Está en la página 1de 4

Golpe de Estado en Tailandia 2014

El golpe de Estado en Tailandia de 2014 tuvo lugar el 22 de mayo de 2014, cuando
las Reales Fuerzas Armadas de Tailandia, lideradas por el general Prayuth Chan-
ocha, comandante del Real Ejército Tailandés, puso en marcha la rebelión contra el
gobierno interino del primer ministro Niwatthamrong Boonsongpaisan, después de seis
meses de revueltas y crisis política.
El Ejército estableció una junta militar llamada Consejo Nacional para la Paz, encargada
de dirigir el rumbo del país.
Índice
[ocultar]
 1 Antecedentes
 2 Cronología de los hechos
o 2.1 Pregolpe
 2.1.1 Imposición de la ley marcial
o 2.2 Golpe
 3 Reacciones internacionales
o 3.1 Organizaciones supranacionales
o 3.2 Estados soberanos
 4 Véase también
 5 Referencias
 6 Enlaces externos
Antecedentes[editar]
Artículos principales: Protestas en Tailandia de 2013-2014 y Elecciones generales de
Tailandia de 2014.
Cronología de los hechos[editar]


General Prayuth Chan-ocha, líder golpista.
Pregolpe[editar]
Imposición de la ley marcial[editar]
La RTA intervino el 20 de mayo de 2014, cuando su comandante general Prayuth impuso
la ley marcial en todo el país a partir de las 03:00 horas (hora local). Se dijo por televisión
que la imposición de la ley marcial se debió a la violencia continua desde varios lados y fue
con el propósito de permitir que el ejército pueda mantener y restaurar la paz de una
manera más eficaz.
1

2

Golpe[editar]
El golpe de Estado ha sido ordenado minutos después de que fracasara una reunión
promovida por los generales para forzar un acuerdo entre las facciones políticas que se
han enfrentado en los últimos seis meses. El ejército, tomó de manera el control del país y
suspendió todos los derechos constitucionales. Prayuth Chan-Ocha, se ha dirigido a los
tailandeses en un mensaje televisado para asegurar que este golpe sería el camino más
rápido para restablecer la estabilidad perdida en el país, tras 7 meses de crisis política y 28
muertos. Han detenido a manifestantes oficialistas y opositores.
La oposición, por su parte, afirmaba hasta la declaración del golpe de Estado que se
encontraba en el último tramo de su ofensiva para derrocar al gobierno interino, instalado
tras la destitución de la primera ministra Yingluck Shinawatra. Ella había sido acusada de
ser títere de su hermano Thaksin, a su vez derrocado por el golpe de Estado en Tailandia
de 2006, quien se encuentra en el exilio.
Como medidas, el ejército impuso el toque de queda, la suspensión de emisiones de
televisión y radio, la Constitución fue suspendida también (salvaguardo la monarquía) y se
reiteró la ley marcial del 20 de mayo.
«Protegeremos a la monarquía», dijo el general golpista Prayuth, garantizando su lealtad a
la corona tailandesa.
Los golpes palaciegos y militares han marcado la evolución política del último siglo
en Tailandia y con el de 2014 ya suman 12 las asonadas militares que han prosperado
hasta la fecha en un país que ha vivido hasta 19 pronunciamientos desde 1932; el rey
Bhumibol está sobreviviendo a 10 de ellos.
Reacciones internacionales[editar]
Organizaciones supranacionales[editar]
 Naciones Unidas —
 Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas, emitió un comunicado a
través de su portavoz, expresando su preocupación por el golpe de Estado y
pidiendo «un pronto retorno al orden constitucional, civil y democrático» y la
cooperación entre las partes.
3

 Navanethem Pillay, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos
Humanos, condenó el golpe de Estado. Dijo que su oficina ha seguido la situación
tailandesa de los últimos cinco meses que está «profundamente preocupada por la
sustitución forzosa de un gobierno elegido, la imposición de la ley marcial, la
suspensión de la Constitución y las medidas de emergencia que están
restringiendo el disfrute de los Derechos Humanos». Asimismo, instó a la pronta
recuperación del Estado de derecho.
4

 Unión Europea — El Servicio Europeo de Acción Exterior llamó a los militares a
aceptar y respetar la autoridad constitucional del poder civil y destacó «la importancia
de la celebración de elecciones creíbles e incluyentes en cuanto sea posible».
5

Estados soberanos[editar]
 Argentina - La cancillería argentina indicó que «sigue con preocupación los
acontecimientos» en Tailandia e hizo «un llamamiento al pleno restablecimiento del
orden constitucional y la celebración de elecciones democráticas», al tiempo que
exhortó a «garantizar el respeto irrestricto de los derechos humanos».
6

 Chile - El Gobierno de Chile condenó el golpe y pidió a través de un comunicado
«la exclusión de cualquier forma de violencia o represión y al pleno respeto de los
derechos y libertades ciudadanas».
7

 Colombia - El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia reiteró su
preocupación sobre la situación en Tailandia y deploró el quebrantamiento de su orden
institucional por parte de las fuerzas públicas de esa nación. Colombia llamó a que
haya diálogo entre la «nación amiga» del Reino de Tailandia y sus fuerzas públicas
democráticas para restablecer el orden. Este país suramericano terminó su
comunicado abogando por «el respeto y observancia de los derechos humanos y las
garantías constitucionales a todos los ciudadanos tailandeses».
8

 Estados Unidos — John Kerry, secretario de Estado, condenó enérgicamente el
golpe de Estado y dijo que «tendría consecuencias graves negativas en la relación
entre Estados Unidos y Tailandia, sobre todo en la relación con los militares
tailandeses».
9

 España — El Gobierno de España, mediante nota de prensa del ministerio de
Asuntos Exteriores y de Cooperación, condenó el golpe de Estado e instó «al
restablecimiento de la legalidad constitucional». El Gobierno «considera prioritario el
retorno urgente a la democracia y al necesario diálogo entre todas las fuerzas
políticas». Por último, el ejecutivo «insta a las partes a la contención y al respeto pleno
de los derechos y libertades constitucionales, especialmente la libertad de expresión y
de prensa, así como a no hacer uso, en ningún caso, de la violencia».
10

 Francia — François Hollande, presidente de la República, condenó el golpe y pidió
«la vuelta inmediata al orden constitucional».
11

Véase también[editar]
 Golpe de Estado en Tailandia de 2006