Está en la página 1de 74

ISABEL ALLENDE:

LA CASA DE LOS
ESPÍRITUS
Apuntes para
2º de bachillerato
1
ISABEL ALLENDE: BIOGRAFÍA

-1942: Nace en Lima, Perú (su padre trabaja como diplomático de Chile)
-1945: Regresa a Chile. Se nutre de los cuentos orales de su extravagante familia
-1953: La familia Allende se traslada a La Paz (Bolivia) y Beirut (Libano).
-1958: Isabel Allende regresa con su familia a Chile.
-1959: Comienza a trabajar para la FAO en Santiago de Chile.
-1962: Se casa con Miguel Frías en Chile.
-1963: Nace Paula, su primera hija
-1964: Periodismo y Televisión.
-1966: Nace Nicolás, su segundo hijo.
-1967: Llega a formar parte del consejo de redacción de la revista Paula.
-1971: Tres piezas teatrales.

-1973: Se exilia en Venezuela al morir su tío, el presidente Salvador Allende.


-1975: Diario El Nacional.
-1979: Comienza a trabajar en un colegio de Caracas.
-1982: Publica su primera novela, LA CASA DE LOS ESPÍRITUS, en Caracas
(comenzó a escribirla como carta a su abuelo moribundo).
-1983: La casa de los espíritus es elegida novela del año en Chile.
-1986: Es elegida autora del año en la RFA.
-1987: Cuentos de Eva Luna (inspirada en Las mil y una noches).
Se separa de Miguel Frías.
Recibe el premio de mejor novela extranjera en Portugal.
-1988: Se casa por segunda vez con Willie Gordon (San Francisco),
se traslada a vivir en California donde reside hasta el presente.
-1989: Miembro de la Academia de la lengua de Chile.

-1990: Regresa a Chile. El gobierno chileno le otorga el Premio de Gabriel Mistral.


-1991: El plan infinito.
Profesora honoris causa de la universidad de Santiago de Chile.
-1992: Muere su hija Paula.
-1993: Se estrena The House of the Spirits, película basada en la novela de Isabel Allende.
Una versión teatral se estrena en Londres.
-1994: Relato autobiográfico Paula.
-1999: Hija de la fortuna.
-2000: Retrato en sepia.
-2009: La isla bajo el mar.
-2010: Premio nacional de Literatura de Chile.

2
3
LITERATURA HISPANOAMERICANA (siglo XX)

1900-1940 -1915: Los de abajo de Mariano Azuela (México).


REALISMO -1922: Trilce de César Vallejo (Perú).
América desde una -1926: Don segundo sombra de Ricardo Güiraldes (Argentina).
visión europea -1929: Doña Bárbara de Rómulo Gallegos (Venezuela).

-1944: Ficciones de Jorge Luis Borges (Argentina).


1940-1960 -1946: El Sr.Presidente de Miguel Ángel Asturias (Guatemala)
PIONEROS DE LA -1948: El túnel de Ernesto Sábato (Argentina).
RENOVACIÓN -1950: La vida es breve de Juan Carlos Onetti (Uruguay).
NARRATIVA El laberinto de la soledad de Octavio Paz (México).
Lo existencial, lo -1953: El llano en llamas de Juan Rulfo (México).
urbano, lo mágico, Los pasos perdidos de Alejo Carpentier (Cuba).
innovación formal, -1955: Pedro Páramo de Juan Rulfo (México).
influencia de las -1958: La región más transparente de Carlos Fuentes (Méjico)
vanguardias -1959: Obras completas y otros cuentos de Augusto Monterroso (Méjico)
-muchos de estos -1960: La tregua de Mario Benedetti (Uruguay).
autores continúan en -1961: El astillero de juan Carlos Onetti
la etapas siguientes- -1962: Bomarzo de Manuel Mujica Láinez

1960-1980 -1962: La ciudad y los perros, primera novela de de M. Vargas LLosa (Perú)
BOOM -1963: Rayuela de Julio Cortázar (Argentina).
Impacto de la Se considera la obra que inicia el Boom
Revolución -1965: Tres tristes tigres de Guillermo Cabrera Infante (Cuba).
Cubana... -1966: Paradiso de José Lezama Lima (Cuba).
Consolidación y -1967: CIEN AÑOS DE SOLEDAD DE GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ
difusión (Ed.Seix- (Colombia)
Barral) -1969: La traición de Rita Hayworth de Manuel Puig (Argentina).
Decadencia años 70 -1970: El obsceno pájaro de la noche de José Donoso (Chile).
-1974: YO, EL SUPREMO DE AUGUSTO ROA BASTOS (Paraguay).

-1975: SOÑÉ QUE LA NIEVE ARDÍA DE ANTONIO SKARMETA (Chile),


1980… -1981: La vida exagerada de Martín Romaña de Alfredo Bryce Echenique (Perú)
POSBOOM Y -1982: LA CASA DE LOS ESPÍRITUS de ISABEL ALLENDE
NUEVA -1985: ARRÁNCAME LA VIDA DE ÁNGELES MASTRETTA (México).
GENERACIÓN DE Ardiente paciencia de Antonio Skarmeta
ESCRITORAS -1989: COMO AGUA PARA CHOCOLATE DE LAURA ESQUIVEL (México).
Síntesis -1996: Te di la vida entera de Zoé Valdés (Cuba)

4
EL BOOM

DEFINICIÓN

El BOOM LATINOAMERICANO fue un movimiento literario


que tuvo su momento cumbre en la década de los 60 -
aunque había empezado con anterioridad- cuando el
trabajo de un grupo de novelistas latinoamericanos
relativamente joven fue ampliamente distribuido por
Europa y todo el mundo, en España fue fundamental la
labor de la editorial Seix-Barral. Sus autores consideran que
su deber primordial es revolucionar la literatura para
revolucionar la sociedad.

TENDENCIAS

Hay varias TENDENCIAS literarias que influyen directamente en el Posboom y en La


casa de los espíritus y que se corresponden con los precursores del Boom y el Boom:

 La novela fantástica precursora del Realismo mágico (Juan Rulfo con El llano en
llamas de 1953) que combina elementos de magia, creencias populares y hechos
extraordinarios o sobrenaturales con sucesos posibles en la realidad.
 La novela política (Miguel Ángel Asturias con El señor presidente de 1946 y Augusto
Roa Bastos con Yo, el supremo de 1974) que recoge problemas sociales y políticos y
denuncia dictaduras y encarcelamientos.
 Hacia el final de la novela, la izquierda sube al poder en Chile, como
muestra de triunfo de la libertad del pueblo, a pesar de la posterior
dictadura. La novela es un alegato contra los horrores de la dictadura
militar de Pinochet.

5
 La novela histórica (Manuel Mujica Láinez con Bomarzo de 1962 y El laberinto de
1974) que pretende desentrañar los enigmas históricos del continente americano para
indagar sus señas de identidad.
 La casa de los espíritus es un recorrido por el siglo XX chileno.
 La novela psicológica y existencial (Ernesto Sábato con El túnel de 1948 y Juan Carlos
Onetti con El astillero de 1961) que profundiza en la intimidad del hombre moderno,
sometido a los conflictos cotidianos y a la alienación de la sociedad actual. Presenta
temas como la incomunicación, la angustia y el deseo de aislarse.
 Clara enmudece, Esteban Trueba frecuenta prostitutas y el sexo es visto con total
naturalidad para romper soledad.
 El realismo mágico (Juan Rulfo con Pedro Páramo de 1955, Gabriel García Márquez con
Cien años de soledad de 1967).Intenta descubrir los rasgos propios de Hispanoamérica
a partir de la síntesis de lo fantástico y lo real, ya que entienden que la esencia y
riqueza del subcontinente va más allá de lo perceptible por los sentidos. En sus obras
se recrea un ambiente fantasmagórico donde se acumulan hechos más allá de lo
perceptible o lo sensorial y los muertos campean con los vivos.
 Al comienzo de la novela muere Rosa, y posteriormente las muertes
asaltarán a la familia Trueba, la cual las acepta con resignación pero
también con normalidad.

 Metanovela: La preocupación por los problemas relacionados con la creación literaria,


la experimentación formal, la literatura como a juego, la creación de un lector activo…
es abordada en algunas novelas de autores como Cortázar, Borges...

 El proceso de creación de Alba a través de los Cuadernos de anotar la vida


de Clara

6
EL POSBOOM

DEFINICIÓN

El término Posboom fue acuñado por Juan Manuel Marcos en su ensayo Roa Bastos, precursor
del post-boom (1983).

Bajo el término Posboom entendemos un movimiento en la narrativa hispanoamericana


formulado en los años 80 por autores nacidos entre las décadas 40 y 60, principalmente
como reacción contra el Boom, asimilación o variante de ese modelo, que conjugan con el
Realismo. Los críticos han señalado diversas tendencias: testimonial, femenina, afro-
hispánica… La casa de los espíritus es una novela testimonial e intimista con claras influencias
del Realismo mágico

Skarmeta, precursor también del Posboom señaló como características de esta narrativa:
sexualidad, exuberancia vital, espontaneidad, cotidianidad, fantasía, coloquialidad e
intranscendecia. Carpentier indicó: melodrama, maniqueísmo, compromiso político social,
ambiente urbano, modismos latinoamericanos. La crítica actual señala las características que a
continuación detallamos.

Características temáticas:

 Alejamiento de la novela totalizadora, el cosmopolitismo y la universalidad


 Análisis de la realidad histórica y compromiso social
 Interés por lo urbano
 Presencia de elementos de la cultura de masas
 Presencia de lo femenino y el feminismo
 Optimismo
 Realismo mágico

Características formales:

 Pluriperspectivismo
 Estructura lineal
 Lenguaje sencillo y coloquial
 Humor

7
CARACTERÍSTICAS TEMÁTICAS

ALEJAMIENTO DE LA NOVELA TOTALIZADORA, EL COSMOPOLITISMO Y LA UNIVERSALIDAD.

Lo escritores muestran su incredulidad respecto a los desmesurados relatos del Boom. Buscan
su inspiración en lo cotidiano, huyen de la novela totalizadora y enciclopédica (que intentaba
explicar los enigmas de la Historia y la vida indagando en las profundidades del individuo)
para centrarse en los real y cercano. Los protagonistas no se reclutan en la excepcionalidad,
sino en el ser humano común que aparece con sus conductas habituales, lejos de
comportamientos excepcionales ante obsesiones y acontecimientos fuera de lo común. Son
personajes sólidos cuyos conflictos tienen que ver muchas veces con su situación social.

o En La casa de los espíritus, Isabel Allende busca su inspiración en lo cotidiano de la


realidad latinoamericana. La novela presenta una imagen de la realidad comprensible
dentro de los antiguos esquemas de sociedad patriarcal y oligárquica.

o Los personajes forman parte de la vida cotidiana con los atributos de los individuos de
carne y hueso que habitan los lugares de Latinoamérica: Esteban Trueba, el patriarca,
el déspota, autoritario, colérico, violento; Jaime generoso, tierno, solidario; Nicolás
estrafalario, aventurero, espiritual; Pedro Tercero pasional, subversivo, íntegro;
Amanda independiente, existencialista...

o No obstante, los personajes de Isabel Allende a veces se comportan como héroes en


un contexto social difícil, marcado por una violencia extrema, especialmente en la
segunda parte de la narración: La huida de Pedro Tercero García de la hacienda de
Esteban Trueba, con caballo y guitarra, y su lucha por convencer a los campesinos ante
las injusticias que padecen; el papel que juega Alba durante la dictadura salvando a
los perseguidos a través de las embajadas y dándoles cobijo en su casa; su posterior
detención y la tortura padecida por los militares; la actitud de Tránsito Soto moviendo
los hilos para liberar a Alba; la muerte de Jaime por estar al lado del compañero
presidente…

ANÁLISIS DE LA REALIDAD HISTÓRICA Y COMPROMISO SOCIAL (Vid. Novela testimonial)

Ideología próxima a la izquierda. Interés por fomentar las identidades latinoamericanas,


mayor nivel de compromiso, con un tratamiento más directo de la realidad política y
sociocultural a raíz de los regímenes dictatoriales que se sucedieron en el continente y las

8
experiencias del desarraigo y el exilio. El escritor es testigo privilegiado y dolorido pero
también fiscal de la injusticia, defensor del indefenso y juez del delito. En muchos casos se
recurre a la memoria como modelo narrativo.

o El compromiso político y social que identifica la narrativa Posboom se expone en esta


novela a través de los casi cien años de la Historia de Chile que transcurre paralela a la
crónica familiar: el ejercicio del poder y posterior desmoronamiento de la antigua
oligarquía representada en el personaje de Esteban Trueba, la manipulación de las
elecciones, los opositores de izquierda como Pedro Tercero o Miguel, el triunfo
socialista de Salvador Allende, la reforma agraria y el boicot de la derecha para
desprestigiar la República, el golpe de Estado de Pinochet, la muerte de Neruda, el
exilio de Blanca y Pedro Tercero, la tortura de Alba...

 En la novela no hay referencias espaciales precisas y podría tratarse de


cualquier país de Latinoamérica. Algunos elementos geográficos permiten
afirmar que se alude a Chile. La voluntad de que no aparezca explícitamente el
nombre de Chile puede deberse a la intencionalidad de Isabel Allende de que
su denuncia sea extrapolable a las trayectorias históricas de otros países
latinoamericanos.

INTERÉS POR LO URBANO

La narrativa del Boom era predominantemente rural, la del Posboom es predominantemente


urbana.

o La casa en Isabel Allende es un símbolo de la nación chilena. La acción transcurre en la


hacienda Las Tres Marías y la casa de la esquina de la capital incorporando un espacio
urbano, como es propio de la literatura Posboom, que representa el espacio de la
libertad y la modernidad, frente a las tradiciones y las diferencias de clase. Así se
muestran dos modos de vida: el mundo rural y el urbano.

 La hacienda (San Carlos, a 375 km al sur de la capital) es el espacio del patrón,


Esteban Trueba. Allí desarrolla con total impunidad su papel dominante, social
y sexual, convirtiéndose en un salvaje. Ni siquiera en los años de ausencia del
amo, del poder, los campesinos ocupan la gran casa.

9
 La casa de la capital (Santiago de Chile) es el espacio de Clara y de las mujeres
de su estirpe, aunque no de forma exclusiva pues Esteban también deja su
huella. Esta casa está destinada a albergar varias generaciones de una familia
numerosa de Trueba legítimos sin embargo, con el tiempo, el interior se
convierte en un laberinto, debido a las remodelaciones hechas por Clara, que
la adapta a sus necesidades. Esteban Trueba se retira a un sector de la casa
que coincide como símbolo de poder, riqueza y de gusto de su clase. El
senador limita su espacio a su habitación y la biblioteca. Clara y su sequito
espiritual ocupaban los cuartos de atrás. La casa de la esquina, en
contraposición a la hacienda, se caracteriza, por las formas del espíritu, de la
sensibilidad, de la afectividad, de la creatividad, del instinto femenino, de la
magia, del amor secreto, de la marginación, de la justicia social, y de la
revolución; en definitiva, de todo elemento transgresor que se aparta del
discurso patriarcal de la clase poderosa.

PRESENCIA DE ELEMENTOS DE LA CULTURA DE MASAS

Elementos de la cultura popular como el folletín, el cine, la televisión, la radio, la música


pop, bolero, tango, rock, la moda, el deporte... o de la cultura juvenil actual: drogas, sexo,
marginalidad… suponen un distanciamiento de la alta literatura que los escritores del Boom
habían priorizado.

o Isabel Allende llega a convertir su novela en un melodrama, agregando componentes


de la narrativa folletinesca: el amor clandestino de Blanca y Pedro Tercero, el
matrimonio de conveniencia de Blanca y el conde Jean de Satigny, las violaciones de
Pancha García por Esteban Trueba y de Alba por Esteban García...

o Clara socorre a numerosos indígenas, Amanda experimenta con las drogas, Nicolás
recibe clases de flamenco...

10
PRESENCIA DE LO FEMENINO Y EL FEMINISMO (Vid. Personajes)

Tanto por lo que se refiere a los personajes protagonista y en consecuencia al universo de la


mujer, como por el reconocimiento por la crítica literaria de la nueva generación de
escritoras (Laura Esquivel, Ángeles Mastretta, Rosario Ferré, Isabel Allende). Es
determinante la presencia femenina y la lucha de las mujeres por aumentar su
independencia de los valores patriarcales y alcanzar la libertad.

o En La casa de los espíritus los personajes protagonista son mujeres (Clara, Alba,
Blanca...) que saben ser fuertes cuando la situación lo requiere.

o La perspectiva que se adopta para mostrar a los personajes masculinos es femenina y


crítica (Esteban Trueba es violento y machista; Esteban García es el resentido que
encuentra en la maldad su venganza).

o Para Clara y Alba la escritura es una forma de dar sentido a sus vidas en una sociedad
opresiva y patriarcal. Isabel Allende reivindica la literatura como instrumento de
protesta contra la opresión.

o La autora dedica el libro: "A mi madre, mi abuela y las otras extraordinarias mujeres de
esta historia", refiriéndose muy posiblemente a las mujeres que inspiraron los
personajes.
o Con esto se relaciona la presencia de los jóvenes que se rebelan generacionalmente.

OPTIMISMO

Los autores del Boom se sentían incapaces de comprender el caos del universo. Los autores del
Poosbom perciben el mundo como más ordenado. Su narrativa transluce una actitud vitalista,
fe en la lucha política y social, en la que siempre hay esperanza ante la vida y el futuro. De
hecho, se reivindica el tema del amor, que puede asentar la existencia humana y es el motor
que cambiará el mundo; la propia Isabel Allende ve en él una muestra de la alegría de vivir de
los escritores de su generación.

o En La casa de los espíritus, el amor es una de los temas fundamentales, sus


protagonistas se debaten entre el respeto a las normas sociales o a la transgresión de
las mismas de tal forma que el amor se presenta como una fuerza capaz de cambiar las
estructuras políticas y sociales.

11
 Los que respetan las normas sociales: Clara y Esteban Trueba. Clara asume que
se tiene que casar con él, un hombre de su misma clase social con el que debe
tener hijos dentro del matrimonio.

 Los que transgreden las normas sociales: Blanca y Pedro Tercero García y Alba
y Miguel. Son de clases sociales diferentes, son amantes en la clandestinidad y
desoyen los deseos de su padre y abuelo. Finalmente transgreden las normas
sociales y la moral con dos embarazos fuera del matrimonio.

o Incluso en personajes como Esteban Trueba se observa una evolución final que
muestra su lado más sensible.

o Alba después de haber sido violada por Esteban García decide olvidar la venganza y
preocuparse en la vida de la hija que espera. Esta actitud personal de Alba viene a
simbolizar la confianza de Isabel Allende en el futuro tanto para su país, Chile, como
para afrontar la vida.

o Pese a los rasgos optimistas, se presentan también situaciones y acciones de los


personajes negativas, que pretenden reflejar la realidad fielmente. Pero la escritura
representa la esperanza, organiza el caos de la realidad.

REALISMO MÁGICO (Vid. Realismo Mágico)

Se mantienen ciertos rasgos del Boom; así, entre la realidad cotidiana, surge habitualmente lo
mágico, lo fantástico, como una experiencia individual, para transformarlo todo, sin perder
contacto con la realidad. Los límites entre realidad y ficción se difuminan tanto en los
personajes como en los narradores hasta lograr la fusión de lo extraordinario con la vida real.
De esta manera espíritus domésticos y elementos mágicos o sobrenaturales pasan a formar
parte de la cotidianidad, pero con mucho menos protagonismo y en menor escala que en el
Boom

o Se refleja en las transgresiones de las leyes naturales que se presentan al lector como
normales: Pedro primero y Clara, la aparición de Férula, que Rosa y Alba tengan en
pelo verde, etc.

12
CARACTERÍSTICAS FORMALES

Formalmente el Posboom se caracteriza por la experimentación moderada. La obra es


también juego, placer, investigación verbal y narrativa, pero sin los excesos del Boom.

VOCES NARRATIVAS: JUEGO DE PERSPECTIVAS

Durante el Boom, el narrador omnisciente no se abandona pero deja paso al narrador


protagonista o testigo, se adopta una perspectiva múltiple y se utiliza el monólogo interior. Del
mismo modo, durante el Posboom, las obras presentan un pluriperspectivismo con cambios de
narradores que enriquecen la visión de los acontecimientos.

o Blanca, en sus cartas a la abuela Clara, nunca menciona que su marido aspiraba coca y
fumaba opio «porque estaba segura [de] que sus padres no sabrían comprenderlo». El
lector sólo conoce estos hechos cuando Alba relata la confesión que le hizo su madre
sobre su desgraciado matrimonio con el conde francés. He aquí el juego de
perspectivas que hemos de ir desenmarañando.

o En términos generales, La casa de los espíritus es un texto polifónico escrito en


primera y tercera persona: Esteban Trueba y su nieta Alba en primera persona, y un
tercer narrador omnisciente en tercera persona.

 Se inicia la obra en primera persona: anotó la niña Clara con su delicada


caligrafía [...] sin sospechar que cincuenta años después, sus cuadernos me
servirían para rescatar la memoria del pasado y sobrevivir a mi propio
espanto (49). A partir de la segunda oración del relato, esa misma voz
narrativa pasará a emplear la tercera persona, punto de vista que no
abandonará hasta el epílogo en el que recupera la primera persona y desvela
su identidad. Se trata de Alba, que utilizando la escritura como terapia, rescata
de su memoria los hechos narrados y cuenta, veinte años después de la
muerte de Clara, lo que el lector acaba de averiguar. Alba es un narrador
testigo, cuenta sucesos de los que se enteró por otras fuentes: Pero no fue
hasta mucho más tarde y Clara nunca lo supo, de modo que no pudo anotarlo
en su cuaderno para que yo lo leyera algún día. Me enteré por otros conductos
(176). Aclara ciertas informaciones y opina sobre lo que lee y reproduce: es
para mí una delicia leer los cuadernos de esa época (131).

13

El narrador omnisciente, que se hace presente a lo largo de toda la obra,
penetra a fondo en las conciencias de los personajes, anticipa los hechos
debido a que son experiencias ya sucedidas. Detrás de este narrador
omnisciente el lector adivina a Alba entretejiendo los relatos de su abuela.

Paralelamente se alterna con un narrador en primera persona, Esteban
Trueba, presente ya en el primer capítulo. Éste será también un narrador
testigo protagonista de la historia. Contará hechos pasados: Para que me
vengan ideas a la cabeza aún hoy, cuando ya estoy tan viejo que al verme en el
espejo no me reconozco (70), y anticipará otros: si me hubiera dicho que iba a
vivir más de noventa años, me habría pegado un balazo (83). Mostrará su
propia versión de los mismos: nadie me va a quitar de la cabeza que he sido un
buen patrón (100). Ratificará los comentarios vertidos sobre él por el narrador
en 3ª persona -por ejemplo sobre su relación con las prostitutas-: Quiero a
aclarar que no soy hombre de prostitutas (163). Y desmentirá las habladurías
sobre su persona: Yo sé que lo que dicen sobre mí. Dicen, entre otras cosas, que
he matado a uno o a varios hombres en mi vida [...] No es verdad (254).

ESTRUCTURA/TIEMPO: LINEAL

Durante el Boom, la linialidad temporal se rompe por medio de distintos recursos: la inversión
temporal, la intercalación de historias paralelas al mismo tiempo (contrpunto), los saltos
temporales, el caos tempora… Por tanto, la distorsión temporal es propia del Boom. El
Posboom busca estructuras textuales más sencillas, más próximas a la novela realista
tradicional, volviendo a la narración ordenada y lógica, recuperando la estructura lineal con
predominio de la trama. Es una forma de volver a la esencia de la narrativa hispanoamericana
en la que lo estético está subordinado a lo ético.

o La casa de los espíritus, posee una estructura circular con retrospecciones y


anticipaciones. Pero sigue básicamente un esquema más convencional de cronología
lineal próxima a la novela realista tradicional en lo que realmente relevante es la
trama: la crónica de la familia Trueba-del Valle. En consecuencia, se aprovechan los
recursos experimentales desarrollados por el Boom, pero no se abusa de ellos.

14
o En La casa de los espíritus, la autora presta un especial interés en presentar una
cronología cuidada donde aúna lo real y lo ficticio. Se trata de una novela testimonial
que relata una ficción generacional conectada a una realidad histórica: la historia
chilena desde el comienzo del siglo XX hasta aproximadamente un año después del
golpe militar de 1973:

 Presenta algunos personajes reales y se nos ofrece referencias a hechos


datables:

El terremoto de Chillán el 24 de enero de 1939: la primera sacudida del


terremoto duró casi un minuto (207); la elección de Salvador Allende el 11 de
septiembre de 1970: tal como había pronosticado el candidato, ganaron las
elecciones presidenciales (387), y la muerte de Pablo Neruda el 23 de
septiembre de 1973: el poeta agonizó en su casa junto al mar (435).

 La novela relata la historia de la familia Trueba del Valle a lo largo de cuatro


generaciones y contiene numerosas referencias al paso del tiempo:

Indicaciones generales acerca del tiempo en que se desarrolla la trama: Clara


escribe sus cuadernos de anotar la vida durante 50 años (49 y 480); referencias
temporales a las edades de los personajes: Clara predice su matrimonio el día
en que cumple 18 años, Esteban se nos presenta con 25 años y se casará con
Clara a los 35, Clara muere el mismo día en que Alba cumple 7 años;
referencias internas que nos van indicando el paso del tiempo: transcurrirán 40
años entre las hazañas aeronáuticas del tío Marcos y los infructuosos intentos
de su sobrino nieto Nicolás; Tres días después (119), al día siguiente (121) o se
miraron por un largo rato (333).

o Sólo al final de la novela entendemos que el texto en sí nos narra unos hechos
ocurridos en un tiempo anterior resultado del recuerdo, es decir, un pasado (1909…)
desde el presente (1974…) en que se escribe. Además, el orden de los hechos contados
y el orden de su presentación narrativa no coinciden de forma estricta:

 Retrospección o analepsis: Esteban Trueba al presentarse como personaje


interrumpe su discurso evocando sus recuerdos: Ha pasado mucho más de
medio siglo, pero aún tengo grabado en la memoria el momento preciso en que
Rosa, la bella, entro en mi vida, como un ángel distraído que al pasar me robó
el alma (70-71).

15
 Anticipaciones o prolepsis:

Vinculadas a la personalidad de los personajes y en general, a toda esa visión


mágico-realista que envuelve buena parte de la obra:

Clara escapa de las fronteras racionales de sucesión practicando al


mismo tiempo la rememoración por medio de la escritura y la
predicción por medio de las prácticas clarividentes: -Pronto me voy a
casar- dijo (131); -Es una niña y se llama Blanca-(149); Esa noche
volvió a soñar que sus padres caminaban por un campo de cebollas y
que Nívea iba sin cabeza (167).

Las anticipaciones son presentimientos funestos que advierten los


personajes: Esteban Trueba es víctima de ellos en varias ocasiones. La
primera cuando recibe la carta que le anuncia la muerte de Rosa (81).
La segunda, cuando presiente en un sueño que algo va a ocurrir y la
llegada de la carta de su hermana le anuncia la inminente muerte de su
madre. También presintió el desastre antes de encontrar a Férula en la
cama de Clara.

Vinculadas al testimonio de los narradores que atienden al propósito de


adelantar los acontecimientos y de favorecerle desarrollo de la intriga:

Cuando llegan al fundo los muebles que Esteban ha encargado a Férula


en la capital: eran piezas grandes, pesadas, ostentosas, hechas para
resistir muchas generaciones y adecuados para la vida del campo, la
prueba es que se necesitó un terremoto para destruirlos (101).En el
reencuentro de Trueba y Tránsito Soto en el Cristóbal Colón: no
hubiese mencionado este episodio si Tránsito Soto no hubiera jugado
un papel tan importante para mí mucho tiempo después. Pero esta
historia no habría podido escribirse si ella no hubiera intervenido para
salvarnos y salvar, de paso, nuestros recuerdos (166).

o La novela tiene una estructura lineal, pero a la vez circular, dado que empieza y acaba
con las mismas palabras. Esta estructura circular viene potenciada por una
temporalidad cíclica que se consigue con el mecanismo de la repetición: La relación
afectiva entre madres e hijas y su responsabilidad de trasmitir el pasado familiar; el
placer de la escritura de Clara y Alba y la lectura de los cuentos mágicos del tío Marcos;
los nombres luminosos de las mujeres: Nívea (de nieve), Blanca, Alba, Clara; de los

16
Pedro García y de los Esteban; la construcción, destrucción y reconstrucción de los
espacios; la violencia: cada acto violento genera otro; las anticipaciones de la mano de
las premoniciones y maldiciones también son utilizadas como forma de repetir
determinados acontecimientos transcendentes.

LENGUAJE SENCILLO Y COLOQUIAL

El Posboom se aleja de la actitud esteticista del Boom, pues busca que el lenguaje
reproduzca la realidad y la universalización del español. Se incorporan modismos del habla
latinoamericana moderadamente y la sintaxis es poco complicada con escasa utilización de
subordinadas.

o En La casa de los espíritus la prosa es fluida y natural, con una sintaxis de periodos
breves, poco complejos, y un léxico sencillo y coloquial en el que se introducen
chilenismos.

Americanismos usuales en Chile hoy

(A grandes) troncos (90) 'pasos, saltos' Roto (186) 'pordiosero, pobre'


Durazno (90) 'melocotón' Zarcillos (209) 'pendientes'
Remedios (93) 'medicamentos' Mercadería (218) 'mercancía'
Fierro (99) 'hierro' Inquilinos (219) 'arrendatarios'
Flojos (100) 'vagos' Polleras (270) 'faldas'
Plomería (101) 'fontanería' Parada (309), 'de pie'
Chanchos (113) 'cerdas' Balacera (443) 'tiroteo'
Frazadas (104) 'mantas' Congresales (346) 'congresistas,
parlamentarios'

o Una característica a destacar de nuestra autora es la exposición de un fenómeno y su


drástica solución en pocas líneas (mudez de Clara).

17
o Las hipérboles y exageraciones son frecuentes y nos remiten a un mundo primitivo y
bárbaro. No obstante, Isabel Allende hace un uso de la suavidad descriptiva tanto en
escenas escabrosas como en eróticas (pasaje donde Férula espía el encuentro entre
Esteban y Clara).

HUMOR

Al contrario que el Boom, el Posboom incorpora el humor a la narrativa con el fin de


parodiar géneros literarios, códigos del lenguaje, aspectos de la sociedad americana y
occidental.

o El humor tan solo hace acto de presencia en algunas ocasiones, especialmente a través
de la ironía.

Ejemplos

 Cuando Clara perdió el interés por la escuela y Férula le gritó a su hermano que
era culpa suya y él contestó: “Eso espero”.

 Clara a su hija Blanca: ”no debía temer a los muertos, sino a los vivos, porque, a
pesar de la mala fama, nunca se supo que las momias atacaran a nadie; por el
contrario, eran de naturaleza más bien tímida”

 Los espíritus que cree oír Blanca en su casa conyugal resultan ser obscenas
orgías y sesiones de fotografías pornográficas del servicio doméstico del conde.

 El fallo de predicción de Clara que creía haber tenido visiones de un tesoro


oculto en su casa y, después de romper tabiques y salas en su mansión, corrige
para decir que podría ser en la casa vecina.

 Al hablar de los santos de la iglesia con sus rostros idénticos de expresión


constipada.

 Refiriéndose al coche de Severo que se desplazaba a la velocidad suicida de


quince y hasta veinte kilómetros por hora.

 A la muerte de Nívea, sus enemigos ideológicos dijeron que si había perdido la


cabeza en vida, no había razón para que la conservara en la muerte.

18
EL REALISMO MÁGICO

DEFINICIÓN

El NOMBRE “Realismo mágico” fue creado por Franz Roh en 1925 para designar una corriente
pictórica alemana posexpresionista. Uslar Pietri aplica en 1948 este término a una corriente
narrativa venezolana que asigna una magnitud trascendente o irreal a una narración de
sucesos cotidianos. El novelista Carpentier utilizó la expresión “lo real maravilloso” para
designar la cosmovisión americana, una visión mítica del universo regido por unas leyes que no
siempre coinciden con las del racionalismo europeo: "¿Pero qué es la historia de América toda
sino una crónica de lo real- maravilloso?” “Lo real maravilloso es eso, [esa inesperada
alteración de la realidad], una revelación privilegiada, una iluminación inhabitual, una fe
creadora de cuanto necesitamos para vivir en libertad; una búsqueda, una tarea de otras
dimensiones de la realidad, sueño y ejecución, ocurrencia y presencia.”

Los términos real maravilloso y realismo mágico se aunaron para acabar considerándose
sinónimos, hoy prevalece el de Realismo mágico.

Sus ANTECEDENTES podríamos encontrarlos en las propias Crónicas de Indias. Los escritos de
estos historiadores de los siglos XVI y XVII hablaban de un “nuevo mundo” exótico y en sus
narraciones mezclaban realidad y fantasía. Los relatos de estas nuevas tierras extrañas se
aceptaron como historia real. Y estas historias fantásticas quedarían incorporadas al acervo
cultural de toda Latinoamérica y, tras la independencia –política y cultural- de la metrópoli, la
mezcla de elementos reales y fantásticos en un mismo plano daría como resultado esta nueva
forma de hablarnos de América.

El Realismo mágico representa un intento de renovación literaria, cuyo ORIGEN se encuentra


unido a fenómenos literarios e históricos:

o El fracaso del Realismo para recoger tanto la asombrosa y variadísima realidad natural
y cultural del mundo hispanoamericano, como el misterio de la existencia. De ahí la
importancia de los mitos, las leyendas, la naturaleza en estado puro y las
supersticiones populares.

19
o Las renovaciones estéticas de las vanguardias europeas y norteamericanas. La
influencia del surrealismo será decisiva, sobre todo a través de la figura de Carpentier
que elabora su teoría sobre “lo real maravilloso americano” inspirado por los modelos
de los surrealistas franceses, por sus propias experiencias como viajero en Haití y,
curiosamente, por sus lecturas de Bernal Díaz del Castillo que muestran el impacto del
nuevo mundo en los recién llegados europeos. Así, se valora la inspiración y el
inconsciente, se introducen elementos cotidianos descontextualizados, y se incorpora a
la literatura el mundo de los sueños
o Las transformaciones políticas y sociales que se iniciaron con la Revolución cubana
(1959).

Esta tendencia CONSISTE básicamente en la adjudicación de elementos fantásticos a la


realidad (que “no tiene límites” como afirma Vargas Llosa), presentados de una manera
natural y espontánea. En general, se desarrolla en ambientes reales, en un mundo totalmente
realista en el cual se introducen situaciones inverosímiles. No obstante, esta transgresión de
los esquemas de la realidad se narra desde la cotidianeidad y no suscita al asombro de los
personajes o el narrador. García Márquez dijo que quería destruir la línea de demarcación que
separa lo que parece real de lo que parece fantástico.

Para Isabel Allende la originalidad de la literatura latinoamericana reside en darle igual valor a
la realidad objetiva y a la subjetiva. Y añade: "El realismo mágico es la capacidad de ver al
mundo en varias dimensiones, de ver cómo nos influyen fuerzas invisibles. Los espíritus de La
casa de los espíritus no son siempre fantasmas: con frecuencia se trata de pasiones y temores,
y de esas cosas invisibles que impulsan a la familia y que de alguna manera determinan el
destino del país’’.

20
RASGOS CARACTERÍSTICOS

Las características generales del Boom se corresponden con las características del Realismo
mágico y ya se han tratado al establecer las
características del Posboom. Nos centraremos
ahora en las características que singularizan esta
tendencia dentro de las tendencias del Boom, dada
su influencia en el Posboom.

Entre los rasgos característicos del Realismo mágico


destaca la presencia de hechos que sólo pueden
interpretarse como ejemplos de lo mítico-
legendario, lo sobrenatural y lo puramente
fantástico. Estos rasgos pueden observarse en La
casa de los espíritus, especialmente en la primera
parte donde hay un interés por lo inusitado y la inverosimilitud

MÍTICO-LEGENDARIO

En primer lugar, en lo referente a lo mítico-legendario encontramos la figura de Pedro


primero. Su sabiduría popular remite a lo antiguo, a las tradiciones y mitos de América Latina,
con un claro componente mágico irreal que se hace patente en acciones como el hecho de que
sea capaz de subsanar una plaga de hormigas mediante el habla o recomponer el esqueleto de
Esteban Trueba.

En esta línea de tradiciones podemos destacar asimismo la mancha de nacimiento de Alba, las
momias de Santigny o la figura de Barrabás, un extraño animal del que no llegamos a saber si
pertenece a una exótica raza de perros o es una especie desconocida y que es descrito como
un animal casi mitológico: “A los seis meses era del tamaño de una oveja y al año de las
proporciones de un potrillo…comentaron a dudar de que fuera realmente un perro, especularon
que podía tratarse de un animal exótico…Nívea observaba sus pezuñas de cocodrilo, y sus
dientes afilados…Pero Barrabás no daba muestras de ninguna ferocidad, por el contrario. Tenía
los retozos de un gatito…con hocico de caballo apoyado en la mano de la niña...Era negro y
silencioso como una pantera...habría llegado a tener el tamaño de un camello. La gente lo creía
una cruza de perro con yegua”.

21
SOBRENATURAL

Dentro de este tipo de hechos, Mario Vargas Llosa diferenció entre los mágicos -
premoniciones, maldiciones...- y los milagrosos -levitaciones, telequinesias…- al estudiar la
novela de García Márquez.

En el realismo mágico de la novela es importante la figura de Férula Trueba por dos razones.
Primero, por su profecía, en la cual predice el encogimiento físico de su hermano, que acaba
produciéndose. En segundo lugar destaca su aparición como espíritu que guarda relación con
el mundo de lo sobrenatural que se halla muy presente en la obra alrededor de la figura de
Clara del Valle.

La muerte está presente, es una prolongación de la vida, los muertos y los vivos conviven con
naturalidad sin que se produzca extrañeza. Clara le dice a su nieta Alba: Agregó que si ella
podía comunicarse sin dificultad con las almas del Más Allá, estaba totalmente segura de que
después podría hacerlo con las almas del Más Acá, de modo que en vez de lloriquear cuando
ese momento llegara quería que estuviera tranquila, porque en su caso la muerte no sería una
separación, sino una forma de estar más unidas (337).

En muchas ocasiones este mundo sirve a Clara de refugio ante el exterior (junto a sus
cuadernos de anotar la vida). «Entró en la juventud dentro de las paredes de su casa, en un
mundo de historias asombrosas [...] y donde los objetos tenían su propia vida, los aparecidos
se sentaban a la mesa y hablaban con los humanos, el pasado y el futuro eran parte de la
misma cosa y la realidad presente era un caleidoscopio de espejos desordenados donde todo
podía ocurrir. [...] Clara habitaba un universo inventado para ella, protegida de las
inclemencias de la vida, donde se confundían la verdad prosaica de las cosas materiales con la
verdad tumultuosa de los sueños, donde no siempre funcionaban las leyes de la física o la
lógica. [...] tan feliz, que no sintió la necesidad de hablar en nueve años». (131). Como vemos,
tras la muerte de Rosa, se adentra en un continuado silencio que se verá interrumpido por otra
de sus premoniciones: su boda. Quizás, su visión más exótica es la que la lleva a encontrar la
cabeza de su madre (muerta en un accidente), que permanecerá durante años en el trastero
de la casa.

Este mundo sobrenatural aparece descrito como si se tratara de algo real y cotidiano y
viceversa (“la guerra, los inventos de la ciencia, el progreso de la industria […] Eran cuentos de
hadas para las campesinas”); en una mezcla que entrevé una seña de identidad de las raíces
culturales de la Hispanoamérica rica, profunda e indígena. Todo esto justifica el título de la
obra: La casa de los espíritus.

22
FANTÁSTICO

Otro de los aspectos a destacar del Realismo Mágico en la novela son los patrones de
comportamiento o físicos un tanto fantásticos que se repiten en la familia Trueba Del Valle
(pelo verde de Rosa y Alba, el mantel de Rosa, el hecho de que Alba también vea espíritus
cuando se encuentra en la ‘’perrera’’, el largo mutismo de Clara, etc...).

MUNDO FEMENINO

Salvo el tío Marcos y Nicolás, que participan de las extravagancias de las mujeres, todos los
personajes masculinos formarán un mundo real, pragmático y tangible que se mantiene ajeno
al mundo de la magia que representa la casa de la esquina, poblada de espíritus. Por tanto, el
mundo mágico de Isabel Allende está, sobre todo, asociado al mundo de las mujeres. Nívea,
madre de Clara, es especialmente comprensiva con las dotes de su hija; Blanca, hija de Clara,
hereda la predilección de su tía por elaborar artesanalmente bestias extrañas. Incluso Alba, es
capaz de ver los espíritus, especialmente el de su abuela Clara que le sugiere que escriba el
libro. Todas ellas están unidas por el simbolismo del nombre, que remite a ideas de claridad y
pureza: [Clara] se vestía de blanco, porque decidió que era el único color que no alteraba su
aura (176).

Y aunque lo mágico parece estar asociado a lo femenino, mientras transcurre la realidad en el


mundo de los hombres, las mujeres no son ajenas a esa realidad e, incluso, cogen las riendas
de complicadas situaciones (hasta la propia Clara lo hace cuando su marido sufre el accidente)
del mismo modo que el Realismo mágico se ancla en la realidad y la interpreta.

23
MODELO: CIEN AÑOS DE SOLEDAD

El modelo más cercano a la obra de Isabel Allende


respecto al Realismo mágico es la obra García
Márquez Cien años de soledad, tal y como ha
estudiado Nicasio Urbina, por lo que se pueden
destacar RELACIONES más concretas:

 Al igual que la obra de Isabel Allende, García


Márquez nos habla de una saga familiar: la de la
familia Buendía.
 Si hablamos del espacio en los cuales se
desarrolla la historia, no hay similitud entre los
macroespacios de ambas obras. En la obra de García Márquez, la historia se desarrolla
en un espacio inventado: Macondo, el mundo donde nacen y mueren unos personajes
y sus prodigios (se cree que Macondo se inspiró en Aracataca). Sin embargo, el espacio
en el cual se desarrolla la historia de La casa de los espíritus, aunque no sepamos su
nombre, es Chile. No obstante, sí encontramos similitudes entre los microespacios: la
casa de la familia Buendía y la gran casa de la esquina, el hogar de Clara del Valle. La
casa de los Buendía no era sólo la más grande del pueblo sino también la más
hospitalaria. En ella se albergan las distintas generaciones hasta la desaparición del
último miembro de la familia. Finalmente esta casa acaba destruida. La gran casa de la
esquina es una casa de referencia y en ella viven las diferentes generaciones de los
Trueba (alternándose con las Tres Marías). También será un espacio mítico, con su
distribución laberíntica y caótica, donde Clara tiene sus reuniones sociales, con vivos y
muertos, y donde también tienen lugar los prodigios. Al igual que en la otra obra, esta
casa también termina convertida en una ruina cuando su dueña, Clara, muere,
transformándose en un espacio fantasmal por el que vagan los espíritus de los ya
desaparecidos y los fantasmas de los que quedaron vivos tras la gran tragedia del
estropicio (Esteban Trueba y su nieta).
 Estas casas tienen un alma y una esencia, la de las mujeres que la habitan. Úrsula
Iguarán y Clara del Valle, ya que son el eje central del mundo evocado. El sexo
femenino impera en el domicilio de los Buendía y en el domicilio de los Trueba a pesar
de que Esteban, pretende imponer su voluntad, pero no lo consigue salvo en Las Tres

24
Marías, donde él es el dueño y señor, y tiene trabajadores bajo su mando. Clara, que
se caracteriza por ser un personaje misterioso, siempre distante y sobre todo
mágico, es la máxima representante del realismo mágico que impregna toda la obra:
Clara practica la adivinación (``Se habían habituado a los presagios de la hermana
menor. Ella anunciaba los temblores con alguna anticipación (...) y a los seis años Clara
predijo que el caballo iba a voltear a su hermano Luis´´), la comunicación con los
fantasmas y el movimiento de los objetos, como el salero mientras toda la familia está
comiendo. Además tiene amigos espiritistas, como las hermanas Mora y el Poeta, a
quienes recibe en su casa.
 También tendrá magia Rosa la Bella, Remedios la Bella en Cien años de soledad. Rosa
la Bella es irreal: su pelo verde y su increíble belleza la hacen inasequible a los
hombres (``Se corrió la voz de que les había nacido un ángel, (...).tenía algo de pez y si
hubiera tenido una cola habría sido una sirena, pero sus dos piernas la colocaban en un
límite impreciso entre la criatura humana y el ser mitológico); en la obra se le describe
como a la `criatura más hermosa nacida en la tierra desde el pecado original’. Al igual
que Remedios, Rosa muere joven, aunque tienen muertes distintas: Remedios la Bella
sube al cielo en cuerpo y alma, como si de un milagro de tratase, mientras que Rosa
muere envenenada por accidente.
 También es posible establecer relaciones entre otros personajes: Las genialidades del
tío Marcos evocan al febril patriarca Aureliano Buendía; los gemelos, Jaime y Nicolás
Trueba presentan simetría con Aureliano Segundo y José Arcadio Segundo; Blanca
Trueba presenta similitudes con Meme Buendía (amor por un hombre de baja
condición social, reclusión en un colegio, maternidad prohibida...); el conde Jean de
Santigny evoca la imagen de Pietro Crespi y del belga Gastón; Jaime Trueba encerrado
en su túnel de libros reedita la imagen del cuarto de Melquíades y sus sucesivos
habitantes, especialmente Aureliano Babilonio, esposo de Amaranta Úrsula.
 Un rasgo importante del realismo mágico es la objetivación de lo fantástico y la
banalización de lo insólito. Lo raro, lo extraño, es aceptado con naturalidad y colocado
dentro de un mismo plano. En general, aparece, en ambas obras, sin previo aviso y es
aceptado por los presentes como costumbre y rutina, sin que tengan consecuencias en
los demás. En Cien años de soledad un cura entra en levitación, los niños pueden nacer
con cola de cerdo, los objetos domésticos se mueven solos o los conejos se multiplican
inconteniblemente gracias a los cuidados de Petra Cotes. En La casa de los espíritus,
Clara tiene la capacidad de mover saleros de la mesa, tocar el piano con la tapa
cerrada o mover banquetas de tres patas. Un perro puede tener dimensiones

25
semejantes a un camello (Barrabás) y un indio anciano puede terminar con una plaga
de langostas sin utilizar insecticida alguno. Y todo ello es aceptado con naturalidad;
porque la lógica de lo maravilloso estriba en ello: en asumir esa realidad, no como algo
raro o extraño, sino como un conjunto de situaciones coherentes y aceptables que
tienen lugar en dos espacios míticos donde todo es posible: Macondo y la gran casa de
la esquina.
o Además, ambos autores ponen énfasis en lo poco frecuente y descomunal, presentan
un mundo azotado por catástrofes telúricas (diluvio en macondo, terremoto en la
casa), un mundo primitivo, mágico y bárbaro que se aprecia en la naturalidad con la
que los espíritus se pasean por la casa... Clara sintió que el suelo se sacudía y no pudo
sostenerse en pie... El estanque de agua se ladeó y cayó al suelo desparramando mil
litros de agua sobre las gallinas sobrevivientes que aleteaban desesperadas (206). La
primera sacudida del terremoto duró casi un minuto y fue la más fuerte que se había
registrado hasta esa fecha en ese país de catástrofes (207).
o La distorsión del tiempo que se percibe como cíclico, el final que enlaza con el
principio, y las anticipaciones y retrospecciones frecuentes, contribuyen a provocar
una sensación de realidad e irrealidad a un tiempo.

Lo que DIFERENCIA básicamente las propuestas de García Márquez y Allende es el


trato de la mujer: fatalidad frente a liberación. Las mujeres de García Márquez son machistas,
viven una fatalidad sin rebeldía, mientras las de Allende saben lo que es el amor, único recurso
contra la violencia, y lo utilizan en su denuncia implícita o explícita del machismo, en su
incipiente lucha por la igualdad de derechos. Amor de pareja desde luego; pero siempre amor
como terapia porque «lo único que quita el asma es el abrazo prolongado de un ser querido».
En definitiva, Isabel Allende tiene una empatía con sus mujeres que en Cien años de soledad no
aparece.

26
27
HECHOS HISTÓRICOS MUNDIALES

Periodo convulso con el breve paréntesis de los “felices años 20”.


-1914: Inicio de la 1ª Guerra Mundial.
1900-1940 -1917: Revolución Rusa.
-1918: Fin de la 1ª Guerra Mundial.
-1936-1939: Guerra Civil.
-1939: Inicio de la 2ª Guerra Mundial.

-1945: Fin de la 2ª Guerra Mundial.


-1948: Creación de la OEA (Organización de Estados Americanos).
1940-1960 (América acoge a emigrantes europeos, exporta a los países implicados y vive un
periodo de cierta estabilidad, pero la riqueza no llega al pueblo)
-1959: Revolución Cubana

-1961: Construcción del muro de Berlín.


-1965: Envío de tropas de EEUU a Vietnam.
(Se intentó extender la experiencia cubana a otros países; pero, apoyados por
EEUU, dictadores golpistas toman el poder)
1960-1975 -1968: Golpe de estado en Argentina
-1975: Fin guerra de Vietnam.
-1975: Muere Franco.

-1976: Golpe de Estado en Argentina.


1975-1990 -1983: Fin de la dictadura argentina
-1989: Caída del muro de Berlín y de la dictadura chilena

-1991: Guerra del Golfo.


1990… -1991: Disolución de la URSS.
-1999: Bombardeo de Serbia por la OTAN.
-2003: Ataque a Irak por la coalición formada por EE.UU e Inglaterra.

28
HECHOS HISTÓRICOS DE CHILE QUE SE CORRESPONDEN CON LA CASA DE LOS ESPÍRITUS

Época caracterizada por una profunda crisis económica, el caciquismo y una


gran inestabilidad política:
-1918 Elecciones parlamentarias
1900-1940 -1932: Reformas sociales tras la llegada del presidente Arturo Alessandri.
-1938: Elecciones ganadas por el Frente Popular (Agrupación de partidos de
izquierda).
-1939: Gran seísmo en Chile (terremoto de Chillán)

Alternancia entre partidos de izquierda y derecha:


-1942: Juan Antonio Ríos gana las elecciones.
-1943: Ruptura de las relaciones con Japón y Alemania.
-1945: Salvador Allende senador.
-1946: Muerte del Presidente. Presidente Gabriel González Videla.
-1947: González Videla rompe relaciones con el Partido Comunista.
1940-1960 -1952: Elecciones presidenciales.
Primer derecho al voto de las mujeres.
-1954: Huelga general para legalización del Partido Comunista.
-1956: Organización de Frente de Acción Popular.
-1957: Creación del Partido Demócrata Cristiano.
-1958: Elecciones presidenciales. Derogación de la Ley de legalización del Partido
Comunista.
-1960: Terremoto de Valdivia.

-1962: Ley de Reforma Agraria.


-1964: Elecciones presidenciales.
-1965: Creación del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), de tendencia
guevarista.
-1966: Fusión del Partido Liberal y Conservador en el Partido Nacional.
1960-1975 -1969: Masacre de Puerto Montt.
-1970: Elecciones ganadas por Salvador Allende.
-1972: Unión de la Democracia Cristiana con la Derecha en la Coalición Democrática
(CODE).
-1973: Golpe militar del General Augusto Pinochet y comienzo de su Dictadura.
Muerte de Salvador Allende defendiendo el palacio de gobierno. Muerte de
Pablo Neruda.
-1974: Pinochet, presidente de la República.

29
HECHOS HISTÓRICOS DE CHILE (CONTINUACIÓN)

-1976: Chile abandona el Pacto Andino.


-1978: Conflicto con Argentina por las Islas del Canal Beagle. Ley de Amnistía: evita
investigar las violaciones a los derechos humanos.
-1983: Comienzo de las Jornadas Nacionales de Protestas contra el Gobierno.
Creación del Movimiento de Derecha de la Unión Democrática Independiente.
Formación del Frente Patriótico Manuel Rodrigues para la lucha armada contra la
1975-1990 dictadura.
-1987: Concertación de Partidos formados por Partido Demócrata Cristiano, Partido
por la Democracia, Partido Socialista, Partido Radical y otras agrupaciones. Fin del
exilio.
-1989: Primeras Reformas para la Constitución de 1980. Elecciones
presidenciales ganadas por el líder Democratacristiano Patricio Aylwin.

-1994: Eduardo Frei (democratacristiano) es elegido presidente.


-1995: La Corte Suprema condena a la cúpula de la DINA por el asesinato de Orlano
Letelier.
1990… -1996: Chile ingresa al Mercosur.
-1998. Pinochet es arrestado por orden del juez Garzón en Londres.
-1999: Pinochet regresa a Chile por razones de salud.
-2000: Ricardo Lagos Escobar es elegido presidente.

La realidad histórica que se agudizó en Hispanoamérica a partir de 1971. Durante


muchos años el golpe de Estado fue un instrumento habitual para el derrocamiento de
gobiernos en el Tercer Mundo. La pobreza, la insuficiente madurez política, económica y
social, y una larga tradición de liderazgo militar, hicieron que muchos países fueran
especialmente propensos a derrocar a los gobiernos de este modo. Es necesario citar al
terrorismo de estado, la utilización por parte de un Gobierno de métodos ilegítimos orientados
a inducir el miedo en una población civil para alcanzar sus objetivos sociales, políticos o
militares. Estos regímenes totalitarios se caracterizaban por un monopolio de los medios de
comunicación, la imposición de una ideología sólida y unitaria, la exigencia de obediencia, y un
aparato de policía secreta y de campos de concentración para disciplinar e incluso exterminar
a los adversarios y disidentes. Los líderes potenciales de la oposición eran aislados,
encarcelados, exiliados o torturados y asesinados.

30
La autora vivió en Chile una época marcada por la rivalidad política y el golpe de
Estado del General Pinochet (1973), que provocó el suicidio de su tío Salvador Allende y el
exilio de ella y su familia a Venezuela, donde vivió 13 años.

¿Qué recuerdos tiene del día del golpe?


Aquel día salí muy pronto para el trabajo. Noté que las calles estaban vacías,
sólo había camiones militares. No tenía radio en el coche. "Debe ser un golpe
militar", pensé, aunque no sabía realmente lo que era un golpe militar. La
redacción de la revista estaba cerrada con candado. Fui a ver a un amigo, don
Osvaldo Arenas, profesor en el Instituto Nacional, un colegio que estaba a
pocas manzanas del Palacio de la Moneda. Allí estaba él, completamente solo,
con una radio portátil. Lloraba: "¡Van a bombardear La Moneda, van a matar
al presidente!". Yo le dije: "No, don Osvaldo, ¿cómo puede pensar que vayan a
bombardear La Moneda?". ¡Para un chileno era un hipótesis impensable! Sin
embargo, en ese mismo momento, comenzaron a pasar los aviones por encima.
Subimos a la terraza y en la radio oímos la voz del presidente, despidiéndose del
país con su famoso discurso: "Algún día volverán a abrirse las grandes
alamedas por las que paseará el hombre libre". Vimos las bombas caer sobre La
Moneda, el estruendo, la humareda. Ahí comenzó el toque de queda… 48 horas
sin poder salir a la calle. Nunca imaginé que algo así pudiera pasar en Chile,
un país con una democracia sólida y establecida desde hacía 160 años,
conocido como "la Inglaterra de Latinoamérica". El que hubiera campos de
concentración y centros de tortura por todo el país fue una revelación. La
brutalidad y la violencia ya habían estado ahí, ocultas entre las sombras, pero
para mí fue como despertar a una pesadilla. Mi marido, que trabajaba en el
ramo de la construcción, tuvo que llevarles comida a los trabajadores aislados
por el toque de queda. Íbamos lentamente en el coche, con una bandera blanca,
y nos obligaron a detenernos unas 10 o 20 veces. Mientras recorríamos las
calles, pude ver cadáveres, quemas de libros y a gente cubierta de sangre siendo
arrastrada hasta el interior de unos camiones. (Entrevista a Isabel Allende)

Tras haber sufrido el golpe de Estado y comprender la autora que su abuelo estaba
cercano a la muerte, empezó a escribirle una carta que más tarde se convertiría en la famosa
novela.

31
NOVELA TESTIMONIAL

DEFINICIÓN

“Escribo, ella escribió, que la memoria es frágil y el transcurso de la vida es muy breve y sucede
todo tan deprisa, que no alcanzamos a ver la relación entre los acontecimientos, no podemos
medir la consecuencia de los actos, creemos en la ficción del tiempo, en el presente, en el
pasado, en el futuro, pero puede ser también que todo ocurre simultáneamente, como decían
las hermanas Mora, que eran capaces de ver en el espacio los espíritus de todas las épocas. Por
eso mi abuela Clara escribía en sus cuadernos, para ver las cosas en su dimensión real y para
burlar a la mala memoria”. (Epílogo)

La trama de La casa de los espíritus se centra sobre la vida de la familia Trueba a lo largo de
cuatro generaciones y sigue los movimientos políticos y sociales del país en el que viven
(Chile) desde la fase postcolonial de principios del siglo XX hasta el golpe de estado de
Pinochet. A lo largo del relato se van perfilando los avatares de este país, marcado por la
inestabilidad política, las luchas por el poder y las convulsiones sociales que caracterizarán al
mundo occidental y latinoamericano de este periodo histórico.

Aunque no aparezcan los nombres de los personajes más significativos, todos los aspectos
socio-políticos son tratados de una manera muy exacta y acorde a la realidad. La razón de
ello es que Isabel Allende vivió en primera persona muchos de estos acontecimientos.

Así, podemos clasificar la obra como NOVELA TESTIMONIAL, una tendencia muy popular en la
literatura hispanoamericana en los años 80.

Según Carmen Gloria Godoy (La casa de los espíritus: familia, nación y clases), la novela es una
metáfora de la familia como nación. La historia de Chile es la historia de los Trueba, la alianza
matrimonial, los vínculos de parentesco existentes entre la oligarquía y la alta burguesía, entre
los conservadores y los liberales, entre el laicismo y la religión, etc. Es evidente que en la obra
se reflejan las contradicciones entre el campo y la ciudad, la lucha de clases, las confusiones
o certezas ideológicas. Isabel Allende expone los horrores de la junta militar, pero también los
peligros de una dictadura marxista.

32
Para Bárbara Kelley Fraser se trataría del libro más importante de una vertiente concreta de
esta tendencia novelística: LA HISTORIA MORAL (representación de eventos reales por medio
de una lente afectiva que examina los motivos individuales de los actantes y al mismo tiempo
denuncia o elogia los acontecimientos, los personajes históricos y los procesos socio-políticos).
La combinación de referencia histórica y elementos sentimentales pretende implicar al lector
en un ejercicio de reflexión moral que le conduzca a adoptar una postura propia, que se espera
coincida con la de la autora.

El retrato de la sociedad y la historia chilena simboliza también la historia de la humanidad


en su proceso de búsqueda de la igualdad entre hombres y mujeres, entre ricos y pobres,
entre ciudad y campo, entre la esperanza y la desesperanza que se perciben en las últimas
palabras de la lectura. El testimonio de Alba será personal y colectivo, dará voz a los que han
sido acallados. La memoria se enlaza así con el testimonio, la Historia.

33
ASPECTOS SOCIALES

IDELOGÍA, CLASE SOCIALES E INSTITUCIONES

En la novela se retratan todas las clases sociales de Chile cuya repercusión en la política fue
progresiva a lo largo del siglo pasado.

A finales del siglo XIX existían únicamente dos clases sociales: la clase alta y la clase social baja.
Una clase media con solvencia económica no apareció hasta las postrimerías del siglo XX.

Respecto a la CLASE ALTA, el modelo social que prevalece en la novela es el de la oligarquía


terrateniente representado por Esteban Trueba que pertenece a una familia criolla. Su
patrimonio procede de las explotaciones mineras y de la hacienda heredada. Severo del Valle,
cuya posición económica procede de su profesión liberal y de los negocios, sostiene ideas
políticas liberales y simboliza la modernidad y el progreso: defiende el laicismo, los avances
técnicos y la participación de la mujer en la vida política; pero representa asimismo la clase alta
dominante. La familia del Valle aceptará bien a Trueba como yerno dos veces porque eran
comunes las alianzas entre latifundistas y jefes de industria.

La clase social BAJA es una clase sumisa y resignada. Pero también surgen voces discrepantes
que propagan ideas revolucionarias marxistas, representadas por Pedro Tercero (mundo
rural) y Miguel (mundo urbano).

La polarización social entre una minoría privilegiada y una mayoría oprimida no deja apenas
espacio para la silenciosa clase MEDIA. Amanda encarna a este sector social que se ha
trasladado a la ciudad en busca de oportunidades, para huir de la pobreza, y que apenas logra
sobrevivir en la urbe. Amanda vive en unas condiciones que rayan la miseria, pero que resultan
tan invisibles para Nicolás, como lo es la propia clase media en el contexto de la vida urbana,
hasta llegar a confundirse con las clases bajas: “Amanda le contó de su pasado, de su familia,
de un padre alcohólico que era profesor en una provincia del Norte, de una madre agobiada y
triste que trabajaba para mantener a seis hijos y de cómo ella, apenas pudo valerse por sí
misma, se fue de la casa. Había llegado a la capital de quince años, a casa de una madrina
bondadosa que la ayudó por un tiempo. Después, cuando su madre murió, fue a enterrarla y a
buscar a Miguel, que era todavía una criatura en pañales”.

34
Veamos un esquema que relaciona la realidad social de Chile con los personajes de la novela.

Clases y posturas sociales Personajes en la novela

Tradicionalistas y Liberales Severo del Valle


capitalistas
Conservadores Esteban Trueba

Alienados y Fantasiosos Tío Marcos


aburguesados: Nicolás
Clase alta
Feministas Nívea
Clara
Blanca

Comprometidos: solidarios Jaime*


Alba

Revolucionarios Por las armas Miguel


de izquierdas:
Por las palabras Pedro Tercero García

Clase marginal Enajenada o idealista: Amanda


drogas-hippies
Clase baja
Poderosa: Tránsito Soto
prostitución

Clase emergente: Esteban García,


despotismo de milicia y rencor nieto ilegítimo de E. Trueba

Humildes y conformistas Pedro García


Pedro Segundo García
Campesinado
Servicio doméstico
* Jaime representa la confrontación de la familia por culpa de temas políticos: se cambia el
apellido porque todo el mundo lo identificaba con la figura de su padre y le insultaban, y él no
compartía sus ideas políticas.

El retrato social de la novela queda completo con la figura del conde Jean de Satigny. Afirma
ser un aristócrata europeo entusiasmado con la vida en América: el título lo colocaba en un
nivel diferente al de los otros emigrantes. Satigny representa en la obra la influencia
perniciosa del imperialismo extranjero; así lo confirman sus oscuras actividades de expolio de
las excavaciones y el tráfico de momias y antigüedades.

35
Aparecen también en la obra dos INSTITUCIONES de poder absoluto: el Ejército y la Iglesia.

El EJÉRCITO está representado en la obra por Esteban García, coronel identificado con los
golpistas.

La IGLESIA presenta una visión de la religión más ligada a costumbres y tradiciones que a la
difusión de creencias, y aparece defendiendo dos posturas opuestas: la reaccionaria y la
progresista (próxima a la Teoría de la Liberación).

 La reaccionaria está representada por el Padre Restrepo y apoya el golpe militar.


Isabel Allende critica y se burla de la iglesia reaccionaria por medio del personaje bufo
del padre Restrepo. El jesuita pronuncia un horrísono sermón ultraconservador contra
los excesos de los «vientos de modernismo»: el secularismo o laicismo de Severo del
Valle (ateo y masón) y el feminismo de Nívea. La pequeña Clara, a sus diez años,
interrumpe el sermón del cura diciendo: «si el
cuento del infierno fuera mentira, nos chingamos
todos».

 La progresista, representada por un sector


marginal de la iglesia, protege a los perseguidos
políticos. Las menciones en la novela son
esclarecedoras de la posición de la autora que sólo
ve con buenos ojos la postura progresista. El viejo
indio Pedro García, con su sabiduría popular, le dice
a su hijo Pedro Segundo: «Hijo mío, la Santa Madre
Iglesia está a la derecha, pero Jesucristo siempre
estuvo a la izquierda»

A la presencia del poder institucional de la Iglesia, se unen, en un sincretismo característico de


América Latina, la pervivencia de las supersticiones indígenas y el naciente espiritismo, que
empezó a introducirse en la sociedad decimonónica.

MUNDO RURAL/MUNDO URBANO

La novela refleja la estructura económica y social de Chile, de base eminentemente rural, con
escasa industrialización, y cuya riqueza procede tanto de los grandes latifundios como de la
explotación de las minas (plata, cobre y salitre). De hecho, el patrimonio de Esteban Trueba
procede de las explotaciones mineras y de la recuperación de la hacienda heredada.

36
A través de La hacienda (San Carlos, a 375 km al sur de la capital), la autora describe la pésima
situación del MUNDO RURAL en aquella época y denuncia las marcadas diferencias sociales
del campo: riqueza y poder, frente a pobreza y falta de derechos.

 Trueba reconstruye completamente el viejo fundo abandonado y se preocupa de sus


trabajadores desde una actitud paternalista: les da casa, comida, educación (en una
escuela donde no se producen más conocimientos que los básicos para evitar “ideas
inapropiadas a su estado y condición”) y protección: “Yo era un padre para ellos”
“Esta pobre gente no tiene cultura ni educación, no pueden asumir responsabilidades,
son niños ¿Cómo van a
saber lo que les
conviene?”. “Yo soy el
patrón ahora. Se
acabó la fiesta, vamos
a trabajar. Al que no le
guste la idea, que se
vaya de inmediato. Al
que se quede no le
faltará de comer, pero
tendrá que esforzarse.
No quiero, flojos ni
gente insolente, ¿me
oyeron?”
 Pero tiene un dominio y poder absoluto sobre los campesinos, y abusa de esa situación
de superioridad, por ejemplo violando a numerosas campesinas (esta situación hace
referencia a la Edad Media, cuando los señores hacían uso del derecho de pernada).
 Los campesinos, al no haber podido optar a una educación, son prácticamente
analfabetos (”Los campesinos daban a los niños sólo el pan y alimentaba a los cerdos
con la leche y los huevos”) y, por tanto, temen y obedecen ciegamente al patrón, del
que dependen para todo: tienen que comprar en sus almacenes (pero no con dinero,
sino con una especie de vales de color rosa), no pueden votar libremente y si alguno
incumple las normas, como señor de horca y cuchillo les castigará duramente: “No
quiero estar aquí cuando encuentre a mi hijo patrón -fueron las últimas palabras de
Pedro Segundo García antes de partir al trote hacia la carrera”

37
 Los campesinos muestran una absoluta indiferencia hacia el mundo exterior: “Para
aquel impávido auditorio, las noticias de la radio eran lejanas y ajenas y el aparato se
desprestigió rápidamente cuando fue evidente que no podía pronosticar el estado del
tiempo”
 Las posiciones de poder se mantienen mediante la manipulación. Es el caso de la falta
de transparencia de las votaciones que otorgan la victoria al Partido Conservador.

Pero, acorde con los acontecimientos reales de la época, Isabel Allende va incorporando
elementos de cambio en el mundo rural. Por eso, cuando los aires revolucionarios (socialistas)
comienzan a extenderse por Latinoamérica, la llamada a la rebelión también llega a Las Tres
Marías.

 Primero a través de los discursos y las canciones de Pedro Tercero García (“las gallinas
unidas pueden vencer al zorro”), que conciencia a los campesinos y ejerce el papel de
elemento detonante de las demandas sociales. Esto determinará su posterior
persecución por los golpistas.
 Más tarde con las campañas políticas del Candidato que recorrerá la región en tren,
concienciando a las masas campesinas de que ellos son el eje principal del sistema y no
simples esclavos.

 Y, por último, con el triunfo de la Unión Popular en las elecciones de 1970 (Salvador
Allende es el primer mandatario de izquierda elegido por voto popular), se da una
nueva versión del campo con la reforma agraria, en la que se crean cooperativas, se
reparten las tierras y en la que por fin los campesinos son dueños de la tierra que
trabajan. La expropiación de la casa de Las Tres Marías es consecuencia del cambio del
poder en el gobierno y reflejo de la desaparición de la antigua organización social.
Pero la reforma agraria que respondió a las demandas de los campesinos, frustró a los
terratenientes: “No vamos a permitir que vengan a predicar contra el trabajo honrado,
el premio justo para el que se esfuerza…,porque si vamos al grano, el cuento de que la
tierra es de quien la trabaja, se les va a dar la vuelta, porque aquí el único que sabe
trabajar soy yo, sin mí esto es una ruina, y seguiría siéndolo”. ”Trataron de explicarle
que las cosas habían cambiado y ya no era el amo, pero no quiso escuchar a nadie”.

38
Por otra parte, Isabel Allende,
en el marco de la narrativa
hispanoamericana de finales
del siglo XX, incrementa la
preferencia por la “novela
urbana”. La casa de la esquina
(Santiago de Chile), en
contraposición a la hacienda,
se caracteriza por las formas
de la justicia social y de la
revolución, es un elemento
transgresor que se aparta del
discurso patriarcal de la clase
poderosa. A través de esta
casa, la autora nos ofrece una visión del MUNDO URBANO que contrasta notablemente con el
rural: la vida en el pueblo se caracteriza por el trabajo de la tierra y el aislamiento del resto del
mundo; la vida en la ciudad es más agitada y se entrega a la actividad política.

En el ambiente metropolitano aparece la alta sociedad chilena que vive rodeada de prejuicios y
restricciones:

 Se aborda el tema de las relaciones extramatrimoniales con Blanca que,


transgrediendo estas normas sociales, se somete a la desaprobación tanto de su padre
como de la comunidad.
 Otro tema que se trata en la obra es la existencia de una sociedad clasista en la que los
estamentos sociales están muy marcados, hasta el punto de no aceptar la interacción
entre las clases altas y las bajas. En la obra esto aparece a través de Esteban Trueba,
quien no soporta que Blanca mantenga relaciones con un campesino.

Los cambios políticos también afectan a este mundo urbano:

 Transito Soto organiza una cooperativa de prostitutas, demostrando así la fuerza que
cobran las clases obreras y su reorganización.

 Hay una huelga estudiantil en contra del gobierno conservador que es reprimida por el
ejército (casos como éste se dieron en la vida real).

39
LA CASA

La casa en Isabel Allende es un símbolo de la nación chilena. Es un espacio cerrado donde se


implantan valores basados en la autoridad burguesa y estos valores determinan la inclusión o
la exclusión de los miembros según se ciñan o no a la ideología dominante. Se excluye a los
izquierdistas, a los revolucionarios, a los hijos ilegítimos, etc.…

Esteban concibe la casa de la esquina como símbolo del poder, de la riqueza y del gusto de su
clase. Sus modelos estéticos son europeos y los prácticos norteamericanos, pueblos que él
considera superiores, y descarta el modelo de la familia Valle, construcción que responde a un
plan arquitectónico típicamente español, con algunos elementos criollos añadidos durante la
época de la colonia. Trueba rechaza su herencia histórica y cultural y desea construirse una
identidad según el modelo de origen anglo-sajón y francés, y esto coincide con la realidad
histórica de Chile que en esta época promocionaba un tipo de inmigración hacia su país que
favorecía a los habitantes del norte de Europa y que tuvo un éxito relativo, pues la inmigración
alemana fue pujante en el sur.

Algo parecido podríamos afirmar sobre la otra propiedad, Las Tres Marías, de la que el
protagonista se hace cargo en el capítulo II, levantándola de la ruina de siglos y
reconstruyéndola tras un terremoto (capítulo V) y la devastación de los campesinos en el
período socialista (capítulo XIII). Esta propiedad reproduce la estructura de los estados
feudales. Esteban se transforma en la encarnación del encomendero (señor feudal) del siglo
XVI tan pronto como toma el control de la propiedad. Los campesinos permanecen fosilizados
en su condición de siervos y se doblegan e intimidan ante la mera presencia del patrón.

Sin embargo estos principios son muy pronto desarticulados por las mujeres de la familia. Por
ejemplo, Clara, impulsada por sus valores místicos y comunitarios añade a la casa de la esquina
espacios y habitaciones en un desorden que contrasta con los preceptos arquitectónicos
impuestos por Esteban. Estas alteraciones permiten la entrada de un sin fin de personajes
marginados: las señoritas aficionadas a comunicarse con espíritus y otras mujeres con
aspiraciones liberales. Además de Clara, la casa es alterada por la presencia de su hija Blanca
que cría allí a su hija ilegítima y la trasmite una educación contraria a los valores
conservadores de su abuelo. Esta última termina también amparando en el sótano a su
amante izquierdista y a perseguidos por el régimen golpista.

En las Tres Marías, también Clara y su hija presentan resistencia a los valores del patriarcado e
impulsan y provocan cambios sustanciales como la creación de un taller.

40
MACHISMO/FEMINISMO

Otro aspecto social tratado en la novela es el MACHISMO. Las mujeres sufren una doble
discriminación por su estatus y por su género, viven totalmente anuladas y sometidas a la
violencia sexual del patrón y del marido, como podemos ver por medio de la figura de Esteban
Trueba:

 Deja a su hermana Férula a cargo del cuidado de su madre por ser mujer y él se va a
Las tres Marías a emprender un negocio.

 Pega a Clara y a Alba como muestra de poder sobre ellas.

 Puede mantener relaciones sexuales fuera del matrimonio con prostitutas.

 La dominación social y sexual se superponen.

Pancha: “Su sentido práctico le indicó que tenía que buscarse una mujer y, una
vez tomada la decisión, la ansiedad que lo consumía se calmó y su rabia
pareció aquietarse…La acometió con fiereza incrustándose en ella sin
preámbulos, con una brutalidad inútil…Pancha García no se defendió, no se
quejó, no cerró los ojos. Se quedó de espaldas, mirando el cielo con expresión
despavorida, hasta que sintió que el hombre se desplomaba con un gemido a
su lado. Antes que ella su madre, y antes que su madre su abuela, habían
sufrido el mismo destino de perra”.

Alba: “Sospecho que todo lo ocurrido no es fortuito, sino que corresponde a un


destino dibujado antes de mi nacimiento y Esteban García es parte de ese
dibujo. Es un trazo tosco y torcido, pero ninguna pincelada es inútil. El día en
que mi abuelo volteó entre los matorrales del río a su abuela, Pancha García,
agregó otro eslabón más a la cadena de hechos que debían cumplirse. Después
el nieto de la mujer violada repite el gesto con la nieta del violador y dentro de
cuarenta años, tal vez, mi nieto tumbe entre las matas del río a la suya y así,
por los siglos venideros, en una historia inacabable de dolor, de sangre y de
amor”

El linaje de los huachos saldaría cuentas en el cuerpo de las mujeres de los ricos. Pero
entonces, tanto las mujeres ‘condenadas al destino de perra’, como las otras, son solo
el objeto de un conflicto entre furiosos varones de una misma estirpe.

41
Durante los 50 primeros años del siglo XX, el aspecto más destacable de la historia de la mujer
chilena corresponde a la llamada «EMANCIPACIÓN FEMENINA» entendida como el proceso
del progresivo ingreso de la mujer al mundo de la política y la superación de su rol de ama de
casa. En 1913 aparecen en Chile los primeros movimientos femeninos organizados: clubes y
asociaciones de mujeres que buscaron mejorar la situación de la mujer y democratizar la
sociedad en términos de género. Una de las principales razones que explican esta
emancipación sería la toma de conciencia, por una gran cantidad de mujeres, de las carencias
en su educación.

Atendiendo a la realidad, contrastando con el machismo, aparece en la novela el feminismo y


la búsqueda de la libertad por parte de las mujeres: se reivindica el voto femenino, el acceso
de la mujer a la universidad y la protección a los menores.

Cada una de las protagonistas lucha, a su manera, reivindicando sus derechos y su igualdad
con los hombres. Todas ellas intentan evitar, desde su posición burguesa, la repetición del
esquema de dominación machista.

Nívea da mítines en las fábricas y se encadena a las rejas de la Corte Suprema para defender
los derechos de la mujer. Pero inmediatamente después se marcha a tomar el té con sus
amigas o regresa a sus actividades domésticas, sin que esta disonancia le cree ningún tipo de
conflicto: “Lo habían discutido con sus amigas sufragistas y habían llegado a la conclusión que
mientras las mujeres no se cortaran las faldas y el pelo, no se quitaran los refajos, daba igual
que pudieran estudiar medicina o tuvieran derecho a voto, porque de ningún modo tendrían
ánimo para hacerlo”

Clara, por el contrario, manifiesta una visión práctica que canaliza en sus actividades con las
mujeres en el fundo. Si bien permanece ligada por el matrimonio a Esteban, limita sus ansias
de dominación sexual y, al negarse a repetir su nombre en sus hijos varones, impide la
continuidad del esquema de dominación masculino.

Blanca defiende su independencia al criar a su hija sin la presencia de un varón y rechaza el


matrimonio como símbolo de sumisión. Su relación con Pedro Tercero García atenta contra el
esquema de clase, introduciendo una nueva perspectiva en las relaciones sociales, como ya
indicamos.

Finalmente, Alba se identifica, por amor, con la lucha política y, por su experiencia como
víctima de la tortura, con una acción de denuncia que se materializa a través de la escritura.

Por otra parte, la novela presenta a otras mujeres, pertenecientes a diversas clases sociales,
cuya lucha contra el modelo establecido se resuelve de diversas maneras:

42
El único personaje femenino que hace de su vida una declaración de independencia es la
prostituta Tránsito Soto: “A mí nadie me ha mantenido...Trabajo para mí, lo que gano me lo
gasto como quiero”. Ahora bien, su posición de poder está basada en los esquemas de
dominación que como prostituta acepta. La única opción que tiene Tránsito, que procede del
mundo rural, para ascender económicamente, aunque no en la consideración social, es la
prostitución, y la ‘liberación femenina’ parece no convenirle: “porque por culpa de la libertad
de las costumbres, el amor libre, la píldora y otras innovaciones, ya nadie necesitaba
prostitutas, excepto los marineros y los viejos. Las niñas decentes se acuestan gratis, imagínese
la competencia, dijo ella”.

Férula y la Nana, cada una desde su posición, aceptan y asumen el papel preestablecido.

Finalmente, en el epílogo se subraya la importancia de la mujer en la sociedad chilena como


pilar básico, que se convierte en el sostén de la familia, asumiendo tanto las tareas de cuidado
de los hijos como la administración de los recursos: “Era una de esas mujeres estoicas y
prácticas de nuestro país…mujeres que son el pilar central de muchas vidas ajenas…Le dije que
había corrido mucho riesgo al ayudarme y ella sonrió. Entonces supe que el coronel García y
otros como él tienen sus días contados porque no han podido destruir el espíritu de esas
mujeres”.

Por otra parte, para Bárbara Kelley Fraser, la postura feminista de Isabel Allende le da acceso
a una perspectiva más profunda de los sistemas de poder, dominación y violencia,
permitiéndole examinar el golpe no como un evento súbito, sino como fruto de los mismos
mecanismos de deshumanización que han estado presentes en Chile desde la conquista.

OTROS

Otros datos que nos sitúan en la sociedad de la época son:

 El pasado colonial: el apellido familiar de Trueba (el protagonista pertenece a una


ilustre familia criolla, por el lado de la madre llevaba el apellido más noble y linajudo
del Virreinato de Lima, su padre es un emigrante de primera generación), la
participación del abuelo de Pedro García el viejo en la expulsión de los españoles, una
sociedad descendiente de los más esforzados emigrantes castellanos y vascos, o
ceremonias que se mantienen desde los tiempos de la Colonia.

43
 Referencias a las
dos guerras
europeas y su
repercusión en
América
(emigración): La I
Guerra Mundial,
seguida por el
aliadófilo Severo del
Valle, y la Segunda,
por el germanófilo
Esteban Trueba.

 Referencias culturales: el existencialismo europeo, el consumo de hachís, los primeros


automóviles, que fascinaban a Severo del Valle…

MUNDO PRIMITIVO Y BÁRBARO

El conjunto de todos estos aspectos nos traen de la mano el mismo mundo primitivo y bárbaro
que había retratado el Boom.

La violencia se presenta tal y como ocurre en la vida cotidiana, produciendo la sensación de


una sociedad primitiva. En La casa de los espíritus no se investiga en la condición humana
como se había hecho en las novelas mágico-realistas del Boom, pero sí se expresan, como en
ellas, sin puritanismos ni prejuicios, los desórdenes morales, la injusticia social, el
asesinato... Allí pasaron Jaime y los otros dos días sin agua y sin alimento, pudriéndose en su
propio excremento, su sangre y su espanto, al cabo de los cuales los transportaron a todos en
un camión hasta las cercanías del aeropuerto. En un descampado los fusilaron en el suelo,
porque no podían tenerse de pie, y luego dinamitaron los cuerpos (419)

Las hipérboles y exageraciones remiten también a un mundo primitivo y bárbaro: Los modales
del tío Marcos eran los de un caníbal, como decía Severo... Hacía experimentos de alquimia en
la cocina, llenó toda la casa con humaredas fétidas y arruinaba las ollas con sustancias sólidas
que no se podían desprender del fondo. Mientras los demás intentaban dormir… enseñaba a
hablar en español a un loro cuya lengua materna era de origen amazónico (58). La exageración
se traduce también en una sensualidad desenfrenada: La acometió con fiereza incrustándose
en ella sin preámbulos, con una brutalidad inútil. Se dio cuenta más tarde por las salpicaduras
sangrientas en su vestido que la joven era virgen (106).

44
RELACIÓN TEMPORAL PERSONAJES / ACONTECIMIENTOS HISTÓRICOS
1884 Nace Trueba
1900 Nace Clara
1909 Trueba, 25 años:
comienzo de la novela
1910 Muere Rosa
Clara, muda
1914 I Guerra Mundial
1917 Revolución Rusa
1918 Fin I Guerra Mundial. El piloto Godoy cruza
la cordillera de los Andes
1919 Clara, 19 años:
Pedida de mano de Trueba
1921 Nace Blanca
1935 Blanca, 14 años.
Muere Férula
1936 Blanca y Pedro Tercero,
Tres años antes que el terremoto
1939 Terremoto de Chillán
II Guerra Mundial
1945 Blanca, 24 años: Salvador Allende, senador
Pedida del conde
1947 Nace Alba
1952 Elecciones presidenciales.
Voto femenino
1954 Alba, 7 años.
Muere Clara
1958 Elecciones presidenciales
1965 Alba, 18 años
Alba y Miguel
1970 Salvador Allende, presidente
1971 Trueba, 90 años
Novela escrita por Alba
1973 Golpe de Estado de Pinochet
Muere Neruda

45
PERSONAJES REALES
(no se usan los nombres reales por miedo a la dictadura)

En la novela aparecen personajes que encuentran un referente en la vida real. Algunos


son reproducciones exactas, otros están inspirados en ellos. Esta serie de personajes con los
trasuntos y nos permiten vincular de forma directa la trama narrativa con los acontecimientos
históricos que se desarrollan en Chile.

ISABEL ALLENDE: ALBA

El personaje de Alba, con su larga carta


motivadora del relato, no es otro que la propia
autora, Isabel Allende. Esa misma carta, que
remitió a su abuelo materno, es la que sirvió a la
autora para indagar en su pasado familiar y
la que acabó estimulándola para escribir La casa de
los espíritus. Algunos de los personajes de la
saga familiar también tiene su correlación: los
abuelos maternos, Clara y Esteban.
Sobre Clara decir que murió cuando la escritora era muy niña, por lo que muchas de las cosas
que Isabel sabe de su abuela son cosas que le han contado y que cree que están exageradas.
Pero esa abuela, inventada o no, le ha servido para la vida, la acompaña siempre en sus libros.
En todos ellos hay algún personaje con algunos matices más o menos que se parecen a Clara.

SALVADOR ALLENDE: 'EL CANDIDATO' Y 'EL PRESIDENTE'

Salvador Allende, tío de la autora, fue el primer marxista en acceder al poder por vía
democrática. Fue diputado, presidente del Congreso y candidato a
la presidencia en cuatro ocasiones. Finalmente, en 1970, lograría
la victoria de la mano de la Unidad Popular. En su corto mandato
nacionalizó el sector minero, subió el salario de los obreros, puso
en marcha la reforma agraria y congeló las subidas de precios. Los
tres años de gobierno de la Unidad Popular estuvieron marcados
por el boicot de la patronal y de la oposición que provocaron el

46
desabastecimiento de población y un clima de violencia creciente. La injerencia externa, de la
mano de la CIA, y la sublevación militar acabarían con su mandato. Murió fusil en mano en el
Palacio de la Moneda bombardeado por la aviación militar.
“Creía encontrarse en medio de una pesadilla. Se sentó en un sillón de terciopelo rojo,
con una pistola en la mano mirándola idiotizado. No sabía usarla. Le pareció que el
tiempo transcurría muy lentamente, en su reloj sólo habían pasado tres horas de ese
mal sueño´. Oyó la voz del presidente que hablaba por radio al país. Era su despedida”.
(CapítuloXIII)
En la novela se acusa al presidente de corrupto, por robar obras de arte y regalarselas a su
querida. Lo mismo sucedió con Salvador Allende, que, aunque casado, había formado pareja
con su secretaria, Miria Contreras. Éste es un detalle de la realidad externa, de conocimiento
público, que ha querido incluir la autora en su novela.

ALLENDE (MARIO BENEDETTI)


Para matar al hombre de la paz
tuvieron que imaginar que era una tropa,
una armada, una hueste, una brigada,
tuvieron que creer que era otro ejército,
pero el hombre de la paz
era tan sólo un pueblo
y tenía en sus manos un fusil y un mandato
y eran necesarios más tanques, más rencores
más bombas, más aviones, más oprobios
porque el hombre de la paz era una fortaleza
Para matar al hombre de la paz
para golpear su frente limpia de pesadillas
tuvieron que convertirse en pesadilla,
para vencer al hombre de la paz
tuvieron que afiliarse siempre a la muerte
matar y matar más para seguir matando
y condenarse a la blindada soledad,
para matar al hombre que era un pueblo
tuvieron que quedarse sin el pueblo.

47
PABLO NERUDA: 'EL POETA'

Siempre en un segundo plano, Pablo Neruda empieza a hacerse asiduo a las reuniones que
realiza Clara en su casa. Unas reuniones con personajes extravagantes que se sienten atraídos
por su sensibilidad especial: bohemios trasnochados y espiritistas. Allí comían, hacían las

sesiones sobre la mesa de tres patas y daban lectura de los versos del último poeta iluminado.
En la novela se recoge un acontecimiento histórico vinculado estrechamente a Pablo Neruda,
su funeral, que se convirtió en la primera manifestación pública contraria a la dictadura.
Neruda murió a los pocos días del bombardeo de la Moneda y, aunque ya estaba muy anciano
y enfermo, nadie duda que el golpe de estado acabara con sus últimas energías.
“La gente iba en silencio. De pronto, alguien gritó roncamente el nombre del poeta y
una sola voz de todas las gargantas respondió ¡Presente! ¡Ahora y siempre! Fue como si
hubieran abierto una válvula y todo el dolor, el miedo y la rabia de aquellos días saliera
de los pechos y rodara por la calle y subiera en un clamor terrible hasta los negros
nubarrones del cielo […] Poco a poco el funeral del poeta se convirtió en el acto
simbólico de enterrar la libertad”. (CapítuloXIII)

Confieso que he vivido. Chile, 14 de septiembre de 1973

Mi pueblo ha sido el más traicionado de este tiempo.


De los desiertos del salitre, de las minas submarinas del carbón, de las alturas terribles donde
yace el cobre y lo extraen con trabajos inhumanos las manos de mi pueblo, surgió un
movimiento liberador de magnitud grandiosa. Ese movimiento llevó a la presidencia de Chile a
un hombre llamado Salvador Allende, para que realizara reformas y medidas de justicia
inaplazables, para que rescatara nuestras riquezas nacionales de las garras extranjeras.
Donde estuvo, en los países más lejanos, los pueblos admiraron al presidente Allende y
elogiaron el extraordinario pluralismo de nuestro gobierno. Jamás en la historia de la sede de
las Naciones Unidas, en Nueva York, se escuchó una ovación como la que le brindaron al
presidente de Chile los delegados de todo el mundo. Aquí en Chile se estaba construyendo,
entre inmensas dificultades, una sociedad verdaderamente justa, elevada sobre la base de

48
nuestra soberanía, de nuestro orgullo nacional, del heroísmo de los mejores habitantes de
Chile. De nuestro lado, del lado de la revolución chilena, estaban la Constitución y la ley, la
democracia y la esperanza.
Del otro lado no faltaba nada. Tenían arlequines y polichinelas, payasos a granel, terroristas de
pistola y cadena, monjes falsos y militares degradados. Unos u otros daban vueltas en el
carrusel del despecho. Iban tomados de la mano el fascista Jarpa con sus sobrinos de Patria y
Libertad, dispuestos a romperles la cabeza y el alma a cuanto existe, con tal de recuperar la
gran hacienda que ellos llamaban Chile. Junto con ellos, para amenizar la farándula, danzaba
un gran banquero y bailarín, algo manchado de sangre; era el campeón de rumba González
Videla, que rumbeando entregó hace tiempo su partido a los enemigos del pueblo. Ahora era
Frei quien ofrecía su partido demócrata - cristiano a los mismos enemigos del pueblo, y bailaba
además con el ex coronel Viaux, de cuya fechoría fue cómplice. Estos eran los principales
artistas de la comedia. Tenían preparados los viveros del acaparamiento, los miguelitos, los
garrotes y las mismas balas que ayer hirieron de muerte a nuestro pueblo en Iquique, en
Ranquil, en Salvador, en Puerto Montt, en la Jose María Caro, en Frutillar, en Puente Alto y en
tantos otros lugares. Los asesinos de Hernán Mery bailaban con naturalidad santurronamente.
Se sentían ofendidos de que les reprocharan esos pequeños detalles.
Chile tiene una larga historia civil con pocas revoluciones y muchos gobiernos estables,
conservadores y mediocres. Muchos presidentes chicos y sólo dos presidentes grandes:
Balmaceda y Allende. Es curioso que los dos provinieran del mismo medio, de la burguesía
adinerada, que aquí se hace llamar aristocracia. Como hombres de principios, empeñados en
engrandecer un país empequeñecido por la mediocre oligarquía, los dos fueron conducidos a
la muerte de la misma manera. Balmaceda fue llevado al suicidio por resistirse a entregar la
riqueza salitrera a las compañías extranjeras.
Allende fue asesinado por haber nacionalizado la otra riqueza del subsuelo chileno, el cobre.
En ambos casos la oligarquía chilena organizó revoluciones sangrientas. En ambos casos los
militares hicieron jauría. Las compañías inglesas en la ocasión de Balmaceda, las
norteamericanas en la ocasión de Allende, fomentaron y sufragaron estos movimientos
militares.
En ambos casos las casas de los presidentes fueron desvalijadas por órdenes de nuestros
distinguidos aristócratas. Los salones de Balmaceda fueron destruidos a hachazos. La casa de
Allende, gracias al progreso del mundo, fue bombardeada desde el aire por nuestros heroicos
aviadores. Sin embargo, estos dos hombres fueron muy diferentes. Balmaceda fue un orador
cautivante. Tenía una complexión imperiosa que lo acercaba más al mando unipersonal.
Estaba seguro de la elevación de sus propósitos. En todo instante se vio rodeado de enemigos.
Su superioridad sobre el medio en que vivía era tan grande, y tan grande su soledad, que
concluyó por reconcentrarse en sí mismo. El pueblo que debía ayudarle no existía como fuerza,
es decir, no estaba organizado. Aquel presidente estaba condenado a conducirse como
iluminado, como un soñador: un sueño de grandeza se quedó en sueño. Después de su
asesinato, los rapaces mercaderes extranjeros y los parlamentarios criollos entraron en
posesión del salitre: para los extranjeros, la propiedad y las concesiones; para los criollos las
coimas. Recibidos los treinta dineros todo volvió a su normalidad. La sangre de unos cuantos
miles de hombres del pueblo se secó pronto en los campos de batalla. Los obreros más
explotados del mundo, los de las regiones del norte de Chile, no cesaron de producir inmensas
cantidades de libras esterlinas para la City de Londres.
Allende nunca fue un gran orador. Y como estadista era un gobernante que consultaba todas
sus medidas. Fue el antidictador, el demócrata principista hasta en los menores detalles. Le
tocó un país que ya no era el pueblo bisoño de Balmaceda; encontró una clase obrera
poderosa que sabía de qué se trataba. Allende era dirigente colectivo; un hombre que, sin salir

49
de las clases populares, era un producto de la lucha de esas clases contra el estancamiento y la
corrupción de sus explotadores. Por tales causas y razones, la obra de que realizó en tan corto
tiempo es superior a la de Balmaceda; más aun, es la más importante en la historia de Chile.
Sólo la nacionalización del cobre fue una empresa titánica, y muchos objetivos más se
cumplieron bajo su gobierno de esencia colectiva.
Las obras y los hechos de Allende, de imborrable valor nacional, enfurecieron a los enemigos
de nuestra liberación. El simbolismo trágico de esta crisis se revela en el bombardeo del
Palacio de Gobierno; uno evoca la Blitz Krieg de la aviación nazi contra indefensas ciudades
extranjeras, españolas, inglesas, rusas; ahora sucedía el mismo crimen en Chile; pilotos
chilenos atacaban en picada el palacio que durante siglos fue el centro de la vida civil del país.
Escribo estas rápidas líneas para mis memorias a sólo tres días de los hechos incalificables que
llevaron a la muerte de mi gran compañero el presidente Allende. Su asesinato se mantuvo en
silencio; fue enterrado secretamente; sólo a su viuda le fue permitido acompañar aquel
inmortal cadáver. La versión de los agresores es que hallaron su cuerpo inerte, con muestras
de visible suicidio. La versión que ha sido publicada en el extranjero es diferente. A reglón
seguido del bombardeo aéreo entraron en acción los tanques, muchos tanques, a luchar
intrépidamente contra un solo hombre: el Presidente de la República de Chile, Salvador
Allende, que los esperaba en su gabinete, sin más compañía que su corazón, envuelto en humo
y llamas.
Tenían que aprovechar una ocasión tan bella. Había que ametrallarlo porque nunca
renunciaría a su cargo. Aquel cuerpo fue enterrado secretamente en un sitio cualquiera. Aquel
cadáver que marchó a la sepultura acompañado por una sola mujer que llevaba en sí misma
todo el dolor del mundo, aquella gloriosa figura muerta iba acribillada y despedazada por las
balas de las metralletas de los soldados de Chile, que otra vez habían traicionado a Chile.

VÍCTOR JARA: PEDRO TERCERO GARCÍA

Víctor Jara es el cantautor chileno más popular del


siglo XX, fue torturado y asesinado en el Estadio
Nacional en septiembre de 1973. Procedente de
una familia campesina, acabó militando en el
Partido Comunista de Chile y convirtiéndose en un
artista muy comprometido. Los paralelismos con el
personaje de la novela Pedro Tercero son muy
numerosos: su ideología marxista, su conocimiento
del folclore, su pasado campesino, su afición por la guitarra, su éxito popular, las heridas en los
dedos, el tipo de canciones que canta… La diferencia fundamental con el personaje es que
Víctor Jara es asesinado y Pedro tercero García no, ya que en el último momento consigue
exiliarse con Blanca a Canadá.
“[…] las cosas estaban muy revueltas en esos años. Así lo andaba pregonando la voz de
terciopelo de Pedro Tercero García, que gracias al milagro de la radio, llegaba a los más

50
apartados rincones del país. A los treinta y tantos años seguía teniendo el aspecto de
un rudo campesino […] Se vestía con pantalones de tela basta, alpargatas artesanales
y en invierno se echaba un poncho de lana cruda. Era su traje de batalla. Así se
presentaba en los escenarios y aparecía en las carátulas de los discos”. (CapítuloXI)

Te recuerdo, Amanda, corriendo a la fábrica


la calle mojada, donde trabajaba Manuel.
corriendo a la fábrica, La sonrisa ancha,
donde trabajaba Manuel. la lluvia en el pelo,
La sonrisa ancha, no importaba nada,
la lluvia en el pelo, ibas a encontrarte con él,
no importaba nada, con él, con él, con él, con él,
ibas a encontrarte con él, que partió a la sierra,
con él, con él, con él, con él. que nunca hizo daño,
Son cinco minutos, que partió a la sierra
la vida es eterna y en cinco minutos
en cinco minutos. quedo destrozado.
Suena la sirena, Suena la sirena
de vuelta al trabajo de vuelta al trabajo,
y tú caminando muchos no volvieron,
lo iluminas todo, tampoco Manuel.
los cinco minutos Te recuerdo, Amanda,
te hacen florecer. la calle mojada,
Te recuerdo, Amanda, corriendo a la fábrica,
la calle mojada, donde trabajaba Manuel.

51
ASPECTOS POLÍTICOS

En casi toda la obra, la política aparecerá como TELÓN DE FONDO y su importancia será
relativa:

 Servirá, por una parte, para enmarcar las vidas de los personajes y darles
verosimilitud. Los hechos históricos nos ayudarán a entender mejor el
comportamiento de éstos y, en algunos casos, serán fundamentales para el desarrollo
de ciertos acontecimientos claves del relato: Así, la lucha entre liberales y
conservadores –Alianza liberal y Unión nacional- será la causa de la muerte de Rosa del
Valle, envenenada por error –el aguardiente mortal iba dirigido a su padre, Severo del
Valle, candidato de Alianza liberal-. La muerte de Rosa hará que Esteban Trueba decida
abandonar su trabajo en la mina y marcharse a Las Tres Marías, comenzando, así, su
carrera de cacique y terrateniente.

 Por otra, el hecho de que la autora inicie su relato a principios del siglo se explica por
su intención de presentar el golpe de estado como el resultado de un proceso en el
que tienen trascendencia los cambios sociales y estructurales acontecidos en la
primera mitad del siglo.

Pero en los últimos capítulos, los


acontecimientos políticos pasan a
PRIMER PLANO y se colocan como
protagonistas de la novela.

El capítulo XII -La Conspiración-


hablará de los sucesos que tuvieron
lugar a partir del triunfo de Unión
Popular:

 La reforma agraria, que


conllevará la expropiación de Las Tres
Marías -la cooperativa de campesinos
que se hará cargo de la hacienda
terminará por llevarla a la ruina-.

52
 Las conspiraciones para derrocar al Presidente con la connivencia de las fuerzas
reaccionarias del país -Esteban Trueba, senador conservador, tendrá un papel
importante- para instaurar de nuevo un gobierno conservador.

 La crisis económica propiciada por la oligarquía que dejó a Chile desabastecida de


productos de necesidad básica, con el consiguiente aumento del mercado negro. Al
hacer que las reservas de comida no lleguen al pueblo, provocan descontento y
revueltas, y un clima adecuado para el Golpe de Estado.
 La violencia desatada en la calle y los enfrentamientos entre radicales de uno y otro
bando.
 La intervención de la CIA en el proceso de desintegración política, etc.

El golpe militar del 11 de septiembre ocupará la primera parte del capítulo XIII -El terror-. Con
narración a ritmo muy lento –el tiempo de la historia y el tiempo del relato prácticamente
coinciden-, Isabel Allende nos ofrecerá la crónica minuciosa de aquellos días:

 La sublevación de la
Armada.
 Las negociaciones
telefónicas entre el
gobierno y los golpistas.
 El bombardeo del palacio
de La Moneda, donde el
Presidente y sus
consejeros se habían
atrincherado.
 El incendio del edificio y
el suicidio final del Presidente; “Yo bajaré al final” -serán sus últimas palabras-. El
discurso del presidente de izquierda que no se rindió, es casi el mismo que dio el tío de
la autora (Salvador Allende) en la misma situación.
 La detención y posterior ejecución de los consejeros, entre los que se encuentra Jaime
Trueba, cerrará la primera parte del capítulo.

53
La segunda parte narra las consecuencias inmediatas del golpe:

 Esteban Trueba y los habitantes de las casas del Barrio Alto celebrarán con champán la
victoria de los insurrectos y la llegada de un nuevo orden: “!No vamos a celebrar la
muerte del Presidente ni la de otros, abuelo!”
 Pero el terror acaba de empezar. A ritmo de marcha fúnebre, se nos hablará de la gran
transformación del país: los toques de queda, las detenciones ilegales, los secuestros
secretos, las ejecuciones masivas sin juicios, los desaparecidos y, sobre todo, el
silencio. Un silencio que recorre las calles, los interiores de las casas y los cuerpos de
los chilenos.
 Este silencio se romperá cuando, en el entierro del Poeta alguien gritó su nombre y el
del Presidente y todos respondieron como una sola voz: “¡Presente! ¡Ahora y
siempre!”. “Con ese grito de dolor el pueblo enterró su libertad” -nos dirá la voz del
narrador-.
 A partir de este punto se produce una dura represión hacia los socialistas con
continuos fusilamientos y detenciones, gente como Alba Trueba, en buena posición
social, ayudaba a los de izquierdas a salir del país: “Estaba absorta en su tarea de
indagar por los desaparecidos, consolar a los torturados que regresaban con la espalda
en carne viva y los ojos amoratados y buscar los alimentos para los comedores de
curas”

 Lógicamente, en todo este proceso, el cuarto poder cumplió un papel importante: “Los
periódicos dijeron que los mendigos en las calles, que no se veían desde hacía tantos
años, eran enviados por el comunismo internacional para desprestigiar a la junta
Militar y sabotear el orden y el progreso."

 Y lógicamente, el golpe no sirvió para recuperar la economía del país:

“Cuando fueron cerrando de a poco casi todas las industrias nacionales y empezaron a
quebrar los comerciantes, derrotados por la importación masiva de bienes de consumo,
dijeron que las cocinas brasileras, las telas de Taiwán y las motocicletas japonesas eran
mucho mejores que cualquier cosa que se hubiera fabricado nunca en el país."
“Cualquier intento de escribir mensajes políticos en la vía pública era penado con una
ráfaga de ametralladora en el sitio. Las calles limpias, ordenadas y silenciosas, se
abrieron al comercio. Al poco tiempo desaparecieron los niños mendigos y Alba notó
que tampoco había perros vagabundos ni tarros de basura. El mercado negro terminó

54
en el mismo instante en que bombardearon el Palacio Presidencial, porque los
especuladores fueron amenazados con ley marcial y fusilamiento."

 Esteban Trueba se mantendrá indiferente a la represión hasta que detienen a Alba.


Cuando los soldados le arrebatan a su nieta esgrimirá su cargo de senador para
protestar por el atropello; pero pronto comprenderá que la Dictadura tiene sus
propias reglas y esas reglas le excluirán del poder a él también (en la realidad, los
militares tomaron el poder adueñándose de la situación política del país, Pinochet
suspendió inmediatamente la Constitución, disolvió el Congreso, impuso una estricta
censura y prohibió todos los partidos políticos): “Así pasaron los meses y llegó a ser
evidente para todos, incluso para el senador Trueba, que los militares se habían
tomado el poder para quedárselo y no para entregar el gobierno a los políticos de
derecha que habían propiciado el Golpe."

La detención e interrogatorio de Alba será la base narrativa del capítulo XIV -La hora de la
verdad-.

 Las escenas de tortura -presentadas con gran detallismo descriptivo- se alternan con la
narración del patético deambular de Esteban Trueba por despachos y cuarteles para
intentar la liberación de Alba.
 Al final, sólo la intervención de una prostituta, Tránsito Soto, antigua amiga del
senador, conseguirá devolverle a su nieta.

La novela se cierra con la muerte del patriarca a los noventa años. El epílogo vuelve a retomar
la narración de la saga de los Trueba. La ficción vuelve a imponerse sobre los hechos
históricos. Pero la historia quedará ahí marcando a los supervivientes: Alba asumirá el papel
de cronista de su familia y de su país. Nos hablará de perdón y de reconciliación; nos hablará
del futuro de Chile simbolizado en la hija que espera (“hija de tantas violaciones, o tal vez, hija
de Miguel, pero sobre todo hija mía”). Chile aguardaría hasta 1988, año en el que, a través de
un plebiscito, se hará dimitir a Pinochet y se restablecerá la democracia y la libertad.

55
Chile 'revive' a sus muertos ilustres
La justicia quiere aclarar la causa de las muertes de dos presidentes
demócratas y un premio Nobel de Literatura
SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ - Buenos Aires - 05/06/2011 (El País)

Pablo Neruda, Salvador Allende, Eduardo Frei Montalva. Las sombras siguen rodeando la muerte de
tres de los ciudadanos más ilustres de la historia reciente de Chile, uno de los poetas más leídos y
famosos del mundo y dos presidentes demócratas, que fallecieron en circunstancias extrañas,
nunca aclaradas desde un punto de vista judicial. Por primera vez desde el golpe de Estado que
conmovió al mundo, el 11 de septiembre de 1973, y desde la muerte de su principal instigador, el
general Augusto Pinochet, en 2006, la justicia chilena parece decidida a investigar formalmente los
tres casos y dejar establecida una versión oficial.

La posibilidad de que Augusto Pinochet mandara envenenar a Pablo Neruda, cuando estaba a
punto de salir exiliado hacia México, pocos días después del golpe militar, tal y como ha planteado
esta semana el Partido Comunista Chileno, no resulta tan extravagante porque, de hecho, ese fue
el método utilizado, años después, para matar al expresidente demócrata cristiano Eduardo Frei,
que se había convertido en un referente de la oposición a la dictadura y que recibió, muy
probablemente, una inyección mortal cuando se encontraba en la Clínica Santa María, recién
operado de una hernia de hiato. Lo mismo, se especula, podría haber sucedido con Neruda,
enfermo de cáncer de próstata e internado en esa misma clínica, algunos años antes.

La investigación que acaba de abrirse se basa en las declaraciones de un asistente de Neruda,


Manuel Araya, de 65 años, y de quien fue el embajador mexicano en aquel momento, que siempre
ha dicho que visitó a Neruda el día antes de su fallecimiento y que no pensó que estuviera
moribundo. El presidente de México en aquel entonces, Luis Echevarría, había dado instrucciones
precisas al diplomático para que ayudara a trasladar al poeta y a su esposa, Matilde Urrutia, a
México como invitado personal suyo o como exiliado. Según el embajador, cuando ya estaba todo
dispuesto, Neruda retrasó el viaje dos días y falleció en ese intervalo.

La muerte de Neruda, que se llamaba realmente Neftalí Reyes, conmocionó al mundo, 12 días
después del golpe de Estado y del fallecimiento de su amigo el presidente Salvador Allende. El
domicilio del poeta en Santiago de Chile fue allanado y arrasado por fuerzas militares, que rajaron
con cuchillos el tapizado de las paredes, destruyeron los muebles e incendiaron muchos de sus
libros. El premio Nobel se encontraba gravemente enfermo de cáncer en una clínica de la ciudad y
hasta ahora siempre se ha dado por supuesto que los acontecimientos agravaron su dolencia y
precipitaron el desenlace, pero que se produjo por causas naturales. Centenares de chilenos se
arriesgaron a salir a la calle aquel día para acompañar sus restos al cementerio de la capital, pese a
la formidable presencia militar que rodeó el sepelio. Sus restos fueron trasladados posteriormente
a su casa en Isla Negra. La Fundación que administra la obra del premio Nobel de Literatura
aseguró el pasado viernes que no le consta que "exista evidencia alguna ni pruebas de ninguna
naturaleza que indiquen que Pablo Neruda haya muerto por causa distinta del cáncer avanzado
que le aquejaba".

El caso más documentado hasta el momento es el del probable envenenamiento de Eduardo Frei
Montalva, que falleció a los 71 años. La familia siempre sospechó que el político, que fue
presidente de Chile entre 1964 y 1970, había sido asesinado e intentó reabrir las investigaciones.
Un telegrama de la Embajada norteamericana en Santiago, filtrado por Wikileaks y publicado por EL
PAÍS, explicaba que "menos de una hora después de su muerte, los doctores de la Universidad

56
Católica vinieron a la Clínica Santa María y efectuaron una autopsia de Frei sin la autorización de la
familia. La muy inusual autopsia fue supuestamente efectuada en la habitación del hospital donde
murió, usando una cuerda para colgar el cuerpo, de arriba abajo, para drenar los fluidos en un
recipiente. Algunos órganos del cuerpo y en particular aquellos cuya composición química podrían
indicar envenenamiento fueron sacados y destruidos y el cuerpo embalsamado".

Pese a que la Embajada norteamericana (que tuvo en su momento un papel crucial en el golpe de
Estado de 1973) consideraba muy improbable poder llegar a establecer realmente los hechos, el
actual presidente Sebastian Piñera ordenó una nueva investigación. "Queremos que la muerte de
un presidente de la República no siga en las sombras", declaró.

La muerte de Salvador Allende tampoco ha sido esclarecida judicialmente y va a ser también objeto
de una nueva investigación. Hasta ahora la versión comúnmente aceptaba indica que el presidente
se suicidó antes que rendirse a las tropas rebeldes, pero la posibilidad de que su cuerpo presente
dos impactos de bala ha abierto de nuevo las conjeturas sobre un eventual suicidio asistido o,
incluso, un asesinato.

TRES ACTAS DE DEFUNCIÓN CUESTIONADAS


EDUARDO FREI MONTALVA

- Presunto envenenamiento. La familia del mandatario democristiano (1964-1970) denuncia que


recibió una inyección letal en una clínica.

SALVADOR ALLENDE

- ¿Suicidio o asesinato?. La versión oficial afirma que el presidente socialista se quitó la vida en La
Monda. Pero su cuerpo presenta dos balazos.

PABLO NERUDA

- Desenlace repentino. El Partido Comunista asegura que el poeta iba a exiliarse cuando falleció
repentinamente en la misma clínica que Frei.

57
APORTACIÓN: UNA NOVELA DE NUESTRO TIEMPO

“El mejor libro de Isabel Allende es, sin lugar a dudas, La casa de los espíritus, esa especie de
hija de Cien años de soledad, de palimpsesto, de refrito narrativo que, sin embargo, ya en sus
primeras páginas, dejó en claro que, a pesar de las semejanzas, tenía vida propia, la fuerza de
una historia que buscaba raíces en una memoria familiar efectiva, y que también sabía abrirse
a la incorporación de la historia política chilena, sin dejar de seducir al lector con una prosa
fluida, simple, expresiva y honesta”. J. Edwards.

Se reconoce el impacto que La Casa de los Espíritus produjo en la escena internacional, en la


medida que sus páginas hicieron emerger una imagen de Chile contraria a aquella difundida
por la dictadura militar durante sus primeros años de gobierno. Y además, por abrir el espacio
editorial (en términos de mercado) a la narrativa escrita por mujeres, se ha convertido junto
con la autora y el conjunto de sus producciones en una suerte de referente cultural.

La casa de los espíritus es, sobre todo, la novela donde se reflejan, sin ambigüedades, la
multiplicidad de realidades que presentan las sociedades de finales del siglo XX: las
contradicciones entre el campo y la ciudad, la lucha de clases, las confusiones y certezas
ideológicas. Vivir en un mundo confuso en el que la Verdad (política, religiosa, moral o
estética) no existe. Ese es un fenómeno de nuestro tiempo y, en ese sentido, la mirada de
Isabel Allende es una mirada "moderna", distinta a la que los escritores del "Boom" daban al
mundo. Allende expone los horrores de la junta militar; pero también los peligros de una
dictadura marxista. Los personajes jamás andarán con pasos extremistas de un discurso a otro;
viajarán por sus propias almas chocando con sus propias contradicciones. Así, Pedro Tercero
García, el cantautor con ideas izquierdistas irá a parar a un despacho totalitario; Esteban
Trueba comprenderá, al final, que su ayuda a los militares no ha servido más que para traer
más dolor a su país y a su familia; y hasta la "clarividente" Clara será capaz de dudar entre la
negación de un esposo que la maltrata y su exculpación final.

Que Isabel Allende sea considerada como un "fenómeno comercial" -como la calificaría Elena
Poniatowska-, como una "escribidora" -según opinión de su compatriota Roberto Bolaño- o
como creadora de estereotipos femeninos que nada aportan a la literatura -como dirían otras
voces- es algo en lo que los lectores pueden estar o no de acuerdo. En lo que sí estamos de
acuerdo es que esos lectores son muy numerosos, de muchos sitios y de culturas diferentes. Y

58
todos coinciden en que el mundo narrativo de Isabel Allende atrapa. No se sabe para qué,
pero atrapa. Quizás sea ése otro rasgo de nuestro tiempo y de la novela postmoderna. En este
sentido, La casa de los espíritus es una novela de nuestro tiempo.

59
60
DISTRIBUCIÓN DE LOS PERSONAJES MÁS IMPORTANTES
(son las distintas sucesiones de mujeres las que llevan el peso de la trama,
mientras que solo se mantiene un personaje masculino importante durante toda la obra)
Generación 1º 2º 3º 4º 5º
(1-2) (3-4) (5-10) (11-epílogo)
Nívea/ Clara / Blanca/ Alba/ Hija nonata
Severo del Valle Trueba Pedro 3º Miguel de Alba

La Nana-----> Férula----> Amanda--->


Tránsito Soto----> Las 3 herm.Moras
Pancha García---> Esteban
García hijo

Tío Marcos Pedro García Conde de Satigny


Pedro 2º-------->
Pedro 3º--------> Miguel
Candidato

Padre Restrepo J. Dulce Mª(cura) Jaime


Nicolás

ÁRBOL GENEALÓGICO

Nivea Severo del Valle Pedro García


(h.Marcos)

Rosa Clara Esteban Trueba Pancha García Pedro


Segundo
(h.Férula)

Jaime- Esteban García


Nicolás Esteban García

Jean de Satigny Blanca Pedro Tercero

Miguel Alba
(h.Amanda)

61
PERSONAJES FEMENINOS

Nívea es la matriarca. Tiene quince hijos. Por una parte, asume el papel tradicional de madre
protectora: se inquieta por la perfección de Rosa; se vuelca con su hija menor, consciente del
vacío social que sufre Clara en su adolescencia. Además acepta de forma natural las
peculiaridades de Rosa y Clara (55). La relación tan estrecha que establece con ésta y su forma
de educarla marcará las relaciones entre madres e hijas de las siguientes generaciones (130). Al
mismo tiempo, trasciende el ámbito privado que se asocia tradicionalmente a las mujeres:
además de realizar labores sociales, reivindica el voto femenino. En el momento de su muerte
era considerada por entonces la primera feminista del país (169).

Rosa, la hija mayor de Severo y Nívea del Valle, a diferencia de otras mujeres que constituyen
la familia, tiene un nombre que no alude a la luminosidad sino a la belleza efímera.
Efectivamente, a los dieciocho años muere envenenada por equivocación (el veneno estaba
destinado a su padre). Está marcada por una excepcional belleza, percibida por su madre
incluso antes de su nacimiento (52). Parece una diosa. Destaca su pelo verde. Distraída y
olvidadiza, se dedica a bordar, alejada de la realidad, un gran mantel con animales mitológicos
(54). Su excepcionalidad se mantiene incluso muerta: cada vez más bella con un inconfundible
olor a rosas. Será la primera novia de Esteban Trueba que llegará a robar su cadáver del
cementerio para que junto a él reposen sus dos amores.

Clara, la hija menor de los del Valle, es el personaje femenino principal.


De niña comienza a escribir lo que sucede en unos cuadernos, hábito que mantendrá toda su
vida y que será una de las fuentes utilizadas por Alba para reconstruir la historia familiar. Es
significativo que, cuando Alba está a punto de morir, se aparezca y la impulse a sobrevivir
mediante la escritura para testimoniar lo sucedido.
Como su hermana, se caracteriza por una excepcionalidad que se convierte en natural para la
familia. Su nombre señala uno de sus atributos: la clarividencia (Clara clarividente la llama
Esteban Trueba). Desde niña mueve objetos con la mente, interpreta los sueños, se comunica
con espíritus, predice el futuro... Ya a los diez años vaticina la muerte por error de un familiar
(Rosa). Tras presenciar la autopsia de su hermana, Clara deja voluntariamente de hablar,
posiblemente porque su vaticinio no impide la desgracia. El resto de su niñez y juventud vive
aislada del mundo, sin asistir al colegio, mimada especialmente por su madre y la Nana,

62
comunicándose a través de la escritura y practicando continuamente sus talentos
paranormales (131). Sus dotes telepáticas y telequinésicas, en lugar de disminuir, como
anunció la Nana cuando dejara de ser una niña, se incrementan con el tiempo. Acoge el tarot y
las prácticas espiritistas en su casa.
Rompe su silencio para decir que se va a casar con Esteban Trueba, el antiguo novio de Rosa.
Aunque este matrimonio no es por amor, acepta su destino de clase (138). Sin embargo,
Esteban, que pide su mano sin conocerla (se dirigía a los del Valle para saber si les queda una
hija casadera porque debe cumplir una promesa que le hizo a su madre en su lecho de
muerte), la amará con pasión desmedida. La relación entre ambos se va a caracterizar por el
intento de Esteban de poseer a Clara en todos los aspectos, y la facilidad de ésta para evadirse,
más atenta al Más Allá que al Más Acá. El deterioro de su matrimonio culminará cuando
defienda a su hija al ser descubierta con su amante y ser agredida violentamente. Por este
motivo deja de hablarle. Pero también es ejemplo de la matriarca tradicional, en cuanto mujer
de Esteban, ya que, pesar de no dirigirle la palabra, lo acompaña en las reuniones sociales para
dar imagen de un hombre que se presenta como senador del partido conservador.
Etérea como su físico, representa un mundo dominado por la espiritualidad, la creatividad y el
instinto femenino. De ahí su desapego a lo material: no se ocupa del ajuar, ni se preocupa de la
construcción de su casa, olvida las joyas que le regala Esteban en un rincón, se desentiende de
los deberes del hogar, y de las cuestiones materiales de crianza, que delega en Férula y Nana.
Es justamente en sus embarazos cuando se acentúa su desinterés por todo lo que le rodea
(149). Indiferente a todo lo terrenal, no reconoce a veces ni a su marido. Cuando Esteban
Trueba quede inmovilizado por el derrumbe de la casa debido al terremoto, tendrá que
ocuparse de la hacienda. Parece el momento de un gran cambio en Clara: Por primera vez en su
vida se hizo cargo, sin ninguna ayuda, de los asuntos materiales […] Despertó al fin de una
larga infancia en la que había estado siempre protegida, rodeada de ciudadanos, de
comodidades y sin obligaciones (211).
A pesar de su aparente pasividad o desinterés por la vida doméstica, Clara reconoce ante Alba
la necesidad, no de caridad, sino de una verdadera justicia social, idea que sigue defendiendo
ante Esteban Trueba. Socorrerá a los olvidados y abandonados comenzando con Férula y
continuando con espiritistas, bohemios, indigentes... sin establecer diferencia de clase. Es
justamente en el fundo, donde las carencias materiales y educativas son más evidentes,
cuando toma una postura más activa: desde muy temprano reparte su tiempo entre el taller de
costura, la pulpería y la escuela (153). Además intenta concienciar a las campesinas sobre sus
derechos, sin mucho éxito, siguiendo la línea feminista iniciada por su madre.
A diferencia de otras damas de su estatus, amamanta a su hija y le habla como si fuera un

63
adulto (150). Y mantiene muy buena relación con su hija, y luego con su nieta, por el afecto y la
transmisión del pasado familiar. Por el contrario, la rama masculina queda excluida de la
educación materna porque debe ser instruida (175) para ejercer el poder. En todo caso, como
Nívea, defiende las acciones y actitudes de sus hijos aceptándolos como son. Su única nieta,
Alba, es la única consciente de que su abuela sostiene espiritualmente la casa y los demás sólo
lo perciben a su muerte (330). A ella le explica que la muerte es un cambio, una vuelta a los
orígenes y que seguirá con ellos (337). Y así sucede, en espíritu continuará en la casa
acompañando a Trueba hasta su muerte y se le aparecerá a Alba en la cárcel animándola a
sobrevivir.

Blanca, hija de Clara y Esteban. Físicamente se parece al padre, de la madre proviene la


dulzura. Es una niña tranquila que no manifestaba la menor inclinación natural por el
espiritismo de su madre o por las rabietas de su padre (190). Pasa su niñez y juventud entre la
casa de la esquina de la capital y Las Tres Marías. Pedro García, el viejo, le enseña a moldear
figuras de arcilla, y pronto surgen figuras mitológicas que recuerdan los bordados de su tía
Rosa (220).
De niña, en la ciudad, es tímida y melancólica, con tendencia a la soledad. En el campo, unida
desde el primer día a Pedro Tercero, cambia por completo: Era risueña y alegre. Su madre decía
que ésa era la verdadera Blanca y que la otra, la de la ciudad, era una Blanca de hibernación
(190). Esta especie de dualidad o doble vida, se mantiene prácticamente hasta el final de la
novela, pues ya en la adolescencia y madurez mantiene oculta su relación con Pedro García
Tercero. Para Esteban Trueba el destino de su hija era casarse y brillar en sociedad (184) como
corresponde a la mujer en la sociedad patriarcal. Pero ella se rebela contra ese destino. Su
amor por Pedro Tercero, revolucionario y de una clase social inferior, la lleva a enfrentarse a su
padre con una voluntad y tenacidad que recuerdan al propio Esteban (246). Este amor
constituye una transgresión de las normas de la aristocracia terrateniente y perdura a lo largo
de toda la vida: El único hombre de su vida era Pedro Tercero, pues tenía vocación para un solo
amor. La fuerza de ese inconmovible sentimiento la salvó de la mediocridad y de la tristeza de
su destino (358). Por ese amor, cuando adolescente, finge enfermedades que le permitan
permanecer en Las Tres Marías. No se sabe bien por qué elude la propuesta de Pedro Tercero
de vivir juntos: según Alba porque no tenía tanto amor, aunque en otro pasaje se dice que
tenía miedo a que la convivencia desgastase ese amor que había vencido tantos obstáculos
(359). La ruptura se produce ante el ultimátum que le plantea Pedro: O te casas conmigo ahora
o no nos vemos más (393). Retoman la relación cuando Blanca le pide que rescate a su padre.
Tras el golpe de Estado, éste es el que facilitará la salida de ambos.

64
Tras quedar embarazada, su padre le obliga a casarse con el conde, y los envía lejos de casa, a
la que vuelve huyendo, escandalizada, de las orgías de su marido con los criados, a punto de
dar a luz, para proteger a su hija. A partir de ese momento, se ocupa de la organización de la
casa y de las cuentas, pues Clara se desentiende de ellas. Es la primera mujer de la familia que
trabaja: da clases de alfarería a los niños mongólicos y a señoritas y vende sus monstruosas
figuras con éxito. Y educa a su hija siguiendo los mismos procedimientos que Clara había
empleado con ella. Blanca despliega una constante y dura actividad, pero vive sumida en la
pobreza como castigo a su rebeldía.

Alba, hija de Blanca, la más joven de la saga femenina, rescata la historia familiar del olvido y lo
reconstruye. Su nombre es elegido por su madre y por su abuela (309). No hereda la belleza
física de las mujeres de la saga salvo el pelo color verde de Rosa. Su nacimiento está rodeado
de signos positivos (309-310).
Al igual que su abuela Clara, vivirá aislada y protegida de la casa familiar durante los primeros
años de vida, leyendo de forma indiscriminada sin asistir al colegio (315). Se empapa de
conocimientos y formas de actuar de su extravagante familia: de su madre, sobre todo, el amor
clandestino, apasionado, que perdura a lo largo del tiempo (325); de Clara, la existencia de
fenómenos paranormales, la importancia de la afectividad, la creatividad y la escritura como
forma de preservar los sucesos de la vida y rescatarlos del olvido: No podía repetirlas, porque
las había olvidado, en vista de lo cual, la pequeña tomó el hábito de escribirlas. Después
anotaba también las cosas que le parecían importantes, tal como lo hacía su abuela (351).
Aprende de su tío Jaime la entrega a los demás; de su tío Nicolás el aprendizaje para superar el
dolor físico; de su abuelo, la fuerza y tenacidad para superar los obstáculos. Es también éste
quien la matricula en un colegio británico con el apoyo de su hija Blanca (349) para que tenga
una educación que le permita ser independiente económicamente. Por eso, es el único
personaje femenino de la familia que trasciende el ámbito privado. Alba mantiene buenas
relaciones con todos los miembros de la familia: recibe una formación en la que participan
todos, superando tanto el arquetipo femenino como el masculino de las anteriores
generaciones.
Estudia Filosofía y en la universidad se relaciona con grupos políticos. Allí conoce a Miguel, del
que se enamora. Este amor convierte a Alba en una mujer comprometida y la lleva a ayudar a
los perseguidos por la represión de Pinochet. Es detenida, torturada y violada por Esteban
García. Alba es la figura más trágica, su sufrimiento representa la represión establecida por el
régimen golpista, es el personaje del que Isabel Allende se sirve para presentarnos el horror y

65
la barbarie de la tiranía. Pero se presenta como la heroína: embarazada, espera el regreso de
Miguel eligiendo la vida y no el odio, simboliza la esperanza para la nación.

Aparecen en la novela otras mujeres que, no siendo protagonistas, desempeñan un importante


papel.

Nana es la clásica sirvienta que se entrega al cuidado de los hijos de otros de forma absoluta.
Muestra sentimientos religiosos, hasta el punto de que había adquirido el hábito de murmurar
oraciones constantemente, porque cuando se dio cuenta de que nadie en la casa era creyente,
asumió la responsabilidad de orar por los vivos de la familia, y, por cierto, también por sus
muertos, como una prolongación de los servicios que les había prestado en vida (172). Cuando
se produce el terremoto, muere del susto, sola, en la ciudad.

Férula es la hermana de Esteban Trueba. Acepta el papel social de dedicación al cuidado de los
demás, de modo que pasará de atender a su madre mientras vive a ocuparse de Clara y de su
casa, en el momento en que aquélla muere. Es el prototipo tradicional de solterona, fuerte,
abnegada, a la que le hubiera gustado nacer hombre (93) como su hermano. Su entrega a los
demás resulta obsesiva en sus actividades sociales, los conventillos de los pobres del padre
Antonio (136), pero también en su amor desmedido por Clara. Es consciente del papel que le
ha otorgado la costumbre, pero incapaz de hacer nada por cambiarlo, pese a la dureza de su
carácter.
Desarrollará un conflicto con Esteban que acabará por echarla de casa. Por ello, Férula le
condena morir como un perro y a tener una vida miserable. Al cabo del tiempo Esteban morirá
plácidamente al lado de su nieta Alba, no como su hermana le había dicho. A partir de este
momento Férula vive cuidando y ayudando a los pobres y se aparecerá su espíritu en la casa
anunciando a Clara su muerte.

Tránsito Soto responde al viejo estereotipo de la prostituta emprendedora y comprensiva, en


su origen la típica femme fatale decimonónica, es inteligente y representa uno de los canales -
tal vez el único- que la sociedad ofrece a la mujer de clase social baja para subir. Aunque
aparece puntualmente, tiene un papel decisivo en el final de la historia. Se caracteriza por su
entrega al trabajo, por su ambición y su visión de futuro, rasgos que le permitan ascender
económicamente y evitar el destino: Si me hubiera quedado en el Farolito Rojo […] Ya no
tendría dientes, sería una vieja. En esta profesión una se desgasta mucho (164). Gracias a un
préstamo que Trueba le hace, pone un negocio propio cada vez más próspero y distinguido,

66
adaptándose y aprovechando los cambios políticos y económicos: prescinde del proxeneta, no
acepta un socio capitalista, crea una cooperativa de prostitutas y, posteriormente, con la
liberación sexual femenina, una casa de citas. Así llega a hacerse famosa en el círculo de los
poderosos, lo que le permite devolver el favor a Trueba.

Pancha García, de clase baja, hermana de Pedro Segundo. Tiene una vida dura y miserable por
ser mujer y campesina. Acepta resignada su violación: Antes que ella su madre, y antes que su
madre su abuela, habían sufrido el mismo destino de perra (106). Enseña a su nieto, Esteban
García, que si él hubiera nacido en el lugar de Blanca, Nicolás o Jaime, hubiera heredado algo
de la fortuna de los Trueba.

Las tres hermanas Mora entablan amistad con Clara debido a sus conversaciones espiritistas.
Frecuentan su casa con otros clarividentes y amantes de lo desconocido, incluyendo al Poeta.
También educaron a Nicolás y a Amanda en esas materias. Después de la muerte de Clara,
dejan de visitar la casa. Años después aparece Luisa para avisar a Esteban y a Alba de los
eventos catastróficos que se avecinan y para sugerirle que se marche. El Senador no la cree y la
expulsa. Meses después se cumple su predicción.

Amanda pertenece a la clase media empobrecida y es típica hippy revolucionaria de los 60.
Emigra muy joven para no ser una carga en la familia: Había llegado a la capital de quince años,
a casa de una madrina bondadosa que la ayudó por un tiempo. Después, cuando su madre
murió, fue a enterarla y a buscar a Miguel, que era todavía una criatura en pañales. Desde
entonces, le había servido de madre. Del padre y del resto de sus hermanos no había vuelto a
saber (282). Es un personaje que encarna el espíritu libre: se siente atraídas por ideas y modas
nuevas, desde el esoterismo hasta el existencialismo, pasando por la acupuntura, la
meditación, el yoga y el consumo de drogas. Así entra a formar parte del círculo de Clara donde
conoce a Nicolás Trueba. Con él inicia una relación basada en el principio del amor libre.
Cuando queda embarazada, rechaza el matrimonio que Nicolás le propone por compromiso y,
a petición de ambos, Jaime le ayuda a abortar. Tras esto su relación termina oficialmente.
Años más tarde, enferma y en la miseria, se reencuentra con Jaime, cuando Miguel le pide que
atienda a su hermana. Aquél le ayuda a superar su adicción a las drogas. Amanda se enamora
de él, que finge por compasión un amor que no siente, y es feliz ayudándolo como enfermera
voluntaria. Su final es trágico porque, a diferencia de Alba, muere tras ser torturada sin delatar
a su hermano. Su nombre aparece en una famosa canción de tema revolucionario de Víctor
Jara: “Te recuerdo, Amanda”

67
PERSONAJES MASCULINOS

Severo del Valle, perteneciente a la clase alta de la burguesía urbana y cosmopolita, casado
con Nívea, y padre de Rosa y Clara. Frente a Esteban Trueba, Severo es un profesional exitoso,
miembro del partido liberal, ambicioso y anticlerical (el rasgo más diferenciador frente a los
conservadores). Le aparta de sus ambiciones políticas la muerte de su hija Rosa a causa de un
veneno que estaba destinado a él. Fanático de la modernidad, su muerte sobreviene por un
accidente automovilístico.

Esteban Trueba es el protagonista masculino, representante de la oligarquía latifundista,


presente desde el inicio hasta el final de la novela. Le caracterizan desde la niñez los siguientes
rasgos: por una parte, esfuerzo, voluntad, decisión, tenacidad y trabajo ante los obstáculos; por
otra, ambición, afán de poder, orgullo y mal carácter; finalmente, dificultad para expresar
afecto (90) y sentimiento de soledad.
Su niñez y juventud están marcadas por las dificultades económicas y por la larga enfermedad
de su madre. Desde entonces contrae una deuda moral con su hermana y la obligación, como
el único varón de la familia, de sostenerla económicamente: rol masculino en la sociedad
patriarcal. Por ello, se ve obligado a trabajar desde adolescente. Las relaciones con su
hermana, salvo en la niñez, serán siempre conflictivas.
Es un hombre que se hace a sí mismo a través de una voluntad que aumenta con los
obstáculos. El deseo de posesión es el motor que impulsa sus actos. Se enamora de Rosa nada
más verla (71) y se convierte en su novio, como dice Nívea, porque ningún hombre se sentía lo
bastante fuerte como para pasar la vida defendiendo a Rosa de las apetencias de los demás
(72). Consciente de que el principal impedimento para el matrimonio es su pobreza, se
propone enriquecerse explotando una mina de oro en condiciones muy duras. Ante la
desesperación por la muerte de Rosa, se marchará a la antigua hacienda abandonada y la
convertirá, con la misma tenacidad y esfuerzo que demostró en la mina, en un fundo próspero.
Al hacerse rico, Esteban adopta la postura inflexible y conservadora de los latifundistas, que se
consideran dueños de los inquilinos que trabajan sus tierras. Aunque él se jacte de la mejora
del nivel de vida que se ha producido entre los campesinos de Las Tres Marías (109), su actitud
paternalista no deja de ser más que una variante del sistema de opresión. Por ello, es incapaz
de establecer una relación afectiva con ellos (112). El ejercicio de la violencia se pone de
manifiesto, en la primera etapa de las Tres Marías, sobre todo, a través de sus numerosas
violaciones de las que resulta una recua de bastardos que iban haciendo como por arte de

68
magia (114). Nadie osa hacerle frente atemorizado ante sus coléricas reacciones. Esteban
Trueba, como los otros patronos, actúa con total impunidad ante la pasividad de las
autoridades, incluso manipulando las elecciones. Además vela para que las ideas comunistas
no entren en sus fundos. En una segunda fase, amplía sus negocios, se traslada a la ciudad y
entra en política. Es elegido senador. Se presenta como el arquetipo del conservadurismo: Era
fanático, violento y anticuado, pero representaba mejor que nadie los valores la familia, la
tradición, la propiedad y el orden (355). Tras la victoria socialista es uno de los ideólogos de la
trama que conspira para derrocar al presidente.
Como padre y esposo, actúa de la misma forma, en su intento de que todos se sometan a su
voluntad (103). A pesar del amor que siente por Clara es el sentimiento más poderoso de su
vida, es incapaz de darle afecto y persigue a Clara con los únicos métodos que conoce: el
deseo de posesión y dominio. Por eso fracasa constantemente con Clara y sólo se reconcilia
con ella cuando su muerte no le permite poseerla. También se considera un buen padre
aunque la relación con sus hijos es conflictiva ya que actúa de forma violenta para mantener su
posición de patriarca. Ninguno de sus hijos continuará su modelo. Su falta de control se
presenta cuando las personas o los acontecimientos no se ajustan a sus expectativas: cuando
Clara decide los nombres de los mellizos (163), al expulsar a Férula (179)... Pero el episodio de
violencia que le separa definitivamente de su familia es la paliza que le propina a Blanca al
descubrir, a través del conde, sus escapadas al río. Cuando Clara le recrimina, su rabia estalla
contra ella en una actuación que lamenta toda su vidas: descargó un puñetazo en la cara a su
mujer, tirándola (247). Posteriormente busca a Pedro Tercero para matarlo.
Aunque esta falta de control es una constante en la vida de Trueba, a casi todos los episodios
de violencia les siguen unos momentos de lucidez en que reconoce que se ha excedido y
lamenta los hechos. Pero volverán a reiterarse. Tras pegar a Blanca, vio que se había
sobrepasado en el castigo, como siempre (246). La reacción por el mal y la humillación
infligidos a Clara es inmediata: Se brincó a su lado, llorando, balbuceando disculpas y
explicaciones (247). Incluso, tras haber intentado matar a Pedro Tercero, explicará que mi
primera reacción fue de alivio […] confundido y aterrado de mi propia violencia, agradecido de
que Pedro Tercero escapara (253).
En ocasiones culpa a otros de su mala relación con la familia sin darse cuenta de que es su
violencia la que lo pierde. En otras ocasiones, busca compensar la carencia de afecto en sus
relaciones familiares con el dinero, lo cual no deja de ser un ejercicio de poder y dominación
sobre los demás.
La soledad es un rasgo determinante de su personalidad. El hacendado es ya, por su carácter,
un personaje huraño y solitario: Me siento mejor solo (70). En sus primeros años, está solo en

69
las minas del Norte y también durante los diez años que emplea en la reconstrucción de la
hacienda. Salvo en algunos momentos iniciales de su matrimonio, tiene que superar la
competencia de la Nana y Férula, que le disputan el amor y la atención de Clara, así como de
todos sus amigos espiritistas. Cuando ésta lo abandona en la hacienda, se siente intensamente
desolado: ¡Qué solo me sentí entonces! Ignoraba que la soledad no me abandonaría nunca más
(249). Después de la muerte de Clara, intenta mejorar las relaciones con sus hijos, pero es
demasiado tarde (344).
Paradójicamente, el castigo de Esteban por utilizar la violencia para frenarlos cambios que se
producen no va a ser la soledad, según la maldición de su hermana (180), sino convertirse en
víctima de la opresión generada por él mismo, a través de la muerte de su hijo y la violación de
su nieta en la que se solapan como causantes la represión de Pinochet, pero también la
venganza personal del nieto ilegítimo. En ese sentido, el personaje se humaniza: muere en
brazos de su nieta, la única de la familia a quien siempre había mostrado afecto (470).

Jaime y Nicolás son los hijos de Esteban Trueba y Clara del Valle. Educados en un colegio inglés
en la ciudad, no están vinculados a lo que representa la hacienda. En realidad, continúan dos
líneas de la familia materna: la aventurera y despreocupada del tío Marcos (Nicolás) y la
entrega social (Jaime). A diferencia de su hermana, no tienen descendencia (aborto de
Amanda). Jaime, médico, socialista, amigo de Pedro Tercero y del Candidato, no comparte la
idea de la violencia, pero es una de las víctimas de la represión. Nicolás desaparece de la
historia expulsado por el padre, que no soporta su conducta. La autora se inspiró en dos
personajes reales: un tío suyo y un amigo doctor, que fue obligado a declarar públicamente el
suicidio del Presidente.

El viejo Pedro García representa la primera generación de campesinos administradores de


la hacienda: honrado, con saberes medicinales y conocedor de una naturaleza que le obedece.
Parece tener ciertos poderes, aunque no están relacionados con el mundo sobrenatural.
Representa la sabiduría popular, es una especie de “brujo de la tribu” a quien todos respetan;
incluso el patrón, Esteban Trueba, le pide consejo, reconoce su autoridad en ciertas materias y
le organiza un gran funeral cuando muere. Conoce los secretos de las hierbas medicinales y el
curanderismo, con sus manos de sanador llega donde los médicos no se atreven, como a
recomponer los huesos rotos y el cuerpo maltrecho de Esteban tras el gran terremoto. Libra a
todos de la plaga de hormigas, simplemente hablándoles, como embrujándolas con sus
palabras, lo mismo que el flautista libró de las ratas a la ciudad de Hammelin.

70
Su hijo, Pedro Segundo García, sirve con fidelidad y sumisión al patrón, pero odiándole. Siente
una profunda admiración por Clara, a quien ayuda en algunas ocasiones y con la que alcanza
un cierto grado de complicidad frente al patrón. Abandonará Las Tres Marías cuando Trueba
expresa su deseo de matar a Pedro Tercero, a quién antes había expulsado. Volverá a aparecer
en la obra cuando asista al funeral de Clara, donde ni siquiera saluda a su antiguo patrón.

Pedro García Tercero es ya la generación que se rebela. Introduce en el fundo las ideas
marxistas. Blanca y él rompen las fronteras de clase con su amor, de esta relación nace su
única hija Alba. Pierde tres dedos cuando Esteban Trueba intenta matarlo al conocer dicha
relación. Posteriormente tendrá éxito con sus canciones y con las mujeres, pero no olvida a
Blanca con la que, años más tarde, reanudará su relación. Vuelven a separarse por la negativa
de Blanca a casarse y se reencuentran cuando ésta le pide que ayude a su padre retenido por
los campesinos. A pesar de los numerosos años de odio, Trueba le ayuda a escapar al
extranjero cuando el gobierno socialista, con el cual Pedro colabora, es derrocado por los
militares. Su personaje está basado en uno de los cantautores populares de la resistencia
contra la dictadura, Víctor Jara.

Jean de Satigny, un misterioso conde francés, con título pero carente de fortuna, interesado
por el arte indígena y por establecer negocios en Las Tres Marías. Se acerca a Trueba para
proponerle un negocio de la cría de chinchillas donde el hacendado aporta el capital. Su boda
con Blanca no es más que un negocio. Trafica con antigüedades y restos arqueológicos que
envía de contrabando al extranjero. Es también un pervertido que mantiene relaciones
obscenas con sus sirvientes, por eso Blanca lo abandona.

Miguel, hermano de Amanda, joven revolucionario, es el amor de Alba. Sus ideas radicales lo
llevan a liderar protestas estudiantiles en la universidad de Derecho y volverse un ferviente
revolucionario. Defiende la necesidad de la revolución para que la izquierda llegue al poder.
Después del derrocamiento del Presidente, se hace guerrillero. Sugiere a Trueba que acuda a
Tránsito para intentar liberara a Alba.
Este personaje encarna la posición de la extrema izquierda que proponía imponerse
políticamente por la fuerza. Los desencuentros de Salvador Allende con el ultraizquierdista MIR
(Movimiento de Izquierda Revolucionaria) impide un gobierno estable y propician el
alzamiento militar con el apoyo de la derecha chilena y de fuerzas extranjeras
estadounidenses.

71
Esteban García es el nieto de bastardo de Esteban Trueba, fruto de la violación a Pancha
García. Desarrolla un fuerte odio hacia los Trueba, alimentado por su abuela. El personaje está
caracterizado desde su primera aparición como una criatura hosca y malvada (237). Se
encuentra con Esteban para revelarle el escondite de Pedro Tercero García por una
recompensa que no obtiene. La crueldad del niño se pondrá de manifiesto en el siguiente
comentario: Había recogido los dedos cortados y los sostenía como un ramo de espárragos
sangrientos (253). Desea inscribirse en los carabineros para adquirir poder e influencia y vengar
su vida miserable. Cuando va a pedirle una recomendación a Trueba, llega a la casa rumiando
el rencor de que todo aquello podría haber sido suyo (332), somete a Alba a vejaciones y
termina centrando en ella la sed de venganza acumulada porque ella emanaba lo que él nunca
tendría, lo que él nunca sería (333). Después del golpe, el Coronel García manifiesta su odio
violándola y torturándola cruelmente. En el transcurso se enamora de ella, pero llega a la
conclusión de que su venganza es más importante. En definitiva, el conflicto surge entre los
Trueba legítimos y los bastardos. La ruptura que se produce al final de la historia es una
ruptura entre parientes que no han sido reconocidos. El rencor y el sentimiento de personajes
como el de Esteban García sólo encuentran en la coyuntura histórica la oportunidad de desatar
la violencia como parte de la búsqueda del reconocimiento.

Candidato, Presidente: Salvador Allende. El discurso del presidente de izquierda que no se


rindió, es casi el mismo que dio el tío de la autora en la misma situación.

Poeta: Pablo Neruda

Barrabás, un personaje simbólico, el perro de Clara. Se convierte en la alegre mascota de la


familia del Valle. Barrabás muere asesinado por un carnicero sin motivo aparente. Tras su
muerte, Esteban convierte su piel en un tapete para sorprender a Clara, la cual se desmaya al
darse cuenta. Esteban ordena entonces meter la piel en el sótano, donde permanece hasta
que es colocado en la casa de la esquina por Alba y su abuelo.

72
ÍNDICE

Biografía de Isabel Allende


Contexto literario
Literatura Hispanoamericana
El Boom
Definición
Tendencias
El Posboom
Definición
Características temáticas
Características formales
El Realismo mágico
Definición
Rasgos principales
Modelo: Cien años de soledad
Contexto histórico, político y social
Novela Testimonial
Definición
Aspectos sociales
Hechos históricos mundiales
Hechos históricos Chile
Relación personajes-hechos históricos
Aspectos políticos
Aportación
Anexo: Personajes
Distribución de personajes
Árbol genealógico
Personajes femeninos
Personajes masculinos

73