Está en la página 1de 1

NACIONAL | DOMINGO 20 DE MAYO DE 2007 | El Siglo de Torreón | 9A

RELATOS DE ANDAR Y VER


ERNESTO RAMOS COBO
Exige CNDH aclarar agresiones contra migrantes en EU
Los dos AGENCIAS

MÉXICO, DF.- La Comisión Nacional


de dar pie a diversas expresiones de
agresión contra la comunidad mi-
grante en la Unión Americana.
luntad política del alcalde hará po-
sible su esclarecimiento y el casti-
go a los responsables.
terminado número de agentes.
La institución sostuvo que el to-
tal esclarecimiento de lo sucedido y

tsunamis
de los Derechos Humanos (CNDH) En un comunicado, consideró Si bien Villaraigosa removió de en su caso la aplicación de las sancio-
se pronunció por que se aclaren las que deben enviarse señales claras en sus cargos a dos altos mandos de la nes correspondientes, constituiría
agresiones contra migrantes ocu- el sentido de que no se permitirán Policía local hace unos días, no se un precedente significativo para de-
rridas el primero de mayo pasado acciones violentas contra los traba- ha informado de otras medidas co- salentar que se produzcan incidentes
En Cabo San Lucas se palpa el ritmo de la en Los Ángeles, California, cuando jadores migrantes y sus familias. mo producto de la investigación de similares, que representan un riesgo
transformación que nuestro país esta viviendo. se manifestaron para exigir respe- Recordó que en una carta el los hechos, expuso. para la integridad de los migrantes.
Justo en el borde del Mar de Cortés, entre un to a sus garantías. presidente de la CNDH, José Luis Ello, añadió, a pesar que en su Además, consideró que hechos
dorado atardecer de vientos suaves, es posible El organismo refirió que en otras Soberanes, expresó al alcalde de momento se dijo que las indagacio- de ese tipo provocan un clima de
tocar con los dedos los efectos causados en el ocasiones la discusión sobre la refor- Los Ángeles, Antonio Villaraigo- nes podrían desembocar en even- tensión desfavorable para la discu-
norte mexicano por la coexistencia con la mayor ma migratoria ha sido motivo para la sa, su preocupación por los hechos, tuales sanciones a otros responsa- sión legislativa y enrarecen el entor-
economía del mundo; las riquezas y los vicios polarización de posiciones, además así como su confianza en que la vo- bles y en la reasignación de un inde- no social y laboral de los migrantes.
que acompañan a don dinero. En la marina de
Cabo –por ejemplo y ante un descontrol enor-
me— es posible ver a chicos de ojos hundidos
que a gritos ofrecen cocaína al paseante; por
allá detrás de cualquier calle las prostitutas se
ofrecen en las esquinas. En este sitio es palpa-
ble la fuerza arrebatadora del mercado, la co-
rrupción generalizada y el rezago existente en-
tre realidad, marco legal y su implementación.
Problemáticas similares, asociadas al choque de
dos culturas y al enorme poder corruptor del di-
nero, se viven en gran parte de nuestro país.
¿Qué será de esa idiosincrasia ranchera nor-
teña tan sabrosa nuestra, ésa, la imperdible, an-
te el permear de las presiones culturales y los
intereses que vienen del norte?
La simbiosis que ocurre no debe llevarnos a
hablar de purezas o de valías culturales distintas.
Finalmente el continuo cambiar civilizatorio es
irremediable y las influencias tienen todos los
matices. El ser humano está acostumbrado a la
gradualidad del cambio y éste le es bienvenido,
más ahora en particular tenemos a don dinero
entronizado en un contexto donde la riqueza úl-
tima entra en contacto con la necesidad extrema.
Es por ello que se ha formado algo parecido al
choque de dos tsunamis: donde sumidos en un la-
berinto de lluvia y tolvaneras interminables, pa-
reciere que no tenemos otra salida más que escu-
pir con la boca llena de tierra (que sabe a arcilla).
Justo en este epicentro de la historia es don-
de nos encontramos: el norte de México conver-
tido en la región geográfica donde se lleva a ca-
bo uno de los movimientos más interesantes y
brutales del mundo: el fundirse de nuestro ser
mexicano con el más poderoso sistema econó-
mico que ha creado el hombre.
Los resultados son diversos: desde positivos,
ante el hecho que Tijuana sea hoy reconocida co-
mo una de las mecas culturales del arte mundial,
hasta negativos y acompañados de hechos deplo-
rables, historias de emigrantes muertos en conte-
nedores hirvientes, guatemaltecas anónimas de-
golladas vivas, solitarios junkies hundidos en los
charcos, desaparecidos, arrinconados y balaceras
dondequiera, múltiples conductas delictivas po-
tenciadas por la riqueza excesiva entrando en
choque con un pueblo hambriento; todo ello en el
contexto de un débil marco institucional.
Es en medio de este desbarajuste cuando
las dinámicas superan a nuestra autoridad por
bien intencionada que ésta sea. Sin embargo,
ello no debe servir de excusa. Es ahora cuando
la ciudadanía demanda a sus autoridades ejer-
cer el poder del Estado y mostrar capacidad pa-
ra encauzar este complicado proceso civilizato-
rio bajo el hilo rector del Estado de Derecho.
No podemos correr el riesgo que los gringos
se cansen del cochinero en su patio trasero y de-
cidan invadirnos para poner el orden. Nuestra
soberanía se vería entonces seriamente compro-
metida y cualquier marcha atrás sería por demás
complicada. Demandamos a nuestras autorida-
des regular la tormenta enloquecida que nos to-
có vivir privilegiando el fortalecimiento del Mé-
xico del mañana. Demandamos capacidad y áni-
mo incorruptible. De lo contrario renuncien se-
ñores y cedan sus puestos a otros que sí puedan.
ramoscobo@hotmail.com

Intereses relacionados