EL ASESORAMIENTO FILOSÓFICO Y

LA INTEGRACIÓN EN PSICOTERAPIA
*
José Luis Romero
www.alterconsulta.com
Gracias a la integración de filosofía y psicología
podemos abordar de raíz el sufrimiento humano
y retomar el objetivo originario de la filosofía:
la orientación hacia la vida plena y feliz.
La terapia o asesoramiento filosófico surgió en la década de los ochenta, dentro del
movimiento renovador de la filosofía conocido como “práctica filosófica”, que también
abarca actividades tan dispares como la filosofía para nios o los cafés filosóficos. !in
embargo, el asesoramiento filosófico fue conocido por el gran p"blico en el nuevo milenio a
partir del popular libro de Lou #arinoff Más Platón y menos prozac, aunque este autor
representa sólo uno de los m"ltiples enfoques de esta fructífera actividad.
$l asesoramiento filosófico pretende retomar el ob%etivo originario de la filosofía& la
orientación hacia la vida plena ' feli(. )*ana es la palabra del filósofo que no cura ning"n
sufrimiento del hombre+, proclamaba el filósofo griego $picuro hace ,.-.. aos. /urante
siglos la actividad filosófica fue sinónimo de cura ' medicina para el alma. La sabiduría
acumulada por la filosofía, su capacidad de análisis global ' pensamiento crítico sobre los
problemas fundamentales del ser humano, permitió las perspectivas más profundas de
comprensión de la realidad ' el más potente motor de lucide( ' crecimiento personal.
0on el tiempo, sin embargo, este ob%etivo práctico ' vital dio paso al progresivo aislamiento
de la filosofía en el mundo académico. /e este modo, en el pasado siglo, el papel que
anteriormente cumplían las escuelas filosóficas fue asumido por las distintas escuelas de
psicología.
Nuestro mapa de mu!do
1 diferencia de los enfoques tradicionales en psiquiatría ' psicología, la terapia o
asesoramiento filosófico no intenta tratar enfermedades o patologías clínicas. 0onsidera que
en muchas ocasiones son conflictos vitales o problemas personales que tienen una raí(
filosófica, derivados de la relación ' comprensión de uno mismo ' de la realidad, por lo que
es a ese nivel ' desde esa perspectiva como deben abordarse.
$l filósofo asesor tampoco mantiene una relación %erárquica o directiva con el consultante. !u
ob%etivo no es dictarle qué tiene que hacer o cuál es la solución a su problema. La terapia
filosófica desarrolla una relación hori(ontal ' abierta en la que el filósofo asesor a'uda al
consultante, mediante las preguntas e indicaciones adecuadas, a tomar consciencia de su
filosofía personal.
* Versión corregida y ampliada del artículo “Consejo filosófico” publicado en la revista Mente Sana, nº 10,
julio !01", pp# "$%#
La filosofía personal es la cosmovisión o concepción del mundo que tiene cada persona, el
con%unto de ideas con el que entendemos la realidad. $s nuestro sistema de creencias '
valores, a partir del cual interpretamos ' valoramos lo que nos acontece. $s el mapa que
utili(amos para orientarnos en la vida.
1 menudo ocurre que no somos conscientes de elementos importantes de nuestra cosmovisión
o filosofía personal. 2ero esta cosmovisión, consciente o inconsciente, determina lo que
somos, pues de ella depende lo que pensamos, lo que sentimos ' lo que hacemos. !on las
gafas con las que miramos el mundo ' a nosotros mismos, ' de su graduación depende que
nos veamos de uno u otro modo.
La misma circunstancia puede ser vivida de manera diferente, e incluso opuesta, por distintas
personas. 3déntica actitud puede ser percibida como amistosa por unos, ' como agresiva,
ofensiva o humillante por otros. 4 es esta vivencia de la realidad lo que nos afecta ' configura
nuestro mundo.
La terapia filosófica busca detectar las posibles inconsistencias, contradicciones e
implicaciones de nuestra cosmovisión, de nuestra manera de ver ' afrontar la realidad, que
permanecen inadvertidas ' de las que derivan buena parte de los problemas ' conflictos que
tenemos en la vida. $n el proceso pueden emerger aportaciones de distintos autores o teorías
filosóficas. 2ero la terapia filosófica centra la atención en el análisis de la filosofía implícita
del propio consultante.
#ediante técnicas ' métodos adecuados, el asesoramiento permite al consultante encontrar '
elaborar aquellas claves que sólo él o ella puede identificar como oportunas para su caso
particular. $l ob%etivo final es que la persona alcance aquella consciencia de sí mismo ' de su
situación que le permita afrontar su problemática vital ' obtenga así la ma'or autonomía
posible.
I!te"ra#i$! de psi#oo"%a & 'ioso'%a
!in duda en el ámbito de la psicología también ha' escuelas de psicoterapia con perspectivas
afines al enfoque filosófico. /e este modo, muchas formas de psicoterapia consideran que no
debemos hablar sólo de enfermedades, sino más bien de crisis o conflictos vitales, así como
también de problemas originados por las circunstancias de la persona afectada ' de su
entorno.
2or otro lado, las terapias psicológicas han desarrollado variadas técnicas ' metodologías
"tiles, e incluso necesarias, para abordar este tipo de problemas del ser humano, que abarcan
desde la e5ploración de conflictos inconscientes, hasta el análisis de pensamientos '
conductas disfuncionales, pasando por estimular el desarrollo personal.
$l reto más importante que ho' afronta la psicología es la integración coherente de las
distintas teorías ' técnicas de psicoterapia. La actitud limitada a lo propio e ignorante de lo
a%eno resulta 'a obsoleta, además de inmoral. /ebe ofrecerse el necesario servicio de a'uda
que permita afrontar de forma integral los diversos problemas psicológicos del ser humano&
desde los trastornos alimenticios ' depresivos, hasta el sentimiento de vacío o la falta de
autoconocimiento.
2ara solventar estas cuestiones se precisan herramientas de análisis ' refle5ión propias del
ámbito terapéutico. 2ero es imprescindible que la aplicación de las distintas técnicas de
psicoterapia no se limite a la mera acumulación ecléctica u oportunista, sino que alcance un
sentido unitario ' coherente. La integración implica el abandono de las perspectivas parciales
o reduccionistas, que no pueden dar ra(ón de la comple%idad del ser humano.
/e esta manera, la integración de los distintos enfoques de la psicología alcan(a su má5imo
sentido ' eficacia en su integración con la filosofía. !ólo una concepción global del ser
humano puede acoger ba%o su manto las variadas técnicas ' enfoques terapéuticos de manera
consistente ' bien fundamentada.
6ecordemos que la psicología emerge del cora(ón de la filosofía con el fin de conocer el alma
humana, ' permanece fiel a este origen hasta que, hace apenas poco más de un siglo,
proclamó una autonomía que ho' resulta cada ve( más cuestionada. 2or otro lado, los
creadores de algunas de las psicoterapias más destacadas 7cognitivas, e5istenciales,
humanistas, transpersonales ' psicodinámicas8 fundamentan de manera e5plícita sus teorías '
métodos en la tradición filosófica.
2sicología ' filosofía enca%an como pie(as del mismo pu((le. La terapia psicológica 'la
terapia filosófica son el canto ' la cara de una moneda que rueda en la misma dirección. La
reintegración de la psicología ' la filosofía es la referencia ineludible de un futuro que 'a está
aconteciendo.
(ué de)es #o!siderar si )us#as a&uda terapéuti#a
• $n toda terapia es fundamental la confian(a ' sintonía entre la persona ' el terapeuta.
La buena alian(a en la relación terapéutica es uno de los principales factores de é5ito
con independencia del modelo de terapia aplicado.
• 9usca una terapia ' un terapeuta avalado, con quien sientas seguridad ' confian(a.
1demás de comprobar su formación reglada, busca también posibles referencias
personales, ' e5plora cómo te sientes en las primeras sesiones más allá del malestar o
inquietud que te ha llevado a consulta.
• :a( todas las preguntas que consideres oportunas& el terapeuta está para a'udarte. $s
un profesional ' sabrá aclarar tus dudas o discriminar cuáles de ellas precisan del
traba%o terapéutico para encontrar una posible respuesta.
• $l compromiso personal es imprescindible. $l terapeuta es un e5perto cu'a
orientación ' apo'o resultan fundamentales, pero sólo t" puedes ser protagonista '
responsable "ltimo del proceso terapéutico. ;adie puede cambiar por ti.
• 6ecuerda que cada persona es un mundo ' cada problema tiene su propio ritmo. $l
proceso terapéutico no es lineal, sino que alterna avances, estancamientos ' aparentes
retrocesos. $s preciso mantener siempre una perspectiva global del camino que se va
recorriendo. ;o ha' pastillas ni fórmulas mágicas.
*i)io"ra'%a re#ome!dada
• 3rvin 4alom& l día !ue "ietzsche lloró 7/estino8 ' #a cura $chopenhauer
7!alamandra8. $stas dos novelas suponen magníficos ' amenos e%emplos de cómo
integrar psicología ' filosofía en el proceso terapéutico.
• *ictor <ran=l& l hombre en busca de sentido 7:erder8. 0lásico relato autobiográfico
que ilustra la importancia de la dimensión filosófica en la superación del sufrimiento '
la práctica de la psicoterapia.
• 1lain de 9otton& #as consolaciones de la filosofía 72unto de Lectura8. /idáctica
e5posición de algunos de los principales filósofos de la historia occidental ' cómo su
pensamiento resulta "til ' aplicable a nuestra vida cotidiana.
• Luis 0encillo& %sesoramiento: !u& tecnicas' !u& filosofías 73dea8. 2equeo manual, de
carácter más técnico, sobre el asesoramiento filosófico ' su frontera con la
psicoterapia.
• 0arlos <ernánde( Liria& (Para !u& servimos los filósofos) 70atarata8. >na de las
e5posiciones más claras, valientes ' actuales sobre la crucial importancia de la
filosofía ' su cone5ión con el mundo en que vivimos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful