Está en la página 1de 1

Domingo 2 de Abril del 2006. -

Texto: Sal. 63: 1-8 Tema: "Buscando a Dios en medio del desierto" Introducción: Cuando tenemos conciencia de la existencia de Dios y su poder y su omnipresencia, debemos estar dispuestos a buscarle en todo tiempo no importando las circunstancias, porque la convicción que dentro de nosotros debe de fortalecernos. Veamos lo que el rey David hacía.

I Reconocía que era su Dios. (1)

a)

Por eso lo buscaría de madrugada (temprano)

b)

Su alma estaba sedienta de Dios. Ver sal. 42: 2, 3)

1 Jesús dijo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. Jn. 7:

37b, 8 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.

2 Is. 55: 1 A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid comprad y comed, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche.

c)

Su carne también le anhelaba. (lo que es difícil para el cristiano es someter este cuerpo a buscar a Dios)

II ¿En qué tiempo buscaría a Dios y lo anhelaba?

a)

En tierra árida y seca donde no hay aguas.

1 Esto representa: el desierto, lugares áridos, tiempos de sequedad espiritual y hay ausencia de Dios.

2 David huía de Saúl en el desierto de Judá llamado también desierto de Zif.

3 Tiempos en los cuales por momentos está arriba, otras veces está abajo; unas veces todo le sale bien, otras veces no; momentos que llora ante la presencia de Dios porque hay unción, otras veces no, es insensible; unas veces su fe está muy elevada, otras veces flaquea.

b)

En cuanto a su vida física.

1 Unas veces está tan lleno de salud que se goza en sí mismo, otras veces está enfermo.

2 Unas veces esta con bendiciones y provisiones, otras veces no tiene ni para el gas del carro, o la leche del niño.

3 Pero aun con todo debe de buscar a Dios, no sabemos a causa de que está en este desierto.

Por nuestra culpa (pecado)

Por prueba de su fe (voluntad permisiva de Dios) como en el caso de Job, de Pablo que tenía un aguijón que le abofeteaba. 2ª. Cor. 12: 7.

Por acción de Satanás. Allí tenemos autoridad para reprenderlo.

III ¿Qué se logra con buscar y anhelar a Dios?

a) David decía: Para ver tu poder y tu gloria.

1 El poder de Dios y su gloria solo se ve cuando se le busca en medio de cualquier circunstancia. 2ª. Cor. 12: 8, 9. Ver Sal. 27: 4 Una cosa he demandado a Jehová, esta buscaré

2 Eliseo da Instrucciones a Josafat para que hiciera muchos estanques cuando sus ejercitos ya no tenían agua. 1º. Rey. 3: 9-20. Creyeron (fe) Actuaron (hicieron estanques) sacrificaron a Jehová (buscarle, adorarle) llega la respuesta

b) David continua con la alabanza a Dios.

1 Tu misericordia es mejor que la vida.

2 Te alabaré y te bendeciré en mi vida.

3 Alzaré mis manos en tu nombre.

4 Comentar hasta el versículo 8.

c) Que bueno tener esa convicción de David

1 Hoy el hombre recurre a muchos medios ilícitos cuando se halla en dificultades.

* Va a los brujos, a los astrólogos, adivinos, ídolos etc.

Pero el cree en el Dios de David, lo debe de buscar en toda circunstancia y lo hallará.

Habacuc dijo: aunque la higuera no florezca, ni en las

vides haya frutos, aunque falte el

Hab.3: 17-19

2 David anunció a Jesús en el Salmo 22, es por eso que ahora

se busca a Dios a través de Jesús, porque es el único mediador entre Dios y los hombres. Ven a Jesús.

Conclusión: quizá en este tiempo no lleguemos literalmente a estar en un desierto como David, pero podemos llegar a circunstancias que tipifican un desierto espiritual, momentos en el cual no hallamos que hacer, pero recordemos que tenemos a un Dios que escucha nuestras peticiones cuando le buscamos. Tu amigo el desierto más grande en que tu te encuentras actualmente es en el desierto del mundo de pecado, pero ven a Jesús el abrirá fuentes de agua viva que te lleven a la vida eterna.

Pastor: Fredy H. Solano