Está en la página 1de 6

Introducción

El trabajo y la energía se encuentran entre los conceptos más importantes


de la física.
El concepto de trabajo mecánico aparece estrechamente vinculado al
de fuerza. De este modo, para que exista trabajo debe aplicarse una fuerza
mecánica a lo largo de una cierta trayectoria. En términos físicos, el trabajo
W se define como el producto escalar de la fuerza aplicada por la distancia
recorrida.

Donde a es el ángulo que forman la dirección de la fuerza y el


desplazamiento.
Así pues, el trabajo es una magnitud escalar, que alcanza su valor máximo
cuando la fuerza se aplica en la dirección y el sentido del movimiento.
De lo anterior se deduce que las fuerzas aplicadas perpendicularmente a la
dirección del movimiento producen un trabajo nulo.
La realización de trabajo puede verse también como un consumo
de energía. No obstante, la noción de energía es más amplia que la de
trabajo. Aunque, universalmente, se define energía como la capacidad de
un cuerpo para realizar trabajo, también comprende el calor, o
transferencia de energía de un sistema material a otro, como una de sus
manifestaciones más comunes.
Por tanto, el trabajo y el calor son dos manifestaciones posibles de la
energía.

Relación entre energía y trabajo


El trabajo es una manifestación de la energía. Ahora bien, por su definición,
el trabajo es una magnitud escalar que atendiendo a la disposición de la
fuerza y el desplazamiento puede ser positiva, negativa o nula:
• Cuando el trabajo es positivo, se dice que la fuerza inductora ha
aportado energía. Así sucede cuando se comprime un muelle o se
levanta un peso.
• Si el trabajo es negativo, la fuerza ha absorbido energía (por ejemplo,
al soltar un muelle o dejar caer un objeto).
• Si el trabajo es nulo, no existen variaciones en el balance energético
del sistema.

La energía es una magnitud física que se muestra en múltiples


manifestaciones. Definida como la capacidad de realizar trabajo y
relacionada con el calor (transferencia de energía), se percibe
fundamentalmente en forma de energía cinética, asociada al movimiento, y
potencial, que depende sólo de la posición o el estado del sistema
involucrado.

Energía cinética
El trabajo realizado por fuerzas que ejercen su acción sobre un cuerpo o
sistema en movimiento se expresa como la variación de una cantidad
llamada energía cinética, cuya fórmula viene dada por:
El producto de la masa m de una partícula por el cuadrado de la velocidad v
se denomina también fuerza viva, por lo que la expresión anterior se conoce
como teorema de la energía cinética o de las Fuerzas Vivas.

Energía potencial gravitatoria


Todo cuerpo sometido a la acción de un campo gravitatorio posee
una energía potencial gravitatoria, que depende sólo de la posición del
cuerpo y que puede transformarse fácilmente en energía cinética.
Un ejemplo clásico de energía potencial gravitatoria es un cuerpo situado a
una cierta altura h sobre la superficie terrestre. El valor de la energía
potencial gravitatoria vendría entonces dado por:

siendo m la masa del cuerpo y g la aceleración de la gravedad.


Si se deja caer el cuerpo, adquiere velocidad y, con ello, energía cinética, al
tiempo que va perdiendo altura y su energía potencial gravitatoria
disminuye.

Energía potencial elástica


Otra forma común de energía potencial es la que posee un muelle cuando
se comprime. Esta energía potencial elástica tiene un valor igual a:

donde x es la posición del extremo del muelle y k una constante de


proporcionalidad. Al soltar el muelle, se libera energía potencial elástica, al
tiempo que el extremo del muelle adquiere velocidad (y, también, energía
cinética).

Energía mecánica
En los procesos físicos, la energía suele almacenarse en los cuerpos en
forma combinada de tipo cinético y potencial. Esta suma de energías se
denomina energía mecánica, y se escribe genéricamente como:

Conservación de la energía mecánica


Uno de los principios básicos de la física sostiene que la energía no se crea
ni se destruye, sino que sólo se transforma de unos estados a otros. Este
principio se extiende también a la energía mecánica. Así, en un sistema
aislado, la suma de energías cinética y potencial entre dos instantes de
tiempo se mantiene constante. De este modo, la energía cinética se
transforma en potencial, y a la inversa, pero la suma de ambas siempre se
conserva (cuando el sistema está aislado y no se aplican fuerzas
disipativas).
Experimento Nº 8

Objetivos:

Verificar experimentalmente la ley de conservación de la cantidad de


movimiento lineal para un sistema de partículas. Determinar al valor
del coeficiente de roce cinético utilizando conceptos de energía, ya sea
potencial o cinética o mejor llamada Energía mecánica.

Materiales:
1 Tablón
1 Bloque (con indicador)
1 Sensor
1 Transportador
1 Pié de Metro
3 Bases
3 Nueces
4 Barras
1 Huincha
1 Balanza

Procedimiento Experimental:

• Inclinar el tablón en un ángulo, tal que el cuerpo deslice con la mayor


facilidad posible.
• Luego soltar el bloque desde el punta A y determinar la velocidad que
se produce hasta que el cuerpo llega al punto B.
• Determinar la energía cinética del cuerpo y la potencial y además el
trabajo ejercido por la fuerza de roce y con esto determinar su
coeficiente cinético.

Montaje:
Resultados:

Masa de cuerpo: 0.5127Kg

En base a las ecuaciones de Energía cinética y potencial las cuales son

K = 0.5m v2 y U = mgy respectivamente.

Primer intento:

Velocidades.

Altura: 7.7cm  0.077m velocidad promedio: 1.326m/s

Distancia: 70cm  0.7m Angulo de elevación: 6.3 º

Gravedad: 9.79 m/s2

Energía Cinética: 0.4507 Joule Energía potencial: 0.3864 Joule


Energía mecánica final = Energía mecánica inicial + Trabajo de la fuerzas
disipativas
0.4507 = 0.3864 + trabajo del roce

Trabajo del roce = 0.0643 J


Trabajo = Fuerza x Distancia
0.0643 = Fuerza x 0.7
Fuerza = 0.0918 N
Fuerza roce = Coeficiente de roce x Normal y Normal = peso x cos ángulo de
elevación.
0.0918= 5.096 x coeficiente de roce
Coeficiente de roce = 0.018

Segundo Intento:

Velocidad:

Altura: 9.9cm  0.099m velocidad promedio: 1.48m/s

Distancia: 69.9cm  0.699m Angulo: 8.1 º

Gravedad: 9.79m/s

Energía Cinética: 0.5615 Joule Energía Potencial: 0.4969 Joule

Trabajo = 0.0646 J
Fuerza de roce = 0.092 N
Coeficiente de roce = 0.018
Tercer intento:

Altura: 1.2cm  0.012m Velocidad promedio: 0.556m/s

Distancia: 73.4cm  0.734m Angulo: 0.9 º

Gravedad: 9.79m/s2

Energía Cinética: 0.07924 Joule Energía Potencial: 0.0602 Joule

Trabajo = 0.01904 J
Fuerza de roce = 0.0259
Coeficiente de roce = 0.00505

Conclusiones

Como podemos ver la única opción que tenemos es que la fuerza de roce
favorezca el movimiento del carro, lo que bien sabemos es algo imposible,
entonces barajamos la teoría de que al soltar nuestro carrito de prueba, sin
querer aplicamos sobre él algún tipo de fuerza que fue la responsable del
cambio en la energía mecánica del objeto, y en vez de esta disminuir por
acción del roce aumento por la fuerza aplicada, por ende, está abierta la
posibilidad de que el valor que obtuvimos de coeficiente cinético este expuesto
a errores