Está en la página 1de 159
E
E

Anne Douglas Té para tres

Advertencia:

Este libro contiene escenas de sexo explícito y lenguaje adulto y puede ser considerado ofensivo para algunos lectores.

Loose ID ® e-libros se encuentra a la venta sólo para adultos según lo definido por las leyes del país donde haya realizado su compra.

Este libro contiene contenido explícito sexual, lenguaje gráfico y situaciones que algunos lectores pueden encontrar censurables: prácticas de sexo m / m, m / m / f y menage.

Por favor, guarde sus archivos con prudencia, donde no puedan acceder lectores menores de edad lectores.

Este libro es una obra de ficción. Si bien podría hacerse referencia a acontecimientos históricos reales o ubicaciones existentes, los nombres, personajes, lugares e incidentes son o bien el producto de la imaginación del autor o son usados de manera ficticia, y cualquier parecido con personas reales, vivas o muertas, establecimientos de negocios, eventos, o lugares es pura coincidencia.

Acerca del Autor

o lugares es pura coincidencia. Acerca d el A utor Anne Douglas empezó a escribir con

Anne Douglas empezó a escribir con el apoyo de sus amigos (que le

dijeron que siempre tenía una historia que contar) y respaldaron su creciente

hábito por el Romance Erótico. La escritura, junto con la Boutique Infantil de

ropa hecha a mano que es su "trabajo diurno", son lo que su marido llama la

"excusa para no hacer las tareas del hogar".

2

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Argumento:

Ya seas heterosexual, gay o bisexual, llegar a los treinta años nunca es

fácil.

Craig se pregunta simplemente hacia donde se dirige su vida. Su relación con Jack es satisfactoria, como mínimo. Pero en el fondo, a veces todavía anhela el toque suave de una mujer.

Algo está molestando a Craig y Jack lo sabe. Una especie de pre-crisis de mediana edad que él simplemente no puede entender. El sexo es caliente y exigente. Su vida en casa es confortable sin ser demasiado rutinaria. Pero simplemente no puede evitar la sensación de que podría estar a punto de perder al amor de su vida.

Entonces entra en la vida de ambos la encantadora, leal y un poco dañada Wren Browne. No necesitan mucho tiempo para darse cuenta de que por fin justo podrían haber encontrado la solución a sus problemas.

El amor a menudo no es ordenado o simple, no viene empaquetado en pequeñas cajas. Y a veces hay que poner la mesa del té para tres.

3

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Anne Douglas – Té para tres Capítulo U no Craig agarró la polla dura que se

Capítulo Uno

Craig agarró la polla dura que se agitó en frente de su cara y cayó de espaldas sobre las sábanas que cubrían la cama extra grande, tirando a Jack por encima de él. El edredón había sido apartado deprisa, para luego ser arrojado al suelo a los pies de la cama.

-Alguien está en un apuro - la risa de Jack corrió a través de su pecho, y Craig la sintió vibrar a través del miembro rígido todavía firmemente sostenido en su mano.

Craig atrajo lentamente su puño

hasta la columna rígida y, usando su dedo pulgar manchó con las gotas de líquido que brotaban de la polla de Jack la cabeza de color púrpura mientras Jack empujaba contra Craig, frotando sus ingles.

-Siempre, cuando estás cerca, bebé -

-¿De modo que tienes muchas ganas de llegar esta noche? - Craig sabía que estaba hostigando a la bestia, después de todo, ese había sido el objetivo de todo su coqueteo esta noche.

-Estuve mirando a este chico caliente toda la noche mientras estábamos en el club. Llevaba estos pantalones vaqueros que parecían como si hubieran

sido pintados con aerosol sobre su apretado y delicioso culo - Craig pudo sentir los mencionados vaqueros, arrugados debajo de sus pies, suaves por los años de uso, y apilados en un montón por su desvestir frenético - Él estuvo

cepillándose contra mí en la pista de baile

dándome una erección que acabó

excavando mi cremallera hasta hacerme daño - enlazando su mano libre alrededor del cuello de Jack, él tiró de la boca de su amante hasta la suya,

sumergiéndose profundamente mientras empujaba con su lengua entre los labios ásperos y enrojecidos de Jack.

4

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Jack se echó hacia atrás y se estabilizó, agarrando las caderas de Craig que a su vez lo volteó de forma algo agresiva de espaldas sobre su estómago, dejando al descubierto su impresionante culo.

Craig gimió cuando la presión de su cuerpo empujó su polla palpitante contra la cama, proporcionando un poco de alivio para su erección. Jack pasó sus manos abiertas posesivamente sobre el culo del hombre ahuecándolo por delante. Palmeando las mejillas regordetas, las obligó a separarse, dejando al descubierto el estrecho rosetón color rosa salmón del culo de Craig para deleite de su vista. Apretó enérgicamente con ambos pulgares en el túnel apretado que le daba tanto placer, haciendo a Craig gemir por la brutal penetración.

Un pulgar fue más lejos, acariciando a lo largo de la pared frontal del canal con la gruesa almohadilla del dedo. Tirando con su otra mano, le acarició tiernamente la mejilla del culo antes de aterrizar con un golpe contundente, dejando la huella de una mano de color rosa. Otros tres azotes siguieron en rápida sucesión, repartidos en ambas nalgas…

-Alguien que pasa tanto tiempo comportándose mal merece un castigo.

Otra

serie

de

golpes

cayó

rápidamente,

transformando

la

carne

redondeada en una sombra más brillante de color rojo.

-¡Jódete!

El objeto de su deseo se retorció frente a él, empujando sus rodillas arriba sobre el borde de la cama mientras Craig trataba de escapar de los golpes que machacaban su culo.

Enganchando el pulgar todavía en el culo de Craig, Jack atrajo rápida y secamente a Craig, colocándolo en una postura más útil para él, Craig sobre sus manos y rodillas con el culo carnoso apuntando al aire estaba a la altura perfecta para que Jack deslizara su polla dura directamente dentro. Craig gimió y empujó hacia atrás cuando Jack empujó la punta de su polla contra el culo de color rosa tan agradablemente presentado delante de él.

-Tú me puedes coger más tarde. En este momento creo que prefiero joderte yo - sustituyendo su pulgar por la cabeza de su polla engominada con su pre-semen, Jack trabajó su camino más allá del apretado anillo de músculos

5

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

que custodiaban el orificio de Craig. Dado su comportamiento de esta noche, Jack asumió que Craig estaba deseando una buena y dura cogida, así que agarró las caderas de su amante y golpeó a Craig de nuevo con su polla. Años de conocimiento carnal del hombre arponeado sobre su polla hacían que Jack supiera hasta dónde podía empujar a Craig antes de que hubiera alguna posibilidad de causarle cierto daño o dolor.

Craig dejó caer su pecho hasta la cama rindiéndose mientras Jack comenzaba un ritmo palpitante y pesado golpeándole el vientre y las bolas contra la parte trasera que todavía estaba rosa de su reciente azote. La palma de su mano ardió en solidaridad, mientras que sus bolas se apretaron con más fuerza, buscando la liberación.

Sacudiendo la cabeza negando, Jack desaceleró y pasó a un movimiento más suave, lo que menguó su urgencia en llegar, Craig iba a recibir una cogida dura esta noche, no una rápida.

El delgado algodón de la sábana se arrugó y se enredó en los puños apretados de Craig mientras su culo empujó progresivamente hacia atrás, hacia Jack, como si Craig se apresurara a prepararse a sí mismo contra el profundo ritmo del martilleo de Jack. Craig habría caído de la cama de no ser por el firme agarre que Jack tenía en su cadera.

-¡No

no,

no! - Craig gimió, enderezándose y trató de retroceder sobre la

polla que llenaba su culo, lo que le valió otra aguda bofetada.

-No lo creo, bebé, tú no te libraras tan fácilmente después de todas tus

bromas de esta noche

aferró a ti él tiró hacia atrás hasta que sólo la gruesa cabeza de su polla quedó

bromeando a la entrada del esfínter de Craig, luego Jack metió la polla dentro y fuera con pequeños golpes afilados, dándose a sí mismo un gran placer cuando el anillo del músculo frotó el punto sensible detrás de su glande, pero negando

a Craig la más profunda, la más dura jodida que codiciaba.

haciéndome verte bailar con ese joven semental que se

-Estoy encendido por tu juego, ya sabes. Cada par de meses me arrastras

a lo largo de un club, entonces coqueteas toda la noche con algunos jovencitos

para sacarme de quicio, para que al volver a casa te folle sin sentido en lugar de hacer el amor contigo - Jack puntuó sus palabras alternando cortos golpes con

6

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

largas estocadas, más profundas, burlándose de Craig y castigándolo por su necedad.

-La próxima vez que lo quieras un poco más áspero, amante mío, sólo pregunta, ¿eh? - enlazando su antebrazo bajo las caderas de Craig se abrió camino y luego se detuvo, sosteniéndolos a ambos, inmóvil, a excepción de donde su mano acariciaba a lo largo la polla de Craig. Su amante se empujó en sus brazos, tratando de controlar el orgasmo que se acercaba rápidamente.

Craig estaba casi inconsciente de placer con la gruesa y dura polla profundamente en su culo, el roce de las bolas de Jack contra las suyas, y el agarre firme deslizándose de las manos callosas de Jack sobre la piel sensible de su pene. Su abdomen empezó a apretarse cuando la estimulación constante de Jack cobró el precio de su dominio en su propio cuerpo. Entregándose, Craig permitió que su orgasmo cayera sobre él. Su cuerpo se estremeció debajo de Jack cuando su semen inundó la palma de la mano que agarraba el extremo de su miembro.

-¡Ah, mierda! - Jack bruscamente se alzó de su posición inclinada sobre la espalda de Craig, pistoneando con su polla el túnel de él.

Craig sabía por experiencia que Jack estaba yendo de cabeza hacia su propio clímax, disfrutando del placer-dolor de su pene forzando a través del anillo de músculos que lo apretaron cuando llegó Craig.

Craig soltó un largo gemido de placer cuando Jack frotó sobre su próstata una y otra vez, sin permitirse liberar su orgasmo. Finalmente, sintió el torrente de esperma caliente cuando Jack bruscamente llegó a su clímax, colapsando sobre Craig y transformó a ambos en un montón de brazos y piernas sobre la cama.

Minutos más tarde, Craig estuvo lo suficientemente recuperado para intentar salir de debajo del cuerpo palpitante de Jack. Jack rodó hacia un lado, dejando que ambos tomaran aire, y Craig hizo un débil intento de tirar de la manta levantándola del suelo, justo lo suficiente para cubrirlos mientras yacían saciados y se enredaban uno alrededor del otro, cayendo dormido instantes después de que Jack.

7

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

* * * * *

Jack despertó esa noche más tarde para encontrarse solo en la enorme cama, totalmente cubierto de nuevo por el edredón. Craig estaba desnudo mirando por la ventana hacia el paisaje nocturno.

-¿Qué pasa, Craig? - la voz de Jack sonó ronca y somnolienta.

Apartando las mantas, se levantó de la cama y caminó tranquilamente hacia Craig, envolviendo sus brazos alrededor de su cuerpo y se acurrucó a su espalda. Jack se abrazó al hueco del cuello de Craig, suspirando mientras se

adormeció en la comodidad de la piel de su pareja. Le encantaba el tacto sólido de Craig. Aunque él era un hombre que estaba en forma, Craig era más robusto

y fornido, ancho por el pecho y con la cintura acabada en un culo apretado y

redondeado, el cabello negro y sedoso, y los ojos oscuros como el chocolate. Jack era ligeramente más alto que Craig, pero más delgado, y debido a su pesado trabajo diario en el vivero, sus medidas eran más como un nadador, ancho de hombros y estrecho de caderas.

Jack sintió el suspiro de Craig comenzando en la base de su columna y pasando por su cuerpo antes de que él lo soltara por la boca.

-¿Te has preguntado alguna vez si aún hay algo más Jack? - Craig habló en voz baja, en deferencia a la paz de la noche fuera de la ventana.

- ¿Más de qué? - somnoliento, Jack realmente no encontró mucho sentido a

la conversación.

-¿Más de la vida

y

vida cotidiana?

niños, un perro, una valla blanca? ¿Algo más que trabajo

Jack frunció el ceño contra el cuello de Craig.

-No entiendo lo que quieres decir - el sueño tiró de él, aunque sabía que esto era importante. Craig era una persona sencilla. Cualquier cosa que lo hiciera filosofar era significativa.

8

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

-¿Te has preguntado lo que sería ser padre, Jack? ¿Tener a alguien que

dejar algo de

dependa exclusivamente de ti, construir una familia con alguien detrás de ti cuando mueras?

Jack se apretó más a la espalda de Craig, demasiado dormido para ser capaz de entender esta conversación, pero con ganas de dar consuelo a su compañero.

-No he pensado en ello. Sé que soy bi, pero siempre me han gustado los hombres más que las mujeres. Y desde que estoy enamorado de ti, no he pensado en nada de eso - Jack se rió entre dientes - ¿Por qué lo dices? ¿Estás embarazado? - Jack sintió el eco de la risa de Craig en el pecho.

-¿Estás diciendo que me veo gordo?

Frotando las manos lánguidamente sobre el estómago de Craig y hacia su polla, Jack gimió contra el hombro de Craig mordiendo suavemente sobre las cuerdas sensibles de su cuello. Un estremecimiento corrió por la espalda de Craig y Jack sintió el cosquilleo de su piel mientras calmó las marcas de la mordedura con la lengua.

-¡Nunca! Es tarde; vuelve a la cama. Ambos tenemos que madrugar hoy.

Craig se volvió en los brazos de Jack, tirando de la cara de su amante hacia la suya por un suave beso.

-Sí, ya basta de preguntas por esta noche. Vamos a entrar en calor bajo las sábanas - Craig llevó a Jack de vuelta a la cama y se colocó como una cuchara detrás de él. Jack suspiró con satisfacción cuando el siempre presente calor del cuerpo de Craig comenzó a empapar su espalda.

-Te quiero - Jack rápidamente perdió la poca vigilia que tenía.

Descansando en los brazos de su amante, él apenas escuchó el tranquilo "Yo también te quiero" de Craig, y su cuerpo se estremeció en reconocimiento cuando Craig lo besó tiernamente dándole las buenas noches sobre su hombro.

9

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Anne Douglas – Té para tres Capítulo D os ¡Agh! ¿Cómo se dejó convencer para ir

Capítulo Dos

¡Agh! ¿Cómo se dejó convencer para ir a estas cosas?

Wren observó cómo sus amigas giraron en la pista de baile del tamaño de una estampilla con un grupo de hombres con más probabilidades de vomitar sobre sus caros tacones altos que de ser galardonada con el Premio Nobel de la Paz y con muchas menos de lograr meterse en un taxi al final del la noche.

Una vez más se quedó observando la jugada, no uniéndose a ella. Considerando todas las cosas, tal vez eso no era tan malo, ¿qué tan confiable podía ser conocer a un chico borracho en un bar? No es como si estuvieran tratando de encontrar a la Señorita Perfecta para establecerse con ella, más bien buscaban a la Señorita Multiorgásmica porque así ella también podría disfrutar de él mientras la cogían sin sentido para a continuación largarse al romper el amanecer.

No es que ella estuviera amargada ni nada. Pero sería bueno que le pidieran bailar una sola vez, incluso aunque acabara declinando la invitación.

Ella giró la pajita en el amargo limón con lima que descansaba en la barra delante de ella, por lo menos ella se había graduado pelando etiquetas de botellas de cerveza en la universidad. Ahora sólo observaba los cubos de hielo golpeando uno contra el otro.

10

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

-¿Puedo invitarte a otro? - Wren levantó la vista, sorprendida por la voz amistosa en su oído. Profundamente en sus reflexiones, no había notado que el taburete vacío junto a ella había sido ocupado por un hombre bastante atractivo y fornido, de cabello oscuro y cálido y con unos ojos color chocolate Godiva que hacían juego con su voz profunda.

-Está bien; no necesitas hacer eso. Ya me marchaba a casa de todos modos

Dejando a un lado el vaso que había estado retorciendo perezosamente en la mano, ella hizo un movimiento para empujar su taburete lejos de la barra cuando una gran mano sobre la suya la detuvo.

-Por favor, no salgas corriendo; Realmente me gustaría un poco de compañía por un rato. He estado entreteniendo a clientes de fuera de la ciudad durante toda la noche, y me encantaría pasar un rato charlando con alguien mucho más interesante que ellos mirando al camarero, le hizo una seña para rellenar los vasos - Déjame pedir otra bebida para los dos.

¡Guau!. Sonó seductor. Por una parte afirmó su control sobre la situación, indicó que no era una amenaza, le pidió se apiadara de él, y luego simplemente enlazó sus planes con los de ella. Wren no sabía si debía sentirse ofendida por que se le había acercado, o si le gustaba esa clase de encanto.

No estaría de más pasar unos minutos charlando antes de dirigirse a casa. Después de todo, no tenía nada tan urgente como para salir corriendo de allí.

Dejando florecer una sonrisa, le tendió la mano.

-Soy Wren.

11

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

sonrisa y le cogió la mano con firmeza, pero con

delicadeza, tratándola como a una igual pero con respeto. Su madre, obviamente, le había enseñado bien.

Él le devolvió la

-Mi nombre es Craig. Craig Hunter - señalando por encima del hombro, él hizo un gesto hacia la pista de baile - Y he sido elegido oficialmente para la parte extraoficial de la noche.

Mirando sobre su hombro, Wren comprendió que estaba haciendo un gesto hacia la manada de hombres en torno a sus amigas.

la pesca de la noche - Craig miró hacia atrás, con las cejas

levantadas socarronamente -Vine con mis amigas, las que están en el medio de tu manada de pirañas. Pobres hombres, si sólo supieran - ella sacudió la cabeza con lástima - Esas chicas son tiburones, se los comerán de merienda e irán en busca de más.

-Ahhh

Craig miró hacia atrás por encima del hombro y se echó a reír.

Mirando a la mujer a su lado, Craig decidió que era más bonita de cerca; era rápida e ingeniosa, también. Había estado observándola desde el otro lado de la habitación alrededor de una hora cuando se sentó en la barra, dando vueltas a

atractiva, como alguien con una intrigante

su bebida. Él pensó que ella parecía

historia que contar. Alguien que pensó, sería interesante conocer más, más que sólo charlar en la barra de un bar lleno de gente. A Jack le gustaría también esta

mujer sincera y directa; sólo tenía que encontrar la manera de invitarla a salir sin que pareciera como si él quisiera ligársela.

12

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Hablaron sobre poca cosa por cerca de diez minutos, hasta que el camarero se acordó de servir sus bebidas. Él puso un billete de veinte para pagarlas, deteniendo su movimiento hacia su billetera.

-Gracias - ella sonrió tímidamente cuando cogió su copa, casi como si fuera la primera vez que alguien la invitaba a una bebida. Seguramente no sería eso. Tragando, ella bebió un buen cuarto de la copa de golpe.

-Cuidado, ve despacio ahí Wren. No hay prisa, se te subirá a la cabeza.

Wren lo miró con extrañeza y se encogió de hombros.

-Lo más que puede hacerme es darme hipo. No lleva alcohol.

-Oh - Craig tuvo la decencia de parecer mortificado por haberle soltado el sermón.

-No bebo cuando salgo. Alcohol, es decir, al menos que cuente el que se utiliza en la cocina - Ella se dio cuenta de que él se moría de curiosidad en cuanto a por qué estaba sentada en una barra, sin beber, pero era demasiado educado para preguntar.

-Las chicas me arrastran de vez en cuando; ellas piensan que me estoy perdiendo algo por no ligar en los pubs y bares tres noches a la semana- dijo, respondiendo a la pregunta no formulada de Craig.

-Ellas te arrastran para dejarte sentada sola…

El resto de su sentencia fue interrumpida cuando un hombre, que apestaba a aire libre y tenía el pelo rubio que parecía un rayo de sol, se colocó entre ellos. Dándole la espalda a Wren, el recién llegado interrumpió con firmeza su

13

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

conversación mientras ponía una mano en la barra para sujetarse y se inclinó para besar a Craig efusivamente en los labios.

-Buenas noches, amor. ¿Cómo van los cotilleos?

Oh, bueno, entonces. Eso lo explica todo, él es gay. Típico. Al menos Craig le había amenizado la velada un poco con la conversación. Todos los buenos estaban pillados o eran gays. Suspiró en silencio y recogió sus cosas. Tiempo para dejar la fiesta a los que tienen con quien disfrutarla.

Craig, empujando a Jack lejos con una mano en el pecho, le regañó.

-Jack, estás siendo grosero. Yo estaba hablando con Wren.

-¿Quién? - Jack miró a Craig, confundido.

-La chica detrás de ti. Sal del medio, idiota, y te presentas - apoyándose en el brazo de Jack y empujándolo hacia un lado, se inclinó a su alrededor para presentar a Jack, sólo para encontrar que Wren se había deslizado silenciosamente mientras Jack la había escondido a la vista.

-Mierda, ¿dónde se ha ido? - saltando del asiento, se dio la vuelta, escudriñando la multitud, vislumbrando su pelo castaño corto y rizado en dirección a la puerta principal -Mierda, Jack, la asustaste.

-¿Qué quieres decir con que la asusté?

Craig trató de ir tras ella, abriéndose paso entre la multitud y dejando a Jack en el bar, totalmente desorientado sobre lo que estaba sucediendo. Con el ceño fruncido, Jack siguió a Craig.

14

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Acercándose a Wren, Craig notó que, junto con el bolso al hombro, llevaba un robusto bastón que utilizaba para apoyar su pierna izquierda. O lo intentaba de todos modos. Ya que era casi la medianoche en un viernes, el público había bebido lo suficiente en general como para no tener en cuenta a una mujer que necesitaba tomar un poco más de cuidado en medio de ellos. Un joven de veintitantos años tropezó con Wren cuando uno de sus compañeros lo empujó, casi derribándola. Craig vio impotente como ella demostró gran destreza, apoyándose en su bastón antes de caer al suelo.

Después de enderezarse disimuladamente, dio al imbécil un golpecito rápidamente en el tobillo con el final de su bastón. Craig sonrió mientras observaba a Wren conseguir un poco de venganza en forma de ese toque inteligente.

Craig sintió una mano en su hombro y se volvió un poco para oír mejor la pregunta de Jack, mientras seguía tratando de alcanzar a Wren.

-¿Qué estás haciendo, Craig?

-Tratando de alcanzar a esa mujer del bastón; Quiero que la conozcas.

Ignorando la mano de Jack, Craig esquivó a un grupo grande, con la esperanza de tener la oportunidad de atraparla antes de que lograra salir del bar.

Ni siquiera sabía su apellido para tratar de encontrarla si no la alcanzaba. La noción de que ella era alguien especial para él y Jack alteró a Craig; tenía que llegar hasta ella.

15

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Cuando miró nuevamente para localizarla, vio a uno de los porteros prestándole un brazo para ayudarla a salir por la puerta. Era bueno ver que algunas personas todavía tenían buenos modales.

Todas las costumbres del mundo no contaron, sin embargo, cuando por fin llegó a la puerta para ver al portero acariciando el techo del taxi esperando, diciéndole que arrancara.

-¡Mierda! - apretó la mandíbula. Apuñalando las manos en los bolsillos del pantalón, Craig se dirigió hacia la puerta, harto del ruido y de tener que cuidar de los clientes de fuera de la ciudad, mientras trataban de tener una aventura de una noche.

-¿Craig?

Jack llegó corriendo, tratando de seguirle el ritmo cuando irrumpió por la carretera hasta donde había aparcado su coche.

-¿Qué demonios pasa? - Él extendió la mano y se aferró a los hombros de Craig, arrastrándolo y obligándolo a parar.

- tartamudeó pasando una mano por su corto cabello

totalmente frustrado. Él realmente no supo cómo describir cómo se sentía - Ella era especial, ¿de acuerdo? No sé cómo ni por qué, pero ella era alguien que yo

sentía que necesitaba conocer mejor. Quería que la conocieras. Ella parecía

realmente agradable

confusión desvanecerse al darse cuenta qué solitaria era el aura que había intentado descifrar cuando la vio.

creo - Craig sintió parte de su

-Mira,

yo

y muy sola, demasiado

16

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

-Muy bonita, ¿cómo? - Craig podía sentir los ojos de Jack apuñalándolo con la mirada. Jack intentó duramente entender su crisis de los treinta - ¿Tan agradable, como para no volver a casa conmigo esta noche?

Craig hizo un gesto con cabeza hacia arriba. ¿Estaba él sugiriendo que iba a acostarse con otra persona? Oh, Jack. Mirando con interés la cara preocupada de Jack, pudo ver el miedo que su amante había tratado de ocultar.

-Oh, bebé, no

Te amo - extendiendo la mano, acarició la mandíbula de

Jack con su palma - Estoy en esto contigo a largo plazo.

Dile la verdad, Craig.

Bueno, a veces echo de menos a las mujeres - Suspiró

sabiendo que no se explicaba bien Es más que necesitar una simple mujer en mi vida. Es… bueno, es diferente a tú y yo, más suave, más similar a la Madre Tierra o algo así

-Es sólo que

Jack lo miró como un cachorro que acaba de ser pateado. Estirando del hombre que amaba para encerrarlo en un abrazo, Craig lo besó como si fuera la última vez. Agarrando la mano de Jack, Craig se la llevó a la parte delantera de sus pantalones para que pudiera sentir el bulto detrás de la cremallera.

-Jack, tú me haces esto, nadie más. Te quiero, a pesar de todo esto de cumplir los treinta, de toda la mierda introspectiva que estoy pasando en este momento, yo siempre te amaré.

Después de llegar a su coche, Jack lo empujó contra la puerta, colocándose contra él molió sus caderas juntas mientras usó sus manos para girarle la cara hasta él, besándolo con dureza, dominando con su presencia.

17

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

-Joder, no me dejes nunca, Craig; No sé si podría superarlo. Yo también te quiero mucho.

Gimiendo, Craig alcanzó a Jack. El hombre le afectaba como ningún otro, su polla estaba dura como una roca, deseándolo incluso en este lugar público. Esperaba ser capaz de doblarse lo suficiente para entrar en el coche. Empujando a Jack , dio la vuelta a sus posiciones, afirmándose a sí mismo sobre su compañero esta vez, dando tanto como obtenía.

-Vamos a casa, amor; Creo que hay algunos asuntos pendientes aquí. Me parce que esta noche seré yo el que esté arriba.

-Sí - el gemido de Jack sonó ronco y bajo.

* * * * *

Wren no había sido capaz de relajarse después de llegar a casa desde el club, así que aquí estaba, en las primeras horas de la mañana, en un baño caliente y humeante, tratando de resolver algunos de los problemas de su pierna y cadera.

Oh, enfréntate a esto chica, te sientes inquieta y caliente, y sigues viendo a ese tipo, a Craig, al cerrar los ojos.

Wren dejó que sus párpados cayeran y suspiró. Sí, allí estaba él una vez más. Ese chico alto y rubio era un bastardo con suerte. Ella no había visto mucho más que la parte de atrás de sus hombros anchos y el cabello blanqueado por el sol, pero no creía que Craig fuera el tipo de persona que hiciera pasar un mal rato a nadie.

18

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Lástima.

Wren había usado un poco de aceite perfumado en el agua del baño, haciendo fácil deslizar sus manos sobre su cuerpo suave y sensual. Incluso las cicatrices a lo largo del lado izquierdo de su cuerpo se sentían más suaves que su textura áspera de costumbre. A escondidas, una mano se deslizó por su vientre redondeado y sobre el monte de Venus, su palma empujo hacia abajo, tratando de aliviar el dolor centrado allí.

Ella suspiró y dejó de fingir. Deslizando un dedo entre sus labios vaginales, comenzó un movimiento apacible alrededor de su clítoris. Ella añadió un segundo dedo y frotó la zona entre el clítoris y la vagina, disfrutando de la manera en que el contacto intensificó el dolor. Reordenándose ligeramente en el amplio baño, se masajeó un pecho con la otra mano, tirando del pezón y disfrutando de la manera en que el leve pinchazo de su gentil pellizco pulsó, como un eco, al compás del latido de su coño.

Su cabeza cayó hacia atrás, y se mordió el labio inferior mientras se aferró a la sensación de hormigueo que precedía a un orgasmo. Sus dedos se movieron más rápido, sumergiéndose en su coño, un tercer dedo se movió más abajo bromeando en la zona entre su coño y su culo. Ella había descubierto años atrás que era extremadamente sensible justo allí, las fantasías de juego anal eran uno de sus desencadenadores sexuales definitivamente.

Aguijones de tensión viajaron por sus piernas hasta encima de su torso, hasta que no pudo soportarlo más.

Arrastrando sus dedos sobre su clítoris, ella directamente se estimuló hasta que gritó, estremeciéndose al correrse.

19

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Hundida en el baño, se preguntó qué tenía ese hombre al que apenas conocía que empujaba sus botones tan fácilmente. Su subconsciente respondió a su pregunta por ella.

Tal vez es porque cuando estabas fantaseando con Craig, también imaginabas al robusto hombre alto y rubio detrás de él.

20

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Anne Douglas – Té para tres Capítulo T res Jack estaba nervioso. No todos los días

Capítulo Tres

Jack estaba nervioso. No todos los días uno tenía que pedir un préstamo de millones de dólares para una empresa que, potencialmente, podría fracasar.

Desde hacía tres años, su negocio de jardinería y su vivero había estado funcionando con un beneficio sustancial. Ahora iba a dar el siguiente paso y a expandirse a otros suburbios de la zona de Auckland, bueno, si la analista empresarial y estratega con la que se reuniría en cinco minutos pensaba que era una opción viable.

Estaba orgulloso del éxito que había tenido gracias a su ojo artístico y don de gentes. Tenía un personal leal, una base de clientes aún más leales, y los jardines que diseñaba aparecían regularmente en revistas anuales de paseos por los jardines abiertos de toda el área metropolitana de Auckland.

La vida era buena, incluso si la analista recomendaba en contra de su expansión en Internet y sus planes de ampliar a base de ladrillo y mortero.

La voz de Ángela crepitó a través de su radio de dos vías. Mirando hacia los edificios de oficinas, pudo ver un vehículo extraño estacionado en el frente.

-Jefe, la analista está aquí. ¿Puedes volver a la oficina?

-Ángela, ¿puedes enviarla aquí abajo? Es posible que así tenga una idea del alcance de las cosas y la forma en que funcionamos directamente.

21

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Además, esperaba que así él pudiera sentirse un poco más cómodo al estar en su elemento, en lugar de estar atrapado detrás de su escritorio sintiéndose incompetente. Craig era el genio detrás del escritorio, el punto fuerte de Jack estaba en lo físico.

-Déjame ver si eso está bien con ella - analista antes de cortar el vínculo.

-¿Jack?

-¿Sí?

Pudo escucharla preguntar a la

-Ella dice que si está todo acondicionado si podrá llegar hasta allí. ¿Puedes salir a su encuentro a mitad de camino desde algún invernadero?

¿Que si estaba acondicionado?

Hizo una mueca, ofendido porque alguien pudiera pensar que era difícil desplazarse en su vivero casi compulsivamente ordenado.

-Claro - respondió lacónicamente, insultado por la duda.

Dobló la esquina del invernadero tres y al instante vio lo que Ángela había sido demasiado educada para decirle. Se sintió un completo bastardo, tanto por su respuesta insolente como por sus pensamientos indignados, su analista tenía

una pronunciada cojera y caminaba con la ayuda de un bastón. Eso, combinado con su figura llena y redondeada y su cabello corto y oscuro provocó al instante

su nueva analista era la mujer a la que Craig persiguió en un bar

hacía tres meses.

un recuerdo

22

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

¿Qué hago? Si digo: "Oye, me acuerdo de ti," voy a parecer un culo. Si no digo nada y ella se acuerda de mí, todavía me veré como un culo.

Eligiendo la menos embarazosa de las dos opciones, decidió alegar ignorancia. Llegando hasta ella le tendió la mano, tanto para saludarla como para ayudarla con el último escalón del complejo de oficinas.

-Buenos días. Debe ser la señora Browne. Soy Jack Roseman. Por favor llámame Jack - su mano era suave y femenina, con dedos largos, pero seguros cuando le estrechó la mano firmemente y con gracia aceptó su ayuda.

-Gracias, Jack. Por favor llámame Wren; Sigo buscando a mi abuela cuando alguien me llama señora Browne .

Jack supo que se suponía que debía decir algo más, pero se quedó en trance. Él podía ver lo que había hecho a Craig correr tras ella, incluso después de un breve encuentro. Sus ojos brillaban, su pelo rizado rebotaba con vida, y a pesar de su discapacidad física obvia, ella irradiaba energía.

Sintió el tirón de su mano cuando ella la apartó y se aclaró la garganta con torpeza mientras él se quedó allí mirándola fijamente, y luego se volvió hacia los invernaderos en frente de ella.

-¿Empezamos por aquí? Me gustaría tener una idea de cómo diriges las cosas aquí, en realidad, es más importante que cualquier otra cosa de la oficina. Cualquier persona puede hacer que una oficina funcione bien, pero si la producción no se mantiene

Habla, Jack, habla. ¡No te dejes llevar ahora!

23

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Entiendo perfectamente lo que quieres decir, y creo que por

eso muchos otros viveros no lo han hecho bien cuando han tratado de expandirse - Con el objetivo de aproximarse caballerosamente, Jack tomó suavemente el brazo de Wren y la guió hacia el resto de la propiedad - Por

suerte, los sistemas que he estado poniendo en marcha en los últimos años van

a ser justo lo necesario para que nosotros lancemos esta expansión

-Ah, sí, claro

* * * * *

Era el final de un largo día, y Wren acababa de marcharse. Hombre, ella era muy exigente y toda una dama asesina.

Jack se rió ante la idea.

Craig sabía que éste era el día de la primera reunión de Jack con la estratega de negocios, así que no lo esperaba en casa hasta tarde.

Recostado dentro de la lujosa oficina , en su excesivamente costosa silla de oficina de cuero que por lo que le había costado debería hacer su café y también servirlo, reflexionaba sobre sus pensamientos acerca de la mujer que era Wren.

Obviamente, él no la conocía en absoluto. Cinco horas, incluso aunque llenas de conversación constante, no hacían una sólida amistad, pero ella le intrigaba, no obstante. Lo agarraría por las pelotas si no fuera cortés al respecto,

y con frecuencia no lo era, aunque él trató de usar el comportamiento cortés que su madre le había inculcado cuando era un adolescente.

Wren era un enigma para él. No había olvidado la confusión de Craig después de su trigésimo cumpleaños. La propia incapacidad de Jack de entender la inquietud que se centró firmemente en las reacciones de Craig hacia la mujer con la que acababa de pasar la tarde. La misma mujer que iba a estar

24

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

trabajando estrechamente con él para hacer su expansión de negocios viable y exitosa, y con suerte muy rentable.

Él todavía estaba confundido por la actitud de Craig de hacía tres meses. ¿Anhelaba Craig un lado "normal" en su vida?

Jack estaba fuera de lo normal desde hacía mucho tiempo. A pesar de ser bisexual, y por lo tanto, en teoría, doblando su posibilidad de citas, en realidad no había pensado alguna vez que volvería a encontrar a alguien que le gustara exclusivamente por encima de todos los demás. Definitivamente no había encontrado nunca nada parecido a eso con una mujer. No es que él se quejara del sexo.

El sexo con una mujer era simplemente diferente al sexo con un hombre, y, francamente, las mujeres nunca habían hecho mover la tierra debajo de él, no de la manera que sucedía cuando hacía el amor con Craig. Los hombres, en general, le hacían sentir más que las mujeres.

Y no era sólo que tuviera una gran erección por Craig tampoco, él estaba realmente enamorado del hombre. Si Craig dijera que saltara, él diría "qué tan alto" sin pensarlo dos veces. Él haría cualquier cosa para que Craig fuera feliz, y Wren era algo que él necesitaba comprender para asegurarse de que Craig era feliz.

Jack no había estado bromeando aquella noche en que le había dicho a Craig que no creía que pudiera vivir sin él. Para Jack, Craig era todo, el material del que las novelas románticas llorosas describían a su alma gemela.

Observando alrededor de la habitación desde el anochecer oscuro, la mirada de Jack descansó sobre la mesa que había sido añadida a su usualmente

25

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

espaciosa oficina. Wren se sentaría en ese escritorio durante las próximas tres o cuatro semanas, en estrecha colaboración con él para ayudarle a alcanzar la siguiente meta en su vida. Sería egoísta por su parte, pero iba a usar cada momento de ese tiempo para aprender más acerca de lo que hacía que Wren Browne hiciera tic y fascinara a su pareja.

Descolgó el teléfono y marcó el número de su casa a ciegas. Ya era tarde, y Craig llevaría en casa por lo menos media hora, Jack sólo tuvo que esperar dos llamadas antes de que descolgara en el otro extremo.

-¿Hola?

-Hey, bebé, sólo quería decirte que voy de camino- Craig cuando se colocó el teléfono en el hombro.

Jack oyó la torpeza de

-¡Excelente! De hecho, ya que llegué a casa temprano hoy, estarás regresando a casa con la cena ya hecha - Jack escuchó a Craig traqueteando alrededor de los cajones y el repicar del temporizador del horno - Pensé que ya que tenías reunión hoy con el analista simplemente llegar a casa y relajarse estaría bien.

Jack sonrió, conmovido por el gesto de su amante.

-Mejor me pongo en marcha entonces. No me llevará mucho tiempo llegar a casa a estas horas de la noche; diez minutos, quince, si me las arreglo para conseguir todas las luces rojas.

-Está bien, nos vemos pronto entonces. Conduce con cuidado .

-¡Adiós! - Jack rió cuando escuchó el auricular de Craig estrellarse contra el banco o el suelo, y lo escuchó maldecir por la línea abierta.

26

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Había una razón por la que Jack siempre cocinaba. No sólo porque normalmente estuviera en casa a las cuatro de la tarde y con un hambre voraz y Craig llegara a casa después de las seis sino porque Craig y los electrodomésticos de la cocina simplemente no se mezclaban bien.

Recogiendo las llaves de la mesa, se dirigió hacia el coche, apagó las luces y cerró a su paso.

Mejor llegar antes de que Craig quemara la casa.

27

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Anne Douglas – Té para tres -¡Ese soy yo! Capítulo C uatro Jack refrescó la página

-¡Ese soy yo!

Capítulo Cuatro

Jack refrescó la página Web sólo para poder observar su vivero aparecer en la pantalla de nuevo, cautivado por lo genial pero profesional que parecía.

Wren era absolutamente increíble cuando se trata de negocios. ¡Qué diablos! ella era increíble en todas partes, también, pero maldita sea era un genio cuando se trataba de estrategias y conseguir las cosas bien hechas. ¡Ella era la reina de las listas!

Habían pasado tres semanas desde que había visto a Wren caminar dentro su vivero, y en ese tiempo ella había revisado, analizado, ejecutado, y ahora estaban en el proceso de tener suficiente mercancía para abrir la sucursal de West Auckland. Ya habían alquilado locales a la espera de la reforma que comenzaría la próxima semana. Dentro de seis semanas comenzarían el almacenamiento de la tienda, y en ocho semanas estarían abriendo.

En cuanto al resto de Nueva Zelanda, a partir del mediodía de hoy podrían comprar plantas desde Roseman hasta Invercargill y Ninety Mile Beach a través de su nueva y fresca, pero profesional página Web que estaba llena de colorido, fotografías de productos profesionales y de artículos acerca de cómo diseñar un buen jardín.

28

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

La vida era buena y cada día era mejor. Se sentía

satisfecho.

Sentado en su oficina de casa navegando por la Red, Jack estaba comparando su sitio web con los otros de por ahí con aire de suficiencia pensando que la suya era mucho mejor. Wren había hecho bien en emplear a un Webmaster recientemente graduado. Trent ahora trabajaba a tiempo completo para Roseman Viveros, tanto de Webmaster como de coordinador de pedidos en línea.

Wren. La pantalla del ordenador desapareció de su mente cuando Jack pensó más en Wren. Craig había tenido razón esa noche en el bar; había algo inusual en Wren. No era un rasgo obvio que podías precisar , sino una alegría de vivir que hacía a Jack querer tenerla más como amiga que como analista.

Moviéndose incómodo, Jack se acomodó. Por primera vez, estaba mirando a una mujer y admirando más que un cuerpo bien parecido, y quería aprender más sobre Wren incluso la deseaba. Estaba comenzando a entender la crisis de Craig y cómo ansiaba un toque femenino a veces. Cuando miraba a Wren, Jack veía suave y apacible poder femenino mientras que cuando miraba a Craig veía un hombre fuerte, duro y sexy.

Le encantaba todo lo relacionado con Craig. Su fuerza, su cuerpo robusto, su picante olor a almizcle, y especialmente la forma en que Craig lo follaba. Todas sus relaciones anteriores no habían sido auténticas en el fondo; hasta Craig, él nunca se había sentido bien acerca de ser cubierto. ¿Ahora? Oh, hombre, Craig podía poner su hermosa y gruesa polla en su culo en cualquier momento del día o de la noche. Cuando se trataba de ser follado por Craig, él tenía una adicción.

29

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

-¿Quieres una taza de té antes de dormir? -Craig asomó la cabeza por la puerta de la oficina, sobresaltando a Jack.

-Sí, me apetece. Estoy algo hambriento, también; ¿Aún quedan por ahí galletas?

-Sí, recogí algunas más de la panadería hoy por lo que son frescas.

Cerrando la sesión en el ordenador, Jack siguió a Craig por el pasillo de su casa de campo reformada hacia la cocina.

-Así que, nunca me has dicho el nombre de esa niña prodigio de la estrategia - Craig habló por encima del hombro. En cuanto Craig llegó al banco de la cocina, encendió el hervidor de agua y se volvió, apoyado en el banco mientras esperó a que hirviera.

-Bueno, es curioso que digas eso - Jack se sentó en la mesa de la cocina, viéndose y sintiéndose avergonzado - Tú de hecho la conoces.

-¿Lo hago? - Craig pareció perplejo. Sus ojos rodaron mientras pensaba, tratando de recordar si conocía a cualquier persona que fuera una analista de negocios y estratega.

-Sí, su nombre es Wren Browne - cuando cayó en la cuenta-

Los ojos de Craig saltaron hacia atrás

-¿Wren? ¿Mi Wren Browne? - decir que Craig parecía conmocionado era un eufemismo.

-Sí, esa mujer que conociste en ese bar hace unos meses.

30

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

-¡Oh! - Craig se enderezó bruscamente y se volvió hacia el mostrador, jugueteando con las bolsitas de té, tazas y cucharas; inspeccionando el banco con una determinación inquebrantable para evitar mirar a Jack …- Por lo tanto, ¿ella ha estado trabajando contigo?

-Sí, lo ha estado. Y tenías razón, ya sabes.

-¿Yo la tenía…? - la cabeza de Craig se irguió, mirando la imagen de la cocina reflejada en la ventana a oscuras frente a él. Observó la imagen turbia de Jack sentado en la mesa, jugueteando distraídamente con los dedos.

-Ella es algo especial,

como dijiste entonces, y no estoy seguro de cómo o

por qué, tampoco - el cuerpo de Jack se tensó, como si quisiera decir algo, pero

no supiera muy bien cómo - Mira, cuando cumpliste los treinta años no entendí

Quiero decir, pensé que estabas teniendo una

crisis - Jack usó el dedo para acentuar la frase como si fuera Oprah - Pero realmente no lo entendía. Nunca había tenido con una mujer lo que tengo contigo; Simplemente no podía concebir toda esa mentalidad de crear un hogar y tener 2’3 niños. No sé si en realidad lo sé ahora, pero sí entiendo por qué Wren te fascinó esa noche.

del todo lo que estaba pasando

-¿Cómo es ella? - Craig puso sus tazas de té tranquilamente en la mesa y se sentó junto a Jack, mirándolo fijamente, curioso en cuanto a las observaciones de Jack sobre la mujer que había estado en el fondo de su mente durante los últimos meses. No podía ser mala, a juzgar por la calidez de la sonrisa de Jack.

-Ella es increíble cuando se trata de negocios, Craig. La mujer es una dínamo en organización, estrategias e implementación. ¡Dios mío! Lo que ella ha hecho en tres semanas! - Jack se rió entre dientes - ¡Y la de gente que ella ha contactado por internet!

31

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Sacudiendo la cabeza, asombrado, Jack continuó.

-Ella se las arregla para encontrar pequeños empresarios y empresarias con los mejores precios y habilidades y canaliza todo su trabajo a través de ellos. Si puede encontrar una tienda local en lugar de una gran empresa, lo hace. En cuanto a ella, ¿en lo personal? Bueno, es un ser humano amable y considerado. Muchas de las personas a las que recomienda tienen algún tipo de discapacidad, ¿sabes que ella trató con el agente inmobiliario en Henderson para la nueva sucursal? Ella anda por ahí con sus muletas más rápido que tú y yo podríamos en patines y sabe un montón sobre propiedades inmobiliarias. Conoce todo lo que pasa por la ciudad, y exactamente quién estaría más receptivo a nuestras peticiones de reforma. Wren utiliza a estas personas porque son los mejores, no porque esté haciendo un favor a alguien.

Craig sintió que se le arrugaron los ojos mientras sonreía ante el entusiasmo de las divagaciones de Jack.

-Así que sería una buena amiga para tener, ¿no?

-Sí.

Craig estaba tratando de averiguar lo que estaba pasando en la mente de Jack. Por lo general era muy directo, con tendencia a hablar primero y pensar después. El hecho de que se estuviera tomando tanto tiempo para considerar lo que diría a continuación hizo que Craig estuviera más intrigado. Jack se quedó inmóvil, poniéndose serio, reservado, nada que ver con el ser sociable que era sólo momentos antes.

como he dicho, no entiendo totalmente adonde querías llegar con

eso de que necesitabas más, pero después de conocer a Wren, al menos a título

-Mira

32

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

profesional, estoy empezando a darme cuenta de que estoy más cerca de ello de lo que pensaba - él estaba golpeando tensamente su dedo contra la taza medio vacía de té - Quiero que nosotros la conozcamos mejor - Jack se movió inquieto en la silla.

Jack, de todas las personas, ¿no estaba seguro de cómo conseguirlo? Craig estudió el lenguaje corporal de Jack, en busca de pistas sobre su estado emocional - No estoy seguro de por qué, y no sé qué significa en este punto. Pero, ¿sabes qué? Me encantaría ser su amigo - sacudió la cabeza y se rió nerviosamente - Dios, escúchame; Sueno como un niño en la escuela secundaria tratando de adular a una de las chicas populares del instituto.

Craig se rió con él.

-No, no lo haces. Suenas como una persona que ha conocido a alguien extraordinario, y que además crees que sería una buena persona para tener en tu vida. Creo que prefiero que seas una persona así que diez personas a las que no les importa una mierda cualquier cosa - de pie, dejó las tazas frías en el fregadero -Te diré algo, pregúntale a ella si quiere venir para una barbacoa y nadar en la tarde del sábado.

-Buena idea. Quiero que la conozcas, también. ¿De verdad crees que ella querrá?

Acercándose a Jack, pasó sus manos sobre sus hombros, sintiendo la tensión que los atravesaba. Craig se inclinó para susurrarle al oído.

-¿Qué tal si vienes a la cama y te doy un masaje?

-¿Sólo un masaje? - la voz de Jack sonó áspera cuando hizo la pregunta.

33

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

-Sólo si tú quieres que sea sólo un masaje.

-¡Diablos, no! - Jack estuvo en el dormitorio, desnudo y acostado en la cama, con una sonrisa, antes de que Craig pudiera siquiera poner las manos en el aceite de masaje.

* * * * *

Oyó el clic del teléfono cuando Jack colgó. Un silencio embarazoso llenó la habitación.

-¿Wren? - ella levantó la vista expectante. Algo había estado en la mente de Jack toda la mañana. Esperaba que la pregunta fuera para invitarla a salir.

-¿Sí, Jack? - ella sonrió mientras le vio morder el labio por un segundo. Lo conocía lo bastante bien en este momento para saber que estaba nervioso por algo, pero no tenía ni idea de lo que podría ser … la aplicación estaba ejecutándose suave como la seda.

-Bueno, me preguntaba si te gustaría venir a una barbacoa y a refrescarte en la piscina la tarde del sábado. Realmente me gustaría que conocieras a mi pareja, Craig dijo Jack alegre - Él quiere conocer al genio de negocios detrás de toda la ampliación - Creo que piensa que te estoy inventando .

Bien eso era inesperado - No estaba esperando una invitación.

creo - Wren rió - Estoy muy ocupada durante la

semana, pero los fines de semana me relajo. Pongo mi maletín en el estudio, cierro la puerta y me olvido de él hasta el lunes - Jack parecía decepcionado, pensando que iba a declinar - Una barbacoa y un baño encajarían perfectamente

en mis planes de hacer muy poco y relajarme - Wren sonrió mientras Jack

-Gracias por el cumplido

34

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

esbozó una gran sonrisa. A veces era como un gran perro amigable, fácil de complacer, pero por lo demás era como una pequeña terrier, persistente y obstinada una vez que incaba el diente en algo.

-Bueno, te dejo un mapa de cómo llegar a nuestra casa. Vivimos de camino a Clevedon. ¿Te viene bien sobre las 15:00? Así podemos bañarnos antes de la cena, cenar temprano y después bañarnos de nuevo si queremos.

Wren sabía que probablemente no nadaría en absoluto, pero tenía la sensación de que iba a disfrutar de la compañía de cualquier manera.

-Claro, eso suena maravilloso, Jack.

Era extraño como una invitación a cenar podía animar su día, incluso si la invitación era de dos chicos gays.

35

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Anne Douglas – Té para tres Capítulo C inco La mayoría de los días Wren no

Capítulo Cinco

La mayoría de los días Wren no entendía al resto del mundo, y mucho menos a sí misma. Así que ¿por qué se había afeitado las piernas y metido el bañador y una toalla en el bolso por si acaso?

pero hacía tanto

calor hoy que la idea de chapotear en una piscina fría sonaba totalmente

maravillosa.

No era propio de ella pensar en nadar o algo parecido

¿Por qué demonios había aceptado la invitación de Jack?

y sola, y pasar unas horas con unos

interesantes casi desconocidos es algo mejor que pasar la tarde del sábado sentada en

casa con otro libro.

Ya sabes por qué …estás aburrida

Bueno, por lo menos eran buenos libros. Wren ahora conocía toda clase de cosas gracias a esos romances eróticos, lástima que nunca hubiera tenido la oportunidad de llevar a cabo cualquiera de ellas.

Hurgando en su bolso, se aseguró que tenía todo lo esencial: protector solar, sombrero, toalla, traje de baño. Se aseguró que las gafas de sol estaban en la parte superior de su cabeza y cerró la bolsa. Rumbo a la cocina, cogió el postre que había hecho esa mañana. Su madre y su padre le habían enseñado que era de mala educación no llevar algo para sus anfitriones. Había decidido que dos

36

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

hombres adultos no dirían que no a un postre hecho en casa, aunque posiblemente eran chicos New-age con tendencias de chef gourmet . De todas formas su esponjoso pudding con frutas al caramelo estaba bastante cerca de tener un premio, incluso aunque fuera ella la que lo dijera.

hacia el coche y

cuidadosamente guardó el postre en el asiento trasero junto con su bolso de mano.

Cerró

la

puerta

de

la

cocina

tras

ella,

y

caminó

Con aire ausente frotando las cicatrices de su cadera, sintiendo picazón por el día increíblemente caliente, Wren realmente empezó a desear, al menos, tener sus pies colgando en una piscina fría.

* * * * *

¡Oh, Dios mío, era el tipo del bar!

Wren apenas llamó a la puerta y ésta se abrió rápidamente siendo recibida por una cara sonriente, unida al hombre guapo de pelo oscuro con la voz rica como el chocolate que aún aparecía en sus secretas fantasías nocturnas.

-¡Wren! la cara bronceada por el sol de Craig se iluminó con una gran sonrisa de bienvenida.

-¿Craig? ¿Eres Craig, correcto? - Wren pareció pérdida como si hubiera conseguido las direcciones mezcladas y estuviera en la casa equivocada

-¡Sí, te acordaste!

Bueno, duh

¡por supuesto que lo recordaba!

37

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

- un brazo rodeó a Craig y agarró el recipiente del postre, mientras

que Craig se apoderó de su bolso con una mano y de su brazo con la otra, caminando hacia la casa.

-Pero

¿Jack? ¿Jack era el rubio?

Hablando del diablo; una tos apesadumbrada provino de propietario de la mano que ahora sostenía su pudín.

-Tengo que confesarme, Wren. No te dije que te conocía de esa noche en el club - un ligero rubor corrió por las mejillas de Jack mientras él se encogió de

hombros - Yo

grosero, empujándome en medio de ustedes dos charlando y tenía muchas ganas de dar una buena impresión al mejor analista y estratega de la ciudad además en verdad, no me había dado cuenta de que estaban hablando entre sí.

Bueno, estaba un poco avergonzado en realidad. Fui un poco

Jack y Craig se pararon y vieron como su cara se puso más roja y más roja, obviamente esperando su enfado. Ella resopló dejando escapar su risa, y consiguiendo que ambos hombres se quedaran mirándola, perplejos.

- Wren pareció no tener suficiente aire en sus pulmones para

decir más. Se obligó a calmarse y se las arregló para seguir adelante - ¡Jack, idiota! Yo ya me marchaba a casa cuando Craig se sentó a charlar. Cuando te vi saludando a Craig de tan buena gana, decidí que era hora de hacer una retirada tranquila y dejarte con él. Créeme, no habría pensado peor de ti cuando tratara tu expansión comercial .

-Oh

mi

Craig estalló en una sonrisa, mientras que Jack todavía estuvo un poco más avergonzado.

38

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

-Vamos pasa, Wren, vamos a la piscina. Hoy es el día perfecto para nadar y holgazanear con los amigos.

-Voy a llevar esto a la nevera - Jack pasó por una puerta que, obviamente, llevaba a la cocina, y Craig la tomó del brazo y salió con ella nuevamente a la parte trasera de la casa. Tenían una piscina en el terreno rodeada de impresionantes jardines.

-¡Oh, mi dios! - Wren estaba asombrada de la abundancia de flores y jardines y arbustos bien cuidados - Esta es la obra de Jack, supongo.

Era hermoso. Las flores desbordaban de aromas y los arbustos y árboles estallaban con vida.

-Y estás en lo cierto; esta es una de sus obras en continuo progreso - Craig tomó su bolsa y la dejó en la mesa grande, ella se sentó en una de las tumbonas.

-Él hace un montón de experimentos aquí. Tenemos un poco de todo en Clevedon. Aire frío y salado al lado del puerto, pero humedad con niebla en invierno y en verano, lo que puede ser tan caliente como el infierno.

Wren miró mientras Jack se colocó detrás de Craig, poniéndole una mano en el hombro de una manera que mostraba la comodidad de los hombres entre sí.

-Supongo que eso significa que has estado escuchando mis divagaciones de jardinería?

Craig se echó a reír cuando él, también, se sentó en una tumbona.

39

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

-¡Cada palabra! Esto no significa que mi pulgar negro se haya puesto de color verde, sin embargo.

Jack se rió mientras puso una nevera debajo de la mesa con una mano y una bandeja de vasos y cubitos de hielo en lo alto.

-Ahora que ya hemos hecho todas nuestras confesiones, ¿alguien quiere una copa? ¡Porque hace mucho calor, y sé que necesito uno!

-Vamos, Wren; ve a buscar tu bañador y ven a la piscina con nosotros.

Craig puso la expresión suplicante de un niño.

-Sabemos que debes estar caliente y pegajosa. Vamos. No te morderemos ¡Lo juro! - Craig comenzó a tararear el tema de la película Tiburón da da dum da da da dum

-¡Oh, está bien, está bien! Iré a cambiarme y darme un baño… No digáis que no os lo advertí, sin embargo.

Wren recogió la bolsa colgada de su hamaca y se dirigió a la casa , mientras, Jack gritaba desde el otro extremo de la piscina.

-La primera puerta a la izquierda, Wren.

sois una pareja de burros de primera clase los dos,

¿verdad? - Wren dejó el sonido de ellos riéndose por la puerta de atrás y se

metió en el cuarto de baño, cerrando la puerta detrás de ella.

-Está bien, está bien

Eliminando sus pantalones y camiseta se detuvo haciendo un balance de sí misma en el espejo. La razón principal por la que no iba a la piscina o a la playa era debido a las cicatrices fibrosas que se iniciaban en su rodilla izquierda,

40

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

subían por su cadera y su glúteo, se perdían un poco en el inferior de la espalda, y luego continuaban hasta su hombro y un poco más hasta su brazo izquierdo. Un conductor borracho y el mismo accidente de coche que había matado a su madre cuando ella tenía quince años había dejado su cadera incapaz de soportar peso o moverse adecuadamente y su piel con cicatrices de por vida.

-Bueno, ellos se lo buscaron dijo reflexionando mientras el espejo devolvió su mirada con resignada ironía. Wren sabía que era grande, pero aún así tenía unas proporciones perfectas a pesar del peso. De hecho, si no fuera por sus cicatrices y las reacciones de la gente hacia ellas orgullosamente vestiría la ropa más de moda, más ajustada y de corte más bajo. Pero la opinión general, hasta ahora le había mostrado que la gente no veía más allá de las cicatrices sin llegar

a ver a la mujer de debajo, así que usaba ropa holgada y desaliñada tratando de pasar desapercibida entre la gente.

Desenganchando el sujetador, dejó que sus pechos llenos y redondos se balancearan libremente y después se quitó las bragas, doblándolas cuidadosamente con el resto de su ropa. Alcanzando el traje de baño, ella se apoyó en el mostrador para poder subir el bañador de una sola pieza sin terminar en un montón en el suelo.

-¡Agh, no me gusta esto! ¡Cadera estúpida! tras un zarandeo y varios movimientos Wren deslizó el traje a lo largo de sus generosas caderas y vientre curvado, a continuación, colocó las correas sobre cada brazo, reordenando sus senos para asegurarse de que estaban dentro de la forma ajustada de lycra. Cuando todo estuvo en su lugar, sacó su pareo y lo ató alrededor de sus caderas, ocultando la pierna llena de cicatrices.

41

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Una vez que ella se metiera en la piscina no importaría si estaba cubierta o no, pero hasta entonces, al menos, la tela le daba cierta seguridad de que no asustaría a la gente o se expondría al ridículo.

Se tomó un momento para esponjar su pelo corto y rizado antes de salir de la habitación, mirando por encima de sí misma en el espejo de nuevo.

-Bueno

gracias a Dios que son gays

hacer que se sintiera algo mejor.

¡Oh, guau!

supongo - como si eso pudiera

Los ojos de Craig se abrieron desorbitados, aunque se las arregló para mantener la lengua dentro de la boca. Por el rabillo del ojo pudo ver a Jack tratando de ocultar su sorpresa. Wren era una cosita estupenda cuando no estaba enterrada bajo capas de ropa holgada.

Ella tenía curvas justo en todos los lugares correctos, un culo redondo y grandes pechos que estaban colocados en lo alto con la cantidad perfecta de rebote.

Caminando de regreso a la tumbona, dejó caer su bolso y luego se tocó a tientas en la cadera, preocupándose por el nudo que sostenía su pareo. Liberando finalmente los lazos, dejó caer el trozo de tela en la tumbona y se volvió hacia los hombres.

Mientras ella estaba de espaldas, él y Jack habían tenido la oportunidad de registrar el shock ante el grado de sus cicatrices y en una fracción de segundo antes de que ella se volviera para mirarlos se habían rehecho para no mostrar ninguno de los efectos que tuvo en ellos.

42

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVVAA DDEELL CCLLUUBB DDEE LLAA RROOSSAA

Anne Douglas Té para tres

Craig sabía que las cicatrices no le preocupaban en lo más mínimo, y estaba seguro de que era lo mismo para Jack; ninguno de ellos era vanidoso. Mientras que los cuerpos perfectos eran agradables, la persona debajo de la piel era más importante. Craig sabía que él, al menos, estaba enojado por el dolor que sus cicatrices debían causarle todos los días a Wren. Gracias a Dios que Wren estaba dudando en entrar en la piscina; eso le daba tiempo para pensar e intentar bajar el edificio que su erección hacía en sus pantalones cortos. Mientras nadaba más allá de Jack rozó la entrepierna de éste con su cadera y descubrió que Jack estaba teniendo el mismo problema con su propia polla errante.

Bueno, eso es interesante, Jack nunca ha reaccionado ante una mujer, por lo menos delante de mí.

Craig se paró y apoyó la cabeza en sus brazos en el borde de la piscina justo debajo de donde Wren estaba, permitiéndose admirar las piernas largas y sinuosas de Wren mientras miraba hacia arriba.

-¿Y bien? ¿A qué estás esperando? ¡Adelante!

¡Oh, hombre, ¿por qué tenían que ser gays?

Los dos hombres descansaban en la piscina y habían estado vagando por toda la tarde, sin camisa. Dos pechos bien esculpidos, un conjunto de abdominales y caderas estrechas, una buena y sólida cintura y estupendos muslos, ambos el epítome de hombres fuertes, viriles y guapos.

Suspirando

ante

la

vista

de

toda

esa

carne

bronceada,

mojada,

y

enteramente inalcanzable, Wren contuvo el aliento y se lanzó.

43

TTRRAADDUUCCCCIIÓÓNN EEXXCCLLUUSSIIVV