Está en la página 1de 3

INTERPRETACIÓN DEL KARATE

“Está es una transcripción literal de un artículo publicado el Domingo 22


de Octubre del año 2000, en el periódico el CORREO DE MANZANILLO”.
Reportero: Oscar Olave Neri
*Opinión de Enrique Hizaola Rosas.
Notiecos/Manzanillo, Col. El Profesor Enrique Hizaola Rosas, de Karate
Lua, de El Colomo, ha dado a conocer la interpretación personal de lo que
es Karate, pues en ocasiones se piensa de manera equivocada acerca de
este deporte el cual sirve como una manera de vida y no para agredir o
lastimar al prójimo como muchos creen.
Por lo anterior dio a conocer que: El significado literal de Karate Do, es:
Kara=Vacio, Te=Mano y Do=Camino, lo que es lo mismo El Camino de las
Manos Vacías.
Dicho significado va más allá de la aparente simplicidad, ya que al hablar
de Do (camino), se refiere a un estilo de vida profundo y filosófico, esto es
disciplinado, en todos y cada uno delos aspectos. Actualmente se puede
decir que por fortuna, tenemos acceso a una gran variedad de ARTES
MARCIALES; que nos permite elegir la que mejor se adapte a nuestro
gusto y necesidad y obviamente el Karate Do, es una de ellas en sus
diferentes estilos como: Shotokan, Shito Ryu, Wado Ryu, Uechi Ryu y Goyu
Ryu, entre otros más.
Remontándonos a la historia, el Karate se llegó a practicar en forma
secreta de generación a generación como una forma de legado, desde la
forma más antigua hasta los inicios del Shuri De, Naha De, raíz de la que
proviene el estilo Goyu Ryu, fundado por el Sensei Chojun Miyagi (1887-
1953), el cual es la fusión perfecta de los opuestos como: Duro-Suave,
Agua-Fuego, Tierra-Viento, Masculino-Femenino, etc.; siendo por tanto un
estilo adaptable a cualquier situación, fluido y a la vez sólido.
El Karate hoy en día se puede encontrar principalmente como un arte
marcial, así como un medio práctico de defensa personal y por último
como un deporte.
Los beneficios obtenidos con la práctica del Karate son diversos ya que nos
lleva principalmente al autoconocimiento y dominio de si mismo,
reflejando de esa manera su aspecto filosófico-interno, del arte marcial,
además como un medio de Defensa Personal, nos otorga seguridad y
proyección positiva personal y como Deporte, nos mantiene sanos y por
lo tanto al unir este conjunto de características tan especiales, nos
mantiene alejados de hábitos nocivos y destructivos, permitiéndonos
además hasta cierto punto medir nuestros alcances Físicos-Mentales,
obtenidos en el transcurso del aprendizaje tanto del Kata (forma) como
del Kumite (combate), todo esto basado en el reglamento WUKO (World
Union Karate Organization) por sus siglas en inglés, o mediante el
reglamento ITKF (International Traditional Karate Federation). Hay que
recalcar que la finalidad real del Karate no es la competencia o
demostración de quien es mejor sino lograr una real e integra superación
física y mental recalcando la importancia de la humildad y respeto a la
vida propia así como a la de los demás, recordando que el verdadero
enemigo a vencer no es al que tenemos al frente sino a nosotros mismos,
por lo tanto el verdadero Karate nos enseña a no abusar de nuestros
conocimientos y fuerza. Empleándolo sólo en aras de la verdad y de la
justicia, esto se recalca profundamente en el Kenpo-Karate, en el cual se
refleja una primicia filosófica la cual manifiesta que <<No se pretende
generar una capacidad agresiva y usarla luego con nefastos propósitos>>
ya que esto deshonraría al Kenpoista y a su gente esto viene basado en
<<La primera Ley de las Manos Vacías>> en su poético y letal código de
honor que dicta de la siguiente forma: <<Vengo hacía ti Con las Manos
Vacías, No tengo Armas>>, pero si soy obligado a defenderme o a
defender mis principios de honor, si es cuestión de vida o muerte, por
derecho, por la justicia, entonces <<AQUÍ ESTAN MIS ARMAS….LAS
MANOS VACÍAS>>.
Con estos principios filosóficos que se encuentran latentes en todas y cada
una de las Artes Marciales y mediante el ejercicio de estas facultades el
Artista Marcial desarrolla cualidades positivas como Disciplina, Tesón,
Seguridad, Dominio de sus actos y sobre todo un alto grado de humildad.
Además al estudiar en el Dojo (Lugar del Camino) y al compartir
momentos de nuestra existencia se desarrollan lazos de amistad que se
fortalecen día a día y es un aprendizaje-enseñanza mutua por como refleja
el maestro al estudiante en la máxima:
<<No voy a mostrarte mi arte, voy a compartirlo contigo, si te lo mostrase
sería sólo una exhibición y con el tiempo se perdería en algún rincón de tu
mente. Pero si lo compartimos no sólo lo retendrás siempre….sino que
también yo avanzaré>>.
Por lo antes expresado la conclusión de que, es, Karate; podemos decir
que es una forma de vida que permanece en una constante evolución,
buscando el perfeccionamiento físico-mental y espiritualmente, poniendo
como principio la disciplina y la humildad, como pilares de sostenimiento
para cada uno de los que practican las artes marciales.
Por otro lado es bueno mencionar que en Manzanillo existen varias
escuelas que imparten la disciplina de las artes marciales como la escuela
de Karate Lua, de donde es el profesor Enrique Hizaola Rosas y que se
ubica en la población de El Colomo, así como también está la de Enrique
Virgen Quiles, que imparte en el auditorio Manuel Bonilla Valle, siendo
diferentes las organizaciones a las que pertenecen

Fuente de información:
El correo de Manzanillo, Primera Sección página 10, Domingo 22 de
Octubre 2000

También podría gustarte