Está en la página 1de 4

ILUSTRACIÓN: SATOMY ASUY

investigación
investigación

investigación

UNA COOPERATIVA

NADA SANTA

Desde Trujillo, la increíble historia de Cooperativa San Lorenzo. De cómo la más importante microfinanciera de la ciudad es hoy desfalcada por una administración próxima al mundo del hampa. Una mirada al campo liberado en el que se mueven las cooperativas y al insuficiente sistema de supervisión de un mercado que ya mueve S/. 5.000 millones solo en depósitos.

por Christopher ACostA

E s miércoles 26 de mayo del 2014, y desde el auditorio de la Cámara de Co-

mercio de La Libertad, en Trujillo, Pedro Pablo Kuczynski ofrece una conferencia. Su presencia es parte del programa de actividades por el aniversario de la Cooperativa de AhorroyCréditoSanLorenzo. Dos días después, desde una casona en el Centro Histórico, el congresista Octavio Salazar tomaría juramento a Luis Ríos Abanto, el reelegido presidente de la cooperativa.

La participación de un potencial candidato a la presidencia y del presidente de la Comisión de Producción y Cooperativas del Congreso fue un importante espaldarazo para la reputación de San Lorenzo. Lo más probable es que ni Kuczynski, ni Salazar, ni los socios cooperativistas conozcan el irregular manejo del dinero de la microfinanciera. Durante tres meses, PODER conversó con extrabajadores y exdirectivos de la cooperativa, revisó el historial crediticio de medio centenar de personas, y accedió a fotografías y audios inéditos para revelar una enrevesada trama de emisión irregular de créditos y los preocupantes nexos de la cooperativa con la delincuencia local. ¿A manos de quién está yendo a parar el dinero de la cooperativa trujillana más importante? ¿Quié- nes la dirigen y cómo estarían siendo beneficiados? ¿Por qué falla el actual sistema de supervisión? Este caso, y el del inexplorado mundo de las cooperativas en el Perú, en el siguiente informe.

COBRANZA COACTIVA

La mañana del lunes 3 de marzo último, la calma de las oficinas de Cooperativa San Lorenzo, en el centro de la ciudad, se quebró con la llegada de Héctor Oswalder Torres Solórzano, quien traía consigo una notificación prejudicial. El documento que la microfinanciera había enviado a su casa le exigía el pago de un préstamo por S/. 8.000, so pena de inicio “de las acciones judiciales

había enviado a su casa le exigía el pago de un préstamo por S/. 8.000, so
[1] FOTOS: DIFUSÓN
[1]
FOTOS: DIFUSÓN

correspondientes”. El crédito ya tenía dos cuotas vencidas. Torres exigía conversar con el gerente para hacer una de- nuncia: del total del préstamo, solo había recibido mil soles. La diferencia, dijo, había quedado con el analista de créditos que le ofreció hacerse cargo del trámite. “Yo no voy a pagar una plata que no he recibido. Yo solo voy a pagar los mil”, le dijo al agente de seguridad, quien le negó el pase a Gerencia. El gerente general es Víctor Plasencia Urcia, y —como revelará este informe— bajo su gestión se han concretado una serie de desembolsos por más de S/. 1,2 millones, que han ido a parar a manos de trabajadores de la cooperativa y de sus familiares directos. La mayoría de estos créditos permanecen impagos y han sido beneficiados con múltiples reprograma- ciones, a fin de que el sistema no los considere mora. Son 31 las personas, entre trabajadores y sus familiares, que PODER ha identificado como beneficiarios de estos créditos. Solo los parientes de Plasencia, por ejemplo, suman más de S/. 300.000 en créditos que, a la fecha, no han sido cancelados en su totalidad. Sus dos hermanos, sus dos herma- nas, su tía, su madre y dos de sus cuñados aparecen en la lista.

46

PODER

JUNIO 2014

“El problema no solo es que no paguen o que los créditos sean reprogramados. El problema es que se aprobaron aun sin cumplir con las garantías. Que las instituciones supervisoras revisen los expedientes”, dijo un extrabajador, despedido tras negarse a obedecer indicaciones para la aprobación de créditos de este tipo.

TRABAJADORES AFORTUNADOS La microfinanciera, cuyo nombre original es Cooperativa de Ahorro y Crédito Parroquia San Lorenzo, fue fundada en 1958 por el sacerdote Juan Bautista Vanriest Bury, de la mano de 75 fieles, y con un capital social de ocho mil soles. Su fundador ocuparía el cargo de tesorero y, en otro momento, dirigiría el Consejo de Vigilancia. Durante su gestión, la cooperativa logró hacerse del terreno que ahora ocupa, a espaldas de la parroquia del mismo nombre. Casi 60 años después, los socios suman 17.000 personas y no tienen idea de lo que se está haciendo con el capital de la cooperativa, producto de sus aportes mensuales. PODER accedió a reportes crediticios de la institución

[2]
[2]

[1] Congresista Octavio Salazar toma juramento a Luis Ríos Abanto, reelegido presidente de Cooperativa San Lorenzo. Su esposa fue beneficiada con créditos. [2] Luis Ríos (Presidente) y Víctor Plasencia (Gerente), ambos responsables de la administración de la cooperativa, junto a PPK. [3] Jorge Ágreda (Gerente de Negocios) y Víctor Plasencia (Gerente General). Sus familias en conjunto suman créditos por medio millón de soles, dinero pendiente de pago. [4] Enrique Cabrera (Analista Sénior) junto a Edwin Rodríguez, alias “El Huaco”, y a Pilar Espejo, alias “Tía Pilar”. Según la Policía, líderes de la banda “Los 80”.

que documentan, por ejemplo, que en un solo día, el 31 de julio del 2013, cinco altos ejecutivos de la microfinanciera se hicieron de créditos por un total de S/. 559.000. Uno de los afortunados, y quien acumula el 50% de la cifra, es Víctor Manuel Alayo Quiñones, cuñado del gerente general, esposo de su hermana Rocío Plasencia (también con un crédito). Alayo, quien además trabaja hace dos años en la cooperativa, accedió a un crédito de S/. 223.000. En el selecto grupo se encuentra también Jorge Luis Ágreda Callegari, gerente de Negocios, a quien se le aprobó S/. 66.000 ese mismo día. Ágreda es, además, otro de los ejecutivos cuya familia ha recibido créditos, también reprogramados. Su esposa, hermano, prima y sobrina suman S/. 123.000 en préstamos.

RELACIONES PELIGROSAS Pero hay un hombre fuerte en la administración de la coo- perativa que hasta ahora no ha sido mencionado. Se trata de Enrique Cabrera Muñoz, analista sénior y actual responsable de la agencia de San Lorenzo en el distrito de El Porvenir, uno de los barrios más peligrosos de la ciudad. Cabrera no solo

[3]
[3]
[4]
[4]

goza de un crédito de S/. 122.000, que paga irregularmente, sino que tendría cercanos vínculos con, por lo menos, un grupo delictivo que opera en Trujillo. Junto a esta nota se publica una fotografía por la que el ejecutivo se verá obligado a dar explicaciones. En ella aparece con dos figuras recurrentes de las páginas policia- les. A su izquierda, Edwin Javier Rodríguez Veneros, alias “El Huaco”; a su derecha, abraza a María del Pilar Espejo Abanto, alias “Tía Pilar”. Según información de la Policía, la pareja dirigía la banda de “Los 80”, conocida por liderar las extorsiones en la ciudad. El primero fue abatido el año pasado en un presunto ajuste de cuentas, mientras que la segunda, su pareja, fue detenida por la Policía. PODER encontró a Cabrera en su despacho de la agencia de El Porvenir y, tras mostrarle la fotografía, le consultó por sus posibles nexos con la banda delincuencial. El ejecutivo negó en todo momento conocer a los fotografiados. Dijo que la imagen fue tomada durante su matrimonio y que estas personas estuvieron presentes en la fiesta sin ninguna razón. Advirtió, además, “problemas legales” si era publicada.

JUNIO 2014

PODER

en la fiesta sin ninguna razón. Advirtió, además, “problemas legales” si era publicada. JUNIO 2014 PODER

47

48

La imagen fue proporcionada por un pequeño grupo de socios activos de la cooperativa, preocupados por su seguridad. “Por su cargo, Cabrera tiene acceso a información confidencial de las cuentas de los socios. No es posible que esa información esté en manos de funcionarios con esos nexos”, dijo uno de ellos. Pero la imagen no solo podría causar el despido del ejecu- tivo. Un elemento adicional podría incluso llevar a Enrique Cabrera Muñoz a ser investigado por las autoridades: un audio.

local. Yanira Rodríguez Visitación, hija del antes mencionado “El Huaco”, recibió un crédito de S/. 46.000 para la adquisición de un vehículo. El crédito fue aprobado por la agencia de El Porvenir, que ahora lidera Enrique Cabrera Muñoz. “Esto se ha sabido siempre”, dijo un actual trabajador de esa agencia. “Cabrera incluso nos dice que la oficina está resguardada. Hasta ofrece repartir adhesivos para las motos de los cobradores, como señal de que alguna banda las protege”, relató.

“HAY QUE METERLE UNA LAVANDERÍA” PODER obtuvo un audio registrado por uno de los celulares de Cooperativa San Lorenzo. En él se escucha una conversa- ción entre Enrique Cabrera Muñoz y Ricardo Díaz Leturia, un analista subalterno. Este último le cuenta a su jefe una particular noticia: que su tío ha salido de la cárcel (“de cana”) y está viniéndose con “el billete”. El ofrecimiento de Cabrera es inaudito: ofrece “meterle una lavandería”. Díaz responde que el ofrecimiento ya está hecho. La transcripción del audio se publica junto

¿CRÉDITOS CHUECOS? Además de la treintena de préstamos directamente concedi- dos a trabajadores y a sus familiares, los mismos que ahora cuentan con calificación negativa en centrales de riesgo, otro tipo de créditos sin retorno estarían afectando las finanzas de Cooperativa San Lorenzo. Y para ello se utilizaría a terceros. Héctor Oswalder Torres Solórzano, cuya denuncia ante la cooperativa fue contada al inicio de esta historia, es uno de

ellos. El socio, a quien a través de una notificación prejudicial le cobraban S/. 8.000 de un préstamo tramitado a su nombre,

y del que solo recibió S/. 1.000, ya ha

identificado a Enrique Cabrera, actual analista sénior, como la persona con

la que acordó el irregular desembolso.

Pero hay un pasaje en el audio que revela PODER que da más luces sobre lo que sería un modus operandi para desviar grandes cantidades de dinero de los fondos de la cooperativa. En la conversación entre Enrique Cabrera y Ricardo Díaz, este último le recrimina, aunque en modo amable y jocoso, la aprobación de un crédito a una

“empresa de maíces” por S/. 500.000, “cuando ese crédito no vale ni cinco mil soles”, le dice, refiriéndose a las nulas garantías de la empresa

Más de S/. 1,2 millones han ido a manos de trabajadores de la cooperativa y de sus familiares. La mayoría de estos créditos permanecen impagos.

a esta nota, y puede escucharse completo en LaMula.Pe. Que dinero proveniente de actividades ilícitas esté siendo ingresado al sistema económico formal, usando para ello a las cooperativas, es una posibilidad real. Así se lo dijo a PODER Claudia Canales, funcionaria de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). En la parte final de este informe, Canales cuenta la estrategia de la institución para detectar operaciones sospechosas en las cooperativas, aun cuando no existe una ley que faculte a la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) a supervisarlas. Pero no es esta la primera vez que Cooperativa San Lo- renzo es vinculada con el mundo del hampa trujillano. El año pasado, el Ministerio Público le solicitó formalmente infor- mación sobre uno de sus socios, César Velásquez Montoya, bautizado por la policía como “Chino Malaco”, y acusado de liderar la banda “Los Plataneros”. La cooperativa se vio obligada a aceptar que el presunto delincuente era uno de sus socios y que tenía una cuenta de ahorros en la institución. Otro hecho apuntalaría la tesis de la cercana relación de algunos ejecutivos de la cooperativa con el mundo del hampa

para pagar. “Te vas a ir a la cárcel por ese crédito”, le dice a Cabrera, mientras este solo atina a reír. Ricardo Díaz, además, afirma algo muy serio en la conver- sación grabada. Dice saber que, del medio millón de soles, el empresario, en acuerdo con los ejecutivos de la cooperativa, solo ha recibido S/. 70.000 para que pueda pagar algunas de la cuotas. “El resto se lo han repartido entre varios”, cuenta. La empresa de la que ambos analistas de créditos hablan es Corporación de Granos y Semillas Atlantic, a cuyo gerente general, José Alberto Ávalos Gamboa, no se pudo ubicar en la dirección reportada a Sunat, a dos cuadras de las oficinas de la cooperativa.

DE PRESTADOR A PRESTAMISTA No se sabe a ciencia cierta de qué manera esta fuga de dinero de las arcas de Cooperativa San Lorenzo ha podido impactar sobre sus finanzas. Pero lo que es un hecho es que el no retorno de los créditos entregados, así como los intereses dejados de percibir, pueden mermar los balances de cualquier entidad financiera.

PODER

JUNIO 2014

dejados de percibir, pueden mermar los balances de cualquier entidad financiera. PODER JUNIO 2014 JUNIO 2014
dejados de percibir, pueden mermar los balances de cualquier entidad financiera. PODER JUNIO 2014 JUNIO 2014
dejados de percibir, pueden mermar los balances de cualquier entidad financiera. PODER JUNIO 2014 JUNIO 2014

JUNIO 2014

PODER

49

Audio 1

L lamada telefónica entre Enrique Cabrera (analista sénior) y Ricardo Díaz (analista). Conversan sobre

el otorgamiento de un crédito fraudulento otorgado a Corporación de Granos y Semillas Atlantic.

RD: Oye, ¿y tu crédito feazo, ese de maíz?

EC: ¿De cuál?

RD: Ya te cagaste. Te vas a ir a la cárcel. Ja, ja.

EC: ¿De cuál? RD: Ese crédito de maíces. Ya lo vi. Quinientos mil soles le has dado. Y no vale ni cinco mil soles. Y dicen que el dueño solo recibió setenta mil soles, el que ha sacado el préstamo. EC: Ya, ¿y? No, ese ha sido…

RD: Y se lo han repartido entre varios. Oe, causa, y están que lo cagan al Víctor. ¿Pero quién ha sido? ¿El Chacho o el Víctor?

EC: No, no, ese lo ha traído [el crédito] otro huevón.

RD: Un crédito chueco, huevón. Ya te cagaste. ¿Y para qué le han dado siete mil quinientos? ¿Para que aporte? Ja, ja.

RD: Ja, ja, también.

EC: Para que pague, ja, ja, ja.

EC: Ja, ja, ja

RD: Oye, pero ese crédito no se va a pagar, ¿di? Ja, ja, bacán. Pero ya mucha pendejada, ya.

Audio 2

C onversación entre Enrique Cabrera (analista sénior) y Ricardo Díaz (analista). Conversan sobre “lavar”

el dinero de alquien que acaba de salir de la cárcel.

RD: Oye, lo bueno es que mi tío ya salió de cana. ¿Te acuerdas, el de los ocho mil soles? EC: Ah ya, ya. Ya está libre.

RD: Sí, y está viniéndose con billete. Me ha dicho Ricardo, algo tranquilo, que no se qué…

EC: Ja, ja. A él más bien hay que meterle una lavandería, huevón.

RD: Sí, pues, ya le he dicho ya, tío ven acá para hacer un par de…

EC: Ja, ja, ja.

una lavandería, huevón. RD: Sí, pues, ya le he dicho ya, tío ven acá para hacer

50

PODER

JUNIO 2014

PODER, sin embargo, pudo confirmar un hecho al menos particular. A mediados del año pasado, San Lorenzo necesitó de un préstamo para evitar afectar su índice de liquidez, en víspera del lanzamiento de un nuevo producto. Un impor- tante banco le cedió un préstamo de medio millón de soles. El monto del crédito coincide con la cantidad de dinero que un año antes la cooperativa había entregado en préstamo a cinco trabajadores de su plana ejecutiva. En entrevista concedida a PODER, el gerente general de San Lorenzo, Víctor Plasencia, admitió la operación. Dijo, sin embargo, que “no sabría” a cuántos familiares suyos se les ha otorgado préstamos. “Depende a qué consideres familiar directo”, dijo. Esta investigación determinó que son ocho. Negó, además, ser cuñado de Víctor Alayo, pese a que, para este informe, se confirmó el matrimonio con una de sus hermanas. Plasencia negó cualquier tipo de problema financiero en la institución, restó importancia a las amistades de su analista sénior y su posible vinculación con una banda local, y aseguró que los préstamos que otorga la cooperativa se ajustan a ley. “¿Ética? Que los curas hablen de ética”, dijo, quizás olvidando el origen de la cooperativa que gerencia. Un exdirectivo de la cooperativa lanzó una voz de alerta:

“Cuando todo esto se sepa, cuando los socios sepan cómo se está usando su dinero, van a correr a sacar sus ahorros. ¿Tú crees que van a tener el dinero para devolverlo?”. Pero el problema podría ser de una envergadura mayor. Para que San Lorenzo pudiese acceder al préstamo del banco, tuvo que brindar las garantías que se le solicitaron. Hemos visto antes las relaciones que la cooperativa man- tendría con el mundo del hampa trujillano, y en el audio que revela PODER se habla de recibir dinero para “hacer una lavandería”. Una posibilidad es que, lejos del sistema de supervisión de la Federación Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito del Perú (Fenacrep) y de la Unidad de Inteligencia Financiera, San Lorenzo esté accediendo a otras “fuentes de financiamiento”. Como señala Canales, de la UIF, que dinero proveniente de actividades ilícitas esté siendo ingresado al sistema económico formal usando, para ello, a las cooperativas, es una posibilidad real.

EL COOPERATIVISMO EN EL PERÚ El avasallador avance de las microfinanzas en los últimos años ha llegado incluso a arrebatarle a la gran banca varios cientos de millones de soles en servicios. En ese contexto, la participación de las cooperativas ha crecido también de manera paralela. Hasta el año pasado, la Fenacrep reportaba un total de 167 instituciones de este tipo, ubicadas en todo el territorio nacional. Con ello ha crecido también el número de socios cooperati- vistas en el Perú, que Fenacrep estima ya en más de 1.400.000. Sin embargo, lo que no ha avanzando al mismo ritmo son los esfuerzos para proteger de manera efectiva los ahorros de las personas que deciden apostar por este tipo de instituciones. La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) calcula

en más de S/. 5.000 mi- llones el monto que todas las cooperativas de aho- rro del país actualmente resguardan. Una de las fórmulas para garantizar la seguridad de los cooperativistas, según Carlos Butrón, de la Intendencia de Mi- crofinanzas de la SBS, sería exigir a este tipo de microfinancieras acogerse al Fondo de Seguro de Depósito, un mecanismo obligatorio para el resto de entidades que brindan servicios de tipo financiero en el país. “De ser así, cualquier persona que ahorre en una cooperativa tendría la certeza de que, ante cualquier escenario adverso que enfrente la institución, tiene sus depó- sitos asegurados por hasta S/. 92.000. Actualmente, no cuentan con esa pro- tección”, explica Butrón. Hace apenas tres se- manas, la SBS decidió in- tervenir la Caja de Pisco, luego de analizar por un tiempo el descenso en la calidad de sus indicado-

res. El sistema del Fondo de Seguro de Depósito viene funcionando perfectamente, y, a la fecha, el 95% de los ahorristas ya han recuperado sus ahorros a través de las agencias del Banco de la Nación. Pero, en el caso de las cooperativas, ¿quién las supervisa?

en el caso de las cooperativas, ¿quién las supervisa? conflicto de intereses, ya que la federación
en el caso de las cooperativas, ¿quién las supervisa? conflicto de intereses, ya que la federación
en el caso de las cooperativas, ¿quién las supervisa? conflicto de intereses, ya que la federación
en el caso de las cooperativas, ¿quién las supervisa? conflicto de intereses, ya que la federación
en el caso de las cooperativas, ¿quién las supervisa? conflicto de intereses, ya que la federación
en el caso de las cooperativas, ¿quién las supervisa? conflicto de intereses, ya que la federación
en el caso de las cooperativas, ¿quién las supervisa? conflicto de intereses, ya que la federación

conflicto de intereses, ya que la federación es, sobre todo, una institución de tipo gremial: son las cooperativas supervisándose a sí mismas. Fenacrep se ha pronun- ciado rotundamente en contra de que esa función le sea depuesta. Durante tres semanas, PODER intentó una entrevista con Manuel Rabines, su gerente, pero no aceptó conversar sobre el tipo de supervisión que actualmente llevan adelante. José Zapata, responsable del tema, dijo vía correo

electrónico que se trataba de información confidencial. Lo cierto es que, por sor- prendente que parezca, para las cooperativas la afiliación

a Fenacrep es voluntaria. Y,

si bien por ley están todas obligadas a enviarles cada cierto tiempo sus estados financieros, hay un número importante que se ha rebe- lado a tal imposición, ante la falta de mecanismos de sanción de la federación. A la espera de que el Congreso discuta y apruebe esta importante modifi-

cación en la supervisión de instituciones de tipo financiero, dos importantes iniciativas del Estado intentan tender puentes ante el aún inexplorado mundo de las cooperativas en el país. El Ministerio de la Producción culminará pronto el pri- mer censo de cooperativas, en un esfuerzo por conocer el tipo y número de estas instituciones, con las que antes los gobiernos no han tenido mayor articulación. Heber Fundes, de la Dirección General de Desarrollo Productivo, dijo a PODER que el objetivo es diseñar un Directorio Nacional de Cooperativas, de las que, se estima, existen 19 tipos, prevaleciendo las de ahorro y crédito. De otro lado, la aprobación de un importante mecanismo de prevención contra el lavado de activos por parte de la UIF, vigente desde el año pasado, obliga ahora a las cooperativas a enviar mensualmente, como lo hacen el resto de instituciones del mercado financiero, sus reportes de operaciones sospechosas (ROS). Es este el primer gran acercamiento de la SBS al aún

desconocido mundo de las cooperativas.

LA REFORMA

A finales del año pasado, la Comisión de Economía del Con-

greso aprobó el proyecto que modifica la actual ley que rige a las cooperativas de ahorro y crédito. El cambio sustancial que propone es que en adelante sea la SBS la que se encargue de su supervisión, de manera que haya un control efectivo

sobre la administración de este tipo de instituciones, que cada año captan más recursos de nuevos socios en todo el país.

El proyecto espera programación para debatirse en el Pleno.

Actualmente, es la Federación Nacional de Coopera- tivas de Ahorro y Crédito del Perú (Fenacrep) la que, por ley, tiene a cargo esa supervisión. Esto supone un evidente

Crédito del Perú (Fenacrep) la que, por ley, tiene a cargo esa supervisión. Esto supone un

JUNIO 2014

PODER

51