuentran generalmente
limitadas al plano material. Se verá de inmediato la relación de enlace entre
una silla y una mesa, entre la pluma y la acción de escribir, pero el sentido
escapa casi por completo cuando se trata, por ejemplo, de la analogía existente
entre el estaño y el azul, o de la relación entre el intestino y el corazón,
relaciones que sin embargo un médico puede ver.
En lo que concierne a esta última relación, hemos visto ya cómo la antigua 86

medicina china había notado esa “ligadura” entre las cosas, ese “lazo”
conocido hoy en día por cualquier doctor. En cuanto al paralelo que se puede
establecer entre el estaño y el azul, se sabe que también cada planeta está
relacionado con un color, con un metal, con una parte del cuerpo humano,
etc..., como ya lo hemos citado en nuestros tomos precedentes. Es de estas
teorías que nacieron los diversos métodos de curar, sea por medio de los
colores, de los metales o con ayuda del pántaclo que acumula las fuerzas del
influjo planetario en la medicina talismánica.
El mundo está bien organizado y su equilibrio reposa justamente sobre 87

estas analogías que hacen que cosas de diferentes dominios esten ligadas unas
con otras. Es justamente a título de ello que el Dios galo Teutatés era venerado
como “ordenador del mundo”, siendo objeto de una fiesta especial en la
primera noche del año nuevo. Los Druidas tenían grandes conocimientos de
las Leyes Universales y respetaban ciertas fechas muy importantes también por
su simbolismo; es así que los solsticios (que indican el día y la noche más
largos), y los equinoccios (igual duración del día y de la noche) han sido
siempre festejados. Las fechas de esos puntos que el Sol marca en su marcha
aparente, fueron objeto de festividades, aunque como símbolo de un
esoterismo profundo y no lo que algunos han creído ver en esas ceremonias:
un simple culto al Sol!
El Sol simboliza al elemento Fuego al cual fue igualmente asimilado, 88

mientras que la astrología tradicional ha situado el domicilo del Sol en el signo


del León, animal que representa típicamente el elemento ígneo. Asimismo,
jamás se ha encontrado en los Antiguos una “adoración” al Fuego como tal,
sino a lo que éste representa iniciáticamente. Los Galos encendían un gran

- 22 -
Medicina y Seudo-Medicina

fuego en honor al Sol en el solsticio de verano en tanto que representaba a


Belenus, ese dios de los celtas que podría ser asimilado a Apolo.
Es basándose en esas ceremonias que los Occidentales, incluso 89

actualemente, celebran las fiestas llamadas “fuegos de San Juan”. Pero, así
como sucedió con la Navidad que los Antiguos celebraban el 22 de Diciembre
en el Solsticio de invierno, y que se conservó hasta el siglo IV en que el Papa
Julius fijó la fecha del 25 de Diciembre!, las fiestas de San Juan fueron también
desplazadas al 24 de Junio, en lugar de su fecha original del 22 de Junio. Esa
importancia de las fechas está particularmente simbolizada por Janus, el Dios
de la Iniciación a los Misterios, a quien se le rendía culto en todos los países
ocupados por los Romanos, pero especialmente en los Collegia Fabrorum
fundados por Numa, de cuyo nombre hemos visto ya su importancia esotérica.
Ver Propósito Psicológico No VI.
Janus es el Janitor que abre y forma el ciclo anual, y las llaves que él porta, 90

una de oro y la otra de plata, simbolizan los grandes y pequeños misterios, ya


que los dos solsticios son como las puertas que dan acceso a las dos vías: Janua
Coeli y Janua Inferni, de las cuales los Cristianos han hecho el cielo y el
infierno! Se trata, en efecto, del Devayana y del Pitri-yana, la Vía de los Dioses
y la Vía de los Ancestros, conocidas por los Indos desde la más remota
antigüedad.

Se sabe que los grandes monumentos antiguos se construían con una 91

orientación definida en relación con las posiciones solares, sea con la puerta de
entrada frente a los rayos del Sol en el momento del equinoccio de primavera,
o con terrazas, pilastros, escaleras, etc... construidas siempre en relación con el
astro. En Egipto, el Dios solar “Ra” fue sin duda el más popular; sin embargo
se sabe que Amón, siendo igualmente un Dios-Solar, define un desempate
entre las dos Escuelas de Tebas y Menfis, ya que las ceremonias al Sol se
celebraban especialmente en Tell-el-Amarna, la ciudad real fundada por
Amenofis IV.
Se dice que fue en Syparis (o Sypara), la Ciudad del Sol, que un monarca 92

asirio colocó los archivos del mundo antes del diluvio. Según Nicolás de
Damasco, citado por Josefo, es en el Monte Baris que reposaría la Thebah,
mientras que según antiguas culturas americanas es en una cierta montaña de
nombre Olagami, donde se erigió un Templo en honor al Sol, que se
encontraban los despojos del género humano salvado del diluvio.
93
El Monte Tai-Shan, en China, es un lugar sagrado que atrae a unas 10.000
personas por día, particularmente en los peregrinajes de febrero a marzo. Era el
Emperador Shan, 1.500 años antes del nacimiento de Confucio, quien ofrecía su

- 23 -
Medicina y Seudo-Medicina

culto en ese lugar, en cuya cima se sitúa un Templo al cual que se llega después
de subir 6.600 escalones combinados con terrazas y avenidas.
Esto nos hace pensar en la famosa Ciudad de Teotihuacán, en México, 94

célebre por sus pirámides construidas igualmente algunos milenios antes de


nuestra Era. Las dos más grandes han sido dedicadas al Sol y a la Luna. Los
cuatro pisos por los cuales se asciende, simbolizan los 4 elementos de la
antigua física.
Todas esas construcciones tienen un sentido mucho más profundo que el 95

hecho de ser lugares donde se celebraba un simple “culto” al Sol . En cuanto a


las ceremonias, es preciso ver el simbolismo de un fuego “elementario”, así
como de los personajes legendarios con los cuales se relaciona. De ese modo,
Macuilxóchitl, el dios solar de la mitología mexicana, es sobre todo el emblema
de la primavera; pero es otro nombre, el de Xochipilli, el que representa un
equivalente de Hunahpu, el Sol de los pueblos Mayas. Hunahpu (con
Ixbalamque, la Luna) es el héroe de la maravillosa historia de la victoria sobre
los gigantes, síntesis de todo el período prehistórico de la cultura Maya-
Quiché.
Pero, no se debería creer que todos esos nombres son siempre términos 96

puramente simbólicos, o incluso epónimos, ya que es muy frecuente que


algunos personajes se hayan asimilado a los mismos principios. Así, el Cristo,
considerado, como héroe solar, es muy conocido; son varios los atributos de la
Iglesia Católica que llevan un Sol como emblema. El ostensorio expuesto en las
iglesias representa nítidamente un utensilio dedicado al culto solar, incluso el
mismo nombre de Cristo, que ha sido grabado sobre los copones y bordado
sobre las casullas, con el famoso monograma “J. H. S.”, es traducido fácilmente
para los cristianos como Jesús-Homo-Solis. Y hemos señalado ya que Jesús,
como héroe-solar, debe ser comprendido con una idea esotérica (ver “Los
Misterios Revelados” en el capítulo “Jesús - Jhesú”).
Huitzilopochtli, nacido en las colinas de Coatepeque, cerca de Tula, es el 97

héroe deificado de la mitología mexicana; asímismo lo fueron Hunahpu de los


Mayas y Quetzalcóatl de los Toltecas, e igualmente Tammuz, aquel héroe de
Babilonia, así como el Osiris de los Egipcios, el Adonis de los Griegos, Jesús,
etc...
Sin embargo, sin contradecir que se trate de personajes verdaderos, 98

siempre es preciso saber que hay que comprender sobre todo el Principio que
ellos representan, en lugar de ver únicamente al personaje en sí mismo. Es una
de las razones por las cuales se escribe Jehsú, el Gran Maestre, el Iniciado, el
Mesías real, el Principio atributivo del Substratum, a fin de separarlo del
personaje histórico de Jesús, defendido por los cristianos en general, pero
atacable en cuanto humano.

- 24 -
Medicina y Seudo-Medicina

Cuando se conoce el fenómeno de la inversión de nombres a través del 99

tiempo y según la cultura de los diferentes pueblos, se comprende mejor


todavía la idea de consagrarse al Principio mucho más que al personaje
legendario. Es de ese modo que la raíz “Dev” que se inscribe en los nombres de
las deidades de la India (Deva, Devata, Devarshi, etc..., lo mismo que “Div”,
del sánscrito “resplandecer”), se ha usado en Occidente en el sentido contrario,
como en la palabra “devil” entre los ingleses, que significa el falso dios o el
espíritu del mal; en francés el verbo “dévier” significa tomar un mal camino,
pero también implica la idea de “des-vitalización”, de pérdida de la vitalidad.
Iblis era honrado como Dios por los Yasidi, pero fue considerado impuro por
los Musulmanes. Perkum, que es el nombre del antiguo “Dios Roble” lituano,
sirve, por el contrario, para designar al demonio de los cristianos. Mientras que
con la palabra “demonio” se designaba a los genios buenos en la Antigüedad
Oriental.
Los Antiguos tenían mucho más sentido de lo sagrado que nosotros, y las 100

relaciones se reconocen de inmediato por la etimología de las raíces y su


empleo en las palabras originales. “Ku” es el Templo en la lengua de los
guatusos; en la lengua chuj, “Ku” designa al Sol, mientras que en los pueblos
de la Antigua América donde el tabaco jugaba un gran papel y se lo reconocía
como planta sagrada por sus propiedades medicinales, recibía entre los Chorti
el nombre de “Ku’tz”; de “Kua” entre los Incas y entre los Jíbaros se le llamaba
“Tanku”. De igual manera la raíz “Ku” entra en la composición de los nombres
de los héroes mayas, y en primer lugar en el nombre del Dios Hunab-ku. Es el
Ser Supremo incorporal que no tiene rostro ni puede ser “imaginado” y del
cual, según el Popol-Vuh, proceden todas las cosas. Ese Hunabku de los
pueblos mayas, es un poco el equivalente de Xpiyacoc del antiguo México, ya
que fue él quien por medio del barro formó la especie humana. Incluso se dice
que fue gracias al “soplo” de Hunrakan que el acto creador tuvo lugar, y una
vez más, con la ayuda de una pequeña variante, el nombre Yurakan ha pasado
a ser sinónimo de demonio entre otros pueblos como los galibi. De manera que
la misma palabra “Huracán” debe ser una derivación del nombre de esta
divinidad que rige precisamente las tempestades, las lluvias y las tormentas y
que se lo concibe cada vez de una manera diferente según la tradición de los
distintos pueblos.
Se notará también la frecuencia en lo que concierne al uso de la letra 101

“H”como carácter sagrado, cuestión sobre la que ya hemos insistido en textos


precedentes. Esa “H” de “comando” es muy significativa, ya que en los
origenes representaba al mismo Dios en muchos pueblos. Es el “soplo”, el
“Logos” simbolizado por esa letra que numerosos Héroes primitivos han
tenido en sus nombres. Recordemos que la palabra “Héroe” corresponde
etimológicamente a la palabra “Amor”. Así, por ejemplo, en hebreo la palabra
“ahaba” que tiene valor numérico 13, es idéntica a la palabra “Ehad”, es

- 25 -
Medicina y Seudo-Medicina

entonces el amor en el sentido del Amor Universal que regresa en el dominio


del Mesías. En los orígenes el héroe era el Hombre divino, el Iniciado, y
Virgilio, en sus versos de la Eneida (VI-192), califica a Eneas de “maximus
heros”. Es el Amor como único guía en los Arcanos del Conocimiento místico,
simbolizado por las palomas consagradas a Venus, madre de Eneas. Es por eso
que se encuentra una equivalencia entre los héroes-prototipo de diversos
civilizaciones y pueblos en distintas épocas.

Hemos citado en varias ocasiones las flagrantes similitudes que se ven a 102

menudo en los hechos mitológicos, aún cuando esten separados por miles de
años y en épocas tan lejanas una de otra que es imposible que hayan podido
propagarse culturalmente por la historia. Es así que Ixquic, por ejemplo, es
idéntica a Isis, Istar, Devaki, Mylitta o María, la Virgen de los Cristianos. Ixquic
es la hija de Cuchumaquic, esa figura importante del Xibalbá, el mundo ínfimo;
ella engendró a los gemelos Hunahpu e Ixbalamque, y recibió en sus manos la
saliva especial del Árbol misterioso que le dio las instrucciones de Hunrakan.
De inmediato podemos ver su similitud con Eva y el fruto prohibido del Árbol
del Conocimiento en el Edén judeo-cristiano. Ese pasaje del Popol-Vuh,
“biblia” del pueblo Maya-quiché, es muy importante, ya que simboliza el
misterio de la concepción humana por la fecundación milagrosa de Ixquic
(receptáculo de la caída espiritual en la carne) y al mismo tiempo su
germinación en la Naturaleza, que entre los Mayas esta simbolizada por el
maíz al cual se encuentra asimilado Hunahpu.
Una leyenda casi idéntica existe inclusive entre los polinesios, entre los 103

cuales Hine - A - Tauira (forma de la primera mujer) sería la primera


concebida... mientras que Hine – Ahu - One (muchacha de la tierra) sería la
primera mujer creada. “Hine” es un adjetivo que se relaciona con la luz entre
los pueblos polinesios, pero también con la declinación! En la palabra
compuesta se refiere a una mujer, pero indica más bien a la “muchacha” con
tal o cual carácter. Es un poco como el término “Koré” entre los griegos, que es
el carácter especial para “muchacha” y que se puede comprender en el sentido
de “virgen”, aunque desflorable y quizás aun desflorada, en nuestro lenguaje
moderno diríamos “soltera”. El término “virgen” se ha prestado
evidentemente para confusiones como por ejemplo en las traducciones bíblicas
en lo que concierne a María, la Virgen. Ya hemos tratado esa cuestión en la
primera relación que hicimos en el Propósito Psicológico No I.
Un asunto que hizo bastante ruido en su tiempo, fue una curiosa anécdota 104

a propósito de la Inmaculada Concepción de María, la Virgen de los cristianos;


de un nativo de Rurcach llamado Jean Jetzer. La historia cuenta que una vez
aceptado en el convento de los Dominicanos en Berna, Suiza, obtuvo el manto

- 26 -
Medicina y Seudo-Medicina

de la Orden el 6 de enero de 1507 y que desde entonces se volvió célebre por


sus visiones. Jetzer pretendía que la Virgen María se le había aparecido en su
celda para poner fin a la cuestión de su concepción “inmaculada” ya que decía
haber permanecido tres horas en el pecado. Su aparición habría sido
confirmada por dos pedazos de mantilla del niño Jesús que María le había
dado a Jetzer, uno fue enviado al Papa Julio III y el otro fue guardado en Berna.
El visionario fue en seguida estigmatizado y el hecho levantó grandes
discusiones en el seno de la cristiandad. Un proceso fue intentado por los
Franciscanos que se sintieron insultados en su tesis de la Inmaculada
Concepción, pues ellos la defendían duramente en esa época en que todavía no
era admitida por la totalidad del Clero; y se sabe, en efecto, que ese dogma no
fue admitido oficialmente por la Iglesia Católica sino hasta 1854. Jean Jetzer fue
torturado y murió en el año 1514, habiendo al menos preparado con su proceso
la vía de la Reforma, ya que todo esto pasaba algunos años antes de la llegada
del protestantismo a Suiza.
En todas las épocas han ocurrido historias semejantes, repitiéndose a veces 105

con menos escándalo, pero confirmando en cierta forma una teoría bien
defendida por numerosos investigadores. Se ha dicho que estando María
prometida a Johanan, un cierto pandira, aprovechando la noche, entró en su
aposento haciéndose pasar por el novio, pudiéndo así satisfacer sus deseos. La
joven dio a luz al pequeño Emmanuel que José adoptó y transportó a Egipto
donde fue iniciado y convertido en la encarnación de Horus. De regreso a
Judea, bajo el nombre de Yeschou Bar-Yousseff (Jesús hijo de José) se consagró
al voto de los Nazarith obteniéndo la celebridad por sus curas milagrosas.
Hay que decir, una vez más, que Nazareth no es especialmente el nombre 106

de un lugar, sino el término aplicado a todos aquellos que se consagran al


Nazareato. Naturalmente, Jesús no fue el único Nazareno, como podemos
verlo en Amós II-11 y Jueces, Cap. XIII. El Nazareno (dedicado a Dios) viene a
ser como un Yoghi, pues así como la Yoga comporta reglas a seguir, el
Nazareato reclama disciplinas muy estrictas para el adepto Nazareno que pasa
a la Maestría. Así, se puede decir que el Nazarita es un poco el equivalente del
Sannyasin de la India. En la India, este género de Santo hombre (o Sadhú) se
caracteriza por la abnegación (sannyasa) y el renunciamiento a los goces
profanos o mundanos. El Nazareno renuncia, lo mismo que el Sannyasin, a
todas las formas de apego y se consagra a la vida mística (Ver Números VI,
Versículos del 1 al 5).
Pero la confusión de Nazareno (o Nazarith) con el lugar Nazareth, no 107

causa tan graves complicaciones como a veces sucede con otros términos.
Tomemos simplemente el caso de la Santa Eucaristía que ha ocasionado tantas
controversias y contradicciones por todas partes. Así, por ejemplo, el término
“Lehem” en arameo, significa “pan”, pero la palabra “Lehom” que significa

- 27 -
Medicina y Seudo-Medicina

“carne”, es muy similar. Además, los mismos discípulos del Gran Nazareno no
parecen haber entendido bien la explicación acerca del “pan” que el Maestre
bendecía y ofrecía (ver Juan VI, 32-58) y naturalmente todavía hoy es muy
discutida la transformación del pan en carne del Cristo. Pero nos hemos
alejado un poco de nuestra explicación sobre la deidad solar, respetando, sin
embargo, una idea esotérica de la cual seguramente muchos habrán podido
seguir el sentido.

Ciertamente, algunas sectas de la India han personificado demasiado el 108

principio oculto simbolizado por el fuego. Así, por ejemplo, la adoración al


Dios Pavaka, que supuestamente gobierna a ese elemento, preside sobre todo
las regiones del Sur-Este, dejando sobrentender una vez más el aspecto solar de
ciertas posiciones llamadas fuertes, benéficas para el país. En la ofrenda al
fuego (havana) que se practica incluso diariamente, las ofrendas son puestas 16
veces en el fuego y la ceremonia está acompañada de “mantras”
(encantamientos-oraciones).
Son numerosos los ritos que otorgan una gran importancia a las 109

direcciones, ya que no sólo los puntos cardinales se deben considerar como


una bendición, sino incluso la repetición mental del nombre divino en su
manifestación tetragrámica. Los chinos poseen el Uyan-Heng-Li-Tscheng, que
significa textualmente: Causa Inicial-Libertad-Bien-Perfección, y en los
ideogramas puede verse como: principio-crecimiento-acción-evolución.
También se lo encuentra representado en tetragramas como el de Wen-Wang
en el Yi-King. Ese libro, que hemos mencionado ya en el segundo capítulo del
Propósito Psicológico precedente, es atribuido al emperador Fo-Hi (en el 3468
antes de la Era Cristiana), y está compuesto de 10 capítulos. Esa obra jeroglífica
es como una especie de Tarot o de Sepher Yetzirah hebraico, cuya llave es el
pántaclo de Fo-Hi. Se le suele llamar también las “Mesas de Y-Kim”, que son
como los 32 Caminos de la Sabiduría simbolizados por el Árbol Sefirótico de la
Qabbalah o aún por los grados francmasónicos. Según la tradición china el Yi-
King es el Libro de los Cambios en la revolución circular, de ahí que al
principio de esa obra encontramos al tetragrama de Wen-Wang dando la clave
de ese fenómeno universal: el Uyan-Heng-Li-Tscheng que puede ser
emparentado al “Yod-Hé-Vaw-Hé” (Ieve), que ya hemos estudiado en el
Propósito Psicológico No III.
Hay algunas obras muy importantes que no han llegado jamás hasta 110

nosotros, como el Lien-Shan (Libro de los Principios Inalterables) y el Koueit-Sang,


en los cuales todas los problemas deben son conducidos a su solución. Estas
obras perdidas de la tradición china son insustituibles, pues sabemos con qué
celo componían sus textos los antiguos sabios orientales. Citemos al pasar a Ta-

- 28 -
Medicina y Seudo-Medicina

Mó, ese santo hombre chino que le prometió al Emperador traducir los libros
sagrados, y que para no dormirse se cortó los párpados. La leyenda cuenta que
de sus párpados depositados en la tierra nació el primer árbol de té!.

Ahora, para continuar nuestra exposición sobre la divinidad solar, 111

tomemos como ejemplo el Japón, un país que simboliza muy bien esta idea ya
que su nombre: “Jih-Pen”, significa precisamente País de la Luz. Hasta el año
700, las islas que forman el Imperio del Japón recibieron el nombre de Yamato,
ya que se creía que habían sido formadas realmente por el mito de Iza-Nagi.
Pero como se descubrió después que esa divinidad era el Sol (y su esposa Iza-
Nami, la Luna) se cambió el nombre Yamato por el de Jih-Pen. El Emperador
fue considerado entonces como Hijo del Sol y la bandera del país fue
compuesta con el Sol en el levante.
Según el mito, Iza-Nagi tuvo con Iza-Nami un hijo llamado Jimmu Tenno, 112

para quien construyeron un reino (el Yamato) tocando el agua con una vara
mágica. Después tuvieron siete hijos y fundaron para cada uno una isla. Ellos
son entonces los creadores del Japón con sus 7 islas, y es de ellos que
descienden todas las divinidades del Panteón Shinto. Pero existe además el
Kuni-Toko-Tachi: el Eterno Terrestre UNO. Es el Dios autocreado del Shinto en
el Japón a cuyo culto se consagran 17 millones de adeptos. No olvidemos el
Koshin, ese ornamento sagrado representado por 3 monitos místicos, muy
conocido en Occidente.
Pero regresemos una vez más a nuestras divinidades solares, y en primer 113

lugar a Onamuji, que reinaba en Izumo. Se le llama a veces Okuni-Nushi, el


hijo de Susa-Noo que fue destronado en favor de Ninigi, el Gran-hijo de Ama
Terasu, la Diosa solar; Ninigi engendró a Hoderi (fuego estrepitoso) y a Hoori
(fuego marchito). Los budistas del Japón citan a veces a Nikko-Bosatsu como
divinidad solar. En fin, se observa a menudo la descendencia Sol-Luna de un
creador absoluto.
En el Japón la diosa Luna era Tsuki-Yomi; en la India era Sasanka; entre 114

los quiché la diosa Ka-ati y Keri entre los pueblos de lengua arawak. Los
adeptos del culto lunar, que atribuyen un sentido femenino a la divinidad, son
llamados Kuravas en la India, los Hijos de la Luna. Pero son sobre todo las
religiones del ciclo ario las que adoran la naturaleza o, mejor aún, la naturaleza
inconsciente.
Los Pandavas (Hijos del Sol) eran los adeptos del culto solar en la India 115

Antigua; naturalmente, es el reconocimiento del Dios del Universo en el


sentido masculino en los tiempos “védicos”. Sin embargo, así como habían
templos para el culto al Sol, otros templos en honor a la divinidad Luna fueron

- 29 -
Medicina y Seudo-Medicina

construidos un poco en todas partes. Citemos simplemente el que fue


construido por los Caldeos hacia el año 3000 antes de la era cristiana y que fue
visitado por Abraham. Cuando se descubrió ese templo llamado Ziggurat,
dedicado a la diosa Luna, éste reveló no solamente tumbas, sino también
utensilios de gran valor, como vasos, urnas, etc...

A menudo se ha pensado que los antiguos colocaban utensilios de comida 116

en las tumbas porque creían que los muertos se seguían alimentando! Nosotros
nos preguntamos si no hay otra razón mucho más profunda. Se sabe que los
alimentos toman un carácter muy sagrado en Oriente y que la cocina ha sido
siempre puesta bajo la protección de las divinidades. En Japón, el Dios de la
cocina es Kojín; en China es Tsao-Chung a quien se le venera en todas las casas;
se dice que él va al Cielo cada año en la primera semana de febrero y que el jefe
de familia coloca un poco de miel en la boca de la imagen que representa esta
divinidad, para que en el Cielo pueda repetir cosas dulces. En la India, ningún
extraño puede penetrar en la cocina y si las familias lo permiten es porque será
un brahmín quien realizará la preparación de los alimentos con un ritual
especial acompañado de mantras. Solamente las personas encargadas pueden
tocar los utensilios e incluso una mirada lanzada sobre las cacerolas podría ser
interpretada como una mala suerte que se les intentaría echar a la familia!
Tenemos, pues, el derecho a preguntarnos si las jarras y otras piezas de
alfarería encontradas en las tumbas, no habrán significado más bien un último
homenaje al difunto, y es posible que si dejaban con él esos utensilios tan
personales, fuera con el fin de que nadie más pudiera utilizarlos después de su
desaparición de esta tierra.



- 30 -
Medicina y Seudo-Medicina

Siendo la comida uno de los elementos vitales para el mantenimiento de la 117

vida, es normal que la alimentación haya dado lugar a tantos estudios, e


incluso a ciertas clasificaciones adecuadas al tipo de existencia escogido. Así,
por ejemplo, los Indos son muy específicos en lo concerniente al “Gunayami”,
el compuesto del guna. Los “gunas” (cualidades) se considera que constituyen
las bases de la vida. Los gunas son partículas de la Prakriti relacionadas con los
mundos de los Bhuvas. Se puede distinguir tres clases de gunas: el
Tamasguna- es el guna descendente que coresponde al los alimentos cárnicos y
al uso del alcohol como bebida, simboliza la ignorancia. El Sattvaguna es
ascendente, simboliza la pureza que correponde a una alimentación
vegetariana, mientras que el Rajasguna, el expansivo, corresponde a la comida
llamada “rajásica” compuesta de excitantes.
Ese guna o cualidad llamada “real” (Raja), dinamiza a las otras dos que 118

son por sí mismas inertes y no se modifican en las actividades exteriores de lo


existente. Así, el Guna-Raja juega con respecto a ellas el papel de “Shakti”
(Poder, Energía, Fuerza), tal como en el mundo de los Bhuvas dominado por
“Raja”, donde está en relación con Svar y Bhu que coorresponden a “Sattva” y
“Tamas”. Es ahí que comienza la verdadera ciencia de curar, es decir, con el
conocimiento de las cualidades y las polaridades de las cosas.
“Dichoso el hombre que el médico no mata”, decía Paracelso; pero 119

también Lavoisier lo ha dicho muy bien: “El hombre no muere sino que se
mata”...En efecto, nuestro modo de existencia es incompatible con las leyes
naturales; nos empecinamos en complicar la naturaleza de las cosas, hasta el
punto de llegar a ignorar los principios más simples. Todo el arte de sentirse
bien, reside en el hecho de seguir normalmente la evolución natural que unos
impiden desarrollar y que otros fuerzan en exceso. En efecto, impedimos a
nuestro organismo su desarrollo total y a menudo limitamos nuestras
facultades que sin embargo no piden otra cosa que manifestarse. Los Yoghis
conocen bien ese principio que los vuelve capaces de rechazar la enfermedad y
de elevarse a un estadio supra-humano.
Shakti es la palabra sánscrita para designar la fuerza y, por extensión, el 120
poder vital o productor. La raíz shak (ser capaz de...) tiene un valor equivalente
a efectuar, de manera que la palabra viene a significar “ser capaz de poder” o
“tener la fuerza para hacer...” Esta Shakti es llamada la Gran Madre por los
Tantrikas, de la misma manera que los Gnósticos tienen su “Nuestra Señora
del Espíritu Santo” y los Cabalistas su Madre Suprema. La substancia principal
realizadora (Prakriti), su Fuente (Ananda), y el Ser Universal (Ishvara), son
algunos de los aspectos de la Shakti. La Shakti venerada en el Tantrismo indo
sería casi un sinónimo de la Prakriti, y alcanza la misma importancia que
Ishtav (Zarpanit) entre los Caldeos, Istar (Isis) entre los egipcios y la Virgen

- 31 -
Medicina y Seudo-Medicina

María entre los Cristianos. En el grado de Ishvara, la Shakti corresponde al


Espíritu.
El desarrollo de la Shakti constituye su despertar bajo la forma del 121

Kundalini microcósmico que está enrollado tres veces y media alrededor del
linga svayambhu, en el Chakra-raíz muladhara. Ese desarrollo se opera a
través de otros cinco Chakras que son los Tattvas: Ap, Tejas, Vayu, Akasha y
Manas. Si el practicante está suficientemente preparado, Kundalini llegará
hasta Sahasrara (Shakti Nirvana), estadio en que el Yoghi se convierte en un
Jivanmukti.
Los aspectos en latitud son aquellos que se relacionan con el papel 122

realizador de la Shakti en los diferentes grados: en la dualidad, es decir,


Parashakti – Chidrupini y Maha Kundalini – Prakriti, y en la triplicidad:
Parvati – Sarasvati – Lakshmi que son a su vez emanaciones de los Bija: Vama
Brama - Sarasvati – Bhuva. Los aspectos en profundidad son: Sakala Shiva –
Ishvara – Maya – Purusha, y también: la Trimurti, la Prakritivikriti y el
Tribhuvana. Son, pues, los aspectos del descenso en los planos o involución en
las estancias vitales. En resumen, siete aspectos “en latitud” y siete aspectos
“en profundidad”, completan los 14 aspectos de la Shakti. Ese poder se
considera como una propiedad o energía del Principio divino y está
representado generalmente como siendo el mismo Dios. Es la fuerza pránica
que anima al electro-magnético Kundalini.
123
La sola mirada de los Yoghis define su grado de Shakti, pero es preciso ser
Gurú para trasmitir una parte operante. El término empleado para la acción
del Maestro que hace entrever la iluminación a su discípulo, es Shakti-Pata o
descenso de la energía. Generalmente el Gurú toca a su Chellah sobre la frente,
entre las cejas, haciéndole experimentar gracias a su poder, la Gran Visión, una
especie de Samadhi efímero que viene a ser un poco como un brote nirvánico
que permite al alumno saborear la Alegría Divina.
Es sin duda en el Tantrismo que se encuentra mayormente detallado ese 124

conocimiento de la fisiología, así como de la psicología, a pesar de que sus


definiciones, muy simbólicas, confunden a los investigadores. El Tantrismo (ya
citado en nuestro Propósito Psicológico No III.), es una forma de Yoga basada
en el sentido del poder, de la fuerza de la voluntad supra-normal. Los
Tántricos admiten once Tattvas, además de los 25 del Sankhya ya analizados
en nuestra obra Yug, Yoga, Yoghismo.
125
De acuerdo con la doctrina tántrica, los tres giros de la Kundalini-Shakti
son los elementos de la Trimurti. Su desarrollo se opera mediante una triple
polarización del Parabindu durante la manifestación:

- 32 -
Medicina y Seudo-Medicina

1°— El Karya-Bindu (llamado mejor Bindu) es la naturaleza de Shiva de la 126

cual emanan: Devi-Raudri, el Devata-Rudra con su Shakti Parvati, y el Jnana


Shakti, el poder del conocimiento. Es participante del Sattva.
2°— El Bija es la naturaleza de la Shakti del cual emanan: la Devi-Vama, el 127

Devata-Brahma con su Shakti-Sarasvati y el Ishcha Shakti o poder de la


voluntad. Es participante del Raja.
3°— El Nadi es Gyaishtha, la materia, de donde provienen: el Devata 128

Vishnú con su Shakti Lakshmi, y el Kriya Shakti, es decir, el poder de acción.


Es participante del Tamas.
Son tres y medio los giros de la Shakti, porque la fuerza kundalínica, que 129

se convierte en la voluntad creadora de la multiplicidad existente, da lugar a


un cambio que tiene como resultado la producción de los tres Mundos en los
cuales los giros de la Shakti se elevan a cincuenta y dos.
El Tantrismo es sobre todo una especie de Yoga tibetana; sería un sistema 130

de conocimiento semejante a la verdadera Qabbalah, pero puesta en práctica


hacia un desarrollo de la Teurgia (Alta Magia). Es un “Yug” completo, pero
también una Vía peligrosa; no solamente requiere un gran conocimiento, sino,
sobre todo, un equilibrio perfecto entre lo físico y lo psíquico, lo que hace de
éste un sistema adecuado para hacerlo intervenir en la Ciencia de curar.
En efecto, el arte de sentirse bien reside sobre todo en el equilibrio del ser. 131

Ahora bien, ese equilibrio tanto físico como psíquico puede ser mantenido
gracias a la Shakti que obra en el Kundalini. En efecto, esa “Ligadura”, la
“Shekina”, como dicen los hebraizantes, permite unir al hombre y al Cosmos
en una misma pulsación. Esa es la balanza microcosmo-macrocosmo que los
Iniciados han alcanzado.
Kundalini está casi siempre simbolizada por una serpiente, enrollada en la 132

base de la columna vertebral, que debe elevarse a través del cuerpo hasta la
cima de la cabeza. Se le llama a veces la “Divina-Madre”. Es la Shakti de Shiva
que se vuelve a encontrar en todo hombre como consistiendo en su energía
vital, la cual se enrosca precisamente en espiral; es el canal más sutil del ser. Se
dice que cuando despierta la serpiente sagrada, se desenrolla del Shiva-Bindu
para ir a enrollarse en la manifestación donde forma la pareja Prakriti-Purusha
(Naturaleza-Espíritu). Kundalini, al elevarse a través del ser, ilumina los
Chakras y su primer efecto es el restablecimiento del equilibrio en el
organismo. Si decimos que los chakras son centros nervo-fluídicos es
precisamente porque son como una emanación de las glándulas endocrinas. Y
aquí tocamos los elementos de una medicina oculta, muy antigua, que está
destinada quizás a regresar a su puesto de honor en nuestros días, ya que la
Acupuntura está basada en los mismos principios que la Yoga medical.

- 33 -
Medicina y Seudo-Medicina

El hecho de simbolizar una fuerza que se encuentra domiciliada en cierta 133

forma en la parte baja del cuerpo y que después debe elevarse hasta la cima del
cráneo, viene en apoyo de la teoría de la transmutación de las energías físicas
(cuyo emblema es el sexo) en poder espiritual, localizado simbólicamente en la
cabeza. Dos centros importantes se dividen el último desarrollo del ser
humano y se relaciónan con dos glándulas: la Pituitaria y la Pineal,
corresponden a las últimas etapas de Kundalini antes de taladrar el Brahma-
Rundra para reunirse a la Conciencia Universal.

El cuerpo pituitario (o hipófisis) aparece en el feto durante la cuarta 134

semana de gestación; a la novena semana pierde la cola, como para señalar el


fin de la época del reptil y al mismo tiempo un paso hacia el cuadrúpedo, ya
que se verá al feto con una especie de carita de perro con manchas, que luego
se transformarán en orejas, ojos, etc... (hemos estudiado ya la evolución en en
el Propósito Psicológico V, así como en el Propósito Psicológico VI, y hemos
visto particularmente la cuestión de la embriogenia).
La “pituitaria” recibió su nombre de la medicina occidental, porque por 135

mucho tiempo se creyó que la “pituita”, que es la mucosa de la nariz, provenía


de este cuerpo. Esta glándula está entre los ojos en la depresión del hueso
esfenoides y situada inmediatamente detrás de la raíz de la nariz, en la junción
de los nervios ópticos. Su anchura varía según la edad, la complexión y la
moralidad de cada persona. Es un cuerpo ovular compuesto de dos lóbulos: el
anterior es globular y el posterior nervioso. La pituitaria presenta una
substancia amarilla grisácea con reflejos rosados en el lóbulo anterior, mientras
que es más oscura en el lóbulo posterior que se encuentra en contacto con la
“dura-mater”, la fina estructura que protege al cerebro.
En cuanto a la glándula pineal (o epífisis) su forma es cónica a la manera 136

de una piña, de ahí su nombre, y su anchura varía según la mentalidad de cada


persona. Reposa sobre el cuadrigémino, esas 4 prominencias que rodean la
base del cerebro, y se encuentra en contacto con la “pía-mater”, la envoltura
interna de la membrana que protege al cerebro.
La medicina de Occidente, que se interesa desde hace algunos años en 137

estos pequeños órganos, ha sacado ya la conclusión de que su acción no se


limita a una función puramente fisiológica. En Oriente, hace miles de años que
se conoce la gran importancia de estos centros físico-psíquicos, pero el sistema
Yoga los había clasificado ya desde hace mucho tiempo según otras funciones
muy bien definidas: la pituitaria con Agna-Chakra; la pineal con Sahasrara
Padma.

- 34 -
Medicina y Seudo-Medicina

En fin, antes que todo y por encima de todo, se puede emprender este 138

trabajo de conservación del equilibrio sobre sí mismo, e incluso desarrollarlo


hasta el punto de dar nacimiento a nuevas facultades.
A una difícil empresa se han entregado los Gurúes de Oriente en verdad, 139

ya que estos Iniciados prueban elevar a sus discípulos al nivel de verdaderos


hombres. El Gurú (disipador de tinieblas) no toma sobre sí mismo el destino de
sus alumnos, intenta únicamente hacerle ver los pasos útiles en los caminos de
trocha! El Chellah o discípulo conserva su Karma, es decir, la ley de causa a
efecto inherente a cada individuo, pero al unificarse al Maestro escapa en gran
parte a experiencias malsanas. Esto no quiere decir que el hecho de tener un
Maestro impida los tormentos, sino únicamente que no hay pérdida de tiempo
en la búsqueda de la verdad. Muchos han visto una pérdida de libertad en el
hecho tener un Maestro; cuando es, por el contrario, un refuerzo de la Libertad.
Así, pues, muchas cosas escapan al neófito.
Es por eso que, así como el Gurú no abandona jamás a sus chellahs, éstos 140

muchas veces reniegan de su Maestro, y sin recurrir a la simbólica negación de


Pedro que por tres veces renegó de su Maestro, son numerosos los alumnos
que se reclaman demasiado aprisa discípulos de un Maestro, para, aún más de
prisa, abandonarlo. Esto proviene de falsas aspiraciones precipitadamente
idealizadas en un sentido profano. En su misión para el desarrollo verdadero
de los hombres el Maestro no se interesa en lo que concierne a cuestiones de
personalismo, ya que su visión es universal. Él no se menciona como ejemplo,
sino como Instructor, por lo tanto no es a él que se necesita ver sino el camino
que muestra...
Es por esto que los Grandes Enviados que han venido en épocas regulares 141

para instruir a la Humanidad, son siempre valorados con el tiempo, y el hecho


de no haber sido sus contemporáneos en la época de su misión, no impide la
posibilidad de proseguir el Ideal que han delineado. Su personaje tanto como
su vida son cuestiones secundarias, porque lo que debe servir de guía para
encontrar la Verdadera Luz es sobre todo la enseñanza que ofrece!
No se quiere ver de manera suficientemente objetiva la existencia de los 142

Grandes Instructores y se les atribuye una vida casi sobrenatural! El Avatar


Krishna, el Buddha Gautama, el Cristo Jehsú, y todos los otros Grandes
Regentes de la Historia humana, son casi mitos tan pronto como desaparecen
de esta tierra; sin embargo no se debería olvidar su condición humana y los
obstáculos que han tenido que vencer.
En nuestros tiempos, como en aquellos, si un ser manifiesta su valía por 143

sus cualidades espirituales, se convierte en un personaje que la muchedumbre


admira o condena, juzgando su físico, sus maneras, los actos de su vida

- 35 -
Medicina y Seudo-Medicina

cotidiana, su existencia personal, de manera que una vez desaparecido, todos


estos hechos serán exagerados en un sentido o en otro, adorándolo o
rechazándolo.

¡Cuántos Iniciados han venido al lado de los Grandes Maestros a ofrecer 144

lecciones detalladas que, si se tomaran en consideración, podrían sin duda


alguna ayudar a la Humanidad en sus múltiples dificultades!
En la época en que Jesús reunía a sus primeros adeptos, predominaba la 145

escuela del Rabino Schammai, y asimismo, toda la generación precedente había


sido caracterizada por otra también muy ortodoxa: la escuela del gran Rabino
Hillel. Su influencia fue tan grande que una parte considerable de sus
preceptos fueron conservados por los cristianos. Fue Hillel quien dijo: “No
hagaís a otros lo que no queréis que os hagan a vosotros, el resto son
comentarios!”
Son numerosos los sabios que no se han hecho conocer universalmente, y 146

que, sin embargo, estan lejos de haber sido iniciados de grados menores. Se
trata de Maestros cuya misión se limita a la formación de un número muy
pequeño de discípulos, ya que su enseñanza esotérica está reservada a un
grupo reducido y muchas veces ignorado por la gran muchedumbre. Ellos
hacen la contra-balanza con aquellos hombres de pensamiento que se
manifiestan al gran público, no todavía para dar una dirección oculta, sino tan
sólo para preparar la opinión general.



- 36 -
Medicina y Seudo-Medicina

Uno de esos enigmáticos personajes de nuestro tiempo es el “Señor 147

Gurdjieff”, como se le nombra frecuentemente. Sin duda Georges Ivanovitch


Gurdjieff es menos misterioso que el Conde de St. Germain. Generalmente se
supone que nació en 1875 en Alexandropol, pero sus orígenes son inciertos, ya
que se considera que era armenio o levantino. Se cree que fue hijo de un
comerciante del que recibió una educación en ese sentido y que por ello fue
mercader de alfombras, representante de objetos de arte, de curiosidades y
antigüedades. Viajó mucho por el Cercano Oriente y el Asia Central. Hablaba
en ruso, tártaro, tadjik, chino, tibetano, griego, inglés, francés, y al parecer era
literato. En Rusia se le conoce bajo el nombre de Hambo Akvan Dorzhieff y fue
primeramente en Moscú, en 1913, donde se hizo conocer por sus charlas.
Inmediatamente se nota su grado Iniciático, pero no se sabe con precisión
cuánto tiempo vivió en un Monasterio del Tíbet, donde fue conocido bajo el
nombre de Lama Dorjieff por el Inteligence Service que lo calificó de agente
secreto al suponerlo atado a la política internacional. Es verdad que después de
su estadía en los Santuarios de la Gran Cofradía Blanca, su influencia era
grande en Lhassa donde llevaba el título de Tsannyis Khan-Po, y que estuvo
junto al Dalai-Lama durante su huida a Mongolia.
Cuando fundó sus primeros grupos en Rusia, sorprendió a sus discípulos 148

por su saber, pero también por su método brusco de enseñanza. La revolución


lo condujo a Tiflis y después a Constantinopla; desde entonces reina muchas
veces un misterio sobre su paso por otros sitios, ya que más tarde apareció en
Berlín en 1920; un año después estaba en París y luego en Londres. En 1924 se
le encuentra en Nueva York fundando, con el escritor inglés A. Orage, una
escuela para las “danzas objetivas”. En fin, de regreso en Francia, se instaló en
el Castillo de Prieuré en Fontainebleau, cerca de París, a fin de aplicar su
“Instituto para el Desarrollo Armonioso del Hombre”.
Su filosofía es un sistema bastante complicado, pero en todo caso un 149

método directo de realización. Él mismo fue quien dijo que era necesario
abandonar el teosofismo, el espiritismo y todo el “trabajo de bodega” para el
perfeccionamiento de la Psicopatía.
Desapareció en 1949, dejando en el mundo algunos millares de alumnos 150

aunque en realidad poquísimos discípulos auténticos. Muchos pretendieron


acercarse a él, pero solamente un pequeño número fue capaz de seguirlo, y
otro aún más pequeño fue capaz de perseverar en la Vía. Su mismo alumno
Ouspensky tardó mucho tiempo en asimilar sus lecciones y tuvo que
abandonar a Gurdjieff con una visión apenas superficial del Mensaje, lo que da
a entender justamente su libro “Fragmentos de una Enseñanza Desconocida”, que
evidentemente no puede ser sino una interpretación relativa de la enseñanza

- 37 -
Medicina y Seudo-Medicina

del Maestro. Todos los grupos y casi todas las personas que se dicen de la
“enseñanza Gurdjieff” no tienen sino una visión exotérica del Mensaje.
Como siempre en semejantes casos, el obstáculo para la visión real de la 151

enseñanza del maestro es la ignorancia de los hombres que les impide


encontrar el sentido verdadero. Las grandes lecciones ofrecidas por los
Iniciados deben ser miradas con un espíritu de síntesis, no ver sino una parte
es atrofiar el sentido en que se ha ofrecido el mensaje. El espíritu científico o el
pensamiento filosófico con que se expresan los Maestros, no son más que
“símbolos” de su manifestación.
Alexis Carrel lo dice muy bien: “La confusión de los datos que poseemos 152

acerca de nosotros mismos proviene sobre todo de la presencia de algunos


hechos positivos, tomados de los restos de sistemas científicos, filosóficos y
religiosos. La adhesión de nuestro espíritu a un sistema cualquiera cambia el
aspecto y la significación de los fenómenos que observamos. En todos los
tiempos, la humanidad se ha contemplado a través de cristales coloreados de
doctrinas, creencias e ilusiones, y son esas nociones falsas e inexactas las que es
preciso suprimir”.

- 38 -
Medicina y Seudo-Medicina

Conclusión

Los títulos empleados en nuestros dos libros (No VIII: “El Arte de Curar”, 153

No IX: “Medicina y Pseudo-Medicina”) pueden parecer injustificados, pero en


realidad debe verse, una vez más, el sentido con el cual encaramos el
problema, ya que nuestras exposiciones no pueden tomar el giro de un curso
escolar sobre una rama limitada, sino permanecer en el espíritu de síntesis que
caracteriza nuestro dominio iniciático.
154
Aquí no hemos tratado sino superficialmente algunas cuestiones,
atrayendo sobre todo la atención sobre la manera como es preciso abordar el
problema. Desgraciadamente, muy a menudo, los investigadores se refugian
en un solo plano y pierden así el beneficio de una visión integral.
Recordemos que todas las Ciencias (matemáticas, física, química, etc...) se 155

componen de tres fases: analítica, fisiológica y sintética. La “Tesis” no es sino la


parte anatómica de una ciencia, de la misma manera que la Química, por
ejemplo, que no es más que una “sección” de la Alquimia. En cuanto a la
“Antítesis”, que a menudo ha sido calificada peyorativamente como pseudo-
ciencia, en los orígenes era, por el contrario, la Verdadera Ciencia, y es de ésta
que se retiraron porciones que más tarde se convirteron en ramas de la ciencia
oficial. Son los casos de la Astrología (ciencia completa) que dio nacimiento a la
Astronomía (parte analítica del estudio verdadero). Finalmente, la “Síntesis” es
la Llave de los Altos Estudios Científicos, y su conocimiento es el que permite
encontrar de nuevo el sentido inicial.
Es pues a través de esos tres estadios que el Adepto de la Verdad debe 156

evolucionar, hasta el día en que habiendo llegado al Conocimiento, ofrece sus


nociones y su propia experiencia sobre las Grandes Leyes Universales,
convertida, pues en Verdadero Saber, y es así que alcanza la Matesis, el estado
del Magisterio.
Recurramos una vez más al Dr. Alexis Carrel: “Los biólogos y sobre todo 157

los educadores, los economistas y los sociólogos, al encontrarse ante problemas


de extrema complejidad han cedido muchas veces a la tentación de construir
hipótesis para convertirlas más tarde en artículos de fe, y así los sabios se han
inmovilizado en fórmulas tan rígidas como los dogmas de una religión”.
Siempre volvemos a encontrarlos y de todas las Ciencias tenemos algún
recuerdo embarazoso de semejantes errores. Uno de los más célebres, cuya
futilidad nos asombraría hoy día, ha dado lugar a una gran querella entre los
vitalistas y los mecanicistas. Los vitalistas pensaban que el organismo era una

- 39 -
Medicina y Seudo-Medicina

máquina cuyas partes no estaban integradas gracias a un factor físico-químico,


sino que los procesos responsables de la unidad del ser viviente estaban
dirigidos, según ellos, por un principio independiente, una especie de
entelequia, una idea análoga a un ingeniero que construye una máquina. Ese
agente autónomo no era una forma de energía ni creaba energía, tan sólo se
ocupaba de la dirección del organismo. Evidentemente, la entelequia no era un
concepto operacional 2 sino una pura construcción del espíritu. En resumen, los
vitalistas consideraban el cuerpo como una máquina dirigida por un ingeniero
que llamaban entelequia, pero no se daban cuenta que ese ingeniero o
“entelequia” no era otra cosa que su propia inteligencia.
En cuanto a los mecanicistas, estos creían que todos los fenómenos 158

fisiológicos y psicológicos eran explicables por medio de las leyes de la física,


la química y la mecánica. Construyeron así una máquina de la cual ellos
mismos fueron los ingenieros, aunque olvidando enseguida, como lo hace
notar Woodger, la existencia de ese ingeniero. Tampoco ese concepto es
operacional. “Se hace evidente, pues, que mecanicismo y el vitalismo deben
ser rechazados por la misma razón que todos los demás sistemas”. (“El Hombre,
ese desconocido”, pág. 38). Se advierte muy bien que el sabio se da cuenta de que
cuando las teorías carecen de un espíritu de síntesis resultan ineficaces para
establecer un conocimiento seguro que pueda ser alcanzado por la experiencia,
aún cuando estén opuestas.
Algunos pueden refutar el hecho de que con demasiada frecuencia 159
hagamos intervenir los datos iniciáticos para establecer un Verdadero Saber.
Pero, podríamos citar numerosas personalidades conocidas que desechan el
esoterismo en todas las materias y sin embargo vienen a testificar en favor de
los Colegios de Iniciación. Citemos entre otros el ejemplo del Padre Jesuita
Laffiteau quien sostiene que: “La Iniciación a los Misterios es una Escuela de
Profetas que incluye todo lo esencial del espíritu de la religión, y de la que
aquellos que no son iniciados no pueden ver otra cosa que la ‘corteza’ ”. 3

2 Entre los numerosos conceptos que se refieren al ser humano, algunos son construcciones
lógicas de nuestro espíritu que no se aplican a nada que sea observable para nosotros en el
mundo. Otros, que son la expresión pura y simple de la experiencia, han recibido por parte
de Bridgman. el nombre de conceptos operacionales. Un concepto operacional es
equivalente a la operación o a la serie de operaciones que es necesario hacer para
adquirirlos.

3 Ignacio de Loyola, que era un aristócrata de la nobleza española, servía como oficial de la
armada de su país cuando fue herido en la pierna en el asedio de Pamplona. Durante su
convalecencia leyó la Vida de los Santos y en consecuencia decidió hacerse soldado de la
Iglesia.Entró en el Monasterio de los dominicanos en Manresa, después visitó Jerusalén y
más tarde fue a París. Pidió audiencia al Papa a fin de fundar, con nueve de sus compañeros,
una nueva sociedad eclesiástica: la Sociedad de Jesús. Después, la Orden de los Jesuitas fue
conocida en el mundo por su severidad, pero también por su gran saber.

- 40 -
Medicina y Seudo-Medicina

En fin, la enfermedad no puede ser considerada únicamente sobre un 160

plano mecánico, ya que el automatismo humano no es más que una apariencia,


y se debe considerar que son los principios superiores los que traen el remedio.
Estamos muy habituados a disecar y a enfocar solamente lo que nos interesa
para no estudiar sino una mínima parte, descuidando el conjunto que
representa el Hombre. De manera que todos los métodos deberían ser
encarados, correspondan o no a nuestros sentimientos o a nuestras
concepciones que seguimos demasiado a menudo por atavismo.
Todo puede ser científicamente analizado, pero con demasiada frecuencia 161

creemos que el espíritu científico se detiene en la forma matemática. Hay


funciones que no pueden expresarse de ese modo y tienen sin embargo el
mismo valor. Casi siempre el ser ha sido estudiado por fragmentos, sea
fisiológico, espiritual o económico, a pesar de que su sentido moral tiene tanto
interés como la utilidad de sus miembros, y que la función de sus nervios no
tiene menos importancia que sus consideraciones religiosas. Dado que el
hombre es un Todo debe ser encarado como, pero con un análisis de detalles
que tenga en cuenta, además, que forma parte de una sociedad que no puede
ser ignorada. Todo esto es por otra parte inseparable de las relaciones que
hemos citado a menudo en lo concerniente a las analogías existentes entre los
diversos reinos.
Es por eso que en el camino hacia el perfeccionamiento nada debe ser 162

intentado con fuerza excesiva; sería como una herejía el querer transformar
brutalmente el estado de las cosas, ya que las repercusiones se harían sentir en
el individuo así como en todo lo que compone nuestro mundo. Se sabe, por
ejemplo, que la estatura de un hombre proviene del estado de sus glándulas
endocrinas. La estatura puede ser también modificada por medio de una
alimentación y un modo de vida apropiados, mientras que el cambio que da
más belleza o fuerza muscular al cuerpo, puede traer igualmente
modificaciones mentales.
Si es imposible resucitar a un hombre cuyo cerebro ha sido completamente 163

desprovisto de oxígeno durante solamente diez minutos, existe un misterio en


constatar que el trabajo intelectual no produce ninguna elevación del
metabolismo, muy al contrario del trabajo muscular que aumenta de modo
muy marcado la intensidad de los cambios químicos del metabolismo.4 El
pensamiento no parece, pues, consumir una cantidad mensurable de energía, a
menos que las creaciones de la inteligencia tomen su fuerza de un dominio
extra-humano.

4 Se mide el metabolismo cuando el cuerpo está en completo reposo, por la cantidad de


oxígeno absorbido y de ácido carbónico expelido.

- 41 -
Medicina y Seudo-Medicina

Se ignora actualmente lo que son esos genes invisibles localizados en los 164

cromosomas, pero estos aparecen claramente en el núcleo de las células cuando


éstas van a dividirse. Apenas se supone que los genes son las tendencias
hereditarias de las células de las cuales derivan los hombres. Pero quién sabe si
su función no se extienda más lejos y si no sean en sí mismos principios
inteligentes que nos ponen en relación con la Conciencia Universal!...
En fin, los tejidos vivos están ávidos del oxígeno que toman del plasma 165

sanguíneo 5 y que suministra además el nitrógeno, el azufre y el fósforo que las


células utilizan para construir nuevas células y reparar los órganos. El hombre
no cuenta sino con siete u ocho litros de sangre, y si no poseyera órganos
capaces de asegurar la rápida circulación de su líquido sanguíneo, los residuos
de su nutrición podrían envenenarlo.
Un cuerpo humano reducido a pulpa daría alrededor de doscientos mil 166

litros de líquido nutritivo. Las substancias nutritivas que la sangre lleva a los
tejidos provienen de tres fuentes: aire atmosférico, superficie intestinal y
glándulas endocrinas. Se comprende, pues, la importancia de respirar bien y
de controlar la alimentación. El arte de la respiración no se logra solamente con
algunas prácticas de gimnasia. El medio en que vivimos actualmente, reclama
una disciplina severa para poder contrarrestar los malos hábitos que se han
contraído, tales como escaso ejercicio debido a nuestros fáciles medios de
transporte, el progreso en función de una vida demasiado cómoda con
apartamentos sobrecalentados y lechos suaves llenos de cobijas, sin contar el
aire viciado que respiramos en las oficinas, en las tiendas, e incluso el oxígeno
saturado de gases nocivos provenientes de las fábricas, etc...
Sabemos que nuestros productos alimenticios ya no tienen las mismas 167

propiedades que antes y nuestro sistema de nutrición se encuentra alejado de


la alimentación natural que estaba destinada al hombre. Sin hablar de las
drogas que cada vez hacen más estragos, tanto en lo que concierne a los
estupefacientes como a los llamados medicamentos a los cuales se han dado la
mayoría de los humanos. Queda el uso del alcohol con sus penosas
consecuencias. De todos los órganos el hígado es, sin duda alguna, el más
gravemente atacado por el abuso del alcohol y como la destoxicación hepática
se torna deficiente el sistema circulatorio es también rápidamente afectado.
Desde un punto de vista únicamente espiritual, el ataque contra la propia vida
es ciertamente un crimen; pero el alcoholismo, además de conducir a la
decadencia del que se dedica a su consumo, convierte también en víctimas a

5 La sangre es un tejido compuesto de 30 billones de glóbulos rojos (que no son células vivas
sino saquitos llenos de hemoglobina) y 50.000 millones de glóbulos blancos que en cambio
son células vivas que flotan en el plasma de los vasos. Se escapan por los intersticios de los
capilares y se arrastran sobre la superficie de las células de las mucosas del intestino y de
todos los órganos.

- 42 -
Medicina y Seudo-Medicina

los no participantes; y se sabe demasiado acerca de los numerosos accidentes


del tránsito causados directa o indirectamente por personas embriagadas. Se
sabe que bajo influencia del alcohol la capacidad de reacción sufre un retardo
del orden de un 30% en lo visual y un 38% en lo acústico. En estadísticas que se
hicieron en 27 estados en USA, se encontró que un 19% de los peatones
muertos en accidentes de tránsito, habían bebido. En Francia, un 10% de los
divorcios se cuentan por entre los alcohólicos; igualmente un 12% de las
familias colocan a sus hijos en la Asistencia y los matrimonios contraídos
después del embarazo prenupcial se elevan a un 62%, mientras que el registro
llega solo un 24% entre los abstemios. En fin, un 40% de la criminalidad en las
ciudades francesas se debe a individuos dedicados al alcohol.
La ciencia reconoce actualmente que nuestras aptitudes y nuestro mismo 168

destino dependen en una medida importante de la naturaleza de las


substancias químicas que sirven a la síntesis de nuestros tejidos. De manera
que, una vez más, podemos repetir aquí ese simple pero también muy justo
refrán: “Dime lo que comes y te diré quién eres”.
Además del oxígeno atmosférico y los productos de la digestión intestinal, 169

la sangre contiene una tercera clase de substancias nutritivas: las secreciones de


las glándulas endocrinas. Estas glándulas reguladoras dirigen las funciones
físicas y gobiernan la estructura corporal, pero los sabios actuales comienzan
por fin a admitir que si bien rigen el cuerpo físico, los efectos de sus funciones
no se detienen en lo orgánico, ya que se han registrado actualmente efectos
psicológicos que atestiguan sus consecuencias sobre lo mental y aun sobre las
posibilidades de desarrollo de las facultades supra-naturales del ser humano,
como lo han anunciado desde hace varios milenios los Sabios del Oriente. Y
sabemos ya que todo el trabajo del sistema Yoga se hace sobre estas glándulas
con el fin de alcanzar un equilibrio en el organismo físico así como en el
dominio espiritual. El método está basado sobre ejercicios físico-psíquicos
(asanas, pranayama, bandas) capaces de producir un desarrollo completo de
las glándulas endocrinas (chakras).
Esos ejercicios que actúan sobre el organismo, como las asanas (posturas 170

especiales), control respiratorio y contracciones nervo-musculares, se practican


con la ayuda de lo mental a fin de obtener como resultado un mejoramiento
fisiológico o un desarrollo espiritual, considerando que el lado psicológico ha
sido siempre encarado por los Yoghis como perteneciente al dominio concreto.
171
Lo que en la Tradición Iniciática ha admitido como objetivo, es decir, la
operación de la Gran Obra, ha sido siempre considerada por los verdaderos
buscadores como un sistema que no pone barreras entre el mundo subjetivo y
el objetivo, entro lo concreto y lo abstracto, ya que se trata solamente de
diferentes polaridades de una sola y misma Gran Ley.

- 43 -
Medicina y Seudo-Medicina

Recordemos la definición del Dr. René Allendy: “El hombre es idéntico al 172

universo no solo en su constitución o sus modalidades, sino aun en su


evolución y su porvenir”. Qué asombroso paralelo con el autor de “El hombre,
ese desconocido” quien escribe: “El substrato corporal de todas las actividades
humanas viene del mundo inanimado al cual, tarde o temprano, regresará, ya
que está hecho de los mismos elementos que los seres no vivientes. No
debemos actuar como ciertos fisiólogos modernos que se asombran de
encontrar que las leyes de la física y de la química operan en nosotros de la
misma manera que lo hacen en el mundo exterior; lo asombroso sería que no
lo encontraramos”. (Pág. 102).La enfermedad representa un accidente en el el
curso de de la evolución del hombre, del mismo modo que las imperfecciones
materiales para nuestro Globo, considerado como en vía perpetua de
depuración.
La cura constituye para el cuerpo que debe tender a la perfección, el 173

mismo problema que para el espíritu que debe encontrar su verdadera actitud.
Problema triple en el que ninguna de sus partes puede ser completamente
resuelta hasta que las otras no lo sean. De manera que la verdadera y suprema
cura no será accesible al hombre sino hasta el día en que el mundo entero haya
llegado a la Armonía final.
Esa cura es una forma de redención, es la Gran Obra bajo su triple aspecto: 174

material (Piedra Filosofal), terapéutica (Medicina Universal) y espiritual


(Realización Mística).

Noviembre de 1956

- 44 -
Medicina y Seudo-Medicina

Anexo, 1

El modelo de circulación de la sangre

En 1963, Wezler (Director del Instituto de Fisiología Animal de


Frankfurt) demostró que la circulación no es un sistema cerrado como
proponía el modelo de W. Harvey. Este dogma científico, que se había
mantenido incólume durante tres siglos, tanto para la ciencia como para la
opinión pública, dejó de ser útil así como toda una serie de conclusiones que se
desprendían del modelo mecánico de Harvey.
El nuevo modelo de la actividad del sistema circulatorio es abierto:
“corazón-vasos y periferia”, dejó de ser tan solo un simple mecanismo. Así
vemos, de forma general, que los modelos que se usan en medicina y en
biología se hacen cada vez más vivos, se acercan más a los modelos de
crecimiento reales y se alejan de los modelos de abstraccioón técnica. Sin
embargo, la teoría de Harvey reina aún en los libros de fisiología en nuestras
universidades, inclusive sigue siendo norma medical.

- 45 -
Medicina y Seudo-Medicina

Obras, autores y personajes mencionados


Propósito Psicológico IX:
Medicina y Pseudomedicina

Allendy, René,
Anaxágoras, “De la Naturaleza” (“Peri Phiseus”).
Aristóteles, “Organon”, “Física”, “Metafísica”, Etica a Nicomaco”, “Retórica”,
“Poética”, “Política”, et al en Obras Completas.
Bacon, Francis, “El avance del conocimiento, “ Novum Organum” (Indicaciones
relativas a la interpretación de la naturaleza), “ La nueva Atlántida”.
Becquerel, Henry. ”Investigación sobre la fosforescencia” y “Descubrimiento de la
radiación invisible emitida por el uranio”.
Bergson, Henri, “El Pensamiento y el Movimiento”, “Ensayo sobre las nociones
inmediatas de la conciencia”, “Introducción a la metafísica”.
Berthelot, Marcelin, “Los orígenes de la alquimia”, “Tratado práctico sobre
calorimetría química” e “Investigaciones experimentales”.
Bichat, Dr.
Bridgman, Percy Williams, “Lógica de la Física Moderna” y “Tal como son las
cosas”.
Bufón, George, Conde de, “Historia Natural”.
Calmette, Albert. (Médico Bacteriólogo).
Carrel, Alexis, “La Oración”, “El hombre, ese desconocido”.
Caullery, M.
Charcot, Jean Martín. (Neurologo Clínico).
Claude, Bernard, (Médico Fisiólogo).
Curie, Pierre y Marie. (Físicos-químicos, Premio Nóbel).
Dubos, René. ”Salud y enfermedad y Adaptación humana”, ”Hombre, medicina y
medioambiente” y “Animales tan humanos”.
Empédocles (Fílósofo, político y poeta, discípulo de Pitágoras).
Fleming, Alexander, (Descubridor de la penicilina, Premio Nóbel de
Fisiología y Medicina).
Franklin, Jonh. (Premio Nóbel de Fisiología y Medicina).
Galileo, “El mensajero de los astros”, et al.
Guérin.

- 46 -
Medicina y Seudo-Medicina

Gurdjieff, Georges Ivanovitch.


Harvey, William. “La vida de sir William Osler”, “De la revista de cirugía”.
Henry, Charles.
Herrera, Dr.
Hillel.
Hipócrates. “Corpus Hippocraticum”
Hooke, Robert , (Médico y científico).
Jenner, Edward. “Investigaciones acerca de las causas y efectos de las vacunas de la
viruela”.
Knapp, Georges.
Laennec, René, (Médico)
Laffiteau, S.J.
Lakhovski.
Lavoisier, Antoni Laurent de, “Sobre la combustión”, “Consideraciones sobre la
naturaleza de los astros”.
Leduc, Stéphane.
Loyola, Ignacio de. (Fundador de la Compañía de Jesús). “Ejercicios
Espirituales”.
Maeterlink. Maurice, “El pájaro Azul”, “La princesa Malena”, “La fantasía
elancólica Peleas y Melisanda”, El tesoro de los humildes”, “La vida de las abejas” y “La
inteligencia de las flores”.
Manzini.
Mésmer, Franz Anton, “Memoria sobre el descubrimiento del magnetismo animal”,
(Tratado histórico de los hechos relativos al magnetismo animal” y “Memorias de
F.A.Mesmer, doctor en medicina, sobre sus descubrimientos”.
Morgan, Thomas Hunt, ”Teoría de los genes” y “Mecanismo de la herencia
mendeliana”.
Morton, Henry, ”Cómo encontré a Livingstone”, “El continente misterioso”, “El
África tenebrosa” (2 vol) y “Emín bajá y la rebelión en el ecuador”.
Osty, Dr.
Ouspensky, D.P., “Fragmentos de una Enseñanza Desconocida”. “Un nuevo
Modelos del Universo”.
Paracelso, (Teofrasto Bombastus Von Hohenheim), “La Fisiología Humana y
natural”, “Coelum Philosophorum”, “Thesaurus Thesaurum”, “De transmutationibus
metallorum”,“Manuale sirve de lapide philisophico medicinali”.

- 47 -
Medicina y Seudo-Medicina

Pasteur, Luis, (Químico Biólogo).


Richet, Charles Robert, “Hombre e inteligencia”, “Ensayo sobre fisiología general
“, “Fisiología”, “La anafilaxia” y “Tratado de metapsíquica”.
Roentgen, Wilhelm Conrad, (Descubridor de los Rayos X).
Saint Germain, “La Sagrada Trinosofía”, “El Libro de Oro”, et al.
Ta-Mó.
Varios Autores. “Las Grandes Victorias de la Medicina” (“Les Grandes Victoires de
la Médecine”, Editions de la Table Ronde).
Virchow, Rudolf, “Patología celular según las bases de la Histología”.
Virgilio, “La Eneida”, “Catalepton”, “ Cirix”, “Culex”, et al.
Waksman, Selman Abraham, “Enzymes (Enzimas), “Principles of Soil
Microbiology” (Principios de microbiología del suelo) y “My Life with the Microbes” (Mi
vida con los microbios,).

Textos Sagrados y Tradicionales

El “Bardo-Thodol”.
El “Popol-Vuh”.
El “Corán”.
El “Zohar”.
El “Yi-king”, Fo-Hi.
El “Sepher Yetzirah”.
El “Lien-Shan” (Libro de los Principios Inalterables).
El “Koueit-Sang”.

- 48 -