Está en la página 1de 52

Viaje a Camboya (recetas

)







Camboya, su historia y su gastronomía.

Este mes en “cocinas del mundo” vamos a visitar Camboya, yo soy la anfitriona y la que ha
elegido este singular país, para animaros os dejo unos apuntes que seguro os ponen los
dientes largos y os apetece participar.
Camboya (Reino de Camboya) está situada en el sudeste asiático, en la península de
Indochina. Limita con Tailandia, Laos, Vietnam y el golfo de Tailandia, tiene 15 millones de
habitantes y practican el budismo theravada. La cruza el Rio Mekong, la gran fuente de
proteínas y vía de unión y de trasporte para el todo país.



Colonia francesa hasta 1953, año en el que consiguieron la independencia pero fue en 1941
cundo los franceses designaron a Norodom Sihanuk, rey de Camboya, lo pusieron al frente
de una monarquía parlamentaria que pensaban manejar y manipular pero no tuvieron mucho
éxito ya que el rey quería la independencia así que curiosamente en 1955 abdico a favor de
su padre para participar en la vida política prohibida al monarca. En 1960 el ex-monarca,
ahora príncipe, asumió la jefatura de Estado. Aunque intento permanecer neutral en la guerra
de Vietnam, sus territorios servían de paso al vietcong por lo que fueron duramente
bombardeados por el ejército norteamericano.
La reacción inmediata fue la formación de una guerrilla terrible y sin escrúpulos en las zonas
rurales que no dudo en 1975 de apoderarse del país y empezó la pesadilla de los
jemenes (Khmeres) rojos y de su terrible líder Pol Pot, que quería convertir Camboya en una
utopía agrícola. Iniciando el año “0” de la Republica de Kampuchea, se abolió la literatura, el
arte, la música, la religión, la gastronomía, toda la gente con un mínimo nivel cultural fue
ejecutada, el hambre y la muerte se apoderaron de Camboya donde se calcula que en cuatro
años murieron más 1.7 millones de personas, a causa del hambre, las torturas o los trabajos
forzados hasta la locura. Con tanta muerte en tan poco tiempo el desastre y la asolación fue
el pan de cada día en este desgraciado país.
En diciembre de 1978 entraron los vietnamitas en Camboya y en enero de 1979 cayó el
régimen de los Khmeres Rojos y comenzó una nueva andadura, la vuelta a reencontrar la
propia identidad y a reconstruir un país destrozado por un grupo de asesinos visionarios sin
el menor escrúpulo o humanidad.
Pero vamos a lo nuestro: la gastronomía y la cocina. Pero para entender un país y su cultura
es necesario saber algo de su historia.




La cocina camboyana es el resultado de un cumulo de influencias, por un lado cuenta con la
aportación china y de otros países del sudeste asiático como son Vietnam o la vecina
Tailandia, también tienen gran influencia Hindú y el toque que dejaron los franceses en la
colonización, todos estos puntos forman una cocina muy especial con una personalidad muy
acusada y diferente de sus vecinas. Así nos encontramos con el uso de la soja y la cocción al
vapor resultantes de la influencia china, los currys de la India, las sopas, como el pho y el
lac loc, influencia de Vietnam o los panes resultado del colonialismo francés.
Esta cocina se caracteriza por el uso de las especias y de todo tipo de hojas para envolver los
alimentos, son muy típicas las preparaciones agrias y ácidas con el uso del tamarindo y de la
lima; la galanga y el jengibre son fundamentales pero no se usan como condimento sino
como una verdura mas así que nos podemos encontrar con platos con más de 100 gr. lo que
los aleja de una función meramente aromatizadora. El ingrediente omnipresente en todos los
preparados es el lemongrass o hierba limón, también se usa como condimento indispensable
la salsa de pescado, la leche de coco y los cacahuetes.


Imprescindible en la cocina Khmer es el “prahok”, una pasta de pescado fermentado con un
fuerte olor por eso le llaman el “queso de Camboya”, se come solo o mezclado con otras
especias y carnes y se usa para duplicar el sabor de los platos ya que es intenso hasta más no
poder más. Las hierbas y las especias también juegan un papel vital, diferentes tipos
deKroeung (pastas de curry) que se elaboran según el plato del que van a formar parte, la
más tradicional se prepara con raíces de cúrcuma, galanga, hierba limón (lemongrass), hojas
de lima kéfir (combava), ajo, chalota y guindillas rojas frescas pero de aquí al cielo y como
en el caso de los mojos cada camboyano tiene su Kroeung particular. Como en todo oriente
los platos de curry se clasifican por el color: amarillos, verdes y rojos.
En resumen es una comida equilibrada en la que se conjugan los 5 sabores aunque les gusta
mucho el amargo. Siempre se cocina con productos frescos y se usa todo lo que se tiene a
mano, hierbas del jardín, flores, brotes, verdura… todo termina en la cazuela. La cocina
camboyana tiene infinidad de platos deliciosos y sutiles con un toque herbal y mucho picante
aunque es bastante más moderada que todas sus vecinas.
Una comida típica de los camboyanos consiste en un plato muy hermoso de arroz, una
sopa muy ilustrada y un plato principal cocinado a la parrilla, salteado (chha), asado o
guisado que se acompaña de ensalada. La proteína más habitual es el pescado aunque en
también se consumen todo tipo de carnes. Como el resto de Asia las comidas no incluyen
postres pero se preparan pasteles y dulces en abundancia que se comen en otros momentos
del día
El termino chha se designa a los salteados, son rápidos de preparar y consumen poca energía,
en Camboya se sigue cocinando con carbón y leña y los combustibles son difíciles de
conseguir por lo que los chha camboyanos, al contrario de los chinos, se preparan a fuego
suave.



Los platos más típicos de la cocina camboyana son los Lok Lak (o Loc Lac) consiste en
carne de vaca marinada en una salsa elaborada con tomate, jugo de limón, cebolla y pimienta
kampot, se sirve sobre una ensalada y arroz y se acompaña de un huevo frito.
Amok, es un curry cocinado en hojas de plátano con leche de coco y al vapor, se sirve con
arroz y dentro de un coco o en la hoja de plátano es muy suave y caldoso
Nom banh chok (tallarines jemer) que forman parte del desayuno tradicional, se trata de
pasta hervida con cebolla, judías tiernas, pepino con salsa de pescado o curry verde. Otros
fideos muy populares son los de arroz con salsa de coco (khao Phoun).
La vaca asada al espetón, típica de los mercados nocturnos, se asa entera y sin cabeza, el
comprador elige el trozo deseado que se termina de cocinar y se aliña con una salsa de lima,
sal y pimienta. Las ranas salteadas rellenas de lemongrass o las crujientes ancas de rana
salteadas son otro de los platos favoritos de la cocina camboyana.
El Kralan es un pastel de arroz glutinoso que se elabora dentro de una caña de bambú, es
muy dulce y meloso.



Como ya hemos señalado el pescado es el plato más común de esta cocina y se prepara de
muchas maneras: a la parrilla (aing trey) o frito (chean trey), también es muy típica la carne a
la piedra caliente mezclada con verduras picantes y por supuesto los currys que se cocinan de
todos los colores y con infinidad de ingredientes.
En Camboya hay dos productos que son súper importantes tanto gastronómicamente como
económicamente, vamos a darles un pequeño vistazo:
La pimienta de Kampot



La provincia de Kampot es una región muy fértil que se encuentra situada al sur de
Camboya, limita con el Golfo de Siam y con Vietnam, es una zona muy lluviosa y con un
clima especial y un suelo muy fértil donde se dan las condiciones idóneas para el cultivo de
una de las pimientas más apreciadas del mundo.
Se tienen conocimientos de su cultivo desde el siglo XIII, alcanza su máximo esplendor en el
siglo XIX y su caída y abandono en el SXX con la llegada de Pol Pot y los jemenes rojos
que destruyeron las plantaciones arrancando las plantas y casi logran la desaparición de esta
joya gastronómica.
El fin de este nefasto régimen hizo que los agricultores camboyanos se replantearan su
cultivo y que haya vuelto a ser uno de los motores de la economía camboyana.

Otro producto importante es el azúcar de palma (doem thnot), el paisaje de Camboya está
salpicado de palmeras productoras, de las que se utiliza y aprovecha todo: con la corteza se
preparan cuerdas; las hojas se trenzan y se fabrican techos y paredes; también se usan para
fabricar abanicos, gorros…; las raíces se utilizan para preparar tisanas curativas y
medicamentos; con los frutos se prepara vino y vinagre y con la savia se elabora el azúcar.
La savia se extrae dos veces al día se recoge en un tubo de bambú y luego se cocina entre
tres y cuatro horas moviendo constantemente y ya tenemos unas bolas duras envueltas en
hoja de palma o una pasta semi liquida que es nada más y nada menos que el famoso azúcar
de palma.

Otro elemento de la cocina camboyana que requiere especial atención es la hierba limón,
citronela, limoncillo o lemongrass (Cymbopogon citratus) que es la hierba reina de todos los
platos en el sudeste asiático y en Camboya no podían ser menos, tiene un sabor cítrico y
se usa para aromatizar además de poseer propiedades medicinales. Se utiliza el bulbo y los
tallos pelados.
Si la vas a añadir a un curry lo mejor es machacarla con el cuchillo, con un golpe seco con la
hoja, para que se rompa y suelte todas sus maravillosas virtudes, deberás retirarla en el
momento de servir.
Solo me queda animaros a participar en el reto ya que vamos a disfrutar de una cocina muy
especial y muy sabrosa que va a resultar una sorpresa maravillosa y toda una experiencia
gastronómica de primera.
Ha sido difícil documentarme para preparar este post, he terminado visitando paginas
francesas sobre Camboya, no nos olvidemos que fue colonia de Francia y allí es mucho
más conocida. He leído infinidad, por eso no destaco ninguna y entre unas y otras este es el
resultado.




Índice de recetas:

- Ensalada camboyana – La cocina de Mar
- Puding de tapioca, coco y plátano – Casa Tere
- Un curry camboyano de Pollo – Samlaa Khaeng phet – Cocina y Aficiones.
- Arroz dulce "pegajoso" con mango – la cajita de Nieveselena.
- Brocheta de cerdo con coco "Camboya – Acibecheria.
- Espaguetis de arroz con salsa de coco – Cocina con Angels.
- Pepino agridulce al estilo camboyano – Cajón de sastre.
- Lok Lak Camboyano – MI recetario
- Amok de pescado – Combinando sabores
- Lok Lak Tradicional khemer – Rossgratronomica
- Curry Sat Moan – Cocinando... un abril encantado
- Espaguetis al estilo de Cambodia – El aroma de Idiana
- Arroz con leche con coco y mango – El paraíso de los golosos
- Pollo con jengibre – Delirando en la cocina
- Sach Ko Chomkak (Pinchos de carne marinados) – Aquí y ahora



Ensalada camboyana – La cocina de Mar
Este mes en "Cocinas del Mundo" vamos a viajar a Camboya de mano de Concha del
blog Cocina y Aficiones. Y voy a continuar en mi línea de ensaladas -al final voy a
especializarme en ellas, jejeje- y más que nada porque estaba buscando a la vez alguna idea
de ensalada para cenar y un plato de gastronomía camboyana. En esas dos cosas estaba
pensando y brujuleando por la "red" cuando saltó esta frescura de receta. Es una ensalada
como de "estar por casa", nada sofisticada pero no menos deliciosa. Tenía todos los
ingredientes así que me puse manos a la obra y así quedo. El nombre de esta ensalada en
jemer es .


Comprobaréis en este viaje que la gastronomía camboyana o jemer es muy variada, es de
mucha verdura, muchas hortalizas, mucha fruta...en fin, para mí una delicia. Tiene influencia
de las tradiciones culinarias chinas e indias. De la India aprendieron a combinar las especias.
En Camboya se utiliza habitualmente jengibre, canela, cardamomo, cilantro, tamarindo o
cúrcuma a los que se unen a ingredientes frescos autóctonos. De China aprendieron la cocina
al vapor y la cocina en wok, la utilización de la salsa de soja y de los fideos. Otra influencia
proviene de Francia, que convirtió Camboya en protectorado a mediados del siglo XIX hasta
que se independizó en 1953; se quedaron con sus técnicas para hornear pan. Gracias a los
comerciantes portugueses y árabes empezaron a utilizar productos traídos de América.
Debido a esta variedad de influencias, la camboyana es una gastronomía en la que se
muestran platos protagonizados por frutas, pescados, verduras, mariscos, hierbas y especias
del país. El arroz es muy importante en la dieta camboyana y se utiliza como plato principal
tomado con verduras, ensaladas, salteados, estofados o currys. El pescado tanto de mar como
de río es, también, un ingrediente muy utilizado en la cocina de Camboya. Y ya os voy a
indicar como se procede a elaborar esta sencilla ensalada...






Ingredientes:
Rúcula, 100 grs de queso tipo roquefort (la influencia francesa que comentábamos) o
cualquier queso azul o fuerte serviría, 100 grs de aceitunas preferentemente negras (yo
verdes), 1 tomate rojo grande o un puñado de tomates pequeños tipo cherry, 2 chalotas, sal,
pimienta negra, aceite de oliva y zumo de limón.



Preparación:
Se esparce la rúcula y los tomates a trozos por una fuente. Se echa el queso partido en trozos
desiguales, las aceitunas sin hueso y en trozos, las chalotas cortadas en juliana. Se mezclan
todos estos ingredientes y, en el momento de servir se salpimenta, se echa un chorro de
limón y el aceite de oliva. Se remueve todo y a la mesa.

¡¡¡
Puding de tapioca, coco y plátano – Casa Tere
En esta ocasión viajamos hasta la lejana y desconocida CAMBOYA, el país de las sonrisas,
un país con una rica y sorprendente cocina que hoy vamos a empezar a descubrir, lejos de
arañas, grillos y serpientes fritos.
Cuando Concha nos desveló el país anfitrión de este mes enseguida me puse a buscar por la
red y al contrario que en otras ocasiones decidí al primer vistazo lo que iba a preparar .... un
rico postre.....¿¿ raro en mi verdad ??, postre que los camboyanos no comen después de las
comidas sino entre horas, de hecho los restaurantes no suelen tenerlos en sus cartas.
UN POCO DE HISTORIA

Ubicada entre Tailandia y Vietnam, no es sorprendente que comparta recetas con ambos
países. También ha tomado un gusto por el pato de China, el chile de la India y los quesos
finos, el pan blanco crujiente y la repostería de sus años de colonia francesa. El curry
cremoso, las sopas ácidas y los caldos de carne, populares en las regiones circundantes,
también figuran en la cocina camboyana.
Sin embargo, esta comida es bastante más dulce que la que se sirve en otras partes de Asia, y
las verduras son más variadas. “La comida camboyana puede explicarse por tres sabores
básicos: dulce, ácido y salado.
Los alimentos en Camboya suelen ser cocidos, al vapor o a la plancha, y su abundancia de
pescado y verduras significa que son muy saludables. La grasa animal se utiliza con
moderación y el sabor y la fragancia se derivan de las especias y no de la grasa. El kroeung,
una pasta integrada a muchos platos, lleva hierba de limón, cúrcuma, lima kaffir y
galangal,jengibre azul. La gastronomía Camboyana es excelente. Con el arroz y los tallarines
como base, encontramos un extenso número de platos mezclados con jengibre, pescado,
verduras, pollo, ternera, etc... Comer en Camboya es bastante barato y comer en los restaurantes
camboyanos es algo que no se debe pasar por alto.

INGREDIENTES

75 gr de tapioca
500 gr de agua
400 gr de leche de coco
4 plátanos (400 gr)
100 gr de azúcar
pellizco de sal



 Ponemos a cocer el agua y cuando llegue a ebullición echamos la tapioca en forma de
lluvia y cocemos sin parar de remover durante 7 minutos.
 Partimos el plátano en cubitos y lo incorporamos a la tapioca junto al pellizco de sal y el
azúcar.
 Cocemos removiendo durante cinco minutos más.
 Agitamos bien la lata de leche de coco, la abrimos y ponemos la leche junto a la mezcla
cocida. Mezclamos durante un minutos y retiramos del fuego. Rectificar de azúcar si hiciera
falta.
 Pasar a unos boles o vasitos todavía caliente y dejar enfriar en la nevera unas horas antes
de consumir.
 Servir adornando con un poco de coco rallado y rodajas de plátano.


¡¡¡




Un curry camboyano de Pollo – Samlaa Khaeng phet,
receta paso a paso.

Cuando cocinas este curry camboyano de pollo con un nombre impronunciable tu cocina se
llenara de aromas increíbles, el perfume de la hierba limón y de la galanga lo invadirá todo,
no te lo podías imaginar, una sorpresa fantástica para alegrar tu vida, toda una experiencia
gastronómica.
Me ha costado encontrar todos los ingredientes, lo más difícil ha sido la galanga que me
gusta muchísimo, más que el jengibre y que es una total desconocida en nuestras cocinas y
muy apreciada en las lejanas tierras de oriente donde se usa en una gran cantidad de platos,
es más aromática y mucho más delicada y les da un toque refinado a todos los guisos en los
que participa. El azúcar de palma no ha sido problema lo compre en una tienda china, por
cierto, me encanta este singular azúcar que tiene pinta de piedra, tiene un sabor especial y
diferente al azúcar blanco, es muy agradable y para este plato va como anillo al dedo, el
toque dulce es perfecto.
Como estamos haciendo una receta camboyana no podía faltar la pimienta de kampot que ha
sido imposible de localizar por lo que me he tenido que conformarme con utilizar pimienta
blanca normal, de la que tengo en casa y que compro en el Mercado de Nuestra Señora de
África de Tenerife. Así que antes de comenzar a guisarlo he untando el pollo generosamente
con pimienta y sal.
El pollo lo vamos a incorporar cuando las verduras estén prácticamente cocidas, en cinco
minutos apagaremos y con el calor residual y con el calor de calentarlo para sacarlo a la
mesa nos quedara perfecto, en su punto y muy jugoso.
En resumen este rico pollo, esta de lujo, tiene todos los ingredientes fundamentales de la
cocina camboyana, un cumulo de aromas y de sabores, una maravilla que te invito a cocinar
ya que es facilísimo de preparar.
Si no encuentras galanga utiliza jengibre, la hierba limón la venden congelada y en pasta si
no la encuentras fresca, el azúcar de palma sustitúyelo por azúcar moreno y la salsa de
pescado la venden en las tiendas orientales y en las grandes superficies. Así que no hay
escusa para preparar este rico plato.


INGREDIENTES para cuatro comensales:
3 tallos de hierba de limón, 4 cm de galanga, 3 dientes de ajo, 1 cebolla grande blanca, 1
chile rojo fresco, 1 c/c de cúrcuma molida, 1 c/c de cilantro molido, ½ hinojo, 2 c/s de aceite
de oliva, ½ l. de leche de coco, 800 gr. de pechuga de pollo, 1 boniato, 300 gr. de ocra, l/c de
caldo de pollo, 3 hojas de lima kaffir, 1 c/c de azúcar de palma. 1 c/s de salsa de pescado, el
zumo de 1 limón fresco.
Además: Hojas de albahaca fresca tailandesa.
Para el arroz: 250 gr. de arroz jazmín, hojas de limonero, 2 granos de cardamomo, ½ anís
estrellado, sal.
oooOOOooo
 c/s: cuchara sopera
 c/p: cuchara de postre
 c/c: cuchara de café
 l/c: la cantidad necesaria
 100 ml. = 1 vasos de chupito
Mise en place (preparación):


 Quitar las hojas de fuera de la hierba de limón, dejar el centro blanco y picar
pequeñito, reservar un palo entero para añadirlo al quiso.
 Pelar y picar la galanga.
 Machacar los dientes de ajo.
 Trocear la cebolla.
 Quitar las semillas y las venas del chile rojo fresco, cortar en trozos grandes.
 Picar el hinojo e manera tosca.
 Cortar el pollo en tiras de 1 dedo de ancho y de largo, salar y pimentar con pimienta
blanca.
 Trocear el boniato en tacos.
 Lavar la ocra y quitar el tallo del final.
ELABORACIÓN:
El curry:



1. Ponemos en el vaso de la batidora, robot, Mycook o Thermomix la hierba de limón, el
jengibre, el ajo, la cebolla, el chile, la cúrcuma, el cilantro, el zumo de limón y el
hinojo, triturar hasta obtener una pasta fina.
2. Calentar el aceite en un wok grande a fuego medio. Añadir la pasta que acabamos de
triturar. Cocinar moviendo durante ¾ minutos veremos como la cocina se llena de una
aroma delicioso.
3. Machaca con la hoja del cuchillo la pieza de hierba limón que tenemos reservada,
añádela al wok.
4. Añadir la mitad de la leche de coco y cocine, revolviendo, durante 5 minutos o hasta
que el líquido se reduzca y la pasta empieza a dividirse.
5. Incorporar la ocra, la batata, el caldo de pollo, las hojas de lima kaffir, el azúcar de
palma, la salsa de pescado y la leche de coco restante, cuando empiece a hervir reduce
el fuego al mínimo y cocina a fuego lento, revolviendo ocasionalmente hasta que
pinchemos y la batata oponga muy poca resistencia pero todavía este un poco dura.
6. Subir el fuego, cuando comience a hervir agregar las tiras de pollo, dejar cocinar cinco
minutos y apagar.
El arroz:

Ponemos agua, el cardamomo, el anís, la sal y las hojas de limonero en la vaporera, dejamos
que hierva para que las hojas dejen su sabor en el agua. Añadimos el arroz y lo dejamos
cocinar hasta que este al dente, en su punto.
TERMINACIÓN Y PRESENTACIÓN:
Coloca el arroz en una fuente independiente para que cada uno se sirva a su gusto. Traslada
el curry a una fuente bonita o emplata en un plato hondo para que quepa muchísima salsa y
podamos incorporar el arroz y mezclarlo a gusto sin que se salga de nuestro plato.
En el momento de servir añade unas hojitas de albahaca, a tu gusto. Ya solo nos queda
disfrutar de este curry tan bonito, colorido, aromático y súper rico.
¡¡¡
Arroz dulce "pegajoso" con mango - la cajita de
Nieveselena
La cocina camboyana es una cocina muy variada y atrevida, mucho más de lo que podemos
imaginar, incluso mucho más que sus países vecinos, como China o India, de los que hereda
gran parte de su gastronomía.
Es una cocina abierta a cualquier cosa que pueda considerarse comestible, carne, pescado,
frutas, verdura y algo más, algo que muy pocos países se plantea como aperitivo ¿a que nos
estamos refiriendo? pues efectivamente a los insectos... pero tranquilos, no me he vuelto loca
y no he traído una receta con "patas" jejeje... todo lo contrario.
El arroz en un ingrediente indispensable en la dieta de los camboyanos, lo comen a todas
horas de hecho en su idioma el "arroz" es considerado como un verbo, el verbo "comer".
Usando la frase "¿Has arrozado ya?, en lo que nosotros diríamos "¿Has comido ya?.
Uno de los dulces más típicos y que puedes encontrar en las calles y comerte con la mano es
el "arroz pegajoso" que os traigo hoy, es un arroz cocido con azúcar y leche de coco que
adquiere una consistencia muy pegajosa y que servido en una especie de "vaso" de bambú
con los palillos es como el desayuno o el tentempié de media mañana de los camboyanos.
Es muy fácil de hacer y seguro que os gustará, no os lo perdáis!!



Ingredientes para 4 personas:

- 200 gr. de arroz
- 400 ml. de leche de coco
- 200 gr. de azúcar
- Una pizca de sal
- 1 mango (lata de mango en su jugo)
Preparación:
En una cazuela amplia mezclar el arroz con el jugo del mango, el azúcar, la leche de coco y
una pizca de sal.


Remover y cocer hasta que el arroz quede blandito.
Después de la cocción el arroz quedará con una textura "pegajosa" como de caramelo pero
debe quedar suelto y un poco entero (al dente).


Presentar con la carne de mango.




¡¡¡

Brocheta de cerdo con coco "Camboya - Acibecheria
Bueno, bueno, bueno, como pasa el tiempo, porque aquí estamos un mes más, de viaje,
espero que otra vez con un montón de amig@s.
Este mes de Junio nos toca ir a Camboya, un país ubicado al sur de la península Indochina,
en el Sudeste Asiático. Su capital: Nom Pen.Y… ¿quién podía elegir un país lleno de
verduras y especias? pues sí, no podía ser otra persona, Concha, la dueña de Cocina y
Aficiones.
La gastronomía camboyana o jemer tiene una fuerte influencia de las costumbres
alimenticias chinas e indias. Sinceramente creo que es complicado hacer un resumen de un
país que ha pasado por tantos problemas: invasiones, genocidios, etc. Por suerte, en los
últimos diez años, Camboya ha experimentado un gran crecimiento económico gracias a
sectores como el textil, la agricultura o el turismo. A esto hay que sumar que las aguas
territoriales de Camboya guardan importantes yacimientos de petróleo y gas natural que
permanecen en su mayoría sin explotar por las disputas territoriales con sus vecinos
tailandeses.
Me ha costado mucho encontrar un plato que no fuera una sopa, un dulce, un pescado, en fin,
que blanco y en botella… carne. Espero que si esto lo lee algún camboyano sepa perdonar
los errores que puedan existir en la elaboración, pero sigo siendo una enamorada de los
adobos y de las brochetas, y si llevan coco entonces lo más de lo más.


Los ingredientes:
- 1 hierba de limón, picado
- 1 cebolla grande
- 3 dientes de ajo rallado
- Cúrcuma
- 90ml de agua
- 25g de coco rallado
- 1 cucharada de azúcar moreno
- 450g de solomillo de cerdo
Pico la hierba de limón, la cebolla, el ajo, la cúrcuma y el agua en un procesador de
alimentos, bien picado.
Añado el coco, el azúcar y la sal y doy unas vuelta para que se mezcle todo bien.



Ahora incorporo la carne de cerdo, en este caso solomillo, picado en rodajas. Con las manos
embadurno todo bien, que toda la carne quede bien pringada.
Bien tapado con film transparente, dejo reposar como mínimo una hora.
Se supone que hay que precalentar la parrilla, como no tengo, utilizo una que coloco sobre
mi placa eléctrica.
Inserto la carne en las brochetas. Espero a que la parrilla esté bien caliente y las coloco sobre
ella.



He ido dando vueltas a las brochetas hasta que me ha parecido que estaban en su punto. Para
mí, deben estar hechas por dentro, sin pasarse, pero no crudas. No me gusta la carne de cerdo
poco hecha. Las he acompañado con una salsa de leche de coco, mango, jengibre fresco,
chile rojo fresco y una cucharita de cúrcuma.
No pongo cantidades porque la hice a ojo de buen cubero, es de eso que vas poniendo…
pruebas… añades… vuelves a probar… y de pronto ¡me gusta! Y ya está.
Y por supuesto arroz.


¡¡¡
Espaguetis de arroz con salsa de coco - Cocina con Angels
Continuamos viajando con "Cocinas del Mundo" , y yo con la maleta constantemente hecha
dispuesta a embarcarme en la próxima aventura ;-)
¿Adivináis donde nos fuimos en esta ocasión con Concha? el destino... "Camboya"
Si estáis dispuestos a sorprenderos, seguir leyendo!!!
¡¡¡Conozcamos un poco más sobre este país y su gastronomía!!!
"Camboya"



Camboya es un país ubicado al sur de la península Indochina, en el Sudeste Asiático.
Comparte fronteras con Tailandia por el noroeste, con Laos por el noreste y con Vietnam por
el este.
Camboya es un maravilloso país de grandes ríos, frondosos bosques y playas desérticas y
paradisíacas.
La gastronomía camboyana o jemer es tan variada como su geografía. Tiene una fuerte
influencia de las cocinas chinas e indias. De la India adoptaron las especies como
cardamomo, jengibre, canela, cúrcuma, cilantro... y de China tomaron prestada la salsa de
soja, los fideos, los salteados en wok, la cocina al vapor... El resultado de todas estas
influencias es una gastronomía rica en frutas, pescados, verduras, mariscos, hiervas y
especies.
Algunos de los platos más típicos de la cocina camboyana son el Lok Lak, Amok... bebidas,
como el Tae Kroi Chima y en repostería, el Kralan.
Seguro que os estaréis preguntando... ¿porque receta me decidí yo? jajajaaaj!!! Aposté por
unos deliciosos "Khao Phoun" o traducido... unos deliciosos "Fideos de arroz con salsa de
coco". Van acompañados de verdura y pescado, condimentado con jengibre y salteados en
wok. En la receta tradicional se realizan con los espaguetis que luego son troceados
y convertidos en fideos, pero ya veis que yo aposté más por los espaguetis ;-)



Ingredientes: (2 personas)
150 g. de espaguetis de arroz
250 ml. de leche de coco
350 g. de salmón fresco (o cualquier otro pescado)
1 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
1 cebolla mediana
2 puerros medianos
2 zanahorias
1 ají rojo fresco (o 2 cayenas)
2 ajos
jengibre en polvo
cilantro picado (opcional)
aceite de sésamo (o aceite de oliva)
sal
Preparación:
En un wok ponemos aceite, añadimos el ajo a láminas, dejamos dorar un poco, incorporamos
el ají o las cayenas, el salmón troceado, un poquito de sal y la cebolla picada. Lo salteamos
todo a fuego fuerte, sin parar de mover y vamos incorporando todas las verduras, el pimiento
rojo y verde en juliana, el puerro finamente picado, la zanahoria rallada y un poquito de
jengibre en polvo.
Salteamos una vez más y añadimos la leche de coco, dejamos reducir un poco y
concentramos los sabores.




Mientras se hacen las verduritas cocemos los espaguetis en agua con sal durante unos 2 min.,
es preferible dejarlos a medio cocer ya que se terminará de hacer en el wok. Cuando
tengamos las verduras en su punto (yo las deje un poco "al dente") incorporamos los
espaguetis al wok, salteamos un par de min. más, espolvoreamos un poco de cilantro picado
y listo para servir.

Sinceramente... como me sorprendieron estos "Espaguetis de arroz con salsa de coco" la
mezcla del jengibre, ese toque picante, la leche de coco, que nunca hasta ahora había
utilizado... todo junto era una verdadera explosión de sabores en mi boca.
Yo no soy una gran amante de las cosas excesivamente picantes, por esa razón siempre suelo
quedarme corta con este tipo de especies y aromas, pero en esta ocasión acerté con ese
pequeño "toque" que hizo que disfrutara tantísimo de esta receta.




¡¡¡

Pepino agridulce al estilo camboyano – Cajón de sastre.
Concha nos comenta en su blog unos apuntes estupendos sobre la historia y gastronomía
camboyana así que no me voy a repetir. Lo que si diré es que teniendo familia originaria de
Indonesia conozco un poquito los ingredientes ya que la cocina camboyana tiene mucha
influencia de los países limítrofes y cercanos.
En esta ocasión no me he decantado por preparar ni una carne ni un pescado, muy típicos de
la gastronomía khmer, sino por algo que puede servir de acompañamiento y más acorde con
la estación en la que estamos, una ensalada de pepino agridulce al estilo de Camboya.
¡Superfácil!
Ingredientes:
2 pepinos; 1 diente ajo; 1 cucharadita sal; 1 cucharadita azúcar; 4 cucharadas salsa soja
(ketjap manis); 1 cucharada aceite girasol; 1 cucharada vinagre de vino; 3 gotas salsa de chili
picante.
Preparación:
Pelar los pepinos. Cortarlos a lo largo por la mitad, espolvorearlos ligeramente con sal por la
cara del corte y colocarlos sobre un colador durante 20 minutos. Secar con papel absorbente
y cortar en tiras no muy gruesas.

Pelar y picar muy pequeño el ajo. En un bol poner el ajo junto con la sal, el azúcar, el
vinagre, el aceite, el chili y la salsa de soja. Yo he utilizado ketjap manis que es la que suelo
utilizar cuando cocino platos indonesios. Mezclar muy bien y verter el aliño sobre los
pepinos, removiendo muy bien.
Guardar en la nevera tapado durante al menos una hora antes de servir. ¡Perfecto
acompañamiento!

¡¡¡


Lok Lak Camboyano – Mi recetario

Como habréis imaginado al leer el título del artículo, este mes con las Cocinas del Mundo y
de la mano de Concha nos vamos de excursión hasta Camboya, allí encontraremos una
gastronomía a caballo entre la china, vietnamita y tailandesa sin olvidar la influencia de la
cocina francesa durante su tiempo de colonización, contaros que tienen productos raros,
raros, raros como un concentrado de pescado que lo llaman el queso camboyano de lo fuerte
que debe resultar, por lo visto muy utilizado por allí, como comprenderéis aquí en este
nuestro país resulta difícil encontrar muchos de los ingredientes de sus recetas típicas así que
yo me he decantado por algo “facilón”, el Lok Lak, se trata de un plato de pollo o ternera
maridado en salsas y después servido sobre lechuga y acompañado de arroz, la característica
de este plato es que se come la carne envuelta en la lechuga, vas cogiendo trocitos de carne
con la lechuga y lo acompañas del arroz, un plato completo, muy nutritivo y de curioso sabor
gracias a las salsas de ostras, chile y soja que lo maceran y a la salsa de pimienta con que se
presenta que le da un toque muy refrescante al plato, tenéis mucha más información sobre la
gastronomía de Camboya en el artículo que ha publicado Concha.





Ingredientes: (2 personas, no asustarse con el listado de productos)
300 g pechuga de pollo cortada en rodajas
1 cucharadadita de azúcar
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de pimienta negra molida
2/3 cucharadita de salsa de chile (yo utilicé chile picado)
2 cucharadas de aceite
2 cucharadas de salsa de soja
2 cucharadas de salsa de ostras
2 cucharadas de ketchup
2 dientes de ajo
1 cebolla picada
lechuga
arroz cocido
Salsa de pimienta (para acompañar el plato)
1 cucharadita de azúcar
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de pimienta negra molida
1 cucharadita de ajo molido
zumo de 1/2 limón


Elaboración:

Vamos a hacer un maridado con los primeros ingredientes, es decir: azúcar, sal, pimienta
negra, salsa de chile, aceite, salsa de soja, salsa de ostras, ketchup y ajos picados y
ponemos la pechuga de pollo cortada en rodajas a macerar durante 1 hora.
Mientras, hacer la salsa de pimienta, mezclando el azúcar, la pimienta, la sal y el ajo molido,
el limón todavía no, lo agregaremos justo antes de servir.

Elaboración paso a paso del lok-lak camboyano

El paso siguiente es pochar en el wok con un poco de aceite la cebolla cortada en juliana,
cuando esté, agregar la carne y saltear 5 minutos o hasta que la carne esté cocinada, como yo
he elegido pollo, va rápido.
Finalmente agregamos el zumo de limón a la salsa de pimienta y removemos bien, servimos
el pollo sobre una cama de lechuga y el arroz cocido como guarnición, la salsa de pimienta la
ponemos en cuencos individuales para cada comensal.
Para degustar este plato, cogemos un trozo de carne con la ayuda de la lechuga y lo
sumergimos en la salsa de pimienta y… ¡a disfrutar de Camboya!
Ya veis que lo más complicado es hacerse con todas las salsas, por suerte en mi casa siempre
hay variedad debido a mi amor por la cocina asiática, este plato es típico hacerlo con ternera
pero el pollo también lo he visto en muchas recetas que he ido mirando por la red, de hecho
hay diferentes formas de elaborarlo, espero haber sido fiel a la original…






¡¡¡



Amok de pescado – Combinando sabores
No hace mucho, cuándo iba navegando e investigando por el mundo on-line, di con un blog
que me encantó, La cajita de nieveselena. Dicho blog lo llevan dos amigas Nieves y Elena,
y está lleno de recetas buenísimas e interesantes, pero es que además, tenían abierta una
iniciativa que me pareció de lo más interesante. No sabía muy bien el funcionamiento del
mismo, pero me interesó tanto que les envié un email; no tardaron nada en contestarme, y
debo decir que fueron súper amables.
Su gastronomía Camboyana ó Jemer tiene una fuerte influencia de sus vecinos Tailandeses,
así cómo Vietnamita. También de la cocina India. Y es tan rica cómo variada.

Para los Camboyanos, todo lo que les parezca que se puede comer lo llevan a su
gastronomía, es por ello que tienen platos que aunque para ellos resulta un auténtico manjar,
no es tan apetecible al paladar de occidente; no forma parte de nuestra cultura, pero ellos
hacen auténticos festines ya sean con ranas salteadas, cómo insectos ó los llamados Balut,
que son huevos de pato fertilizado, con el embrión dentro los cuecen y los consideran
auténticas delicias, atribuyéndoles incluso propiedades afrodisíacas.

Aunque una de mis pasiones es viajar, no he tenido la oportunidad de hacerlo aquí; pero la
verdad tengo mucha curiosidad por descubrir tan enigmático y maravilloso país.

Claro está, no todo en la cocina Jemer son insectos, reptiles ó huevos fecundados, jejeje, los
camboyanos, cocinan mucho también con pescado, muchas y diferentes especias, pasta,
verdura, mucho arroz... además son amantes de las sopas que comen a casi todas horas;
también hacen unos postres muy curiosos y apetecibles.

Después de leer bastante, al final decidí hacer la receta del Amok, en este caso de pescado,
pero también se podría hacer de pollo ó calamar.

El amok es uno de sus platos estrella, sobre todo en los sitios clave de turistas. Lo puedes
encontrar tanto en puestecitos callejeros así cómo restaurantes. Están hechos al vapor sobre
hojas de plátano y para ellos es un plato habitual y muy nutritivo. Se suele servir dentro de
un coco ó sobre las mismas hojas de plátano.

Y cómo me estoy enrollando un pelín demasiado, ehem ehem :-)..., vamos directos con la
receta. En casa ha gustado mucho, eso sí, tienes que atreverte con sabores nuevos y sí,
también picante.

Después de ver diferentes recetas, me he dado cuenta que, aunque todas respetan los
ingredientes básicos, cada una lo adapta de diferente forma. Aquí aporto mi versión :-)





INGREDIENTES

Primero prepararemos una pasta llamada Kreung muy utilizada en platos camboyanos, a base
de hierbas. Esto nos servirá para marinar el pescado.

Para el Kreung

- 3 dientes de ajo (si son muy grandes 2)
- 2 chalotas
- 2 tallos de citronela ó lemongrass (solo el interior rallado)
- 5 hojas de lima kafir
- 2 cp de galanga rallada (se puede sustituir por jengibre)
- 2 cc de pasta de pimiento picante (se puede regular según nos guste de picante)
- 1cc de cúrcuma
- 1cc de cilantro en polvo

cc-cucharadita café / cp- cucharadita postre / cs- cucharada sopera

Además necesitaremos...
- 500gr. de pescado blanco (en mi caso merluza)
- 4 cs de salsa de pescado
- 1 cs rasa de azúcar
- 200ml de crema de coco
- 1 huevo grande
- sal
Y para rematar...
- Hojas de plátano, para hacer los recipientes (opcional)
- Arroz thai para acompañar
- 1 chile rojo (para decorar)
- 1 hoja de lima

PREPARACIÓN
Limpiar bien el pescado, poner en un bowl. Reservar.
Para preparar la pasta Kreung, poner en un procesador de alimentos todos los ingredientes
mencionados y triturar bien hasta que quede una pasta fina; (recordar la citronela solamente
el centro y rallada, e intentar que las hojas de lima queden muy picadas). Se podría hacer
también en un mortero, pero así queda más fino.




Coger el pescado que teníamos limpio, salar ligeramente y añadir 3 cs de la pasta más 50ml
de leche de coco. Remover bien y dejar marinar un rato.


Mientras prepararemos nuestros recipientes con las hojas de plátano. Para ello haremos como
una especie de cajitas que uniremos por las esquinas con palillos de madera.


Es posible que se os rompa montándolas, ya que algunas las hojas pueden estar un poco
rígidas. Con ponerlas un poco en agua caliente será suficiente para poder manipularlas
mejor.

NOTA: Se pueden presentar también en cualquier otro recipiente que pueda ir al vapor sin
problema.

Mezclar los 150ml que nos quedaba de crema de coco y añadirle el huevo batido, la salsa de
pescado y el azúcar. Mezclar bien e incorporar al bowl dónde teníamos el pescado
marinando.

Mezclar, repartir en los recipientes escogidos y colocar en una vaporera, ó recipiente para
cocer al vapor.


Tapar y dejar 30 minutos a fuego bajo.

Una vez hecho, decorar con una hoja de lima cortada en juliana y el chili rojo.



Y he aquí mi humilde aportación. He disfrutado mucho haciéndolo y lo mejor, ¡está
buenísimo!

NOTA:

-Se puede rematar el plato poniendo una capa de crema de coco por encima.
- Todos los ingredientes los podréis encontrar sin problema en tiendas asiáticas.







¡¡¡




Espaguetis al estilo de Cambodia – El aroma de Idiana

Ha llegado el día de darle la vuelta al mundo con nuestras amigas blogueras, creadoras del
reto "Cocinas del Mundo", que son:

 Acibechería: Margarita Rodríguez
 Casa Tere: Teresa Fernández
 Cocina y Aficiones: Concha Bernad
 La cajita de nieveselena: Nieves Peña y Elena Manzano
 La cocina de Mar: Mar Elías

Hoy ha tocado el turno a Concha, de "Cocina y Aficiones" y con ella y su cocina nos vamos
a Camboya o Cambodia, un país situado en la península de Indochina y las fronteras de
Tailandia.




Aunque no tanto como podría esperarse en la gastronomía propia de la India, la comida
"Jemer" posee necesariamente ese elemento sin el cual al camboyano todo le sabría simple.
Para ello se utilizan diversas yerbas (cúrcuma, jengibre, etc.) y aromatizantes. Además,
emplean la salsa de pescado en la elaboración de ciertas sopas (influencia de la cocina
china).

Al igual que en cualquier país asiático, el arroz nunca falta en la mesa. Ellos utilizan el arroz
glutinoso. También utilizan pasta como base de su alimentación.

La tradición "Jemer" manda comer sentado en posición de loto sobre un tapete en donde se
ponen todos los platos. La familia se sienta alrededor y por lo general se usan las manos
para comer, aunque la influencia china hace que muchas personas usen los palillos chinos y
en las ciudades, los cubiertos occidentales; sobre todo la cuchara, la cual es de uso para todos
los platos. Todos los platos se ponen sobre el tapete y estos son comunes, o sea, que Usted
tiene que tomar del plato central lo que se va comiendo. Normalmente están presentes la
sopa, diferentes tipos de verduras, una o dos variedades de carne frita, pescado (que NO es
desplazado nunca por la carne), arroz (simple, sin sal, ya que se entiende así porque lo demás
es picante). Los camboyanos están enamorados de los curries.

La verdad es que no he encontrado demasiadas recetas en la red. Bueno, me explicaré mejor
diciendo que "no he encontrado demasiadas recetas en la red que sean del agrado de mi
familia". Así que cuando vi esta receta en la cual se especificaba que era típica de la cocina
camboyana, donde con la pasta, se combinan la delicadeza del pescado con el sabor
penetrante y algo picante de la berenjena, así como la mezcla de especias y sabores exóticos
y me decanté por ella. Nos gustó mucho y espero que a vosotros también.












Ingredientes:

1/2 kilo de pescado blanco (Yo: Opté por pescado azul y utilicé Salmón)
2 berenjenas grandes
½ kilo de espaguetis (Yo: Utilicé espaguetis de maíz)
6 dientes de ajo sin pelar
3 cebollas rojas sin pelar
3 guindillas rojas sin semillas y finamente picadas
2 cucharadas de menta fresca picada
2 cucharadas de cilantro picado
4 cucharadas de aceite
Sal, a gusto

Preparación:

Lava las berenjenas y colocarlas en una fuente de horno partidas a la mitad a lo largo, sin
pelar. Al lado acomoda los dientes de ajo y las cebollas con piel también. Lleva a horno
moderado hasta que la pulpa de las berenjenas esté tierna.
Aparte cocina a la plancha los filetes de pescado, sin dejar que se doren. Luego córtalo en
cuadrados pequeños.
Retira la pulpa de las berenjenas, y colócala en la procesadora de alimentos (THX) junto con
los dientes de ajo y las cebollas cocidos y pelados, la guindilla, la menta, el cilantro, el aceite
y la sal. Tritura hasta formar una salsa espesa. Colócala en una olla, caliéntala e incorpora el
pescado en trozos, eliminando las espinas, por supuesto.
Cocina los tallarines en agua hirviendo con un chorrito de aceite y una pizca de sal. Cuando
estén al dente, escúrrelos y salséalos con la salsa de berenjena y pescado. Sírvelo caliente!
Como no teníamos un buen vino de arroz para acompañar este plato, disfrutamos de
unTerras Gauda que nos supo "a gloria"



!!!


Curry Sat Moan.... - Cocinando… un abril encantado.



¡¡ Hola a todos!! Uy.... hoy estoy feliz como una perdiz, jejeje... aparte de matada por la
fiesta de Almu de ayer (de la que os enseñaré fotos esta semana, no os preocupéis!!), cansada
y en modo el aprendiz de brujo intentando descubrir el truco para que las escobas funcionen
por sí solas mientras yo me quedo tirada en el sofá... jejeje...
¿Qué porqué estoy feliz?... Pues os cuento... después de tres meses... este es el primero que
llego en fecha al reto de Cocinas del Mundo al que Nieves y Elena me invitaron a participar
en abril.
Un reto súper chulo del que ya os hablé un poquito cuando os enseñé una receta típica
búlgara, el tarator... esa sopa fresquita y suave de pepino que en estos días bebo como si
fuera agua. Sin embargo hoy os quiero contar más... el reto consiste en que cada mes y de
forma rotativa, siguiendo el orden del abecedario, una de las anfitrionas del reto elige un país
que empiece por la letra correspondiente... así si en abril tocó Azerbayán, en mayo
preparamos recetas búlgaras... y este mes... la C, la C.... ¡¡Camboya!!
Dios sabrá en julio con la D que será... ya las estoy temiendo... así, así... sin mucho pensar se
me ocurren Dinamarca, ¡¡¡y ya está!! En fin... eso será el mes que viene.
Este, como os estaba contando tenemos un país exótico, lejano y para mí bastante
desconocido.... CAMBOYA.
Os tengo que confesar un secreto.... ejem... yo para estas cosas de viajes etc... no soy muy
aventurera... por no decir nada en absoluto... me encanta viajar, no me entendáis mal... pero
mi idea de un viaje se acerca más a cómodo, sin tener que vacunarme previamente, sin tener
que viajar horas y horas y sin tener que pasar todo el viaje en botas de montaña, sudada y con
miedo a que me pique un mosquito, coma algo que me siente fatal o no pueda lavarme el
pelo. Todo esto os lo cuento porque, ejem... no os puedo contar mucho sobre Camboya...
porque no conozco casi nada... así que me he tenido que informar un poquito...
Os puedo contar que Camboya es un país oriental volcado en el golfo de Tailandia, siendo
vecino de Laos, Vietnam, Tailandia y Malasia. Es un país frondoso, vegetal, con grandes
bosques, inmensos ríos y playas paradisíacas...
Es un país culturalmente muy rico... ya que sus grandes logros arquitectónicos y de escultura
se deben a la era de Angkor cuando se desarrolló la religión del culto al Monarca, lo que
supuso un desarrollo masivo de templos, esculturas y jardines dedicados a su dios-rey... en
concreto los famosísimos monumentos de Angkor Wat declarados Patrimonio de la
Humanidad. La localización del país (en la ruta China-India) y sus vastos sistemas de
irrigación lo convirtieron en un país de claro interés colonizador, así que en el siglo XIX los
franceses instalaron allí un protectorado, y el país no alcanzó la independencia hasta
mediados del siglo XX... para entrar de lleno en una guerra civil auspiciada por los intereses
norteamericanos en la zona y la guerra de Vietnam. Así, en 1975 Pol Pot se hizo con el
poder, llevando a Camboya, en el periodo de 4 años a una "reestructuración social" del país
que supuso un genocidio de más de 1 millón de personas en la década de los 70... que se
propagó con los distintos conflictos y guerras que involucraron a Vietnam, China, Tailandia
etc.....Finalmente, en el año 93 Camboya celebró sus primeras elecciones, bajo el paraguas
de la ONU, y se estableció una Monarquía Constitucional, pese a que los seguidores de Pol
Pot, los Jemeres rojos aún siguen siendo una amenaza.
Hay que decir, además... y con esto termino el apartado cultural-histórico, jejeje... que
gracias al desarrollo textil, agrícola y turístico el país está experimentando un gran desarrollo
económico, que no llega a todos, pero que al menos está trayendo al país al siglo
XXI.Entrando ya en el apartado culinario... este ya más de nuestro interés, ¿verdad? os
puedo contar que su comida es muy similar a la que se puede comer en la región, la comida
vietnamita, india o china... lo que significa mucho arroz, especias, pescado y sobre todo
platos muy ricos en proteínas, carbohidratos y vitaminas que con pocas cantidades cunda
para todo el día.
La cocina jemer (camboyana), es variada, rica en especias autóctonas como la canela, el
tamarindo o el cilantro... que sirve de base para sus currys a los que añaden otros
ingredientes como limoncillo o hojas de lima kaffir. Asimismo han adoptado prácticas de sus
vecinos... como el uso de la salsa de soja, la cocina al vapor, el consumo de sopa o... el
horneado de pan que aprendieron bajo el dominio francés.
Como podéis ver es una cocina rica, muy influenciada con lo mejor de cada cultura que les
ha marcado de alguna manera pero en la que prima, como os he contado antes el consumo
del arroz... que sirve tanto de plato principal en las mesas más humildes como de guarnición
de otros platos. A parte del arroz, el ingrediente más utilizado es el pescado... el pescado de
agua dulce en concreto... que o bien conservan secos, o bien lo cocinan a la parrilla, en sopas
o currys. Yo, para elegir la receta que quería preparar para el reto, me dediqué a repasar
recetas, a buscar... a pensar algo exótico pero que en casa nos gustara seguro... ¡¡y encontré
este curry!!
La verdad es que preparar este tipo de platos es bastante complicado... no ya por la técnica
etc... sino por los ingredientes que hay que emplear para ello... yo os voy a contar lo que
emplee yo... pero os dejo enlace al blog donde encontré la receta para que veáis la
diferencia... me faltaron ingredientes como el limoncillo, la pasta de curry roja o las hojas de
lima kaffir, con lo que, seguramente, mi curry no fue camboyano al 100%. Sin embargo nos
encantó... un curry riquísimo de pechugas de pollo, lleno de verduras, con una salsa espesita
de especias y leche de coco y acompañado de arroz.... ummm... buenísimo.
Desde aquí os recomiendo que si tenéis niños a los que queréis introducir en otro tipo de
cocinas, y ellos son aventureros y están dispuestos, este es un buen primer plato con el que
comenzar... es un curry de pollo con verduras que ya veréis que son de andar por casa
(patata, zanahoria, cebolla y judías verdes) muy suave de sabor, dulce por el coco y nada
picante o indigesto... animaros a prepararlo porque os chiflará.
Ya no me enrollo más y os dejo la receta. Espero que os guste.



Ingredientes para 4 personas (en boles como los que veis)
- Pasta de curry (yo compré del que venden en tubitos de Gourmet Garden que está muy rico
y no es nada fuerte)
- 1 cucharadita de cúrcuma
- 2 dientes de ajo triturados
- 1 cucharadita de jengibre fresco rallado
- 2 cucharadas de aceite de sésamo o de girasol
- 2 pechuga de pollo en trozos medianos
- 1/2 cebolla roja en juliana
- 2 zanahorias en tiras finas (pero no con rallador... sólo en tiras)
- 1 patata mediana troceada en cubos
- Un puñado de judías verdes redondas (las mías de bote, ya cocidas)
- 1 lata de leche de coco
- 1 taza de caldo de pollo o en su defecto de agua
- 1 cucharadita de maicena
- 1 pizca de azúcar
- 1 pizca de sal
- 200 gramos de arroz thai o de jazmín para acompañar


Modo de hacerlo:
1. Comenzamos lavando el arroz en un colador bajo el chorro del agua fría. Lo lavamos bien
hasta que el agua que cae al fregadero está completamente limpia de nuevo. Dejamos
escurrir y reservamos.
2. Ponemos en una cazuela o en una sartén unas cucharadas de aceite de sésamo que dejamos
calentar ligeramente. A ese aceite le incorporamos los dientes de ajo picados y un par de
cucharadas de la pasta de curry... sofreímos un poco y añadimos la leche de coco.
3. Pasados 5 minutos, que ya esté hirviendo despacito incorporamos los trozos de pollo
ligeramente sazonados, y dejamos que se cocine en el curry durante unos minutos.
4. A continuación incorporamos la zanahoria y la patata, y cuando pasen otro par de minutos
la cebolla y las judías verdes.
5. Vertemos finalmente el caldo y añadimos la cucharadita de maicena desleída en el caldo
para que la salsa espese un poco.
6. Condimentamos con sal, azúcar y un poco más de curry si os parece que sabe poco...
7. Tapamos y dejamos que cueza a fuego medio unos 20 minutos... hasta que esté bien hecha
la patata, jugoso el pollo y la salsa espesa y bien rica.
8. En esos 20 minutos ponemos también el arroz a cocer... ponemos el arroz reservado en el
colador en una cazuela, cubrimos de agua y llevamos a fuego medio hasta que esté tierno,
sacamos entonces de nuevo al colador, escurrimos y reservamos hasta el momento de
emplatar.
Yo he servido el curry en estos boles tan vistosos... pero que cada uno lo haga como quiera...
incluso mezclado con el arroz.
Es un plato muy rico, completo, tremendamente sabroso y digestivo.
Además... podéis sustituir el pollo por más verduras como col china, brócoli o puerro y
marcaros una receta completamente vegana.
Y eso es todo.... me alegro de haber llegado este mes a participar en el reto...


¡¡¡
Pollo con jengibre – Delirando en la cocina

Uffff, por los pelos!!! y eso que la receta de hoy lleva ya un tiempo preparada xdd, lo malo
es que la foto finish no me gustaba demasiado y por ello quería repetirlo... no contaba con el
factor "Los campeonatos de fútbol te tienen liada todo el finde " xdd
Así que de cabeza, tarde a más no poder, publico el reto de Cocinas Del mundo!!!
este mes ha tocado viajar a Camboya, con una cultura impresionante y una gastronomía de lo
más curioso, al final me he decidido por un pollo con jengibre que nos ha quedado en el
recetario para hacer más veces.





Ingredientes:

- 1 pechuga de pollo
-1 zanahoria
-1/2 cebolla
-1 diente de ajo
-1 trozo de jengibre
-noodles
-1 cucharada de azúcar moreno
-3 cucharadas de agua
-2 cucharadas de aceite de sésamo
-2 cucharadas de salsa de soja
-2 cucharadas de salsa de ostras ( la original lleva salsa de pescado pero no tenía)
-zumo de una lima
-1 guindilla.

comenzamos cociendo un par de minutos los noodles.


Mientras se hace picamos nuestra comida, la vamos a hacer al wok que tarda nadita y mejor
tenerla preparada cortada en trozos de tamaño similar para que se hagan por igual.


Calentamos un poco de aceite de sésamo con una guindilla, en la cocina camboyana hay
mucho picante, lo que nos encana en casa ^^
Ponemos en el wok la cebolla, el ajo y la cebolla, no queremos que se poche, queremos que
esté hecho y crujiente.





Lo salteamos unos 3 minutos y añadimos el pollo.


Vamos a darles el toque de salsa, para ello echamos la salsa de ostras, de soja, el aceite de
sésamo, el agua y el azúcar.


Removemos bien un par de minutos y añadimos los noodles que completan un plato de por si
genial!!!!!!
La verdad es que es un plato rico rico y que se hace en un periquete!!
espero llegar menos atropellada al siguiente reto!!!


¡¡¡






Arroz con leche con coco y mango – El paraíso de los
golosos

Aquí estoy de nuevo con una receta para el reto Cocinas del mundo, este mes la anfitriona es
Concha Bernad del blog Cocina y aficiones con su propuesta para este mes debemos viajar
al sudeste asiático en concreto a Camboya.
La gastronomía de Camboya es tan variable como su geografía, tiene influencias Chinas,
Indias y Vietnamitas. De la india adoptaron la costumbre de usar especias jengibre, canela
cardamomo, etc.
Además utilizan ingredientes frescos indígenas la galanga, el lemongras, las chalotas y la
lima. De china tomaron la soja, los salteados al wok, la cocina al vapor y el tomar muchas
verduras. También tienen influencia francesa en su forma de hornear el pan.
El resultado de todas esas influencias es una gastronomía de platos complejos con
abundantes pescados, mariscos, verduras, frutas, especias del país, y el arroz que ocupa un
papel muy importante. Una comida típica es un plato de arroz, sopa y algún pescado o carne
acompañado de ensalada de mango verde, de cangrejo y papaya.
Como no suelen tomar postre me fue difícil encontrar algo dulce. Me encontré con un plato
de arroz glutinoso con mango y he decidido hacer un arroz con leche de coco y mango a la
asturiana.




Ingredientes:
100 gr de arroz.
100 gr de azúcar.
Una lata de leche de coco 400 gr.
Una lata de mango en almíbar.
Una semilla de cardamomo molida
Una cucharadita de maicena.
50 ml del almíbar del mango.
Una cucharada de azúcar.
400 ml de agua.
Caramelo en trocitos.
El arroz que se usa para esta receta es sticky rice o arroz para sushi, como no lo tenía lo
sustituí por un arroz redondo.


En un cazo ponemos los 500 ml de agua, 300 gr de leche de coco y el cardamomo, lo
llevamos al fuego y cuando rompa a hervir añadimos el arroz y dejamos cocer unos 30 min,
hasta que el grano este blando, añadir el azúcar y dejar enfriar a temperatura ambiente.
Preparamos la salsa, poniendo en un cazo los 100 gr de leche de coco u la cucharada de
azúcar, calentamos hasta que hierva, añadimos los 50 ml de zumo de mango en el que
habremos disuelto la maicena, cocer hasta obtener una salsa, separar y dejar enfriar.
Preparamos un caramelo con dos cucharadas soperas de azúcar, lo volcamos sobre el mármol
y cuando enfrié lo partimos en trocitos.
Para servir ponemos en un plato el mango en láminas, una bola de arroz, salseamos y
cubrimos con el caramelo en trocitos.
Yo además le puse un vasito de galleta con helado de mango.
Me gustan estos retos, gracias a ellos estoy descubriendo nuevos platos y nuevos sabores.
¡¡¡
Sach Ko Chomkak (Pinchos de carne marinados). Aquí y
ahora


Como ya sabéis estamos en el tercer domingo del mes y en el reto Cocinas del Mundo nos
hace viajar tod@s cogid@s de la mano hacia un lugar sorprendente. Ha sido un viaje muy
curioso donde me ha hecho disfrutar de las distintas especias con sus olores y sabores. Tengo
que reconocer que me he divertido, he observado, he investigado y sobre todo he saboreado
un delicioso plato sencillo y económico pero muy delicioso.

Esta vez la anfitriona ha sido Concha del blog Cocina y Aficiones y nos ha llevado a un país
ubicado al sur de la península de Indochina, ni más ni menos a ¡¡CAMBOYA!!. La
gastronomía camboyana o jemer está influenciada por las costumbres alimenticias
tailandesas y vietnamitas. En sus platos no pueden faltar un toque a picante usando como
especias la cúrcuma, el jengibre... Consumen bastantes vegetales, carnes y pescados blancos,
siendo estos alimentos de consumo diario y el arroz es un acompañante fijo en sus platos. Lo
más curioso es que su alimentación también se basa en grillos, tarántulas, ancas de ranas...

Estos pinchos camboyanos me han enamorado, el marinado es delicioso, con un olor y sabor
auténtico, maravilloso y muy rico. Distinto a lo que estoy acostumbrada a comer y tengo que
reconocer que hemos disfrutado, digo hemos porque a todos les gustaron, no dejaron ni
miguita!!

Así que allá vamos con los ingredientes de estos deliciosos PINCHOS DE CARNE
MARINADOS.


Ingredientes:

700 gr. Carne de Ternera (parte de la cadera) cortado en tiras finas y largas.
3 dientes de ajos.
2 chalota picada.
120 ml. de salsa de soja.
Ralladura de una lima
1 cucharada sopera de azúcar moreno.
Media cucharadita de postre de jengibre en polvo.
Media cucharadita de postre de cúrcuma.
Media cucharadita de postre de cilantro picado.
Una pizca de sal.
2 cucharadas de aceite de oliva.
Pinchos de madera (bambú).













Elaboración:

En un mortero de madera, añadimos los ajos, la ralladura de la lima, el azúcar moreno y
todas las especias, machamos todos estos ingredientes. A continuación, agregamos las
chalotas picadas y la sal hasta tener una pasta suave. Incorporamos el aceite y la salsa de
soja, mezclamos hasta que estén bien ligados todos los ingredientes y reservamos.



En un recipiente, agregamos la carne cortada en tiras finas y vertemos todos los ingredientes
que anteriormente habíamos reservado. Lo dejamos marinar al menos 2 horas en el
frigorífico.

En mi caso, lo deje toda una noche marinar bien tapado con film en el frigorífico y es lo
mejor, deja todo el sabor de los ingredientes en la carne y queda deliciosa.










Insertamos la carne marinada en los pinchos de bambú.



Calentamos la plancha a fuego alto, cuando esté bien caliente añadimos los pinchos y la
dejamos cocinar durante unos 2 a 3 minutos girándolos por cada lado o cuando veamos que
estén hechos.



Acompañamos estos pinchos camboyanos con arroz cocido. Listos para comer!!

Espero que os haya gustado este maravilloso viaje y que os haya hecho viajar conmigo, nos
vemos en el siguiente con ganas de saber a dónde!
¡¡¡