Está en la página 1de 2

El espacio de color con el que los usuarios se encuentran cada día es el RGB, rojo ( R ) , verde

( G ) y azul ( B ) son los colores primarios para representación en monitores, televisores, etc .
El color blanco se obtiene por la adición de los tres colores, a mayor cantidad de cada uno de
ellos, más claro es el color resultante. Pero en impresión, se emplea el espacio CMYK, cian
( C ) , magenta ( M ) , amarillo ( Y ) y negro ( K ) . Este espacio es el mismo que nos enseñaron
en la escuela, los tres colores primarios, azul, amarillo y rojo, con la diferencia de que el de
nuestros primeros años era una simplificación del anterior. En este espacio, la suma de los
colores primarios, C, M e Y, da negro. El cuarto color, el Negro, se añadió porque realmente,
debido a cuestiones químicas, si se mezclan sólo cian, magenta y amarillo, se obtiene un tono
oscuro, pero no negro. El negro es preciso para obtener tonos más contrastados.
Ahora se empiezan a usar espacios de color HiFi, con mayor calidad de colores base, como el
Hexachrome, que usa 6 colores base para obtener mayor número de colores ( con
Hexachrome se pueden obtener con fidelidad el 90 por ciento de los colores básicos Pantone,
contra el 30 por ciento que se obtiene mediante CMYK ) .
El más completo, sin embargo, es el CIELAB, un espacio de color creado por investigadores en
la teoría de la visión y que se viene utilizando desde hace años como la más completa
referencia de color que existe. Todos los procesos que incluyen traducción de espacios de
colores usan el CIELAB en mayor o menor medida, y está considerado como el referente más
exacto. Sin embargo, ningún dispositivo usa este espacio de color directamente.
Los espacios de color no sólo varían en el tamaño (cuántos colores se pueden mostrar) sino en
la forma ( qué colores contiene cada uno ) . Típicamente, los escáneres tienen una gama más
amplia que los dispositivos de reproducción. Debido a la diferencia en cantidad y forma, es
preciso adaptar un espacio a otro, u obtener una reproducción óptima, al reducir una imagen de
un espacio de color a otro más pequeño. Al aplicar una serie de operaciones matemáticas para
reducir un espacio, pueden aparecer distorsiones y diferencias entre el original y el final .
Para ello se aplican dos sistemas: el primero, o correspondencia por apariencia, se basa en la
habilidad del ojo humano de interpretar colores en función del entorno, y así comprime el
espacio de color manteniendo la imagen con un balance adecuado de tonos . El otro sistema, o
correspondencia de colorimetría: se intentan reproducir los colores lo más fielmente posible,
mediante una serie de tabla de equivalencia. Como es posible que una imagen contenga
puntos en un color que no está disponible en el espacio de color de destino, es necesario hacer
ciertos compromisos y elegir otro color que matemáticamente sea similar, pero que quizás a los
ojos de un humano resulte fuera de lugar.

No todos los colores se pueden representar en todos los espacios de colores. Algunos
espacios de colores definen más colores, o colores diferentes, que otros. La serie de colores
que se pueden representar en un espacio de colores en concreto se denomina espectro.
Debido a que los espectros pueden ser muy distintos, no está garantizado que las imágenes de
un espacio de colores en concreto se pueden convertir en otro espacio de colores sin tener que
sustituir algunos colores por otros, aunque estén basados en el mismo modelo de colores

TIPOS DE ESPACIOS DE COLORES


Los modelos de color RGB
La abreviatura RGB significa Red, Green, Blue (rojo, verde, azul), y el modelo de color con este
nombre se refiere a los tres componentes de luz que se emiten en las pantallas (televisiones,
monitores de computador, etcétera) para crear un color en concreto. Este modelo de colores se
utiliza de forma predefinida, virtualmente, en cualquier aplicación estándar de pintura.
Cuando se define un color en el modelo RGB, se indican los componentes de rojo, verde y
azul. Si todos los componentes están ausentes (cada componente se emite con una intensidad
del 0 %, por tanto no hay luz), el color es negro puro. Si todos los componentes están
presentes por completo (intensidad del 100%), el color es blanco puro. Si uno de los
componentes está presente con total intensidad y los otros dos están ausentes, se obtiene el
color respectivo.
Dos ejemplos más: si se emiten tanto el rojo como el verde al 100% y no se emite el azul, se
obtiene el amarillo puro. Un color con los tres componentes de la misma intensidad es es un
grado de gris.
Hay varios espacios de colores que implementan el modelo RGB. Por ejemplo, el espacio de
colores llamado RGB8 representa cada color con 8 bits por componente. Puesto que con 8 bits
se pueden generar 256 valores distintos, el número total de colores diferentes que se puede
especificar en este espacio de colores es 256 (rojo) * 256 (rojo) * 256 (azul), o
aproximadamente 16,7 millones de colores.
El modelo de color CMYK
CMYK es la abreviatura de Cyan, Magenta, Yellow, blacK (cian, magenta, amarillo, negro)
(aunque oficialmente la K significa Key -clave-, es mucho más frecuente utilizar black -negro-).
Este modelo de color se basa en la tinta: un color se especifica con la cantidad de tinta
necesaria para que un punto se perciba como ese color.
Como los colores CMYK los utilizan las impresoras y los colores RGB se suelen utilizar en las
pantallas, puede querer convertir colores RGB en colores CMYK. Como no siempre se puede
realizar correctamente, las imágenes impresas pueden tener una apariencia bastante distinta a
como se perciben en la pantalla.
El modelo de colores L*a*b*
Este modelo de colores utiliza tres parámetros para un color: su luminosidad o brillo (L*, que
está entre 0 para el negro y 100 para el blando), su posición entre el rojo absoluto y el verde
absoluto (a*, que es negativo para los colores cercanos al verde y positivo para los colores
cercanos al rojo), y su posición entre el amarillo y el azul (b*, que es negativo para los colores
cercanos al azul y positivo para los colores cercanos al amarillo).
El modelo de color LMS
Este modelo se basa en la contribución de las longitudes de onda de la luz real del color. El ojo
humano es sensible a tres tipos de ondas de luz, que se distinguen por sus longitudes de
ondas: larga (L), media (M) y corta (S). La sensibilidad de los ojos para un color en concreto de
estas tres longitudes de onda se pueden expresar en coordenadas L, M y S.
El modelo de colores YCbCr
El modelo YCbCr se suele utilizar para sistemas de vídeo. El parámetro Y indica la luminosidad
o la claridad del color (que se pueden ver como un tono de gris), los parámetros Cb y Cr
indican el tono del color: Cb ubica el color en una escala entre el azul y el amarillo, Cr indica la
ubicación del color entre el rojo y el verde.
El modelo de colores Gray
El modelo de colores Gray simplemente representa los colores como grados de gris (siendo los
extremos el negro y el blanco).

También podría gustarte