Está en la página 1de 8

UCLM. FACULTAD DE HUMANIDADES. Albacete.                    Asignatura: HISTORIA DEL ARTE. Profesor: Manuel Mujeriego.

 
___________________________________________________________________ 
El arte gótico. Guía de estudio. 

7. EL ARTE GÓTICO. 
7.1. INTRODUCCIÓN. 
El concepto de arte gótico fue utilizado por vez primera por el artista e historiador Giorgio Vasari 
para  referirse  al  arte  de  los  “bárbaros”  en  contraposición  al  vocabulario  clásico  del  arte 
renacentista. El tono  peyorativo  con  que  se  formula poco  tiene  que  ver  con la  realidad,  pues  no  es 
éste el arte de los godos o de otros pueblos germánicos sino que tiene su origen muy posteriormente 
en  la Ile  de  France,  al  hilo  de  la  recuperación  económica y  urbana en los  inicios  de  la  Baja Edad 
Media,  y  con  un  hito  muy  significativo  en  la  reconstrucción  del  coro  de  la  abadía  de  Saint­Denis 
(1140­1144) por el abad Suger. 
No obstante, reconocido este hecho, la historiografía artística ha encontrado serias dificultades para 
su definición,  basadas  frecuentemente en propuestas arquitectónicas: 
­  Los  autores  de  tradición  romántica  de  la  escuela  de  Chartres,  desde  un  punto  de  vista 
formalista, aluden a él simplemente con el arte ojival. 
­  Para  espiritualistas  del  estilo  como  Worringer  es  la  expresión  medieval  del  arte  del  norte,  en 
contraposición con el románico mediterráneo. 
En  ambos  casos  se  trataría  de  definiciones  demasiado  parciales  como  para  caracterizar  una 
manifestación  artística  muy  compleja  y  prolija,  pues  se  desarrolla  en  toda  Europa  desde  su  fase 
inicial  francesa,  a  mediados  del  siglo  XII,  hasta  bien  entrado  el  siglo  XVI  en  sus  estadios  más 
tardíos, en países como España. 
Por eso, Rene Huyghe ha intentado caracterizarlo a partir de las circunstancias socioeconómicas e 
ideológicas  en  que  se  desarrolla,  englobando  las  aportaciones  de  la  historiografía  social  e 
iconológica, Así: 
­  El  arte  gótico  sería  el  del  resurgir  de  las  ciudades,  como  consecuencia  de  las  mejoras 
económicas y comerciales que a partir del siglo XII superan la tradición feudal (Hauser). 
­  Pero  también  el  de  la  nueva  espiritualidad  escolástica,  que  redescubre  el  medio  físico  y  la 
naturaleza  como creación  e  imagen  de  Dios  según el  pensamiento  de  San  Francisco  de Asís  y 
San Bernardo de Claraval (Panofsky). 
Con estas premisas el gótico puede ser definido como la expresión artística de la Baja Edad Media, 
derivada  del  acrecentamiento  del  poder  real  y  la  creación  de  una  cultura  secularizada  en  la  que 
tienen una importancia esencial las universidades. A partir de ellas se crean unas nuevas estructuras 
sociales, económicas  y  científicas  que  ven  en  la  plasmación  artística  gótica  la  imagen  de  la  nueva 
sociedad. 
7.2. LA  ARQUITECTURA GÓTICA. 
Otto  Simpson  señala  como 
características  esenciales  de  la 
arquitectura gótica: 
­  La  utilización  de  la  luz  que, 
siguiendo la revisión de las ideas de 
Pseudo­Dionisio  Areopagita 
(teólogo  sirio  del  s.  VI  que 
cristianizo  el  neoplatonismo  de 
Plotino),  se  identifica  con  la 
divinidad  a  partir  de  su 
transformación  por  las  vidrieras  en 
luz celestial. 
­  La  relación  estructura­apariencia. 
En  contraposición  a  la  arquitectura 
románica,  donde  lo  decorativo 
adquiere  gran  importancia,  en  el 
gótico  la  estructura  adquiere  por 
primera vez una dimensión estética. 
Ambas  características  se  sitúan  en  el 
punto  de  partida  del  debate  sobre  el 
origen  de  la  arquitectura  gótica: 
funcional,  visual  y  simbólico.  La 
importancia  de  lo  funcional  destacada 
en el siglo XIX por Viollet­Le­Duc, fue 
contestada  a  principios  del  XX  por  Pol 
Abraham  con  una  consecuencia 
inmediata:  las  edificaciones  góticas  no
UCLM. FACULTAD DE HUMANIDADES. Albacete.                    Asignatura: HISTORIA DEL ARTE. Profesor: Manuel Mujeriego. 
___________________________________________________________________ 
El arte gótico. Guía de estudio. 

eran  fruto  de  un  determinado  sistema 
constructivo  sino  su  causa.  Así,  se 
entendía  la  interdependencia  de  los  tres 
factores  del  debate,  y  autores  como 
Focillon significaban  el  equilibrio  entre 
técnica,  forma  y  significado.  Por  otra 
parte,  la  dialéctica  escolástica  del  siglo 
XIII  ofrecía,  según  Panofsky, 
importante  paralelismos  con  la  catedral 
gótica  convertida  en  la  summa 
religiosa,  histórica  y  estructural  de  la 
época. 
No  obstante,  es  indudable  que  las 
características  propuestas  por  Simpson 
resultan  del  empleo  de  algunos 
elementos  técnicos.  Desde  el  punto  de 
vista  del  sistema  de  cubrición,  el  arco 
apuntado,  con  dos  puntos  de  traza, 
permitía  una  mayor  luz  y  favorecía  la 
verticalidad;  mientras  la  bóveda  de 
crucería,  resultante  del 
entrecruzamiento  de  dos  arcos 
apuntados,  aumentaba  la  ligereza  de  la 
plementería.  Por  lo  que  respecta  al 
soporte,  los  pilares,  más  desarrollados 
que  en  el  mundo  románico,  eran  los 
encargados  de  recibir  el  empuje  de  las 
nervaduras y resolver el problema  de la 
pesadez  de  los  muros;  arbotantes  y 
pináculos  exteriores  contrarrestaban  los 
empujes  laterales  al  tiempo  que 
introducían  el  valor  estético  al  edificio, 
en  términos  que  Hans  Jantzen  ha 
calificado como “estructura diáfana”. El 
cerramiento,  en  contra  del  estilo 
precedente,  carece  de  misión 
constructiva,  posibilitando  el  desarrollo 
de las vidrieras y las ascensionalidad de 
las fábricas. 
La  novedad  de  la  arquitectura  gótica 
reside precisamente en el resultado final 
de  esa  combinación  de  elementos  que 
en ningún caso resultaban originales. El 
arco  ojival  se  empleaba  ya  en  la 
arquitectura  cisterciense  desde 
principios  del  siglo  XII,  y  aún  antes  en 
el  románico  borgoñón  y  en  la 
arquitectura  islámica.  La  bóveda  de 
crucería  era  también  habitual  en  las 
iglesias  normandas  y  angevinas,  las 
cúpulas  hispano­musulmanas,  el  arte 
selyucida  o  las  construcciones 
armenias.  Además,  parece  demostrada 
la  utilización  consciente  de  ambos 
elementos.  Sin  embargo,  la  resolución 
de su fusión en la girola de la abadía de 
Saint  Denis  construida  por  el  abad 
Suger  en  1144  es  absolutamente 
novedosa;  en  sus  propias  palabras  “la 
conjugación  de  lo  material  con  lo 
inmaterial, lo corporal con lo espiritual, 
lo  humano  y  lo  Divino”.  El  nexo,  entre 
la  metafísica  espacial  de  quien  fuera 
identificado  erróneamente  como  San 
Dionisio  con  el  estado  francés  de  los 
monarcas  Capetos.  En  este  sentido,  la 
lógica  del  gótico  respondería  en  última 
instancia  a  un  componente  visual,  que 
sintetiza  la  grandiosidad  y  el 
adoctrinamiento  en  los  planos  de  lo 
celestial  y  lo  mundano.  Pierre  Lavedan 
la caracteriza como el impulso en altura 
de  los  edificios  y  el  naturalismo  de  la 
decoración monumental. 
El  gótico  es,  por  tanto,  un  arte 
inicialmente  arquitectónico  e 
ideológicamente  francés  (opus 
francigenum),  que  pronto  caló  en  el 
resto  de  Europa  como  expresión  de  un 
nuevo  modelo  social:  Inglaterra 
(Canterbury,  1174),  Italia  (Siena,  fines 
del  s.  XII),  Alemania  (Colonia, 
mediados  del  s.  XIII),  España  (Cuenca 
y  Ávila,  fines  del  s.  XII),  etc.    Sin 
embargo, la diversidad  geográfica es su 
nota dominante, acentuándose a medida 
que avanza el estilo y cuestionando éste 
en  su  dimensión  artística  para  poner  el 
énfasis,  tal  y  como  hacíamos  en  la 
introducción en su dimensión cultural. 
7.2.1. Tipología ar quitectónica. 
2.1.1. Arquitectura religiosa. 
El  edificio  más  representativo  del  arte 
gótico  es  la  catedral,  en  su  doble 
dimensión: social, como expresión de la 
grandeza  de  los  burgos  y  de  sus 
habitantes  frente  a  sus  rivales;  y 
eclesial,  como  prefiguración  de  la 
Jerusalén  Celeste,  el  lugar  donde  se 
producirá  la  reunión  de  Dios  y  los 
hombres justos en su morada final.
UCLM. FACULTAD DE HUMANIDADES. Albacete.                    Asignatura: HISTORIA DEL ARTE. Profesor: Manuel Mujeriego. 
___________________________________________________________________ 
El arte gótico. Guía de estudio. 

Su  planta  es  longitudinal,  de  tres  o 
cinco naves, con transepto sobresaliente 
definiendo una  cruz latina. La cabecera 
es  el  elemento  más  significativo, 
sobresaliendo  en  esta  la  girola.  En 
alzado  se  conforman  por  cuatro  pisos: 
arquería,  tribuna,  triforio  y  claristorio. 
Las  segundas  desaparecen  con  el 
tiempo para favorecer la perforación del 
muro  con  el  desarrollo  de  triforio  y 
ventanales.  Como  en  el  románico,  las 
fachadas  –principal  y  laterales­ 
adquieren  una  enorme  importancia  en 
relación  con  la  escultura  monumental. 
Están  enmarcadas  por  esbeltas  torres  y 
suelen  presentar  diversos  elementos 
comunes:  el  rosetón  de  iluminación  de 
la  nave  central,  una  galería  de  reyes 
escultórica y un hastial de coronación. 
Dieter    Kimpel  ha  estudiado  los 
distintos  aspectos  socioeconómicos  que 
intervienen  en  la  construcción  de  estos 
enormes  edificios,  poniendo  a  la 
catedral  en  relación  con  las  fuerzas 
productivas  de  su  momento  y  de  su 
sector: 
­  La  custodia  de  reliquias  como 
factor  de  peregrinación  y 
prosperidad económica. 
­  La  organización  de  trabajadores  en 
logias, que dependen de la Iglesia o 
del municipio. 
­  A  partir  del  siglo  XIV,  la 
proliferación  de  gremios  que, 
aunque  independientes,  se  agrupan 
en  torno  a  la  advocación  de  un 
santo determinado. 
El  análisis  de  los  medios  de  financiación  y 
los métodos de producción ha llevado a esta 
corriente  historiográfica  a  establecer  tres 
tipologías en  el procedimiento  de  ejecución 
del edificio: 
a)  El  que  cuenta  con  los  medios 
económicos y desarrolla un proceso 
continuo y acelerado. 
b)  El  que  depende  de  rentas  modestas 
y lleva a cabo la construcción en un 
periodo  de  tiempo  largo  y 
continuado. 
c)  Finalmente,  y  muy  frecuente,  una 
síntesis  de  los  dos  anteriores  pues 
dispone  en  un  primer  momento  de 
grandes  sumas,  pero  va  seguido  de 
una  ralentización  de  las  campañas, 
cada vez más cortas y espaciadas al 
desaparecer los  medios  económicos 
iniciales. 
2.1.2. Arquitectura civil. 
Adquiere  las  mismas  características 
formales  que  la  religiosa  y  su  desarrollo  es 
paralelo al  de  las ciudades a partir del siglo 
XIII.  Así,  los  edificios  más  representativos 
coinciden  con  los  que  reflejan  el  nuevo 
prestigio  de  aquellas:  el  poder  municipal  a 
través  de  los  ayuntamientos,  como  el  de 
Bruselas;  el  de  la  nobleza  urbana  en  los 
palacios,  como  el  del  Infantado  en 
Guadalajara;  el  apogeo  comercial  en  las 
lonjas,  como  las  de  Valencia  o  Palma  de 
Mallorca;  la  mejora  de  las  comunicaciones 
en  las  hospederías,  como  la  Posada  del 
Rosario  en  Albacete;  o  el  desarrollo  de  las 
condiciones sanitarias a través de hospitales 
como  los  de Toledo, Granada o santiago de 
Compostela. 
7.2.2. Difusión de la ar quitectur a gótica. 
Como  dijimos,  la  arquitectura  gótica  es 
originaria  de  la  Ile­de­France  desde  donde 
se  extendió  por  el  resto  de  Europa.  Marcel 
Durliat  establece  cinco  etapas  desde  su 
aparición  en  la  cabecera  de  Saint  Denis  en 
referencia a Fr ancia: 
­  Inicial.  Se  desarrolla  durante  la 
segunda  mitad  del  siglo  XII. 
Coexiste  con  el  románico  y  el  arte 
cisterciense.  Se  caracteriza  por  sus 
construcciones  macizas,  de  cuatro 
plantas  y  cubierta  con  bóveda 
sexpartita:  catedrales  de  Sens, 
Laon, Noyon o París. 
­  Clásica.  Se  desarrolla  durante  el 
siglo  XIII  y  se  caracteriza  por  la 
sistematización  de  los  elementos 
góticos.  Desaparece  la  tribuna  y  la 
bóveda  sexpartita.  Las  catedrales 
ganan  en  altura  y  gracilidad: 
Chartres, Reims y Amiens. 
­  Radiante.  Se  desarrolla  desde 
mediados del siglo XIII y durante el
UCLM. FACULTAD DE HUMANIDADES. Albacete.                    Asignatura: HISTORIA DEL ARTE. Profesor: Manuel Mujeriego. 
___________________________________________________________________ 
El arte gótico. Guía de estudio. 

siglo  XIV.  Desaparece  el  muro  que 
es  sustituido  por  vidrieras.  Las 
construcciones  llegan  a  su  máxima 
estilización:  catedral  de  Beauvais, 
Santa  Capilla  de  París. 
Paralelamente  se  desarrolla  el 
denominado  gótico  del  Mediodía, 
caracterizado  por  su  carácter  de 
fortaleza  exterior  y  el  empleo  de 
nave  única  de  gran  espacialidad  en 
los  interiores,  que  influirán  en  los 
modelos  catalanes:  catedral  de 
Albi. 
­  Tardío  o  Flamígero.  Desarrollado 
durante  el  siglo  XV,  se  caracteriza 
por  su  barroquismo  decorativo  que 
acusan  influencias  del  gótico 
nórdico. 
­  Florido.  Propio  de  fines  del  siglo 
XV,  supone  la  pérdida  de  la 
preeminencia  francesa  a  favor  de 
tipologías  británicas  y 
centroeuropeas. 
En  Inglater r a,  la  arquitectura  gótica 
surgirá muy ligada a la francesa por razones 
históricas y a la tradición normanda. Con el 
tiempo,  sin  embargo,  irá  acusando  una 
evolución  muy  peculiar  a  través  de  tres 
etapas: 
­  Early  Style.  Desde  finales  del  siglo 
XII  y  durante  el  siglo  XIII.    Sus 
edificios  presentan  un  enorme 
desarrollo longitudinal, con grandes 
fachadas  y  sendos  transeptos: 
catedrales de Canterbury, Lincoln y 
Salisbury. 
­  Decorated  Style.  Desde  finales 
del siglo XIII  y durante el siglo 
XIV.  Se  multiplica  el  sentido 
ornamental  de  naves  y  bóvedas: 
catedral de Wells. 
­  Perpendicular  Style.  Desde  fines 
del  siglo  XIV  hasta  principios 
del  XVI.  Las  construcciones  se 
desarrollan  enormemente  en 
altura, el  muro pierde su  sentido 
estructural  y  aparecen  las 
bóvedas  de  abanico:  catedral  de 
Gloucester  o  King  College  en 
Cambridge. 
En  Italia,  el  gótico  convive  con  las 
influencias  clásicas,  desarrollándose 
durante  un  periodo  de  tiempo  mucho  más 
breve que en el resto de Europa. Este hecho 
ha  llevado  a  algunos  historiadores  a 
cuestionar  la  existencia  del  estilo  más  allá 
de  lo  puramente  formal.  Su  introducción  se 
hace a partir de abadías monásticas como la 
de  Fossanova  a  finales  del  siglo  XII, 
concretándose  más  tarde  en  las  grandes 
catedrales  de  la  Toscana:  Siena,  Orvieto  y 
Florencia;  edificaciones  de  marcada 
horizontalidad,  con  importantes  fachadas  y 
reducidos  vitrales.  Por  su  parte,  Lombardía 
acusa  la  influencia  de  los  modelos 
centroeuropeos  como  ocurre  en  la  tardía 
catedral de Milán. 
La  arquitectura  civil,  especialmente 
palaciega,  adquiere  también  una  gran 
importancia  como  expresión  de  la 
representatividad  de  gobelinos  y  güelfos: 
palacio  de  la  Signoria  en  Florencia,  palacio 
Comunale  en  Siena,  en  los  que  destaca  su 
aspecto  macizo  con  altas  torres  que 
simbolizan  el  poder  de  la  ciudad.  En 
Venecia  se  practica  una  arquitectura  más 
abierta,  con  apertura  de  vanos  al  exterior  a 
modo  de  grandes  terrazos:  palacio  Ducal  o 
Casa de Oro. 
Centr oeur opa  se  convertirá  con  el  tiempo 
en  el  paradigma  de  la  arquitectura  gótica, 
gracias  a  sus  edificios  de  gran  verticalidad 
en  los  que  destacan  sus  imponentes 
fachadas  con  torres  –una  o  dos­  de  agujas 
caladas:  Estrasburgo,  Colonia  o  Ulm.  En  el 
siglo  XV,  se  desarrolla  el  denominado 
modelo  hallenkirchen,  de  salón  (tres  naves 
de  igual  altura),  como  en  la  iglesia  de  san 
Lorenzo en Núremberg. 
En  España,  el  desarrollo  del  estilo  se 
produjo  más  tardíamente  como 
consecuencia  de  su  situación  política  – 
inmersa en pleno proceso reconquistador­ y 
de las influencias románicas que hasta fines 
del  siglo  XII  derivaron  del  Camino  de 
Santiago.  No  obstante,  la  presencia  de  lo 
francés,  a  través  de  la  difusión  del  arte 
cisterciense  y  de  los  contactos  con  la 
monarquía  europea  (Leonor  de  Aquitania  y 
su  séquito  llegan  a  España  tras  su 
matrimonio  con  Alfonso  VIII;  el  arzobispo 
Ximénez  de  Rada  se  traslada  a  Alemania 
para  concertar  el  matrimonio  entre 
Fernando  III  y  Beatriz  de  Suabia)  es 
indudable  en  la  transición  al  siglo  XIII  y
UCLM. FACULTAD DE HUMANIDADES. Albacete.                    Asignatura: HISTORIA DEL ARTE. Profesor: Manuel Mujeriego. 
___________________________________________________________________ 
El arte gótico. Guía de estudio. 

perdurará  –con  una  evidente  tendencia 
hacia  el  localismo­  hasta  bien  entrado  el 
siglo XVI. 
La  división  entre  el  Reino  de  Castilla  y  la 
Corona  de  Aragón,  y  la  distinta  influencia 
recibida  desde  Francia  se  traducen  también 
en  una  sustancial  diferenciación  entre  la 
arquitectura castellana y la catalana; aquella 
más  emparentada  con  los  presupuestos 
franco­europeos,  ésta  con  los 
mediterráneos. 
­  Castilla,  como  hemos  dicho,  acusa 
más  directamente  la relación  con la 
Ile­de­France  a  través  de  modelos 
importados  o  de  constructores 
llegados  del  país  vecino. 
Tradicionalmente  se  distinguen 
cuatro periodos en su desarrollo: 
.  Fase  temprana.  Se  desarrolla  a 
fines  del  siglo  XII  a  través  de 
construcciones  que siguen  fórmulas 
anglonormandas  o  borgoñonas  del 
gótico  preclásico  francés  (bóvedas 
sexpartitas,  cabeceras  al  modo  del 
cister...):  catedrales  de  Ávila, 
Cuenca o Sigüenza. 
. Fase clásica. Tiene lugar a lo largo 
del siglo XIII y en ella se concretan 
las  grandes  catedrales  castellanas: 
Burgos,  Toledo  y  León,  inspiradas 
directamente  en  las  catedrales 
clásicas francesas, especialmente en 
Bourges. 
.  Fase  tardía.  Se  desarrolla  a  partir 
de  fines  del  siglo  XIV  y  durante  el 
siglo  XV,  con  la  introducción  de 
canteros  flamencos  y  alemanes  que 
sustituyen  a  los  franceses  en  las 
grandes  obras  religiosas.  Acusan 
una  mayor  ascensionalidad  y  un 
repertorio  decorativo  de  raíz 
flamígera. 
.  Gótico  Reyes  Católicos  o 
Isabelino.  Coincide  con  las  fases 
más  tardías  del  gótico  europeo,  a 
finales  del  siglo  XV  y  durante  la 
primera  mitad  del  XVI.  Se 
caracteriza  por  su  extremado 
decorativismo en el que se incluyen 
elementos  del  repertorio  hispánico: 
San  Juan  de  los  Reyes,  catedrales 
de  Salamanca  y  Segovia.  Prolifera 
en  estos  momentos  la  arquitectura 
civil  en  edificios  palaciegos  como 
el  Palacio  del  Infantado  en 
Guadalajara  o  la  Casa  de  las 
Conchas en Salamanca. 
­  En  Aragón,  el  auge  del  gótico  se 
produce  a  la  par  que  su  desarrollo 
comercial  por  el  mediterráneo. 
Desde  el  punto  de  vista  religioso, 
las  construcciones  más 
emblemáticas  se  erigen  en  el  siglo 
XIV  y  acusan  una  gran  influencia 
del  Midi  francés:  iglesias  de  una 
sola  nave  o  de  salón,  menor 
ornamentación,  tendencia  a  la 
horizontalidad  y  escaso  desarrollo 
de  los  vanos:  catedrales  de 
Barcelona,  Palma  de  Mallorca, 
Gerona;  iglesia  de  Santa  María  del 
Mar en Barcelona. 
7.3. LAS ARTES FIGURATIVAS. 
Al  igual  que  en  la  arquitectura,  resulta 
difícil  hablar  de  un  estilo  gótico  en 
manifestaciones  que  se  desarrollan  en  un 
contexto cronológico  y  espacial tan amplio. 
Más  si  cabe  en  este  tipo  de  arte,  muy 
condicionado  por  circunstancias 
económicas,  sociales  y  culturales  de 
proximidad.  Es  por  ello,  que  en  los  últimos 
años  la historiografía artística se  ha tendido 
a  elaborar  nuevas  caracterizaciones,  menos 
globales,  que  atendieran  a  la  mejor 
comprensión  de  la  realidad  artística  de  la 
Baja Edad Media. 
Así,  se  habla  de  un  modelo  francés, 
asociado  al  desarrollo  de  las  ciudades 
durante  el  siglo  XIII  y  a  la  integración  de 
los  artistas  en  cofradías  o  gremios;  y  de  un 
modelo  italiano,  al  amparo  de  las  órdenes 
mendicantes, que se asientan en las grandes 
ciudades  mercantiles  de  Italia,  y  de  los 
conflictos  entre  partidarios  del  papa  o  del 
emperador.  Ambos  sufrirían  la  crisis  del 
siglo  XIV  y  los  estragos  de  la  peste  negra. 
Finalmente, la recuperación del siglo XV se 
tradujo  en  la  aparición  del  Gótico 
Internacional,  refinado  y  exquisito,  en
UCLM. FACULTAD DE HUMANIDADES. Albacete.                    Asignatura: HISTORIA DEL ARTE. Profesor: Manuel Mujeriego. 
___________________________________________________________________ 
El arte gótico. Guía de estudio. 

relación  con  las  numerosas  cortes 
nobiliarias,  que  daría  paso  a  un  arte 
cortesano,  coincidiendo  con  la  aparición  de 
loe  Estados  Modernos,  y  burgués  como 
consecuencia  del  nuevo  papel  económico 
de banqueros y comerciantes. 
Estos  modelos  concretan  en  parte  la 
evolución  de  la  escultura  y  la  pintura  del 
periodo  que,  sin  embargo,  alcanzan 
peculiaridades  y  variedades  regionales  muy 
complejas  entre  las  cuales  estudiaremos  las 
más sobresalientes. 
7.3.1. Escultur a. 
Continúa  siendo  fundamentalmente 
monumental,  aumentando  los  repertorios 
del  románico  y  adquiriendo  una  gran 
importancia.  Su  temática  sigue  siendo 
preferentemente  religiosa,  pero  se  pierde  el 
simbolismo  del  periodo  anterior  a  favor  de 
un  mayor  naturalismo  y  proximidad  al 
espectador.  Los  temas  principales  siguen 
siendo  los  mismos,  aunque  la  cristología 
deja  paso  a  un  mayor  protagonismo  a  los 
temas  marianos  en  consonancia  con  una 
nueva  religiosidad  más  humanizada. 
Además,  se  amplían  con  los  del 
devocionario  popular  a  través  de  las  vidas 
de  santos,  compiladas  por  autores  como 
Santiago de la Vorágine. 
Desde el punto de vista formal, la estatuaria 
gótica se caracteriza por la búsqueda de una 
belleza  ideal  al  servicio  del  mensaje 
religioso.  Las  figuras  tienden  a  una  mayor 
humanización  como  consecuencia  de  la 
influencia de las ideas franciscanas sobre la 
humanidad de Cristo. 
Habitualmente  se  suele  señalar  una 
evolución  en  su  tratamiento  coincidiendo 
con  distintos  momentos  cronológicos.  Así, 
el  siglo  XIII  estaría  presidido  por  la 
solemnidad, el XIV por la expresividad y el 
XV  por  el  patetismo  y  la  melancolía.  Estas 
características  serían  de  aplicación  en  las 
distintas  tipologías  escultóricas  que  van 
desde  las  asociadas  a  lo  arquitectónico  –en 
fachadas  y  exteriores,  claustros  y  capiteles 
interiores­, los retablos, las sillerías de  coro 
y  los  sepulcros,  habituales  desde  fines  del 
siglo XIV. 
3.1.1. Difusión de la escultura. 
Como  en  lo  arquitectónico,  Fr ancia  marca 
las  tendencias  escultóricas.  Así,  en  el  siglo 
XIII  los  grandes  conjuntos  catedralicios  se 
convierten  en  referentes  de  la  estatuaria 
posterior: Chartres, París, Amiens  y Reims. 
Esta  última  representa  la  síntesis  de  las 
diferentes tendencias escultóricas francesas: 
la  severidad  del  Maestro  de  Amiens,  el 
clasicismo del Maestro de la Visitación o el 
manierismo  centroeuropeo  del  Maestro  del 
Ángel  de  la  Sonrisa.  Desde  el  siglo  XIV  el 
principal centro  de producción se traslada a 
Borgoña (bajo el patronazgo del duque Jean 
de  Berry  y  Felipe  el  Atrevido)  donde 
sobresale  una  escultura  vinculada  a  la 
estética  del  gótico  internacional,  de  gran 
monumentalidad,  y  asociada  a  la  presencia 
de  artistas  flamencos  entre  los  que 
sobresalen  Jean  Marville  y,  sobre  todos, 
Claus  Sluter,  a  quien  debemos  obras  de 
enorme  influencia  posterior  como  el  Pozo 
de  Moisés  o  al  sepulcro  de  Felipe  el 
Atrevido  que  inaugura  una  tipología 
funeraria característica del último gótico. 
En  Alemania,  la  elegancia  se  sacrifica  en 
aras  a  la  expresividad  en  los  grandes 
conjuntos  de  Bamberg  y  Naumburgo, 
donde  destaca el  grupo de  Utta y Eckehard, 
de  un  excepcional  realismo  retratístico, 
muy alejado de la idealización francesa. 
Italia, por su parte, se verá influenciada por 
los  modelos  clásicos,  y  la  estatuaria  gótica 
supondrá  en  muchas  ocasiones  un  preludio 
de lo renacentista en autores como Nicola o 
Giovanni  Pisano.  Mención  especial  merece 
la  figura  de  Andrea  Pisano,  quien    trabaja 
en  las  obras  del  Duomo  de  Florencia  y 
anticipa  en  sus  puertas  para  el  Baptisterio 
de  san  Juan,  el  modelo  realizado  años  más 
tarde por Lorenzo Ghiberti. 
En España,  la  escultura alcanzó un  notable 
desarrollo asociada a los grandes centros de
UCLM. FACULTAD DE HUMANIDADES. Albacete.                    Asignatura: HISTORIA DEL ARTE. Profesor: Manuel Mujeriego. 
___________________________________________________________________ 
El arte gótico. Guía de estudio. 

producción  artística.    En  el  siglo  XIII,  las 
portadas  de  Burgos  y  León  acusan  las 
manos de artesanos franceses. Un siglo más 
tarde  el  manierismo  llega  a  través  de  la 
Puerta del Reloj de la catedral de Toledo, al 
tiempo  que  Cataluña  adquiere  una 
significación  especial  en  los  sepulcros  y  en 
los  retablos,  como  el  de  Cornellá.  Durante 
el  siglo  XV,  la  internacionalización  del 
estilo  se  traduce  en  una  escultura  elegante 
de  influencia  externa,  con  distintos  centros 
de producción y grandes artistas a su frente. 
En  Cataluña,  Pere  Johan;  en  Toledo,  Egas 
Cueman  (Puerta  de  los  Leones)  o  Mateo 
Alemán  (sillería  del  coro);  en  Sevilla, 
Lorenzo  Mercadante;  en  Burgos,  Gil  de 
Siloé  (retablo  de  la  Cartuja  y  sepulcro  de 
Juan II e Isabel de Portugal) y  en Sigüenza, 
Sabastián de Toledo (sepulcro del Doncel). 
3.2. Pintur a. 
Supone  un  cambio  radical  respecto  a  la 
románica,  en  la  búsqueda  de  nuevos 
soportes  que  sustituyen  a  los  muros  de  las 
iglesias  (retablos),  la  técnica  utilizada  es 
temple  al  huevo  y  no  existen  caracteres 
generales  sino  escuelas  representativas  en 
relación  con  el  proceso  evolutivo  de  las 
artes figurativas antes comentado. Así: 
­  La  Escuela  Franco­gótica.  Se 
centra  en  la  miniatura  y  concede 
una  importancia  fundamental  a  la 
línea  y  el  dibujo.  Valoración  de  los 
tonos  planos,  sin  volumen  ni 
sombras.  En  España  sobresale  la 
figura  de  Andrés  Sánchez  de 
Segovia:  Catedral  Vieja  de 
Salamanca. 
­  La  Escuela  Italo­gótica.  Se 
advierten en ella dos tendencias: 
.  Sienesa.  Caracterizada  por  su 
naturalidad,  delicadeza  y  elegancia; 
sinuosidad  de  sus  formas. 
Sobresalen  autores  como  Duccio  y 
Simone  Martín.  Influye  en  la 
pintura  catalana  a  través  de  autores 
como Jaume y Pere Serra. 
.  Florentina.  De  acusada 
monumentalidad  y  volumetría  que 
anticipan  el  renacimiento.  Destacan 
autores como Cimabue y Giotto. 
­  El  Estilo  Internacional.  Típico  del 
siglo  XV.  Se  caracteriza  por  su 
eclecticismo  y  un  mayor 
amaneramiento  de  las  formas.  En 
España,  responden  a  esta  tendencia 
los  catalanes.  Luis  Borrasa  y 
Bernardo Martorell. 
­  Finalmente,  la  Escuela  Flamenca. 
Desarrollada  a  lo  largo  del  siglo 
XV,  supone  para  muchos  autores 
una  transición  al  renacimiento  por 
sus  logros  técnicos  y  visuales.  Está 
caracterizada  por  un  extremado 
detallismo y realismo, así como por 
una  especial  valoración  de  la  luz  y 
del  espacio.  Entre  sus  logros  se 
encuentra el  desarrollo  del retrato y 
la  sistematización  de  la  técnica  al 
óleo.  Sus  autores  principales  se 
reparten  en  varias  generaciones, 
destacando:  Van  Eyck.  Hans 
Memling,  Van  der  Weyden,  Van 
del  Goes,  Joaquin  Patinir  o 
Hieronimush Bosh (El Bosco). 
3.3. Vidr ier a. 
Utilizadas  por  los  romanos, 
musulmanes  y  románicos  adquieren 
ahora su máximo desarrollo gracias a la 
estructura  de  los  edificios  góticos,  que 
permiten  la  apertura  de  grandes  vanos, 
y  la  nueva  estética  de  la  luz  propuesta 
por  Suger  (transportarnos  del  mundo 
terrenal  al  celestial  del  un  modo 
anagónico)  a  partir  de  la 
reinterpretación  de  los  textos  del 
Pseudo­Dionisio y de Juan Escoto. 
Su  composición  se  hace  a  base  de 
pequeñas  piezas  vítreas  coloreadas 
sobre  bastidores  de  plomo,  que 
posibilitan  la  confección  de  escenas 
pictóricas y en el edificio definen la luz 
simbólica características del estilo.
UCLM. FACULTAD DE HUMANIDADES. Albacete.                    Asignatura: HISTORIA DEL ARTE. Profesor: Manuel Mujeriego. 
___________________________________________________________________ 
El arte gótico. Guía de estudio. 

Entre  los  talleres  más  sobresalientes 
destacan los de la catedral de Chartres y 
en  España  los  de  la  catedral  de  León, 
donde  pudo  trabajar  algún  maestro 
francés. 
4. CONCLUSIÓN. 
En  definitiva,  el  gótico  constituye  un  complejísimo  estadio  cultural  y  artístico  en  el  que 
convergen  numerosos  factores  a  lo  largo  de  un  periodo  cronológico  muy  amplio.  Su 
vinculación al mundo de la Baja Edad Media y el constituirse como puente entre el pasado 
medieval y el futuro renacentista puede servir como referente de unidad en un modelo que, 
no obstante, en algunos países ha pervivido de manera más o menos evidente hasta el siglo 
y  aún  entonces  se  convierte  en  la  pieza  clave  del  revisionismo  historicista  hasta  nuestros 
días en ejemplos como la catedral nueva de Vitoria.

Intereses relacionados