Está en la página 1de 1

EDITORIAL | DOMINGO 23 DE DICIEMBRE DE 2007 | El Siglo de Torreón | 7A

Común denominador
LUIS RUBIO
ay dos maneras de entender y Los economistas, de México y del resto del mundo, llevan xico tenemos que encontrarle la cua- en ánimo de resumir, categorizaría

H evaluar el crecimiento de las


economías exitosas. La prime-
ra es analizando los elementos técni-
años debatiendo –con frecuencia peleando- sobre cuáles
son los factores que hacen posible el crecimiento. Algunos,
nostálgicos, asocian crecimiento con gasto público
dratura a esta paradoja.
Una cosa que resulta clara de ob-
servar a las economías del mundo que
de “técnicos”, incluyendo lo fiscal,
regulatorio, derechos de propiedad y
demás. Lo que parece diferenciar a
cos que las caracterizan, lo que en el en las últimas décadas se han distin- esas naciones es su actitud para en-
ámbito de los mercados financieros se deficitario porque supuestamente así funcionó hace varias guido por su capacidad de lograr ele- frentar y resolver sus problemas y
conoce como los “fundamentales” aun- décadas; otros, optimistas, suponen que unos cuantos vados índices de crecimiento es que limitaciones.
que eso no tenga mucho sentido lin- cambios legales y regulatorios eliminarían los obstáculos no hay un factor único y excepcional India e Irlanda son dos ejemplos
güístico, es decir, los índices de des- e impedimentos que hoy mantienen aplacado el potencial que explique su éxito. Pero todas sa- particularmente señeros en esta ma-
empeño en términos de inflación, défi- de desarrollo de nuestra economía. tisfacen dos características que las teria. Sin pretender equipararlos en
cit fiscal, balanza de pagos, etcétera. distinguen de manera dramática res- modo alguno (esto sería absurdo e im-
La segunda requeriría dilucidar los pecto al resto del mundo. posible), lo que los asemeja es su re-
factores que efectivamente lograron ha logrado reducir las brechas con- rre en otras latitudes, es posible que Por una parte, todas las naciones zago y deterioro ancestral. A lo largo
enfocar a una economía hacia el creci- ceptuales que habían dominado (y la forma de comportarse y actuar de que crecen con celeridad –pensemos de todo el siglo XX, ambas naciones
miento. En México tenemos perfecta- nublado) el panorama político y aca- nuestros políticos tenga un mayor im- en India, China, Irlanda, Corea, Ingla- se rezagaron respecto a sus pares re-
mente claro lo primero, pero estamos démico por años. pacto sobre el crecimiento económico terra, Chile y el sudeste asiático- se gionales: eran más pobres, peor orga-
en ascuas respecto a lo segundo. Lo lamentable es que todos esos que muchos de los temas más técni- caracterizan por su fortaleza macroe- nizados y ambos expulsaban a su gen-
Los economistas, de México y del diálogos y debates no han tenido im- cos en que se concentran los debates conómica: algunos tienen inmensos su- te más talentosa. Sin embargo, algo
resto del mundo, llevan años deba- pacto alguno en el medio político. La entre especialistas. perávit fiscales y sus reservas inter- les hizo cambiar de manera dramática
tiendo –con frecuencia peleando- so- contienda de 2006 mostró que las bre- Si uno analiza los indicadores eco- nacionales se cuentan en los cientos de en las últimas décadas. Aunque am-
bre cuáles son los factores que hacen chas y los mitos permanecen tan pro- nómicos de un gran número de nacio- billones de dólares. Pero, como men- bos llevaron a cabo reformas impor-
posible el crecimiento. Algunos, nos- fundos como siempre en estos ámbi- nes (las estadísticas que semanal- cionaba antes, la fortaleza macroeco- tantes, lo que de verdad hizo posible
tálgicos, asocian crecimiento con gas- tos y que nuestros políticos no han te- mente reporta la revista The Econo- nómica no es el factor explicativo. En su transformación fue un cambio de
to público deficitario porque supues- nido la imaginación para remontar mist es un buen lugar para comparar- México llevamos más de una década actitud. Un buen día, se dio un colec-
tamente así funcionó hace varias dé- esas diferencias. Más bien, al contra- los), lo primero que resulta evidente en esas condiciones y nuestros indica- tivo “basta” y comenzaron a dejar de
cadas; otros, optimistas, suponen que rio: han convertido esas brechas en es que, en fuerte contraste con lo que dores son tan convincentes como los culpar a los otros de sus males para
unos cuantos cambios legales y regu- obstáculos para una discusión seria ocurría hace una década o dos, hoy en de cualquiera de las naciones citadas. ponerse a enfrentarlos.
latorios eliminarían los obstáculos e de qué es lo que hará posible trans- día hay muchos más países que satis- Además, aunque todos estos países El cambio en India no fue produc-
impedimentos que hoy mantienen formar a la economía mexicana. Co- facen los requisitos técnicos (los lla- evidencian fortalezas en tal o cual te- to de un Gobierno visionario que lo
aplacado el potencial de desarrollo de mo ilustra la recientemente publica- mados “fundamentales”) que países ma o sector, también tienen severas transformó todo, sino de muchos mi-
nuestra economía. da Encuesta Ingreso Gasto de los Ho- que evidencian economías fuertes y deficiencias en muchos otros. India es les de acciones individuales que, poco
El grupo llamado Huatusco ha es- gares, a nuestra economía le ha ido pujantes. Es decir, la solidez de los un ejemplo perfecto: si bien su econo- a poco, crearon “clusters” de creci-
tado discutiendo todos estos elemen- mejor de lo que las cifras oficiales su- principales indicadores económicos mía ha logrado tasas envidiables de miento que, agregados, comenzaron
tos en los últimos años; han debatido gieren, pero seguimos teniendo un es una condición necesaria para el crecimiento, el país sigue siendo terri- una amplia transformación. En Méxi-
los temas relativos al gasto público y desempeño por debajo de los desea- crecimiento, pero no suficiente. No blemente pobre, su infraestructura es co vivimos un cambio de actitud al ini-
al comercio exterior, los derechos de ble y, ciertamente, de lo posible. Más hay país en el mundo que haya creci- patética y sus rezagos son inenarra- cio de los noventa que no se consolidó,
propiedad y las reglas del juego. Su grave, por mucho diálogo, debate o do de manera sistemática por largos bles. Con todos nuestros males, el pro- pero mostró que es posible cambiar
gran mérito, que no es pequeño dado confrontación que exista en materia periodos que no tenga una fuerte so- ducto per cápita del mexicano es diez mucho con una actitud proactiva. El
nuestro conflictivo entorno político, del desarrollo económico, claramente lidez en su macroeconomía; al mismo veces superior al del hindú. problema es que las actitudes las tie-
es el de haber logrado sentar en una no estamos cerca de encontrar la pie- tiempo, no todos los países que tienen La explicación del éxito económi- ne que cambiar cada quien por su pro-
misma mesa a economistas de todas dra filosofal en estos temas. solidez macroeconómica crecen de co no se encuentra en la macroecono- pia cuenta. El reto es comenzar.
corrientes e ideologías y su diálogo De hecho, a juzgar por lo que ocu- manera elevada y sostenida. En Mé- mía ni en el conjunto de factores que, www.cidac.org

RELATOS DE ANDAR Y VER OMAR


ERNESTO RAMOS COBO

Deambular nocturno
veces –nocturno— cami- ¿Dónde está el sentido tío?

A no en soledad al abando-
nar mi oficina.
No es solamente el cubo de
¿Hacia dónde acelerar?
Pareciere todo estar sembra-
do de desconciertos. Las calles
luz –ya oscuro—, ni las frías tu- oscuras, desiertas en tramos, el
berías expuestas. tocacintas inservible.
No es eso tío. Pareciere no haber oportuni-
Ni es esa familia del portero dad de nada, ni de poner a My
–arrinconada entre las sombras—, Way a resonar en las bocinas, y
que comparte una de esas cocinas acelerar en libertad hacia un hori-
a las que nadie acude sin respirar zonte de ojos azules.
antes. En casa hay un pasillo largo, tío.
No es eso, tío… es otra cosa. A veces –nocturno— arribo a
A veces, ya en mi auto, ocurre casa, a la soledad de los niños ya
detenerme de súbito ante el tráfi- dormidos, a la soledad de sus pe-
co, obtuso y duro, con luces rojas los húmedos, de un hueco apenas
que cuelgan del semáforo cegando calentándose, rastro de agita-
un tanto, por largos minutos, has- ción reciente, de agitación apa-
ta que un claxon trasero –insisten- gada.
te e insensible—, se encarga de Es entonces que algo obliga
despertarme de pronto. –tal vez— sólo a inclinarme, bre-
¿Por qué pasan estas cosas, vemente, esperando el mañana de
tío? sus ojos abiertos. Esperanzadora-
¿Por qué ese calvo –en el auto mente.
contiguo—, cuando voltea, lo hace ¿Por qué pasan esas cosas, tío?
con una mirada perdida, casi dolo- Sabemos, —intuimos— que
rosa, como si le pesaran (también) hay algo allí… ¿no es cierto?
esos tres semáforos próximos? ramoscobo@hotmail.com

Libros para el sosiego


JORGE ZEPEDA PATTERSON

o es fácil dejar de hablar de los El que haya disfrutado la serie de televisión Roma, habrá dre, de quien sólo sabe que en la ac- Stephen King, el amo del terror, sigue

N pecados capitales de la clase po-


lítica y de los “sospechosos
usuales” de la escena pública. De algu-
de interesarle la novela Imperium, del inglés Robert
Harris, sobre la vida de Cicerón, el extraordinario tribuno
y orador, justamente uno de los personajes centrales de la
tualidad es una gran chef de cocina.
En el caso de Irvine Welsh el pretex-
to es lo de menos; también esta trama
siendo infalible. La historia de Lisey,
de Plaza Janés, con sus 600 páginas le
asegurará varias noches en vela. Lisey
na forma las Gordillo y los “Gober Pre- le sirve para ofrecernos frases pun- es la viuda de un afamado autor de no-
ciosos” se dan maña para inquietarnos serie de HBO. La novela está escrita a manera de supuestas zantes y viñetas hilarantes sobre la velas que además de una cuantiosa he-
aun en vacaciones. Pero haciendo a un memorias del legendario Tiro, esclavo secretario de Cicerón, sociedad de consumo, el futbol, el rock rencia deja un último manuscrito… Lo
lado lo que los villanos confabulen a quien se atribuye la invención de la taquigrafía. bueno y la lenta, pero inexorable des- demás corre por cuenta suya.
mientras festeja el resto de los mexica- La novela describe a uno de los “animales políticos” trucción del hígado que propicia la Ahora bien, si usted encuentra
nos, me permito sugerir algunas lectu- adicción a un pub inglés. que las novelas no son lo suyo y no
ras para procurar el sosiego en el com-
más talentosos que ha generado la historia mundial. Desde el otro extremo, pero no quiere darle vacaciones a “los malo-
pás de espera navideño. menos divertida, es la novela “El cu- sos”, entonces le sugiero Los Amos de
Comienzo con La Carretera, del él de cinco años de edad, emprenden se atribuye la invención de la taqui- rioso incidente del perro a mediano- México, de editorial Planeta, un libro
norteamericano Cormac McCarthy una larga travesía por tierras de un grafía. La novela describe a uno de che”, de Mark Haddon, un libro que, que acabo de publicar como coordina-
(Literatura Mondadori), autor del planeta devastado por una sequía los “animales políticos” más talento- como indica su promocional, no se pa- dor de un grupo de colegas periodis-
afamado libro Todos los hermosos ca- atroz. Los niños viajan acompañados sos que ha generado la historia mun- rece a ningún otro. Es un relato apa- tas. Es una investigación de la vida de
ballos. Es un poderoso relato de so- por adultos desconocidos, pero amiga- dial. Sin partido, fortuna o padrino, rentemente ingenuo e inocente sobre once multimillonarios mexicanos:
brevivencia en un mundo destruido bles que les toleran y protegen ante Cicerón, un ferviente republicano, se un chico de quince años, que padece Carlos Slim, Emilio Azcárraga, Al-
por la hecatombe nuclear, en el que los incesantes peligros. Los dos her- las ingenió para imponerse a los po- una forma de autismo, que si bien lo berto Bailleres, Lorenzo Zambrano,
un padre y su pequeño hijo marchan manos (y el propio lector) poco a poco derosos una y otra vez gracias a su convierte en genio matemático le in- María Asunción Aramuruzabala, Lo-
hacia el mar en busca de un posible comenzarán a entender el papel que poderosa labia y su conocimiento de habilita para percibir las sensaciones, renzo Servitje, Roberto Hernández,
paraíso. En el camino deben sortear ellos tienen en el destino de esas ex- la naturaleza humana. mentiras y dobles sentidos de los Olegario Vázquez Raña, Jorge Verga-
toda suerte de penurias y a las ban- trañas tierras. Lo mejor del texto es Irvine Welsh es una persona con adultos. Christopher es amante de ra, Roberto González, Los Ramírez de
das depredadoras en que se ha con- la habilidad de la autora para contar- quien seguramente usted no dejaría Sherlock Holmes y de los poderes de Cinépolis. Conocer quiénes son, más
vertido una sociedad exclusivamente nos este exótico relato de amor y com- salir a su hija, pero escribe libros tan la deducción racional, y aplicará su allá de las notas y fotos de sociales, es
dedicada al despojo. Con todo, es un pasión exclusivamente desde la mira- divertidos como astutos. Autor del fa- virtuosismo para descubrir quién ma- una manera mucho más efectiva para
texto luminoso por la inquebrantable da peculiar de esta niña convertida en moso Trainspotting, llevada al cine, tó al perro de su vecina. Pero en el ca- empezar a conocer el verdadero Méxi-
bondad del niño que impide a su pa- protectora de su hermano. este escocés se ha colado en la “alta li- mino descubrirá los secretos más ínti- co. Por lo demás, estas once biografías
dre ceder a la maldad a la que todos El que haya disfrutado la serie de teratura” escribiendo sobre la escoria mos de los adultos condescendientes contienen un poco de los temas trata-
los seres humanos parecerían estar televisión Roma, habrá de interesar- del Reino Unido (justamente uno de que le rodean, para espanto de éstos, dos en los libros reseñados arriba:
condenados. Un libro duro, pero es- le la novela Imperium, del inglés Ro- sus libros se intitula Escoria; otros, y de paso mostrará al lector las miles mucho de terror, algunos vicios que
peranzador, que nos recuerda el sen- bert Harris, sobre la vida de Cicerón, Acid House, Éxtasis, Cola, Porno). El de pequeñas incongruencias que en- no envidiaría un hooligan inglés, dis-
cillo heroísmo que entraña mantener- el extraordinario tribuno y orador, más reciente, publicado por Anagra- tretejen nuestra vida cotidiana. Un li- putas por el poder de maneras tan si-
se del lado de “los buenos”. justamente uno de los personajes ma, tiene un título intrigante. Secre- bro soberbio e inolvidable. cilianas como romanas, y apetitos em-
Unos años antes, la recién galar- centrales de la serie de HBO. La no- tos de alcoba de los grandes Chefs. Es Si de plano no tiene interés en ex- presariales como si el mundo se fuera
donada con el Nobel Doris Lessing es- vela está escrita a manera de supues- la saga de un joven funcionario, juer- plorar nuevos autores y quiere algo se- acabar mañana. Once realidades que
cribió un libro hermoso con un tema tas memorias del legendario Tiro, es- guista irredento, carcomido por la du- guro, capaz de hacerle ignorar la músi- no le piden nada a la ficción.
similar: Mara y Dann. Ella de nueve y clavo secretario de Cicerón, a quien da de conocer la identidad de su pa- ca banda de los que acampan al lado, (www.jorgezepeda.net)

Intereses relacionados