Está en la página 1de 10

Bala Jaison, Ph.D.

120

LA INTEGRACIÓN DE LA TERAPIA
EXPERIENCIAL Y LA TERAPIA BREVE
Un manual para terapeutas y consejeros

Cómo realizar brevemente una terapia profunda


y
Cómo realizar profundamente una terapia breve

Prólogo de Olga Castanyer

Crecimiento personal
C O L E C C I Ó N
ÍNDICE

Agradecimientos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13

Prólogo, por Olga Castanyer . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15


1. Para empezar... . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17

2. ¿Por qué esto, por qué ahora?. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19

3. Directrices útiles: mapa para recorrer el territorio . . . . . . 23

4. Dos escuelas de pensamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27

5. El método de Resolución de Problemas. . . . . . . . . . . . . . . . 33

6. El método Focusing . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37

7. Parecidos y compatibilidades entre ambos enfoques. . . . 41


Filosofía y actitud . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43
Orientación hacia lo positivo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45
Primera intervención: la excepción al problema . . . . . 47
Punto de integración. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50

8. Diferencias entre ambos enfoques . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 53

9. ¿Quién ha dicho eso? Trabajar con los componentes . . . . 61


10. El crítico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 65
Cómo trabajar con el crítico: enfoque de Focusing . . 71
Método de Resolución de Problemas . . . . . . . . . . . . . . . 76
LA INTEGRACIÓN DE LA TERAPIA EXPERIENCIAL Y LA TERAPIA BREVE

11. Psico-educación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81
Punto de Integración . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 82
12. En qué se diferencian y se complementan los dos
enfoques . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85
Cambio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85
Caso Susan . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 87
Escuchar/Preguntar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91
Caso Susan (nueva orientación). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 92
Lenguaje . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99
¿Quién más hay en el cuadro? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103
El diálogo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 105
Caso Víctor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 106
Caso Bob . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 109
Punto de Integración . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 114
13. Sesiones conjuntas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 117

14. El arte de relacionarse interactivamente . . . . . . . . . . . . . . . 121


El armazón del proceso interactivo de
Focusing . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 123
Reglas básicas para tener interacciones satisfactorias 124
La escucha interactiva . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 126
La diferencia entre inseguro e incómodo . . . . . . . . . . . 129
El proceso interactivo con una pareja
(guiado). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134
El proceso interactivo con una pareja
(no guiado). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 138
Reglas básicas para practicar la escucha interactiva . 142
Metas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 143
2ª intervención: Fórmula para las tareas de la
primera sesión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146
Punto de integración. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 148
¿Metas o no metas? ¿Dónde están las brechas? . . . . 149
Encrucijadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151
Caso Dori . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151
3ª intervención: Escalamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153

10
ÍNDICE

Caso Marty. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 155


Punto de integración . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 157

15. ¿Sentir o no sentir? Ésa es la cuestión. . . . . . . . . . . . . . . . . . 159


Encrucijadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 163
Punto de integración . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 165
Hacer lo que venga espontáneamente . . . . . . . . . . . . . 166
El sentimiento: la relación terapeuta-cliente . . . . . . . . 171
16. La integración de las terapias Experiencial y Breve . . . . . 173
Caso Kyle . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 173
Caso Vicky . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 181
Caso Mike. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 190
Caso Melisa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 197
Andar detrás: unas palabras para psicoterapeutas
experienciales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 208
4ª intervención: La pregunta del milagro . . . . . . . . . . 210
Caso Ellen. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 210
Caso Charlie. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 213
La adaptación experiencial de la pregunta
del milagro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 219
Caso Anita . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 220
La pregunta del milagro en grupos . . . . . . . . . . . . . . . . 225
Focusing-Estilo Resolución . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 227
17. Para finalizar: un repaso. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 231

18. ¿Pero qué es...? Preguntas más frecuentes. . . . . . . . . . . . . . . 235

19. Epílogo. Una sesión de Focusing Serial . . . . . . . . . . . . . . . . 249

20. Bibliografía sobre Psicoterapia Experiencial y Focusing . 259

11
AGRADECIMIENTOS

Mi más sincero agradecimiento a los siguientes amigos y compa-


ñeros por su ayuda, apoyo y ánimo:
En primer lugar, a mis dos queridos amigos y compañeros: en lo
referente al Focusing, a la Dra. Joan Klagsbrun, gracias de corazón por
tu profunda sabiduría clínica y tu capacidad de comprensión, por tu
feed-back técnico y por tantas sugerencias para mejorar el libro. Tu con-
tinuo apoyo a este proyecto y la confianza inquebrantable que has
puesto en mí me han ayudado a seguir adelante, gracias.
En lo tocante a la Resolución de Problemas, gracias a mi querida
compañera de trabajo, Andrea Halperin, MSW. Tu brillantez clínica
no deja nunca de sorprenderme. Tus correcciones al libro y tus conse-
jos a la hora de escribirlo han sido más que valiosos –viste muchas
cosas que yo había pasado por alto y cubriste las lagunas que había–.
Te estaré eternamente agradecida.
A Gene Gendlin: gracias, por ser un mentor, un amigo, alguien
que me escucha, por concederme horas y horas de tu tiempo para
aclararme las ideas y mostrarme cómo puedo entenderme a mí mis-
ma. De verdad espero haber hecho justicia a tu labor.
A Mary Mc Guire: de ti aprendí “más” que Focusing. Lo aprendí
todo sobre el amor. Darte las gracias es poco.

13
LA INTEGRACIÓN DE LA TERAPIA EXPERIENCIAL Y LA TERAPIA BREVE

A la gente que trabaja en Resolución de Problemas: entre ellos,


Kim Berg por su continua inspiración; Bill O¨Hanlon por ampliar mi
perspectiva con otras “posibilidades”; Jim Duvall, por ayudarme a
mantener la atención puesta en la Resolución; Millie Greenfield, por
darme confianza en mí misma; y Eric King: gracias en primer lugar y
sobre todo por tu delicada supervisión y por permitirme incluir
componentes afectivos en una entrevista de Terapia Breve. Y ahora,
muchos años después, gracias por los últimos y muy sutiles “toques
finales”.
A Glenn Fleisch: gracias a un proceso de reflexión conjunto y, con-
secuentemente, de instrucción mutua, fue surgiendo el acrónimo
SOFT: Solution Oriented Focusing Therapy (Terapia Focusing Orientada
con Resolución de Problemas). Esta palabra tiene connotaciones mara-
villosas y me trae muy buenos recuerdos de nuestro trabajo en equipo.
Gracias.
A Ken McDonald: ¡eres una bomba! Tu arte, tus sugerencias para
mejorar este libro, el tiempo y el interés que pusiste en este proyecto
han hecho que cobrara vida. Tú lo veías literalmente de una manera
que yo no era capaz y mantuviste la perspectiva ¡cuando yo ya la
había perdido tras la revisión nº 100! Gracias.
A Marc Rosen: eres el mejor editor que conozco. Tu visión sobre lo
que es más conveniente en cada momento es extraordinaria. Fue una
gran carga para ti y te llevó más tiempo del que disponías. Sé que fue
un puro acto de amor y por eso te lo agradezco desde lo más profun-
do de mi corazón.
A mi familia: por vuestro amor y vuestra paciencia, sobre todo
cuando me hablabais y yo sólo escuchaba a medias, con la cabeza
puesta ya en la elaboración del siguiente capítulo. Me supisteis com-
prender y continuasteis queriéndome. Gracias.

14
PRÓLOGO
por Olga Castanyer

Tengo experiencia de traducciones de libros y ante cada uno siem-


pre me planteo un interrogante y una posible sorpresa. Cuando me
encaré con éste no sabía muy bien si me iba a aportar algo especial,
algo diferente de otros... lo primero que me encontré es a una autora,
muy experimentada en su vida profesional pero al mismo tiempo
muy humilde, que dedicaba los primeros capítulos a agradecer a sus
“maestros” los conocimientos que le han aportado y a explicar por
qué va a utilizar tal o cual término a lo largo del libro.
Sin embargo, a medida que avanzaba la traducción, me iba inte-
resando, primero y convenciendo, después, hasta llegar al entusiasmo
absoluto. Sé lo que me digo al afirmar que se trata en este caso de un
libro valiosísimo, y eso por dos razones: he traducido ya varios libros
de Focusing para esta colección y también soy terapeuta que intenta,
precisamente, aunar dos tipos de terapia: cognitivo-conductual y
focusing. También podría maldecir la hora en la que acepté traducir
este libro, ya que ninguno antes me había dado tanto que pensar ni
que plantearme respecto al trabajo terapéutico como éste. El mismo
dato prueba lo profundo e innovador que puede ser este libro.
La autora, Bala Jaison, presenta dos tipos de terapia, inicialmente
diferentes, si no opuestas entre sí, como son la Terapia Breve –y dentro

15
LA INTEGRACIÓN DE LA TERAPIA EXPERIENCIAL Y LA TERAPIA BREVE

de ésta la terapia de Resolución de Problemas– y las terapias Existen-


ciales –y dentro de éstas, el Focusing–. La una es breve, la otra se toma
su tiempo; la una busca la rápida resolución del conflicto, la otra lo
saca y lo contempla... y, sin embargo, Bala Jaison logra aunar ambas,
sin perder por ello flexibilidad ni libertad para hacer lo que mejor le
salga de dentro a cada terapeuta.
Pero el libro no sólo trata de eso. En su proceso por plasmar simi-
litudes y aprendizajes mutuos de ambas terapias, la autora describe
con gran maestría temas básicos para trabajar con Focusing, como son
las interacciones, las Partes y el Crítico Interno. Muy iluminadoras
son sus descripciones de casos, en las que salen principalmente estos
tres temas.
El libro, eminentemente práctico, está escrito para terapeutas y en
todo momento se dirige a ellos. Eso no quita que yo, personalmente,
haya dado a leer algún capítulo a algún paciente y eso le haya apor-
tado más que si se lo hubiera intentado explicar por mí misma.
En resumen, un libro altamente recomendable para terapeutas,
y terapeutas en formación, en el que lo que destaca es la parte prác-
tica, planteada con sencillez y respeto. Los lectores que hayan leído
los libros anteriores de esta orientación escritos por Gendlin, Flana-
gan, Alemany, Amodeo, Siems, etc. encontraran en este nuevo trabajo
que ahora tenemos el honor de presentar una nueva comprensión
y aplicabilidad de la técnica que les resultará atractiva, novedosa y
agradable.

Olga Castanyer
Profesional Associated
The Focusing Institute. Nueva York

16
1
PARA EMPEZAR...

Como lo que quiero ir desarrollando en este libro no tiene un


orden especial, lo haré “a lo experiencial” y comenzaré en donde estoy
ahora mismo, en este momento... Llevo queriendo escribir este libro
desde hace tiempo. De hecho, deseaba hacerlo aun antes de tener la
suficiente información como para llevarlo a cabo, si es que eso tiene
sentido... quizás éste puede ser el comienzo.
Llevo ejerciendo la psicoterapia Focusing desde hace casi veinte
años. Como muchos de mis colegas, me considero más una persona
ecléctica que purista; siempre he intentado integrar nuevos aprendi-
zajes en mi trabajo, y así continúo haciéndolo actualmente. A finales
de los años 80 comencé un entrenamiento serio en terapia de pareja y
familia. A lo largo del curso, conocí algunos de los modelos actuales
más comunes de Terapia Breve, lo que me llevó a realizar un año de
entrenamiento supervisado en varios modelos de Terapia Breve. Aun-
que me fascinaban muchos de los enfoques actuales, el modelo que
más captó mi atención fue el de Terapia Breve Enfocada a la Resolu-
ción, el trabajo estelar de Insoo Kim Berg y Steve de Shazer. Me di
cuenta de que estaba a punto de aprender algo que iba a cambiar mi
vida profesional; por fin había encontrado eso que llevaba buscando
desde hacía mucho, mucho tiempo.

17
LA INTEGRACIÓN DE LA TERAPIA EXPERIENCIAL Y LA TERAPIA BREVE

Lo que resultó ser incluso más que una epifanía fue que lo que
estaba aprendiendo (por lo menos, en algunas áreas), ¡era exactamen-
te como lo que ya conocía!
La psicoterapia Focusing era muy parecida a la Terapia de Reso-
lución de Problemas, sólo que desde otra perspectiva. Ambos enfo-
ques parecían iguales, pero eran distintos, y allí donde se encontraban
las diferencias, éstas resultaban compatibles y se complementaban
perfectamente entre sí. Me quedó tan claro que cada enfoque aporta-
ba al otro lo que yo veía como lagunas, que francamente no me podía
creer que nadie los hubiera unido. Me comprometí conmigo misma a
hacerlo, en aquel momento y lugar. Lo que sigue es el resultado de
once años de práctica e investigación.
El término Terapia (orientada hacia la) Resolución de Problemas
viene de Hill O´Hanlon, que tomó el método Breve Enfocado a la
Resolución, de Berg y de Shazer y le añadió su propia metodología.
Por ello, le cambió el nombre y llamó a su enfoque Terapia de la Posi-
bilidad; sin embargo, a mí se me ha grabado el término Terapia orien-
tada hacia la Resolución. Me gusta la palabra “orientada”. Implica una
dirección hacia...
Ambos modelos, las Terapias centradas en el Focusing y en la
Resolución, llevan al cliente hacia una dirección que apunta a la cura-
ción, la plenitud y hacia soluciones que le van a servir. Este libro te lo
dedico a ti, terapeuta. Espero que las ideas que contiene te aporten un
crecimiento nuevo y una mayor gama de posibilidades.

Bala Jason, Ph.D.

18