CÓMO Y DÓNDE PLANTAR ESPECIES AUTÓCTONAS

Autóctona o nativa es la especie que se
desarrolla de forma natural en un determinado
lugar desde hace miles de años pero ese lugar no
tiene por qué coincidir con delimitaciones
administrativas. Es decir, en un país tan
complejo geológica, climática y topográficamente
como España, una especie puede ser autóctona en
una comarca pero no en la vecina, en un
municipio sí pero no en el de al lado. Ser
autóctona de Aragón no implica que las plantas
de Huesca sean autóctonas en Teruel. Preservar
la genética de las plantas es de suma
importancia para el futuro. Conocer la
procedencia de la semillas es vital. Sólo deben
sembrarse en la localidad o localidades de las
que procedan. Si se quiere sembrar en una zona y
no se encuentran en el mercado semillas o
plantones de esa procedencia, lo mejor que se
puede hacer es recogerlas nosotros mismos de los
árboles y arbustos de los montes de la zona en
que queremos sembrar. Sólo así ayudaremos de
verdad a nuestros montes,
Para la ornamentación de los parques,
avenidas, jardines, medianas, rotondas, etc.
Con especies autóctonas, se puede elegir entre
una amplia gama de especies locales y
comarcales, pues la habrá de todo tipo, de hoja
caduca y perenne, con floración modesta o muy
vistosa, aromáticas y no aromáticas…. Con
imaginación se crearán así zonas de gran
belleza, con multitud de formas, aromas y
colores.


ANTES DE PLANTAR
ASEGÚRATE DE QUE
SEAN ESPECIES
AUTÓCTONAS DEL LUGAR




Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono
www.arba-s.org



A pesar de una creciente preocupación por los
graves daños que causan las especies de plantas
exóticas y/o invasoras, los árboles y arbustos
exóticos siguen prevaleciendo en los viveros y
aún hoy siguen siendo los más utilizados, por
desconocimiento de su impacto en el medio o por
un polémico mayor beneficio. Igual ocurre con
las especies autóctonas, pues se cree que con
plantar especies del país, aunque procedan de
otra comarca o región, estamos empobreciendo la
riqueza de los bosques que España tiene por sus
especiales características geográficas.

Especies exóticas invasoras como el ailanto, la
uña de gato o el helecho de agua, se expanden
por Europa causando grandes daños económicos y
ambientales. Cedros, cipreses, tuyas,
eucaliptos, plátanos, catalpas, acacias,
robinias y otras más se vienen usando para
combatir impactos ambientales.

Las razones por las que debemos combatir las
especies exóticas y utilizar ÚNICAMENTE especies
autóctonas pueden resumirse en:

1.- Según la Unión Internacional para la
Conservación de la Naturaleza (UICN) las
invasiones biológicas son la segunda causa, por
detrás de la destrucción directa del hábitat, de
la desaparición de especies en todo el planeta.

2.- La vegetación mediterránea autóctona
(la mayor de Europa),representa la mejor opción
para combatir la erosión y desertificación.



Desiertos verdes

Numerosos paisajes españoles muestran un verdor
que los convierte en bonitos a los ojos del
profano, aunque apenas haya en ellos flora ni
fauna autóctonas. No debe pensarse sólo en la
administración forestal como responsable, toda
la sociedad es responsable: generalmente nadie
piensa en plantar especies autóctonas ni en
sus huertos ni jardines. Todo esto favorece la
desertización verde de numerosos ecosistemas, la
expansión de especies exóticas invasoras y la
pérdida de la cultura milenaria asociada a las
plantas autóctonas.

Diferentes organismos tanto europeos como
nacionales, se están preocupando de este tema y
elaborando normas para la información de la
lucha contra las especies exóticas

“No es una cuestión de plantar árboles, sino de recuperar
nuestros ecosistemas”

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful