Está en la página 1de 9

¿Quién lo construyó?

Hace muchísimos años, Sir

Isaac Newton construyó una maqueta a escala del Sistema Solar. En su centro tenía una gruesa esfera dorada que representaba el sol, y a su alrededor giraban

otras esferas más pequeñas

en el extremo de varillas de diversa longitud, las cuales representaban los diferentes planetas entonces conocidos. Un dispositivo

formado por ruedas

dentadas y correas de transmisión los hacía girar perfectamente sincronizados alrededor del sol.

formado por ruedas dentadas y correas de transmisión los hacía girar perfectamente sincronizados alrededor del sol.
Cierto día, mientras Newton se encontraba estudiando el modelo, lo visitó un amigo. Maravillado por

Cierto día, mientras Newton se encontraba estudiando el modelo, lo visitó un amigo. Maravillado por tan

genial mecanismo, mientras

observaba cómo el científico los

hacía avanzar en sus órbitas, exclamó:

¡Pero qué belleza! ¿Quién te lo construyó?

Nadie repuso Newton sin

levantar la mirada. ¿Cómo que nadie? preguntó el amigo. ¡Eso mismo! ¡Nadie! Todas estas ruedas, correas y mecanismos se juntaron por azar, y como por arte

de magia comenzaron a girar en su

órbita a la velocidad precisa.

¿Cómo llegó a existir el universo y todo lo que hay en él? ¿Es el resultado de un proceso desencadenado por algún hecho inexplicable, o fue obra de un diseñador inteligente?

En círculos ateos y materialistas, las dos principales teorías científicas sobre nuestros orígenes son la del Big Bang o de la gran explosión, que propone un modelo del desarrollo del universo, y el evolucionismo, que pretende explicar el origen de la vida. Ninguna de esas dos teorías puede confirmarse mediante experimentos observables y repetibles, como tampoco es posible probar científicamente la creencia de que todo fue creado por

Dios. Así pues, aceptar una u otra

explicación es cuestión de fe. Cada cual escoge qué y a quién creer. Sin embargo, cada vez salen a la luz más pruebas de que el universo y todo lo que contiene son obra de un diseñador inteligente y no fruto del

azar. Lo cierto es que la teoría del Big

Bang y el evolucionismo no son tan convincentes ni se basan tanto en hechos como afirman sus defensores.

teoría del Big Bang y el evolucionismo no son tan convincentes ni se basan tanto en

La esencia de la teoría de la evolución es la suposición de que de algún modo la vida surgió de lo inanimado por

azar; que «por pura ‘casualidad’ las

lo inanimado por azar; que «por pura ‘casualidad’ las sustancias químicas precisas se encontraban en el
lo inanimado por azar; que «por pura ‘casualidad’ las sustancias químicas precisas se encontraban en el

sustancias químicas precisas se encontraban en el lugar indicado, debidamente dispuestas, en el momento oportuno y en

condiciones óptimas, y

que mediante un misterioso proceso electroquímico PUF, ¡se originó la vida por sí sola!» No obstante, y tal como afirmó Edwin

Conklin, profesor de

biología de la universidad de Princetown: «La probabilidad de que la vida se haya originado por casualidad es tan inverosímil como

suponer que un gran diccionario

resultase de una explosión en una imprenta».

¡Nunca se ha sabido ni ha llegado a comprobarse que un perro se convirtiese en gato, ni un gato en perro! ¡Hay toda clase de perros y gatos, mas no existen perros-gato ni gatos- perro!

Este hecho perturbó al propio Darwin, que se hizo la

siguiente pregunta: «Si es cierto que todas las especies han descendido de otras a través de una sutil gradación, ¿cómo es que no vemos por todas partes innumerables formas de transición? ¿Por qué no se halla la naturaleza entera en estado de confusión, en lugar de estar las especies bien definidas tal como las vemos?»

El evolucionismo sostiene que toda la Creación evoluciona permanentemente hacia formas más complejas.

Esta suposición, sin

embargo, está en franca oposición a una ley de la física que ha sido demostrada y aceptada universalmente, la

segunda ley de la

termodinámica, que dice:

«Todo proceso (que no esté sometido a ninguna influencia exterior) tiende hacia un estado de mayor desorden, desorganización

y desarreglo, y de menor

complejidad».

influencia exterior) tiende hacia un estado de mayor desorden, desorganización y desarreglo, y de menor complejidad».

En Teología natural (1802), el teólogo y filósofo inglés William Paley (17431805) comparó el

origen del universo con el de un

reloj: «Al inspeccionar un reloj, percibimos que sus diversos componentes se juntaron y encajaron con un propósito. La inferencia que hacemos es

automática: que el reloj

necesariamente tuvo un fabricante. Asimismo, el universo necesariamente tuvo un diseñador. Ese diseñador necesariamente fue una persona. Esa persona fue Dios»

Dicho de otro modo, la existencia de un Creador invisible se manifiesta o se hace patente por medio del prodigioso mundo que ha creado - Su creación - , las cosas que podemos ver. Las pruebas más

contundentes de la existencia del

Creador son los prodigios mismos que ha creado.

cosas que podemos ver. Las pruebas más contundentes de la existencia del Creador son los prodigios
El mar, el cielo, las montañas, los valles, los árboles, las flores. Todo ello nos

El mar, el cielo, las montañas, los valles, los árboles, las flores.

Todo ello nos dice algo. Cuando

contemplas el cielo en una noche estrellada y observas los planetas, los astros y las maravillas del cosmos, ¿no te hace sentir que todo tiene algún propósito, algún sentido? ¿No te

da la impresión de que es como

si todo tuviera algún significado,

como si nos dijera algo? Pues bien, en efecto, así es. Todo ello clama: «¡Observen! ¡Claro que Dios existe! ¡Miren las

maravillas que ha hecho!»

Toda la creación divina no solo atestigua permanentemente de la existencia de Dios, sino también de Su amor y desvelo por nosotros al darnos un mundo tan hermoso por morada.

Image Credits:

Page 1 - Vectorolie / FreeDigitalPhotos.net Page 4 Public domain clipart/Microsoft Clipart Page 6 Art by Zeb; featured on imgarcade.com

All other art by Phillip Martin; www.phillipmartin.info. Used under CC license. Text © TFI.

Historias, videos, actividades y paginas para pintar para niños www.freekidstories.org

CC license. Text © TFI. Historias, videos, actividades y paginas para pintar para niños – www.freekidstories.org