Está en la página 1de 3

Cómo detectar el mobbing

Mobbing: acoso laborarl en el trabajo Mobbing: acoso laborarl en el trabajo
Leymann describió hasta 45 actitudes hostiles que nos permiten identificar el mobbing, que
deben darse una al menos por semana y por un periodo de 6 meses...
¿Cómo identificar el mobbing? Leymann describió hasta 45 actitudes hostiles que nos
permiten identificar el mobbing, que deben darse una al menos por semana y por un periodo
de 6 meses. Datos que consiguió tras 300 casos analizados:
Actitudes de acoso relacionadas con la comunicación:
El jefe/a no permite que se exprese la víctima.
G
Se le interrumpe constantemente cuando habla.
Los compañeros no le dejan expresarse.
Sus compañeros le gritan, le recriminan.
Critican el trabajo de la víctima con ataques verbales.
Critican su vida privada.
Aterrorizan a la víctima con llamadas telefónicas.
Le amenazan verbalmente.
Le amenazan por escrito.
Evitan todo contacto visual, con gestos de desprecio.
Ignoran su presencia, dirigiéndose exclusivamente a otros.
Actividades de acoso para evitar que la víctima tenga la posibilidad de mantener
contactos sociales:
No hablarle
G
No dejarle que hable o se dirija a otro.
Designarle un puesto de trabajo que le aleje y le aísle de sus compañeros.
Prohibir a sus compañeros que le dirijan la palabra.
Negar la presencia física de la víctima.
Actividades de acoso dirigidas a desacreditar o impedir a la víctima mantener su
reputación personal o laboral:
Murmurar o calumniarle.
G
Lanzar rumores sobre la víctima.
Ridiculizar o reírse de ella.
Intentar que parezca una enferma mental.
Intentar que se someta a un examen psiquiátrico.
Burlarse de sus dolencias o minusvalías.
Imitar las maneras, la voz, los gestos de la víctima para ridiculizarle
Criticar sus convicciones políticas o sus creencias religiosas
Burlarse de su vida privada.
Reírse de sus orígenes, de su nacionalidad.
Darle trabajos humillantes.
Controlar y monitorizar el trabajo de la víctima de manera malintencionada.
Poner en cuestión y desautorizar las decisiones de la víctima.
Injuriarle con términos obscenos o degradantes.
Acosar sexualmente a la víctima ( gestos o proposiciones)
Actividades de acoso dirigidas a reducir la ocupación de la víctima y su
empleabilidad mediante la desacreditación profesional:
No confiarle ninguna tarea
G
Privarle de toda ocupación y vigilar que no pueda encontrar ninguna
Exigirle tareas totalmente absurdas o inútiles
Darle tareas muy inferiores a sus competencias
Darle incesantemente tareas nuevas
Hacerle realizar trabajos humillantes
Darle tareas muy superiores a sus competencias, para poder demostrar su incompetencia
Actividades de acoso que afectan a la salud física o psíquica de la víctima:
Exigirle trabajos peligrosos o perjudiciales para su salud
G
Amenazarle físicamente
Agredirle físicamente, pero sin gravedad, a modo de advertencia
Agredirle físicamente
Ocasionarle gastos a la víctima para perjudicarle
Ocasionarle desperfectos en su domicilio o en su puesto de trabajo
Agredir sexualmente a la víctima
De estas conductas hemos señalado en negrilla las más frecuentes obtenidas en el estudio
Cisneros VI.
Ya sabemos qué es el mobbing, cómo reconocerlo y cómo documentarlo. Nos falta ahora
saber como prevenirlo o cómo afrontarlo.
Ricardo Sotillo
Licenciado en Psicología y en Pedagogía, investigador del estrés laboral,
la inteligencia emocional, la comunicación humana, la intervención
psicosocial en las organizaciones y fundador de Capitalemocional.com

Puedes acceder con tu lector de códigos QR
En Innatia nos gustaría saber como te ha servido este artículo.
¿Quieres compartir cómo te fue? Accede aquí... y ¡comparte tu
experiencia!
http://crecimiento-personal.innatia.com/c-mobbing-en-el-trabajo/a-co
mo-detectar-mobbing.html