Está en la página 1de 8
Modelación Deslizamientos Numérica de Interacción Suelo-Tubería en Numerical Modeling of Soil-Pipe

Modelación

Deslizamientos

Numérica

de

Interacción

Suelo-Tubería

en

Numerical Modeling of Soil-Pipe Interaction in Landslides

Mauricio Pereira Ordoñez 1 , Arcesio Lizcano Peláez 1,2 , Carlos Nieves Caceres 3

1-Grupo de investigación en geotecnia, Facultad de Ingeniería, Universidad de Los Andes 2-CEiBA-Complejidad, Centro de Excelencia en Investigación Básica y Aplicada 3-Ingeniero de Esfuerzos y Materiales.

Resumen

Debido a su longitud, sistemas como oleoductos y gasoductos suelen encontrar en su camino diversos problemas geotécnicos como deslizamientos y/o reptaciones. Para proteger y dar soporte a estos sistemas, estos se construyen enterrados, razón por la cual la interacción de la tubería con el suelo en estos sitios inestables es un factor importante a tener en cuenta para garantizar su integridad. En la práctica, el estudio de estos problemas de interacción se ha desarrollado representando el sistema suelo- tubería con modelos tipo Winkler. Este artículo estudia el fenómeno de una forma más aproximada a la realidad, analizando suelo y tubería como un continuo, empleando diferentes ecuaciones constitutivas en modelos numéricos de elementos finitos. Estos modelos se validan y calibran a partir de información de campo obtenida del suelo y tubería en sitios con problemas de inestabilidad. Una vez calibrado y validado el modelo propuesto, se aprueba el uso de este para obtener curvas de Desplazamiento vs. Deformación del sistema suelo-tubería, permitiendo la evaluación de la integridad de la tubería.

Abstract

Due to their length, oil and gas pipeline systems usually face different geotechnical problems on their way, such as landslides and /or creeps. To give protection and support, these systems are buried. For this reason, the pipe interaction with soil is a very important factor that must be taken into account in these unstable places, in order to guarantee the pipe integrity. In the current state of practice, the study of these interaction problems has developed representing the soil-pipe system by means of Winkler type models. This paper studies the phenomenon in a more realistic way, analyzing both soil and pipe as a continuous media, using different constitutive equations in finite element numerical models. These models are calibrated and validated with field data obtained from soil and pipe in unstable places. As soon as the proposed model is calibrated and validated, it is approved to be used in the acquisition of curves relating Displacement vs. Strain in the soil-pipe system allowing the evaluation of the pipe integrity.

1 INTRODUCCION

Hoy en día las tuberías representan el medio más económico para el transporte de líquidos y gases. Esta ventaja ha llevado a que sean usadas en diversas áreas de la industria para llevar productos a grandes distancias. Debido a su longitud, sistemas como oleoductos y gasoductos suelen encontrar problemas geotécnicos como deslizamientos y/o reptaciones. Para proteger y dar soporte a estos sistemas, estos se construyen

enterrados, razón por la cual la interacción de la tubería con el suelo en estos sitios inestables es un factor importante a tener en cuenta para garantizar su integridad. En estos sitios inestables, el suelo respecto a la tubería se puede desplazar en sentido longitudinal (Figura 1.), transversal (Figura 2) o diagonal (Figura 3), dependiendo del alineamiento de la tubería y del tipo de movimiento geotécnico. En la práctica, el estudio de estos problemas de interacción suelo-tubería se ha desarrollado representando la tubería como una viga elástica y

la interacción de esta con el suelo, por medio de resortes (Modelos tipo Winkler). Esta

la interacción de esta con el suelo, por medio de resortes (Modelos tipo Winkler). Esta metodología debe ser mejorada para representar el comportamiento del suelo y de la tubería de una forma más acertada y así poder analizar la tubería mas allá de su límite elástico, logrando incluso explicar y reproducir algunas fallas que se han presentado en la práctica, las cuales en sistemas de oleoductos y gasoductos representan un enorme impacto económico y ambiental.

representan un enorme impacto económico y ambiental. Figura 1 Movimiento Longitudinal Figura 2 Movimiento

Figura 1 Movimiento Longitudinal

económico y ambiental. Figura 1 Movimiento Longitudinal Figura 2 Movimiento Transversal Figura 3 Movimiento Diagonal

Figura 2 Movimiento Transversal

1 Movimiento Longitudinal Figura 2 Movimiento Transversal Figura 3 Movimiento Diagonal Adicionalmente, el efecto de

Figura 3 Movimiento Diagonal

Adicionalmente, el efecto de diversas formas de carga sobre la tubería como la presión interna, las cargas geostáticas y sismo, entre otras, son estudiadas actualmente de forma independiente y el análisis del efecto combinado de estas cargas

sobre la tubería está fuera del alcance de los métodos actuales de diseño. Basado en las justificaciones anteriores, este trabajo busca obtener relaciones de Desplazamiento vs. Deformación del sistema suelo tubería a partir de modelación numérica. Estas relaciones se presentan como cartas de evaluación de la integridad de la tubería como una alternativa a las guías convencionales usadas en la práctica.

2 PREGUNTAS

PROBLEMA

DERIVADAS

DEL

Que variables intervienen en el fenómeno de interacción suelo-tubería en deslizamientos?

La relaciones propuestas en las guías de diseño y en los métodos simplificados de diseño realmente representan adecuadamente el fenómeno de interacción suelo-tubería?

Es posible determinar el máximo desplazamiento del suelo para el cual las deformaciones en la tubería llegan a los valores permisibles establecidos en la práctica?

Que modelos constitutivos representan adecuadamente el comportamiento del suelo y tubería en deslizamientos?

3 ESTUDIOS PREVIOS

Además de las soluciones prácticas que actualmente se dan a problemas de interacción suelo-tubería por medio de los modelos tipo Winkler (Figura 4), existen diversos estudios que han sido realizados con el objeto de determinar los esfuerzos en la tubería debido a los desplazamientos del terreno en diferentes direcciones.

en la tubería debido a los desplazamientos del terreno en diferentes direcciones. Figura 4 Modelo tipo

Figura 4 Modelo tipo Winkler ALA(2001).

Los primeros estudios (realizados entre los 60´s y 80´s) consistieron en emplear los resultados de

Los primeros estudios (realizados entre los 60´s y 80´s) consistieron en emplear los resultados de ensayos de anclajes en problemas de interacción suelo-tubería. Estos estudios fueron desarrollados suponiendo condiciones de deformación plana, algunos realizados a escala real otros a escala reducida y unos pocos en centrifuga. Ejemplos de estos estudios fueron realizados por Ovesen (1964), Rowe y Davis (1982), Dickin y Leung (1983), entre otros.

Basados en estas pruebas de anclajes, algunos autores desarrollaron modelos analíticos y experimentales para determinar las fuerzas soportadas por las tuberías debido a los movimientos del suelo (solo en una dirección). Entre estos autores se encuentran Audibert y Nyman (1977), Trautman y O´Rourke (1985) y Morgenstern et al. (1993).

Otros estudios han sido presentados teniendo en cuenta la respuesta de la tubería ante movimientos oblicuos del terreno. Por ejemplo Nyman(1984) y Guo (2005).

Desde la década de los 90, estos estudios se han desarrollado principalmente por medio de modelación numérica. Los modelos constitutivos empleados han podido representar el comportamiento no lineal del suelo y tubería, y la heterogeneidad de los perfiles de los suelos es posible de estudiar gracias a una geometría detallada en los modelos. Ejemplos de estos estudios pueden verse en Ng (1994) o en Phillips et al. (2002).

4 MODELO NUMERICO PROPUESTO

Para estudiar el fenómeno de interacción suelo- tubería y mejorar la forma de análisis de este tipo de problemas, se propone un modelo numérico 3D de elementos finitos elaborado con el software Abaqus/standard.

Con el modelo se busca determinar el efecto que tienen las variables en el fenómeno de interacción. Las variables estudiadas son:

Longitud del deslizamiento

Propiedades del suelo

Presión interna en la tubería

Campo de desplazamientos

4.1 Geometría del modelo

El suelo (Figura 5) se modeló con las siguientes

dimensiones:

L

= longitud del deslizamiento + 50 m

W

= 14·D

H

= 7·D

Siendo D el diámetro externo de la tubería.

H = 7·D Siendo D el diámetro externo de la tubería. Figura 5 Geometría suelo La

Figura 5 Geometría suelo

La tubería (Figura 6) se modeló de la siguiente

forma:

D

= diámetro externo de la tubería

L

= longitud del deslizamiento +50 m

de la tubería L = longitud del deslizamiento +50 m Figura 6 Geometría tubería Esta geometría

Figura 6 Geometría tubería

Esta geometría se usa para modelar sitios en los que el alineamiento de la tubería es recto. Cuando la tubería presenta curvas horizontales y/o verticales debido a la topografía de la zona, la tubería y el suelo se hacen con la geometría real.

4.2 Enmallado

El enmallado de suelo y tubería (Figura 7) se hace

con elementos sólidos en 3D, tipo brick con integración reducida (C3D8R).

7) se hace con elementos sólidos en 3D, tipo brick con integración reducida (C3D8R). Figura 7

Figura 7 Elementos tipo brick.

4.3 Modelos Constitutivos Para la tubería se probaron dos modelos constitutivos: Ramberg-Osgood y un modelo

4.3 Modelos Constitutivos

Para la tubería se probaron dos modelos constitutivos: Ramberg-Osgood y un modelo elasto plástico con endurecimiento.

El modelo de Ramberg-Osgood es de la siguiente forma:

El modelo de Ramberg-Osgood es de la siguiente forma: (1) En donde σ es el esfuerzo,

(1)

En donde σ es el esfuerzo, ε es la deformación, E es el módulo elástico, a es el offset de fluencia , σo es el esfuerzo de fluencia y n es el exponente de endurecimiento.

Para el modelo elasto plástico con endurecimiento se introduce la curva esfuerzo deformación real del acero de la tubería obtenida de ensayos en probetas en la máquina universal (Figura 8).

de ensayos en probetas en la máquina universal (Figura 8). Figura 8 Curva esfuerzo vs. Deformación

Figura 8 Curva esfuerzo vs. Deformación

Para el suelo se comparan los resultados obtenidos empleando los siguientes modelos constitutivos:

Elastico

Elasto plástico con criterio de falla Mohr Coulmb

Hipoplastico (trabajo en desarrollo)

Viscohipoplastico (trabajo en desarrollo)

4.4 Condiciones de Frontera

Para delimitar el deslizamiento, se le asigna al suelo condiciones de borde como se muestra en las Figuras 9 y 10.

condiciones de borde como se muestra en las Figuras 9 y 10. Figura 9 Zonas restringidas

Figura 9 Zonas restringidas en X,Y y Z.

Figura 10 Zonas restringidas en X y Z.

La tubería se restringe en los extremos como lo muestra la figura 11.

se restringe en los extremos como lo muestra la figura 11. Figura 11 Tubería restringida en

Figura 11 Tubería restringida en X,Y y Z.

4.5 Campo de Desplazamientos

El campo de desplazamientos asignado al suelo del modelo para representar el deslizamiento es determinado a partir de la siguiente ecuación polinomial de cuarto orden:

de la siguiente ecuación polinomial de cuarto orden: (2) En donde y es el desplazamiento del

(2)

En donde y es el desplazamiento del suelo, x es la distancia a lo largo del deslizamiento y A,B,C,D y E son las constantes de la ecuación.

Las constantes se determinan ajustando la ecuación al punto inicial y final del deslizamiento los cuales tienen desplazamiento=0, con el punto central del deslizamiento en el cual ocurre el máximo desplazamiento. El valor del máximo desplazamiento es determinado con base en los monitoreos del talud.

el máximo desplazamiento. El valor del máximo desplazamiento es determinado con base en los monitoreos del
La ecuación (2) fue determinada a partir de los desplazamientos hallados en estudios realizados por

La ecuación (2) fue determinada a partir de los desplazamientos hallados en estudios realizados por Lizcano y Goldscheider (2004) sobre mecanismos de falla en taludes espaciales (Figura

12).

mecanismos de falla en taludes espaciales (Figura 12). Figura 12 Desplazamientos en talud espacial Tomado de

Figura 12 Desplazamientos en talud espacial Tomado de Lizcano y Goldscheider (2004).

La figura 12 muestra el perfil de desplazamientos en diferentes secciones del talud. La ecuación (2) se ajusta adecuadamente a estos perfiles. Un ejemplo del ajuste de la ecuación puede verse en la Figura 13, en donde se determina el campo de desplazamientos para un deslizamiento de 40 m de longitud con un desplazamiento máximo de 5 m.

de 40 m de longitud con un desplazamiento máximo de 5 m. Figura 13 Campo de

Figura 13 Campo de desplazamientos.

La Figura 13

desplazamientos encontrado en el deslizamiento de la Figura 14.

campo de

se

asemeja

al

en el deslizamiento de la Figura 14. campo de se asemeja al Figura 14 Deslizamiento involucrando

Figura 14 Deslizamiento involucrando tubería. Tomado de Cheong (2003).

4.6 Interface Suelo-Tubería

La interface suelo-tubería es representada por medio de superficies de contacto. El ángulo de fricción d en la interface se estableció de acuerdo a las recomendaciones de las guías de diseño de la ASCE, como se muestra en la ecuación (3).

d=(0.5-1)

(3)

En donde es el ángulo de fricción pico del suelo alrededor de la tubería.

4.7 Geometría Deformada

Luego de correr el modelo con las anteriores consideraciones se obtiene una geometría deformada del suelo y tubería como se muestra en las Figuras 15 y 16 respectivamente.

como se muestra en las Figuras 15 y 16 respectivamente. Figura 15 Suelo deformado Figura 16

Figura 15 Suelo deformado

Figuras 15 y 16 respectivamente. Figura 15 Suelo deformado Figura 16 Tubería deformada 5 VALIDACION Y

Figura 16 Tubería deformada

5 VALIDACION Y CALIBACION

Información obtenida de suelo y tubería en un deslizamiento fue usada para la elaboración de un modelo con geometría real y para su posterior calibración y validación.

5.1 Datos obtenidos en campo

La información de campo obtenida es la siguiente:

• Corridas de herramienta de mapeo a través de la tubería. • Monitoreos topográficos del

Corridas de herramienta de mapeo a través de la tubería.

Monitoreos topográficos del suelo

Los datos obtenidos de la herramienta de mapeo

son principalmente los desplazamientos en planta

y perfil de la tubería y las deformaciones por

flexión a lo largo de esta. Esta información se

calcula por medio de corridas que tienen como datum una corrida inicial (año 0 para nuestro caso) para la cual se asumen desplazamientos y deformaciones iguales a cero.

Con las coordenadas obtenidas de la corrida de referencia y con los parámetros indicados en la sección 4.1 se elabora la geometría del modelo, la cual representa exactamente el alineamiento real de la tubería y la topografía del lugar de estudio (Figura 17).

tubería y la topografía del lugar de estudio (Figura 17). Figura 17 Geometría real de suelo

Figura 17 Geometría real de suelo y tubería.

5.2 Deformaciones por flexión

Las deformaciones obtenidas por la herramienta de mapeo, las cuales representan nuestros datos de calibración, son deformaciones de flexión que se calculan por medio de la ecuación (4).

ε=D/2R

(4)

En donde D es el diámetro de la tubería y R es el radio de curvatura del eje de la tubería.

De esta forma se obtienen las deformaciones para

las dos corridas correspondientes al año 0 (año de referencia) y 1 (año de evaluación de la integridad

de la tubería). (Figura 18).

evaluación de la integridad de la tubería). (Figura 18). Figura 18 Radios de curvatura La diferencia

Figura 18 Radios de curvatura

La diferencia entre las deformaciones calculadas para el año 0 y 1, representan la deformación que ha sufrido la tubería en este periodo de tiempo.

Una vez obtenidos estos datos, se procede a calcular las deformaciones por flexión para la geometría inicial y deformada de la tubería en el modelo numérico. Los radios de curvatura se obtienen en autocad a partir de los ejes de la tubería para el año 0 (R0) y 1 (R1) sacados del modelo como se muestra en la figura 18. Los datos de deformación se obtienen de nuevo con (4) y se calibran ajustando los desplazamientos inducidos en el modelo, para lograr que las deformaciones por flexión del modelo sean iguales a las obtenidas mediante la herramienta de mapeo.

6

RESULTADOS

6.1 Deformaciones en la tubería

Las deformaciones por flexión obtenidas en el modelo son muy parecidas a las deformaciones obtenidas por la herramienta de mapeo, se puede decir entonces que el modelo ha quedado calibrado y ahora se puede confiar en los datos obtenidos directamente del modelo.

Las deformaciones totales en el modelo se encontraron mayores que las obtenidas por flexión, lo cual muestra la presencia de deformaciones adicionales como lo son las causadas por fuerzas axiales, de torsión y de cortante transmitidas por el suelo a la tubería. Estas deformaciones adicionales no pueden ser determinadas por las herramientas de mapeo.

Del sitio empleado en la validación y calibración el modelo se obtuvo una curva de

Del sitio empleado en la validación y calibración el modelo se obtuvo una curva de deformaciones de flexión y deformaciones totales en función del desplazamiento máximo del terreno. Esta curva se logró proyectar a años posteriores empleando el campo de desplazamientos de la sección 4.5 y las tazas de desplazamientos obtenidas en los monitoreos topográficos.

En el modelo se logró incluir el efecto de un alivio de esfuerzos sobre la tubería el cual se realizó entre el año 0 y 1. Este procedimiento es empleado en la práctica para disminuir las deformaciones de la tubería.

6.2 Efecto de la rigidez del suelo

El modelo se corrió asignándole diferentes rigideces al suelo, y verificando con cada uno el cambio en las deformaciones sobre la tubería (Figura 19).

cambio en las deformaciones sobre la tubería (Figura 19). Figura 19 Efecto de la rigidez del

Figura 19 Efecto de la rigidez del suelo

6.3 Regiones

deslizamiento

encontradas

en

el

El modelo permite identificar 4 regiones diferentes en las dos zonas del deslizamiento diferenciadas por la magnitud de las deformaciones en el suelo, las cuales rigen su comportamiento en cada zona.(Figura 20).

las cuales rigen su comportamiento en cada zona.(Figura 20). Figura 20 Deformaciones máximas en el suelo

Figura 20 Deformaciones máximas en el suelo

Esto se encuentra semejante a la propuesta de Chan (1999) para deslizamientos transversales de longitud finita (Figura 21).

deslizamientos transversales de longitud finita (Figura 21). Figura 21 Regiones dentro del deslizamiento. Adaptado de

Figura 21 Regiones dentro del deslizamiento. Adaptado de Chan (1999).

La región 1, se encuentra dentro del suelo estable, el tubo se mueve hacia el suelo y las deformaciones en este son elásticas.

La región 2 se encuentra dentro del suelo estable, el tubo se mueve hacia el suelo pero las deformaciones en este son plásticas.

La

región

3

se

encuentra

dentro

del

 

suelo

inestable, el

suelo

mueve

el

tubo

y

las

deformaciones en el suelo son plásticas.

 

La región

4

se

encuentra

dentro

del

 

suelo

inestable, el

 

suelo

mueve

el

tubo

y

las

deformaciones en el suelo son elásticas.

6.4 Comparación contra modelos analíticos

Los resultados de un modelo con tubería recta, en un deslizamiento de 60 m y con materiales elasto plásticos para suelo y tubería, se compararon contra modelos analíticos usados frecuentemente en la práctica como lo son el de Morgenstern (1993) y el del método del coeficiente de balasto (tipo Winkler).

Se aprecia en la Figura 22 que el tipo de suelo es muy influyente en los modelos analíticos. Esto se debe a que consideran un desplazamiento del suelo uniforme. En los datos del modelo numérico se ve como este margen disminuye, esto es gracias al campo de desplazamientos más realista que se le asignó al modelo.

Figura 22 FEM vs Modelos Analíticos 7 CONCLUSIONES • El modelo propuesto permite analizar los
Figura 22 FEM vs Modelos Analíticos 7 CONCLUSIONES • El modelo propuesto permite analizar los

Figura 22 FEM vs Modelos Analíticos

7

CONCLUSIONES

El modelo propuesto permite analizar los fenómenos de interacción suelo tubería en deslizamientos y resulta fácil de calibrar a partir de datos reales de campo.

Como se ve en la Figura 19, las propiedades del suelo tienen una influencia importante en la reacción de la tubería, razón por la cual es necesario hacer estudios geotécnicos antes de empezar a evaluar un sitio inestable.

El modelo elástico para el suelo es el que más fácil permite calibrar la posición deformada de la tubería, lo cual simplifica la modelación en la práctica.

Para simular procesos de alivio de esfuerzos se debe usar en la tubería un modelo elasto plástico con endurecimiento, ya que el de Ramberg- Osgood no funciona bien para ciclos de carga y descarga.

Cuando la tubería sobrepasa las deformaciones elásticas, estas se acumulan rápidamente en las fibras a compresión esto debido a que en esta zona el material no tiene como acomodarse sin acumular deformaciones, propiciando la formación de arrugas.

El campo de desplazamientos al que se sometió el modelo numérico propuesto es mucho más realista que aquellos desplazamientos asumidos por los modelos analíticos usados en la práctica. Esto permite

obtener datos más acertados y por ende reproducir de una mejor manera el fenómeno de interacción suelo tubería en deslizamientos.

REFERENCIAS

ALA (2001). "Guidelines for the design of buried steel pipe" . ALA 1:1-76. Audibert J.M. and Nyman K.J.(1977) "Soil restraint against horizontal motion of pipesJournal of the Geotechical Engineering Division. 103. Cheong T. (2003) "Three dimensional finite element analyses of soil-pipe interaction”. University of Cambridge. 1. Dickin E.A. and Leung C.F,(1983). "Centrifugal model tests on vertical anchor plates". Journal of Geotechnical Engineering LA 1:76. Guo P.(2005) “Numerical modeling of pipe-soil interaction under oblique loading”. Journal of Geotechnical and Geoenvironmental Engineering.

131.

Lizcano A. and Goldscheider M. (2004). "Standsicherheitsuntersuchung fur ein ramliches Bushugssystem". Bautechnik. Morgenstern N.R. Rajani B.B and Robertson P.K.(1993)"Simplified Design Methods for Pipelines Subject to Transverse and Longitudinal Soil Movements". University of Alberta. Ng, C.F. (1994)"Behaviour of buried pipelines subject to external loading" University of Sheffield. 1. Nyman K.J.(1984) “Soilresponse against oblique motion of pipes”. Journal of Transportation engineering. 110. Ovesen N.K (1964) "Anchor slabs calculation methods and model tests”. The Danish Geotechnical

Institute.16

Phillips R.,Nobahar and Guo(2002). “Pipe-soil interaction: large scale tests and numerical modeling.” Int. Conf. on Physical Modeling in

Geotechnique.1.

Rowe R.K and Davis E.H. (1982) "The Behaviour of anchor plates in clay”. Geotechnique.32 Trautman C.H and O’Rourke T.D (1985) "Uplift force- displacement response of buried pipe”. Journal of Geotechnical Engineering. 109:1503-1525.

.

.