Está en la página 1de 4

) Jornada máxima de prácticas

La jornada máxima de los practicantes preprofesionales es 6 horas diarias ó 30 horas
semanales (Artículo 44º inciso 1 de la Ley 28518); excepto para los internos de medicina que
realizan prácticas en los centros de salud del Estado quienes deben cumplir una jornada
máxima de 6 horas diarias, 36 horas semanales o 150 horas mensuales, incluyendo las guardias
nocturnas (Artículo 3º del Decreto Supremo 003-2008-TR). Tratándose de los practicantes
profesionales la jornada máxima es 8 horas diarias ó 48 horas semanales (Artículo 44º inciso 2
de la Ley 28518).

Esto significa que los practicantes no pueden ser obligados a excederse de la jornada máxima,
por lo cual las horas extras no les son exigibles ni aplicables. ¿Y qué ocurre si a pesar de esto se
obliga al practicante a exceder la jornada máxima y efectuar de este modo horas extras?, el
Artículo 1º del Decreto Supremo 003-2008-TR señala que se estaría produciendo un supuesto
de fraude a la ley que desnaturaliza la formación y con ello la relación se tornaría laboral, es
decir que se estaría revelando que no es un practicante sino un trabajador. Esto no presenta
problema cuando las prácticas se realizan para una empresa o empleador de la actividad
privada, pero en los casos de las entidades del Estado sujetas al régimen laboral público esta
desnaturalización no es posible aplicar.

b) Pago de una subvención mensual

Aún cuando se trate de prácticas, el estudiante o egresado presta un servicio y ello tiene como
contraprestación el pago de una subvención económica cuyo monto será pactado con la
entidad o empresa (Artículo 42º inciso 3 de la Ley 28518). Esta subvención no puede ser menor
que la Remuneración Mínima Vital si las prácticas son por la jornada máxima, y si la jornada es
menor la subvención debe ser proporcional. Por ejemplo: si Teresa realiza prácticas
preprofesionales por 6 horas diarias o 30 semanales deberá percibir este mes una subvención
no menor de S/. 750.00 Nuevos Soles porque esa es la Remuneración Mínima Vital vigente, en
cambio si Rigoberto realiza sus prácticas preprofesionales en la misma empresa pero sólo por
3 horas diarias ó 15 semanales (es decir la mitad de la jornada máxima para esa modalidad
formativa) tendrá derecho a que este mes le abonen una subvención no menor de S/. 375.50
Nuevos Soles (que viene a ser la mitad de la Remuneración Mínima Vital Vigente).

Debe tenerse presente entonces que puede pactarse que la subvención sea mayor, pero nunca
puede ser menor. ¿Pero qué sucede si la jornada laboral del centro de prácticas es menor
que la jornada máxima que la ley señala para los practicantes?. En este caso poco frecuente
(por no decir improbable) el Artículo 33º del Reglamento de la Ley 28518 (Decreto Supremo
007-2005-TR) establece que la subvención económica no deberá ser menor que la
Remuneración Mínima Vital. Por ejemplo: en la empresa Consultora Contable Vargas &
Asociados la jornada laboral es de 6 horas diarias y 36 horas semanales (de Lunes a Sábado de
2 de la tarde hasta las 8 de la noche) y contratan un practicante profesional cuya jornada
máxima según la Ley 28518 es 8 horas diarias o 48 horas semanales; en este supuesto resulta
que la jornada máxima legal del practicante jamás podrá ser cumplida porque la jornada
laboral del centro de prácticas es menor, por lo cual el Decreto Supremo 007-2005-TR
establece que deberá pagarse una subvención económica no menor que la Remuneración
Mínima Vital como si el practicante hubiera cumplido la jornada máxima legal.

c) Descanso semanal y feriados no laborables

La norma también ordena que el descanso semanal y los feriados no laborables sean
debidamente subvencionados (Artículo 42º inciso 4 de la Ley 28518). Quiere decir que si en el
mes hay uno o más feriados no puede la empresa o entidad descontar de la subvención
económica el valor de ese día descansado. Pero la Ley no señala qué sucede si el practicante es
obligado a desarrollar sus prácticas en días feriados o en los días que le toca descanso
semanal. Creemos que también debe ser considerado un fraude a la ley que desnaturaliza la
modalidad formativa y que determina que el vínculo es laboral, al igual que lo que ocurre
cuando se obliga al practicante a hacer horas extras, pero esto deberá establecerlo la
jurisprudencia o debería ser precisado por el Ministerio de Trabajo modificando al Decreto
Supremo 003-2008-TR o al Decreto Supremo 007-2005.

d) Descanso anual subvencionado

Al igual que lo que ocurre con las vacaciones anuales de los trabajadores, los practicantes
también tienen derecho a descansar luego de un año continuado de servicios. La Ley 28518
señala que deberá otorgarse al practicante 15 días de descanso subvencionado si el período de
prácticas dura más de 12 meses (Artículo 42º inciso 5 de la Ley 28518).

Aquí hay que ser cuidadosos pues esta norma tampoco debe ser interpretada literalmente,
sino llegaríamos al absurdo de considerar que no se aplica a las prácticas profesionales (cuya
duración máxima es un año, con lo cual no va a durar más de 12 meses) y a un absurdo aún
mayor tratándose de las prácticas preprofesionales pues si se realizaran durante 2, 3, 4 ó 5
años (es decir mientras le tome al practicante culminar sus estudios) la empresa o entidad sólo
estaría obligada a otorgarle al practicante un único descanso de 15 días durante todo ese
período.

Lo que la norma quiere decir es que si se cumple un año de prácticas el practicante tendrá
derecho a que le subvencionen 15 días de descanso y que ello se repetirá por cada nuevo año
cumplido. Eso queda claro cuando el Artículo 32º del Reglamento de la Ley 28518 (Decreto
Supremo 007-2005-TR) establece que este descanso anual deberá ser otorgado dentro de los
12 meses siguientes a haberse adquirido el beneficio y que si el practicante culmina su
convenio habiendo cumplido 12 meses se le abonará la correspondiente subvención
económica. Esta norma reglamentaria nos permite determinar que los practicantes
profesionales (cuyas prácticas máximas son 12 meses) tienen derecho al pago de la subvención
de 15 días de descanso anual, y que los practicantes preprofesionales tienen derecho a este
descanso subvencionado por cada año cumplido de prácticas. Otra consecuencia del
Reglamento es que no existe derecho a pago de descanso trunco, es decir que si el practicante
cesa antes del año no le corresponde pago de la subvención por descanso porque ésta se paga
sólo por cada año completo de prácticas.

e) Pago de media subvención mensual por cada seis meses

En lo que viene a ser una especie de CTS diseñada para practicantes la norma establece que
por cada 6 meses de duración de las prácticas deberá otorgarse al practicante media
subvención económica mensual (Artículo 42º inciso 6 de la Ley 28518) con lo cual resulta que
al año percibe una subvención económica completa. Por ejemplo: cuando Raúl cumpla 6
meses de práctica no sólo le corresponderá su pago mensual por las prácticas que desarrolló
sino que también recibirá media subvención adicional, por lo que en ese mes recibirá una
subvención y media; igual ocurrirá cuando cumpla 12 meses y 18 meses y 24 meses, y así
sucesivamente. El Reglamento (Decreto Supremo 007-2005-TR) señala en su Artículo 34º que
este pago adicional debe hacerse a más tardar a los 15 días de haberse cumplido los 6 meses
de práctica.

f) Seguro de enfermedades y accidentes

Mientras duren las prácticas debe la empresa o entidad garantizar al practicante la cobertura
de enfermedades y accidentes que pudieren ocurrirle (Artículo 42º inciso 7 de la Ley 28518).
Esta cobertura debe ser hasta un máximo de 14 subvenciones mensuales para el caso de
enfermedades y de 30 subvenciones mensuales para el caso de accidentes y dependiendo de
la elección de la empresa o entidad, estará a cargo de ESSALUD o de un seguro privado.

g) Afiliación opcional a un sistema pensionario

El practicante puede optar voluntariamente por afiliarse a un sistema pensionario o por
aportar al mismo (si ya está afiliado), sin que ello signifique que tenga una relación laboral. En
este caso, señala el Artículo 47º de la Ley 28518, se descontará su aportación de la subvención
económica mensual.

h) Certificado de Prácticas

Según el Artículo 42º inciso 8 de la Ley 28518 al término de las prácticas debe extendérsele al
practicante una Certificado que indique las capacidades adquiridas y verificadas en el
desempeño efectivo de las labores que desarrolló el practicante. Esto es de suma importancia
porque el Certificado constituye la prueba de que el estudiante o egresado ha cumplido con
efectuar las prácticas que requiere su centro de estudios para otorgarle la certificación o el
grado académico correspondiente.

i) Liquidación de beneficios

Al igual que ocurre con los trabajadores, es posible que al término de las prácticas se le adeude
al practicante un conjunto de beneficios, incluyendo los que no estén recogidos en la ley pero
hayan sido pactados. Es por ello que el Artículo 39º del Decreto Supremo 007-2005-TR dispone
que estos adeudos deben ser cancelados dentro de las 48 horas de haberse culminado las
prácticas. Pongamos un ejemplo: Oliver ha cesado por haber cumplido un año de prácticas
profesionales (plazo máximo según la ley), entonces dentro de las 48 horas deberá liquidársele
sus beneficios que por lo menos serían dos: la subvención económica de 15 días de descanso
anual y la media subvención por haber cumplido 6 meses más de prácticas (asumiendo que ya
le pagaron media subvención cuando cumplió los primeros 6 meses); si Oliver recibía una
subvención de S/. 1,000.00 Nuevos Soles mensuales, tendríamos entonces que su liquidación
sería S/. 1,500.00 Nuevos Soles.

Estos son, en esencia, los derechos que corresponden a los practicantes, y esperamos haber
contribuido a su conocimiento y comprensión.