Está en la página 1de 6

ACTIVO FINANCIERO: Un activo financiero es un instrumento financiero emitido por las unidades económicas

de gasto con déficit a través del cual éstas logran financiar su actividad. Un activo financiero representa un
pasivo para quien lo emite (emisor) y un activo o derecho para el adquirente (constituye un medio de
mantener la riqueza para quien lo adquiere y posee). A través de cualquier transacción con activos
financieros, ya sea una compra o una venta, se realizan dos tipos de transferencias: Se realiza una
transferencia de fondos, por ejemplo, entre los inversores particulares y las empresas cuando éstas emiten
bonos. Se realiza una transferencia de riesgos, variando el nivel según el tipo de activo financiero.
CARACTERÍSTICAS DE LOS ACTIVOS FINANCIEROS :Cualquier activo financiero se puede definir o
caracterizar a través de tres parámetros o características que permiten comparar unos activos financieros con
otros:
a) Liquidez: cuando se habla de liquidez cabe hablar de dos posibles formas, que son la liquidez en sentido
amplio y la liquidez en sentido estricto.
Cuando se habla de liquidez en sentido amplio nos estamos refiriendo a un concepto más bien intuitivo, es
decir, al concepto de conversión en dinero. Por tanto, desde este punto de vista se puede definir la liquidez
como la capacidad de conversión de un activo financiero en dinero. Sin embargo, desde el punto de vista
financiero a un inversor le interesa más lo que se entiende por liquidez en sentido estricto. Este tipo de
liquidez sería la definición en sentido amplio pero añadiendo dos condiciones. Es decir, es la capacidad de
conversión de un activo financiero en dinero a corto plazo (1ª condición) sin que dicha conversión implique
pérdidas significativas de capital (2ª condición). La distinción es muy importante y se podría observar, por
ejemplo, al comparar un depósito a la vista (cuenta corriente) y una obligación de una empresa privada. Si se
aplicase el primer criterio (liquidez en sentido amplio) los dos títulos son muy líquidos, mientras que si se
aplica el segundo criterio (liquidez en sentido estricto) el depósito bancario sigue siendo muy líquido pero en
el caso de las obligaciones, al ser títulos de renta fija con vencimiento a largo plazo, el valor de esas
obligaciones va a depender de muchas cuestiones y factores. Por tanto, no se podrá garantizar que a corto
plazo no se pueda producir una pérdida de capital, es decir, que se incurra en una minusvalía.
b) Rentabilidad de un activo: es la compensación que obtiene el adquirente de un activo financiero por la
cesión temporal de unos fondos. La rentabilidad va a depender de la forma o fuente de rentabilidad de cada
activo financiero, por ejemplo: un depósito a plazo a 6 meses va a ofrecer un interés periódico; en el caso de
las acciones existen dos fuentes básicas de rentabilidad ya que, por un lado, se van a percibir dividendos
periódicos y, por otro lado, se va a percibir también una plusvalía ya que el accionista espera que las
acciones se revaloricen en la Bolsa; en el caso de los bonos hay también dos posibles vías de rentabilidad,
por un lado a través de la percepción periódica de intereses y, por otro lado, a través de la apreciación o
revalorización del precio del bono. El tipo de activo financiero, como se ha visto, va a condicionar la forma de
obtención de la rentabilidad.
c) Riesgo: se puede definir como la probabilidad o posibilidad de que el emisor del activo financiero no sea
capaz de hacer frente a los compromisos financieros que ha asumido. El riesgo de un activo financiero
depende de dos factores básicos:
1) La solvencia del emisor: cuanto mayor es la solvencia del emisor menor va a ser el riesgo. Como ejemplo
se podría comparar la Deuda Pública del Tesoro Español y la Deuda Pública emitida por la Federación Rusa,
y se podría decir que la Deuda Pública Rusa presenta un mayor riesgo que la española.
2) Las garantías asociadas al activo financiero: hay activos financieros que tienen un reducido riesgo ya que
hay otros activos que actúan como garantía. Por ejemplo, en el caso de las cédulas hipotecarias.
Generalmente, se puede decir que existe una relación directa entre rentabilidad y riesgo ya que los títulos que
exponen al inversor a un mayor riesgo son los títulos que ofrecen una mayor rentabilidad esperada. En
resumen, se podría decir que los títulos que ofrecen un mayor riesgo son más rentables y, generalmente, son
menos líquidos.
CLASIFICACIÓN DE LOS ACTIVOS FINANCIEROS: Los activos financieros se pueden clasificar según
distintos criterios, siendo alguno de ellos los siguientes:
Según el grado de liquidez relativa (en orden decreciente de mayor liquidez a menor liquidez) se puede
distinguir entre:
a) Dinero legal: monedas y billetes de curso legal.
b) Dinero bancario: depósitos bancarios.
Depósitos a la vista (cuentas corrientes).
Depósitos de ahorro (cuentas de ahorro).
Depósitos a plazo (imposiciones a plazo fijo).
c) Deuda pública a corto plazo: son títulos negociables en los mercados financieros que son emitidos por el
Tesoro Público Español y con vencimiento a corto plazo. Actualmente, el único título que cumpliría estos
rasgos serían las Letras del Tesoro.
d) Pagarés de empresa: son activos financieros a corto plazo (inferior o igual a 18 meses) emitidos por
empresas que gozan de una alta solvencia. Algunos de los principales emisores de pagarés de empresa son
las empresas eléctricas. Los pagarés de empresa son títulos que suelen ser emitidos por empresas muy
solventes ya que no tienen una garantía real.
e) Deuda pública negociable a medio y largo plazo:
Para el medio plazo: Bonos del Estado (3 y 5 años).
Para el largo plazo: Obligaciones del Estado (10, 15 y 30 años)
f) Renta fija privada a medio y largo plazo: son títulos de deuda con vencimiento a medio y largo plazo pero
que son emitidos por empresas privadas (bonos y obligaciones). Son menos líquidos ya que el volumen de
emisión es menor.
g) Acciones: se trata de títulos de renta variable y son los más sensibles ante cambios en el mercado. Se
puede distinguir dos tipos según coticen o no coticen en bolsa.
Acciones negociadas en Bolsa.
Acciones sin cotización oficial.
En función de quien sea la unidad emisora de dichos activos se puede distinguir entre:
a) Banco de España: emite billetes de curso legal.
b) Tesoro público: emite las monedas metálicas y, también, todos los valores negociables de deuda pública
(Letras del Tesoro, Bonos del Estado, Obligaciones del Estado).
c) Bancos: emiten depósitos de cualquier tipo; también emiten cualquier título de renta fija privada con
distintas características; también pueden emitir acciones
d) Empresas no financieras: emiten, en el caso de que adopten la forma de sociedad anónima, acciones;
también pueden emitir pagarés de empresa que son títulos con vencimiento a corto plazo; por último, también
pueden emitir cualquier título de renta fija a medio o largo plazo.
MERCADOS FINANCIEROS: El Mercado Financiero es el lugar, mecanismo o sistema en el cual se compran y
venden cualquier activo financiero.
Los mercados financieros pueden funcionan sin contacto físico, a través de teléfono, fax, ordenador. También
hay mercados financieros que si tienen contacto físico, como los corros de la bolsa. La finalidad del mercado
financiero es poner en contacto oferentes y demandantes de fondos, y determinar los precios justos de los
diferentes activos financieros. Las ventajas que tienen los inversores gracias a la existencia de los mercados
financieros son la búsqueda rápida del activo financiero que se adecue a nuestra voluntad de invertir, y
además, esa inversión tiene un precio justo lo cual impide que nos puedan timar.
El precio se determina del precio de oferta y demanda.
Otra finalidad de los mercados financieros es que los costes de transacción sea el menor posible. Pero
debemos insistir en que la finalidad principal es determinar el precio justo del activo financiero, ello dependerá
de las características del mercado financiero. Cuanto más se acerque un mercado financiero al ideal de
mercado financiero perfecto, el precio del activo estará más ajustado a su precio justo.
Características de los Mercados Financieros:
Amplitud: número de títulos financieros que se negocian en un mercado financiero. Cuantos más títulos se
negocien más amplios será el mercado financiero.
Profundidad: existencia de curvas de oferta y demanda por encima y por debajo del precio de equilibrio que
existe en un momento determinado.
Profundidad: si existe gente que sería capaz de comprar a un precio superior al precio P0 de equilibrio. Y si
existe alguien que está dispuesta a vender a un precio inferior.
Libertad: si existen barreras en la entrada o salida del mercado financiero.
Flexibilidad: capacidad que tienen los precios de los activos financieros, que se negocian en un mercado, a
cambiar ante un cambio que se produzca en la economía.
Transparencia: posibilidad de obtener la información fácilmente. Un mercado financiero será más
transparente cuando más fácil sea obtener la información.
Un mercado cuanto más se acerque a esas características, más se acerca al ideal de mercado financiero
perfecto. No existe ningún mercado financiero que sea perfecto. Nunca vamos a estar seguros de que el
precio de mercado refleja su valor justo. El concepto de mercado financiero perfecto aparece como unidad de
medida, para comparar los distintos mercados financieros.
Características del Mercado Financiero Perfecto:
Gran cantidad de agentes que intervienen tanto por el lado de la oferta como por el lado de la demanda. De
forma que nadie puede influir en la formación del precio del activo financiero.
Que no existan costes de transacción, ni impuestos, ni variación del tipo de interés, ni inflación.
Que no existan restricciones ni a la entrada ni a la salida del mercado financiero.
Que exista perfecta información, que todos sepan lo mismo. Los activos sean divisibles e indistinguibles
VALOR DEL DINERO ATRAVEZ DEL TIEMPO: el valor del dinero cambia con el tiempo y mientras más largo
sea este, mayor es la evidencia de la forma como disminuye su valor. tomemos como referencia el valor de la
matrícula en una universidad. si el valor relativo va a permanecer constante en el tiempo, es necesario que
ésta se incremente anualmente en un valor proporcional a la tasa de inflación, que en el fondo indica que el
valor de cada peso disminuye en el tiempo.
De otra manera, si una persona realiza una inversión, lo que se pretende es que la suma invertida genere una
rentabilidad por encima de la inflación. La diferencia entre esta rentabilidad y la tasa de inflación se convierte
en la renta generada por el dinero que se invirtió.
El dinero tiene entonces un valor diferente en el tiempo, dado que está afectado por varios factores.
Enunciemos algunos de ellos:
 La inflación que consiste en un incremento generalizado de precios hace que el dinero pierda poder
adquisitivo en el tiempo, es decir que se desvalorice.
 El riesgo en que se incurre al prestar o al invertir puesto que no tenemos la certeza absoluta de recuperar
el dinero prestado o invertido.
 La oportunidad que tendría el dueño del dinero de invertirlo en otra actividad económica, protegiéndolo no
solo de la inflación y del riesgo sino también con la posibilidad de obtener una utilidad. El dinero per se,
tiene una característica fundamental, la capacidad de generar mas dinero, es decir de generar mas valor.
Los factores anteriores se expresan y materializan a través de la Tasa de Interés. Miremos como una suma
de dinero cambia su valor a través del tiempo. Si disponemos de $100.000, podemos afirmar que no son lo
mismo $100.000 de hoy a $100.000 dentro de un año. Con los $100.000 de hoy compramos cierta cantidad
de bienes, los cuales no podremos adquirir con los mismos $100.000 dentro de un año por efecto de la
inflación (desvalorización o pérdida del poder adquisitivo). También podemos pensar en la persona que
invierte $100.000 y piensa recuperarlos al cabo de un año; ella no estará dispuesta a recibir los mismos
$100.000, espera recuperar sus $100.000 mas un dinero adicional que le permita cubrir no solo la inflación y
el riesgo, sino obtener alguna utilidad.
Por ejemplo, si un par de zapatos vale hoy $100.000 y la inflación proyectada para el año entrante es de un
7%, esto quiere decir que para adquirir los mismos zapatos dentro de un año, será necesario disponer de
$107.000. El cálculo puede efectuarse de la siguiente manera:
Nuevo valor = 100.000 + 100.000 x 0,07 =
100.000 x (1 + 0,07) = 100.000 x 1,07
Nuevo valor = 107.000
De una manera general, si un artículo vale hoy P pesos y tenemos una inflación de i
f
, dentro de un año este
valdrá P mas un i
f
de P que en términos cuantitativos se puede expresar como:

Nuevo valor = P + P x i
f
= P x (1 + i
f
)
Ahora supongamos que una persona adquiere un Certificado de depósito a término (CDT) por $10.000.000 a
una tasa de interés del 9% anual, con vencimiento a un año. La persona recibirá dentro de un año su capital
más los intereses, lo cual puede calcularse de la siguiente manera:
Capital final = 10.000.000 + 10.000.000 x 0,09 = 10.000.000 x ( 1 + 0,09 )
Capital final = 10.000.000 x 1,09 = 10.900.000
Capital final = P + P x i = P x (1 + i)
% 20 20 , 0
000 . 000 . 1
000 . 200
interés de Tasa   
INTERES
Cualquier bien es susceptible de ser entregado en arrendamiento a otra persona y por ello se debe cobrar un
canon de alquiler. Por ejemplo es posible dar una casa en arrendamiento y cobrar una suma mensual por el
uso de ella. Así mismo es posible arrendar una máquina, un vehículo o un dinero. El canon de alquiler del
dinero recibe el nombre de Interés y lo denotaremos por I. El interés puede interpretarse financieramente
como la retribución económica que le devuelve el capital inicial al inversionista de tal manera que se
compense la desvalorización de la moneda en el periodo de tiempo transcurrido, se cubra el riesgo y se
pague el alquiler del dinero.
TASA DE INTERÉS: la tasa de interés se define como la relación entre la renta obtenida en un período y el
capital inicialmente comprometido para producirla. esta relación se expresa universalmente en términos
porcentuales.
Por ejemplo, si alguien invierte hoy un millón de pesos y al final de un año recibe $1.200.000, la tasa de
interés fue del 20%, es decir:
I = 1.200.000 – 1.000.000 = 200.000

La suma de $1.200.000 equivale a $1.000.000 que fue el capital inicialmente invertido y $200.000 de
intereses que corresponden a una rentabilidad del 20%.
Nota: a la tasa de interés oficial en Colombia, se le conoce con el nombre de DTF (Depósito a
Término Fijo), que es el promedio ponderado semanal de las tasas de captación con CDTs a
noventa días para bancos, corporaciones financieras, compañías de financiamiento comercial y
corporaciones de ahorro y vivienda. Al promedio de las captaciones a noventa días de las
corporaciones financieras se le conoce como TCC (Tasa de Captación de las Corporaciones). Los
depósitos a término fijo de menos de un mes reciben el nombre de CDAT. Ya que la DTF se calcula
solo semanalmente, la Superintendencia Bancaria diseñó la TBS, que significa Tasa Básica del
Sector y se calcula diariamente como una tasa ponderada de los diferentes CDATs y CDTs.
El valor del dinero en el tiempo (en inglés, Time Value of Money, abreviado usualmente como TVM) es un
concepto basado en la premisa de que un inversor prefiere recibir un pago de una suma fija de dinero hoy, en
lugar de recibir el mismo monto en una fecha futura pero queda igual si no lo tocas ni lo usas ni pides
prestado. En particular, si se recibe hoy una suma de dinero, se puede obtener interés sobre ese dinero.
Adicionalmente, debido al efecto de inflación (si esta es positiva), en el futuro esa misma suma de dinero
perderá poder de compra. Todas las fórmulas relacionadas con este concepto están basadas en la misma
fórmula básica, el valor presente de una suma futura de dinero, descontada al presente. Por ejemplo, una
suma FV a ser recibida dentro de un año debe ser descontada (a una tasa apropiada r) para obtener el valor
presente, PV. Algunos de los cálculos comunes basados en el valor tiempo del dinero son:
Valor presente (PV) de una suma de dinero que será recibida en el futuro.
Valor presente de una anualidad (PVA) es el valor presente de un flujo de pagos futuros iguales, como los
pagos que se hacen sobre una hipoteca.
Valor presente de una perpetuidad es el valor de un flujo de pagos perpetuos, o que se estima no serán
interrumpidos ni modificados nunca.
Valor futuro (FV) de un monto invertido (por ejemplo, en una cuenta de depósito) a una cierta tasa de interés.
Valor futuro de una anualidad (FVA) es el valor futuro de un flujo de pagos (anualidades), donde se asume
que los pagos se reinvierten a una determinada tasa de interés.
Las Tasas de Interés Efectiva y Nominal
En el presente documento se explican los diferentes tipos de tasas de interés que normalmente se utilizan en
el mercado financiero. Inicialmente veremos la diferencia entre una tasa nominal y una efectiva, y su
aplicación en las fórmulas y ecuaciones de valor, Seguidamente se verá un método de conversión de una
tasa nominal a una efectiva, y viceversa. Asimismo, como un apéndice, se cuenta con un Diccionario de
Datos, de tal manera que el lector pueda verificar el significado de las siglas que se utilizan en el presente
documento.
a) La Tasa de Interés Nominal y su relación con la Tasa de Interés Efectiva
La tasa de interés efectiva es aquella que se utiliza en la fórmulas de la matemática financiera. En otras
palabras, las tasas efectivas son aquellas que forman parte de los procesos de capitalización y de
actualización. En cambio, una tasa nominal, solamente es una definición o una forma de expresar una tasa
efectiva. Las tasas nominales no se utilizan directamente en las fórmulas de la matemática financiera. En tal
sentido, las tasas de interés nominales siempre deberán contar con la