Está en la página 1de 16

30

Cap´ıtulo 3

Congruencias

3.1. Clases residuales

En su obra Disquisitiones Arithmeticae, publicada en el a˜no 1801, Gauss in- trodujo en las Matem´aticas el concepto de congruencia.

Supongamos que a, b y m > 0 son n´umeros enteros. Diremos que a y b son

congruentes m´odulo m si m | a b y designaremos esta situaci´on mediante el s´ımbolo

a b

La congruencia es una relaci´on de equivalencia puesto que verifica las propiedades reflexiva, sim´etrica y transitiva. Por lo tanto podemos agrupar a los enteros en fa- milias disjuntas de manera que dos n´umeros son congruentes m´odulo m si y s´olo si est´an en la misma. Estas familias se denominan clases residuales m´odulo m, y se designa por Z m al conjunto formado por ellas.

(m´od m).

De la definici´on anterior se deducen inmediatamente las siguientes propiedades.

Proposici´on 3.1.1. Si a b (m´od m) y c d (m´od m), entonces

i)

a + b

c + d

(m´od m).

ii)

ka kb

(m´od m) para todo entero k Z.

iii)

ac bd

(m´od

m).

iv)

a n b n

(m´od

m)

v)

f (a) f (b)

(m´od m) para todo polinomio f con coeficientes enteros.

Los enteros 0, 1,

, m1 est´an en clases residuales distintas. Como todo entero

de la forma n = mc+r con 0 r m1, resulta

n puede escribirse de manera unica´

31

32

´

CAP ITULO 3. CONGRUENCIAS

, m 1. En

particular existen exactamente m clases residuales m´odulo m y cualquier conjunto de enteros incongruentes m´odulo m constituyen un sistema residual completo.

El conjunto Z m , m 2, dotado de las operaciones suma y producto emanadas de la proposici´on anterior es un anillo conmutativo cuyo elemento neutro aditivo, clase 0, es 0 = (m) = mZ y cuya unidad multiplicativa es 1 + (m).

que todo entero es congruente m´odulo m con uno de los enteros 0, 1,

Proposici´on 3.1.2. Si {a 1 , entonces el conjunto {ka 1 ,

, a m } es un sistema residual completo y (k, m) = 1, , ka m } tambi´en es un sistema residual completo.

Demostraci´on. Si ka i ka j

primos entre s´ı, m | ( a i a j ). Es decir, los ka i son incongruentes entre s´ı m´odulo m

y por lo tanto forman un sistema residual completo.

(m´od m) entonces m | k(a i a j ). Pero al ser k y m

m | k ( a i − a j ). Pero al ser k y m

De una manera an´aloga podemos definir un sistema residual reducido como todo conjunto de φ(m) residuos incongruentes m´odulo m, cada uno de ellos primo con m. De manera similar se demuestra la siguiente proposici´on.

Proposici´on 3.1.3. Si {a 1 , entonces el conjunto {ka 1 ,

, a φ(m) } es un sistema residual reducido y (k, m) = 1, , ka m } tambi´en es un sistema residual reducido.

Se designa por Z m al conjunto de las clases residuales primas con m. Es f´acil ver que constituyen un grupo multiplicativo de orden φ(m).

3.2. Congruencias lineales

En esta secci´on intentaremos resolver la ecuaci´on en congruencias m´as sencilla de todas: la congruencia lineal.

Teorema 3.2.1. Si (a, m) = 1, la congruencia ax b (m´od m) tiene exactamente una soluci´on m´odulo m.

Demostraci´on. Por la proposici´on 3.1.2, el conjunto {a, 2a,

residual completo. En particular uno y s´olo uno de los residuos ser´a congruente con

b m´odulo m.

, ma} es un sistema

ser´a congruente con b m´odulo m . , ma } es un sistema Lema 3.2.2. Si

Lema 3.2.2. Si ac bc

(m´od m) y d = (m, c), entonces a b

(m´od m/d).

Demostraci´on. Como m | c(b a), entonces (m/d) | (c/d)(a b). Pero como

(m/d, c/d) = 1, entonces (m/d) | a b.

c ( b − a ), entonces ( m/d ) | ( c/d )( a −

3.2.

CONGRUENCIAS LINEALES

33

Teorema 3.2.3. Supongamos que (a, m) = d. Si d b la congruencia

ax b

(m´od m)

no tiene soluciones, mientras que si d | b la congruencia tiene exactamente d solu- ciones m´odulo m que vienen dadas por

x 1 , x 1 + m 1 ,

, x 1 + (d 1)m 1 ,

donde x 1 es la soluci´on de la congruencia a 1 x b 1

(m´od m 1 ) y a 1 = a d ,

b 1 = b

d .

Demostraci´on. Si la congruencia tiene alguna soluci´on entonces, como d | a y d | b, necesariamente tendr´ıa que dividir a b.

Cualquier soluci´on x de ax b (m´od b) debe serlo tambi´en de a 1 x b 1

(m´od m 1 ). Pero como (a 1 , m 1 ) = 1 la soluci´on x 1 es unica´ m´odulo m 1 . Sin embargo la clase residual m´odulo m 1 a la que pertenece x 1 consta de d clases residuales distintas

, x 1 +

(d 1)m 1 . Por lo tanto la congruencia ax b (m´od m) tiene exactamente d

soluciones distintas.

m´odulo m, es decir, las clases a las que pertenecen los n´umeros x 1 , x 1 +m 1 ,

que pertenecen los n´umeros x 1 , x 1 + m 1 , Hemos visto que

Hemos visto que las congruencias lineales se reducen a resolver congruencias donde el m´odulo y el coeficiente de la x son primos entre s´ı.

La manera m´as econ´omica de resolver esta ecuaci´on consiste en resolver primero la ecuaci´on ax 1 (m´od m) utilizando el algoritmo de Euclides y multiplicar dicha soluci´on por b.

Ejemplo: Resolver la ecuaci´on 51x 27 (m´od 123).

Observemos primero que (51, 123) = 3 y que 3 divide a 27. Luego esta con- gruencia tendr´a exactamente 3 soluciones que ser´an x 1 , x 1 + 41, x 1 + 82 donde x 1 es la soluci´on de la congruencia 17x 9 (m´od 41). Para resolver esta congruencia resolvemos primero la congruencia 17x 1 (m´od 41) con el algoritmo de Euclides:

41

=

2 · 17 + 7

17

=

2 · 7 + 3

7

=

2 · 3 + 1

Yendo hacia atr´as tenemos que 1 = 7 2 · 3 = 7 2(17 2 · 7) = 5 · 7 2 · 17

5(41 2 · 17) 2 · 17 = 5 · 41 12 · 17. Es

tanto 17 · (12 · 9) 9

=

(m´od 41) y por lo

decir, 17 · (12) 1

(m´od 41).

Luego x 1

≡ −108 15

original son 15, 56 y 97.

(m´od 41), y las tres soluciones de la congruencia

34

´

CAP ITULO 3. CONGRUENCIAS

Teorema 3.2.4 (Euler-Fermat). Si (a, m) = 1, entonces a φ(m) 1

(m´od m).

Demostraci´on. Sea r 1 ,

, r φ(m) un sistema residual reducido m´odulo m. Entonces,

por la proposici´on 3.1.3, ar 1 , · · · , ar φ(m) es tambi´en un sistema residual reducido m´odulo m. Los productos de todos los elementos en cada sistema tienen que coincidir

m´odulo m,

r 1 ··· r φ(m) a φ(m) r 1 ··· r φ(m)

(m´od m)

y como r 1 ··· r φ(m) es primo con m, podemos cancelarlo (ver lema 3.2.2) para obtener

a φ(m) 1

(m´od m).

3.2.2) para obtener a φ ( m ) ≡ 1 (m´od m ). Teorema 3.2.5 (Fermat)

Teorema 3.2.5 (Fermat). Para todo primo p y para todo entero a tal que (a, p) = 1, se verifica la congruencia a p1 1 (m´od p).

Demostraci´on. Basta con observar que φ(p) = p 1.

Basta con observar que φ ( p ) = p − 1. El teorema de Euler-Fermat

El teorema de Euler-Fermat nos proporciona una soluci´on expl´ıcita de la con- gruencia ax b (m´od m) cuando (a, m) = 1. Esta es x = ba φ(m)1 .

(m´od 41). Para calcular

17 39

En el ejemplo anterior tendr´ıamos que x 1 9 · 17 39 (m´od 41) calculamos

17

17

17

17

17

17

2 0

2 1

2 2

2 3

2 4

2 5

17

(m´od 41)

2

(m´od 41)

4

(m´od 41)

16

(m´od 41)

10

(m´od 41)

18

(m´od 41)

y como 39 = 2 5 + 2 2 + 2 1 + 2 0 entonces 17 39 18 · 4 · 2 · 17 29

x 1 29 · 9 15

(m´od 41). Luego

(m´od 41) y a partir de aqu´ı se procede como antes.

3.3. Congruencias polin´omicas. Teorema de La- grange

El estudio de congruencias polin´omicas de grado superior resulta m´as compli-

´

cado. Unicamente para las congruencias de grado 2 existe un m´etodo razonable (que

se ver´a en el siguiente cap´ıtulo) para decidir cu´ando tienen soluci´on.

Cuando el m´odulo es primo tenemos, sin embargo, el siguiente teorema.

´

3.3. CONGRUENCIAS POLIN OMICAS. TEOREMA DE LAGRANGE

35

Teorema 3.3.1 (Lagrange). Dado un primo p, sea f (x) = c 0 + c 1 x + ··· + c n x n un polinomio de grado n con coeficientes enteros tal que p c n . Entonces la congruencia

polin´omica f (x) 0

(m´od p) tiene, a lo m´as, n soluciones.

Demostraci´on. Vamos a proceder por inducci´on sobre el grado del polinomio.

El caso n = 1 ha sido estudiado anteriormente. La congruencia c 0 + c 1 x 0 (m´od p) tiene una soluci´on si (c 1 , p) = 1.

Hagamos la hip´otesis de que el teorema es cierto para n1: si x 1 es una soluci´on de c 0 + ··· + c n x n 0 (m´od p), la ecuaci´on c 1 (x x 1 ) + ··· + c n (x n x n ) 0 (m´od p) debe ser verificada por cualquier otra soluci´on.

1

Es decir, existen enteros a 2 , a 3 ,

, a n tales que

(x x 1 )(c n x n1 + a 2 x n2 + ··· + a n ) 0

(m´od p)

debe ser satisfecha por todas las soluciones de nuestra ecuaci´on.

Como p es primo, las soluciones distintas de x 1 deben serlo tambi´en de c n x n1 + a 2 x n2 + ··· + a n 0 (m´od p) y, por hip´otesis de inducci´on, existen, a lo sumo, n 1 soluciones de esta ecuaci´on, lo cual completa la demostraci´on del teorema de

Lagrange.

Corolario 3.3.2. Si la congruencia

del teorema de Lagrange. Corolario 3.3.2. Si la congruencia c n x n + c n

c n x n + c n1 x n1 + ··· + c 0 0

(m´od p)

tiene m´as de n soluciones, entonces los coeficientes c 0 , c 1 , de p.

, c n deben ser m´ultiplos

Demostraci´on. Supongamos que no es cierto y sea r el mayor entero tal que p c r . La congruencia del corolario es equivalente a la congruencia c r x r + ··· + c 0 0 (m´od p), que tiene a lo m´as r soluciones. La contradicci´on surge porque estamos

suponiendo que tiene por lo menos n + 1 soluciones.

suponiendo que tiene por lo menos n + 1 soluciones. En particular consideremos la congruencia (

En particular consideremos la congruencia

(x 1)(x 2) · · · (x (p 1)) (x p1 1) 0

(m´od p).

El grado de esta congruencia es p 2 y, sin embargo, tiene p 1 soluciones por el teorema de Euler-Fermat. Por lo tanto, todos los coeficientes deben ser m´ultiplos de p.

Teorema 3.3.3 (Wilson).

(p 1)! + 1 0

(m´od p).

36

´

CAP ITULO 3. CONGRUENCIAS

Demostraci´on. Aplicar la observaci´on anterior al t´ermino independiente.

la observaci´on anterior al t´ermino independiente. Observaci´on: Toda congruencia de la forma a n x n

Observaci´on: Toda congruencia de la forma

a n x n + ··· + a 0 0

(m´od p)

es equivalente a una de grado menor o igual que p 1. Para verlo basta con aplicar

el teorema de Fermat x p x

(m´od p).

3.4. Congruencias simultaneas. Teorema Chino del resto

A continuaci´on vamos a cambiar de tercio y en vez de una sola congruencia vamos a considerar sistemas de ellas.

Consideremos el sistema

x

x b 1

≡ ··· ≡ b k

x

b

2

(m´od

(m´od

(m´od

m

m

m

1

2

k

)

)

)

donde (m i , m j ) = 1,

i

= j.

Definamos m = m 1 m 2 ··· m k = m 1 M 1 = ··· = m k M k .

Como (m j , M j ) = 1 sabemos que existe una soluci´on unica,´

m´odulo m j de la

ecuaci´on M j x 1

(m´od m j ). Sea M

j

dicha soluci´on y consideremos el n´umero

x = M 1 M 1 b 1 + ··· + M k M k b k .

Es claro que x M j M b j b j

de m j para i

j

=

j y M j M

j

1

(m´od m j ) para todo j, ya que M

i

(m´od b j ).

es un m´ultiplo

Por otra parte, si x es otra soluci´on del sistema entonces x x (m´od m j )

, m k son primos entre s´ı, resulta que x x

para todo j y, como los n´umeros m 1 , (m´od m).

Hemos demostrado entonces el siguiente teorema:

Teorema 3.4.1 (Chino del resto). Si los n´umeros m 1 , entonces el sistema

x b 1

x

··· ≡ b k

x

b

2

(m´od

(m´od

(m´od

m

m

m

1

2

k

)

)

)

, m k son primos entre s´ı,

3.4.

CONGRUENCIAS SIMULTANEAS. TEOREMA CHINO DEL RESTO

37

tiene una unica´

soluci´on m´odulo m y ´esta viene dada por

x = M 1 M 1 b 1 + ··· + M k M k b k .

Veamos ahora una aplicaci´on del teorema chino del resto a congruencias polin´omi- cas respecto a un m´odulo compuesto.

Supongamos que los n´umeros m 1 , sideramos la congruencia

, m k son primos entre s´ı dos a dos y con-

a n x n + ··· + a 0 0

(m´od m).

Esta ecuaci´on es equivalente al sistema

  a n x n

 

··· ···

a n x n

+ ··· + a 0

0

(m´od

m 1 )

+ ··· + a 0 0

(m´od

m 1 )

Teorema 3.4.2. El n´umero de ra´ıces de la ecuaci´on es el producto de ra´ıces de cada una de las congruencias que aparecen en el sistema.

Demostraci´on. En primer lugar es claro que cada soluci´on de la ecuaci´on satisface el sistema.

Por otro lado, si r 1 , soluci´on de

, r k es un sistema de soluciones del sistema y si x es la

x r 1

··· ··· x r k

(m´od

(m´od

m 1 )

m k )

dada por la proposici´on anterior, entonces

a n x n + ··· + a 0 a n r

n

j

para todo j y, por tanto,

+ ··· + a 0 0

(m´od m j )

a n x n + ··· + a 0 0

(m´od m 1 ··· m k ).

+ a 0 ≡ 0 (m´od m j ) a n x n + ··· +

38

´

CAP ITULO 3. CONGRUENCIAS

Ejemplo: Para resolver x 3 + 2x 3 0

(m´od 15) escribimos el sistema

0

x 3 + 2x 3 0

x 3 + 2x 3

(m´od 3)

5)

(m´od

.

La primera de estas ecuaciones tiene soluciones x = 0, 1, 2 m´odulo 3 y la segunda x = 1, 3, 4 m´odulo 5.

(m´od 15) tiene 9 soluciones. Para

Por lo tanto, la ecuaci´on x 3 + 2x 3 0 encontrarlas teneos que resolver los 9 sistemas

x a x b

(m´od 3)

(m´od 5)

a = 0, 1, 2

b = 1, 3, 4.

Por lo visto en los ejemplos anteriores, el problema de encontrar las soluciones

de

P(x) = a n x n + ··· + a 0 0

(m´od p α 1 ··· p

1

α

r

r

)

queda reducido a estudiar congruencias de la forma P (x) 0 es un n´umero primo.

A continuaci´on vamos a presentar una estrategia que nos permite reducir dicho estudio al caso sencillo α = 1.

(m´od p α ), donde p

Si

f (a) 0

(m´od p α ),

0 a < p α ,

entonces f (a) 0 (m´od p α1 ) y a ser´a de la forma a = qp α1 + r con 0 r < p α1 para alg´un q, 0 q < p.

(m´od p α1 ) y decimos que r ha sido generado

Claramente f (a) f (r) 0 por a.

0

Es decir, cada soluci´on de f (x) (m´od p α1 ).

0

(m´od p α ) genera otra de f (x)

Pero precisamente estamos buscando el proceso contrario. Si f (r) 0

(m´od p α1 ),

¿cu´ando existe un a tal que f (a) 0 (m´od p α ) y que genere r? Cuando esto ocurra

diremos que r puede subirse de p α1 a p α .

Teorema 3.4.3. Sea α 2 y r una soluci´on de

a)

b)

f (x) 0

(m´od p α1 ),

0 r < p α1.

Si f (r)

f (r) 0

0

(m´od p), entonces r se sube de manera unica´

(m´od p)

de p α1 a p α .

´

3.5. RA ICES PRIMITIVAS

39

b 1 ) Si f (r) 0 (m´od p α ), entonces r puede subirse de p α1 a p α de p formas diferentes.

b 2 )

Si f (r)

0 (m´od p α ), entonces r no puede subirse de p α1 a p α .

Demostraci´on. Si a genera r, a tiene que ser de la forma

y adem´as f (a) 0

a = r + qp α1 ,

(m´od p α ).

0 r < p α1 ,

0 q < p

Por lo f´ormula de Taylor en el punto r tenemos

f(r + qp α1 ) = f(r) + qp α1 f (r) + (qp α1 ) 2 f (r)

2

+ ···

Observemos que todos los sumandos a partir del tercero son m´ultiplos de p α . Luego

0 f(r + qp α1 ) f(r) + qp α1 f (r) (m´od p α ).

Como f (r) = kp α1 para alg´un entero k, deberemos encontrar q tal que

k + qf (r) 0

(m´od p).

y por tanto r puede subirse de

manera unica.´

(m´od p α ) entonces p | k y k + qf (r) 0

(m´od p) para todo q, 0 q < p. Es decir, r se puede subir de p maneras diferentes.

(m´od p α ) entonces p k y r no se puede

subir porque no existe ning´un q tal que k + qf (r) 0

Si f (r)

0

(m´od p) dicho q existe y es unico´

(m´od p) y f (r) 0

(m´od p) y f (r)

0

Si f (r) 0

Si f (r) 0

(m´od p).

0 Si f ( r ) ≡ 0 Si f ( r ) ≡ 0 (m´od

3.5. Ra´ıces primitivas

Supomgamos que (a, m) = 1. El teorema de Euler nos asegura que a φ(m) 1 (m´od m), pero es posible que φ(m) no sea necesariamente el entero positivo m´as peque˜no que verifica la ecuaci´on a x 1 (m´od m).

Definicion 3.5.1. Dados dos n´umeros primos entre s´ı, a y m, llamaremos exponente de a m´odulo m al menor entero positivo e tal que a e 1 (m´od m). Usaremos la notaci´on e = exp m (a).

Claramente si a b (m´od m) se verifica que exp m (a) = exp m (b). Esto nos permite considerar, indistintamente, exponentes de enteros o de clases residuales primas m´odulo m.

40

´

CAP ITULO 3. CONGRUENCIAS

Teorema 3.5.2. Si e

entes entre s´ı m´odulo m.

= exp m (a) entonces los n´umeros a 0 , a 1 ,

a e1 son incongru-

Adem´as a k a j

(m´od m) si y s´olo si k j

(m´od m) si y s´olo si k es divisible por e.

(m´od e); en particular a k 1

Demostraci´on.

a k a j (m´od m). Entonces a r 1 a r 2

(m´od m) y, por tanto, r 1 = r 2 debido a la propia definici´on del exponente e.

Sean k = c 1 e + r 1 ,

j = c 2 e + r 2 ,

0 r 1 r 2 < e y supongamos que

(m´od m), lo que implica que a r 2 r 1 1

m ), lo que implica que a r 2 − r 1 ≡ 1 Los n´umeros

Los n´umeros exp m (a) son, por tanto, divisores del n´umero φ(m).

Puede darse el caso de que exista g de manera que exp m (g) = φ(m). Es este un caso importante que recibe un nombre especial, se dice que g es una ra´ız primitiva m´odulo m.

La existencia de una ra´ız primitiva g es equivalente a que el grupo multiplica- tivo Z m sea c´ıclico y generado por las potencias de g .

A continuaci´on vamos a caracterizar los m´odulos m para los que existen ra´ıces primitivas.

Teorema 3.5.3. Existen ra´ıces primitivas m´odulo m si y s´olo si m = 1, 2, 4, p k , 2p k , donde p designa a un n´umero primo impar.

Demostraci´on. Veremos primero que si m es de la forma 1, 2, 4, p k o 2p k con p primo impar, entonces Z m es c´ıclico. Lo haremos en varios pasos:

(1)

Los casos m primitiva.

=

1, 2 son triviales. Z

4

= {1, 3} y es claro que 3 es una ra´ız

(2) Consideremos ahora Z p con p primo impar.

Sea f (d) = #{a Z p :

Es claro que d|p1 f (d) = p 1.

Por otro lado sabemos que d|p1 φ(d) = p 1. Si probamos la desigualdad f (d) φ(d) para todo d | p 1, las dos identidades anteriores fuerzan la igualdad f (d) = φ(d) para todo divisor de p 1. En particular f (p 1) = φ(p 1). Es decir, existen φ(p 1) ra´ıces primitivas m´odulo p.

exp m (a) = d}, donde d es un divisor de φ(p) = p 1.

Para completar el argumento s´olo nos queda demostrar la desigualdad f (d) φ(d):

Dado d | p 1, si f (d)

= 0 necesariamente existe un elemento a Z p tal que

d = exp p (a) y, en particular, a d 1

(m´od p).

´

3.5. RA ICES PRIMITIVAS

41

La congruencia x d 1 como la colecci´on 1, a,

s´ı m´odulo p , constituyen un conjunto completo de soluciones.

S´olo nos queda contar cu´antas de entre ellas tienen exponente igual a d. Es claro que exp p (a k ) = d si y s´olo si (k, d) = 1 y, por tanto, su cardinal es φ(d) como quer´ıamos demostrar.

(m´od p) admite, a lo m´as, d soluciones m´odulo p y , a d1 la satisface y son, adem´as, incongruentes entre

(3) Sea g una ra´ız primitiva m´odulo p. Es claro que g + tp es tambi´en una ra´ız primitiva m´odulo p cualquiera que sea el entero t.

Consideremos

(g + tp) p1

=

g p1 + (p 1)g p2 tp

+ Ap 2

=

1 + sp g p2 tp + Bp 2

=

1 + p(s gp p2 t) + Bp 2 ,

donde A, s, B son enteros y g p1 = 1 + sp.

Podemos elegir el entero t de manera que s g p2 t

(g + tp) p1 = 1 + pu,

0

u 0

(m´od p).

(m´od p), es decir,

Vamos a probar que, con dicha elecci´on, g + tp es una ra´ız primitiva m´odulo p k , para todo k 1.

(m´od p k ), siendo d un divisor de φ(p k ) =

Supongamos que (g + tp) d 1 p k (p 1).

(m´od p) y g es una ra´ız primitiva m´odulo p, d habr´a de ser

un m´ultiplo de p 1 y, por tanto, podemos suponer que tiene la forma d =

p l (p 1),

Ahora bien, como

Como g d

1

0 l k 1.

(g + tp) p l (p1) = (1 + up) p l = 1 + u l+1 p l+1

con u l+1 0

(m´od p), necesariamente ha de ser l = k 1.

(4) En el caso restante, m = 2p k , p primo impar, podemos proceder de la manera siguiente:

Sea g una ra´ız primitiva m´odulo p k . Obviamente g + p k tambi´en lo es. Sea h el elemento impar del conjunto {g, g + p k }. Vamos a ver que h es ra´ız primitiva m´odulo 2p k .

(m´od 2),

entonces h φ(2p k ) 1

Como h φ(2p k ) h φ(p k ) 1

(m´od p k ) y obviamente h φ(2p k ) 1

(m´od 2p k ).

42

´

CAP ITULO 3. CONGRUENCIAS

(m´od 2p k ),

(m´od p k ) y por tanto g d 1

(m´od p k ). Pero como g es una ra´ız primitiva m´odulo p k entonces φ(p k ) | d, lo que implica que d = φ(2p k ). Luego h es una ra´ız primitiva.

al ser h impar, tambi´en ser´a cierto que h d 1

Por otro lado, si d divide a φ(2p k ) = φ(p k ) y es tal que h d 1

Para concluir la demostraci´on del teorema tenemos que probar que Z m no es c´ıclico si m no es uno de los enteros considerados en los casos anteriores. Lo haremos en dos pasos.

(5)

(6)

Caso m = 2 k ,

Es una consecuencia de la observaci´on siguiente: Si a es un n´umero impar,

entonces a

Lo demostraremos por inducci´on en k. El caso k = 3 se comprueba directa-

mente. Observemos que φ(2 3 )

k 3.

1

φ(2 n )

2

(m´od 2 k ).

2

= 2 y que 1 2 3 2 5 2 7 2 1

(m´od 2 3 ).

Supongamos el resultado cierto para k: a miembros al cuadrado obtenemos

φ(2 k )

2

=

1 + 2 k n. Elevando ambos

a φ(2 k ) = 1 + (n + n 2 2 k1 )2 k+1 1

(m´od 2 k+1 ).

Basta, pues, observar que φ(2 k ) = 2 k1 =

2 1 φ(2 k+1 ).

En el caso general m = 2 k p a 1 ··· p

1

a

r

r

, donde k

2 si r

= 1 y r

2 si k

= 1, tambi´en demostraremos que si (a, m) = 1 entonces a (m´od m).

0

o

k

φ(m)

2

=

1

Sea g una ra´ız primitiva m´odulo p a 1 , y sea n un entero positivo tal que g n a

(m´od p a 1 ).

Tenemos que

1

1

a

φ(m)

2

g n φ(m)

2

1

g φ(p a 1 ) 2 (2 k )φ(p

1

a

2

2

)···φ(p

a

r

r

)

(m´od m).

Es claro que bajo nuestras hip´otesis sobre el n´umero m, podemos afirmar que

el exponente 1 2 (2 k )φ(p a 2 ) ··· φ(p

En particular la congruencia anterior nos indica que

a

r

r

) es un entero.

2

a

φ(m)

2

1

(m´od p a 1 ).

1

De manera an´aloga podemos probar que

a

φ(m)

2

1

(m´od p

a

i

i

),

i = 1,

, r.

´

3.6. EJERCICIOS DEL CAP ITULO 3

43

Nos queda por probar que la congruencia anterior tambi´en se verifica para el m´odulo 2 k .

Si

k 3 aplicamos la misma demostraci´on del caso (5) para obtener que

a

φ(2 k )

2

1

(m´od 2 k ).

Y

Si k 2 tenemos que φ(m) = φ(2 k )φ(p a 1 ) ··· φ(p entero n. Por tanto, tambi´en es cierto que

como φ(2 k )

2

es un divisor de φ(m)

2

habr´ıamos acabado.

1

a

r

r

) = 2(2 k ) para alg´un

a

φ(m)

2

= a nφ(2 k ) 1

(m´od 2 k ),

como quer´ıamos probar.

) ≡ 1 (m´od 2 k ) , como quer´ıamos probar. En el apartado (2) hemos

En el apartado (2) hemos observado que existen exactamente φ(p 1) = φ(φ(p)) ra´ıces primitivas m´odulo el primo impar p. Esto sigue siendo cierto para el caso general.

Sea g una ra´ız primitiva m´odulo m. Es claro que el conjunto

{g k :

1 k φ(m),

(k, φ(m)) = 1}

consiste, precisamente, de todas las ra´ıces primitivas m´odulo m. Por lo tanto, si m = 1, 2, 4, p k ´o 2p k , p primo impar, existen exactamente φ(φ(m)) ra´ıces primitivas m´odulo m o, lo que es igual, el grupo c´ıclico Z m tiene φ(φ(m)) generadores.

Observemos tambi´en que, fijada una ra´ız primitiva g m´odulo m, entonces , g φ(m)1 } es un sistema residual reducido m´odulo m.

{1, g,

0

k φ(m) 1 de manera que a g k

Por lo tanto, dado a, primo con m, podemos asignarle un unico´

(m´od m).

n´umero k,

3.6. Ejercicios del cap´ıtulo 3

3.6.1. Se ha escrito un n´umero. Luego se ha escrito otro, permutando las cifras del

primero. La diferencia de los dos n´umeros es 391738 X ¿Qu´e d´ıgito es la ultima´ representada por X?

3.6.2. Sea S un conjunto de n enteros no necesariamente distintos. Demostrar que

cifra

alg´un subconjunto no vac´ıo de S posee una suma divisible por n.

44

´

CAP ITULO 3. CONGRUENCIAS

3.6.3. Demostrar que k=1

3.6.4.

13.

3.6.5.

es m´ultiplo de 3.

3.6.6. Probar el rec´ıproco del teorema de Wilson: Si (n 1)! + 1 0

entonces n es primo.

3.6.7. Demostrar que si n + 2 es primo, n > 1, entonces n2 n + 1 no es primo.

(m´od 3).

n

k10 k es m´ultiplo de 3 si y s´olo si n

1

Hallar el resto al dividir el n´umero 999 998 997

003 002 001 000 entre

El n´umero n expresado en base 2 se escribe 10010100111010100011, Decir si

(m´od n),

3.6.8.

y! + 1.

Sea la funci´on f (x, y) = y1 {|B 2 1| − (B 2 1)} + 2 donde B = x(y + 1) +

2

a) Demostrar que f (x, y) es primo para todo x, y Z.

b) Demostrar que para todo primo p

= 2, existen unos unicos´

f (x, y) = p.

3.6.9. Demostrar que para todo n 3,

x e y tales que

π(n) = 1 +

n

j=3

(j 2)! j (j 2)!

j

.

3.6.10. Sean a, b, x 0 enteros positivos, y sea x n

Demostrar que x n no puede ser primo para todo n.

3.6.11. D. Jos´e estudi´o en un colegio que ten´ıa entre 150 y 300 colegiales. Ahora,

aunque no recuerda el n´umero de colegiales que eran, s´ı se queja de no haber podido

practicar ni f´utbol, ni baloncesto, ni balonmano porque, cuando en cada deporte se intentaba organizar el colegio en equipos, siempre faltaba o sobraba uno. ¿Podr´ıas recordar a D.Jos´e cu´antos colegiales eran?

=

ax n1 + b

para todo n

1.

3.6.12.

Caracterizar los enteros x que satisfacen simultaneamente las congruencias

x 7

(m´od k), 2 k 10. ¿Puede alguno de estos enteros ser un cuadrado?

3.6.13.

Hallar todas las soluciones de la congruencia x 3 +2x 2 x+6 0 (m´od 98).

3.6.14.

Demostrar que si a h

1

(m´od n) para todo a, (a, n) = 1, entonces h

divide a φ(n).

3.6.15. Demostrar que el conjunto de puntos de coordenadas visibles desde el origen

contiene cuadrados vac´ıos tan grandes como queramos.

3.6.16. Demostrar que a 560 1 (m´od 561) para todo (a, 561) = 1.

´

3.6. EJERCICIOS DEL CAP ITULO 3

45

3.6.17. Para cada entero positivo n encontrar la ultima´ cifra de 13 n! .

3.6.18. Demostrar que existen infinitos enteros positivos que no son suma de tres

cuadrados.

3.6.19. Sea F n un n´umero de Fermat y p un primo. Demostrar que si p divide a F n

entonces p = 2 n+1 k + 1 para alg´un entero k.