Está en la página 1de 28
INSTITUTO NACIONAL DE INVESTIGACIONES FORESTALES, AGRICOLAS Y PECUARIAS CENTRO DE INVESTIGACION REGIONAL DEL NORESTE CAMPO
INSTITUTO NACIONAL DE INVESTIGACIONES FORESTALES, AGRICOLAS Y PECUARIAS CENTRO DE INVESTIGACION REGIONAL DEL NORESTE CAMPO

INSTITUTO NACIONAL DE INVESTIGACIONES FORESTALES, AGRICOLAS Y PECUARIAS CENTRO DE INVESTIGACION REGIONAL DEL NORESTE CAMPO EXPERIMENTAL PALMA DE LA CRUZ

EL CULTIVO DE CHILE SERRANO EN LA ZONA MEDIA DE SAN LUIS POTOSI

DE LA CRUZ EL CULTIVO DE CHILE SERRANO EN LA ZONA MEDIA DE SAN LUIS POTOSI

SECRETARIA DE AGRICULTURA, GANADERIA, DESARROLLO RURAL, PESCA Y ALIMENTACION SECRETARIO

Sr. Javier Bernardo Usabiaga Arroyo

SUBSECRETARIO DE AGRICULTURA

Ing. Francisco López Tostado

SUBSECRETARIO DE DESARROLLO RURAL

Ing. Antonio Ruíz García

SUBSECRETARIO DE PLANEACION

Lic. Juan Carlos Cortes García

SUBSECRETARIO DE PESCA

Dr. Jerónimo Ramos Sáenz Pardo

COORDINADOR GENERAL DE GANADERIA

M.V.Z. José Luis Gallardo Nieto

INSTITUTO NACIONAL DE INVESTIGACIONES FORESTALES, AGRICOLAS Y PECUARIAS DIRECTOR GENERAL

Dr. Jesús Moncada de la Fuente

COORDINADOR GENERAL DE INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO

Dr. Ramón A. Martínez Parra

DIRECTOR GENERAL DE INVESTIGACIÓN AGRICOLA

Dr. Sebastián Acosta Núñez

DIRECTOR GENERAL DE INVESTIGACION PECUARIA

Dr. Carlos A. Vega y Murguía

DIRECTOR GENERAL DE INVESTIGACION FORESTAL

Dr. Hugo Ramírez Maldonado

DIRECTOR GENERAL DE TRANSFERENCIA DE PRODUCTOS Y SERVICIOS

Dr. Edgar Rendón Poblete

DIRECTOR GENERAL DE ADMINISTRACION

Dr. David Moreno Rico

CENTRO DE INVESTIGACION REGIONAL DEL NORESTE DIRECTOR REGIONAL

Dr. Luis Angel Rodríguez del Bosque

DIRECTOR DE INVESTIGACION

Dr. Jorge Elizondo Barrón

DIRECTOR DE ADMINISTRACION

C.P. Manuel A. Ortega Vieyra

DIRECTOR DE COORDINACION Y VINCULACION ESTATAL EN SAN LUIS POTOSÍ

M.C. José Luis Barrón Contreras

JEFE DEL CAMPO EXPERIMENTAL PALMA DE LA CRUZ

Dr. Sergio Beltrán López

INSTITUTO NACIONAL DE INVESTIGACIONES FORESTALES, AGRICOLAS Y PECUARIAS

CENTRO DE INVESTIGACION REGIONAL DEL NORESTE

CAMPO EXPERIMENTAL PALMA DE LA CRUZ

EL CULTIVO DE CHILE SERRANO EN LA ZONA MEDIA DE SAN LUIS POTOSI

M.C. Andrés Ramiro Córdova Investigador del Programa de Chile

Folleto para productores Núm. 37 San Luis Potosí, S. L. P., México. Enero de 2003

CONTENIDO

 

Pág.

INTRODUCCION

1

PREPARACION DE TERRENO

2

Barbecho

3

Uso de Multiarado o Barbecho

3

Rastreo

3

Nivelación

4

Surcado

4

Trazo de Riego

4

PRODUCCION DE PLANTA

4

Establecimiento del almácigo

4

Siembra del almácigo

5

Manejo y cuidado del almácigo

6

Producción de planta en charolas

7

EPOCA DE TRASPLANTE Y DENSIDAD DE SIEMBRA

8

VARIEDADES

8

ESCARDAS

11

RIEGOS

12

FERTILIZACION

12

CONTROL DE PLAGAS

13

ENFERMEDADES

16

COSECHA

18

SINONIMIAS DE PLAGUICIDAS

19

INDICE DE FIGURAS

 

Pág.

Figura 1. Frutos del cultivar híbrido Coloso

10

Figura 2. Frutos del cultivar híbrido Centauro

11

Figura 3. Principales plagas del chile serrano en la Zona Media Potosina

17

EL CULTIVO DE CHILE SERRANO EN LA ZONA MEDIA DE SAN LUIS POTOSI

INTRODUCCION

Andrés Ramiro Córdova

El chile serrano en el estado de San Luis Potosí, se cultiva principalmente en la región de la Zona Media, en los municipios de Río Verde, Cd. Fernández y Villa Juárez; en el Altiplano, en los municipios de Villa de Arista, Moctezuma y San Luis Potosí y en la Planicie Huasteca en el municipio de Ebano.

En San Luis Potosí hasta los años 80´s se sembraba una superficie anual de 2,500 ha de chile serrano; sin embargo, en la década de los 90´s dicha superficie disminuyó paulatinamente hasta llegar en los últimos años (1999, 2000 y 2001) a una superficie de 1,200 ha aproximadamente, incrementándose la diversificación con otras hortalizas como: jitomate, chile ancho, chile jalapeño y tomate de bolsa, principalmente. La disminución de la superficie de siembra, se debió a una combinación de problemas fitosanitarios (presencia y daño de diferentes tipos de virus) así como a aspectos de comercialización del producto derivados de la explotación de este cultivo en otros estados como Hidalgo y Tamaulipas.

En la Zona Media, el cultivo de chile serrano se realiza bajo condiciones de riego, en superficies ejidales que no rebasan las 2.0 hectáreas (80% de ellas).

-------------------------------------------------------------------------------

M.C. Investigador del Programa de Chile del Campo Experimental Palma de la Cruz. CIRNE-INIFAP.

Los rendimientos de chile serrano en la región generalmente son bajos (10.8 ton/ha), pero existe potencial para incrementarlos, ya que en la actualidad se cuenta con nuevas variedades e híbridos con mayor precocidad, carga mas concentrada y mayor producción que superan las 16 ton/ha de chile verde en dos o tres cosechas o cortes.

La finalidad de esta publicación es la de proporcionar información general para la siembra y manejo del cultivo de chile serrano. Las sugerencias que aquí se presentan están basadas en resultados y experiencias obtenidas en los trabajos de Investigación y Validación de Tecnología realizados en el Campo Experimental Auxiliar “El Refugio” de Cd. Fernández, dependiente del Campo Experimental Palma de la Cruz del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP); es importante señalar que la participación del productor en la toma de decisiones para resolver los problemas de los diversos factores que intervienen en la producción, es la que finalmente se traducirá en buenas cosechas.

PREPARACION DE TERRENO

La preparación correcta del terreno es un aspecto de gran importancia para lograr el éxito en este cultivo. Es necesario que el terreno esté limpio de maleza, mullido y sin terrones que dificulten las labores de cultivo. Además, debe estar bien nivelado para evitar encharcamientos que causen pudriciones en las raíces de las plantas en desarrollo. Para lograr estos objetivos se requiere efectuar con suficiente anticipación las siguientes labores: Barbecho, Rastreo, Nivelación, Surcado y Trazo de regaderas.

2

Barbecho

Tradicionalmente se realiza en la región y consiste en pasar por el terreno el arado de discos, de reja o de vertedera, a una profundidad de 20-30 centímetros, con el fin de romper, desmenuzar y aflojar el suelo; así como facilitar la aireación y aumentar la capacidad de retención de agua dentro del mismo. Además, contribuye a incorporar los residuos de la cosecha y la maleza, eliminar o disminuir las plagas y organismos patógenos que viven en el suelo al exponerlos a la acción directa de los rayos del sol.

Uso de multiarado o Barbecho

Esta labor se realiza en sustitución del barbecho tradicional. Es más recomendable dado que no invierte el suelo. Se trata de un arado subsuperficial el cual se realiza con un arado con cuchillas, las cuales cortan las raíces de la maleza y cultivos como maíz, sorgo y avena que tienden a rebrotar después de la cosecha. Este método crea condiciones para reducir la erosión, conservar la humedad y hacer más eficientes los fertilizantes al dejar los residuos en la superficie del suelo.

Rastreo

Después del barbecho o uso del multiarado se deja transcurrir un tiempo de 15 a 20 días para que los factores del clima (temperatura, lluvias y viento) realicen su efecto sobre la superficie del suelo, de esta manera se hacen más eficientes las labores de rastreo, que pueden consistir en dar uno o dos pasos de rastra con el fin de romper los terrones y dejar perfectamente “mullido” el suelo.

3

Nivelación

La nivelación del terreno facilita las labores posteriores del cultivo, para aprovechar tanto el agua de lluvia como de riego y evitar encharcamientos. Se requiere de algunos implementos específicos para llevarla a cabo como son: niveladora, escrepa o un tablón de madera o bien un riel. En general se recomienda emparejar el terreno de acuerdo a la pendiente natural del mismo. El objetivo es eliminar los pequeños montículos y depresiones, favoreciendo la conducción del agua. Cuando se utiliza la práctica de fertirriego se elimina el problema de la conducción del agua.

Surcado

Una vez realizadas las labores anteriores, se traza la surquería con una separación de 85 a 92 cm entre surcos, usando de preferencia el bordeador de doble vertedera.

Trazo de Riego

Tiene como propósito lograr una distribución uniforme del líquido y eliminar los excesos de agua de riego o de lluvia, para evitar los encharcamientos y el deterioro de la estructura del suelo.

PRODUCCION DE PLANTA

Establecimiento del almácigo

El almácigo tiene por objetivo proporcionar a la semilla en la etapa inicial de crecimiento, un medio favorable para su germinación y desarrollo. Para su

4

establecimiento se requiere considerar lo siguiente: a) El almácigo debe estar cerca del abastecimiento del agua, b) El suelo debe tener buen drenaje natural y una topografía plana, y c) Se debe proteger el almácigo contra heladas tempranas con plástico transparente o blanco. La superficie para almácigo debe tener un metro de ancho por diez metros de largo, formando un cajete de 20 cm de profundidad. Si se requiere es conveniente establecer más almácigos con estas dimensiones.

Para lograr una buena cama de siembra, prepare una mezcla de dos partes de tierra, una parte de arena y una de estiércol descompuesto, cada parte se criba y se mezcla uniformemente y se deposita en el cajete hasta formar una capa de 10 cm, enseguida se nivela y se desinfecta el suelo del almácigo a razón de 1 libra de Bromuro de Metilo (455 g I.A.) por cada 10 m 2 . Para su aplicación, es necesario cubrir el almácigo con plástico. Después de la aplicación se deja reposar por 72 horas, tras lo cual se destapa y se remueve el suelo para que se ventile por otras 72 horas antes de realizar la siembra. Otro producto utilizado para la desinfección del suelo es el Vapam (Metam Sodio), el cual se encuentra disponible en presentación liquida y es soluble en agua, la dosis cuando se aplica con regadera es de 1.0 a 1.5 litros por metro cuadrado (420 a 630 g I.A./m 2 ), se debe distribuir uniformemente y con suficiente agua para mojar el suelo y se aplica 30 días antes de la siembra.

Siembra del almácigo

La siembra del almácigo se puede realizar al voleo, distribuyendo en forma uniforme la semilla en la superficie del almácigo, pero es más recomendable la siembra en hileras espaciadas 7 a 9 cm, depositando la semilla a una profundidad de 1.5 a 2.0 cm, tapando

5

la semilla con una capa de tierra o arena seca. La siembra en hileras se efectúa a chorrillo continuo. Es necesario el tratamiento de la semilla antes de la siembra con el insecticida imidacloprid (Gaucho) en dosis de 49 g de I.A./kilogramo de semilla. La fecha de siembra del almácigo sugerida para esta región es del 15 de noviembre al 31 de diciembre. La densidad de siembra en almácigo es de 400 gr en 10 m 2 , requiriéndose 30 m 2 para una hectárea, es decir, se requieren 1.2 kg de semilla por hectárea.

Manejo y cuidado del almácigo

En los almácigos los riegos deben efectuarse de preferencia por la mañana o por la tarde, cada tercer día con regadera manual para distribuir uniformemente el agua. Es conveniente considerar la protección del almácigo contra condiciones adversas como: heladas, vientos, rayos directos de sol y lluvias, esto se puede lograr con cubiertas de plástico transparente, cuando no hay pronósticos de heladas severas la protección se puede lograr con cobertura de sombra que puede hacerse de rastrojo de maíz, zacate, carrizo, etc. que resulta más económico.

A medida que crece la plantita o plántula, se le va proporcionando más luz, destapándolas durante el día y cubriéndolas durante la noche; además, los riegos se realizan más espaciados o menos frecuentes (cada dos o tres días).

Si se presentan enfermedades por pudriciones radiculares como el Damping-off, se debe castigar la planta disminuyendo la frecuencia de los riegos, además de aplicar Captán 15 g I.A./10 litros de agua, Metalaxil 4.83 g I.A./10 litros de agua o Propamocarb clorhidrato 13.9 g I.A./10 litros de agua. El principal problema de plagas en almácigo son los insectos

6

chupadores que son trasmisores de enfermedades virales, entre los que se encuentran mosquita blanca, pulgón verde, pulgón saltador o paratrioza y chicharrita. Sin embargo, el tratamiento de la semilla con imidacloprid (Gaucho) protege a la planta de 30 a 45 días debido a su efecto prolongado, lo que evita el daño de estas plagas, por lo que no es necesario completar el control con otros productos.

Producción de planta en charolas

Es la forma más eficiente y recomendable de producir planta de chile y jitomate. Para producirla es necesario contar con un invernadero que logre un control óptimo de factores climáticos como son: luz, temperatura y humedad. El uso de sustratos especialmente preparados es rápido y práctico pues ya vienen mezclados y desinfectados y pueden utilizarse inmediatamente. Se sugiere utilizar charolas de 200 cavidades que producen plantas más vigorosas, además las raíces no sufren un maltrato ya que salen de las cavidades con el cepellón completo. Las charolas de 338 cavidades también producen plantas aceptables. Se requiere utilizar en la siembra una semilla por cavidad en chiles de semilla híbrida.

El manejo de las plántulas en invernadero requiere de un eficiente control de humedad y temperatura. Es recomendable aplicar fertilizantes: en el caso de fertilizantes sólidos se puede aplicar en 200 litros de agua 100 gr de nitrato de amonio más 35 gr de la formula 18-46-00; en el caso de fertilizantes foliares se puede aplicar: Bayfolan o Max-grow en dosis de un kilogramo por cada 100 litros de agua. Es posible aplicar de 2 a 3 ocasiones durante el desarrollo de la plántula en invernadero. Para siembras en invernadero con charolas se requieren aproximadamente 250 gr de semilla para una

7

hectárea. Plántulas vigorosas y sanas, listas para el trasplante, se producen en condiciones de invernadero en 40 días, mientras que en almácigos de suelo son producidas en un período de 60 a 70 días, con menor vigor y mayor pérdida de semilla y por consecuencia de planta.

EPOCA

DE

TRASPLANTE

Y

DENSIDAD

DE

SIEMBRA

La época de trasplante es del 1º de febrero al 15 de marzo. Se sugiere utilizar una densidad de población de 37 mil plantas por ha, lo cual se logra dejando una planta cada 30 cm y una distancia entre surcos de 90 cm. Es conveniente que de 5 a 10 días después del trasplante (generalmente después del sobreriego) se realice una aplicación del insecticida imidacloprid (Confidor) 350 g I.A./ha dirigida al cuello de la planta, con el fin de protegerla durante 45 a 60 días de los insectos vectores de virus como mosquita blanca y pulgón, entre otros. El efecto de este producto consiste en que una vez que los insectos se alimentan de las plantas tratadas, estos dejan de hacerlo y aunque estén presentes no causan daño y poco después mueren.

VARIEDADES

Se sugiere sembrar las variedades de chile serrano Tampiqueño 74 y Paraíso; así como los híbridos Coloso, Centauro y Tuxtlas. Los frutos de los cultivares antes mencionados son de buena calidad, dada por la pungencia, tamaño, forma, color y firmeza de fruto. La firmeza del fruto está dada por el grueso del pericarpio que le da mayor peso, resistencia al transporte, así como el período de tiempo que dura en el mercado sin que disminuya su calidad.

8

Tampiqueño 74. Las plantas de esta variedades son de color verde claro brillante, debido a su escasa pubescencia o vellosidad, tanto en hojas como en tallos; los tallos son flexibles, lo que le da resistencia al quebrado de ramas por viento o manejo, alcanza una altura de 80 a 90 cm. Inicia su floración aproximadamente a los 90 días de edad y la primera cosecha ocurre de los 120 a 125 días después del trasplante. Sus frutos son largos, lisos, sin punta, de un color verde brillante, con una excelente firmeza y presentan un peso que fluctúa entre los 5 y 9 gramos, con una longitud de fruto de 6 a 8 cm y un diámetro de 1.4 a 1.6 cm. Esta variedad alcanza una producción de 10 a 12 ton/ha en cuatro o cinco cortes en condiciones de riego por gravedad.

Paraíso. La variedad Paraíso tiene plantas con hábito de crecimiento semi-determinado, ramas flexibles y una altura que varía de 70 a 90 cm. Posee abundantes ramas primarias que parten cerca de la base del tallo, que a su vez se bifurcan en 15 a 18 ramas secundarias. El follaje es de color verde normal, con pubescencia casi imperceptible en hojas y ramas. Esta variedad inicia su floración a los 75 días y su primer corte se puede efectuar a los 108 días después del trasplante. Los frutos tienen un peso de 6 a 8 gramos y presentan una longitud de 6 cm y un diámetro de 1.7 cm, de color verde esmeralda brillante en madurez comercial y cambia a color anaranjado en madurez total. Es una variedad que alcanza un rendimiento de hasta 14 ton/ha en dos o tres cortes en condiciones de riego por gravedad.

Coloso. El híbrido Coloso tiene plantas con hábito de crecimiento semi-determinado con una altura de 60 a 80 cm y tiene una coloración verde intensa y sin pubescencia aparente. Sus plantas presentan de cuatro a seis ramas primarias. Los frutos del híbrido

9

Coloso son de color verde esmeralda en madurez comercial que cambia a rojo en madurez total. Inicia su floración a los 67 días y la primera cosecha es a los 105 días después del trasplante El fruto presenta buena firmeza y tiene una longitud de 6 a 8 cm y un diámetro de 1.6 a 1.8 cm, lo que le da un peso promedio de 9 a 11 gramos (Figura 1). Este híbrido en el primer corte puede superar las 10 ton/ha. Los rendimientos obtenidos por el híbrido Coloso fluctúan entre 16 a 18 ton/ha en dos o tres cortes bajo condiciones de riego por gravedad.

en dos o tres cortes bajo condiciones de riego por gravedad. Figura 1. Frutos del cultivar

Figura 1. Frutos del cultivar híbrido Coloso

Centauro. El híbrido Centauro presenta plantas con escasa pubescencia, de altura intermedia y frondosa que alcanza de 60 a 90 cm. La ramificación principal es de 5 a 6 ramas primarias. Inicia la floración a los 69 días después del trasplante y el primer corte es a los 110 días. Los frutos son grandes y delgados (6.5 cm de largo y 1.4 cm de diámetro en promedio), de forma recta y epidermis lisa, son de color verde esmeralda brillante, rojo al madurar y un peso de 6 a 7 gramos (Figura 2). Es un fruto de buena firmeza lo que le

10

confiere resistencia al transporte y por lo tanto buena vida de anaquel. Bajo condiciones de riego por gravedad este híbrido rinde en promedio de 16 a 18 ton/ha en dos o tres cortes.

rinde en promedio de 16 a 18 ton/ha en dos o tres cortes. Figura 2. Frutos

Figura 2. Frutos del cultivar híbrido Centauro

Tuxtlas. Este híbrido presenta plantas pubescentes, con una altura de 60 a 80 cm y su ramificación principal es de 3 a 4 ramas primarias. Los frutos son de color verde obscuro y cambia a rojo al madurar, tiene una longitud de 6 a 7 cm y un diámetro de 1.6 a 1.8 cm. Este híbrido inicia su cosecha de los 90 a 95 días después del trasplante y alcanza una producción de 14 a 16 ton/ha en 2 o 3 cortes bajo condiciones de riego por gravedad.

ESCARDAS

La eliminación de la maleza es importante, principalmente en las etapas iniciales de desarrollo de la planta. Para su eliminación se deben realizar de 3 a

11

4 escardas mecánicas mientras el desarrollo del cultivo lo permita, después se tendrán que realizar de 3 a 4 escardas y aporques con yunta (tracción animal), complementándolos con deshierbes manuales que se realizarán cuando la población de maleza sea alta o cuando el suelo esté compactado, iniciándolas a partir del establecimiento del cultivo en el tapapie o primera escarda. Estas labores tienen la finalidad de conservar la humedad del suelo, permitir mayor aireación del terreno y evitar su compactación, la cual se presenta principalmente por la acción de riegos, lluvias y el uso de maquinaria. Es conveniente señalar que existe tecnología ampliamente probada que permite disminuir

el problema de maleza en forma importante como es el

uso del acolchado plástico y en otras ocasiones el

manejo adecuado de herbicidas selectivos.

RIEGOS

El número de riegos, la frecuencia y cantidad de agua que se aplique, depende de la precipitación pluvial presente en cada año, así como la temperatura

ambiental, frecuencia de vientos y la textura del suelo. Sin embargo, en general es conveniente aplicar un riego cada 20 a 25 días con una lámina de 10 a 12 cm,

a excepción del riego de trasplante que requiere una

lámina de 20 cm. Es conveniente aplicar de 7 a 9 riegos de auxilio durante el desarrollo del cultivo, proporcionando de 3 a 4 riegos para llegar a floración

e inicio de formación de frutos y de 3 a 5 riegos en el período de formación y cosecha. Se debe tener cuidado especial con los excesos de humedad derivada de encharcamientos que propician problemas de enfermedades radiculares como el complejo de hongos: Fusarium, Rizoctonia, Phytium y Phytophtora, entre otros.

12

FERTILIZACION

Aplicando la fórmula 180-90-00 se obtiene el mejor rendimiento; la aplicación se hace agregando al suelo todo el fósforo y la mitad del nitrógeno ocho días después del trasplante es decir, en la primera escarda. La mitad del nitrógeno se puede obtener de la siguiente forma: 196 kilos de Urea ó 439 kilos de Sulfato de Amonio; para el fósforo se puede emplear 196 kilos de superfosfato de calcio triple ó 461 kilos de superfosfato de calcio simple. La otra mitad de nitrógeno se aplica aproximadamente 45 días después de la primera aplicación. En ambos casos, el fertilizante se debe depositar de 5 a 8 cm de distancia de la planta y de 10 a 12 cm de profundidad, después de cada aplicación de fertilizante al suelo es conveniente regar para que la planta lo aproveche mejor.

CONTROL DE PLAGAS

Las plantas de chile serrano son atacadas por varias plagas que causan daños económicos de consideración cuando no se les controla oportunamente. Los daños consisten en pérdidas en la producción y en una baja calidad de los frutos. A continuación se proporciona información de las principales plagas que atacan al cultivo a fin de que puedan ser identificadas y controladas oportunamente, así como los insecticidas más eficientes para su control.

Barrenillo del chile (Anthonomus eugenii). Este insecto en su estado adulto es de color café obscuro y mide aproximadamente de 4 a 5 mm de longitud; la hembra deposita los huevecillos en el interior de los frutos tiernos; la larva es de color blanco cremoso con

13

la cabeza café, se desarrolla dentro del fruto y se alimenta de la semilla en formación (Figura 3). Posteriormente se transforma en pupa y después en adulto. Los adultos o picudos hacen un agujero pequeño por donde abandonan el fruto, debiendo a esto su nombre de barrenillo o picudo del chile.

Como el barrenillo está presente desde la primera floración, se debe iniciar su control cuando se detecte un adulto por cada 200 plantas muestreadas, inspeccionando un mínimo de dos yemas florales, botones o flores por planta. El combate se realiza con los siguientes insecticidas: Fipronil 50 g I.A./ha, Clorpirifos 720 g I.A./ha y Oxamil 520 g I.A./ha.

Mosquita blanca (Bemisia tabaci). Esta plaga en su estado adulto es una mosquita muy pequeña de color blanco que mide entre 1 y 2 mm de longitud (Figura 3). La hembra pone los huevecillos en el envés de las hojas adheridos firmemente. Este insecto en la forma de ninfa permanece en las hojas alimentándose del jugo de los tejidos de la planta hasta llegar al estado adulto en el que tiene un vuelo muy activo. Constituye un problema serio desde la producción de plántula y continúa en la etapa de trasplante a formación de fruto. En esta etapa se debe muestrear por lo menos 50 plantas por cada hectárea distribuidas en 3, 5 o más sitios. La presencia de insectos vectores de virus como mosca blanca, trips, pulgones y larvas de minador de la hoja no son de importancia en un período de 45 a 60 días después del trasplante cuando se aplica el insecticida Imidacloprid 350 g I.A./ha al cuello de la planta, después de esta etapa la mosquita blanca se puede controlar con los siguientes productos: Endosulfán 525 a 700 g I.A./ha recomendándose aplicar cuando al sacudir las plantas de chile se observe que vuelan en promedio de 4 a 5 mosquitas blancas por planta.

14

Pulgón verde (Myzus persicae). El pulgón verde es el vector de virus en vegetales más dañino del mundo, es capaz de transmitir más de 120 enfermedades que afectan a más de 500 plantas hospedantes, entre las cuales se incluye el chile serrano y otras plantas de importancia económica. Las ninfas y los adultos se alimentan en grandes colonias sobre el envés de las hojas (Figura 3). El daño es ocasionado por todos los estadíos, al succionar la savia de las hojas y brotes, al alimentarse inyectan una saliva tóxica que distorsiona las hojas, el daño causa reducción de vigor de la planta, achaparramiento, marchitez, amarillamiento, encrespamiento y caída de las hojas, así como fumagina que crece en la mielecilla que excretan, la cual ennegrece las hojas y se reduce la fotosíntesis. Sin embargo, el daño mayor es como vector de enfermedades de tipo viral en la etapa de floración a cosecha del cultivo. El control químico de esta plaga se puede realizar con Acefate 800 g I.A./ha o Pirimicarb 250 g I.A./ha.

Minador de la hoja (Liriomyza spp.). El adulto es una pequeña mosquita que pone los huevecillos en el envés de las hojas. Cuando sale la larva penetra en los tejidos alimentándose de su contenido, desfigurando la hoja y dejando galerías o minas (Figura 3); posteriormente las hojas dañadas se secan y caen. Entre la etapa de floración y cosecha, se deben muestrear 50 plantas por lote de 1 a 2 hectáreas en 3 a 5 sitios diferentes y se debe aplicar Abamectina 5.4 g I.A./ha o Cyromazina 75 g I.A./ha cuando se encuentre un 20% de daño en las hojas y éstas presenten una o más minas con larvas vivas. En caso de presentarse altas poblaciones de adultos de minador en actividad de alimentación y oviposición se sugiere aplicar Clorpirifos 720 g I.A./ha.

15

Araña roja (Tetranychus spp.). Las infestaciones de araña roja empiezan por el envés de las hojas en donde se forman colonias de arañitas que secretan una fina telaraña y aunque son muy pequeñas pueden observarse con facilidad (Figura 3). Las plantas atacadas adquieren un aspecto enfermizo presentando un color amarillento y café, dando la apariencia de haber sido ligeramente polveadas. El ataque de este ácaro provoca la caída de las hojas. Generalmente la araña roja se presenta en temporadas secas con baja humedad relativa. Para su control se sugiere el uso de Abamectina en dosis de 9 g I.A./ha cuando se observe que las ninfas han emergido de los huevecillos, normalmente es necesario repetir la aplicación de 6 a 8 días después. Las aspersiones de azufre elemental son efectivas cuando se aplican en densidades bajas de ácaros o cuando se realizan de manera preventiva para controlar enfermedades foliares en dosis de 2,000 g I.A./ha.

Gusano soldado (Spodoptera exigua). El adulto de esta plaga es una palomilla de color café obscuro; la hembra deposita sus huevecillos sobre las hojas en forma de masas y las cubre con una substancia color gris. Las larvas son de color verde pálido y pueden llegar a medir hasta 3 cm de largo (Figura 3). El daño que ocasiona este insecto es en estado de larva, alimentándose de las hojas y con frecuencia de los frutos. La aplicación de insecticida debe realizarse cuando se encuentren 5 larvas en 50 plantas revisadas en la etapa de trasplante a floración y de 8 a 10 larvas entre floración y cosecha. Para su control es conveniente aplicar Spinosad y Tebufenozide en dosis de 48 y 80 g I.A./ha respectivamente.

16

ENFERMEDADES

Enfermedades virales. Las enfermedades causadas por virus ocasionan con frecuencia pérdidas considerables al cultivo, llegando a ocurrir en ciertos años pérdidas totales. En la región se han identificado todos los virus reportados en México para el cultivo de chile, sobresaliendo el Virus Rizado Amarillo también conocido como Geminivirus y Enchinamiento, Virus Jaspeado del Tabaco, Virus Mosaico del Tabaco y Virus Mosaico del Pepino, los cuales son transmitidos principalmente por mosquita blanca y pulgón verde.

17

Larva del barrenillo del chile Anthonomus eugenii Adulto de mosquita blanca Bemisia tabaci Ninfas del
Larva del barrenillo del chile Anthonomus eugenii Adulto de mosquita blanca Bemisia tabaci Ninfas del
Larva del barrenillo del chile Anthonomus eugenii Adulto de mosquita blanca Bemisia tabaci Ninfas del
Larva del barrenillo del chile Anthonomus eugenii Adulto de mosquita blanca Bemisia tabaci Ninfas del

Larva del barrenillo del chile Anthonomus eugenii

Adulto de mosquita blanca Bemisia tabaci

eugenii Adulto de mosquita blanca Bemisia tabaci Ninfas del pulgón Myzus persicae Larva del minador de
eugenii Adulto de mosquita blanca Bemisia tabaci Ninfas del pulgón Myzus persicae Larva del minador de
eugenii Adulto de mosquita blanca Bemisia tabaci Ninfas del pulgón Myzus persicae Larva del minador de
eugenii Adulto de mosquita blanca Bemisia tabaci Ninfas del pulgón Myzus persicae Larva del minador de

Ninfas del pulgón Myzus persicae

Larva del minador de la hoja Liriomyza spp.

de mosquita blanca Bemisia tabaci Ninfas del pulgón Myzus persicae Larva del minador de la hoja
de mosquita blanca Bemisia tabaci Ninfas del pulgón Myzus persicae Larva del minador de la hoja
de mosquita blanca Bemisia tabaci Ninfas del pulgón Myzus persicae Larva del minador de la hoja
de mosquita blanca Bemisia tabaci Ninfas del pulgón Myzus persicae Larva del minador de la hoja

Daño por araña roja Tetranychus spp.

Larva del gusano soldado Spodoptera exigua

Figura 3. Principales plagas del chile serrano en la Zona Media Potosina

18

Para evitar o disminuir la presencia de este tipo de

de

insectos vectores o transmisores de estas

enfermedades.

virus es conveniente mantener

el

cultivo

libre

Marchitez del chile. Esta enfermedad es causada por un complejo de hongos entre los que se encuentran

Fusarium, Phytium, Rizoctonia y Phytophtora. El daño principal se localiza usualmente en el cuello de la raíz

o base del tallo y causa un marchitamiento repentino y

muerte de la planta, aunque también se puede presentar en la parte aérea de la planta. La infección

se facilita en lugares donde hay encharcamientos de agua o bien donde se siembra año tras año chile y

jitomate sin haber rotación de cultivos. Para su prevención es conveniente evitar los encharcamientos

y aplicar el producto Metalaxil 483 g I.A./ha.

COSECHA

La cosecha de los frutos se realiza cuando estos alcanzan su tamaño característico y presentan una coloración verde brillante en las variedades Tampiqueño 74 y Paraíso y los híbridos Coloso y Centauro y un verde obscuro para el híbrido Tuxtlas.

El primer corte o “calentona” se realiza aproximadamente de 100 a 110 días después del

trasplante; el resto de los cortes se hace generalmente

a intervalos de 12 a 16 días. Cuando se utilizan las

variedades recomendadas el potencial de rendimiento es superior a las 12 ton/ha y para el caso de los híbridos el rendimiento supera las 16 ton/ha de fruto fresco, en 2 o 3 cortes a excepción de la variedad Tampiqueño 74 cuya producción es menor en los primeros cortes ya que es de ciclo tardío.

19

SINONIMIAS DE PLAGUICIDAS

A continuación se presentan algunos nombres con los cuales pueden encontrarse en el mercado nacional e internacional los productos químicos que se mencionan en ésta publicación.

abamectina acefate azufre elemental bromuro de metilo captan clorpirifós etil cyromazina endosulfán fipronil imidacloprid metalaxil metam sodio oxamil pirimicarb propamocarb spinosad tebufenozide

= Agrimec, Bermectine, Vertimec = Centurión, Orthene = Cosmosul, Kumulus, Sultron = Ameribrom, Bromuro de metilo = Captan, Lucaptan, Funcap = Cyren, Lorsban, Vexter = Trigard = Thiodan, Thionex, Veldosulfan = Regent = Confidor, Gaucho = Apron, Ridomil = Anafum, Vapam = Vydate = Pirimor = Previcur, Tatoo = Spintor, Tracer = Confirm

20

En el proceso editorial de esta publicación participó el siguiente personal:

Comité Editorial del Campo Experimental Palma de la Cruz

Dr. Sergio Beltrán López M.C. Jorge Urrutia Morales M.C. José Luis Barrón Contreras

Revisión Técnica:

M.C. José Luis Barrón Contreras Dr. Jorge Elizondo Barrón M.C. Enrique Garza Urbina

Edición:

M.C. Humberto Gámez Torres

Tipografía:

T.S. María Teresa de Jesús Castilleja Torres

Formación:

M.C. José Luis Barrón Contreras

Fotografías:

M.C. Enrique Garza Urbina (Campo

Portada:

Experimental Ebano), M.C. Octavio Pozo Campodónico (Campo Experimental Sur de Tamaulipas) y Nippon Soda Co. L.D.G. Pablo Morales P. Coordinación de Difusión, Fundación Produce de San Luis Potosí, A.C.

SAGARPA-INIFAP-CIRNE Campo Experimental Palma de la Cruz Km 14.5 Carr. San Luis Potosí-Matehuala Soledad de Graciano Sánchez, S.L.P. Oficinas: Av. Santos Degollado 1015 C Col. Cuauhtémoc, C.P. 78270 San Luis Potosí, S.L.P. Teléfono (444) 8 13 79 23 Fax (444) 8 13 91 51 e mail: funprod@prodigy.net.mx

Impresión: Enero de 2003 Tiraje: 500 ejemplares Lugar: San Luis Potosí, S.L.P. Clave: INIFAP/CIRNE A-235

Folleto para productores Núm. 37

GOBIERNO DEL ESTADO DE SAN LUIS POTOSI GOBERNADOR

Lic. Fernando Silva Nieto

SECRETARIO DE DESARROLLO AGROPECUARIO Y RECURSOS HIDRAULICOS

Ing. José Manuel Rosillo Izquierdo

DELEGACION ESTATAL DE LA SAGARPA DELEGADO EN SAN LUIS POTOSI

Ing. Héctor Rodríguez Castro

FUNDACION PRODUCE DE SAN LUIS POTOSI, A. C. PRESIDENTE

Ing. Antonio Juan Chemás García

SECRETARIO

M. C. José Luis Barrón Contreras

TESORERO

Ing. Carlos T. Velázquez Osuna

GERENTE

Ing. Horacio A. Sánchez Pedroza

PRESIDENTE DEL CONSEJO CONSULTIVO REGION ZONA MEDIA

Sr. Antonino García Maldonado

LA INFORMACIÓN DE ESTA PUBLICACIÓN Y SU IMPRESIÓN FUERON FINANCIADAS POR: FUNDACIÓN PRODUCE DE SAN

LA INFORMACIÓN DE ESTA PUBLICACIÓN Y SU IMPRESIÓN FUERON FINANCIADAS POR:

FUNDACIÓN PRODUCE DE SAN LUIS POTOSÍ, A.C.

FPSLP FUNDACIÓN PRODUCE DE SAN LUIS POTOSÍ, A.C. AV. SANTOS DEGOLLADO No. 1015 altos COL. CUAUHTEMOC, C.P. 78270 TEL. / FAX (444) 813- 3972 / 811-0185 SAN LUIS POTOSÍ, S.L.P. fundprodsl@prodigy.net.mx

FPSLP COORDINACIÓN REGIONAL ZONA HUASTECA CARR. NACIONAL SUR No. 202, Local 5, esq. 2ª. Av. FRACC. LOMAS ORIENTE, C.P. 79090 TEL. / FAX (481) 382-4228 CD. VALLES, S.L.P. fundapro@prodigy.net.mx