Está en la página 1de 23

ALTERACIONES DE LA TENSION ARTERIAL PROVOCADA POR ESTRÉS EN LA

CONSULTA ODONTOLOGICA BRINDADA POR ALUMNOS DE LAS FEZ-ZARA
GOZADEL GRUPO 3256 EN LA CLINICA PERIFERICA UNIVERSITARIA “BENITO
JUAREZ”, EN UN PERIODO DE NOVIEMBRE DEL 2013 A ABRIL DEL 2014 EN
PACIENTES DE 4 A 12 AÑOS DE AMBOS SEXOS
Fl ores Franco Mari o,
Haro Vel ázquez Jesús Emmanuel ,
Orti z Meri no Jorge,
Martínez Magdal eno Servando,
Sori ano Pal ma Roberto Donato

GRUPO 3256
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE
MÉXICO
FACULTAD DE ESTUDIOS SUPERIORES
ZARAGOZA
1

Contenido
INTRODUCCIÓN ................................................................................................................................... 2
DISEÑO METODOLÓGICO .................................................................................................................... 5
PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA .................................................................................................. 5
JUSTIFICACION ................................................................................................................................ 5
HIPÓTESIS ........................................................................................................................................ 6
OBJETIVOS ....................................................................................................................................... 6
GNERAL ........................................................................................................................................ 6
ESPECÍFICOS ................................................................................................................................ 6
TIPO DE ESTUDIO ............................................................................................................................ 6
CRITERIOS DE SELECCIÓN ................................................................................................................ 7
MARCO TEÓRICO ................................................................................................................................. 7
ESTRÉS ............................................................................................................................................. 7
HIPERTENSIÓN................................................................................................................................. 9
ANSIEDAD ...................................................................................................................................... 11
¿Por qué le temen las personas a las consultas con el dentista? ............................................. 12
MATERIAL ...................................................................................................................................... 13
METODO: ....................................................................................................................................... 13
TÉCNICA ......................................................................................................................................... 13
RESULTADO ..................................................................................................................................... 15
....................................................................................................................................................... 19
ANÁLISIS DE RESULTADOS ................................................................................................................. 20
CONCLUSIÓN ................................................................................................................................. 20
BIBLIOGRAFÍA .................................................................................................................................... 22





2

INTRODUCCIÓN

La hipertensión arterial (HTA) es un trastorno de carácter multicausal, lo
cual determina la existencia de diferentes vías etiológicas y obliga a la
evaluación de efectos interactivos de distintas variables sobre la presión
arterial. La identificación de los factores de riesgo constituye una tarea
importante para su prevención, tratamiento y control. Dentro de los
factores que han sido investigados en relación con los trastornos
hipertensivos se destaca el estrés. Sin embargo, no ha existido consenso
sobre la incidencia del estrés en la HTA. Es por eso que al concluir una
extensa revisión teórica sobre el tema, presentamos en este trabajo
algunos resultados de investigaciones científicas que avalan el papel del
estrés en la génesis y evolución de la hipertensión arterial y que evidencian
la necesidad de incorporar acciones relacionadas con este aspecto como
parte de las estrategias preventivas dirigidas a la modificación de los
factores de riesgo en el paciente hipertenso.
Con cierta frecuencia encontramos en nuestras consultas a pacientes
hipertensos que señalan que su hipertensión es emotiva, pues reconocen
que generalmente los incrementos en su presión arterial se asocian a
situaciones estresantes aun cuando se encuentran bajo tratamiento con
fármacos hipotensores.
El estrés como fenómeno multifactorial constituye una respuesta de
adaptación del organismo para hacer frente a demandas del medio para
las cuales la persona tiene o cree tener limitados recursos. Sin embargo,
cuando estas repuestas ante las situaciones estresantes son muy intensas,
frecuentes o duraderas, el estrés puede traer complicaciones en la salud,
ya sea desencadenando la aparición de un trastorno, complejizando su
cuadro clínico o perpetuando su sintomatología. En esta línea, diversos
3

autores han realizado numerosos estudios que han relacionado el estrés
con la hipertensión esencial.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido la importancia
que puede representar el estrés en esta alteración cardiovascular y
también ha subrayado la dificultad de cuantificar esa influencia en el
desarrollo de esta enfermedad.
Aunque no se dispone de una evidencia que permita atribuir al estrés per
se un papel determinante en la etiología de la hipertensión, sí se reconoce
en mayor o menor medida cierto grado de responsabilidad en la
patogenia de esta enfermedad. Al respecto, Gutiérrez J plantea que el
estrés puede ser un factor de riesgo cardiovascular y su manejo podría ser
beneficioso para el paciente hipertenso. Así, en la literatura psicológica se
recogen acontecimientos y situaciones estresantes de distinta naturaleza
que provocan elevaciones de la presión arterial.
La visita al dentista ha sido tradicionalmente reconocida como un evento
desagradable, cuando no doloroso. Esta idea perdura todavía hoy en día
en algunos pacientes, a pesar de la creciente preocupación entre los
profesionales por crear una atmósfera de tranquilidad y confianza en el
consultorio dental, junto con el empleo de diferentes técnicas de control
de estrés, todo ello apoyado en el mayor peso que los contenidos de
ciencias de la conducta han adquirido en los planes de estudio
odontológicos.
El miedo al dentista, también definido en la literatura como “ansiedad
dental”, cuenta con una prevalencia en la población general que ronda
el 50% según algunos autores. Este problema trasciende la mera dificultad
en el manejo del sujeto, pues se ha podido demostrar que el paciente sufre
más dolor si la ansiedad es alta en el consultorio dental, aumentando
4

además el estado de ansiedad la sensación dolorosa independientemente
de que la ansiedad constituya un rasgo de la personalidad del sujeto.
Además de que el factor estrés es el principal desencadenante de los
niveles altos de la tensión arterial en un paciente. Por otra parte, el miedo
al dentista puede llegar a constituir un círculo vicioso en el que se produce
una conducta de evitación de la consulta, que se traduce en
agravamiento de la salud oral y aparición de sintomatología, con el
correspondiente requerimiento de tratamientos más complejos que, tras
realizarse, refuerzan la propia conducta de forma tal que la evitan.
1
















5

DISEÑO METODOLÓGICO
PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Se observa que algunos paciente durante el tratamiento dental tienden a
sufrir cambios psicológicos importantes que altera su estado emocional, se
ha detectado que esto deriva del estrés causado por el mismo tratamiento
odontológico por esta misma razón queremos saber ¿Cómo se ve
afectado la tensión arterial en niños de 4 a 10 años (ambos sexos) que
acuden a consulta dental en la clínica periférica universitaria Benito Juárez
de la UNAM, en un periodo de Noviembre de 2013 a Abril de 2014.
JUSTIFICACION

Con esta investigación se pretende profundizar en un tema que para
nosotros como cirujanos dentista es de vital importancia, ya que día a día
lidiamos en el consultorio dental con el estrés un estado de ánimo y
síntoma provocado en nuestros pacientes a causa de una visita al
consultorio dental. Así mismo se pretende identificar las repercusiones que
el estrés desencadena en la Hipertensión arterial, patología que como
sabemos interfiere directamente en la práctica profesional odontológica
por muchas razones, tal vez la más conocida la de interferir en la infiltración
de cartuchos de anestésicos con vasoconstrictores, ya que esta
enfermedad puede desencadenar un shock anafiláctico hasta la muerte
misma dentro de nuestro consultorio.
Por estas razones expresamos el por qué llevar a cabo la investigación.


6

HIPÓTESIS
Se espera encontrar alguna alteración de la tensión arterial ocasionada
por el estrés en la consulta odontológica, habiendo un incremento de ésta.
OBJETIVOS

GNERAL

 identificar la influencia que tiene el estrés sobre la T.A en la clínica
periferica universitaria “Benito Juarez”, en un periodo de noviembre
del 2013 a abril del 2014. en pacientes de 4 a 12 años de ambos
sexos
ESPECÍFICOS

 Determinar si el estrés influye o no sobre la T.A.

 Identificar las principales manifestaciones del estrés en la clínica
periferica universitaria “Benito Juarez”

 Señalar los niveles de T.A que se producen en una visita al
odontólogo en la clínica periferica universitaria “Benito Juarez”

TIPO DE ESTUDIO

Trasversal, descriptivo analítico
Población de estudio: pacientes que acudieron a atención odontológica
en la clínica “Benito Juárez”, en un periodo de noviembre 2013-abril 2014,
de edades de 4 a 12 años, ambos sexos.
Muestra: 50 niños
7

CRITERIOS DE SELECCIÓN

Niños de edades entre 4 a 12 años, ambos sexos, que requerían atención
odontológica; niños que presentaban estrés; niños aparentemente sanos
sin ninguna alteración sistémica.
MARCO TEÓRICO
ESTRÉS

“A pesar de su connotación negativa, el estrés es un proceso fundamental
en la interacción que mantenemos con nuestro entorno; un complejo
proceso que involucra aspectos biológicos, psicológicos y socioculturales.”
2

-Omar Torreblanca
El estrés (del inglés stress, „tensión‟) es una reacción fisiológica del
organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa
para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de
demanda incrementada.
Síntoma provocado por alguna situación en problema, los síntomas son
algunos notables como el nerviosismo (Temblar) o estar inquieto. Otros no
son tan notables como la aceleración del corazón, las pupilas dilatadas, la
sudoración, la piel se torna rubosa y
se erizan los vellos de la piel (Como
brazos o piernas).
La reacción del organismo se
caracteriza por modificaciones
neuroendocrinas estrechamente
mezcladas que ponen en juego el hipotálamo (centro de emoción del
cerebro) y las glándulas hipófisis y suprarrenales (centro de reactividad).
8

Esta reacción que es la respuesta normal a un agente específico se
produce en todo individuo sometido a una agresión.
El estrés es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia, a pesar
de lo cual hoy en día se confunde con una patología. Esta confusión se
debe a que este mecanismo de defensa puede acabar, bajo
determinadas circunstancias frecuentes en ciertos modos de vida,
desencadenando problemas graves de salud.
Cuando esta respuesta natural se da en exceso se produce una
sobrecarga de tensión que repercute en el organismo humano y provoca
la aparición de enfermedades y anomalías patológicas que impiden el
normal desarrollo y funcionamiento del cuerpo humano.
El estrés crónico está relacionado con los trastornos de ansiedad, que es
una reacción normal frente a diversas situaciones de la vida, pero cuando
se presenta en forma excesiva o crónica constituye una enfermedad

que
puede alterar la vida de las personas, siendo aconsejable en este caso
consultar a un especialista.
Llevar una vida de estrés tiene implicaciones variadas. Por un lado están
todas las alteraciones fisiológicas, y por otro están las complicaciones de
orden emocional. El estrés es un elemento que aumenta la sensación de
agravio en las relaciones sociales, familiares y laborales, al mismo tiempo
en que figura como herramienta de distorsión de la realidad. Vivir bajo
estrés implica, entonces, no solamente un deterioro físico, sino también
psicológico y relacional.
El estrés puede provenir de cualquier situación o pensamiento que lo haga
sentir a uno frustrado, furioso o ansioso.
La ansiedad es un sentimiento de miedo, desasosiego y preocupación. La
fuente de estos síntomas no siempre se conoce.
3

9

HIPERTENSIÓN
La presión arterial es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes
de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a través del
cuerpo. Hipertensión es un término empleado para describir la presión
arterial alta.
Las lecturas de la presión arterial
generalmente se dan como dos
números. Por ejemplo, 120 sobre
80 (escrito como 120/80 mmHg).
Es posible que uno de estos
números o ambos estén
demasiado altos.
El número superior se denomina presión arterial sistólica y el número inferior,
presión arterial diastólica.
 Una presión arterial normal es una presión arterial menor que 120/80
mmHg la mayoría de las veces.
 Una presión arterial alta (hipertensión) es una presión arterial de
140/90 mmHg o mayor la mayoría de las veces.
 Si los valores de su presión arterial están entre 120/80 y 140/90 o más,
pero por debajo de 140/90, esto se denomina prehipertensión.
4


La hipertensión arterial es el aumento de la presión arterial de forma
crónica. Es una enfermedad que no da síntomas durante mucho tiempo y,
si no se trata, puede desencadenar complicaciones severas como un
infarto de miocardio, una hemorragia o trombosis cerebral, lo que se
puede evitar si se controla adecuadamente. Las primeras consecuencias
10

de la hipertensión las sufren las arterias, que se endurecen a medida que
soportan la presión arterial alta de forma continua, se hacen más gruesas y
puede verse dificultado al paso de sangre a su través. Esto se conoce con
el nombre de arterosclerosis.
La tensión arterial tiene dos componentes:
 La tensión sistólica es el número más alto. Representa a tensión que
genera el corazón cuando bombea la sangre al resto del cuerpo.
 La tensión diastólica es el número más bajo. Se refiere a la presión en
los vasos sanguíneos entre los latidos del corazón.
5

La hipertensión arterial (HTA) constituye una enfermedad del sistema
cardiovascular frecuente en la población adulta de nuestro país, además
se considera un factor de riesgo modificable mayor, y se establece al
respecto que es el principal factor de riesgo (FR) después de los 45 años de
edad; es una causa importante de accidente vascular encefálico (AVE),
insuficiencia cardíaca (IC), cardiopatía isquémica (CI), insuficiencia renal y
retinopatía, y se demuestra que el tratamiento de las formas ligeras de HTA
previene la aparición de la CI.
6
La hipertensión arterial es una enfermedad con una alta prevalencia
alrededor del mundo y nuestro país no escapa a esta realidad, ya que
aproximadamente el 30% de la población mexicana padece hipertensión
arterial (alrededor de 15 millones de mexicanos son hipertensos)1. En el 90%
de los casos de hipertensión arterial la causa es desconocida y a esta
forma se le ha denominado “hipertensión arterial esencial”.

La hipertensión arterial tiene importancia para todo médico,
independiente de su especialidad por tres razones:
1. La frecuencia de la enfermedad en la población general.
11

2. La enfermedad incapacitante y aumento de la mortalidad que
produce la hipertensión arterial por el daño a órganos de impacto:
corazón: insuficiencia cardiaca; arteriosclerosis: aneurismas
vasculares; riñón: insuficiencia renal; ojos; ceguera, etc.
3. El aumento de la mortalidad por su participación como factor de
riesgo en la aterogénesis aterosclerosis coronaria (infarto del
miocardio) cerebral (accidentes oclusivos) o periférica (claudicación
intermitente).
7


ANSIEDAD
El miedo y la ansiedad son señalados por muchos pacientes como un
motivo para no acudir de forma regular al dentista. Esta circunstancia
dificulta la atención odontológica de un gran número de pacientes, e
incluso puede llegar a impedir el tratamiento dental de algunos individuos.
Existen múltiples publicaciones sobre este asunto; casi todas ellas enuncian
que el temor al dentista es más numeroso de lo que pudiera parecer, y por
tanto, no es una situación excepcional.
La ansiedad y los miedos dentales, desde la perspectiva conductual, se
deben considerar como patrones multidimensionales y aprendidos de
comportamiento que resultan desadaptativos en relación al tratamiento
odontológico. En el desarrollo de estas actitudes intervienen múltiples
causas y factores, por lo que el origen de la ansiedad y el miedo a la
atención dental se postula como multifactorial por la mayoría de los
autores. Los factores señalados son variados, pero los más relacionados
son: la conducta miedosa aprendida del modelo familiar o su entorno; el
sexo femenino parece experimentar mayor miedo y ansiedad, aunque
existen estudios que no encuentran diferencias significativas entre hombres
12

y mujeres; los niños y jóvenes son más ansiosos y miedoso; las experiencias
desagradables previas, especialmente durante la infancia; existen
variaciones por etnias, aunque esto es difícil de valorar por las diferencias
entre culturas y costumbres; los factores socioeconómicos también
parecen influir, sobre todo los factores sociales (familias rotas,
drogadicción, problemas
de educación, etc.); las
personas con malos
hábitos higiénicos suelen
ser más ansiosas, al igual
que aquellos que tienen
un mal estado bucodental;
las personas con discapacidad psíquica experimentan más miedo a los
tratamientos odontológicos por su falta de comprensión; los pacientes que
padecen enfermedades crónicas y graves suelen presentar menos
ansiedad porque consideran un problema menor su estado bucal; por
último, un tiempo de espera prolongado antes de la atención, un número
excesivo de pacientes en la sala de espera porque al individuo le parece
que el tratamiento se realiza con prisas, y sesiones de tratamiento de larga
duración parecen aumentar el nivel de ansiedad
.8

¿Por qué le temen las personas a las consultas con el dentista?

Visitar al dentista genera ansiedad por diferentes motivos, entre los cuales
pueden mencionarse la preocupación sobre la efectividad de la anestesia
local y la sensación de que el dentista tiene prisa por terminar o hace caso
omiso a las inquietudes que se le mencionan. Existen, además, otras
razones como el presentimiento de que se sentirá dolor, experiencias
negativas vividas anteriormente e incluso el olor a instrumentos esterilizados
que hay en los consultorios dentales. Otro factor que desencadena una
13

sensación de ansiedad general es la interrupción de la rutina normal del
día para visitar al dentista. Si no se trata, la ansiedad por visitar al dentista
puede causar problemas innecesarios que afectan la salud bucal, lo que a
su vez puede derivar en tratamientos dentales que exigen pasar mucho
más tiempo en el consultorio del dentista.
9
MATERIAL

o Esfingomanometro
o Estetoscopio
o Sillón dental
o Hojas de recolección de datos

METODO:

La toma de presión arterial se realizó de 4 a 6 tomas al mes, a diferentes
pacientes atendidos en la clínica multidisciplinaria “Benito Juárez”,
realizando por cada paciente dos tomas en el mismo día de la atención,
una de inicio de sección y otra ya finalizada; la toma de presión se tomó
bansandose en la NORMA Oficial Mexicana NOM-030-SSA2-1999, Para la
prevención, tratamiento y control de la hipertensión arterial; la cual nos
dice que:
TÉCNICA

El observador se sitúa de modo que su vista quede a nivel del menisco de
la columna de mercurio.
Se asegurará que el menisco coincida con el cero de la escala, antes de
empezar a inflar.
14

Se colocará el brazalete situando el manguito sobre la arteria humeral y
colocando el borde inferior del mismo 2 cm por encima del pliegue del
codo.
Mientras se palpa la arteria humeral, se inflará rápidamente el manguito
hasta que el pulso desaparezca, a fin de determinar por palpación el nivel
de la presión sistólica.
Se desinflará nuevamente el manguito y se colocará la cápsula del
estetoscopio sobre la arteria humeral.
Se inflará rápidamente el manguito hasta 30 o 40 mmHg por arriba del nivel
palpatorio de la presión sistólica y se desinflará a una velocidad de
aproximadamente 2 mmHg/seg.
La aparición del primer ruido de Korotkoff marca el nivel de la presión
sistólica y, el quinto, la presión diastólica.
Los valores se expresarán en números pares.
Si las dos lecturas difieren por más de cinco mmHg, se realizarán otras dos
mediciones y se obtendrá su promedio.






15

RESULTADO


Tabla 1. Presión arterial de niños de 4-6 años de edad.
En este grupo de edades se determinó que el 100% de los niños se vio
alterado en relación a la tensión arterial inicial a la final como principal
causa atribuida al estrés provocado por la estancia en el consultorio
dental.

Edades de 4-6
Sin alteracion
Con alteracion
Paciente T.A. INICIAL T.A. FINAL
1 102/78 110/84
2 98/66 105/72
3 95/58 100/70
4 92/58 96/64
5 95/58 98/58
6 94/62 98/68
7 96/64 100/70
8 98/65 105/70
9 100/67 106/72
10 99/67 103/70
11 98/65 107/72
16


Tabla 2. Tensión arterial en pacientes de 6-8 años de edad.
En este grupo de edades se determinó que el 66.6% de los niños se vio
alterada en relación a la tensión arterial inicial a la final como principal
causa atribuida al estrés provocado por la estancia en el consultorio
dental, mientras que el 33.3% se mantuvo estable.

Edad de 6-8
Sin alteracion
Con alteracion
PACIENTE T.A. INICIAL T.A. FINAL
1 108/66 108/66
2 104/75 104/80
3 110/82 112/76
4 106/88 108/86
5 112/76 112/70
6 98/56 110/76
7 116/88 116/88
8 112/74 110/80
9 112/72 114/72
10 116/82 116/82
11 98/58 106/78
12 100/60 100/60
13 102/62 120/80
14 116/78 118/76
15 100/70 100/70
17


Tabla 3. Presión arterial de niños de 8-10 años de edad.
En este grupo de edades se determinó que el 73,4% de los niños se vio
alterado en relación a la tensión arterial inicial a la final como principal
causa atribuida al estrés provocado por la estancia en el consultorio
dental, mientras que el 26.6% se mantuvo estable.

Edades de 8-10
Sin alteracion
Con alteracion
Paciente T.A. INICIAL T.A. FINAL
1 104/62 104/62
2 105/62 106/65
3 100/60 100/60
4 106/67 106/67
5 101/66 109/72
6 100/65 110/75
7 98/60 105/65
8 97/61 103/64
9 102/63 107/66
10 96/58 102/64
11 100/68 110/75
12 103/66 105/70
13 102/65 104/67
14 105/70 105/70
15 97/65 100/68
18


Tabla 4. Tensión Arterial en pacientes de 10-12 años de edad.
En este grupo de edades se determinó que el 56.6% de niños se vio
alterada en relación a la tensión arterial inicial a la final como principal
causa atribuida al estrés provocado por la estancia en el consultorio
dental, mientras que el 43.4% se mantuvo estable.



Edades de 10-12
Sin alteracion
Con alteracion
PACIENTE T.A. INICIAL T.A. FINAL
1 116/82 118/80
2 120/76 116/82
3 114/90 114/90
4 120/72 118/74
5 118/84 118/84
6 110/70 112/78
7 108/86 110/84
8 114/84 114/84
9 114/80 114/80
19


























20

ANÁLISIS DE RESULTADOS

Una vez que fueron aplicados los instrumentos de recolección de datos, en
esta investigación, se codificaron y tabularon los resultados obtenidos con
el objeto de presentarlos a través de cuadros estadísticos porcentuales y
gráficos, para facilitar la lectura y comprensión de los mismos,
seguidamente se realizó un análisis cuantitativo de ellos.
Esta tarea de diagnóstico, condujo al logro de los objetivos planteados con
la finalidad de determinar los niveles de ansiedad y miedo dental infantil en
niños y adolescentes; puesto que estos factores son determinantes para
que exista una alteración en la hipertensión arterial en momento de la
atención odontológica en pacientes que acudieron a la clínica Benito
Juárez, FES- ZARAGOZA.

CONCLUSIÓN

A lo largo de la investigación se demostró que la tensión arterial se ve
afectada moderadamente en pacientes niños cuando son llevados al
odontólogo, también la influyen de manera directa diversos factores como
son: estado emocional, estado sistémicos, así como si es la primera visita o
subsecuente y el tipo de tratamiento al que fue sometido.
Este último es un determínate importante ya que intervienen distintos
factores que comprometen al profesional del área de la salud. Uno de los
determinantes fue la actitud del odontólogo que presente frente al
paciente, técnicas empleadas para el manejo del paciente pediatra, así
como la técnica misma y los pasos empleados que conlleva el
procedimiento que son de suma importancia para los pacientes
pediátricos en las visitas subsecuentes. Ya que los resultados obtenidos en
21

la toma de tensión arterial en estos pacientes fue de gran relevancia al
inicio y al final de la toma de tensión arterial.
Por otro lado se demostró que aquellos pacientes que su visita al
odontólogo no mostro indicios de haber sido traumática, sus resultados en
la toma de tensión arterial no mostro gran discrepancia entre los resultados
de toma de tensión arterial al inicio y al final de la estancia en el
consultorio dental.













22

BIBLIOGRAFÍA

1. Luis Miguel Rodríguez Vázquez, Emilio Rubiños López, Almudena
Varela Centelles, Ana Isabel Blanco Otero, Flor Varela Otero, Pablo
Varela Centelles, “Estrés en pacientes de las unidades de salud
bucodental de Atención”, Primaria. Odontol. Prev. 2008;1(2):97-102.
2. Omar Torreblanca, “El Estrés”, Revista ¿Cómo Ves? Divulgacion de la
Ciencia de la UNAM, núm. 26, enero de 2001.
3. Hüther, Gerald (2012). Biología del miedo. El estrés y los sentimientos.
Plataforma Editorial. p. 49
4. Rigol Ricardo O, Pérez Carballás F, Perea Corral J, Fernández Sacasas
J, Fernández Mirabal J. Medicina General Integral. La Habana:
Editorial Ciencias Médicas, 1985; t1: 118-28.
5. Hernández Cisneros F, Machado Temes J, Pino García B, Barquín
Morán A, Rosario Garay D, del Sinclair Alvarez G. Hipertensión arterial:
prevalencia en 5 consultorios del médico de la familia. Rev Cubana
Med Gen Integr 1992; 8 ( 1): 43-8.
6. 1. Huerta B. Factores de riesgo para la hipertensión arterial. Archivos
de Cardiología. México: Edigraphic, 2002: S208-S210.
7. Velázquez MD, Rosas P.M., Lara E.A, y col. Hipertensión arterial en
México; resultados de la Encuesta Nacional de Salud (ENSA)
2000.Arch.Cardiol. Mex.2002;72-84
8. Márquez-Rodríguez y cols. “¿Por qué se le tiene miedo al dentista?
Estudio descriptivo de la posición de los pacientes de la Sanidad
Pública en relación a diferentes factores subyacentes a los miedos
dentales”, RCOE v.9 n.2 Madrid mar.-abr. 2004
9. González M, Ezpeleta I, Heredia M, Malpartida Z, Nuñez L, Trepiana R.
Reacción de ansiedad de los hombres y mujeres al tratamiento
dental. Psiquis 1999;20:111-4.