Está en la página 1de 10

El ejército romano

Departamento de Latín IES Marqués de Santillana

1|Página
El ejército romano
Departamento de Latín IES Marqués de Santillana

I.- EL EJÉRCITO ROMANO

La historia de Roma, desde su nacimiento como una aldea cerca del Tíber hasta su máxima
expansión en tiempos de Trajano, no puede desligarse de su ejército ni entenderse sin él, a
pesar de los cambios que sufrió con el paso del tiempo tanto en estrategia militar como en
equipamiento. Sin embargo, su importancia no debe medirse únicamente por la extensión de
sus conquistas.
Las autoridades romanas pensaban que un soldado no debía estar nunca ocioso porque
temían que, si no tenía una misión que cumplir o una tarea que realizar, podría organizar
revueltas y motines. Por ello, cuando el soldado no hacía instrucción militar o no estaba en
campaña, prestaba sus servicios en la construcción de obras públicas.
Las condiciones de vida del soldado romano hicieron de él un buen instrumento para la
romanización. Mientras estaba en activo no podía casarse. Muchos de ellos tenían una
concubina que les seguía en sus desplazamientos. A los que se licenciaban se les entregaba
una parcela de tierra en los territorios conquistados, donde se instalaba con su familia
asentándose como colonos en las nuevas tierras. Así se convertía en un agente propagador de
la lengua y cultura romanas.

Rómulo ordena la formación del ejército


"Vete, y anuncia a los romanos que los que habitan el cielo desean que mi Roma sea la
dueña de todo el mundo; por ello, que se dediquen a la ciencia de la guerra y que sepan, y así lo
hagan saber a sus descendientes, que ningún poder humano podrá resistir a las armas
romanas."
Tito Livio, Ab urbe condita, 1, 16, 6-8

II.- RECLUTAMIENTO Y COMPOSICIÓN DEL EJÉRCITO

En época monárquica el ejército estaba formado por los patricios y sus clientes. La plebe se
integró en la milicia en el s. VI a.C., pero los más pobres, los proletarii, no pudieron hacerlo
hasta que en el s. I a.C. Mario decidió aceptar en el ejército a todo aquel que quisiera. A partir
de este momento el ejército dejó de ser un conjunto de ciudadanos que luchaban por su patria
y por sus riquezas en momentos conflictivos, y se convirtió en un ejército permanente de
profesionales que intentaban
conseguir su promoción
personal. El hecho de formar
parte del ejército aseguraba
a sus componentes la
ciudadanía romana con
derecho a recompensas y
botín, y el acceso a la
propiedad de una parcela
rural en el momento de ser
licenciado.

III.- EFECTIVOS, UNIDADES Y


MANDOS

El ejército romano se dividía

2|Página
El ejército romano
Departamento de Latín IES Marqués de Santillana

en legiones. La legio fue variando en número de hombres y en composición a lo largo de la


historia de Roma. Hubo varias reformas de la composición y táctica de esta unidad, pero la
más decisiva y duradera fue la de Mario.
En tiempos de la República el ejército romano estaba compuesto de cuatro legiones, dos al
mando de cada cónsul. Luego su número fue aumentando.
La legión en tiempos de Julio César se componía básicamente de infantería pesada, pero
incluía además artilleros, ingenieros, músicos y administrativos, y disponía de tropas auxiliares
de infantería ligera y de caballería integradas por no ciudadanos. Estaba formada por unos seis
mil soldados aproximadamente, agrupados en unidades tácticas menores:

I legio = X cohortes = XXX manipuli = LX centuriae.

Cada una estaba mandada por seis tribuni militum, que se turnaban en el mando y que tenían
a su cargo diez centurias, mandadas cada una por un centurio. La caballería legionaria se
dividía en turmae, o escuadrones mandados por un praefectus. A su vez el escuadrón estaba
organizado en decuriae, mandadas por un decurio. Los soldados de infantería ligera eran
sagittarii, funditores, exploratores, speculatores...La insignia de la legión era un águila de plata
o de oro. No había deshonra mayor que dejar que una de estas águilas cayera en manos del
enemigo.

Bajo el Principado el ejército queda dividido en dos:

1. El séquito del emperador: tiene sus cuarteles en Roma y además de proteger al emperador
protege a la ciudad. Estaba formado por:

•Las cohortes
pretorianas: eran una
especie de guardia
personal y constituían
la principal defensa de
la ciudad. Augusto creó
9. Tenían 1000
hombres y estaban
divididas en 3
manípulos y éstos a su
vez en 2 centurias.
Tenían un
acompañamiento
permanente de
caballería, que se
agrupaba en turmas.
• Las cohortes urbanas: Encargadas de los servicios públicos. No salen nunca a
campaña. Al principio eran tres.
• Las cohortes de vigiles: eran las de menos prestigio, se ocupaban de la vigilancia
nocturna y de la extinción de incendios. Estaban integradas por esclavos libertados,
que después de unos años de servicio adquirían la ciudadanía. Eran 7 cohortes.

2. El de campaña: dividido en legiones y auxilia.

3|Página
El ejército romano
Departamento de Latín IES Marqués de Santillana

La legión estaría formada por diez cohortes, de las cuales la primera tendría 1.105 infantes y
132 jinetes. Las restantes cohortes, divididas en 5 centurias cada una, tendrían 555 infantes
más 66 jinetes. Acompañaba a esta legión la artillería, formada por un carroballista por
centuria, del que se hacía cargo un contubernium, que era una escuadra de 10 hombres;
además cada cohorte llevaba un onager.

A partir de Augusto las legiones llevan, además de la numeración, un nombre que hace alusión
a diversas circunstancias, como el emperador que la creó (Augusta), el ser doble o resultado de
la fusión de dos (Legio VII Gemina), etc.

Los auxilia continúan divididos en cohortes, de las que unas son miliariae y otras
quingenariae. También hay unidades mixtas de caballería e infantería, las equitatae. Y,
finalmente, están las llamadas cohortes voluntariorum, integradas por esclavos cedidos al
emperador y luego liberados o bien por ciudadanos.

En el Imperio se crean, además, los numeri, que son tropas auxiliares procedentes de los
lugares menos romanizados.

El año 197 d.C., con Séptimo Severo el número total de legiones llega a 33, lo máximo que el
imperio tendría, y nacen la I Parthica, la II Parthica, y la III Parthica.

En ese año las legiones eran las siguientes:

I Adiutrix Pia Fidelis III Cyrenaica X Fretensis


I Italica III Gallicia X Gemina
I Flavia Minervia III Parthica XI Claudia Pia Fidelis
I Parthica IV Flavia Felix XII Fulminata
II Adiutrix Pia Fidelis IV Scythica XIII Gemina Pia Fidelis
II Augusta V Macedonica XIV Gemina Martia Victrix
II Parthica VI Ferrata XV Apollinaris
II Italica Pia VI Victrix XVI Flavia Firma
II Traiana Fortis VII Claudia Pia Fidelis XX Valeria Victrix
III Augusta Pia Fidelis VII Gemina XXII Primigenia Pia Fidelis
III Italica Concors VIII Augusta Mutinensis XXX Ulpia Victrix

Los emblemas Legiones y estandartes


Legión Emblema
Desconocido, pero puesto que era una unidad creada por César, la divisa pudo haber sido un
I Germanica
toro.
I Adiutrix Pia
El Capricornio, pero el caballo Pegaso también pudo haber sido utilizado.
Fidelis
I Italica El toro y el jabalí.
I Flavia Minervia La diosa Minerva, junto con el carnero.
I Parthica Desconocido.
I Macriana
Desconocido.
Liberatrix
Las divisas eran el Capricornio, el caballo con alas Pegaso y el dios de la guerra Marte. En el siglo
II Augusta
tercero solamente permanecía el Capricornio.
II Adiutrix Pia
El Capricornio y el caballo Pegaso.
Fidelix

4|Página
El ejército romano
Departamento de Latín IES Marqués de Santillana

II Traiana Fortis Hércules.


II Italica Pia Desconocido.
II Parthica Desconocido.
III Cyrenaica Desconocido.
III Gallica El toro.
III Augusta Pia
Probablemente el caballo Pegaso y también el Capricornio.
Fidelis
III Italica Concors La cigüeña.
III Parthica Desconocido.
IV Macedonica El león.
IV Scythia El Capricornio.
IV Flavia Felix El león.
Es la única legión de César conocida que no utilizó el toro como emblema. En su lugar, utilizó el
V Alaudae elefante después de sus hazañas heroicas contra estos animales durante la batalla de Thapsus,
África (45 a.C.).
El símbolo de esta legión era un toro. El águila también fue utilizada (por supuesto, todas las
V Macedonica legiones tenían estandartes del águila, pero la V Macedonica parece haber tenido una
predilección especial por el pájaro preferido de Júpiter).
VI Victrix Probablemente un toro.
Como casi todas las legiones de César, el emblema de esta legión era un toro. También utilizó un
VI Ferrata Fidelis
lobo con gemelos.
VII Macedonica /
Como casi todas las legiones de César, el emblema de esta legión era un toro. También utilizó el
VII Claudia Pia
león.
Fidelis
VII Hispana o
Galbiana / Desconocido.
VII Gemina
VIII Augusta
El toro.
Mutinensis
Desconocido, pero puesto que era una unidad creada por César, la divisa pudo haber sido un
IX Hispana
toro.
X Gemina Como casi todas las legiones de César, el emblema de esta legión era un toro.
Los emblemas de esta legión eran: el toro, el buque de guerra, el delfín y el jabalí. En el siglo
X Fretensis
tercero solamente el toro fue utilizado.
Puesto que esta legión fue constituida por César, el emblema de esta legión pudo haber sido un
XI Claudia Pia
toro, pero este símbolo no se encuentra en ninguna parte. En su lugar, los soldados llevaban
Fidelis
divisas del dios del mar Neptuno.
Como casi todas las legiones de César el emblema de esta legión debería ser un toro, pero este no
XII Fulminata
aparece en ningún sitio, en su lugar se representa un rayo.
XIII Gemina Pia
El león.
Fidelis
XIV Gemina Martia El Capricornio, en alguna ocasión aparece representada con el águila. A partir del siglo tercero
Victrix sólo el Capricornio.
XV Apollinaris El emblema de esta legión es desconocido, aunque pudo ser el dios Apolo.
XV Primigenia Desconocido.
XVI Gallica Probablemente el león.
XVI Flavia Firma El león.
XVII Desconocido.
XVIII Desconocido.
XIX Desconocido.
El jabalí. Utilizaron también el Capricornio en el primer siglo, aunque se ignora que otros
XX Valeria Victrix
utilizaron en los siglos segundo y tercero.

5|Página
El ejército romano
Departamento de Latín IES Marqués de Santillana

XXI Rapax El Capricornio.


XXII Deiotariana Desconocido.
XXII Primigenia Pia
Hércules y el Capricornio. En el siglo tercero sólo el Capricornio.
Fidelis
Los dioses Neptuno y Júpiter junto a Capricornio. Durante el reinado del emperador Gallienus
XXX Ulpia Victrix (253-268 d.C.) sólo quedó Neptuno, con el usurpador Victorinus sólo el Capricornio, y con
Carausius de Bretaña sólo Júpiter.
Guardia
El escorpión.
Pretoriana

Los cuadros anteriores han sido tomados de www.legionesromanas.com.

IV.- EL CAMPAMENTO Y LA MARCHA

1.- El campamento.
En la historia militar de los pueblos antiguos no existe nada parecido a la construcción de un
campamento cada día de marcha por parte del ejército romano. J. Chevalier lo ha definido
como "Rome en miniature, qui se déplace avec la troupe", ya que tiene un perfecto sentido del
orden, cohesión de los elementos que lo componen y respeto a la autoridad y a la norma.
Para montar el
campamento (castra), lo
primero es elegir el sitio,
adecuado para alojar a la
tropa: debe estar próximo
al agua, al forraje y a
praderas, y ser fácilmente
defendible.
Se actúa igual que
para la fundación de una
ciudad: el augur traza con
su bastón el
emplazamiento del campo,
se fortifica el campamento
con un foso (fossa); con la
tierra sacada se forma un
terraplén (agger), encima
del cual se coloca una
empalizada (vallum).
Entonces se construye el
campamento a partir de
dos líneas perpendiculares, llamadas decumanus y cardo. El perímetro suele ser rectangular.
En el punto de intersección de estas vías se coloca el praetorium, donde se levanta la tienda
del general. Detrás de él se coloca el quaestorium, o residencia del cuestor, que lleva la
contabilidad e intendencia de la tropa. A continuación, el forum.
Los jefes duermen en tiendas individuales, incluidos los centuriones. La tropa, en tiendas
colectivas (aproximadamente de diez hombres cada una). Estas tiendas (tentoria) son de piel,
de forma rectangular y con techo de doble vertiente.

6|Página
El ejército romano
Departamento de Latín IES Marqués de Santillana

Los campamentos pueden tener varias denominaciones, depende de la utilización que se vaya
a hacer de ellos: si la permanencia va a ser por un tiempo más largo del normal, se llaman
castra hiberna; si van a tener carácter permanente, se llaman castra stativa.
Alrededor de muchos de estos campamentos romanos fueron surgiendo aglomeraciones
urbanas que dieron lugar a muchas ciudades de la actual Europa.

2.- La marcha.
En cuanto a la
marcha, cuando el
ejército estaba en
movimiento, agmen,
acostumbraba a llevar los
bagajes de la legión en
medio para protegerlos
mejor. Había varios tipos
de formaciones para la
marcha:
. agmen pilatum, si no se
espera ataque de los
enemigos. En columna de
a seis.
. agmen quadratum, si se
espera ataque de los
enemigos. En columna
mucho más ancha.
. agmen expeditum,
usada por César, los
soldados iban libres de
equipaje, que va detrás, y
prestos a luchar.
. agmen munitum, usada por César, con más escolta de lo normal.

Si había que atravesar un río, se podía recurrir al vado, siempre que fuera posible, o a construir
puentes flotantes (barcas ancladas...) o con apoyo fijo (con grandes tablones, más adecuado
para el paso de ganado y carros).

Levantamiento de un campamento
"Levantaban el campamento de la siguiente manera: cuando dan el primer toque de
trompeta, desmontan las tiendas y todos lían el equipaje. Más a nadie es lícito montar ni
desmontar la tienda antes que esto se haya hecho con las del cónsul y con las de los tribunos.
Cuando suena el segundo toque, colocan el equipaje sobre los animales de carga. Al tercer
toque de trompeta, los primeros han de iniciar la marcha y todo el campamento ha de
moverse."
Polibio, Historias, 6, 40, 1-3

V.- EL ASEDIO Y LAS MÁQUINAS DE GUERRA

Las ciudades que no podían ser conquistadas por medio de un rápido ataque, eran sometidas a
un asedio, táctica en la que los romanos fueron expertos.

7|Página
El ejército romano
Departamento de Latín IES Marqués de Santillana

En primer lugar se hacía un foso y unos parapetos rodeando toda la ciudad. Si se sospechaba
que la ciudad asediada podía recibir ayuda del exterior, se repetía la circunvalación y el ejército
atacante se situaba entre ambas fortificaciones.
A continuación se inundaban los fosos o bien se clavaban estacas y palos afilados en ellos, para
impedir que el enemigo pudiera cruzarlos.
Además, se construía un terraplén de la misma altura de las murallas de la ciudad, y desde allí
se disparaban proyectiles con ballestas y catapultas.
Los atacantes se protegían con vineae o plutei, una especie de barracas móviles cubiertas, o
con la testudo, formación compacta de soldados con los escudos juntos encima de sus cabezas.
Cuando se acercaban a las murallas, las golpeaban con un aries, tronco de árbol en cuya punta
había una bola o una cabeza de carnero de hierro. Los arietes servían para abrir una brecha en
la muralla, y su fuerza de choque era proporcional al número de hombres que lo empujaban.
Otra manera de acercarse a la ciudad era mediante turres móviles más altas que sus muros,
cubiertas de pieles y ropas mojadas para evitar su incendio por parte de los defensores.

VI. ARMAS Y ARMADURAS.

Armadura corporal:
Existían tres tipos de
armadura corporal: de
malla, de escamas, y de
placas. Algunas de
estas medían más de 4
cm. de longitud y 1
mm. de grosor. Se
solapaban de tal
manera que la
armadura tenía en
todos sus puntos un
grosor de dos escamas.

Las armas: El escudo


(scutum) estaba hecho
con tiras de madera
encoladas (como un
contrachapado de tres
capas) y recubiertas de
cuero o fieltro. Medía
aproximadamente un
metro y pesaba unos
seis kilos.

La daga era un arma


corta, con hoja
puntiaguda de unos 25
centímetros de longitud. Se llevaba en vaina de madera, condecoraciones de bronce. Otra
arma era la espada, de borde recto y unos 40-50 cm de longitud de hoja, era guardada en una
vaina, con dos centuriones y un faldellín con tiras de cuero que colgaba por delante. Y por

8|Página
El ejército romano
Departamento de Latín IES Marqués de Santillana

último nos encontramos con la jabalina pesada que junto con la espada corta formaba una
combinación perfecta. La jabalina era un arma eficaz ya que ningún ejército podía mantener su
empuje y su formación bajo una lluvia de jabalinas.

VII.- LA VIDA DEL SOLDADO

El servicio militar en la infantería duraba veinte años. A partir del s. IV a.C., el soldado romano
empezó a recibir por su trabajo una paga, stipendium, de la que se le descontaba la comida y el
vestido; participaba en el reparto del botín, praeda, y se le concedían recompensas, donativa,
que llegaron a constituir una obligación para el general si quería tener contentos a los
soldados.
La comida del soldado romano consistía normalmente en pan, para cuya elaboración se le
entregaban unos 25 kg. de trigo al mes. Además comía carne y queso. Bebía vino, pero
generalmente se conformaba con una bebida a base de agua y vinagre que ayudaba a quitar la
sed.

En el ejército la disciplina era férrea. Los


castigos más severos estaban destinados
a los desertores y a los cobardes. Si una
legión se retiraba ante el enemigo, era
diezmada, es decir, se daba muerte a
uno de cada diez soldados. Los culpables
de una falta grave eran destinados a
morir golpeados por sus propios
compañeros. Las sanciones leves
consistían en multas o en la obligación
de pasar la noche fuera del recinto del
campamento, o bien en recibir cebada
en vez del trigo habitual.

1.- Recompensas: el triumphus.


Para los actos de valor había
muchos tipos de condecoraciones:
coronas, brazaletes, collares...
Pero el mayor honor que el
Senado podía conceder a un general
victorioso era el triumphus, el triunfo.
Consiste en una ceremonia en que el
general recoge a su ejército victorioso,
que entra en la ciudad en fiestas desde el Campo de Marte. El desfile va encabezado por
trompeteros, seguidos de los carros con el botín; a continuación, unos tocadores de flauta
preceden a la víctima del sacrificio, un toro blanco adornado con ínfulas; detrás van los
sacerdotes. A continuación desfilan los estandartes de los enemigos y prisioneros
encadenados. Por último, el general triunfador, coronado de laurel, con un manto púrpura y
un cetro de marfil, desfila en un carro tirado por cuatro caballos blancos. Le acompañan sus
hijos más jóvenes y un esclavo que sostiene en su cabeza una corona de oro, recordándole
constantemente que es mortal. Detrás de él van sus hijos mayores, con legados, tribunos y
caballeros; portadores de pancartas que indican sus victorias y los soldados de las legiones,

9|Página
El ejército romano
Departamento de Latín IES Marqués de Santillana

que van cantando himnos de alabanza o canciones de burla. Al llegar al Capitolio, se realiza un
sacrificio a Júpiter y se le ofrece la corona de la victoria.
La mayor recompensa militar después del triunfo es la ovatio, en la que se realiza una
ceremonia parecida al triumphus, pero de menor rango, y se sacrifica una oveja.

VII.- LA FLOTA

Roma no se preocupó por el dominio del mar hasta su enfrentamiento con los
cartagineses, potencia marítima que poseía la mayor flota del Mediterráneo occidental. A
partir de entonces, los romanos empezaron a construir barcos de guerra.
En época de Augusto había dos flotas romanas (classis) que tenían sus bases en
Miseno y en Rávena, mandadas cada una por un praefectus classis. Estaban formadas por
barcos con varias filas de remos. Los tipos de barco de guerra más corrientes eran la
quinqueremis, la triremis o la liburna.

10 | P á g i n a