Está en la página 1de 147

COMENTARIOS A LA NORMA TÉCNICA DE EDIFICACIÓN E.070 ALBAÑILERÍA INFORME FINAL (Capítulos 1 a 10)

Contrato:

Solicitado por:

Elaborado por:

Fecha:

SENCICO 042-2005

Arq. Luis Enrique Solari Lazarte Gerente General SENCICO

Ing. Ángel San Bartolomé Profesor Principal Pontificia Universidad Católica del Perú

Mayo del 2005

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

PREÁMBULO

Con la finalidad de que el usuario aplique en forma apropiada la Norma Técnica de Edificación E.070 “Albañilería” , se comenta en forma ilustrativa aquellos artículos de mayor dificultad y que requieren de una adecuada interpretación.

Puesto que el comportamiento sísmico de las edificaciones de albañilería depende principalmente del proceso constructivo seguido, así como de la calidad de los materiales utilizados, se ha dado especial énfasis a estos aspectos.

Estos comentarios recogen las incertidumbres planteadas y resueltas por los miembros del Comité Técnico encargados de elaborar la Norma E.070, así como las opiniones y sugerencias indicadas por diversas entidades nacionales.

Cabe destacar que la Norma E.070 es sui géneris a nivel mundial y que el método de diseño estructural utilizado se encuentra basado en las lecciones dejadas por diversos terremotos, en los resultados de los experimentos nacionales y extranjeros, y en una serie de estudios realizados teóricamente. Por lo que se ha considerado pertinente efectuar los comentarios respectivos de manera didáctica.

Para diferenciar los comentarios de los artículos correspondientes, se ha utilizado el tipo de letra “Times New Roman” en los comentarios y “Arial” en los artículos, mostrándose en primer lugar el artículo y enseguida el comentario respectivo, con lo cual, el índice de este documento es distinto al de la Norma original.

Finalmente, las figuras que aparecen en este documento son en su mayoría de propiedad del autor, otras figuras fueron proporcionadas gentilmente por: las empresas CML LaCasa y Firth, el arquitecto Marcos Rider y los ingenieros Carlos Casabonne, Daniel Quiun, Alejandro Muñoz, Daniel Torrealva, Roberto Flores y Pablo Orihuela, a quienes el autor agradece su colaboración por haber enriquecido gráficamente este documento.

2

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

NORMA TÉCNICA DE EDIFICACIÓN E.070 ALBAÑILERÍA

ELABORADO POR:

PRESIDENTE:

SECRETARIO TÉCNICO:

COMITÉ ESPECIALIZADO DE LA NTE E.070

Ing. Carlos Casabonne Rasselet

Ing. Pablo Medina Quispe

ENTIDAD

REPRESENTANTE

 

CISMID

Dr. Carlos Zavala Toledo

UNIVERSIDAD

Facultad de

Ing. Luis Vargas Rodríguez

NACIONAL DE

Ingeniería Civil

INGENIERÍA

Facultad de

Ing. Alex Chaparro Méndez

Arquitectura

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL PERÚ

Facultad de Ciencias e Ingeniería

Ing. Angel San Bartolomé Ramos Ing. Daniel Quiun Wong

 

Facultad de

 

UNIVERSIDAD NACIONAL FEDERICO VILLARREAL

Ingeniería Civil

Ing. Nicolás Villaseca Carrasco

Facultad de

 

Arquitectura

Arq. Marcos Rider Belleza

UNIVERSIDAD RICARDO PALMA

Facultad de

Ing. Julio Arango Ortiz

Ingeniería Civil

Cámara Peruana de la Construcción CAPECO

 

Ing. Alejandro Garland Melián Ing. Gerardo Jáuregui San Martín

Servicio Nacional de Normalización, Capacitación e Investigación para la Industria de la Construcción SENCICO

 

Ing. Carlos Casabonne Rasselet

FIRTH INDUSTRIES PERU S.A

 

Ing. César Romero Ortiz

COLEGIO DE INGENIEROS DEL PERÚ

 

Ing. Daniel Torrealva Dávila

3

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

ÍNDICE

CAPÍTULO 1

ASPECTOS GENERALES

09

1.1. ALCANCE 09

1.2. REQUISITOS GENERALES 10

CAPÍTULO 2

DEFINICIONES Y NOMENCLATURA

18

2.1. DEFINICIONES 18

2.2. NOMENCLATURA

28

CAPÍTULO 3

COMPONENTES DE LA ALBAÑILERÍA

31

3.1 UNIDAD DE ALBAÑILERÍA

31

3.2 MORTERO

36

3.3 CONCRETO LÍQUIDO O GROUT

39

3.4 ACERO DE REFUERZO

42

3.5 CONCRETO

42

CAPÍTULO 4

PROCEDIMIENTOS DE CONSTRUCCIÓN 43

4.1 ESPECIFICACIONES GENERALES

43

4.2 ALBAÑILERÍA CONFINADA

49

4.3 ALBAÑILERÍA ARMADA 54

CAPÍTULO 5

RESISTENCIA DE PRISMAS DE ALBAÑILERÍA

62

5.1

ESPECIFICACIONES GENERALES

62

CAPÍTULO 6 ESTRUCTURACIÓN 67

6.1 ESTRUCTURA CON DIAFRAGMA RÍGIDO 67

6.2 CONFIGURACIÓN DEL EDIFICIO

6.3 OTRAS CONFIGURACIONES 73

69

6.4 MUROS PORTANTES

73

6.5 ARRIOSTRES

74

CAPÍTULO 7 REQUISITOS ESTRUCTURALES MÍNIMOS 76

5

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

7.1 REQUISITOS GENERALES 76

7.2 ALBAÑILERÍA CONFINADA 80

7.3 ALBAÑILERÍA ARMADA 83

CAPÍTULO 8

ANALISIS Y DISEÑO ESTRUCTURAL

85

8.1 DEFINICIONES 85

8.2 CONSIDERACIONES GENERALES 85

8.3 ANÁLISIS ESTRUCTURAL

8.4 DISEÑO DE ELEMENTOS DE CONCRETO ARMADO 93

8.5 DISEÑO DE MUROS DE ALBAÑILERÍA 94

8.6 ALBAÑILERÍA CONFINADA 100

8.7 ALBAÑILERÍA ARMADA 112

89

CAPÍTULO 9 DISEÑO PARA CARGAS ORTOGONALES AL PLANO DEL MURO 121

9.1 ESPECIFICACIONES GENERALES 121

9.2 MUROS PORTANTES

9.3 MUROS NO PORTANTES Y MUROS PORTANTES DE ESTRUCTURA NO DIAFRAGMADA 129

CAPÍTULO 10 INTERACCIÓN TABIQUE DE ALBAÑILERÍAESTRUCTURA APORTICADA 132

126

10.1 ALCANCE 132

10.2 DISPOSICIONES 136

6

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Tabla 1.

Tabla 2.

Tabla 3.

Tabla 4.

Tabla 5.

Tabla 6.

Tabla 7.

Tabla 8.

Tabla 9.

Tabla 10.

Tabla 11.

Tabla 12.

ÍNDICE DE TABLAS

Clase de unidad de albañilería para fines estructurales

Limitaciones en el uso de la unidad de albañilería

Granulometría de la arena gruesa

Tipos de mortero

Granulometría del confitillo

Composición volumétrica del concreto líquido o grout

Métodos para determinar

´

m

f

y

v

Incremento de

´

m

f

y

v

´

m

por edad

´

m

Resistencias características de la albañilería…………………

Factores de corrección de

´

m

f

por esbeltez

Fuerzas internas en columnas de confinamiento……

Valores del coeficiente de momentos "m" y dimensión critica "a"

7

32

33

37

38

40

41

62

63

64

65

103

124

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

ÍNDICE DE FÓRMULAS Y VALORES DE DISEÑO

FÓRMULA o VALOR DE DISEÑO

 

Artículo

Pág.

Resistencia característica de la albañilería (

m ´

f

,

v

m ´

)

5.1.9

64

Espesor efectivo mínimo de los muros portantes (t)

 

7.1.1.a

76

Esfuerzo axial máximo permitido en los muros portantes

7.1.1.b

77

Resistencia admisible en la albañilería por carga concentrada coplanar o resistencia al aplastamiento

7.1.1.c

77

Densidad mínima de muros reforzados

7.1.2.b

79

Módulo de elasticidad de la albañilería (

E

m

)

8.3.7

93

Fuerza cortante admisible en los muros ante el sismo moderado

8.5.2

96

Fuerza cortante de agrietamiento diagonal o resistencia al

   

corte ( V m )

8.5.3

96

Resistencia al corte mínima del edificio ante sismos severos

8.5.4

98

Refuerzo horizontal mínimo en muros confinados

 

8.6.1

101

Carga sísmica perpendicular al plano de los muros

 

9.1.6

122

Momento flector por carga sísmica ortogonal al plano de los muros

9.1.7

123

Esfuerzo admisible de la albañilería por flexocompresión

9.2.7

128

Esfuerzo admisible de la albañilería en tracción por flexión

9.2.7

128

Factores de seguridad contra el volteo y deslizamiento de los cercos

9.3.6

131

Resistencia de un tabique ante acciones sísmicas coplanares

10.2.4

139

8

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

CAPÍTULO 1 ASPECTOS GENERALES

1.1

ALCANCE

1.1.1

Esta Norma establece los requisitos y las exigencias mínimas para el análisis, el diseño, los materiales, la construcción, el control de calidad y la inspección de las edificaciones de albañilería estructuradas principalmente por muros confinados y por muros armados.

Comentario

Las edificaciones de mediana altura que más abundan en nuestro medio, son estructuradas por muros de albañilería confinada o por muros de albañilería reforzada interiormente (Fig.1.1). El comportamiento sísmico de estas edificaciones depende mucho de la calidad de los materiales empleados y de la técnica constructiva empleada, es por ello que en esta Norma se hace especial énfasis en estos aspectos.

en esta Norma se hace especial énfasis en estos aspectos. Fig. 1.1. Albañilería Confinada (izquierda) y
en esta Norma se hace especial énfasis en estos aspectos. Fig. 1.1. Albañilería Confinada (izquierda) y

Fig. 1.1. Albañilería Confinada (izquierda) y Albañilería Armada (derecha).

Las edificaciones de albañilería no reforzada, con poca densidad de muros, han demostrado tener un comportamiento sísmico sumamente frágil (Fig.1.2), por lo que en esta Norma no se contempla estos sistemas; sin embargo, a fin de prevenir el colapso de las edificaciones existentes, es posible reforzarlas siguiendo los lineamientos de la Norma E.070.

9

Fig.1.2. Albañilería no reforzada.
Fig.1.2. Albañilería no reforzada.

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

1.1.2 Para estructuras especiales de albañilería, tales como arcos, chimeneas, muros de contención y reservorios, las exigencias de esta Norma serán satisfechas en la medida que sean aplicables.

Comentario

Es posible que estructuras distintas a los edificios sean hechas de albañilería (armada o confinada). Por ejemplo, un muro de contención (Fig.1.3) puede ser hecho de albañilería confinada, pero la albañilería deberá ser capaz de absorber los esfuerzos de tracción por flexión causados por el empuje del suelo actuando perpendicularmente al plano del muro (Capítulo 9), mientras que las columnas trabajarán como contrafuertes.

# # # # # # # Fig.1.3
# # # # # # #
Fig.1.3
# #
# #
trabajarán como contrafuertes. # # # # # # # Fig.1.3 # # 1.1.3 Los sistemas

1.1.3 Los sistemas de albañilería que estén fuera del alcance de esta Norma, deberán ser aprobados mediante Resolución del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento luego de ser evaluados por SENCICO.

Comentario

Fundamentalmente, la norma E.070 se aplica para sistemas de albañilería armada o confinada, donde las unidades de albañilería son de arcilla, sílico-calcáreas o de concreto. Estas unidades se asientan con mortero de cemento. El caso de la albañilería hecha con unidades apilables, o albañilería de junta seca (sin juntas de mortero, Fig.1.4), se trata como un sistema de albañilería armada rellena con concreto líquido (grout).

Fig.1.4
Fig.1.4

1.2

REQUISITOS GENERALES

1.2.1

Las construcciones de albañilería serán diseñadas por métodos racionales basados en los principios establecidos por la mecánica y la resistencia de materiales. Al determinarse los esfuerzos en la albañilería se tendrá en cuenta los efectos producidos por las cargas muertas, cargas vivas, sismos, vientos, excentricidades de las cargas, torsiones, cambios de temperatura, asentamientos diferenciales, etc. El análisis sísmico contemplará lo estipulado en la Norma Técnica de Edificación E.030 Diseño Sismorresistente, así como las especificaciones de la presente Norma.

Comentario

La albañilería es un sistema frágil, basta una distorsión de 1/800 como para que ella se agriete (Fig.1.5), por ello es necesario emplear cimentaciones rígidas cuando se cimiente sobre suelos de baja capacidad portante (Fig.1.6).

10

Fig,1.5
Fig,1.5

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA Fig.1.6. Fractura en una vivienda ubicada sobre suelo blando
COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA Fig.1.6. Fractura en una vivienda ubicada sobre suelo blando

Fig.1.6. Fractura en una vivienda ubicada sobre suelo blando (izquierda) y cimentación rígida recomendada para estos casos (derecha).

Debido a los mayores cambios volumétricos que tienen las unidades de concreto, ya sea por efectos de temperatura o contracción de secado, en el acápite 6.4 se estipula el empleo de juntas verticales de control cada 8 metros, mientras que cuando las unidades son de arcilla o sílico-calcáreas estas juntas deben ir cada 25 m. En el primer caso, la junta no necesariamente debe atravesar la losa de los techos (Fig.1.7), salvo que tenga más de 25 m de largo, mientras que en el segundo caso es recomendable que la junta atraviese el techo.

junta 8m
junta
8m

Fig.1.7

Por otro lado, la norma E.030 debe aplicarse para determinar los parámetros que intervienen en el cálculo de la fuerza sísmica y además para calificar como regular o irregular al edificio.

1.2.2 Los elementos de concreto armado y de concreto ciclópeo satisfarán los requisitos de la Norma Técnica de Edificación E.060 Concreto Armado, en lo que sea aplicable.

Comentario

Los traslapes, ganchos, dobleces, etc. del acero de refuerzo (Fig.1.8), deberán satisfacer lo especificado en la Norma E.060, salvo que se indique lo contrario en la Norma E.070. En forma similar, en la Norma E.060 se indica la manera de cómo diseñar a las cimentaciones de concreto ciclópeo (Fig. 1.9), de forma práctica para evitar fallas por cortante, punzonamiento o flexión. Debe destacarse que este tipo de cimentación es imposible diseñarla ante los efectos citados, debido a que se desconoce la resistencia del concreto (f´c) con grandes piedras, por lo que para determinar el peralte se recurre a procedimientos basados en la experiencia.

11

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA Fig. 1.8 h B Fig. 1.9 1.2.3 Las dimensiones

Fig. 1.8

h B
h
B

Fig. 1.9

1.2.3 Las dimensiones y requisitos que se estipulan en esta Norma tienen el carácter de mínimos y no eximen de manera alguna del análisis, cálculo y diseño correspondiente, que serán los que deben definir las dimensiones y requisitos a usarse de acuerdo con la función real de los elementos y de la construcción.

1.2.4 Los planos y especificaciones indicarán las dimensiones y ubicación de todos los elementos estructurales, del acero de refuerzo, de las instalaciones sanitarias y eléctricas en los muros; las precauciones para tener en cuenta la variación de las dimensiones producidas por deformaciones diferidas, contracciones, cambios de temperatura y asentamientos diferenciales; las características de la unidad de albañilería, del mortero, de la albañilería, del concreto, del acero de refuerzo y de todo otro material requerido; las cargas que definen el empleo de la edificación; las juntas de separación sísmica; y, toda otra información para la correcta construcción y posterior utilización de la obra.

Comentario

En lo que respecta a las unidades de albañilería, es importante que se especifique el uso de unidades sólidas (ver 2.1.25) para el caso de la albañilería confinada ubicada en la zona sísmica 3 (Tabla 2), ya que las unidades huecas (Fig.1.10) y tubulares han demostrado tener mucha fragilidad en una falla por fuerza cortante. Por la misma razón, en la zona sísmica 3, los muros armados considerados portantes de carga sísmica deben estar completamente rellenos con concreto líquido (grout).

Fig.1.10
Fig.1.10

Respecto al mortero, debe especificarse las proporciones volumétricas de los elementos que lo componen (Tabla 4), así por ejemplo, es necesario el uso de cal hidratada y normalizada cuando se utilice unidades de concreto o sílico-calcáreas que deben asentarse en su estado natural (secas). La unidad de concreto no puede regarse debido a que se expandiría para luego

12

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

contraerse al secarse, lo que produciría fisuras en los muros. La unidad sílico-calcárea no debe regarse debido a que en su estado natural presenta baja succión.

Es importante también especificar el grosor de las juntas (ver 4.1.2), ya que grosores (Fig.1.11) por encima del límite máximo especificado en esta Norma (15 mm), reducen sustancialmente la resistencia a compresión y a fuerza cortante de la albañilería.

También es necesario identificar en los planos estructurales a los muros portantes, a fin de que no los debiliten insertándoles tuberías (ver 1.2.6).

Fig.1.11
Fig.1.11

1.2.5 Las construcciones de albañilería podrán clasificarse como “tipo resistente al fuego” siempre y cuando todos los elementos que la conforman cumplan los requisitos de esta Norma, asegurando una resistencia al fuego mínima de cuatro horas para los muros portantes y los muros perimetrales de cierre, y de dos horas para la tabiquería.

Comentario

Se le da menos importancia a los tabiques puesto que estos son muros que no portan carga vertical y a su vez, son muros fácilmente reemplazables después de un incendio; esta es otra razón para identificar en los planos de estructuras qué muros son portantes.

1.2.6 Los tubos para instalaciones secas: eléctricas, telefónicas, etc. sólo se alojarán en los muros cuando los tubos correspondientes tengan como diámetro máximo 55 mm. En estos casos, la colocación de los tubos en los muros se hará en cavidades dejadas durante la construcción de la albañilería que luego se rellenarán con concreto, o en los alvéolos de la unidad de albañilería. En todo caso, los recorridos de las instalaciones serán siempre verticales y por ningún motivo se picará o se recortará el muro para alojarlas.

Comentario

En los muros confinados se suele picar a la albañilería para luego instalar los conductos, esto puede traer por consecuencia: 1) el debilitamiento de la conexión columna-albañilería (Fig.1.12), perdiéndose la integridad que deberían tener ambos elementos; 2) la creación de una junta vertical en la parte intermedia del muro (Fig.1.13), con lo cual el muro queda dividido en dos partes no confinadas; y, 3) un plano horizontal de debilitamiento (Fig.1.14), que podría causar una falla por deslizamiento y una excentricidad de la carga vertical.

Por las razones mencionadas, se especifica que los tubos de diámetro menores de 55 mm deben tener un recorrido vertical y que nunca debe picarse a la albañilería para alojarlos. Una solución a este problema se muestra en la Fig.1.15. Cabe destacar que en otros países se fabrican ladrillos alveolares especiales, que permiten alojar a los conductos, mientras que el resto de ladrillos son sólidos (Fig.1.16).

13

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Fig.1.12

Debilitamiento de la conexión columna-albañilería.

Fig.1.13

Muro dividido en dos partes.

Fig.1.14

Plano potencial de deslizamiento y excentricidad de la carga vertical.

de deslizamiento y excentricidad de la carga vertical. Fig. 1.15 Cavidad dejada durante la construcción de
de deslizamiento y excentricidad de la carga vertical. Fig. 1.15 Cavidad dejada durante la construcción de
de deslizamiento y excentricidad de la carga vertical. Fig. 1.15 Cavidad dejada durante la construcción de
de deslizamiento y excentricidad de la carga vertical. Fig. 1.15 Cavidad dejada durante la construcción de

Fig. 1.15

Cavidad dejada durante la construcción de la albañilería, que luego será rellenada con concreto. Nótese las mechas horizontales.

durante la construcción de la albañilería, que luego será rellenada con concreto. Nótese las mechas horizontales.

14

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA Fig.1.16. Solución aplicada en México para muros de albañilería

Fig.1.16. Solución aplicada en México para muros de albañilería confinada.

aplicada en México para muros de albañilería confinada. Debe también mencionarse que una ventaja que tiene

Debe también mencionarse que una ventaja que tiene la albañilería armada sobre la confinada es que sus unidades alveolares permiten el paso de conductos pequeños (Fig.1.17).

permiten el paso de conductos pequeños (Fig.1.17). Fig.1.17. Paso de conductos en muros armados. 1.2.7 Los
permiten el paso de conductos pequeños (Fig.1.17). Fig.1.17. Paso de conductos en muros armados. 1.2.7 Los
permiten el paso de conductos pequeños (Fig.1.17). Fig.1.17. Paso de conductos en muros armados. 1.2.7 Los

Fig.1.17. Paso de conductos en muros armados.

1.2.7 Los tubos para instalaciones sanitarias y los tubos con diámetros mayores que 55 mm, tendrán recorridos fuera de los muros portantes o en falsas columnas y se alojarán en ductos especiales, o en muros no portantes.

Comentario

Cuando los tubos de diámetros superiores a 55 mm atraviesan muros portantes, deberán alojarse en falsas columnas (Fig.1.18), no en columnas estructurales (Fig.1.19). En este caso, el área de la falsa columna debe calcularse de tal modo que se cumpla la siguiente expresión:

Ac f´c = Am f´m, donde Ac es el área de la falsa columna (descontando a Am el área del tubo), f´c es la resistencia del concreto, Am es el área de la albañilería desalojada y f´m es la resistencia a compresión de la albañilería.

Es preferible que estos conductos se alojen en ductos (Fig.1.20), planificados previamente por el arquitecto, lo que incluso permitirá un adecuado mantenimiento de las instalaciones.

15

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA Fig.1.18. Falsa columna. Fig. 1.19. Columna estructural. Fig.1.20. Ducto

Fig.1.18. Falsa columna.

A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA Fig.1.18. Falsa columna. Fig. 1.19. Columna estructural. Fig.1.20. Ducto (izquierda)

Fig. 1.19. Columna estructural.

Fig.1.18. Falsa columna. Fig. 1.19. Columna estructural. Fig.1.20. Ducto (izquierda) y zona de servicios alrededor de
Fig.1.18. Falsa columna. Fig. 1.19. Columna estructural. Fig.1.20. Ducto (izquierda) y zona de servicios alrededor de

Fig.1.20. Ducto (izquierda) y zona de servicios alrededor de un ducto (derecha).

1.2.8 Como refuerzo estructural se utilizará barras de acero que presenten comportamiento dúctil con una elongación mínima de 9%. Las cuantías de refuerzo que se presentan en esta Norma están asociadas a un esfuerzo de

, para otras situaciones se multiplicará

fluencia

f

y 412

MPa

(4200

Kg / f cm en ) MPa

2

la cuantía especificada por 412/ ( ) ó 4200/ f ( en / ) .

y

y

kg cm

2

Comentario

Los experimentos han demostrado que no es adecuado emplear acero trefilado (sin escalón de fluencia, Fig.1.21) como refuerzo estructural, debido a que la energía elástica que acumula este acero se disipa violentamente al fracturarse, lo que origina un deterioro severo en la albañilería (Fig.1.22) y una reducción sustancial de la resistencia.

16

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Acero convencional Acero trefilado Fig.1.21
Acero
convencional
Acero trefilado
Fig.1.21
Fig.1.22
Fig.1.22

1.2.9 Los criterios considerados para la estructuración deberán ser detallados en una memoria descriptiva estructural tomando en cuenta las especificaciones del Capítulo 6.

17

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

CAPÍTULO 2 DEFINICIONES Y NOMENCLATURA

2.1

DEFINICIONES

2.1.1

Albañilería o Mampostería. Material estructural compuesto por "unidades de albañilería" asentadas con mortero o por "unidades de albañilería" apiladas, en cuyo caso son integradas con concreto líquido.

Comentario

En adelante, el subíndice “m” que se utiliza en los distintos parámetros empleados en el diseño estructural (f´m, v´m, etc.), proviene de la palabra inglesa “masonry” o mampostería.

La albañilería compuesta por unidades apilables, también se le denomina “Albañilería de Junta Seca” por carecer de mortero en las juntas. Estas unidades pueden ser hechas de sílice- cal o de concreto (Fig. 2.1).

pueden ser hechas de sílice- cal o de concreto (Fig. 2.1). Fig.2.1. Unidades apilables de sílice-cal
pueden ser hechas de sílice- cal o de concreto (Fig. 2.1). Fig.2.1. Unidades apilables de sílice-cal

Fig.2.1. Unidades apilables de sílice-cal (izquierda) y de concreto (derecha).

2.1.2 Albañilería Armada. Albañilería reforzada interiormente con varillas de acero distribuidas vertical y horizontalmente e integrada mediante concreto líquido, de tal manera que los diferentes componentes actúen conjuntamente para resistir los esfuerzos. A los muros de Albañilería Armada también se les denomina Muros Armados.

Comentario

Los muros armados pueden ser construidos con bloques de arcilla, de concreto o de sílice-cal, como se aprecia en la Fig.2.2. En estas edificaciones, es recomendable que los ambientes sean modulares, con dimensiones múltiplos de 15 cm para los bloques sílico-calcáreos y de 20 cm para los bloques de arcilla y de concreto (Fig.2.3).

18

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA Fig.2.2. Bloques nacionales de arcilla (izquierda), concreto (centro) y
COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA Fig.2.2. Bloques nacionales de arcilla (izquierda), concreto (centro) y
COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA Fig.2.2. Bloques nacionales de arcilla (izquierda), concreto (centro) y

Fig.2.2. Bloques nacionales de arcilla (izquierda), concreto (centro) y sílice-cal (derecha).

Fig.2.3

Ambientes

modulares.

sílice-cal (derecha). Fig.2.3 Ambientes modulares. 2.1.3 Albañilería Confinada . Albañilería reforzada con

2.1.3 Albañilería Confinada. Albañilería reforzada con elementos de concreto armado en todo su perímetro, vaciado posteriormente a la construcción de la albañilería. La cimentación de concreto se considerará como confinamiento horizontal para los muros del primer nivel.

Comentario

Es necesario que los elementos de confinamiento sean vaciados luego de construir la albañilería (Fig. 2.4), de esta manera se logrará integrar el material concreto con el material albañilería, a través de la adherencia que se genera entre ellos.

Fig.2.4
Fig.2.4

2.1.4 Albañilería No Reforzada. Albañilería sin refuerzo (Albañilería Simple) o con refuerzo que no cumple con los requisitos mínimos de esta Norma.

2.1.5 Albañilería

Reforzada o

Albañilería

Estructural.

Albañilería

armada

o

confinada, cuyo refuerzo cumple con las exigencias de esta Norma.

2.1.6 Altura

elementos

horizontales de arriostre. Para los muros que carecen de arriostres en su

Efectiva.

Distancia

libre

vertical

que

existe

entre

19

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

parte superior, la altura efectiva se considerará como el doble de su altura real.

2.1.7 Arriostre. Elemento de refuerzo (horizontal o vertical) o muro transversal que cumple la función de proveer estabilidad y resistencia a los muros portantes y no portantes sujetos a cargas perpendiculares a su plano.

Comentario

Es indispensable arriostrar a los muros para evitar su volcamiento por acciones transversales a su plano (Fig.2.5).

volcamiento por acciones transversales a su plano (Fig.2.5). Fig.2.5. Colapso de parapetos y tabiques no arriostrados.

Fig.2.5. Colapso de parapetos y tabiques no arriostrados.

Fig.2.5. Colapso de parapetos y tabiques no arriostrados. 2.1.8 Borde Libre . Extremo horizontal o vertical

2.1.8 Borde Libre. Extremo horizontal o vertical no arriostrado de un muro.

Comentario

En la Fig.2.6 se muestra el borde libre horizontal de un cerco.

Fig.2.6
Fig.2.6

2.1.9 Concreto Líquido o Grout. consistencia fluida.

Comentario

La consistencia del grout es la de una sopa espesa de sémola (Fig.2.7), que permite rellenar los intersticios internos de la albañilería armada. El objetivo de este concreto es integrar al refuerzo con la albañilería en una sola unidad, aparte de proporcionar resistencia al muro.

Concreto con o sin agregado grueso, de

en una sola unidad, aparte de proporcionar resistencia al muro. Concreto con o sin agregado grueso,

Fig.2.7

en una sola unidad, aparte de proporcionar resistencia al muro. Concreto con o sin agregado grueso,

20

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

2.1.10 Columna. Elemento de concreto armado diseñado y construido con el propósito de transmitir cargas horizontales y verticales a la cimentación. La columna puede funcionar simultáneamente como arriostre o como confinamiento.

2.1.11 Confinamiento. Conjunto de elementos de concreto armado, horizontales y verticales, cuya función es la de proveer ductilidad a un muro portante.

Comentario

Las columnas de confinamiento constituyen la última línea resistente de los muros confinados, ellas se diseñan para soportar la carga que produce el agrietamiento diagonal de la albañilería (Fig. 2.8), con lo cual, su función es mantener la resistencia a fuerza cortante del muro en el rango inelástico.

2.1.12 Construcciones

de

Albañilería.

Edificaciones

Fig.2.8
Fig.2.8

cuya

estructura

está

constituida predominantemente por muros portantes de albañilería.

Comentario

Es posible que en una construcción de albañilería existan placas de concreto armado (Fig.2.9) que ayuden a soportar la fuerza sísmica, sin embargo, el material predominante es la albañilería.

Fig.2.9 placa
Fig.2.9
placa

2.1.13 Espesor Efectivo.

otros

revestimientos descontando la profundidad de bruñas u otras indentaciones.

Para el caso de los muros de albañilería armada parcialmente rellenos de concreto líquido, el espesor efectivo es igual al área neta de la sección transversal dividida entre la longitud del muro.

Es

igual

al espesor

del

muro

sin

tarrajeo

u

Comentario

En el cálculo del espesor efectivo “t” (Fig. 2.10), no se contabiliza el tarrajeo porque este podría desprenderse (Fig.2.11) por la acción vibratoria del sismo. En el caso que el tarrajeo se aplique sobre una malla de acero (Fig.2.12) anclada a la albañilería, el grosor del tarrajeo puede incluirse en el cálculo de “t”.

Fig.2.10
Fig.2.10

21

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Fig.2.11
Fig.2.11
Fig.2.12
Fig.2.12

Los muros armados parcialmente rellenos (Fig.2.13) son aquellos donde se ha vaciado concreto líquido solo en los alvéolos que contienen refuerzo vertical. En estos casos, los experimentos demuestran que la resistencia unitaria al esfuerzo cortante calculada sobre el área neta de la sección transversal es similar a la evaluada sobre el área bruta de un muro totalmente relleno, por ello, para determinar la resistencia al corte puede trabajarse con un espesor efectivo t = An / L, donde “An” es el área neta y “L” es la longitud del muro.

Los muros de albañilería apilable son totalmente rellenos, al no existir mortero en las juntas. En estos casos el espesor efectivo debe calcularse como se indica en la Fig.2.14.

t

efectivo debe calcularse como se indica en la Fig.2.14. t L Fig.2.13. Vista en planta. Fig.

L

efectivo debe calcularse como se indica en la Fig.2.14. t L Fig.2.13. Vista en planta. Fig.

Fig.2.13. Vista en planta.

Fig. 2.14 Corte vertical.
Fig. 2.14
Corte
vertical.

2.1.14 Muro Arriostrado. Muro provisto de elementos de arriostre.

2.1.15 Muro

de

Arriostre.

Muro

portante

estabilidad y resistencia lateral.

transversal

al

muro

al

que

provee

Comentario

Para que un muro sirva de arriostre a otro transversal, ambos deben estar debidamente conectados y haberse construido en simultáneo, no como se muestra en la Fig.2.15.

deben estar debidamente conectados y haberse construido en simultáneo, no como se muestra en la Fig.2.15.
deben estar debidamente conectados y haberse construido en simultáneo, no como se muestra en la Fig.2.15.

Fig.2.15

22

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

2.1.16 Muro No Portante. Muro diseñado y construido en forma tal que sólo lleva cargas provenientes de su peso propio y cargas transversales a su plano. Son, por ejemplo, los parapetos y los cercos.

Comentario

Los tabiques de albañilería no aislados de la estructura principal (Fig.2.23), son portantes de carga sísmica al interactuar coplanarmente con el pórtico que lo enmarca, según se indica en el Capítulo 10 de esta Norma.

2.1.17 Muro

pueda

transmitir cargas horizontales y verticales de un nivel al nivel inferior o a la cimentación. Estos muros componen la estructura de un edificio de albañilería y deberán tener continuidad vertical.

Portante. Muro diseñado

y construido

en

forma tal

que

Comentario

Es necesario que los muros portantes tengan continuidad vertical (Fig.2.16), con el objeto de que los esfuerzos producidos por la carga vertical y por los sismos, puedan transmitirse de un piso al inmediato inferior, hasta la cimentación. En la Fig.2.17 se aprecia muros que carecen de continuidad vertical.

Fig.2.16
Fig.2.16
Fig.2.17
Fig.2.17

2.1.18 Mortero. Material empleado para adherir horizontal y verticalmente a las unidades de albañilería.

Comentario

El mortero a utilizar puede ser de fabricación artesanal (Fig.2.18) o industrial (Fig.2.19).

Fig.2.18
Fig.2.18
El mortero a utilizar puede ser de fabricación artesanal (Fig.2.18) o industrial (Fig.2.19). Fig.2.18 Fig.2.19 23

Fig.2.19

El mortero a utilizar puede ser de fabricación artesanal (Fig.2.18) o industrial (Fig.2.19). Fig.2.18 Fig.2.19 23

23

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

2.1.19 Placa. Muro portante de concreto armado, diseñado de acuerdo a las

E.060 Concreto

especificaciones

Armado.

de

la

Norma Técnica

de

Edificación

Comentario

Las placas de concreto armado, al igual que todos los elementos estructurales que se especifican en esta Norma, deben llevar refuerzo dúctil. Estas placas, pueden transformarse en sus niveles altos en muros de albañilería reforzada (Fig.2.20), siempre y cuando el cambio de rigidez y resistencia sea contemplado en el diseño estructural. Adicionalmente, es preferible evitar la unión en la misma sección transversal entre una placa y un muro de albañilería (Fig. 2.21), debido a que ambos elementos tienen distintas deformaciones, lo que podría originar una fisura vertical en la zona de conexión; en estos casos es recomendable crear una junta vertical entre ambos materiales, o hacer que el muro sea de un solo material.

Fig.2.20

placa
placa
placa
placa

Fig.2.21

muro sea de un solo material. Fig.2.20 placa placa Fig.2.21 2.1.20 Plancha . Elemento perforado de

2.1.20 Plancha. Elemento perforado de acero colocado en las hiladas de los

extremos

libres

de

los

muros

de

albañilería

armada

para

proveerles

ductilidad.

Comentario

En la Fig.2.22 se muestra la forma que tienen las planchas metálicas. En estos casos, primero debe aplicarse una capa delgada de mortero, luego se coloca la plancha de tal forma que el mortero penetre por los orificios de la plancha y luego se aplica otra capa de mortero para asentar la unidad inmediata superior.

los orificios de la plancha y luego se aplica otra capa de mortero para asentar la

Fig.2.22

los orificios de la plancha y luego se aplica otra capa de mortero para asentar la

24

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

2.1.21 Tabique. Muro no portante de carga vertical, utilizado para subdividir ambientes o como cierre perimetral.

Comentario

Por las buenas propiedades térmicas, acústicas, incombustibles y resistentes que tiene la albañilería, los tabiques son hechos con ese material. Puesto que estos elementos no portan carga vertical, deben ser construidos después de desencofrar a la estructura principal (Fig.2.23). Los tabiques pueden conectarse o aislarse de la estructura principal, dependiendo si se busca o no, respectivamente, la interacción sísmica entre ambos sistemas.

Fig.2.23
Fig.2.23

2.1.22 Unidad de Albañilería. Ladrillos y bloques de arcilla cocida, de concreto o de sílice-cal. Puede ser sólida, hueca, alveolar ó tubular.

2.1.23 Unidad de Albañilería Alveolar. Unidad de Albañilería Sólida o Hueca con alvéolos o celdas de tamaño suficiente como para alojar el refuerzo vertical. Estas unidades son empleadas en la construcción de los muros armados.

Comentario

En la Fig.2.24 se muestran unidades alveolares nacionales.

En la Fig.2.24 se muestran unidades alveolares nacionales. Fig.2.24. Bloques de concreto, arcilla y sílice-cal. 2.1.24
En la Fig.2.24 se muestran unidades alveolares nacionales. Fig.2.24. Bloques de concreto, arcilla y sílice-cal. 2.1.24

Fig.2.24. Bloques de concreto, arcilla y sílice-cal.

Fig.2.24. Bloques de concreto, arcilla y sílice-cal. 2.1.24 Unidad de Albañilería Apilable : Es la unidad

2.1.24 Unidad de Albañilería Apilable: Es la unidad de Albañilería alveolar que se asienta sin mortero.

Comentario

En las figuras 1.4 , 2.1 y 2.25, se muestran unidades apilables (también llamadas “mecano”) nacionales.

25

Fig.2.25
Fig.2.25

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

2.1.25 Unidad

sección

transversal en cualquier plano paralelo a la superficie de asiento tiene un área equivalente menor que el 70% del área bruta en el mismo plano.

de

Albañilería

Hueca.

Unidad

de

Albañilería

cuya

Comentario

Las unidades huecas han demostrado tener una falla muy frágil (trituración, Figs. 1.10 y 2.26) por carga vertical y por fuerza cortante, cuando se les ha empleado en muros portantes confinados, por lo que se prohíbe su uso en la zona sísmica 3.

por lo que se prohíbe su uso en la zona sísmica 3. Fig.2.26 2.1.26 Unidad de

Fig.2.26

lo que se prohíbe su uso en la zona sísmica 3. Fig.2.26 2.1.26 Unidad de Albañilería

2.1.26 Unidad de Albañilería Sólida (o Maciza) Unidad de Albañilería cuya sección transversal en cualquier plano paralelo a la superficie de asiento tiene un área igual o mayor que el 70% del área bruta en el mismo plano.

Comentario

Las unidades sólidas son las que deben emplearse en la construcción de muros confinados en la zona sísmica 3. Pueden ser de arcilla, concreto o de sílice-cal (Fig.2.27), y su fabricación puede ser artesanal o industrial.

y su fabricación puede ser artesanal o industrial. Fig.2.27. Ladrillos de arcilla (izquierda), sílice-cal
y su fabricación puede ser artesanal o industrial. Fig.2.27. Ladrillos de arcilla (izquierda), sílice-cal
y su fabricación puede ser artesanal o industrial. Fig.2.27. Ladrillos de arcilla (izquierda), sílice-cal

Fig.2.27. Ladrillos de arcilla (izquierda), sílice-cal (centro) y de concreto (derecha).

2.1.27 Unidad de Albañilería Tubular (o Pandereta). Unidad de Albañilería con huecos paralelos a la superficie de asiento.

Comentario

Estas unidades (Fig.2.28) deben emplearse exclusivamente en los muros no portantes, salvo que la edificación sea de hasta 2 pisos y se encuentre ubicada en la zona sísmica 1, según se indica en la Tabla 2.

26

Fig.2.28
Fig.2.28

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

2.1.28 Viga Solera. Viga de concreto armado vaciado sobre el muro de albañilería para proveerle arriostre y confinamiento.

Comentario

La viga solera tiene la función de transmitir la carga sísmica desde la losa del techo hacia los muros. En el caso que el diafragma (losa de techo) sea rígido (Fig.2.29), la solera no trabaja como arriostre horizontal, ya que no se deforma ante acciones sísmicas transversales al plano del muro al ser solidaria con la losa (la losa y la solera son vaciadas en simultáneo, Fig.2.30). En el caso que el diafragma sea flexible (techo metálico o de madera), la solera es indispensable para arriostrar horizontalmente a los muros (Fig. 2.31).

LOSA MACIZA SOLERA h Fig.2.29 L
LOSA
MACIZA
SOLERA
h
Fig.2.29
L
los muros (Fig. 2.31). LOSA MACIZA SOLERA h Fig.2.29 L Fig.2.30 Fig. 2.31 Techo metálico y

Fig.2.30

muros (Fig. 2.31). LOSA MACIZA SOLERA h Fig.2.29 L Fig.2.30 Fig. 2.31 Techo metálico y muros

Fig. 2.31

Techo metálico y muros no arriostrados.

muros (Fig. 2.31). LOSA MACIZA SOLERA h Fig.2.29 L Fig.2.30 Fig. 2.31 Techo metálico y muros

27

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

2.2

NOMENCLATURA

A =

A

c

A

cf

área de corte correspondiente a la sección transversal de un muro portante.

= área bruta de la sección transversal de una columna de confinamiento.

= área de una columna de confinamiento por corte-fricción.

A

n

A

s

A

sf

A

st

v

A

d

D

b

e

= área del núcleo confinado de una columna descontando los recubrimientos.

= área del acero vertical u horizontal.

= área del acero vertical por corte-fricción en una columna de confinamiento.

=

=

=

=

área del acero vertical por tracción en una columna de confinamiento. área de estribos cerrados. peralte de una columna de confinamiento (en la dirección del sismo). diámetro de una barra de acero.

espesor bruto de un muro.

=

Comentario

En la Fig.2.32 se muestra parte de la nomenclatura para el caso de un muro confinado.

A = L t sismo t d L
A = L t
sismo
t
d
L

C1

An d
An
d

Fig.2.32. Sección transversal de un muro confinado.

E

c

= módulo de elasticidad del concreto.

E

m

= módulo de elasticidad de la albañilería.

´

f

b

= resistencia característica a compresión axial de las unidades de

´

albañilería.

f

c

= resistencia a compresión axial del concreto o del “grout” a los 28 días

´

de edad.

f

m

= resistencia característica a compresión axial de la albañilería.

´

f

t

= esfuerzo admisible a tracción por flexión de la albañilería.

28

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

f

y

G

m

h

I

L

L

m

L

t

M

M

N

N

P

c

P

g

P

c

P

e

P

m

e

u

P

u

P

t

s

S

t

t

n

U

V

c

V

e

V

Ei

V

ui

= esfuerzo de fluencia del acero de refuerzo.

= módulo de corte de la albañilería.

altura de entrepiso o altura del entrepiso agrietado correspondiente a un muro confinado.

momento de inercia correspondiente a la sección transversal de un muro.

longitud total del muro, incluyendo las columnas de confinamiento (sí existiesen).

longitud del paño mayor en un muro confinado, ó 0,5 L; lo que sea mayor. longitud tributaria de un muro transversal al que está en análisis. momento flector en un muro obtenido del análisis elástico ante el sismo moderado. momento flector en un muro producido por el sismo severo. número de pisos del edificio o número de pisos de un pórtico. número total de columnas de confinamiento. N c 2 . Ver la Nota 1. peso total del edificio con sobrecarga reducida según se especifica en la Norma E.030 Diseño Sismorresistente. carga gravitacional de servicio en un muro, con sobrecarga reducida.

=

carga vertical de servicio en una columna de confinamiento. carga axial sísmica en un muro obtenida del análisis elástico ante el sismo moderado. carga gravitacional máxima de servicio en un muro, metrada con el 100% de sobrecarga. carga axial en un muro en condiciones de sismo severo. carga de gravedad tributaria proveniente del muro transversal al que está en análisis. separación entre estribos, planchas, o entre refuerzos horizontales o verticales.

= factor de suelo especificado en la Norma Técnica de Edificación E.030 Diseño Sismorresistente.

espesor efectivo del muro. espesor del núcleo confinado de una columna correspondiente a un muro confinado. factor de uso o importancia, especificado en la Norma Técnica de Edificación E.030 Diseño Sismorresistente. fuerza cortante absorbida por una columna de confinamiento ante el sismo severo. fuerza cortante en un muro, obtenida del análisis elástico ante el sismo moderado. fuerza cortante en el entrepiso “i” del edificio producida por el sismo severo. fuerza cortante producida por el sismo severo en el entrepiso "i" de uno de los muros.

=

=

=

=

=

=

=

=

=

=

=

=

=

=

=

=

=

=

=

=

=

=

=

29

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

V m

´

v m

Z

= resistencia al corte en el entrepiso "i" de uno de los muros.

=

resistencia característica de la albañilería al corte obtenida de ensayos de muretes a compresión diagonal. factor de zona sísmica especificado en la Norma Técnica de Edificación E.030 Diseño Sismorresistente.

factor de confinamiento de la columna por acción de muros transversales.

=

=

=

=

=

=

=

=

=

1, para columnas de confinamiento con dos muros transversales.

0,8, para columnas de confinamiento sin muros transversales o con un muro transversal.

coeficiente de reducción de resistencia del concreto armado (ver la Nota 2).

0,9 (flexión o tracción pura).

0,85 (corte-fricción o tracción combinada con corte-fricción).

0,7 (compresión, cuando se use estribos cerrados).

0,75 (compresión, cuando se use zunchos en la zona confinada).

cuantía del acero de refuerzo = A /(s.t) .

=

=

=

=

s

esfuerzo axial de servicio actuante en un muro = P /(t.L) .

g

P /(t.L)

m

= esfuerzo axial máximo en un muro.

coeficiente de fricción concreto endurecido concreto.

m

Nota 1: En muros confinados de un paño sólo existen columnas extremas (

en ese caso: L

m

L

N

c

2)

;

Nota 2: El factor “" para los muros armados se proporciona en 8.7.3

Comentario

La nomenclatura utilizada se comenta y detalla en los acápites correspondientes.

30

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

CAPÍTULO 3 COMPONENTES DE LA ALBAÑILERÍA

3.1.

UNIDAD DE ALBAÑILERÍA

3.1.1

CARACTERÍSTICAS GENERALES

Se denomina ladrillo a aquella unidad cuya dimensión y peso permite que sea manipulada con una sola mano. Se denomina bloque a aquella unidad que por su dimensión y peso requiere de las dos manos para su manipuleo.

Las unidades de albañilería a las que se refiere esta norma son ladrillos y bloques en cuya elaboración se utiliza arcilla, sílice-cal o concreto, como materia prima.

Estas unidades pueden ser sólidas, huecas, alveolares o tubulares y podrán ser fabricadas de manera artesanal o industrial.

Las unidades de albañilería de concreto serán utilizadas después de lograr su resistencia especificada y su estabilidad volumétrica. Para el caso de unidades curadas con agua, el plazo mínimo para ser utilizadas será de 28 días.

Comentario

Los bloques aparecen en la Fig.2.24, los ladrillos en la Fig.2.27 y las unidades tubulares en la Fig.2.28. Debe remarcarse que las unidades de concreto se contraen al secarse luego de su fabricación, por tanto, para que no se originen fisuras en los muros, estas unidades deben estar secas al momento de asentarlas.

3.1.2 CLASIFICACIÓN PARA FINES ESTRUCTURALES

Para efectos del diseño estructural, las unidades de albañilería tendrán las características indicadas en la Tabla 1.

Comentario

La mayor variación de dimensiones y el mayor alabeo (Fig.3.1) de las unidades, conducen a un mayor grosor de las juntas de mortero (por encima del valor nominal de 10 mm), lo que trae por consecuencia, una reducción de resistencia a compresión y a fuerza cortante en la albañilería. Por ello, para fines de clasificar a la unidad con fines estructurales, debe emplearse los resultados mas desfavorables de los

ensayos indicados en la Tabla 1. Por ejemplo, si por los ensayos de variación dimensional y alabeo un ladrillo clasifica como clase IV, mientras que por el ensayo de compresión clasifica como clase V, entonces ese ladrillo será clase IV.

Fig.3.1
Fig.3.1

31

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

La prueba de compresión (Fig.3.2) proporciona una medida cualitativa de las unidades. Una unidad de poca altura tendrá más resistencia que otra de mayor altura, pese a que ambas hayan sido fabricados en simultáneo. Por ello, INDECOPI (Norma NTP), entidad encargada de velar por la calidad de los productos, clasifica a las unidades desde el punto de vista cualitativo (en base a la resistencia a compresión), sin contemplar el producto final que es la albañilería.

Fig.3.2
Fig.3.2

En el cálculo de la resistencia a compresión antiguamente (Norma E.070 de 1982) se trabajaba con el área neta de la unidad, ello daba cabida a que las fábricas produzcan ladrillos con grandes perforaciones, lo cual elevaba la resistencia a compresión. Actualmente, la resistencia se calcula con el área bruta, con lo cual esas unidades clasifican en un rango inferior. Cabe remarcar que las unidades huecas son muy frágiles (Figs.1.10 y 2.26).

TABLA 1 CLASE DE UNIDAD DE ALBAÑILERIA PARA FINES ESTRUCTURALES

CLASE

VARIACIÓN DE LA DIMENSION (máxima en porcentaje)

ALABEO

RESISTENCIA CARACTERÍSTICA A COMPRESIÓN

(máximo

en mm)

´

f

b

mínimo en MPa

   

(kg/cm 2 ) sobre área bruta

Hasta

Hasta

Más de

100 mm

150 mm

150 mm

Ladrillo I

8

6

4

10

 

4,9 (50)

Ladrillo II

7

6

4

8

 

6,9 (70)

Ladrillo III

5

4

3

6

 

9,3 (95)

Ladrillo IV

4

3

2

4

 

12,7 (130)

Ladrillo V

3

2

1

2

 

17,6 (180)

Bloque P (1)

4

3

2

4

 

4,9 (50)

Bloque NP (2)

7

6

4

8

 

2,0 (20)

(1)

(2)

Bloque usado en la construcción de muros portantes Bloque usado en la construcción de muros no portantes

 

3.1.3 LIMITACIONES EN SU APLICACIÓN

El uso o aplicación de las unidades de albañilería estará condicionado a lo indicado en la Tabla 2. Las zonas sísmicas son las indicadas en la NTE E.030 Diseño Sismorresistente.

32

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

TABLA 2 LIMITACIONES EN EL USO DE LA UNIDAD DE ALBAÑILERÍA PARA FINES ESTRUCTURALES

 

ZONA SÍSMICA 2 Y 3

 

ZONA SÍSMICA 1

TIPO

Muro portante en edificios de 4 pisos a más

Muro

portante

 

en

Muro

portante

en

edificios

de

1

a

3

todo edificio

pisos

 

Sólido

     

Artesanal *

No

Sí, hasta dos pisos

 

Sólido

 

Industrial

   

Alveolar

Sí Celdas totalmente rellenas con grout

Sí Celdas parcialmente rellenas con grout

Sí Celdas parcialmente rellenas con grout

Hueca

No

 

No

 

Tubular

No

 

No

Sí, hasta 2 pisos

*Las limitaciones indicadas establecen condiciones mínimas que pueden ser exceptuadas con el respaldo de un informe y memoria de cálculo sustentada por un ingeniero civil.

Comentario

Dependiendo de la densidad de muros que presente la edificación, es posible que su comportamiento ante sismos severos sea en el rango elástico, con lo cual, se puede utilizar unidades huecas en los muros confinados o muros armados parcialmente rellenos, incluso en la zona sísmica 3, ya que las unidades huecas se trituran después de la fractura diagonal, o por flexo-compresión, pero ello deberá ser respaldado por una memoria de cálculo estructural.

3.1.4

PRUEBAS

a)

Muestreo.- El muestreo será efectuado a pie de obra. Por cada lote compuesto por hasta 50 millares de unidades se seleccionará al azar una muestra de 10 unidades, sobre las que se efectuarán las pruebas de variación de dimensiones y de alabeo. Cinco de estas unidades se ensayarán a compresión y las otras cinco a absorción.

b)

Resistencia a la Compresión.- Para la determinación de la resistencia a la compresión de las unidades de albañilería, se efectuará los ensayos de laboratorio correspondientes, de acuerdo a lo indicado en las Normas NTP 399.613 y 339.604.

La resistencia característica a compresión axial de la unidad de albañilería

(

) se obtendrá restando una desviación estándar al valor promedio de la

muestra.

´

f

b

33

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Comentario

El restar una desviación estándar al valor promedio, estadísticamente significa que el 84% de los especímenes ensayados tendrán una resistencia superior al valor característico, o que se puede utilizar hasta un 16% de unidades defectuosas, porcentaje que está previsto dentro de los márgenes de seguridad establecidos en esta Norma para el diseño estructural.

c)

Variación Dimensional.- Para la determinación de la variación dimensional de las unidades de albañilería, se seguirá el procedimiento indicado en las Normas NTP 399.613 y 399.604.

d)

Alabeo.- Para la determinación del alabeo de las unidades de albañilería, se seguirá el procedimiento indicada en la Norma NTP 399.613.

e)

Absorción.- Los ensayos de absorción se harán de acuerdo a lo indicado en las Normas NTP 399.604 y 399.l613.

3.1.5

ACEPTACIÓN DE LA UNIDAD

a)

Si la muestra presentase más de 20% de dispersión en los resultados (coeficiente de variación), para unidades producidas industrialmente, o 40 % para unidades producidas artesanalmente, se ensayará otra muestra y de persistir esa dispersión de resultados, se rechazará el lote.

b)

La absorción de las unidades de arcilla y sílico calcáreas no será mayor que 22%. El bloque de concreto clase P, tendrá una absorción no mayor que 12%. La absorción del bloque de concreto NP, no será mayor que 15%.

Comentario

Cuánto mas elevada sea la absorción de la unidad, ésta será más porosa y, por tanto, menos resistente al intemperismo. El límite máximo de absorción que se especifica para las unidades de concreto clase P (12%) es menor que el establecido para las unidades de arcilla o de sílice- cal (22%), debido a los mayores cambios volumétricos que presentan las unidades de concreto respecto a las de arcilla o sílice-cal por acción de la humedad.

c) El espesor mínimo de las caras laterales correspondientes a la superficie de asentado será 25 mm para el Bloque clase P y 12 mm para el Bloque clase NP.

d) La unidad de albañilería no tendrá materias extrañas en sus superficies o en su interior, tales como guijarros, conchuelas o nódulos de naturaleza calcárea.

e) La unidad de albañilería de arcilla estará bien cocida, tendrá un color uniforme y no presentará vitrificaciones. Al ser golpeada con un martillo, u objeto similar, producirá un sonido metálico.

34

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Comentario

Los ladrillos artesanales de arcilla, generalmente son coccionados en hornos abiertos (Fig.3.3), esto da lugar a que los ladrillos ubicadas en la parte alta del horno salgan crudos, mientras que aquellos ubicados en la parte baja salgan vitrificados. En el primer caso, es necesario proteger a los muros de la acción del intemperismo tarrajeándolos (Fig.3.4). En el segundo caso, es recomendable desechar esos ladrillo ya que la vitrificación impide la absorción del material cementante del mortero, lo que disminuyen considerablemente la adherencia ladrillo-mortero.

Fig.3.3
Fig.3.3
Fig.3.4
Fig.3.4

f) La unidad de albañilería no tendrá resquebrajaduras, fracturas, hendiduras grietas u otros defectos similares que degraden su durabilidad o resistencia.

Comentario

Las fracturas de las unidades se deben en gran parte a la manera como se les transporta en nuestro medio (Fig.3.5). Cabe destacar que en países desarrollados, las unidades se expenden en paquetes (Fig.3.6).

Fig.3.5
Fig.3.5
Fig.3.6
Fig.3.6

g) La unidad de albañilería no tendrá manchas o vetas blanquecinas de origen salitroso o de otro tipo.

35

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Comentario

La eflorescencia se produce cuando las sales (básicamente sulfatos) que contiene la materia prima, se derriten al entrar en contacto con el agua y luego tratan de emerger a través de los poros de la unidad cristalizándose en sus superficies. Cuando la eflorescencia es moderada (Fig.3.7), es recomendable limpiar en seco a la pared con una escobilla de alambre para luego impermeabilizarla. En cambio, cuando la eflorescencia es severa (Fig.3.8), se recomienda rechazar a la unidad, en vista que puede destruirse su adherencia con el mortero.

Fig.3.7
Fig.3.7
Fig.3.8
Fig.3.8

50mm

su adherencia con el mortero. Fig.3.7 Fig.3.8 50mm Fig.3.9 Un método de campo para determinar el

Fig.3.9

Un método de campo para determinar el grado de eflorescencia de las unidades consiste en colocarlas sobre una bandeja con 25 mm de agua, espaciándolas 50 mm (Fig.3.9), durante una semana, para luego retirarlas dejándolas secar. Dependiendo de la coloración y extensión que tengan las manchas, podrá calificarse el grado de eflorescencia que tiene la unidad.

3.2

MORTERO

3.2.1

DEFINICIÓN. El mortero estará constituido por una mezcla de aglomerantes y agregado fino a los cuales se añadirá la máxima cantidad de agua que proporcione una mezcla trabajable, adhesiva y sin segregación del agregado. Para la elaboración del mortero destinado a obras de albañilería, se tendrá en cuenta lo indicado en las Normas NTP 399.607 y 399.610.

3.2.2

COMPONENTES

a)

Los materiales aglomerantes del mortero pueden ser:

Cemento Portland tipo I y II, NTP 334.009

Cemento Adicionado IP, NTP 334.830

Una mezcla de cemento Portland o cemento adicionado y cal hidratada normalizada de acuerdo a la NTP 339.002.

b)

El agregado fino será arena gruesa natural, libre de materia orgánica y sales, con las características indicadas en la Tabla 3. Se aceptarán otras granulometrías siempre que los ensayos de pilas y muretes (Capítulo 5) proporcionen resistencias según lo especificado en los planos.

36

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

 

TABLA 3 GRANULOMETRÍA DE LA ARENA GRUESA

 

MALLA ASTM

% QUE PASA

N

4

(4,75 mm)

 

100

N

8

(2,36 mm)

95

a 100

N

16

(1,18 mm)

70

a 100

N30

(0,60 mm)

40

a 75

N50

(0,30 mm)

10

a 35

N100

(0,15 mm)

2 a 15

N200

(0,075 mm)

Menos de 2

No deberá quedar retenido más del 50% de arena entre dos mallas consecutivas.

El módulo de fineza estará comprendido entre 1,6 y 2,5.

El porcentaje máximo de partículas quebradizas será: 1% en peso.

No deberá emplearse arena de mar.

Comentario

Es importante que la arena tenga poco polvo para evitar el fraguado rápido de la mezcla, ya que al endurecer el mortero disminuiría su adherencia con la unidad inmediata superior. En caso la arena tuviese mucho polvo (Fig.3.10), se sugiere tamizarla a través de la malla N o 200. También es importante que la arena presente una granulometría variada, ya que cuando esta es uniforme (Fig.3.11), difícilmente el material cementante podrá rellenar los espacios entre partículas, formándose un mortero poco resistente contra el intemperismo.

un mortero poco resistente contra el intemperismo. Fig.3.10 Fig.3.11 Una manera práctica de reconocer si la

Fig.3.10

un mortero poco resistente contra el intemperismo. Fig.3.10 Fig.3.11 Una manera práctica de reconocer si la
Fig.3.11
Fig.3.11

Una manera práctica de reconocer si la arena presenta sales (Fig.312), consiste en agitar un puñado de arena en un recipiente con agua. De notarse mucha espuma, será conveniente lavar la arena a través de la malla N o 200. Por otro lado, a fin de no contaminar la arena con otros materiales (Fig.3.13), es recomendable almacenarlos en tolvas temporales independientes.

Fig.3.12
Fig.3.12
Fig.3.13
Fig.3.13

37

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Debe destacarse que el uso de arena fina (con granulometría uniforme) en el mortero, disminuye significativamente la resistencia a compresión axial y a fuerza cortante de la albañilería (Fig.3.14). En caso se utilice arena fina en la construcción de muros portantes del tipo caravista, deberá efectuarse ensayos de pilas y muretes (Capítulo 5) para determinar la resistencia de la albañilería.

5) para determinar la resistencia de la albañilería. Fig.3.14 c) El agua será potable y libre
5) para determinar la resistencia de la albañilería. Fig.3.14 c) El agua será potable y libre

Fig.3.14

c)

El agua será potable y libre de sustancias deletéreas, ácidos, álcalis y materia orgánica.

3.2.3

CLASIFICACIÓN PARA FINES ESTRUCTURALES. Los morteros se clasifican en: tipo P, empleado en la construcción de los muros portantes; y NP, utilizado en los muros no portantes (ver la Tabla 4).

3.2.4

PROPORCIONES. Los componentes del mortero tendrán las proporciones volumétricas (en estado suelto) indicadas en la Tabla 4

 

TABLA 4 TIPOS DE MORTERO

 

COMPONENTES

 

USOS

TIPO

CEMENTO

CAL

ARENA

P1

1

0

a 1/4

3 a 3 ½

Muros Portantes

P2

1

0

a 1/2

4 a 5

Muros Portantes

NP

1

 

-

Hasta 6

Muros No Portantes

Se podrán emplear otras composiciones de morteros, morteros con cementos de albañilería, o morteros industriales (embolsado o pre-mezclado), siempre y cuando los ensayos de pilas y muretes (Capítulo 5) proporcionen resistencias iguales o mayores a las especificadas en los planos y se asegure la durabilidad de la albañilería.

De no contar con cal hidratada normalizada, especificada en 3.2.2.a, se podrá utilizar mortero sin cal respetando las proporciones cemento-arena indicadas en la Tabla 4.

Comentario

Ha podido notarse que el empleo de cal en el mortero plastifica la mezcla, volviéndola mas trabajable y retentiva de agua; sin embargo, no ha podido apreciarse incrementos de la resistencia a compresión o a fuerza cortante de la albañilería, por lo que el uso de la cal es opcional, salvo el caso que se asiente unidades secas (de sílice-cal o de concreto).

38

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

La cantidad de agua a colocar en la mezcla queda a criterio del albañil. Una manera práctica de reconocer la trabajabilidad de la mezcla consiste en coger con el badilejo un poco de mezcla, sacudirlo verticalmente y girar el badilejo 180º, si la mezcla queda adherida al badilejo, la mezcla será trabajable. Otra técnica práctica de medir la trabajabilidad de la mezcla consiste en medir el revenimiento (slump) en el cono de Abrams, éste deberá ser del orden de 6 pulgadas

(Fig.3.15).

3.3

CONCRETO LÍQUIDO O GROUT

Fig.3.15
Fig.3.15

3.3.1

DEFINICIÓN. El concreto líquido o Grout es un material de consistencia fluida que resulta de mezclar cemento, agregados y agua, pudiéndose adicionar cal hidratada normalizada en una proporción que no exceda de 1/10 del volumen de cemento u otros aditivos que no disminuyan la resistencia o que originen corrosión del acero de refuerzo. El concreto líquido o grout se emplea para rellenar los alvéolos de las unidades de albañilería en la construcción de los muros armados, y tiene como función integrar el refuerzo con la albañilería en un sólo conjunto estructural.

Para la elaboración de concreto líquido o grout de albañilería, se tendrá en cuenta las Normas NTP 399.609 y 399.608.

Comentario

Por la gran cantidad de agua y contenido de cemento que tiene el grout, éste tiende a contraerse al secarse separándose del bloque (Fig.3.16). Para atenuar este problema, puede emplearse aditivo expansivo, cemento puzolánico IP, cal, o simplemente, regar a las celdas antes del vaciado y curar a los muros durante 7 días, a razón de 1 vez al día, inmediatamente después de vaciar al grout (Fig. 3.17).

Fig.3.16

después de vaciar al grout (Fig. 3.17). Fig.3.16 Fig.3.17 3.3.2 CLASIFICACIÓN. El concreto líquido o grout
después de vaciar al grout (Fig. 3.17). Fig.3.16 Fig.3.17 3.3.2 CLASIFICACIÓN. El concreto líquido o grout
después de vaciar al grout (Fig. 3.17). Fig.3.16 Fig.3.17 3.3.2 CLASIFICACIÓN. El concreto líquido o grout

Fig.3.17

después de vaciar al grout (Fig. 3.17). Fig.3.16 Fig.3.17 3.3.2 CLASIFICACIÓN. El concreto líquido o grout

3.3.2 CLASIFICACIÓN. El concreto líquido o grout se clasifica en fino y en grueso. El grout fino se usará cuando la dimensión menor de los alvéolos de la unidad de albañilería sea inferior a 60 mm y el grout grueso se usará cuando la dimensión menor de los alvéolos sea igual o mayor a 60 mm.

39

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Comentario

Las celdas de los bloques de arcilla y de sílice-cal miden menos de 60 mm en su menor

dimensión (Fig.3.18), mientras que las celdas de los bloques de concreto miden más de 60

mm en su menor dimensión (Fig.3.19).

miden más de 60 mm en su menor dimensión (Fig.3.19). Fig.3.18 Fig.3.19 3.3.3 COMPONENTES   a)

Fig.3.18

más de 60 mm en su menor dimensión (Fig.3.19). Fig.3.18 Fig.3.19 3.3.3 COMPONENTES   a) Los
Fig.3.19
Fig.3.19

3.3.3

COMPONENTES

 

a)

Los materiales aglomerantes serán:

Cemento Portland I, NTP 334.009

Cemento Adicionado IP, NTP 334.830

 

Una mezcla de cemento Pórtland o adicionado y cal hidratada normalizada de acuerdo a la NTP 339.002

b)

El agregado grueso será confitillo que cumpla con la granulometría especificada en la Tabla 5. Se podrá utilizar otra granulometría siempre que los ensayos de pilas y muretes (Capítulo 5) proporcionen resistencias según lo especificado en los planos.

 

TABLA 5 GRANULOMETRÍA DEL CONFITILLO

 

MALLA ASTM

% QUE PASA

½ pulgada

100

3/8 pulgada

85 a 100

N° 4 (4,75 mm)

10 a 30

N° 8 (2,36 mm)

0 a 10

N° 16 (1,18 mm)

0 a 5

c)

El agregado fino será arena gruesa natural, con las características indicadas en la Tabla 3.

d)

El agua será potable y libre de sustancias, ácidos, álcalis y materia orgánica.

3.3.4

PREPARACIÓN Y FLUIDEZ. Los materiales que componen el grout (ver la Tabla 6) serán batidos mecánicamente con agua potable hasta lograr la

40

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

consistencia de un líquido uniforme, sin segregación de los agregados, con un revenimiento medido en el Cono de Abrams comprendido entre 225 mm a 275 mm.

TABLA 6 COMPOSICIÓN VOLUMÉTRICA DEL CONCRETO LIQUIDO o GROUT

CONCRETO

       

LÍQUIDO

CEMENTO

CAL

 

ARENA

CONFITILLO

     

2

1/4 a 3 veces la

 

FINO

1 0

a 1/10

suma de los volúmenes de los

----------

aglomerantes

     

2

1/4 a 3 veces la

1 a 2 veces la

GRUESO

1 0

a 1/10

suma de los aglomerantes

suma de los aglomerantes

Comentario

Generalmente, en la preparación del grout grueso se utiliza una mezcla cemento-arena- confitillo (o piedra de ¼”) 1: 2 ½ : 1 ½ , puesto que el grout se vacía desde una gran altura, puede segregarse en la base (Fig.3.20). Una manera de atenuar este problema (Fig.3.21) es empleando un grout con menor cantidad de confitillo: 1: 3: 1, aunque la resistencia a compresión disminuirá, pero será mayor que el valor mínimo especificado en 3.3.5.

pero será mayor que el valor mínimo especificado en 3.3.5. Fig.3.20 Fig.3.21 1: 3: 1 1:

Fig.3.20

mayor que el valor mínimo especificado en 3.3.5. Fig.3.20 Fig.3.21 1: 3: 1 1: 2 ½

Fig.3.21

1: 3: 1 1: 2 ½ : 1½
1: 3: 1
1: 2 ½ : 1½

3.3.5

a

compresión

será obtenida promediando los resultados de 5 probetas, ensayadas a una velocidad de carga de 5 toneladas/minutos, menos 1,3 veces la desviación estándar. Las probetas tendrán una esbeltez igual a 2 y serán fabricadas en la obra empleando como moldes a las unidades de albañilería a utilizar en la construcción, recubiertas con papel filtro. Estas probetas no serán curadas y serán mantenidas en sus moldes hasta cumplir 28 días de edad.

RESISTENCIA.

El

concreto

líquido

tendrá

una

resistencia

mínima

´

f

c

13,72MPa 140kg/cm

2

. La resistencia a compresión

´

f

c

41

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Comentario

El objetivo de utilizar a los bloques como moldes (Fig.3.22), es lograr una transferencia natural de agua desde el grout hacia los bloques, similar a la que ocurre en los muros, y el objetivo del papel filtro (o papel toalla) es evitar que el grout se adhiera al bloque.

3.4

ACERO DE REFUERZO

que el grout se adhiera al bloque. 3.4 ACERO DE REFUERZO Fig.3.22 3.4.1 3.4.2 La armadura
que el grout se adhiera al bloque. 3.4 ACERO DE REFUERZO Fig.3.22 3.4.1 3.4.2 La armadura

Fig.3.22

3.4.1

3.4.2

La armadura deberá cumplir con lo establecido en las Norma Barras de Acero con Resaltes para Concreto Armado (NTP 341.031).

Sólo se permite el uso de barras lisas en estribos y armaduras electrosoldadas usadas como refuerzo horizontal. La armadura electrosoldada debe cumplir con la norma de Malla de Alambre de Acero Soldado para Concreto Armado (NTP 350.002).

Comentario

Las escalerillas electrosoldadas empleadas en las juntas horizontales, deberán tener sus escalones en el mismo plano que las barras longitudinales (Fig.3.23), a fin de evitar el engrosamiento de las juntas. Por otro lado, no debe permitirse el empleo de barras trefiladas (sin escalón de fluencia, Fig.1.21), ni el uso de barras longitudinales dobladas (Fig.3.24) ya que el refuerzo perderá eficiencia al trabajar después de enderezarse.

Fig.3.23
Fig.3.23
Fig.3.24
Fig.3.24

3.5

CONCRETO

3.5.1

El concreto de los elementos de confinamiento tendrá una resistencia a la

compresión mayor o igual a

requisitos establecidos en la Norma Técnica de Edificación E.060 Concreto Armado.

y deberá cumplir con los

17,15MPa 175kg/cm

2

42

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

CAPÍTULO 4 PROCEDIMIENTO DE CONSTRUCCION

4.1 ESPECIFICACIONES GENERALES

La mano de obra empleada en las construcciones de albañilería será calificada, debiéndose supervisar el cumplimiento de las siguientes exigencias básicas:

Comentario

El comportamiento sísmico de la albañilería depende mucho de la manera como haya sido construida. Errores constructivos serios pueden causar incluso el colapso de la edificación, es por ello que debe emplearse una mano de obra calificada.

4.1.1 Los muros se construirán a plomo y en línea. No se atentará contra la integridad del muro recién asentado.

Comentario

En el Perú existe un instrumento denominado “Escaniplo” que facilita el proceso constructivo, reemplazando al escantillón, al nivel y a la plomada (Fig.4.1).

al escantillón, al nivel y a la plomada (Fig.4.1). Fig.4.1 4.1.2 En la albañilería con unidades

Fig.4.1

al escantillón, al nivel y a la plomada (Fig.4.1). Fig.4.1 4.1.2 En la albañilería con unidades

4.1.2 En la albañilería con unidades asentadas con mortero, todas las juntas horizontales y verticales quedarán completamente llenas de mortero. El espesor de las juntas de mortero será como mínimo 10 mm y el espesor máximo será 15 mm o dos veces la tolerancia dimensional en la altura de la unidad de albañilería más 4 mm, lo que sea mayor. En las juntas que contengan refuerzo horizontal, el espesor mínimo de la junta será 6 mm más el diámetro de la barra.

Comentario

Para el caso de los muros armados, ha podido observarse que el uso de cintas (horizontales y verticales) de mortero aplicadas en los bordes de los bloques (Fig.4.2), no es efectivo, ya que el espacio entre las cintas no es rellenado por el grout, formándose de este modo juntas débiles, por ello se especifica llenar completamente las juntas (Fig.4.3).

43

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA Fig.4.2 Fig.4.3 4.1.3 Se mantendrá el temple del mortero

Fig.4.2

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA Fig.4.2 Fig.4.3 4.1.3 Se mantendrá el temple del mortero
Fig.4.3
Fig.4.3

4.1.3 Se mantendrá el temple del mortero mediante el reemplazo del agua que se pueda haber evaporado, por una sola vez. El plazo del retemplado no excederá al de la fragua inicial del cemento.

Comentario

Generalmente, la fragua del mortero se inicia 1 hora después de haberse preparado en días calurosos y 2 horas en días fríos. Es recomendable depositar el mortero sobre una plancha metálica, ubicada cerca al muro en construcción y tener una botella con agua para retemplarlo en pequeñas cantidades (Fig.4.4).

Fig.4.4
Fig.4.4

4.1.4 Las unidades de albañilería se asentarán con las superficies limpias de polvo y sin agua libre. El asentado se realizará presionando verticalmente las unidades, sin bambolearlas. El tratamiento de las unidades de albañilería previo al asentado será el siguiente:

Para concreto y sílico-calcáreo: pasar una brocha húmeda sobre las caras de asentado o rociarlas.

Para arcilla: de acuerdo a las condiciones climatológicas donde se encuentra ubicadas la obra, regarlas durante media hora, entre 10 y 15 horas antes de asentarlas. Se recomienda que la succión al instante de asentarlas esté comprendida entre 10 a 20 gr/200 cm 2 -min (*).

(*) Un método de campo para evaluar la succión de manera aproximada, consiste en medir un volumen (V1, en cm 3 ) inicial de agua sobre un recipiente de área definida y vaciar una parte del agua sobre una bandeja, luego se apoya la unidad sobre 3 puntos en la bandeja de manera que su superficie de asiento esté en contacto con una película de agua de 3 mm de altura durante un minuto, después de retirar la unidad, se vacía el agua de la bandeja hacia el recipiente y se vuelve a medir el volumen (V2, en cm 3 ) de agua; la succión normalizada a un área de 200 cm 2 , se obtiene como:

SUCCION 200 V1V 2/ A , expresada en gr/200 cm 2 -min, donde “A” es el área bruta (en cm 2 ) de la superficie de asiento de la unidad.

44

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Comentario

El polvo, producto de la fabricación de la unidad, o el agua sobre la superficie de la unidad, crean una película que impide la penetración del material cementante del mortero en los poros de la unidad, reduciendo la adherencia unidad-mortero. Por ello, es necesario limpiar con escobilla (Fig.4.5) o aire comprimido a las unidades y no sumergirlas o regarlas (Fig.4.6) instantes antes del asentado.

Fig.4.5

o regarlas (Fig.4.6) instantes antes del asentado. Fig.4.5 Fig.4.6 Las unidades sílico-calcáreas y de concreto se
Fig.4.6
Fig.4.6

Las unidades sílico-calcáreas y de concreto se asientan secas. En el primer caso debido a que su succión es pequeña y de regarse, se saturarían impidiendo la penetración del material cementante del mortero. En el segundo caso el regado produciría una expansión volumétrica del bloque y una contracción al secarse, que podría producir fisuras en la interfase bloque- mortero. En ambos casos, si se observa que la unidad es relativamente porosa, será conveniente rociar la superficie de asentado o pasarles una brocha húmeda (Fig.4.7). Otra solución que permite mejorar la adherencia bloque-mortero consiste en pintar con una brocha húmeda las juntas de mortero al término de cada jornada de trabajo, a razón de una vez al día, hasta el día en que se efectúa el vaciado del grout (Fig.4.8).

Fig.4.7
Fig.4.7
Fig.4.8
Fig.4.8

Las unidades de arcilla presentan alta succión, por lo que de asentarse secas absorberían rápidamente el agua del mortero endureciéndolo. Ha podido apreciarse que cuando los ladrillos se asientan secos, la resistencia al corte disminuye en 50%. Por ello es necesario regarlos (Fig.4.9) durante unos 30 minutos varias horas antes de su asentado. El objetivo de esta operación (Fig.4.10) es que al instante del asentado la superficie de la unidad se encuentre relativamente seca, para que pueda absorber al material cementante del mortero, y que el núcleo se encuentre saturado de tal modo que esa agua sirva para curar al mortero de manera natural.

El método de campo para determinar la succión de las unidades, se ilustra en la Fig. 4.11.

45

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Fig.4.9
Fig.4.9
Fig.4.10
Fig.4.10

Fig.4.11

Método de

campo para

determinar

la succión.

Método de campo para determinar la succión. 4.1.5 Para el asentado de la primera hilada, la

4.1.5 Para el asentado de la primera hilada, la superficie de concreto que servirá de asiento (losa o sobrecimiento según sea el caso), se preparará con anterioridad de forma que quede rugosa; luego se limpiará de polvo u otro material suelto y se la humedecerá, antes de asentar la primera hilada.

Comentario

El rayado de la superficie de concreto (Fig.4.12), debe hacerse lo más profundo posible (unos 5 mm), unas tres horas después de haberse vaciado el concreto. El objetivo de esta operación es incrementar la resistencia a cizalle en la base de los muros.

Fig.4.12
Fig.4.12

4.1.6 No se asentará más de 1,30 m de altura de muro en una jornada de trabajo. En el caso de emplearse unidades totalmente sólidas (sin perforaciones), la primera jornada de trabajo culminará sin llenar la junta vertical de la última hilada, este llenado se realizará al iniciarse la segunda jornada. En el caso

46

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

de la albañilería con unidades apilables, se podrá levantar el muro en su altura total y en la misma jornada deberá colocarse el concreto líquido.

4.1.7 Las juntas de construcción entre jornadas de trabajos estarán limpias de partículas sueltas y serán previamente humedecidas.

Comentario

No es posible construir a los muros en una sola jornada de trabajo, salvo el caso de la albañilería apilable donde no existe mortero, porque el peso de las hiladas superiores deformarían al mortero aún fresco desalineando al muro. Las juntas de construcción entre jornadas de trabajo de trabajo (Fig.4.13) necesitan un tratamiento especial para evitar fallas por cizalle (Fig.4.14), por ello se recomienda dejar libre la junta vertical correspondiente a la última hilada de la primera jornada (Fig.4.15), especialmente cuando las unidades son macizas, para crear llaves de corte con el mortero que las cubre al iniciar la segunda jornada.

Fig.4.13
Fig.4.13
Fig.4.14
Fig.4.14
Fig.4.15
Fig.4.15

4.1.8 El tipo de aparejo a utilizar será de soga, cabeza o el amarre americano, traslapándose las unidades entre las hiladas consecutivas.

Comentario

De los experimentos realizados variando el tipo aparejo (Fig.4.16), ha podido apreciarse que la resistencia unitaria al esfuerzo cortante es independiente de este parámetro.

Fig.4.16

soga
soga
cabeza
cabeza
americano
americano

4.1.9 El procedimiento de colocación y consolidación del concreto líquido dentro de las celdas de las unidades, como en los elementos de concreto armado, deberá garantizar la ocupación total del espacio y la ausencia de cangrejeras. No se permitirá el vibrado de las varillas de refuerzo.

47

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Comentario

En caso se formen cangrejeras pequeñas en la parte intermedia de las columnas de confinamiento (Fig.4.17), puede limpiarse esa zona, humedecerla y compactar mortero 1:3 a presión manual. Si las cangrejeras ocurren en los extremos de las columnas (zona crítica, Fig.4.18), habrá que picar esa región y vaciar concreto de mayor calidad que el original, de tal forme que rebalse para que al contraerse no se despegue del concreto original, o usar aditivo expansivo en el concreto nuevo, o pegar ambos concretos con resina epóxica.

Fig.4.17
Fig.4.17
nuevo, o pegar ambos concretos con resina epóxica. Fig.4.17 Fig.4.18 En caso se detecte cangrejeras en
nuevo, o pegar ambos concretos con resina epóxica. Fig.4.17 Fig.4.18 En caso se detecte cangrejeras en

Fig.4.18

En caso se detecte cangrejeras en la base de los muros armados (vista a través de las ventanas de limpieza, Fig.4.19), será necesario perforar a las hiladas inmediatas superiores hasta aquella donde no exista cangrejera e inyectar una lechada de cemento-arena fina 1:3, según se muestra en la Fig.4.20.

Fig.4.19
Fig.4.19
fina 1:3, según se muestra en la Fig.4.20. Fig.4.19 Fig.4.20 A diferencia de los muros confinados
fina 1:3, según se muestra en la Fig.4.20. Fig.4.19 Fig.4.20 A diferencia de los muros confinados

Fig.4.20

A diferencia de los muros confinados donde al desencofrar las columnas puede observarse si

existen cangrejeras, en el caso de los muros armados estas cangrejeras podrían presentarse en

la

parte intermedia del muro (Fig.4.21) y la única forma de detectarlas es mediante aparatos

de

ultrasonido (Fig.4.22), por ello, es necesario evitar la congestión de refuerzo en las celdas.

Fig.4.21
Fig.4.21
Fig.4.22
Fig.4.22

48

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

La compactación del concreto debe hacerse con vibradora (Fig.4.23) o con una varilla lisa de ½ pulgada de diámetro (Fig.4.24); las varillas verticales de refuerzo no deben sacudirse ni vibrarse (Fig.4.25) porque podrían formarse espacios libres a su alrededor que atenten contra la adherencia varilla-concreto.

Fig.4.23
Fig.4.23

Fig.4.24

contra la adherencia varilla-concreto. Fig.4.23 Fig.4.24 Fig.4.25 4.1.10 Las vigas peraltadas serán vaciadas de una
Fig.4.25
Fig.4.25

4.1.10 Las vigas peraltadas serán vaciadas de una sola vez en conjunto con la losa de techo.

Comentario

Muchas veces se acostumbra vaciar a las vigas peraltadas en dos etapas (Fig. 4.26), esto es incorrecto debido a que se forma una junta de construcción que crea un plano potencial de falla por deslizamiento, por las fuerzas sísmicas que se transmiten desde la losa de techo hacia los muros.

vista exterior
vista exterior

Fig.4.26. Solera vaciada en 2 etapas.

vista interior
vista interior

4.1.11

Las instalaciones se colocarán de acuerdo a lo indicado en 1.2.6 y 1.2.7.

4.2

ALBAÑILERIA CONFINADA

Aparte de los requisitos especificados en 4.1, se deberá cumplir lo siguiente:

4.2.1

Se utilizará unidades de albañilería de acuerdo a lo especificado en 3.1.3.

4.2.2

La conexión columna-albañilería podrá ser dentada o a ras:

49

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

En el caso de emplearse una conexión dentada, la longitud de la unidad saliente no excederá de 5 cm y deberá limpiarse de los desperdicios de mortero y partículas sueltas antes de vaciar el concreto de la columna de confinamiento.

En el caso de emplearse una conexión a ras, deberá adicionarse “chicotes” o “mechas” de anclaje (salvo que exista refuerzo horizontal continuo) compuestos por varillas de 6 mm de diámetro, que penetren por lo menos 40 cm al interior de la albañilería y 12,5 cm al interior de la columna más un doblez vertical a 90 o de 10 cm; la cuantía a utilizar será 0,001 (ver 1.2.8).

Comentario

Cuando la longitud de los dientes es excesiva, puede originarse 2 problemas (Fig.4.27): 1) que

los dientes se fracturen durante la etapa compactación del concreto; y, 2) que se formen

cangrejeras bajo los dientes. Por ello se especifica que la longitud del diente no exceda de 5

cm (Fig.4.28), pero, aún así, será necesario limpiarlos para evitar la formación de juntas frías en la zona de conexión columna-albañilería, las que desintegrarían esa unión.

Para evitar los tres problemas descritos, es recomendable emplear una conexión a ras

columna-albañilería, pero agregando mechas de anclaje (Fig.4.29). Estas mechas doblan verticalmente en la columna, porque de hacerlo horizontalmente podrían perder anclaje por

las fisuras horizontales que suelen formarse en las columnas cuando están sujetas a tracción

por flexión. En el caso que exista albañilería en ambos lados de la columna, las mechas atraviesan horizontalmente a la columna y se embuten en la albañilería.

Fig.4.27
Fig.4.27
Fig.4.28
Fig.4.28
Fig.4.29
Fig.4.29

4.2.3 El refuerzo horizontal, cuando sea requerido, será continuo y anclará en las columnas de confinamiento 12,5 cm con gancho vertical a 90 o de 10 cm.

Comentario

En la Fig.4.30 se muestra el refuerzo horizontal continuo anclado en las columnas de confinamiento.

En este caso, cuando la conexión albañilería-columna

es a ras, no se requiere añadir mechas.

50

Fig.4.30
Fig.4.30

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

4.2.4 Los estribos a emplear en las columnas de confinamiento deberán ser cerrados a 135 o , pudiéndose emplear estribos con ¾ de vuelta adicional, atando sus extremos con el refuerzo vertical, o también, zunchos que empiecen y terminen con gancho estándar a 180 o doblado en el refuerzo vertical.

Comentario

En las columnas de confinamiento de poca dimensión, como las que se emplean en los muros con aparejo de soga, es recomendable emplear estribos con ¾ de vuelta adicional (Fig.4.31), ya que los estribos convencionales con ganchos a 135º podrían estorbar el paso de las piedras del concreto formando cangrejeras. Para estos casos, otra alternativa de solución es el empleo de zunchos (Fig.4.32), que permiten confinar en mayor grado al núcleo de las columnas.

Fig.4.31
Fig.4.31
confinar en mayor grado al núcleo de las columnas. Fig.4.31 Fig.4.32 4.2.5 Los traslapes del refuerzo

Fig.4.32

en mayor grado al núcleo de las columnas. Fig.4.31 Fig.4.32 4.2.5 Los traslapes del refuerzo horizontal

4.2.5 Los traslapes del refuerzo horizontal o vertical tendrán una longitud igual a 45 veces el mayor diámetro de la barra traslapada. No se permitirá el traslape del refuerzo vertical en el primer entrepiso, tampoco en las zonas confinadas ubicadas en los extremos de soleras y columnas.

Comentario

Una ventaja que tienen los muros confinados sobre los armados es que al menos en el primer piso, donde los esfuerzos por carga sísmica son máximos, se utiliza refuerzo vertical continuo (Fig.4.33) a diferencia de los muros armados, donde para facilitar la construcción de la albañilería, se utilizan espigas ancladas en la cimentación, ubicadas con gran precisión a fin de que encajen en las celdas de los bloques.

a fin de que encajen en las celdas de los bloques. Fig.4.33. Refuerzo vertical en albañilería
a fin de que encajen en las celdas de los bloques. Fig.4.33. Refuerzo vertical en albañilería

Fig.4.33. Refuerzo vertical en albañilería confinada (izquierda) y armada (derecha).

51

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

En los pisos superiores al primero, el refuerzo vertical de los muros confinados puede traslaparse, pero no en la forma como se muestra en la Fig.4.34, donde el traslape se a efectuado en el extremo inferior, al 100% en la misma sección transversal y en pequeña longitud, sino como se indica en la Fig.4.35.

Fig.4.34

longitud, sino como se indica en la Fig.4.35. Fig.4.34 Fig.4.35 h /3 h /3 h /3
Fig.4.35 h /3 h /3 h /3 ´
Fig.4.35
h
/3
h
/3
h
/3
´

4.2.6 El concreto deberá tener una resistencia a compresión ( f c )

17,15MPa 175kg/cm

mayor o igual a

2 . La mezcla deberá ser fluida, con un revenimiento del

orden de 12,7 cm (5 pulgadas) medida en el cono de Abrams. En las columnas de poca dimensión, utilizadas como confinamiento de los muros en aparejo de soga, el tamaño máximo de la piedra chancada no excederá de 1,27 cm (½ pulgada).

Comentario

La finalidad de que el concreto tenga gran revenimiento, y que el tamaño de la piedra no sea excesivo, es evitar la formación de cangrejeras.

4.2.7 El concreto de las columnas de confinamiento se vaciará posteriormente a la construcción del muro de albañilería; este concreto empezará desde el borde superior del cimiento, no del sobrecimiento.

Comentario

Es necesario que los elementos de confinamiento se vacíen después de haberse construido la albañilería (Fig.4.36), con el objetivo que ambos materiales queden integrados a través de la adherencia que se desarrolla entre ellos.

a través de la adherencia que se desarrolla entre ellos. Fig.4.36. Secuencias de la construcción de
a través de la adherencia que se desarrolla entre ellos. Fig.4.36. Secuencias de la construcción de

Fig.4.36. Secuencias de la construcción de las columnas.

a través de la adherencia que se desarrolla entre ellos. Fig.4.36. Secuencias de la construcción de

52

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Experimentos realizados en muros donde las columnas fueron hechas antes de construir la albañilería (Fig.4.37), indicaron la formación de grietas verticales en la interfase columna-albañilería ante sismos moderados, pese a la presencia de mechas de anclaje. Esto hizo que las columnas trabajasen a flexión por el espacio generado entre ambos materiales, por lo que no es recomendable el proceso constructivo descrito.

Por otro lado, como el concreto del sobrecimiento es de menor calidad que el concreto de la columna y puesto que por lo general no se utiliza estribos en el sobrecimiento, es necesario que el concreto de la columna llegue hasta el cimiento (Fig.4.38) para evitar fallas por aplastamiento del sobrecimiento.

Fig.4.37
Fig.4.37
evitar fallas por aplastamiento del sobrecimiento. Fig.4.37 Fig.4.38 4.2.8 Las juntas de construcción entre elementos

Fig.4.38

por aplastamiento del sobrecimiento. Fig.4.37 Fig.4.38 4.2.8 Las juntas de construcción entre elementos de

4.2.8 Las juntas de construcción entre elementos de concreto serán rugosas, humedecidas y libre de partículas sueltas.

4.2.9 La parte recta de la longitud de anclaje del refuerzo vertical deberá penetrar al interior de la viga solera o cimentación; no se permitirá montar su doblez directamente sobre la última hilada del muro.

Comentario

A fin de evitar fallas por cizalle en la conexión solera-columna (Fig.4.39), es necesario incrementar la resistencia a corte-fricción creando juntas rugosas y con un refuerzo vertical que sea capaz de soportar la fuerza cortante respectiva, por ello, este refuerzo debe penetrar al interior de la solera (Fig.4.40) y no debe doblarse sobre la última hilada de la albañilería.

al interior de la solera (Fig.4.40) y no debe doblarse sobre la última hilada de la

Fig.4.39

53

Fig.4.40
Fig.4.40

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

4.2.10 El recubrimiento mínimo de la armadura (medido al estribo) será 2 cm cuando los muros son tarrajeados y 3 cm cuando son caravista.

Comentario

El objetivo de esta especificación es proteger al acero de refuerzo del intemperismo, evitando la corrosión del refuerzo (Fig.4.41).

evitando la corrosión del refuerzo (Fig.4.41). Fig.4.41 4.3 ALBAÑILERIA ARMADA Aparte de los

Fig.4.41

evitando la corrosión del refuerzo (Fig.4.41). Fig.4.41 4.3 ALBAÑILERIA ARMADA Aparte de los requisitos

4.3

ALBAÑILERIA ARMADA

Aparte de los requisitos especificados en 4.1, se deberá cumplir lo siguiente:

4.3.1

Los empalmes del refuerzo vertical podrán ser por traslape, por soldadura o por medios mecánicos.

Los empalmes por traslape serán de 60 veces el diámetro de la barra.

Los empalmes por soldadura sólo se permitirán en barras de acero ASTM A706 (soldables), en este caso la soldadura seguirá las especificaciones dadas por AWS.

Los empalmes por medios mecánicos se harán con dispositivos que hayan demostrado mediante ensayos que la resistencia a tracción del empalme es por lo menos 125% de la resistencia de la barra.

En muros cuyo diseño contemple la formación de rótulas plásticas, las barras verticales deben ser preferentemente continuas en el primer piso empalmándose recién en el segundo piso (*). Cuando no sea posible evitar el empalme, éste podrá hacerse por soldadura, por medios mecánicos o por traslape; en el último caso, la longitud de empalme será de 60 veces el diámetro de la barra y 90 veces el diámetro de la barra en forma alternada.

(*) Una técnica que permite facilitar la construcción empleando refuerzo vertical continuo en el primer piso, consiste en utilizar unidades de albañilería recortadas en forma de H, con lo cual además, las juntas verticales quedan completamente llenas con grout.

54

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Comentario

Las espigas verticales que anclan en la cimentación, se utilizan para facilitar la construcción de la albañilería (Fig.4.42), de otro modo, si se emplease refuerzo vertical continuo, habría que insertar los bloques desde el extremo superior de las barras (Fig.4.43), retardándose el proceso constructivo en la primera jornada de trabajo. Sin embargo, el empleo de espigas traslapadas con las barras principales genera congestión de las celdas (Fig.4.44), que podría causar cangrejeras en el grout; asimismo, ha podido notarse fallas horizontales (deslizamiento o cizalle) en los muros en las zonas donde terminan las espigas (Fig.4.45), que causan una fuerte degradación de resistencia sísmica.

Por las razones indicadas, es recomendable emplear al menos en el primer piso, zona donde se formará la rótula plástica, barras verticales continuas y para facilitar el proceso constructivo, puede recortarse las tapas extremas de los bloques para formar bloques en forma de H (Fig.4.46), cabe destacar que en otros países los bloques H se fabrican industrialmente (Fig.4.47). Otra alternativa para evitar la falla por deslizamiento consiste en utilizar traslapes con distintas longitudes (60 y 90 veces el diámetro de la barra) en forma alternada (Fig.4.48).

90 veces el diámetro de la barra) en forma alternada (Fig.4.48). Fig.4.42 Fig.4.43 Fig.4.44 Fig.4.45 espiga

Fig.4.42

Fig.4.43
Fig.4.43
Fig.4.44
Fig.4.44
Fig.4.45 espiga
Fig.4.45
espiga
90 veces el diámetro de la barra) en forma alternada (Fig.4.48). Fig.4.42 Fig.4.43 Fig.4.44 Fig.4.45 espiga

Fig.4.46

90 veces el diámetro de la barra) en forma alternada (Fig.4.48). Fig.4.42 Fig.4.43 Fig.4.44 Fig.4.45 espiga

55

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA Fig.4.47 30Db 60Db Fig.4.48. Traslapes. 4.3.2 El refuerzo horizontal
COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA Fig.4.47 30Db 60Db Fig.4.48. Traslapes. 4.3.2 El refuerzo horizontal

Fig.4.47

30Db 60Db Fig.4.48. Traslapes.
30Db
60Db
Fig.4.48. Traslapes.

4.3.2 El refuerzo horizontal debe ser continuo y anclado en los extremos con doblez vertical de 10 cm en la celda extrema.

Comentario

En la Fig.4.49 se muestra la instalación del refuerzo horizontal. Cabe destacar que el refuerzo horizontal puede amarrarse con el vertical cuando este último es continuo; en cambio, cuando se utiliza espigas, el refuerzo horizontal queda suelto ya que el vertical se coloca al terminar de construir la albañilería, en este caso, las varillas horizontales podrían desplazarse durante la operación de vaciado y compactación del grout (Fig.4.50).

Fig.4.49
Fig.4.49
de vaciado y compactación del grout (Fig.4.50). Fig.4.49 Fig.4.50 4.3.3 Las varillas verticales deberán penetrar,

Fig.4.50

y compactación del grout (Fig.4.50). Fig.4.49 Fig.4.50 4.3.3 Las varillas verticales deberán penetrar, sin

4.3.3 Las varillas verticales deberán penetrar, sin doblarlas, en el interior de los alvéolos de las unidades correspondientes.

Comentario

En caso la barra vertical no encaje en las celdas del bloque, no se le debe doblar (Fig.4.51), ya que perdería efectividad en tracción por flexión y en cizalle por fuerza cortante, sino mas bien puede recortarse una de las tapas del bloque para facilitar su inserción.

56

por fuerza cortante, sino mas bien puede recortarse una de las tapas del bloque para facilitar
Fig.4.51
Fig.4.51

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

4.3.4 Para asegurar buena adhesión entre el concreto líquido y el concreto de asiento de la primera hilada, las celdas deben quedar totalmente libres de polvo o restos de mortero proveniente del proceso de asentado; para el efecto los bloques de la primera hilada tendrán ventanas de limpieza. Para el caso de muros totalmente llenos, las ventanas se abrirán en todas las celdas de la primera hilada; en el caso de muros parcialmente rellenos, las ventanas se abrirán solo en las celdas que alojen refuerzo vertical. En el interior de estas ventanas se colocará algún elemento no absorbente que permita la limpieza final.

Comentario

Muchas veces se utiliza los retazos provenientes del bloque recortado para taponar las ventanas de limpieza (Fig.4.52), esto no es adecuado puesto que por el efecto cíclico de la carga sísmica, estas zonas se destapan fácilmente (Fig.4.53) perdiéndose área de compresión. Es mas conveniente que el grout tapone la ventana de limpieza (Fig.4.54) y cubrir esa zona con un zócalo; es mas, así es posible observar la existencia de cangrejeras en la base.

Otras veces se utiliza arena seca en el interior de las ventanas (Fig.4.55) para evitar que los desperdicios del mortero de asentado se adhieran con la base (cimentación o losa de techo), esta arena absorbe el agua del mortero correspondiente a la primera hilada, por lo que es preferible utilizar retazos de plásticos en reemplazo de la arena.

Fig.4.52
Fig.4.52
retazos de plásticos en reemplazo de la arena. Fig.4.52 Fig.4.53 Fig.4.54 Fig.4.55 4.3.5 Para el caso

Fig.4.53

de plásticos en reemplazo de la arena. Fig.4.52 Fig.4.53 Fig.4.54 Fig.4.55 4.3.5 Para el caso de
de plásticos en reemplazo de la arena. Fig.4.52 Fig.4.53 Fig.4.54 Fig.4.55 4.3.5 Para el caso de

Fig.4.54

en reemplazo de la arena. Fig.4.52 Fig.4.53 Fig.4.54 Fig.4.55 4.3.5 Para el caso de la albañilería
Fig.4.55
Fig.4.55

4.3.5 Para el caso de la albañilería parcialmente rellena, los bloques vacíos correspondientes a la última hilada serán taponados a media altura antes de asentarlos, de tal manera que por la parte vacía del alvéolo penetre el concreto de la viga solera o de la losa del techo formando llaves de corte que permitan transferir las fuerzas sísmicas desde la losa hacia los muros. En estos muros, el refuerzo horizontal no atravesará los alvéolos vacíos,

57

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

sino

horizontales.

que

se

Comentario

colocará

en

el

mortero

correspondiente

a

las

juntas

El objetivo de taponar a media altura aquellos bloques de la última hilada por donde no atraviesa refuerzo vertical (Fig.4.56), es evitar la pérdida de concreto de la solera o del techo en el interior de las celdas vacías, así como formar llaves de corte entre el techo y el muro. En estos muros no puede emplearse refuerzo horizontal en el eje, ya que éste atravesaría celdas vacías quedando desprotegido y sin adherencia, a no ser que en esa hilada se vacíe grout, en cuyo caso los bloques correspondientes deberían ser previamente taponados a media altura. Por ello, es recomendable emplear refuerzo alojado en las juntas (Fig.4.57) para este caso.

Fig.4.56
Fig.4.56
Fig.4.57
Fig.4.57

4.3.6 Para el caso de unidades apilables no son necesarias las ventanas de limpieza; la limpieza de la superficie de asiento se realizará antes de asentar la primera hilada.

Comentario

En este caso, al no existir mortero de asentado en las hiladas superiores a la primera, no habrá desperdicios que limpiar en la base de los muros, sólo deberá tenerse el cuidado que la primera capa de mortero (empleada para nivelar a la primera hilada por las protuberancias que tiene la losa de techo o la cimentación), no penetre al interior de las celdas respectivas, para ello puede emplearse dispositivos como el que se muestra en la

Fig.4.58
Fig.4.58

Fig.4.58.

4.3.7

Antes de encofrar las ventanas de limpieza, los alvéolos se limpiarán preferentemente con aire comprimido y las celdas serán humedecidas interiormente regándolas con agua, evitando que esta quede empozada en la base del muro.

58

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Comentario

Es preferible limpiar las celdas interiormente con una varilla, sin tocar al muro, al terminar cada jornada de trabajo (Fig.4.59), con la finalidad de que las rebabas del mortero de asentado no estorben el paso del grout. Asimismo, es recomendable limpiar la base de los muros empleando un tortol a través de las ventanas de limpieza (Fig.4.60). Una vez que la albañilería haya sido construida, puede ser regada al día siguiente ya que los bloques (de concreto o de arcilla, Fig.4.61) se encuentran integrados a través del mortero.

Fig.4.59

se encuentran integrados a través del mortero. Fig.4.59 Fig.4.60 Fig.4.61 4.3.8 El concreto líquido o grout
Fig.4.60
Fig.4.60
Fig.4.61
Fig.4.61

4.3.8 El concreto líquido o grout se vaciará en dos etapas. En la primera etapa se vaciará hasta alcanzar una altura igual a la mitad del entrepiso, compactándolo en diversas capas, transcurrido 5 minutos desde la compactación de la última capa, la mezcla será recompactada. Transcurrida media hora, se vaciará la segunda mitad del entrepiso, compactándolo hasta que su borde superior esté por debajo de la mitad de la altura correspondiente a la última hilada, de manera que el concreto de la losa del techo, o de la viga solera, forme llaves de corte con el muro. Esta segunda mitad también se deberá recompactar. Debe evitarse el vibrado de las armaduras para no destruir la adherencia con el grout de relleno.

Comentario

De vaciarse el grout en una sola etapa, se corre el riesgo que los bloques de las hiladas inferiores se fracturen por la presión hidrostática ejercida por el grout. La operación de recompactado es necesaria para expandir lateralmente al grout, ya que éste trata de contraerse al secarse separándose de los bloques y del refuerzo.

4.3.9 Los alvéolos de la unidad de albañilería tendrán un diámetro o dimensión mínima igual a 5 cm por cada barra vertical que contengan, o 4 veces el mayor diámetro de la barra por el número de barras alojadas en el alvéolo, lo que sea mayor.

59

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Comentario

El objetivo de esta especificación es evitar la congestión de las celdas, que podría causar cangrejeras internas en el grout. En el caso que exista traslapes de las barras verticales (figuras 4.44 y 4.48), no se requiere amarrarlas con alambre #16 en la base, ya que este alambre congestionaría aún más las celdas; en cambio, para mantener la verticalidad de las barras durante el vaciado del grout, es conveniente amarrarlas en su extremo superior a una barra horizontal temporal (Fig.4.62). En la medida que sea posible, debe tratarse de descongestionar a las celdas, por ejemplo, el gancho horizontal a 180º que se muestra en la Fig.4.63 es preferible reemplazarlo por un gancho vertical a 90º (Fig.4.49).

Fig.4.62
Fig.4.62
Fig.4.63
Fig.4.63

4.3.10 El espesor del grout que rodea las armaduras será 1½ veces el diámetro de la barra y no deberá ser menor de 1 cm a fin de proporcionarle un recubrimiento adecuado a la barra.

Comentario

Aparte que las barras verticales deben quedar protegidas por el grout, es necesario que exista un espacio entre el borde interno del bloque y la cara externa de la barra, que permita compactar adecuadamente al grout. Esta especificación también se aplica a las barras horizontales colocadas en las juntas (Fig.4.57), las que deben quedar recubiertas por mortero.

4.3.11 En el caso que se utilice planchas perforadas de acero estructural en los talones libres del muro, primero se colocarán las planchas sobre una capa delgada de mortero presionándolas de manera que el mortero penetre por los orificios de la plancha; posteriormente, se aplicará la siguiente capa de mortero sobre la cual se asentará la unidad inmediata superior. Para el caso de la albañilería con unidades apilables, las planchas se colocarán adheridas con aproximación a la superficie inferior de la unidad.

Comentario

En la Fig.2.22, se ilustra la manera de colocar las planchas sobre los bloques asentados con mortero. Para el caso de la albañilería apilable donde no hay juntas de mortero, la plancha debe adherirse a los bloques mediante resina epóxica como se muestra en la Fig.4.64

60

Fig.4.64
Fig.4.64

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

4.3.12 En el caso que se utilice como refuerzo horizontal una malla electrosoldada con forma de escalerilla, el espaciamiento de los escalones deberá estar modulado de manera que coincidan con la junta vertical o con la pared transversal intermedia del bloque, de manera que siempre queden protegidas por mortero. Las escalerillas podrán usarse como confinamiento del muro sólo cuando el espaciamiento de los escalones coincidan con la mitad de la longitud nominal de la unidad.

Comentario

Además de las planchas metálicas, existen diversas maneras de confinar a los talones libres de los muros armados: 1) mediante la malla electrosoldada funcionando como estribos cerrados (Fig.4.65); 2) con columnas estribadas a corto espaciamiento sirviendo los bloques recortados como elementos de encofrado (Fig.4.66); 3) con espirales insertadas en las celdas (Fig.4.67); 4) con espirales colocadas en los bloques (Fig.4.68); y, 5) con columnas (Fig.4.69).

colocadas en los bloques (Fig.4.68); y, 5) con columnas (Fig.4.69). Fig.4.65 Fig.4.68 Fig.4.66 Fig.4.67 Fig.4.69 61

Fig.4.65

Fig.4.68
Fig.4.68
Fig.4.66
Fig.4.66
Fig.4.67
Fig.4.67
Fig.4.69
Fig.4.69

61

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

CAPÍTULO 5 RESISTENCIA DE PRISMAS DE ALBAÑILERÍA

5.1

5.1.1

ESPECIFICACIONES GENERALES

´

´

La resistencia de la albañilería a compresión axial (

se determinará de manera empírica (recurriendo a tablas o registros históricos de resistencia de las unidades) o mediante ensayos de prismas, de acuerdo a la importancia de la edificación y a la zona sísmica donde se encuentre, según se indica en la Tabla 7.

f

m

)

y a corte

(

v

m

)

 

TABLA 7 MÉTODOS PARA DETERMINAR

´

´

f

m

y

v

m

RESISTENCIA

EDIFICIOS DE 1 A 2 PISOS

EDIFICIOS DE 3 A 5 PISOS

EDIFICIOS DE MAS DE 5 PISOS

CARACTERÍSTICA

Zona Sísmica

Zona Sísmica

 

Zona Sísmica

 

3 2

   

1 3

2

1

 

3

2

1

 

´

                 

(

f

m

)

A A

A B

B

A

 

B

B

B

 

´

                 

(

v

m

)

A A

A B

A

A

 

B

B

A

A: Obtenida de manera empírica conociendo la calidad del ladrillo y del mortero. B: Determinadas de los ensayos de compresión axial de pilas y de compresión diagonal de muretes mediante ensayos de laboratorio de acuerdo a lo indicado en las NTP 399.605 y 399.621

5.1.2

Cuando se construyan conjuntos de edificios, la resistencia de la

deberá comprobarse mediante ensayos de laboratorio

previos a la obra y durante la obra. Los ensayos previos a la obra se harán sobre cinco especimenes. Durante la construcción la resistencia será comprobada mediante ensayos con los criterios siguientes:

albañilería

´

f

m

y

v

´

m

a) Cuando se construyan conjuntos de hasta dos pisos en las zonas

´

sísmicas 3 y 2,

500 m 2 de área techada y

área techada.

f

m será verificado con ensayos de tres pilas por cada

con tres muretes por cada 1000 m 2 de

´

v m

b) Cuando se construyan conjuntos de tres o más pisos en las zonas

´

sísmicas 3 y 2,

500 m 2 de área techada y

área techada.

f

m será verificado con ensayos de tres pilas por cada

con tres muretes por cada 500 m 2 de

´

v m

62

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

Comentario

Los valores de f´m y v´m necesarios para el diseño estructural, pueden determinarse recurriendo a la Tabla 9 de esta Norma, o a la experiencia del proyectista estructural, pero en obra deberá cumplirse con lo especificado en 5.1.1, 5.1.2 y en los planos de estructuras.

5.1.3 Los prismas serán elaborados en obra, utilizando el mismo contenido de humedad de las unidades de albañilería, la misma consistencia del mortero, el mismo espesor de juntas y la misma calidad de la mano de obra que se empleará en la construcción definitiva.

5.1.4 Cuando se trate de albañilería con unidades alveolares que irán llenas con concreto líquido, los alvéolos de las unidades de los prismas y muretes se llenarán con concreto líquido. Cuando se trate de albañilería con unidades alveolares sin relleno, los alvéolos de las unidades de los prismas y muretes quedarán vacíos.

Comentario

Mediante las especificaciones 5.1.3 y 5.1.4 se trata que los prismas de albañilería representen de la mejor manera posible las condiciones reales con que la edificación será construida.

5.1.5 Los prismas tendrán un refrentado de cemento-yeso con un espesor que permita corregir la irregularidad superficial de la albañilería.

5.1.6 Los prismas serán almacenados a una temperatura no menor de 10C durante 28 días. Los prismas podrán ensayarse a menor edad que la nominal de 28 días pero no menor de 14 días; en este caso, la resistencia característica se obtendrá incrementándola por los factores mostrados en la Tabla 8.

 

TABLA 8

 
 

´

´

 
 

INCREMENTO DE

f

m

y

v

m

POR EDAD

 

Edad

 

14 días

21 días

Muretes

Ladrillos de arcilla

   

1,15

1,05

Bloques de concreto

   

1,25

1,05

Pilas

Ladrillos de arcilla y Bloques de concreto

   

1,10

1,00

Comentario

Los experimentos indican que los prismas ensayados a una edad menor de 14 días presentan una forma de falla distinta a la alcanzada en su edad nominal (28 días). Por ello, los prismas de poca edad no son representativos.

63

COMENTARIOS A LA NORMA E. 070 ALBAÑILERIA

´

´

5.1.7 La resistencia característica

en muretes ( ver 5.2 y 5.3,

respectivamente) se obtendrá como el valor promedio de la muestra ensayada menos una vez la desviación estándar.

f

m

en pilas y

v

m

5.1.8 El valor de

v

`

m

para diseño no será mayor de

0,319

f ´ m
f
´
m

MPa

 f ` Kg cm m
f
`
Kg cm
m

2

Comentario

Cabe la posibilidad que el ensayo de compresión diagonal sobre muretes proporcione una resistencia superior al límite máximo especificado en 5.1.8, sin embargo, con fines conservadores, el valor de v´m que se adopte en el diseño estructural no deberá superar dicho límite, debido a que no se cuenta aún con el suficiente respaldo experimental que permita correlacionar la resistencia de aquellos prismas con los respectivos muros a escala natural.

5.1.9 En el caso de no realizarse ensayos de prismas, podrá emplearse los valores mostrados en la Tabla 9, correspondientes a pilas y muretes construidos con mortero 1:4 (cuando la unidad es de arcilla) y 1: ½ : 4 (cuando la materia prima es sílice-cal o concreto), para otras unidades u otro tipo de mortero se tendrá que realizar los ensayos respectivos.

TABLA 9 (**) RESISTENCIAS CARACTERÍSTICAS DE LA ALBAÑILERÍA Mpa ( kg / cm