Está en la página 1de 1

Opinión gubernamental sobre los Bitcoins

El Bitcoin es una moneda descentralizada, lo que significa que está libre de toda
intervención gubernamental para su regulación, control o omisión y es también lo que
permite en la actualidad a muchos usuarios realizar transacciones fuera de la
investigación del gobierno.

Muchos gobiernos, políticos y economistas de renombre han dado sus opiniones
acerca del Bitcoin, y la mayoría no han sido criticas favorables, muchos ven esta
moneda virtual como algo peligrosamente inestable como para ser considerada un
medio de cambio adecuado, otros argumentan la necesidad de una regulación mundial
sobre la misma, para prevenir fraudes, pero lo que más gusta a los usuarios de esta
moneda es que los gobiernos no tienen voz en ese proyecto .

Para los usuarios Bitcoins representa la moneda de los individuos y no de los
gobiernos. El hecho de que los usuarios puedan “minar” y obtener BItcoins, puedan
almacenar su dinero como mejor les resulte y tengan la última decisión a la hora de
realizar las transacciones, convierte a esta moneda en algo mucho más natural que
cualquier otra moneda del mundo, al ser las monedad mundiales sujetas a las
regulaciones de los precios y valoraciones artificiales por parte de los bancos
centrales

El gobierno de Estados Unidos analizó el uso del Bitcoin a partir de su más creciente
inflación en el valor, aseguran que ofrecen servicios financieros legítimos, pero que
ciertos aspectos de las monedas virtuales atraen a los criminales y presentan un
conjunto de nuevos desafíos a las fuerzas de seguridad, las autoridades están
preocupadas por el carácter anónimo de la nueva moneda, ya que ofrece la misma
privacidad que el dinero efectivo y las transacciones se efectúan sin entidades
financieras de por medio.

En diciembre del 2013 las autoridades chinas declararon públicamente su guerra
contra la Bitcoin, a la cual se unió Estados Unidos aunque guarda cirtos criterios a
favor y muy recientemente Rusia, en este país aseguraron que el rublo es la única
divisa legal, por lo tanto el uso de cualquier otra unidad monetaria será considerada
ilegal, todos concuerdan en afirmar que trabajaran con sus bancos centrales para
evitar el uso de esta moneda virtual inestable que estaría relacionada con el lavado de
dinero así como la financiación del terrorismo y la pornografía infantil. El Bitcoin no
gusta mucho a casi ningún país, porque todos quieren tener cierto control de la
moneda que es usada en sus territorios, ante esta falta de control las administraciones
se han apurado a declarar su uso ilegal y a generar especulaciones para que los
empleados no acepten esta nueva divisa .