Está en la página 1de 185

Identidades en Fiesta

La Fiesta en Tuxpan Jalisco

Luis Gabriel Hernández Valencia
María Esther Gaspar Isabeles
Compiladores

PACMyC
Programa de Apoyo a las
Culturas Municipales y Comunitarias

Primera edición, 2004.
D.R. © 2004, Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.
http://www.tochtli.org
Tuxpan, Jalisco.
Coedición: Programa de Apoyo para las Culturas Municipales y
Comunitarias / Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.
Queda prohibida, salvo excepción prevista en la ley, cualquier forma de
reproducción, distribución, comunicación pública y transformación de
esta obra sin contar con autorización de los titulares de propiedad
intelectual. La infracción de los derechos mencionados puede ser
constitutiva de delito contra la propiedad intelectual.

ISBN 970-94149-0-9

Diseño de portada: L.D.C.G. Adriana Gpe. Herrera Navarro

Índice
P resentación
Prólogo
Gladys Olivia Abascal Johnson

9
11

Introducción

19

Chayacates y Sebastianes

25

La Fiesta de San Sebastián

María Esther Gaspar Isabeles
Luis Gabriel Hernández Valencia
Hugo Adrián Munguía Magaña
El olor de la santidad

45

La Semana Santa

José Alejandro Morán Rúa
José de Jesús Meza Madrigal
Por la señal…

63

La Fiesta de la Santa Cruz

Luis Gabriel Hernández Valencia
Venimos a darte…

85

La Fiesta del Señor del Perdón

María Esther Gaspar Isabeles
Los Niños Dios

113

La Fiesta en la Capilla Niño

José Luis Mariscal Orozco
Vamos a Belén

131

La Fiesta de los Pastores

NIcolas López Silva
Carlos Alberto Serratos Torres
Proceso sociocultural de
una identidad festiva
José Luis Mariscal Orozco

149

Para cerrar y volver a abrir

171

El tiempo de Fiesta
Calendario festivo

180

Presentación

9

Presentación
Tuxpan, El Pueblo de la Fiesta Eterna, lema que se
encuentra en el escudo de la ciudad, plasma la cotidianeidad
de la vida en este lugar, debido a la gran cantidad de fiestas
religiosas que involucran una diversidad de elementos de
cultura popular.
El libro que usted ahora tiene en sus manos, es un
acercamiento empírico realizado en el año de 1998 y que se
ha complementado en 1999 por parte de Tochtli Promoción
Cultural Tuxpan A.C., organización no gubernamental que
tiene como objetivo la promoción e investigación de la cultura
en el municipio de Tuxpan, Jalisco.
La información aquí presentada, forma parte de un
proyecto más amplio llamado Archivo de Historia y Tradición
Oral, el cuál pretende recabar información oral y documental
sobre la cultura e historia de nuestro pueblo, con la finalidad
de documentar, analizar y promover el desarrollo histórico,
social y cultural de nuestra comunidad.
Estamos seguros que el desarrollo de una comunidad,
siempre debe de tener presente su memoria histórica, para así
comprender el presente y proyectar el futuro, ya sea
reproduciendo la tradición e innovándola. De ahí la
importancia de estudiar nuestra cultura para promoverla,
labor en la que debemos participar todos: Gobierno,
individuos y sociedad civil.
Queremos realizar un profundo agradecimiento a la Mtra.
Ruth Padilla por haber creído y apoyado este proyecto desde
sus inicios; al Sistema de Educación Media Superior de la
Universidad de Guadalajara que en 1997, auspició el
proyecto del Archivo de Historia y Tradición Oral; al

10

Identidades en Fiesta

PACMyC por patrocinar la investigación de las fiestas en
1998 y la publicación de este libro; así como al Fondo
Regional Nahua de Tuxpan por su apoyo.
De manera especial, nuestro agradecimiento a Efraín
Orozco por su colaboración en la investigación realizada, así
como a nuestro compañero Cristobal León Cortés y de la
misma manera a todos los informantes que compartieron sus
vivencias reflejadas en este texto.
Por último reconocemos el apoyo brindado de Blanca
Brambila, cuyos consejos han ayudado a formarnos como
promotores culturales; que a propósito de la publicación de
este libro, aún tenemos presente que las consecuencias de la
capacitación cultural no siempre se prevén y que aún a pesar
de los frankesteins que ésta puede crear, uno de ellos puede
dar resultados.

Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

Prólogo

11

Prólogo
Una de las primeras necesidades humanas que no
tienen nada que ver con la satisfacción de aquellas vinculadas
a la supervivencia –necesidades fisiológicas- , es sin lugar a
dudas, el conocimiento de su origen. Es por ello que uno de
los rasgos distintivos de todo grupo humano es la búsqueda
de lo que somos, de donde venimos y hacia donde nos
dirigimos, con el fin de poder darle un sentido a la vida misma
y con ello poder consolidar un sentido de pertenencia a un
grupo.
Tochtli Promoción Cultural Tuxpan, A.C. nace de la
inquietud de un grupo de jóvenes tuxpanenses –Tuxpan del
sur de Jalisco- en el año de 1996, que crecieron en un pueblo
que no es pueblo por el hecho de contar con todos los
elementos que conforman el tejido urbano –infraestructura,
número de habitantes, etc.-, que se autonombra comunidad
indígena, sin serlo, por haber perdido los rasgos distintivos de
cohesión de una etnia, como son, lengua, vestido, formas de
organización social y política, así como, usos, costumbres y
tradiciones que conforman su cosmovisión, es decir, su
forma de entender el mundo. Jóvenes que crecieron en un
entorno plagado de contradicciones entre los valores de lo que
se considera una sociedad moderna y los de una sociedad
tradicional, quizá, una sociedad que se encuentra en una
etapa de transición hacia un cambio social que la llevará hacia
la total dilución de su identidad o a una reinvención y
resignificación de la identidad perdida.
Todos los grupos –asociaciones o comunidadessuponen cierto interés común hacia utilidades y valores que
puedan ser aprovechados o poseídos de algún modo, es por
ello que el objetivo primordial de Tochtli, una vez consolidada
en el año de 1999 para hacer frente a los embates de la

12

Identidades en Fiesta

modernización y por ende a la inminente pérdida de
elementos y valores de la identidad tuxpanense, fue la de
formar un banco de datos que fuese el sustento para la
creación de un Archivo Histórico y de Tradición Oral que
pudiere servir a toda la comunidad, -y no sólo a los
estudiosos en la materia- para conocer y reflexionar sobre
los orígenes, el significado y la utilidad de los valores
tradicionales de Tuxpan, para el rescate y conservación de
la identidad de la nueva Comunidad Indígena de los Nahuas
de Tuxpan del Sur de Jalisco, ya que todas las personas y
las comunidades son apreciadas, valoradas y respetadas,
dependiendo de su nivel de participación en los valores que le
son comunes. Uno de esos valores que les son comunes a
los tuxpanenses, es la participación activa en las
festividades ligadas al ámbito sagrado.
Siendo el Programa de Apoyo a las Comunidades y
Municipios (PACMYC) una opción para las acciones de
rescate, conservación y promoción de las actividades
culturales de las comunidades, surgidas de sus propias
necesidades, Tochtli presentó este proyecto, mismo que
recibió el apoyo, después de haber estado sujeto a un riguroso
análisis de viabilidad por parte de los miembros de la comisión
dictaminadora.
Para toda comunidad de origen campesino, la semilla
sembrada debe dar frutos; las semillas sembradas por
Esther Gaspar Isabeles, Luis Gabriel Hernández Valencia,
Cristóbal Hernán León Cortés, José Luis Mariscal Orozco,
José de Jesús Meza Madrigal, Nicolás López Silva, Carlos
Alberto Serratos y Hugo Velasco Rubio Torres, miembros de
Tochtli, empiezan a dar sus frutos, mismos que deberán ser,
como en todo ciclo, la base para continuar con la vida…
Tomando como punto de partida el lema de Tuxpan, El
pueblo de la fiesta eterna, Tochtli, elige como objeto de
estudio las principales fiestas de carácter religioso, por ser

Prólogo

13

éstas, el único elemento de identidad que conserva el sentido
de la vida comunitaria; fiestas en las que se ven reflejados
elementos que nos dan cuenta del doloroso proceso de la
conquista espiritual de los pueblos indígenas, llevada a cabo
por los soldados del cristianismo medieval, imponiendo una
nueva forma de concebir el mundo.
Sin ser profesionistas ni profesionales en los inicios del
grupo, el trabajo que realizan los miembros de Tochtli contiene
una visión histórico-antropológica del fenómeno cultural
denominado ciclo festivo, el cual presentan a partir de una
cronología festiva de las casi 54 fiestas que se suceden una
tras otra en Tuxpan; pero ¿Por qué cronología festiva?
La idea de llevar la cuenta de los días, de observar los
cambios climáticos y el entorno natural, nace con el hombre
mismo como respuesta a una necesidad fundamental que
es la de la supervivencia, y el deseo inquebrantable de
trascender; respuesta que se va dando poco a poco, como
resultado de la contemplación y observación profunda de la
bóveda celeste, en la que los astros, sus posiciones y
conjunciones, marcan la pauta para establecer los
calendarios. Aunado a los aspectos meramente materiales
de la supervivencia, surge otra necesidad que también ha sido
en el desarrollo de la humanidad un factor de suma
importancia, y es la idea de un ser supremo creador del
universo que determinaba todos esos movimientos de los
astros y los cambios climáticos que provocaban la
abundancia o escasez de los alimentos y demás recursos
naturales con los que resolvían la supervivencia, y por ende
influían en la salud y el bienestar de los hombres,
proporcionándoles todos los recursos necesarios para
lograr su supervivencia, así la respuesta a esta necesidad es
el producto cultural denominado fenómeno religioso, dentro
del que quedaron diferenciadas dos esferas: lo sagrado y lo
profano.

14

Identidades en Fiesta

Estas dos esferas sólo se definen y diferencian en
relación recíproca, es decir, no se entiende una sin la otra,
pues se excluyen y se suponen, y como bien nos lo señaló
Emile Durkheim, los dos géneros no pueden acercarse y
conservar al mismo tiempo su naturaleza propia, pero
son necesarios para el desarrollo de la vida: uno como
medio en que ésta se desenvuelve, y el otro como fuente
inagotable que la crea, la mantiene y la renueva.
Para mantener esta relación recíproca, el hombre crea
una serie de rituales para propiciar, agradecer y pedir perdón
a “lo divino”, rituales entre los que se encuentran las fiestas,
por tanto, las fiestas de carácter religioso se convierten en
una apelación a lo sagrado. Las fiestas duran varios días,
varias semanas, varios meses… incluso, puedes durar un
año completo, sucediéndose una a otra, fiestas que se ven
interrumpidas sólo por periodos de reposo en los que se
retorna a la vida cotidiana, como es el caso de Tuxpan, el
pueblo de la fiesta eterna.
Es por ello que Tochtli Promoción Cultural A. C., se dio
a la tarea de no sólo llevar el registro de las eternas fiestas de
Tuxpan, sino que las ubica en el contexto de los tiempos que
tienen que ver con la supervivencia, los tiempos de aguas, abundancia de lluvias, que se traduce en abundancia de
alimentos- y el tiempo de secas, que se traduce en tiempos
de escasez, o quizá de menor producción, tiempos en los
que se entreteje nuevamente la esencia de la identidad
tuxpanense en la urdimbre de la vida, para no perder el hilo de
su historia.
Utilizan para el registro de las principales fiestas de las
que se realiza una suscinta descripción, las técnicas de
investigación propias de la disciplina etnográfica: la
descripción profunda a partir de la observación participante, la
entrevista a los principales actores sociales y el registro
fotográfico.

Prólogo

15

Organizado cronológicamente, inicia el calendario
festivo con la fiesta a San Sebastián, que se desarrolla en
tiempo de invierno durante el mes de Enero, fiesta que
concluye a principios del mes de Febrero con el aparejamiento
de la fiesta de la Virgen de la Candelaria. La Semana Santa,
celebración movible que se desarrolla en el tiempo de
primavera (Marzo-Abril), es la siguiente en el registro; para
continuar en el mes de abril y principios de mayo, con la fiesta
de la Santa Cruz y la del Señor del Perdón. Dando un brinco
por dos estaciones, avanzan nuevamente hacia el invierno
para registrar las festividades del tiempo de Navidad: la
celebración en la Capilla Niño y los Pastores.
Por otro lado para rehabilitar el telar y la urdimbre y
reforzar el entramado de las redes sociales, los autores
presentan los elementos a partir de los cuales se analiza la
resignificación del fenómeno de las festividades religiosas
populares, señalando los procesos sociales que han dado pie
a los cambios en la estructura organizativa y de participación
de los diferentes actores sociales de la comunidad, estructura
que se presenta en dos ejes: El eje de Acción constituido por
los organizadores, participantes y observadores; y el eje de
Adscripción integrado por elementos como la etnicidad, el
parentesco y la ocupación laboral; en él, distinguen cuatro
momentos importantes: Uno, un período de larga duración que
va del momento de la conquista espiritual en el siglo XVI
hasta los finales del Porfirismo. El principio de éste, fue el de
más impacto para los aborígenes por haber trastocado toda
su cosmovisión con la imposición de la doctrina cristiana,
etapa en la que las nuevas festividades tomaron su sello de
identidad.
El segundo período que va de principios del siglo XX
con la modernización del país impulsada por el gobierno de
Porfirio Díaz con la introducción de la línea ferroviaria de
Guadalajara a Manzanillo, hasta finales de la época
Cardenista, en donde el cambio en la participación en las

16

Identidades en Fiesta

festividades se presenta con la idea del progreso, que se da a
nivel de la ocupación de la fuerza de trabajo en actividades
diferentes a las de la economía del sector primario.
El tercer período de cambio, lo ubican en la etapa
conocida como, el despegue industrial con el establecimiento
de la fábrica de papel de Atenquique y de la Cementera
Tolteca, que impactó sobre manera el desarrollo del sur de
Jalisco, a partir de los años 40, cuando se implanta el modelo
de desarrollo económico Industrialización para la Sustitución
de Importaciones ISI.
El cuarto y último período lo ubican en la época de los
80, a partir de la implantación del modelo de desarrollo de
Industrialización Orientada a las Exportaciones, IOE, mejor
conocido como la Globalización Económica con la que
llegaron a la región, nuevas actividades y nuevos elementos
culturales que se integran a las formas de vida casi
imperceptiblemente.
Sin duda alguna, el trabajo iniciado por el grupo
Tochtli Promoción Cultural A.C. del cual en este momento
conocemos un avance, reviste una gran importancia,
porque surge de una comunidad y va dirigido a la comunidad
en particular y todos los mexicanos en general, que invita
además, a todo aquel que goce de la lectura a realizar un
viaje por el paisaje natural del sur de Jalisco, no sólo
compartiendo el aspecto devocional del fenómeno religioso,
sino a dar un recorrido gastronómico-etílico-dancísticomusical, que nos adentrará a la memoria histórica de un
pueblo que lucha por no perderse en la selva de la cultura
globalizada.
¡Felicidades Tochtli!
Gladys Olivia Abascal Johnson

Fotografía:Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

Prólogo
17

Danzas en el Atrio de San Juan Bautista

Introducción

19

Introducción
El presente libro surge de la inquietud por conocer a
nuestro pueblo; aquí, al igual que en otros lugares del país, no
existen muchos documentos escritos que hablen sobre la
cultura popular local.
Tuxpan como conservador de tradiciones de origen
indígena en el sur de Jalisco, ha sido objeto de estudio de
investigadores nacionales y extranjeros, la responsabilidad
de un investigador es retribuir el conocimiento hacia la
comunidad, desgraciadamente en la mayoría de los casos
los resultados de los estudios, no se han compartido de
manera amplia con los tuxpanenses y sólo queda el recuerdo
de que vinieron en determinado año; sin permitir que como
grupo podamos tener ese reflejo y la posibilidad de comparar
la concepción del investigador con nuestra propia imagen,
aunque a veces no coincidamos con el referente, sin embargo,
forma parte de una aportación que nos sitúa en un tiempo y
espacio determinado.
Las fiestas populares son el orgullo de la identidad
tuxpanense, aprovechamos cualquier ocasión para invitar a
nuestros amigos que radican fuera o gente de otros lugares a
las principales festividades, para que conozcan nuestra
cultura. Sin embargo, cuando llegan y preguntan acerca de
la dinámica de la fiesta, resulta que muchos de nosotros
desconocemos que se realiza más allá de lo que vemos, sólo
contestamos “no sé”, “nunca lo he visto”, “es el primer año que
lo hace”, “pregúntale a fulano”, como simples espectadores
o inventamos la respuesta. El no saber cuál es la dinámica
festiva, qué y cuándo se hace, se debe a la falta de interés
y la no-socialización del conocimiento, solamente
los organizadores o personas cercanas a ellos son

20

Identidades en Fiesta

poseedores de la información, esta situación se ha
incrementado en los últimos años, debido tal vez, al
crecimiento poblacional que propicia el surgimiento de
diversos grupos sociales con poca relación entre sí y con
los que reproducen las fiestas, ello repercute en un
desconocimiento de la dinámica de la fiesta.
A partir de este escenario, decidimos investigar nuestra
cultura, primero formando una asociación civil, dentro de la
cual conformamos el Archivo de Historia y Tradición Oral,
proyecto donde emprendimos una primera investigación en
el año 1998 acerca de las fiestas religiosas con el
financiamiento del PACMyC.
El calendario festivo tiene alrededor de 57 fiestas
religiosas de trascendencia diferente, pueden decrecer o
aumentar dependiendo del investigador. El problema a
enfrentar en nuestro estudio fue la demasía de eventos y
festividades contra tiempos y recursos; así que por
convocatoria, participación y uso de elementos
significativos, se tomó la iniciativa en delimitar el trabajo de
investigación. Antes de elegir las fiestas se hizo un
calendario actualizado de las mismas, jerarquizando el
grado de importancia que tiene en el pueblo. Consideramos
que las principales por la compleja organización social y
mayor participación son: las fiestas de San Sebastián,
Semana Santa, Santa Cruz, Señor del Perdón y Niño Dios.
La investigación inició con un pequeño acercamiento
que incluía el conocer a los organizadores, tomar los datos de
cada uno, del lugar donde se celebra, quienes intervienen, qué
imagen se festeja y sus características, además la consulta
de las entrevistas del Archivo y de la poca bibliografía a
disposición. Al tener la primera información se procedió a
realizar un programa de visita para el levantamiento de un
diario de campo del ambiente festivo y las actividades
dentro del mismo antes, durante y después. Asimismo, se
realizaron entrevistas con los organizadores, padrinos,
danzantes, músicos, donantes, para conocer el papel de cada
uno y las relaciones sociales que se entrelazan. El período

Introducción

21

comprendió desde la toma del cargo del organizador hasta
la entrega al nuevo responsable de llevar a cabo la festividad.
Una vez que se obtuvo toda la información se pasó al
llenado de un esquema diseñado entre todos los integrantes
para sistematizar la información en qué, quién, cómo, dónde,
cuándo y por qué. Dividimos la responsabilidad de cada una
de las fiestas entre todos, con el fin de hacer un primer
borrador que sirvió para conocer el grado de avance
respecto a cada una de las celebraciones, evaluar qué hacía
falta para acudir a nuestros informantes y completar el
esquema.
Los resultados obtenidos se remitieron al PACMYC; en
el año 2001 entregamos un nuevo proyecto para la publicación
de esta investigación, que ahora tiene en sus manos, con el
objetivo de compartir y socializar la información obtenida.
Reconocemos con anticipación que cada una de las fiestas
podría ser un libro en sí, sin embargo nuestra intención es
brindar un primer acercamiento de manera general. Durante
este tiempo detectamos que no hay ninguna publicación que
hable acerca de las fiestas y menos en un sentido etnográfico,
con la descripción de cada una de la actividades; razón que
motivó a dedicar un mayor esfuerzo en completar con un
lenguaje sencillo y método, la particularidad de este aspecto.
El trabajo, contiene la descripción de las Fiestas de
San Sebastián, Semana Santa, Santa Cruz o Los
Encendios, Señor del Perdón y el Niño Dios; en él
explicamos la dinámica de la fiesta, los actores
(organizadores, participantes y espectadores), tiempo y
lugar de celebración, elementos distintivos (danzas,
gastronomía, entre otros), con una narración fluida,
acompañada de elementos visuales como fotografías,
cuadros y esquemas.
Denotando que éstas son los ejes de la vida cotidiana,
que al tiempo de preparar y celebrar, mueven la participación
de la gente en los ámbitos religioso, social, político y
económico; rompen la cotidianidad “normal”, pero en un

22

Identidades en Fiesta

sentido diferente cada una.
Hugo Munguía y co-autores, describen como la Fiesta
de San Sebastián mueve a los grupos de danzantes
(chayacates y sonajeros), en ella se ofrece comida al pueblo
y visitantes, colocan altares por toda la ciudad, llenando de
música y colores las calles.
Semana Santa, descrita por José de Jesús Meza y
Alejandro Morán, es una celebración que irrumpe con la
solemnidad de los Huertos, la música de los Andantes y el
olor de la verdura del volcán, la gente participa restando la
seriedad y apropiando con un carácter festivo pasivo, la
celebración no de la muerte de Jesús sino la resurrección.
Luis Gabriel Hernández, estudia Los Encendios, ellos
hacen que toda la ciudad se sacralice con los más de 300
altares que se erigen por cada cruz que existe, llena los
barrios de copal, flores, cera escamada, obsequios que
apagan el calor y durante el novenario la gente toma
literalmente las calles por la noche.
Esther Gaspar, hace una etnografía de cómo El Señor
del Perdón convoca anualmente a la identidad y renueva la
espiritualidad al recorrer las calles, afianza su juramento
como Especialísimo Protector contra los Temblores,
convoca a los hijos ausentes, deslumbra con las muestras
de veneración y juegos pirotécnicos.
José Luis Mariscal, describe la fiesta del Niño Dios, que
entre el festejo de las familias, sus danzas (paixtles y moros)
que dan la pauta para ligar el calendario festivo del año que
termina con el siguiente como el ritual para no dejar morir
las fiestas o quitarles la memoria de que el ciclo termina y
seguir dándoles vida.
Nicolas López y Carlos Serratos, escriben sobre los
Pastores, complementando la época de fiesta de fin de año,
siguiendo el camino a Belén, a través de caminatas,
arrullamientos y la actuación de gilas, diablos y por supuesto,
Pastores.

Introducción

23

Continúa con dos capítulos: Investigar las Fiestas,
comprende una reflexión sobre la metodología utilizada; y
por otro lado, Proceso Sociocultural de una Identidad
Festiva, analiza el desarrollo de Tuxpan y cómo la fiesta
juega un papel importante en la reproducción de la identidad
local.
Finalmente se anexa el calendario festivo, hablando de
las fiestas de Tuxpan, como cabecera municipal, pero
además se incluyen a algunas comunidades que componen
el municipio.
Es así que el libro toma el nombre de Identidades
en Fiesta, porque nuestro pueblo diariamente está
celebrando, queremos compartir con usted que lee este
libro y en particular los Tuxpanenses, la empatía para
conocer y sentir el ámbito festivo.

Tuxpan, Jalisco
El Pueblo de la Fiesta Eterna
2004

Chayacates y Sebastianes

Fiesta de San Sebastián






°Anexo

° finalizar
Para

°LasDanzas

°LaFiesta

°Laimágen

26

Identidades en Fiesta

La Fiesta de San Sebastián
María Esther Gaspar Isabeles
Luis Gabriel Hernández Valencia
Hugo Adrián Munguía Magaña

Esta fiesta es una de las más numerosas en danzas,
participantes y espectadores, que el día 20 de enero celebran
a San Sebastián. Comencemos por conocer quién fue.
La Imagen
San Sebastián, nació en Norbona de Galia en el siglo III
de nuestra era; sus padres eran originarios de Milán y recibió
la educación en esta misma ciudad; ingresó a las filas del
ejército romano y fue estimado por los emperadores
Dioclesiano y Maximiano. El primero admiraba el valor y
carácter de Sebastián, decidió tenerlo a su lado y como
ignoraba la fe que profesaba, lo elevó a la dignidad de
capitán de una compañía de guardias pretorianas.
Cuando el emperador romano Dioclesiano conoció su
fe, ordenó que lo matasen a flechazos. El suplicio lo dejó
indefenso, pero no muerto. Irene Madre de Cástulo lo recogió
y lo condujo a su domicilio, una vez recuperado, Sebastián
vuelve a reprocharle al emperador la persecución de los
cristianos, éste ordena que se le apaleé hasta dejarlo muerto.
Su cuerpo fue arrojado a la cloaca máxima, encontrado por
la matrona Lusina y sepultado en la Vía Apia, junto al lugar
donde habían sido enterrados temporalmente los cuerpos de
San Pedro y San Pablo, aquí fue levantada una basílica
superior, dedicada primero a la memoria de los apóstoles y
después a la de San Sebastián a finales del Siglo VIII.
Por haber sido consideradas las flechas desde tiempos
remotos como símbolo de la peste, San Sebastián fue
proclamado especial protector de las epidemias.

San Sebastián

27

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

Aunque el suplicio final fue la muerte a golpes, se
conoce con el primer tormento1.
En Tuxpan las imágenes son de tamaños y formas
variadas, sin embargo, todas tienen la representación básica
de un hombre blanco, semidesnudo, atado a un madero o un
árbol, con el cuerpo saetado por 5 flechas localizadas en la
yugular, el pecho, el estómago, el brazo o cerca de la mano y
la pierna, éstas pueden cambiar en cantidad y lugar, debido a
que no existe trazo exacto alguno y se desconoce el martirio
real.

Cargando una Guía de San Sebastián
1
Ferreres, R.D. (dir.), Enciclopedia de la Religión Católica, tomo VI, Dalmau y
Jover Ediciones, Barcelona, 1951, pags. 1145 y 1146.

28

Identidades en Fiesta

Fotografía: Foto Estudio Moderna

La imagen porta un cendal, que en algunas
representaciones ha derivado en una especie de vestido,
cuyo color y forma varía de acuerdo a los organizadores de la
festividad. En éste, regularmente se encuentran adheridas
pequeñas figuras conocidas como milagros2 , que son
colocados como agradecimiento por los fieles a cambio de
los favores recibidos de la imagen.
La devoción a San Sebastián ha multiplicado las
imágenes, actualmente existen alrededor de 25, entre las
que destacan tres por su antigüedad y devoción, los
Tuxpanenses les han dando nombres diferentes para poderlos
distinguir:
San Felipe de Jesús
San Fabián
San Crispín
La cantidad de imágenes esta directamente relacionada
con las cuadrillas de danzas que existen en la población.

Llevando a los San Sebastianes

2
Los Milagros son pequeñas figuras de oro y/o plata que se encuentran
prendidos al “cendal” o “vestido”.

San Sebastián

29

La fiesta
En Tuxpan se celebra a San Sebastián el 20 de enero
como lo marca el calendario litúrgico, sin embargo, la fiesta
inicia con el reparto de décimas de la capilla dedicada a este
santo, por lo regular dos semanas antes, un domingo por la
tarde, con un carro alegórico, música de banda, cohetes,
ponche, recorren las calles acostumbradas por los
desfiles, procesiones y mítines (Av. 20 de Noviembre,
Guerrero, Independencia, López Cotilla, Galeana, Lerdo de
Tejada, Nicolás Bravo, Ramón Corona, Libertad, Zaragoza).
Una semana antes de iniciar el novenario los sargentos
de la capilla de San Sebastián llevan los patoles de coco a este
lugar; los patoles son hileras de cocos amarrados entre sí en
forma lineal, aproximadamente 100, 120 o 150, sostenidas de
un tronco en la parte superior que se adorna con ramas de
pinabete, el patol en su conjunto es decorado con flores y
banderitas de papel de china, crepé o plástico, sartas de
naranjas agrias, piñas; además de plátanos, botellas de
ponche, rompope, refresco y cerveza que forman círculos o
“flores”, que van acomodadas en una armazón; en la parte
central superior se coloca una figura de animal, que
tradicionalmente es un águila, últimamente se han colocado
efigies de personas o figuras religiosas.
El 11 de enero comienzan los festejos en la capilla con
albas, toque de doce, peregrinaciones, quema de juegos
pirotécnicos y misas; organizada por un mayordomo. Durante
el novenario se instalan alrededor juegos mecánicos, de azar,
de mesa, puestos de comida, juguetes, globos. La capilla se
ubica en la esquina de las calles Independencia y Javier Mina,
es una construcción casi terminada con un diseño en abanico,
cuenta con tres portones amplios de aproximadamente 4 x 3
metros, donde se puede apreciar la imagen por cualquier
ubicación, además de un atrio.

30

Identidades en Fiesta

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

Para las otras imágenes, la festividad se organiza
diferente, a finales de noviembre se junta la viejada3 , padrinos
del santo con el capitán organizador 4, que ubica a sus
sargentos 5 (éstos a su vez a los ayudantes 6 ) y les
recuerda su compromiso a los capitanes donantes7 .

Músicos de los Sonajeros
La viejada se compone de personas que han tomado un cargo anterior en la
festividad dentro de la cual siguen participando, cumplen la función de vigilar el
orden y la tradición en la fiesta.
4
El capitán organizador, es aquella persona que se encarga de organizar la
festividad, se le conoce sólo como Capitán, aunque para efectos de hacer la
distinción en este documento con respecto de los donantes, así se nombrará.
5
Los sargentos, son las personas que ayudan al capitán organizador con la
realización de la fiesta, están al frente de algún aspecto y colaboran en general
con lo que se necesite.
6
Los ayudantes son las personas involucradas directamente en las actividades
de la festividad, como preparar, servir, repartir la comida o elaborar el
ponche. La mayoría de las veces están relacionados por la familia con alguno
de los organizadores principales o por deber una “manda”, por algún milagro
o favor recibido del santo.
7
Los capitanes donantes son las personas que colaboran en especie para la fiesta,
pueden aportar el patol, la cera, las flores, el desayuno (pan de picón y atole), la
botija, la comida, los cohetes, las bandas distintivas, la música, entre otras cosas.
3

San Sebastián

31

En este mismo tiempo los piteros8 , capitán organizador,
padrinos y algunos integrantes de la viejada salen por las
calles tocando algún son, alabanza o la pieza de invitación,
para avisar a los danzantes la fecha en que iniciarán los
ensayes9; el capitán lleva una botija con ponche y cigarros (por
lo regular se ofrecen cigarros sin filtro), cuando el danzante
recibe el vaso con ponche acepta su compromiso de bailar.
Se realizan alrededor de seis invitaciones para los ensayes
y días de la fiesta (20, 21, 22, 27 de enero y 2 de Febrero),
que inician alrededor de las cuatro de la tarde y se prolonga
hasta la noche, rara vez lo hacen por la mañana.
Los ensayes se efectúan los sábados por la noche
desde finales de noviembre y todo diciembre. Una semana
antes del 20 de enero todos los encargados de la danza,
hacen un recorrido con los piteros a los lugares en que habrá
un altar, donde pueden ofrecerles ponche o sólo informarles el
lugar y hora en el que se venerará la imagen.
El 19 de enero es la víspera de la fiesta y se realiza el
ensaye real para todas las imágenes, en la casa de los
encargados de esta actividad, participando todos los
danzantes y organizadores de la fiesta. El encargado ofrece
una cena que tradicionalmente son frijoles güeros con tortila o
alguna otra de acuerdo a su posibilidad económica; inicia
alrededor de las ocho de la noche, los danzantes ensayan sus
pasos, al finalizar se les indica la hora para presentarse al día
siguiente. Durante este ensaye, los padrinos bañan a la
imagen con algodones humedecidos de aceite y perfume10 ,
posteriormente la visten para el día siguiente.
El 20 de enero se reúnen los danzantes en la casa del
encargado de la cuadrilla, de ahí se dirigen al atrio de la
Los Piteros son los músicos de la danza de los sonajeros, que utilizan una flauta de
carrizo y un tamborcillo.
9
Los Ensayes es como se le conoce en el vocabulario popular a la preparación de
los danzantes para la presentación de los días de fiestas.
10
Los algodones que limpiaron a la imagen no se desechan, se consideran benditos
y se reparten entre la gente, la creencia es que curan diferentes males y
8

enfermedades.

Identidades en Fiesta

Fotografía:Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

32

Sonajeros y Chayacates en el Atrio Principal

San Sebastián

33

parroquia principal para bailar o descansar fuera del templo
hasta que termina la misa de doce. El capitán del día lleva la
imagen al templo por la mañana u horas antes para
depositarla en el presbiterio, al mismo tiempo levanta el altar
en su domicilio y reparte el desayuno a los organizadores o
puede ser después. Al término de la misa las imágenes salen
juntas acompañadas por las danzas y la gente del pueblo
rumbo al altar provisional de uno de los tres San Sebastián,
dedicado este día al que lleva por nombre San Felipe de
Jesús, en el recorrido se lanzan cohetes y se reparte
ponche. Al llegar, en el altar se depositan las imágenes
mientras los danzantes bailan un momento, el capitán de este
altar ofrece agua fresca a los danzantes y visitantes.
Cada San Sebastián es trasladado a su altar con la
danza respectiva, lanzando cohetes y repartiendo ponche. Al
llegar al lugar la cuadrilla baila un son, después acompaña a
las casas de los capitanes donantes de botijas 11 , patol de
cera, desayuno (atole y picones 12 ), flores, cohetes y
regresan con ellos, para depositar estas ofrendas a la imagen.
Una vez que terminaron de colocar estas ofrendas, los
danzantes bailan un momento, luego hacen un descanso, para
ofrecerles ponche o agua fresca y Cuaxala, tanto a ellos,
como a sus acompañantes y asistentes, mientras toca la
banda de música. Una vez concluida la comida, los
danzantes comienzan el recorrido por los altares que se
encuentran distribuidos en todo el pueblo.
La Botija se compone de una armazón de carrizo formada en figura cilíndrica
adornada por ramas de romero de la cual penden dulces, galletas, cigarros, flores
hechas con pétalos de papel crepe y pistilos de papel dorado, en el interior lleva un
botellón de barro, que tiene el mismo nombre, con ponche de granada o tamarindo.
Con los años las botijas se han transformado en forma de piñata, adoptando formas
de animales, plantas o humana, por dentro en una cavidad llevan un galón
con ponche que varia en tamaño o puede simplificarse como una garrafa.
12
Los Picones, son piezas de pan dulce de unos 15 o 20 centímetros de diámetro
con una cubierta de pasta azucarada espolvoreada con canela, puede llevar
dentro pasas y canela. Algunas veces se hacen especiales incorporando en
la masa natas o en el interior trozos de nueces o ate de membrillo.
11

34

Identidades en Fiesta

Cuando la cuadrilla llega ante el altar hace lo siguiente,
entra a paso veloz, distribuidos en dos filas y al estar frente a
la imagen se quitan el sombrero, realizan una reverencia y se
santiguan, para comenzar a bailar. Mientras tanto, el capitán
les habla a los punteros (danzantes que van al frente y dan la
pauta a los demás) para entregarles una botija pequeña que
será repartida entre los danzantes y asistentes. La danza se
despide de la imagen igual que al principio, para dirigirse a
otro altar y así sucesivamente a todos los que hay.
Por la noche regresan al altar que les corresponde
donde bailan la mayoría de los sones, después el capitán
reparte la comida a los presentes que puede ser sopa y mole,
birria u alguna otra. Además, a los organizadores se les da un
xinto 13 en caso de haberse retirado antes se les envía a su
casa. Acto seguido, el encargado de la cuadrilla de danzantes
hace la invitación en voz alta a los asistentes para programar
la capitanía del día y capitanes donantes del próximo año.
Señoras y Señores, Jóvenes y Jovencitas, Niños y Niñas
con todos tengo el gusto ¿a quién de ustedes nace la fina
voluntad de agarrar una capitanía para el año que viene
como hoy este día?14 .

Momento en el cual por decisión propia de los
asistentes, se ofrecen para tener este cargo o para apoyar
con alguna donación al encargado.
El día 21 de enero continúa la celebración a San
Sebastián, se colocan los altares; los danzantes se reúnen
alrededor de las tres de la tarde en la casa del encargado de
la cuadrilla con la finalidad de ir a visitar a las imágenes. El
capitán les ofrece agua fresca, ponche y comida, después
se dirigen a hacer las visitas15 . Al terminó del recorrido
regresan al altar donde danzan, para después cenar y
Xinto, se le nombra al recipiente con comida que se lleva a casa.
Frase acostumbrada para hacer la invitación. Trabajo de Campo, Tochtli, 1998.
15
Visitas: se entiende como el recorrido de la danza que realiza a los diferentes altares
con la finalidad de visitar las imágenes.
13
14

San Sebastián

35

Fotografía: Foto Estudio Moderna

concluir el día. Estas actividades se realizan de igual forma
los días 22 y 23 de enero.
Es importante señalar que los lugares y las personas
de organización de la fiesta son diversos, teniendo cada día
de celebración uno diferente, tanto los altares provisionales,
como el de la capilla de San Sebastián. Los altares son
construidos con armazones de carrizo, también se utilizan
fajas o polines de madera o estructuras de acero, para
simular pequeñas capillas cuyas paredes están formadas
por telas de color, este espacio se adorna con flores
artificiales, estrellas de papel metálico o de china, flores
naturales y velas de cera.

Altar de una Guía de San Sebastián

36

Identidades en Fiesta

El día 26 se realiza otro ensaye real como el 19. El 27
de enero se celebra la octava16 de la misma forma que el día
20, con la excepción de que disminuye el número de
espectadores y esta dedicado a San Fabián otra de las tres
imágenes principales de San Sebastián.
El 2 de febrero, arreglan el altar dedicado a la Virgen de
la Candelaria, un día antes el capitán o algún ayudante
prepara los rosarios17 y a las once de la mañana es llevada al
templo para la misa, acompañada por otras imágenes como:
San Sebastián, Corphitos18 , Niños Dios. En la misa la gente
lleva a sus niños para que los bendigan, así como velas de
cera.
En el atrio los danzantes bailan y se observa un
ambiente de carnaval por el hecho de que los chayacates
untan harina a los espectadores en la cara, de manera
ordenada o desordenada, con ésta acción se regalan dulces
aunque a veces no se recibe la recompensa. Al término de
la misa repican las campanas anunciando la salida de la
Virgen acompañada por las imágenes de San Sebastián,
los Santos Felipe, Fabián y Crispín, además de los Santos
Niños. Después inician el recorrido para llevar a la Virgen a su
altar, las danzas de sonajeros y chayacates la acompañan,
para después retirarse junto con su imagen al lugar
respectivo.
Una vez que llega la imagen y la cuadrilla, los danzantes
bailan por un rato y después les ofrecen una comida, bebida
(agua fresca o ponche), vuelven a danzar ante la imagen para
recoger a los capitanes donantes con su ofrenda, similar al día
20 con la característica del desayuno de carnaval que
consiste en atole, artesas con piezas de pan de monos y
coronas. Este recorrido se da aprovechando las visitas. Al
recoger lo donado regresan y los encargados de la danza o
16
La “Octava”, representa el octavo día de fiesta, como en un “novenario”,
contando a partir del día 20 de enero y una semana después.
17
Estos rosarios son los collares formados por una sarta de tres o cinco tamales de
pinole envueltos en hojas de maíz adornada con flores de azalea o bugambilia y
hojas de granadillo.
18
Corphitos son la imagen de Jesús Crucificado.

San Sebastián

37

padrinos de la imagen, hacen la ceremonia del carnaval.
Consiste en tomar harina con una mano y en la otra un
rosario de tamales de pinole; pide permiso al danzante para
enharinarle las mejillas y colocarle en el cuello el rosario, en el
caso de los chayacates se lo ponen en la cornamenta; le dan
un abrazo de agradecimiento por la participación durante las
festividades y un vaso de ponche, comenta que es para
“lavarse la cara” simbólicamente, reiterándole la invitación
para el próximo año. Terminado con los danzantes continúan
con la viejada que los acompañó en los ensayes, los padrinos
y encargados de la danza, con el mismo ritual. Concluido se
hace la invitación al público presente para ver quien será el
nuevo capitán para el próximo año.
Después de dos semanas las imágenes son devueltas
a los dueños llevándoles un chiquihuite con picones, azúcar,
chocolote, plátanos, galletas, a manera de agradecimiento
por prestar la imagen para su veneración pública y dan a
conocer quien es el nuevo capitán, para ponerse de
acuerdo en las veladas durante el transcurso del año. En
este tiempo la imagen visita la casa de los danzantes,
capitanes de la festividad anterior y futura, todo depende del
tiempo programado por el dueño de la imagen, padrino y
capitán.
Los participantes de estas fiestas, conviven en un
ambiente de contínua ayuda entre sí, se convertirán a través
de esta interacción en compadres, debido al compromiso
adquirido en estos días de fiesta.

38

Identidades en Fiesta

Las danzas
Durante estos festejos participan de manera muy
importante dos grupos de danzas que son los chayacates y
sonajeros, mismas que se agrupan por cuadrillas,
encontramos más de diez grupos de cada una.
Chayacates
La palabra chayacate proviene del término náhuatl
chayacatl, que significa máscara. Su indumentaria consiste
en pantalón, camisa, saco (de vestir) y botas, generalmente
ya viejos o un poco deshechos, portan además una máscara
de madera, una sonaja de cirián (Crescentia sp), una
cabellera hecha de ixtle o lluvias de colores y una
cornamenta de venado. La danza es acompañada por un
violín, que marca los pasos al ritmo del son. Cabe aclarar que
hay tres grupos principales de chayacates: arribeños,
abajeños y pronunciados, sin embargo existen otras
cuadrillas (ver anexo 1).
Hoy en día los danzantes han cambiado la ropa, ya que
algunos llevan pantalones de mezclilla y playeras, además de
los tipos de sonajas.
Sin embargo, la devoción continúa y el número de
danzantes no decrece.

Fotografía: Foto Estudio Moderna

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

San Sebastián
39

Chayacates el día 20 de enero

Chayacate y músico de la danza

40

Identidades en Fiesta

Sonajeros
La danza de los sonajeros es originaria de Tuxpan, no
se conoce otra similar en el país.
La vestimenta de esta danza consta de camisa y
pantalón blanco de manta, chaleco sobrepuesto adornado
con listones multicolores que va en forma ondulada, ceñidor
rojo, calzoneras puntiagudas de terciopelo de color negro,
abiertas a sus lados, de los cuales cuelgan borlas de
estambre de color fuerte (rosa o rojo); sobre cada hombro
llevan un pañuelo rojo o verde; la parte baja del pantalón, esta
adornada con cintas o listones de varios colores; sombrero de
palma y calzan huaraches.
En la mano derecha y cargada al hombro, llevan una
sonaja, que es un trozo de madera labrada de
aproximadamente medio metro, provista de dobles ruedas
de latón o acero (de aproximadamente siete centímetros de
diámetro) que son colocadas en tres huecos formados a los
largo, para que suenen con el movimiento del danzante, esta
pintada con colores amarillo, rojo, rosa o el color natural de la
madera.
La danza es acompañada de un tamborcillo y una flauta
de carrizo, al músico se le llama pitero, el ritmo se lleva con
zapateado. Existen dos figuras que acompañan al grupo: el
mopilwa (que casi ha quedado en desuso) y el apache que
porta un penacho de plumas en la cabeza, enaguas cortas
con flores y lleva en la mano izquierda un arco con su
flecha, vestido de color rojo o café, lleva pelo largo y va
delante de todos.

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

San Sebastián
41

Cuadrilla de Sonajeros bailando

Sonajeros portando el estandarte de la
cuadrilla

42

Identidades en Fiesta

Para finalizar

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

El sentido de hacer y participar en la fiesta se ha
modificado, creando nuevos modelos de organización
basados en los tradicionales, como el desarrollo de la fiesta
en la capilla de San Sebastián, que con la incorporación de
albas, toques de doce, novenario, entre otras actividades
toma un patrón de celebración que no corresponde al que se
realiza con las demás imágenes; también se han perdido
elementos propios de esta fiesta como la danza de los
Negritos, que cerraban el festejo del día y que desde
principios de los noventas ha desaparecido.
Muchos de los elementos de la fiesta han sido
descritos conforme al trabajo de campo realizado en 1998 y
1999, la cultura cambia y con ella las prácticas, sabemos que
muchos de ellos no existían de esta forma, que tal vez en el
presente año ya se han transformado y que decir de los
posteriores, sin embargo, esperamos que éste sea un
precedente que permita la comparación o nueva gestión de la
tradición.

San Sebastianes saliendo de misa

San Sebastián

43

ANEXO 1
Censo de danzas de Chayacates19

No.
Integrantes

Encargado

24

Armando
Martínez

Violín

50

Vicente Campos

Arribeña

Grabadora

50

Félix Romero
Glz.

4

Pronunciados

Grabadora

80

Jesús Vázquez
Márquez

5

Nueva
Renovación

Grabadora

30

Jorge Martínez
Agustín Patricio
Francisco García

6

Abajeña
Nueva

Violín

29

Salvador
Martínez

7

San Sebastián
Abajeños

Violín

Rodolfo Vázquez

8

Renovación
Arribeña

Grabadora

Gregorio Patricio

9

Danza de los
Barajas

Grabadora

18

Ángel Barajas

10

San
Sebastián

Violín

120

Silvano Fabián

No.
1

Abajeños

2

Arribeña

3

19

Nombre

Músicos

Censo realizado por Tochtli Promoción Cultural Tuxpan, A.C. Febrero de 1998.

44

Identidades en Fiesta

FuentesConsultadas
Ferreres, R.D. (dir.). Enciclopedia de la Religión Católica,
tomo VI, Dalmau y Jover Ediciones, Barcelona,
España.1951.
Jacinto Zavala, Agustín, “La Estructura de la Fiesta”, en
México en Fiesta, Colegio de Michoacán y Secretaría de
Turismo, Zamora, Michoacán, 1998.
Ruvalcaba, J. Melquíades, Manual de Gramática Náhuatl,
segunda edición, s.e., Guadalajara, Jalisco, 1969.
Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C., Investigación de
seis fiestas religiosas - Trabajo final PACMyC 19981999, Tuxpan, Jalisco, 1999.

El olor de la santidad

Fiesta de Semana Santa






°Anexos

° finalizar
Para

°LaOrganización

° La Semana Mayor

°LasVeladas

46

Identidades en Fiesta

La Semana Santa
José de Jesús Meza Madrigal
José Alejandro Morán Rúa

La Semana Santa en Tuxpan es tiempo de santidad, de
olor a copal e incienso, a bosque, con los ornamentos que
se colocan y que inundan la ciudad cada día. La mayor parte
de los grupos cristianos celebran la Semana Santa o de
Pascua, en este trabajo se aborda la celebración de la
religiosidad popular dentro de la religión católica.
Es celebrada en
dos escenarios; el primero,
institucional, porque la organización está a cargo de los
sacerdotes y seglares encargados de los rituales en el
templo, como la adoración nocturna o los grupos de la
pastoral. El segundo escenario es el popular, organizado por
las mayordomías y encargados de los huertos. En el
desarrollo de la dinámica de la fiesta conoceremos estos
dos escenarios.

Semana Santa

47

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

Las veladas

Velada en el templo principal

La celebración inicia con las veladas ordinarias al Señor
del Perdón, la primera se hace el miércoles de ceniza y se
llevan a cabo todos los miércoles, viernes y domingos,
durante seis semanas hasta el viernes de dolores, una
semana antes del domingo de ramos . Éstas inician después
de la misa de 8 de la noche, son organizadas cada día por una
persona o familia diferente, mismas que año con año tienen
ese compromiso. Su labor es adornar el templo con
ornamentos y colores propios de estas fiestas (púrpura y
tinto) de la celebración litúrgica, además de flores, velas,
copal y contratar una banda de música para el recital de los

48

Identidades en Fiesta

andantes 1 . La gente reza, entra de rodillas al templo y
canta al Señor del Perdón.
La Semana Mayor
El domingo de ramos da comienzo a la semana mayor
con la bendición de palmas2 . Días anteriores a la bendición, el
mayordomo invita a la población por medio anuncios en las
misas o perifoneo, para que participen. El sábado por la
mañana en la casa del mayordomo de la bendición se coloca
un altar provisional para la visita de la imagen de Jesús
Nazareno. Este altar es adornado con verdura del volcán3
flores y velas. Por la mañana los padrinos y encargados de
la imagen la llevan a la casa del mayordomo, el sábado,
ofrecerá un desayuno, comida y cena a las personas que
visiten el altar.
Por la noche se inicia la velada, la gente comienza a
llegar a partir de las ocho de la noche, la música de banda
toca los andantes, se reza el rosario. La imagen es velada
durante el trayecto de sábado, domingo y lunes, nunca se
deja el altar solo, siempre hay personas haciendo la visita o
los familiares del encargado.
El domingo por la mañana la gente, comienza a llegar
al altar alrededor de las 9, con palmas compradas
generalmente en el centro de la ciudad, algunas adornadas
con flores naturales y artificiales. Entre las 10 y 11 inicia la
bendición de palmas con una celebración que realiza el
sacerdote, quien toma agua y la bendice para después
caminar entre la gente reunida y rociar las palmas.
Música característica de Semana Santa, refleja la Pasión de Jesucristo; es original
de este lugar no se conocen piezas similares en otra parte, se piensa que data del
siglo XVIII.
2
La Verdura del volcán son las ramas de pinabete, ocochal y mezcalillo, que se
traen del Nevado de Colima.
3
La palma es un cogollo de palma del campo, la hoja tierna se extrae de la sierra
para la bendición de palmas, cada persona las adornan entrelazando las hojas
dando forma de un semicapullo de entre unos treinta centímetros hasta 60
centímetros de largo. Los vendedores de las palmas son personas de Michoacán
y Jilotlán de los Dolores, Jalisco, que las traen de la sierra.
1

Semana Santa

49

Fotografía:Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

Al terminar, se inicia el recorrido de la casa del
mayordomo al templo, con la representación de Jesucristo y
los Apóstoles emulando el pasaje bíblico de la entrada de
Cristo a Jerusalén en un asno, para continuar con la
celebración de la santa misa. Al finalizar, el encargado de la
imagen nombra al nuevo mayordomo y le coloca una banda
como distintivo. Después se dirigen a su casa y continúan a la
casa del mayordomo para seguir con la velación a la imagen,
durante el recorrido se ofrece ponche y los cohetes indican el
lugar donde va la procesión, llegando la imagen es colocada
en el altar y se ofrece una comida, por la noche cena. En el
transcurso del lunes, se reúnen los encargados y padrinos
de la imagen con la finalidad de llevarla al templo para dar
comienzo con los huertos. Durante el recorrido se lleva
música de banda, cohetes, flores, velas. Al llegar al altar
provisional colocado a un costado del atrio se entrega la
imagen.

Imágen de la Dolorosa y Cristo

50

Identidades en Fiesta

El domingo de ramos también se colocan los patoles
que es una ofrenda hecha con hileras de cocos amarrados
entre sí, sostenidas de un tronco, decorado con flores y
banderas de papel de china, crepé o plástico, sartas de
naranjas agrias, piñas; plátanos, botellas de ponche,
rompope, refresco y cerveza que forman círculos o “flores”;
en la parte central superior se coloca una figura de animal,
que tradicionalmente es un águila, últimamente se han
colocado figuras de personas o religiosas. El encargado de
juntar a los donadores de patoles, les dice a que hora se van
a reunir para subirlos al frente de la academia María Goretti,
que se ubica al costado sur del atrio de la parroquia de
San Juan Bautista. Otros patoles se levantan en la capilla
de la Cruz Blanca, Calvario y Talpita, que acompañarán a
los huertos, estos también llegan al atrio parroquial y de ahí
se dirigen a sus respectivos lugares.
Los patoles se hacen en la casa de la persona donante
(que puede tener colaboradores que den parte de los
materiales), con días de anticipación se busca un tronco que
sirva para sostener los sartales de cocos, que este día por la
mañana ya se encuentran hechos, existen personas que
son especialistas en la confección de estas ofrendas
y son contratados o invitados a colaborar para hacerlos, con
ayuda de la familia se empiezan a realizar los sartales de
naranjas agrias, con ixtle y una aguja de arria, se van
ensartando una por una; para hacer las flores de botellas se
utilizan armazones de fierro en forma circular donde se van
amarrando una por una, las flores de plátanos también se
hacen de la misa forma, sólo que se colocan los plátanos
verdes para que cuando se quite la ofrenda éstos se
encuentren en buen estado, para las piñas se hace una
especie de bolsa de ixtle donde se colocan. Se trabaja toda la
mañana, a mediodía el encargado ofrece una comida a todos
los colaboradores, sin faltar en todo el transcurso el ponche y
la cerveza. A partir de las cinco de la tarde el patol debe de
estar listo para llevarse a la parroquia, con anticipación se
buscaron personas que ayuden a transportarlo, existe un

Semana Santa

51

Fotografía: Foto Estudio Moderna

encargado de todos los patoles, quien cita en un lugar
específico a los donadores que van acompañados de sus
familiares, colaboradores y amistades, llevando
garrafones de ponche que se reparten entre los asistentes y
espectadores, para llegar con ellos al atrio parroquial, donde
ya han sido colocados unos postes de madera que servirán
de sostén, con ayuda de poleas, sogas y las mismas
personas que los llevan se colocan a un costado del templo
parroquial donde durarán hasta finalizar la semana de
pascua para después bajarlos y repartir el patol entre los
familiares y colaboradores.

Patoles en la Academia María Goretti, atrio
principal

El día lunes, comienzan los huertos que son cuadros
escénicos que representan la pasión y muerte de Jesucristo,
cada día cambia, siguiendo este orden: el lunes corresponde
a la resurrección de Lázaro, el martes la cena de Jesús con
los apóstoles, el miércoles la oración en el monte de los
olivos, el jueves Jesús es tomado preso y el viernes la
Muerte de Jesús. En estos cuadros participan personas de
todas las edades a quienes invitaron; esta escenificación no
tiene movimiento, por lo que tienen que estar inmóviles
aproximadamente 2 o 3 horas, en algunos momentos cambian

52

Identidades en Fiesta

Fotografía: Foto Estudio Moderna

de posición para descansar un poco. Además se monta una
escenografía, compuesta de un fondo (casi siempre una
pintura) que simule el espacio, objetos, telas para adornar y el
vestuario de los participantes. Todas las noches existe una
persona o familia que se encarga de velar y tener la
música. El huerto esta conformado por una tarima (en
algunos casos) como base, sobre ella, se monta una
estructura de madera o carrizo en forma de cubo, con el frente
descubierto, cubierta con verdura del volcán (pinabete,
cogollo y mezcalillo), adornada con festones de ocochal
y flor de cogollo, gladiolas, rosas, crisantemo, claveles,
veladoras, velas o cirios. Para traer la verdura del volcán se
organiza la salida con familiares, amistades o personas que
gusten colaborar, el encargado consigue un vehículo grande
donde transportar a la gente y traer la carga, casi siempre
les ofrece una comida. Los encargados de los huertos son
personas que llevan varios años participando en la
organización.
En el pueblo existen 14 huertos censados. (ver anexo 1).

Huerto - La oración de Jesús en el Monte de
los Olivos

Semana Santa

53

Fotografía: Foto Estudio Moderna

El jueves santo la adoración nocturna coloca por la
mañana un altar con la exposición del Corphus Christi, durante
este tiempo los visitantes llevan a bendecir sal, agua, madera
de ocote, cerrillos, velas, imágenes y artículos religiosos, con
la idea de estar preparados para el juicio final. A las cinco de
la tarde repican las campanas para la celebración del lavatorio,
para después enmudecer hasta la resurrección. Al término se
inicia con el recorrido de la imagen del Divino Preso, que se
lleva a cabo por las principales calles de la ciudad, una vez
concluido, se coloca la imagen en el huerto para ser venerado.
La gente visita al Divino preso en el huerto llevando una vela
de cera y cerrillos con la creencia de servir como paliativo en
una situación similar o difícil. A la par del recorrido del Divino
Preso, un grupo de inidividuos conocido como los judíos
visitan los huertos, capillas y templos, éstos van vestidos de
blanco con bonetes adornados con papel de china, una vara
en la mano, un paliacate en la cara, quién los dirige es el
judas, que trae una túnica de color negra, en las manos una
bolsa con monedas; gritando “¡quién conmigo!”.

Los Judíos

54

Identidades en Fiesta

Fotografía: Foto Estudio Moderna

El viernes santo, en el transcurso de la mañana, se
hace una reflexión sobre el caminar de Jesús al Calvario en
las tres caídas y siete palabras. A las dos o tres de la tarde
inicia el recorrido de carros alegóricos llamado Procesión de
los Cristos; como su nombre lo indica, cada uno de los carros
lleva la imagen de Cristo en diversos tamaños que han
pertenecido a alguna familia por varios años o de algún huerto;
detrás del carro van los dueños que acompañan a los
mayordomos, quienes portan garrafones de ponche de
granada, tamarindo, guayabilla, que obsequian a todas las
personas que observan esta procesión. Un carro alegórico
entabla un diálogo llamado pregón4 , en cada esquina realiza
esta actividad, trata de un pasaje bíblico cuando Jesús es
entregado a Pilatos; la mayoría de los carros llevan una banda
de música que interpreta los andantes.

Carro Alegórico, Procesión de los Cristos

Pregón, es un relato de Jesús ante Pilato, adaptado de manera libre y basado
en el Evangelio de San Marcos, capítulo 15, versículo del 1 al 15.
4

Semana Santa

55

Por la noche se efectúa el Viacrucis, en el que al frente
va Santo Entierro5 , las imágenes que lo acompañan son la
Dolorosa, San Dimas, San Pedro, una cruz de madera cargada
por los distintos sectores o grupos de la población (sector
obrero, eclesiástico, burocrático, familias, jóvenes)
simulando como lo hizo Jesús. Recorre quince estaciones
que son altares distribuidos en el pueblo, donde se leen
pasajes de la Biblia relacionadas con la muerte de Jesús y
una reflexión realizada por los grupos de pastoral.
En la noche, se realiza la velada a Santo Entierro en el
huerto de la parroquia principal, rezan un rosario y los
encargados ofrecen a los asistentes café con pan dulce.
El sábado santo, por la mañana se realiza el Vía Crucis
viviente en el que participan diferentes grupos de la pastoral
juvenil, dando inicio en el atrio de la parroquia de San Juan
Bautista y continuando por las calles de la ciudad para
culminar al final de la calle Obregón.
Por la noche se lleva a cabo la celebración eucarística
del Fuego Nuevo, inicia el ritual en la entrada del templo se
bendice el Cirio Pascual y cinco granos de incienso que
representan las cinco llagas de Cristo, son fijados en él, se
enciende el cirio que representa la resurrección, los
asistentes entran al templo, con velas y veladoras, toman el
fuego del Cirio, se encienden las luces del templo, el
sacerdote anuncia la resurrección de Cristo, da inicio la
misa, donde se canta el Gloria y Aleluya, además de llevarse
a cabo múltiples bautismos.
Al concluir la misa empieza la procesión de la
resurrección o gloria, con carros alegóricos, acompañados
por las danzas de sonajeros y Azteca, participando en el
recorrido el pueblo, termina con un desayuno que los
mayordomos de la resurrección de cada uno de los carros
ofrecen a sus acompañantes.

5

Santo Entierro, imagen de Jesús muerto dentro del Féretro.

56

Identidades en Fiesta

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

El domingo de resurrección algunas personas por la
noche realizan la Quema del Judas, se trata de un muñeco
caricaturizado que porta juegos pirotécnicos, mismo que
queman por haber traicionado al Hijo de Dios, se lleva a cabo
por cooperación o voluntad propia, además se hacen versos
picarescos haciendo el testamento de algún personaje
conocido por la comunidad. Se lee dicho testamento y se
procede a la quema del Judas. De esta manera se concluye la
Semana Mayor y continúa con la fiesta de Pascua, hasta el
día de Pentecostés.

Carro Alegórico adornado con verdura del
volcán

La organización
La organización de la fiesta, no depende de una persona
en particular, sino que es llevada a cabo a través de distintas
actividades en cada uno de las capillas y huertos que se
colocan en la ciudad. Un ejemplo son los huertos que se
dividen de la siguiente manera:

Semana Santa

57

El mayordomo es el responsable, busca a las
personas encargadas de velar cada día, montar el huerto,
traer la verdura del volcán6 , integrar al grupo de los judíos
para el jueves Santo. Es electo mediante sorteo cuando hay
varios interesados, pero cuando sólo hay uno a éste se le
otorga el cargo.
Los padrinos se encargan de bañar a la imagen días
antes de iniciar la semana mayor y visitar el huerto, son los
vigilantes de la imagen.
A los veladores les corresponde conseguir las
personas que representarán el cuadro escénico, túnicas,
objetos necesarios y la música. Cuando el compromiso
recae en un integrante menor de la familia, los padres o
integrantes más grandes, asumen la responsabilidad de la
organización.
6
Se organiza un grupo de personas, se renta o consigue un camión salen desde
las cinco de la mañana al volcán de nieve de Colima donde se encuentra el
c o g o l l o y el pinabete, dándoles el mayordomo de desayunar y cuando
regresan, una comida.

58

Identidades en Fiesta

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

Los participantes son las personas que colaboran con
armar y cargar los patoles, trayendo la verdura del volcán,
el montaje del huerto, donación, elaboración y reparto de
comida, carros alegóricos, dentro de la escenificación, lo
hacen por manda, lazos de amistad, parentesco y
compadrazgo.
También intervienen en los ritos oficiales la gente que
guía el rosario por la noche en el huerto, quién se encarga
de traer el crisma de la Catedral de Ciudad Guzmán a
Tuxpan, los que participan en la ceremonia del Cierre de
Campanas, la Siete Palabras, Tres Caídas, Adoración a la
Cruz y Fuego Nuevo. En el ritual de la exposición de
Corphus Cristi participan los integrantes de la adoración
nocturna y las hijas de María, rezan y vigilan el orden de los
visitantes.
Además algunas personas asisten a las procesiones
del Divino Preso, Procesión de Dolores, Vía Crucis
viviente, los carros alegóricos del viernes santo al medio
día y resurrección el sábado santo por la Noche.
Como última categoría están los espectadores que
visitan los huertos, acuden a las ceremonias religiosas y
recorren el atrio.

Víacrucis

Semana Santa

59

Para finalizar
Esta fiesta es importante dentro de la Iglesia Católica,
en Tuxpan se enriquece con diversos elementos que le dan
una forma particular de celebración, en un ambiente solemne
en donde resalta el colorido y la festividad con cohetes,
patoles, música, convivencia y al mismo tiempo es reflexión
sobre la Pasión de Cristo.
Uno de los elementos característico es la música,
interpretada por bandas, conocida como los Andantes,
especie de marcha que no tiene letra, da la sensación de luto.
En algunos huertos la banda tiene el compromiso de tocar
año con año, en otros es contratada por los veladores o si no
tiene los medios para pagarla, se ha comenzado a utilizar las
piezas grabadas.
La comida es un símbolo de integración de la fiesta,
porque propicia la convivencia entre los Veladores y el dueño
de la imagen.
La fiesta se ha transformado con el tiempo, anteriormente
la gente se quedaba en las casas, la Semana Santa merecía
respeto y no había música, tampoco adornos en los huertos;
así lo inculcaban los padres7

Para la gente mayor la actual manera de festejarla,
significa alegría, por tal motivo toca la banda, se bebe
ponche, adoptando nuevos adornos.
Sin embargo la necesidad de volver al pasado a la forma
de celebración antigua resultaría contradictoria a un presente,
la preocupación más latente es propiciar un proceso de
continuación con las nuevas generaciones para no sufrir de
amnesia tradicional.
7

Entrevista a Antonia Vázquez Viuda de Munguía.

Identidades en Fiesta

“Porque mientras vivamos, no vamos a dejar esto,
solamente que nos vayamos muriendo, es la de
todos, pero sigue […] la familia, […] los hijos, como
nosotros hemos seguido esta tradición desde
nuestros padres”
Francisco Barajas, encargado del huerto

Fotografía: Foto Estudio Moderna

60

Huerto - La resurrección de Lázaro

Semana Santa

61

Anexo 1
Censo de los Huertos 8

No.

Nombre de la imágen

Domicilio

1

Jesús de Nazareth

Capilla del Calvario

2

La Dolorosa

Ruvalcaba No. 4, colonia
Miguel Hidalgo

3

Jesús de Nazareth

Capilla de Santa Cecilia

4

Obregón No. 26

5

Cristo de la Misericordia

Morelos No. 72

6

Cristo de la Misericordia

López Cotilla No. 14

7

El Señor de la Agonía

Zaragoza No. 72

8

Jesús

Libertad No. 71

9

Jesús de Nazareno

Matamoros No. 65

10

Cristo de los Milagros

Prolongación Morelos

Jesús de Nazareno

Colonia Miguel Hidalgo

11
12
13
14

Tochtli Promoción Cultural Tuxpan, A.C. Investigación de seis fiestas religiosas Cristo Esquipulita
Obregón No. 118
Trabajo Final 1998-1999, Tuxpan, Jalisco, 1999.
8

Jesús de Nazareth

Capilla Talpita

Jesús de Nazareth

Atrio principal
Parroquia de San Juan
Bautista

62

Identidades en Fiesta

FuentesConsultadas
Ferreres, R.D. (dir.). Enciclopedia de la Religión Católica,
tomo VI, Dalmau y Jover Ediciones, Barcelona,
España.1951.
Jacinto Zavala, Agustín, “La Estructura de la Fiesta”, en
México en Fiesta, Colegio de Michoacán y Secretaría de
Turismo, Zamora, Michoacán, 1998.
Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C., Investigación de
seis fiestas religiosas - Trabajo final PACMyC 19981999, Tuxpan, Jalisco, 1999.
Testimonios Orales:
Antonia Vázquez, viuda de Munguía. marzo de 1998. Tuxpan,
Jalisco. Entrevistadores: María esther Gaspar Isabeles, Luis
Gabriel Hernández Valencia y José de Jesús Meza Madrigal.
Francisco Barajas. 10 de agosto de 1998. Tuxpan, Jalisco.
Entrevistadores: Luis Gabriel Hernández Valencia y José de
Jesús Meza Madrigal.
Santiago Patricio. 22 de enero de 1998. Tuxpan, Jalisco.
Entrevistadores: María esther Gaspar Isabeles, Luis Gabriel
Hernández Valencia y José de Jesús Meza Madrigal.
Familia Ceballos. 20 de marzo de 1998. Tuxpan, Jalisco.
Entrevistadores: María esther Gaspar Isabeles, Luis Gabriel
Hernández Valencia y José de Jesús Meza Madrigal.

Por la señal...

Fiesta de la Santa Cruz


°
Otros
calvarios

°Crucesgrandes,cruces
pequeñas...

°Losritualesdelafiesta

°Ylafiestacomienza...

°Cruzsanta,cruzfuerte

°Lacruz

°
Adórote
santa...

64

Identidades en Fiesta

La Fiesta de la Santa Cruz - Los Encendios
LuisGabrielHernándezValencia

Fotografía: Luis Gabriel Hernández Valencia

A partir del 25 de abril y dependiendo de la voluntad de
los encendedores pueden ser días antes, año con año,
Tuxpan, el del sur de Jalisco, se llena de altares distribuidos
por toda la ciudad y las personas caminan por las calles
buscando los Encendios1 , a partir de las ocho o nueve de la
noche, fiesta que anuncia la temporada de calor.

Cruz del atrio principal
Encendios: Recibe este nombre por la cantidad de velas de cera que tiene el
altar, además de colocar flores y quemar copal.
1

Santa Cruz - Los Encendios

65

Adórote Santa…
La Cruz es una figura de madera formada por la
intersección de dos líneas perpendiculares; ha sido utilizada
por varias culturas simbolizando diversas cosas, desde los
cuatro puntos cardinales hasta la salvación de los mortales,
como es el caso de la religión católica.
La tradición de la invención de la Santa Cruz, data del
siglo IV, se dice que en el año 326 la madre del Emperador
Constantino, Santa Elena, emprendió un viaje a Jerusalén, ahí
mandó destruir las construcciones paganas que se
encontraban sobre el Santo Sepulcro. Se sabía que los
judíos habían echado en un pozo la cruz que luego colmaron
de tierra y piedras para que se pudriera la madera, pero la
dureza e incombustibilidad hizo que se conservara intacta.
Este lugar permanecía completamente ignorado para los
cristianos, incluso sólo algunos de los judíos lo conocían, uno
de ellos Judas fue quien indicó el lugar y más tarde se
convirtió en Obispo de Jerusalén y finalmente martirizado
conocido como San Ciriaco. En el lugar indicado hallaron tres
cruces, el hecho de que el rótulo en que constaba la
inscripción estaba desprendido no permitía reconocer cual
era la que correspondía a Jesús. San Macario, las probó sobre
una enferma agonizante, las dos primeras no causaron ningún
efecto, pero al serle colocada la tercera se levantó llena de
vigor. Este hecho se encuentra narrado de manera distinta en
una carta de San Paulino donde dice que fue Santa Elena
quien mandó traer un muerto ya enterrado y al contacto con
la tercera cruz resucitó. San Ambrosio por su parte dice que
la cruz conservaba su inscripción por lo que no hubo
dificultad para su identificación. Una parte de la Cruz quedó
en Jerusalén dentro de un relicario de plata y la otra fue
enviada a Constantino junto con los clavos, dicen que la hizo
colocar en su propia estatua, sobre una columna en
Constantinopla, uno de los clavos fue unido al casco del
Emperador, otro a la brida de su caballo y el tercero utilizado

66

Identidades en Fiesta

para hacer la corona de Lombardía.
Existen otras narraciones, una de ellas atribuye el
hallazgo a Protonice, esposa del viceemperador Claudio, en
tiempos de Tiberio cuando los jefes de la comunidad judía
ceden la posesión de los Santos Lugares a ella.
Algunos críticos dicen que la realidad histórica es otra,
el Santo Sepulcro estaba efectivamente enterrado bajo
montones de tierra, encima del cual se había levantado un
templo dedicado a Venus. Constantino dio orden a que fuera
destruido y limpiado el lugar, trabajos que descubrieron la
gruta del sepulcro. El emperador mando construir una basílica
encomendándosela al obispo de Jerusalén Macario.
Cuando la emperatriz santa Elena efectuó su viaje a
Palestina en 325, mando a construir las basílicas de Belén y
la de los Olivos. En 353 al terminar el concilio de Tiro se
construyó la basílica del santo Sepulcro y se instituyó la
Exaltación de la Santa Cruz, en ella fue depositada la parte
que quedo en Jerusalén2 .
A partir de la muerte de Jesús de Nazaret en el
madero, la Cruz se convierte en símbolo importante para los
seguidores de Cristo, que ven en ella un signo de liberación.
En nuestro entorno vivimos con la cruz, la
encontramos en los lugares de culto (templos y capillas),
hogares, en sitios visibles como en las cimas de algunas
montañas, en el pecho de las personas como símbolo de fe
o protección y en las celebraciones católicas.
La evangelización inicia en Tuxpan por parte de la
Orden Franciscana, en el año de 1536 cuando Fray Juan de
Padilla bautiza3 al cacique y el pueblo acepta convertirse.
Como apertura de la cristianización y punto central del nuevo
asentamiento urbano, se construyó en el atrio del convento de
2
Ferreres, R.D. (dir.), Enciclopedia de la Religión Católica, tomo II, Dalmau y
Jover Ediciones, Barcelona, 1951, pags. 1297-1300.
3
Tello, Fr. Antonio, Crónica Miscelánea de la Sancta Provincia de Xalisco, Libro
IV, Editorial FONT, Guadalajara, 1945, pág. 31.

Santa Cruz - Los Encendios

67

San Juan Bautista de Tuxpan, una Cruz de cantera negra,
ochavada, con una hilera de rosetones en la base, las cinco
llagas de Jesucristo, el cordón y otros símbolos de la orden
franciscana, estos últimos se encuentran un poco
deteriorados por el paso del tiempo.

Escudo de llagas

Rosetón

Peana de la cruz

Cordón franciscano

Fotografías: Luis Gabriel Hernández Valencia

Escudo

68

Identidades en Fiesta

La Cruz

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

Las Santas Cruces en Tuxpan, están pintadas de color
negro, generalmente con pintura de esmalte, tienen
grabados a lo largo de la cara central los signos de la pasión
de Cristo que son, entre otros: cáliz, caña, soga, palma, vino,
gallo, pinzas, látigo, escalera, vinagre, columna, martillo,
cadena, corona, titulo, túnica, calavera, tres clavos, tres
dados, 30 monedas, velo de escarnio, lámpara o farol, pilar
de castigo, dos lanzas, corazón atravesado, la corona de
espina, el manto de la Verónica, la luna en sus dos fases, la
puerta de la prisión; sólo algunas cruces de reciente
fabricación han añadido otro símbolo, la imagen de Cristo
resucitado; se atavían con una tela adornada de flores
hechas de papel crepé con una tira de papel metálico en el
centro, ésta representa el sudario.

Simbolo resucitó

La Cruz tiene la especialización de ser patrona de los
albañiles, en Tuxpan también la celebran los trabajadores de
la construcción, pero este festejo es separado de la fiesta
que cada Cruz en lo particular y general tiene.
El espacio de celebración es de dos tipos: fijo y
temporal, los primeros son aquellos altares que por la
ubicación de las cruces nunca han cambiado, entre ellos

Santa Cruz - Los Encendios

69

están: la Cruz del siglo XVI ubicada en el atrio del templo de
San Juan Bautista, las cruces de las salidas del pueblo que
son: Salida a Colima, Cd. Guzmán, Tamazula, Tecalitlán y la
Cruz de la Luz, ubicada al pie del cerro Cihuapilli. Estas son
las cruces más antiguas, que protegen del “maligno” al
pueblo, según la creencia popular.
Las capillas donde se encuentran la mayoría, son
construcciones de concreto, adornadas con flores, velas o
veladoras, sólo algunas tienen telas decoradas con flores
artificiales y angelitos de papel, esferas de cristal u otros
objetos. Excepto de la cruz atrial que se encuentra al
descubierto y en los días de fiesta la adornan con la llamada
verdura del volcán (pinabete, cogollo, mezcalillo, ocochal) y
flores de papel de colores.
Los altares temporales se utilizan en las demás cruces
debido a su organización, ello hace que cada año se
ensamblen y la mayoría cambien de domicilio por distintos
rumbos de la ciudad. Los altares por lo general están
conformados por una estructura de carrizo o tablas de
madera, que se monta sobre el techo o el piso para que sea
duradero y sirva de sostén de las telas o adornos que se
colocan; se puede instalar dentro de la casa o cochera (sí
tiene). Cuando no se tiene el espacio suficiente se
construye una estructura de fajas de madera o carrizos
gruesos, que se sitúan por lo general en la calle, los
adornos que se colocan son entre otros, ángeles y flores
de papel, esferas, escarcha, velas, cera escamada 4 ,
flores naturales y/o artificiales, se coloca también un
sahumerio con copal.

4
Cera escamada, son figuras como flores, cruces, estrellas o alguna otra,
que se realizan con la cera, por lo delgado de la capa de este material se le
nombra escama y se coloca en el centro de las velas como adorno.

70

Identidades en Fiesta

Cruz Santa… Cruz fuerte
Un aspecto importante además de la celebración son
las personas que participan en esta fiesta son los dueños de
la cruz, padrinos, prioste y los espectadores.
Los dueños de la cruz son las personas que la poseen
y recién elaborada la llevan a bendecir (como especie de
bautismo de un niño), con sus respectivos padrinos;
generalmente este cargo es transmitido a los hijos, quienes
asumen las responsabilidades que implica el cargo, aunque
en algunas ocasiones el dueño la cede a otra persona con la
confianza de que continuará el culto. Su función principal es
la de vigilar que se cumplan las reglas, tiene la autoridad y
el mayor compromiso, ya que solo esta supeditado a la
voluntad de la Cruz.
Los padrinos son aquellas personas que llevaron a
bendecir la cruz; tienen la responsabilidad junto con los
dueños, de cuidarla y vigilar la veneración año con año;
asimismo, de efectuar el ritual del baño a la Santa Cruz un
día antes de la fiesta y llevar el enroso en el mes de octubre.
El cargo es hereditario o en ocasiones cambia, al llevar de
nuevo a bendecirla. La comunicación entre los padrinos y los
dueños es más apegada que con el prioste, porque tienen
una relación de compadrazgo e implica que estas personas
tengan un conocimiento de la responsabilidad, además de las
reglas del dar y recibir, es decir, del compromiso que
adquieren.
El organizador de la fiesta es el prioste, persona
encargada de la Cruz durante un año y organizador de la
festividad. Él invita a los encendedores a participar en el
novenario, ya sean vecinos, amistades, parientes (en el caso
de cruces de tradición familiar) y personas que deseen
colaborar por favores concedidos, manda o el
reconocimiento comunitario, consulta a cada uno de los
encendedores para que escojan el día de encender, en caso
de que ya este apartado por alguien decidirá entre los días

Santa Cruz - Los Encendios

71

disponibles. Es el eje central de la fiesta sobre el cual se
mueven los demás; dueño temporal de la Cruz y a él se
supeditan los encendedores. Cada día por la noche terminado
el Encendio, ofrece una cena a los encendedores del día y
familia. Al terminar los días del novenario el prioste invita a
una comida a los encendedores, padrinos y dueños, donde
se elige el nuevo encargado.
Los encendedores son los responsables de celebrar
un día a la cruz durante la festividad, ellos arreglan el altar
dependiendo de sus posibilidades económicas, rezan el
rosario y obsequian algo a la población en agradecimiento
por la visita al altar. Las personas que toman el cargo de
encender lo hacen por tradición familiar, favores concedidos,
devoción, manda o el reconocimiento comunitario. El
encendedor se vincula más con el prioste que con el dueño
y los padrinos, pero no significa que no los conozca. También
suelen dar un trato preferencial al anfitrión, convidándoles
primero a ellos lo que se vaya obsequiar en el día o por
ejemplo en el caso de dar paletas de agua, el encendedor
manda hacer paletas de leche para el prioste, su familia y la
propia.
La Iglesia Católica como institución, colabora en la
celebración de la Santa Misa en la parroquia principal, en la
cima del cerro Cihuapilli en la mañana, por la tarde en la
capilla de la Cruz de la Luz, al pie del mismo, con el fin de
darle seguimiento a la fe católica.
El pueblo en general visita los altares y reciben de los
encendedores paletas de hielo, tejuino5 , nieve, agua fresca,
bolis, melón con nieve, raspados; se acercan al altar y se
persignan de esta manera reciben el obsequio y se alejan a
otro altar.
5
Tejuino es una bebida refrescante, realizada a base de un atole que se hace con
masa de maíz, piloncillo y azúcar que se fermenta por un día, ésta se añade hielo
picado, se mezcla con jugo de limón, un poco de sal, para incorporarse
perfectamente y servirse.

72

Identidades en Fiesta

Y la fiesta comienza...
Con una serie de actividades a lo largo del año la Fiesta
de la Santa Cruz o Encendios, marca su desarrollo, como
algunas otras celebraciones que se llevan a cabo dentro del
calendario festivo de Tuxpan, que por la cantidad de cruces
que existen (según aproximado más de 300), tiene una gran
presencia en la ciudad.
Se inicia cuando alguien decide bendecir una cruz, que
lo lleva a buscar padrinos para la misma, se establece una
relación de compadrazgo, compromiso que se celebra con
una comida y que desencadena la fiesta.
Antes de iniciar con los Encendios, el prioste manda a
los encendedores sopa y mole o en ocasiones agua fresca
de arroz, jamaica o tamarindo como recordatorio del cargo.
Un día antes de comenzar la veneración se realiza el
ritual del baño a la Santa Cruz. Cuando no se encuentra en el
lugar de la fiesta, los padrinos y los viejos van primero por ella
a la capilla con música y cohetes para trasladarla a la casa
del prioste, encargado de ese año y proceder con el baño a
la imagen.
El baño lo realizan los padrinos un día antes o cuando
inician los Encendios, consiste en limpiarla con algodones,
aceites y perfumes, rezan un rosario. Posterior a este acto se
le coloca el nuevo sudario generalmente de color blanco,
adornado de flores hechas de papel crepé o artificiales de
diversos colores; esto también se acostumbra hacerlo
antes de la misa del día 3 de mayo. Una vez lista, el prioste la
coloca en el lugar de veneración preparado por él.
El novenario de Encendios comienza a partir del 25 de
abril, donde encontramos la siguiente situación con relación al
tiempo de celebración:
° Nueve días (novenario), por regla; hay cruces que tienen
encendedores para los nueve días exactos que dura la
fiesta

Santa Cruz - Los Encendios

73

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

° 3 días (Triduo), por necesidad; existen también cruces que
no completan a los encendedores y a veces solamente la
familia es la que celebra a la cruz los días 1, 2 y 3 de mayo.
° Exceso por la demanda (11, 12, 13 días); hay altares que
rebasan la cantidad de personas que quieren ser
encendedores, por lo que regularmente comienzan días
antes del 25 de abril y terminan después del 3 de mayo.

Encendio a las cruces de La Maravilla y
Víctor Manuel

Durante la festividad, las actividades inician en la
mañana o alrededor de las cinco o seis de la tarde con el
adorno del lugar, se colocan telas de colores, figuras de
papel, dicha actividad la realiza una persona contratada por
el encendedor (altarero). Una vez adornado el altar, el
encendedor del día coloca las flores, las velas y la Santa
Cruz para estar todo listo a las siete de la noche. Cerca de las
ocho se reza el rosario y al terminar el encendedor del día
ofrece cualquiera de los siguientes obsequios que pueden
ser: paletas, bolis, agua fresca, nieves, tejuino, melón con
nieve, raspados, lechuguillas, a las personas que los

74

Identidades en Fiesta

acompañaron al rosario, a la familia del prioste y a todos los
que visitan el altar. Entonces veremos a todas las personas
que recorren en la noche los altares con la frase
característica “¿Ya lloró la cruz?”, “¿Está llorando?”o “¿llora
o no llora?”6 , y la participación no se hace esperar.
En el transcurso de la velada algunos encendedores
contratan banda de música, órgano, equipo de sonido,
grabadora o estéreo con música del momento, para
amenizar la noche. El prioste ofrece una cena para las
personas que encendieron ese día que pueden ser sopitos,
enchiladas, tostadas, pozole o alguna otra comida.
Alrededor de las diez y media u once de la noche, termina el
Encendio cuando el encendedor recoge las velas, flores y
sahumerio, para que la persona del día siguiente lo vuelva a
adornar a su gusto, también pueden hacerlo al día siguiente
por la mañana, prenden las veladoras y rezan en silencio
antes de retirar las cosas.
El día 3 de mayo los padrinos son los encargados de
llevar la Cruz a misa de siete, diez o mediodía, celebrada en
los diferentes templos, en ocasiones se hace acompañar por
los encendedores o familiares; al terminar la misa el prioste
les ofrece un desayuno -Cuaxala7 (del náhuatl cuale comida y xalli - arena, comida espesa, algunas personas
afirman que es un nahuatlismo de la palabra cuchara) y
chocolate en leche con pan dulce-, al medio día una comida
-sopa de arroz con mole o birria-. Por la tarde, se reúnen las
cruces en carros alegóricos con la finalidad de acompañar
a la Cruz de la Luz, con música, cohetes y danzas, al cerro del
Cihuapilli donde se encuentra la capilla, asimismo participar
en la celebración eucarística en este lugar. Al término se realiza
la elección del nuevo prioste de la Cruz de la Luz.
Frases obtenidas durante el trabajo de campo de Tochtli Promoción Cultural A.C.
Cuaxala, comida típica de Tuxpan, realizada con atole de masa, caldo de pollo,
chile cuaxalero, tomate y jitomate, al momento de servirse se le desmenuza carne
de pollo encima.
6

7

75

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

Santa Cruz - Los Encendios

LLevando a la Cruz de la Luz

Después las cruces regresan a su altar para estar
presentes en la última noche de Encendio, algunos priostes
reúnen en este día a todos los encendedores con la finalidad
de ofrecer una cena, posterior al rosario del día los dueños
aprovechan para realizar la elección del nuevo encargado;
otros lo hacen una semana más tarde. Es importante
mencionar que para algunas cruces éste no es el último día.
La celebración culmina en el momento de entregar la
Cruz el prioste actual al nuevo, encomendándole así la
celebración del próximo año.
Durante el mes de octubre, regularmente el fin de
semana, los padrinos hacen el enroso a la cruz, se ponen
de acuerdo antes con el dueño, sobre el día en que se va a
enrosar. El padrino busca la música (banda o mariachi),
flores (cempasúchil o cabeza negra), pan (picones), cohetes
y junta a los familiares, también se invita con anterioridad a los

76

Identidades en Fiesta

encargados. Se lleva un patol de flores 8 de cempasúchil,
todos se reúnen en la casa de los padrinos para salir a la casa
de los dueños a una determinada hora, de preferencia por la
tarde, con música y cohetes. El dueño sale a recibirlos, los
invita a pasar; los padrinos colocan el patol de flores en la
parte de arriba de donde se encuentra la cruz, como
formando un altar, a ella le colocan una o más guirnaldas de
flores de cempasúchil, le esparcen confeti y pétalos de
flores de cempasúchil, dejando a la cruz como centro.
También llevan gladiolas, crisantemos, nubes y palmillo para
poner floreros en la parte de abajo de la cruz, se le colocan
veladoras que son llevadas por los acompañantes de los
padrinos y dueños. Acto seguido los dueños invitan a rezar
el salve Cruz bendita u otro rezo de propio de la Cruz
(Adoración), terminando el acto religioso con el rosario.
Después son conducidos al lugar donde se les invitará a
comer a los padrinos y acompañantes, el dueño ofrece una
botella o jarra de ponche mientras comienzan a repartir la
comida que puede ser birria con frijoles puercos. Una vez
que los padrinos dan las gracias entregan chiquihuites con
picones, chocolate, chayotes y elotes cocidos, camotes o
calabazas enmieladas, plátanos y azúcar, cubietos con
servilletas blancas de deshilado, los dueños le regresan los
chiquihuites cubiertos por servilletas con comida del día y
les entregan una gallina viva.

8
Patol de flores es un armazón de madera o de carrizo forrado con cogollos de
vástago, adornado con flores y sartas de cempasúchil. En ocasiones es
adornado solamente con flores de cempasúchil o cabeza negra.

Santa Cruz - Los Encendios

77

Los rituales de la fiesta
Dentro de la Fiesta de la Santa Cruz, se realizan
diversos ritos sociales y de responsabilidad comunitaria que
son:






La Bendición
El Baño
El Enroso
El Encender
La Misa
El Rosario
La Entrega

La Bendición
El rito de la bendición no tiene un día específico,
aunque suelen hacerlo el día 3 de mayo. Un día antes, se
queda en la casa del dueño; previo a la misa o días antes, los
padrinos llevan el sudario para “vestirla”. Los dueños hacen
una fiesta después de la bendición y se dan el abrazo con los
padrinos para establecer el compadrazgo, el padrino lleva
chiquihuites con picones, azúcar, chocolate y plátanos,
cubiertos por servilletas de deshilado, que ofrecen a los
nuevos compadres, quienes los regresan con una gallina
viva. El dueño ofrece una comida y les da el xinto
(recipiente con comida para llevar a su casa). Si la
bendición se realiza el día 3, se realiza el primer Encendio.
El Baño
Antes de iniciar se solicita el permiso a la Cruz para
limpiarla con algodones, aceites y perfumes, que se regalan
por la creencia de estar benditos, durante el baño se reza la
Adoración de la Cruz, al término se le coloca el nuevo sudario
y terminan con el rezo del rosario. El baño a la cruz se hace
durante el enroso, un día antes de iniciar los Encendios y el día
3 de mayo previamente de llevarla a misa.

78

Identidades en Fiesta

El Enroso
Comienza con el baño a la cruz, durante el cual se reza,
posteriormente la adornan con patoles de flores, velas y
flores. La madrina le pone una o más guirnaldas de flores de
cempasúchil, enrosando a la cruz y colocándole confeti con
pétalos de cempasúchil . Se hace la Adoración de la Cruz y
se reza el rosario. Asimismo regalan al dueño chiquihuites
con picones, chayotes y elotes cocidos, calabaza enmielada,
plátanos, azúcar, chocolate. El dueño invita una comida o
cena a los asistentes como agradecimiento.
El Encender
Se trata de una velada a la cruz con flores, velas,
sahumerio y rezos, que inicia a las 8 de la noche y termina
aproximadamente a las 11 de la noche, después de rezar el
rosario. Existe una relación entre el encendedor, prioste y
espectador; el primero entrega al prioste y sus familia parte
de lo que obsequiará a las personas como símbolo de
atención, después a la gente que se acercan al altar y se
santiguan acto que es la llave para recibir el obsequio como
muestra de agradecimiento por su visita.
La Misa9
Es la relación con lo divino, los asistentes están
íntimamente conectados con el ser supremo (Dios), es
tomada como un sacrificio real donde el pan y el vino son
transformados, en el verdadero cuerpo y sangre de Cristo. Al
asistir tienen la creencia que reciben la bendición y
presencia de Jesús. La misa es un acto principal y central
del culto oficial que se realiza en el templo y en la capilla de la
Cruz de la Luz.
9
La palabra “misa”se deriva del latín missa, que significa originalmente servicio
religioso. El término viene aparentemente del verbo mittere, enviar fuera o
despedida (aunque ya en el siglo VII se discutía este origen), empleado en la
forma de despedida al final del servicio, Diccionario de las Religiones, Director
de la publicación Paul Poupard, Ed. Herder. pag. 282.

Santa Cruz - Los Encendios

79

El Rosario
A partir de adorar la cruz diariamente durante el
novenario, el rosario marca la pauta para iniciar la fiesta hacia
fuera, ya que casi todas las actividades se realizan al interior
de la organización, también es una forma de sacralizar el
espacio.
La Entrega
Existen dos tipos de entrega; la del retorno, que es
cuando se traslada la Santa Cruz a la casa del dueño; la
segunda es la de salida a casa del prioste. Marca un
peregrinaje y una extensión del espacio de veneración.
Cruces grandes, cruces pequeñas…
La identidad es una forma de establecer diferencias
con relación a lo otro, en este caso los Encendios, se
diferencian, primero en la forma de celebración, la fiesta no
tiene un organizador general, aunque se sigue acompañando
a la Cruz de la Luz, sin embargo, la organización de la
misma no repercute más allá de la procesión, por lo que nos
encontramos con una gran espacio de celebración delimitado
por los altares, que semejan islas devocionales.
Dentro de las particularidades de esta celebración,
encontramos
flores, velas (cera), cera escamada,
incienso, copal; obsequios (paletas, agua fresca, nieve,
melón con nieve, raspados, tejuino, bolis) cabe destacar en
éstos últimos que se han incrementado el tipo de obsequios,
ya que anteriormente sólo se ofrecía un vaso con agua
fresca, que dependiendo del sabor tenía un significado en
particular, cuando el agua es de jamaica, representa la
Sangre de Cristo; si es de arroz, las lagrimas de la virgen y
de tamarindo, el vinagre que se le dio a Cristo en la Cruz.
Otro símbolo son los algodones que se utilizan para bañar a
la cruz, objetos que al ser utilizados quedan benditos y se
usan como ayuda para las enfermedades; el símbolo

80

Identidades en Fiesta

principal que es la Cruz, siempre será acompañado del
sudario, para recordar que en ella se sacrificó y descendió
Jesús.
Algunos elementos propios de la tradición han caído un
poco en desuso como las flores hechas de papel crepé, que
en el centro tienen una tira de papel metálico (simulando los
pistilos), que han sido sustituidas por flores artificiales, al
igual las armazones de carrizo, por las de acero y se han
agregado las luces de serie.
La costumbre se vuelve ley, en el caso de la música,
antes no era muy usual y ahora la mayoría tiene un estéreo,
órgano o música en vivo para acompañar la velada a la Cruz
o el desarrollo del Encendio.
Algo importante de mencionar es el proceso de
continuación de la tradición que se basa en la familia y en la
socialización, con ello se conocen los ritos y las formas de
organizar la fiesta, el incluir a los hijos y familiares es una
educación en la tradición, para que al momento de faltar el
dueño de la Cruz, pueda dejar el cargo a alguien que continúe
la veneración, convocando año con año a un prioste elegido
por rifa o voluntad propia, dando la posibilidad en este azar, a
que la cruz como centro de veneración, a la que se considera
que siente, piensa y decide, escoja quien será el nuevo
prioste.
Aunque a veces este deseo, no suela cumplirse porque
se rompe la tradición, al momento de que por falta de
recursos económicos y voluntad, el prioste o dueños de la
Cruz no pueda atender sus obligaciones; cuando las personas
no aceptan ser encendedores por la misma causa o cuando
ocurren peleas entre los organizadores y la cruz se queda sin
celebrarse, acción que la mayor parte de las veces propicia la
creación de otras nuevas. A veces, aunque no se ofrezca nada
a los visitantes, ni se tengan encendedores se coloca un altar
a la cruz para seguirla venerando, solo se le celebra en el
interior de la casa, pero ello no resta importancia a las
prácticas, porque las personas buscan nuevos lugares de
participación.

Santa Cruz - Los Encendios

81

Sin embargo, la fiesta continúa porque el interés de la
reproducción no ha decaído, debido a la propia estructura,
“en el campo de la organización (…) la proliferación de
motivos que permiten establecer el parentesco ritual con los
compadres, mucho más allá de compadrazgos
tradicionalmente establecidos (…) mediante esta
estrategia se logra ampliar y consolidar la red de lealtades
y reciprocidades”10

los compadrazgos entre dueños y padrinos no han dejado de
establecerse, sino que al contrario se incrementa el número
año con año.

Otros calvarios…
Sin duda, la fiesta de los Encendios, al igual que todo el
calendario festivo es una oportunidad y una necesidad, para
conocer más de la fiesta, de nuestras tradiciones y
costumbres, para no quedarnos sólo en el nivel descriptivo,
sino analizar desde el ámbito académico, lo que
encontramos en cada una.
En el año de 1998, se censaron más del 50% de las
cruces, cada una tiene su propia historia en milagros,
formación y la mayoría se le conoce por un nombre
específico. Una muestra de este censo, lo presento con una
breve clasificación:

10

Bonfil Batalla, Guillermo, México Profundo, Grijalbo, México, 1994, p. 199.

82

Identidades en Fiesta

Sin duda, las líneas de investigación son múltiples, los
estudios de la fiesta en Tuxpan, seguirán y cada vez
podremos tener un mayor conocimiento, de nosotros
mismos.
Para finalizar, quiero comentar que siempre tenemos
visiones apocalípticas con respecto a las tradiciones que
existen en nuestros pueblos, sin embargo, debemos entender
que la cultura que no cambia muere y en ese sentido es
importante aceptar y entender los cambios,
transformaciones, adaptaciones y nuevas creaciones que
acontecen en nuestra cultura; es necesario tener los
referentes del pasado y del presente, sobre cómo fueron y

Santa Cruz - Los Encendios

83

son nuestras fiestas para decidir con base en algo tangible, la
forma en que queremos que sean en el futuro o seguiremos
partiendo de cero, cada vez que necesitemos decidir sobre
ellas. Recordemos que…

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

Mientras la fiesta tenga un fin, no se perderá.

Encendio, Cruz principal y guía

84

Identidades en Fiesta

FuentesConsultadas
Bonfil Batalla, Guillermo, México Profundo, Grijalbo, México,
1994.
Ferreres, R.D. (dir.). Enciclopedia de la Religión Católica,
tomo VI, Dalmau y Jover Ediciones, Barcelona,
España.1951.
Galindo Cáceres, Jesús, Técnicas de investigación en
sociedad, Cultura y comunicación, Adisson Wesley
Longman, México, primera edición, 1998.
Jacinto Zavala, Agustín, “La Estructura de la Fiesta”, en
México en Fiesta, Colegio de Michoacán y Secretaría de
Turismo, Zamora, Michoacán, 1998.
Lameiras Olvera, José, El Tuxpan de Jalisco, Colegio de
Michoacán, México, 1990.
Orozco, Pbro. Luis Enrique, Los Cristos de pasta de caña de
maíz y otras venerables imágenes, Tomo II, Editorial del Buen
Pastor, Guadalajara, Jalisco, México, 1974.
Paul Poupard. Diccionario de las Religiones, Ed. Herder, s.a.
Ruvalcaba, J. Melquíades, Manual de Gramática Náhuatl,
segunda edición, s.e., Guadalajara, Jalisco, 1969.
Tello, Fr. Antonio, Crónica Miscelánea de la Sancta Provincia
de Xalisco, Libro IV, Editorial FONT, Guadalajara, 1945.
Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C., Investigación de
seis fiestas religiosas - Trabajo final PACMyC 19981999, Tuxpan, Jalisco, 1999.

Venimos a darte...

Fiesta del Señor del Perdón






°Anexos

° elementos
Los
distintivos

°Yseorganizaasí

°Vamosalcastillo

°Lahistoriamarcaque...

86

Identidades en Fiesta

Venimosadarte...
Fiesta del Señor del Perdón
MaríaEstherGasparIsabeles

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

El presente artículo trata la fiesta del Señor del Perdón
en Tuxpan, Jalisco. La tradición de la fiesta al Cristo nace de
un documento que con el tiempo se convierte en una tradición
histórica definida, que ha cambiado de acuerdo a la postura de
la gente y busca la manera de manifestar la fe, agradecimiento
y devoción; asimismo, obedeciendo a las conductas sociales,
religiosas y económicas de la población.
Antes de iniciar con la descripción de la fiesta daré una
semblanza histórica de cómo llegó la imagen del Señor del
Perdón al pueblo.

Detalle del Señor del Perdón

Señor del Perdón

87

La historia marca que…
La evangelización de los Franciscanos fue la base
para que los habitantes de Tuxpan, Jalisco tuvieran la religión
católica. Al igual que otros pueblos, fue invadido por los
españoles, a partir de ese momento se introduce la religión
católica1 por Fray Juan de Padilla, quien construye una Cruz
en el centro como símbolo de la aceptación, en el año de 1530,
la cuál todavía existe. La doctrina de Tuxpan necesitó de un
santo patrono, Fray Antonio de Segovia ejerció verdadero
dominio como provincial y desde Zapotlán, aconseja a Fray
Juan de Padilla dedicar el templo, la doctrina y convento a
San Juan Bautista. En seis años edificaron el convento y la
capilla, ambas reciben el nombre de San Juan Bautista2
A partir de ese momento se inició la obra de la
civilización cristiana, enseñando a los indios a leer, escribir e
incorporarlos al rito religioso. Tiempo después decidieron
tener un Cristo y se dieron a la tarea de recoger los tributos al
pueblo para comprarlo.
En lo que respecta a la imagen del Señor del Perdón fue
elaborada en Pátzcuaro por Luis de la Cerda y llevada a
Tuxpan, no existe una fecha exacta de la llegada pero se
remonta al año de 1574 y 1576, recibió el nombre del Señor del
Perdón entre 1582-1584.3 Al llegar al pueblo fue colocado en
una capilla con un arco de piedra labrada.
En el año de 1806 hubo un temblor de gran magnitud en
la región sur de Jalisco, lo cual provocó entre los tuxpanenses
la necesidad de contar con una imagen que los protegiera
contra las catástrofes, para ello, se reunieron en el templo e
hicieron un sorteo resultando electo el Señor del Perdón.
Nettel Ross, Margarita, Colonización y poblamiento del Obispado de
Michoacán, Periodo Colonial, Gobierno del Estado de Michoacán, Instituto
Michoacano de Cultura, 1990, pag. 38.
2
Tello, Fray Antonio, O.F.M. Crónica Miscelánea de la Sancta Provincia de
Jalisco, Libro IV, Editorial FONT, Guadalajara, 1945. Pág. 24 y 31.
3
Tello, Op Cit., Tomo IV, pág. 235.
1

88

Identidades en Fiesta

Después procedieron a realizar un juramento al Santo
Cristo, y lo nombraron como Especialísimo Protector y
Defensor contra los Temblores. En el juramento señalaron la
promesa de realizar anualmente una festividad en la
parroquia4.
“… Don Antonio Castrejón, con otros más que están
presentes, que por sus firmas se individualizarán en sus
personas que doy fe, conosco y dijeron: que habiendo
experimentado, el día veinticinco de marzo, inmediato el
rigor de la divina justicia en el formidable temblor de tierras
que acaeció a las cuatro y media de la tarde de dicho día e
igualmente arruinó el templo principal, iglesia menor y todas
las capillas hasta el extremo de que el Santo Sacrificio de la
misa se ha celebrado y se está celebrando en la capilla de
San Juan y las gentes ranchadas en los patios de sus casas
por destruidas e inhabitadas todas ellas, y que lo expuesto
otorgan con juramento y forman escritura solemnizar
anualmente el Señor Crucificado del Perdón que por sorteo
eligirán por su Patrón contra los temblores para
solemnizarle en el día veinticinco de marzo de cada un año
de recuerdo del funestísimo catástrofe…”5

La promesa marcó el inicio de la festividad a la imagen
que se ha venido desarrollando año con año, para agradecer
al Cristo por la intervención con el Padre Dios que aplacó su
justa ira. Dentro del Juramento marcaron ciertos lineamientos
para ser obedecidos, como caminar en forma recatada para
asistir a la iglesia con sus familias, a los actos de misa,
sermón y rosario. Por lo tanto, la asistencia de los habitantes,
giraba en torno a los rituales de la iglesia, sin la existencia de
ningún lanzamiento de cohetes, convites, banquetes, corrida
de toros, debido a la prohibición plasmada en el juramento.

Orozco, Pbro. Luis Enrique, Los Cristos de Pasta de Caña de Maíz y otras
venerables imágenes, Tomo II, editorial del Buen Pastor, Guadalajara, Jalisco,
México, 1974, pág. 499.
5
El Arzobispado de Guadalajara, Juramento al Señor del Perdón, Tuxpan, Jalisco,
1806.
4

Señor del Perdón

89

La fiesta se expresaba a través de un proceso ritual
plenamente establecido, en caso de no cumplir o en la
existencia de controversias eran castigados conforme al
derecho por el juez real y el párroco del pueblo. Por lo tanto la
conducta humana de los Tuxpanenses fue codificada de una
manera estricta con ciertas reglas a obedecer.
También el juramento marcó que el mayordomo debe
ser aquella persona responsable de organizar la fiesta y para
su elección debe pasar por un sorteo. Una vez electa tiene la
tarea de reunir el dinero suficiente para realizarla, por medio
de colectas entre los habitantes del pueblo.
Durante los primeros años la fiesta al Señor del Perdón
fue organizada por el párroco del pueblo consistía
únicamente en el ritual especificado en el juramento. El
primer mayordomo elegido por sorteo fue en el año de 1871.
Después de un siglo del juramento la fiesta tenía la
duración de un mes con hora santa, misas cantadas, sermón
y rosario. En las misas cantadas se exponía a Jesús
Sacramentado. Un día antes de la función, mejor conocida
como la víspera se incluía en los rituales los Solemnes
Maitines6 . El día de la función la participación giraba en torno
a la misa y por la tarde la rifa del nuevo mayordomo en la casa
del párroco del pueblo.
En el año de 1933 las actividades aumentaron con la
presencia de peregrinaciones y actos profanos (audiciones
musicales y la quema de fuegos pirocténicos). En las
peregrinaciones participaban los ranchos de los alrededores
(Canoas, Rancho de Urzúa, Tlacoyuque, San Mames, Santa
María, Vicaría de Platanar, la Fina, Cítala, entre otros)7 .
El 15 de abril de 1941 los pobladores de Tuxpan vivieron
un temblor que destruyó las casas de la comunidad, las
personas conmocionadas por tal suceso decidieron renovar el
juramento al Señor del Perdón.
Solemnes Maitines, son fragmentos de los salmos en latín.
Décima de 1933 titulada Alabemos, bendigamos y glorifiquemos al Señor
del Perdón, sin mayordomo y el señor Cura J. Melquiades Ruvalcaba es el único
que aparece.
6

7

90

Identidades en Fiesta

“Pero ahora se convertían en testigos de tan terrible
tragedia […] este fue en pleno día […] hubo víctimas […] un
clamor que formó un solo grito de angustia […] llamábamos
y exigíamos amor y misericordia del Sr. Del Perdón:
“¡Señor, Sálvanos que perecemos! De rodillas
invocábamos la misericordia de Dios…”8

Las actividades llevadas a cabo en la fiesta del Señor
del Perdón continuaron y con el paso del tiempo crearon
otras, por ejemplo: la misa de acción de gracias, desfile de
carros alegóricos con banda de música, en la misa de función
ofrecimiento de primeras comuniones y por último el
banquete.
Desde el juramento, la fiesta se realizó el 25 de marzo,
en la actualidad se celebra el último domingo del mes de
mayo, la decisión del cambio se debió a que ocasiones se
realizó al mismo tiempo con la Semana Santa y según la
iglesia esos días son de luto.
Vamos al Castillo…
En la actualidad la fiesta se inicia con el reparto de
décimas9 . Los mayordomos invitan al pueblo, por medio de
un desfile de carros alegóricos, música de banda, cohetes y la
compañía de la asociación de charros, que recorren las
principales calles de la ciudad10 , durante el recorrido otorgan
a los espectadores una décima como signo de invitación para
la festividad. El recorrido se hace principalmente por la tarde
en un día domingo.

8
Ruvalcaba, Sr. Cura J. Melquíades, El temblor del 15 de abril de 1941, Tuxpan,
Jalisco, 1945.
9
Décima se le denomina a una hoja impresa que contiene el programa de
actividades de la fiesta.
10
Las calles del recorrido son las designadas para los desfiles Av. 20 de
Noviembre, Guerrero, Independencia, López Cotilla, Galeana, Lerdo de Tejada,
Nicolás Bravo, Ramón Corona, Libertad y Zaragoza.

Señor del Perdón

91

El sábado de la tercera semana del mes de mayo, inicia
el novenario (la fiesta puede comenzar antes según la decisión
del mayordomo). En los días anteriores a la fiesta, son
adornados los siguientes espacios: la calle Obregón, con
pequeños arcos de flores artificiales, cordeles, letreros
(donde entran las peregrinaciones), el atrio y la casa del
mayordomo con cordeles, en algunos años se colocan los
patoles11 en el edificio de María Goretti que se encuentra a un
costado. El templo se adorna con telas de diferentes colores,
figuras del Señor del Perdón, flores pintadas o pergaminos
con citas bíblicas que colocan sobre la tela (según el gusto
de la mayordomía); el altar y los pasillos son arreglados con
flores naturales, cera, en el pasillo del centro se coloca una
alfombra roja.
Un día de fiesta inicia a las cinco de la mañana con el
rosario de aurora, la gente se reúne en la casa del encargado
de este día, para rezar el rosario, que es cantado en el trayecto
al templo. La mayoría de los participantes son mujeres adultas
que reflejan una devoción.
Continúa con el alba alrededor de la seis de la mañana,
se anuncia con el trueno de un cohete, los participantes son
personas que tienen la responsabilidad de esta actividad, el
mayordomo y el pueblo invitado. El punto de reunión es
la puerta del templo. Una vez reunidos entran al templo, los
músicos tocan las mañanitas, el mayordomo y el encargado
caminan rumbo al altar, al llegar rezan y cantan el Himno al
Señor del Perdón. Al finalizar el ritual en el templo se
dirigen a la casa del encargado para ofrecerles un
desayuno (Cuaxala12 o menudo, regularmente).

11
Los patoles son una ofrenda. Consisten en hileras de cocos que son
sostenidos por medio de un tronco como base, después los adornan con
flores formadas por plátanos, cervezas, refrescos o vino, piñatas, banderas
de colores, rosarios de naranjas agrias y una imágen en la parte superior.
12
Cuaxala, es la comida tradicional del pueblo se prepara con masa de maíz,
caldo de pollo, chiles cuaxaleros, manteca, jitomate y tomate. Una vez lista se
sirve con carne de pollo deshebrada.

92

Identidades en Fiesta

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

Siguen las peregrinaciones. Cada uno de los sectores laboral,
social, político y económico existentes en el pueblo tiene un
día especial para participar (campesinos, obreros, albañiles,
taxistas, comerciantes, estudiantes, hijos ausentes y
comunidades cercanas). Para esta actividad fijan un
calendario y un encargado; las entradas son a las 10:00
a.m., 5:00 p.m. y 7:00 p.m., cada una se anuncia por medio
de cohetes para la reunión y recorrido. El caminar inicia desde
la capilla de la Cruz del Calvario hasta llegar al templo, rezan,
cantan o sólo caminan en silencio, portan un estandarte y una
ofrenda de acuerdo a la ocupación que cada uno tiene o una
flor. Por ejemplo los campesinos llevan milpa de maíz en la
mano, los taxistas adornan sus carros y desfilan en ellos. La
forma como se organizan en el recorrido es el siguiente:
primero, el señor que prende la pólvora, segundo, el
mayordomo como signo de guía y superioridad en la
festividad, quien porta el estandarte, a los lados los
organizadores de la peregrinación o representante del
grupo que le correspondió entrar, tercero la gente y por
último la música de banda, al llegar se entregan los obsequios
al padre y hay una pequeña celebración o misa.

Entrada de peregrinación

Señor del Perdón

93

A las once del día se lleva a cabo la Hora Santa, en el
altar del templo se expone al Santísimo Sacramento y el
Grupo de la Adoración nocturna se encarga de rezar.
A las doce del día se reúnen en la casa del encargado,
el mayordomo e invitados para el Toque de Doce, que
consiste en visitar la imagen al templo con música de banda,
al llegar la gente canta estrofas del himno al Señor del
Perdón, rezan en silencio postrados frente al altar. Al
terminar se dirigen a la casa del encargado del toque de
doce para ofrecer comida y bebida, durante el recorrido
se regala ponche a la gente espectadora.
Por la noche después de misa de ocho empiezan las
veladas, la música toca afuera del templo, los cohetes
anuncian la fiesta y alrededor de las 10 u 11 de la noche se
enciende el castillo13 en el atrio.
Todas estas actividades se realizan durante los nueve o
doce días, depende del organizador de la fiesta, por
consiguiente, él tiene la decisión para elegir el número de
días y como realizarla.
Los días más conmemorativos o de mayor participación
del pueblo son los tres últimos (sábado, domingo y lunes).
Debido principalmente a que son días no laborables para los
moradores, arriban los hijos ausentes y en el desarrollo de las
actividades participan más personas.
El sábado por la mañana entran los hijos ausentes que
residen en los Estados Unidos, quienes también demuestran
la devoción que le tienen al Cristo, se lleva a cabo una comida
con ellos, de reencuentro con los amigos, parientes o
conocidos, logrando así una convivencia social. Por la tarde
es la entrada de la peregrinación de los obreros de
Atenquique, la cuál es la más grande y vistosa (con más
cohetes y música) de toda la festividad; en la noche hay una
quema hasta de dos castillos que logra concentrar un gran
número de espectadores y participantes en el atrio.

Castillo, es juego pirotécnico hecho de una estructura de carrizo, polvora y
adornos que semeja una torre.
13

94

Identidades en Fiesta

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

Alrededor de las once y media de la noche, llevan
Mañanitas al Señor del Perdón, cantadas por mariachi, este
es organizado por el mayordomo del Cristo de las
Mañanitas 14. El punto de reunión es en la capilla del Calvario,
recorren la calle obregón para dirijirse al templo, una vez
que llegan cantan las mañanitas, himno y otras canciones,
congregándose un gran número de personas.
El domingo a las 10 de la mañana entra la peregrinación
de los hijos ausentes de Colima, Guadalajara, México y
Aguascalientes. Después se celebra la misa de función, a su
término se ofrece el banquete de función por el mayordomo.
En la noche, después de la última celebración
eucarística, la familia Arellano y la gente asistente, se
preparan para el descenso de la imagen, el sacerdote
celebrante bendice a la Familia Arellano como responsables
para bajar la imagen del altar, mientras tanto la demás gente
reza y canta el Himno al Señor de Perdón, en el momento del
descendimiento los asistentes aplauden, gritan “Viva el
Señor del Perdón” y terminan con el himno.

Descenso del Señor del Perdón
14

Es un cristo pequeño similar a la imágen del Señor del Perdón.

Señor del Perdón

95

Fotografía: Luis Gabriel Hernández Valencia

Posteriormente colocan la imagen en la parte
izquierda del presbiterio con flores, velas e incienso,
donde será velado toda la noche y parte del día lunes, cada
hora cambian los encargados de velar a la imagen,
algunos ya son familias que por años han realizado esta
actividad y otras los determina el mayordomo. Algunas de
estas personas contratan una banda de música, órgano o
grupo musical, para amenizar durante la velada, además
colocan flores, velas y rezan el rosario.
El lunes la población visita el templo para tener un
acercamiento con el Cristo, rezarle y solicitarle algún favor.
Alrededor de las cuatro de la tarde comienzan a concentrarse
los carros alegóricos alrededor del atrio, la llegada de las
danzas, los músicos así como las personas que portan la
indumentaria tradicional es el calzón blanco para los
hombres y la sabanilla para las mujeres, además de los
espectadores. Alrededor de las cinco de la tarde se lleva al
Señor del Perdón afuera del templo para colocarlo en el
trono (que es el carro alégorico que finaliza esta procesión)
y dar inicio con el recorrido.

El Señor del Perdón en su trono

96

Identidades en Fiesta

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

Las personas que portan la indumentaria tradicional se
colocan junto al trono, representan el límite para que la gente
no se acerque al mismo, siempre van atentos, cuidando el
orden, las mujeres llevan pétalos de flores y confetis en
bateas que son arrojadas por la calle para adornar el paso de
la imagen. Los hombres cargan el trono, otros ayudan a las
mujeres a mantener el orden por medio de una soga.
Terminando el recorrido, nuevamente el trono, llega a
las puertas del templo y se procede a llevar la imágen adentro
para subirla de nuevo a su altar, este es uno de los momentos
más emotivos de la festividad, debido a que el templo se llena
con la gente que participó en el recorrido y entre aplausos,
vivas y el himno, el Señor del Perdón, vuelve a su lugar en el
altar.

Ascenso al altar del Señor del Perdón

Una semana después de la función se realiza la misa de
acción de gracias y elección del nuevo mayordomo, las
personas encargadas de realizar la rifa son el mayordomo
saliente y un representante del ámbito religioso, en una libreta
anotan a los interesados. La condición para participar en el
sorteo consiste en dar la cantidad de $150 con la finalidad de

Señor del Perdón

97

crear un fondo y así iniciar las actividades de ingreso de
dinero para la festividad. Llaman a las personas inscritas que
desean ser mayordomos a acercarse al altar para realizar el
sorteo, la rifa consiste en descartar todos los papeles en
donde vienen los nombres de los aspirantes y el último en
salir es el nuevo mayordomo, el cuál es acompañado por
músicos hasta su casa portando una banda con la leyenda
de mayordomo del siguiente año, como distintivo.
La fiesta religiosa es acompañada con la feria de la
presidencia municipal quien organiza diferentes actos
culturales, deportivos, sociales, desde la coronación de la
reina de feria, hasta la presentación de exposiciones que
muestran las tradiciones y costumbres del pueblo, con el
objetivo de que los coterráneos no olviden lo que es el pueblo.15
Y se organiza así
La organización de la fiesta esta conformada de la
siguiente manera:
El mayordomo es la persona encargada de organizar y
representa el poder supremo dentro la fiesta, el cargo dura
un año, las primeras actividades que realiza el mayordomo
es reunir el dinero necesario para la celebración, ya sea por
medio de colectas, rifas, cena o cualquier otra actividad,
escoger a los sargentos, buscar a las personas responsables
de actividades (peregrinación, toque de doce, alba o velada),
elaborar la décima, al mismo tiempo, organizar la forma de
llevar a cabo el reparto, desde las personas que diseñarán los
carros alegóricos, las danzas participantes, la música, la
impresión de las décimas y hasta vigilar a las personas
responsables de alguna otra comisión.
Los sargentos (hombre y mujer) son el brazo derecho
de la mayordomía, son elegidos por él, siempre al pendiente
del llamado y petición, pero también cuentan con su propia
Entrevista realizada a Adriana Magaña, ex-regidora de cultura de la
Presidencia Municipal de Tuxpan, Jalisco, abril de 1998.

15

98

Identidades en Fiesta

autonomía y se refleja en la acción de algunas actividades,
por ejemplo en la comida ellos tomarán la decisión como
prepararla. Las mujeres elaboran los cordeles de plástico
picado para adornar el pueblo, ayudan arreglar y adornar el
templo, deleitan el paladar al preparar y servir las comidas
que ofrece el mayordomo. Los hombres se dirigen al volcán
a cortar y traer verdura para adornar el templo durante los
primeros quince días del mes de mayo, matar a los animales
para la preparación de la comida, hacer el ponche y apoyar en
los quehaceres de la mujer, en caso necesario.
Las edecanes son personas elegidas por el
mayordomo, mantienen el orden en las peregrinaciones, en
la celebración eucarística y a veces ayudan a repartir la
comida.
La familia Arellano y algunos participantes de la
adoración nocturna son personas que se encargan de vigilar,
limpiar, proteger a la imagen, así como organizar y participar
de su descenso y ascenso del altar.
Los participantes son la mayoría en la festividad,
siempre se encuentran presentes en algunas actividades
como asistentes o como representantes del cargo.
Los espectadores son personas que participan
indirectamente dentro de la fiesta, en pocas palabras son los
observadores, siempre caminan por el atrio, conviven, se
divierten, platican y lo que más les gusta es observar la
quema de los castillos.
Los elementos distintivos
La concepción del Señor del Perdón va depender de
la forma en cómo la persona ve a la imagen, según sus
sentimientos, emociones y creencias; para algunos
tuxpanenses es una imagen muy grande, bonita, lo más
sagrado y humilde, lo máximo que no se puede definir con
palabras; representa: amor, amistad, esperanza,
tranquilidad, protección, unión del pueblo, el padre, el
patrono de Tuxpan, cariño de los antepasados que lo

Señor del Perdón

99

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

cuidaron para que hoy se pueda ver, la fe del pueblo; un
Cristo que quiere a todos a tal grado que sacrificó su vida
y al mismo tiempo desea que continuemos el ejemplo de él16 .
Tiene un valor histórico porque lleva más de 450 años y
religioso por lo que significa la imagen para el pueblo y la
religión católica, un hombre que entrega la vida para
salvarnos del pecado, un Cristo que ama, perdona y protege.
En la actualidad se le rinde culto con mayor fervor y la
razón de continuar con la veneración es porque la imagen
todavía hace milagros y cuida de los temblores, asimismo por
el juramento realizado por los habitantes. La imagen ayuda a
unir a los tuxpanenses en la festividad a través de las
diferentes actividades programadas en la décima.
Las ofrendas son muestras de agradecimiento por los
favores recibidos que se ven reflejadas en productos, especie,
dinero, presea o cualquier objeto que el donante desee
regalar, todos se presentan al templo para donárselas al
Señor del Perdón y estas son recogidas por los sacerdotes
de la parroquia de San Juan Bautista. Como símbolo de

Entrada peregrinación con ofrendas
Lo anterior se obtuvo con pláticas informales con la gente que visita al templo el
día del descenso del Señor del Perdón.
16

100

Identidades en Fiesta

Fotografía: Foto Estudio Moderna

agradecimiento por los favores recibidos, logros obtenidos
en la vida y la fe que le tiene a la imagen. Los grupos de
reflexión17 ofrendan algún objeto, considerado como símbolo
de los frutos del trabajo en la agrupación.
El estandarte se utiliza en los rituales de las
peregrinaciones y rosario de aurora, es la bandera que
encabeza la dirección del grupo, las únicas personas que
pueden cargarla es el mayordomo o la persona responsable
de la actividad. Pertenece como elemento sígnico porque
es la presencia más cercana al Señor del Perdón18 , representa
a la persona que organiza o tiene un cargo dentro de la fiesta.
La danza es un elemento importante de la fiesta
porque es un medio para rendir culto a la imagen del Señor
del Perdón, las participantes son: los sonajeros, la conquista
y la azteca.

Danza de Conquista
Los grupos de reflexión son participantes que forman parte de la pastoral y que
se dedican a reflexionar sobre la vida de Jesús o algún santo y que obedecen al
Plan Diocesano Pastoral. Entre ellos encontramos a Catequesis, pastoral juvenil,
grupos de barrio, agenda ciudadana, grupo presacramental y movimiento familiar
cristiano.
18
Entrevista con Antonio Vázquez mayordomo 1998-1999, realizada el domingo
30 de mayo de 1999, Tuxpan, Jalisco.
17

Señor del Perdón

101

Entre los elementos distintivos de la fiesta podemos
decir que la música no participa de manera voluntaria sino es
contratada por la persona que le correspondió donarla.
Durante la velada, peregrinación, alba, toque de doce y la
quema del castillo, el acompañamiento de la música no
puede faltar, deleita con música variada (últimas novedades),
los andantes y el Himno al Señor del Perdón.
La banda es un listón de aproximadamente 1.80 metros
de largo y 10 cm. de ancho, trae el nombre del cargo que la
persona ocupa dentro de la fiesta, el año y la imagen del Señor
del Perdón, ya sea de mayordomo, edecanes y sargentos
(opcional). El mayordomo siempre portará la banda en las
actividades de la fiesta, como muestra de distinción de las
demás personas.
Los Milagritos son pequeñas figuras de
aproximadamente 4 cm, colocadas en el cendal de la
imagen, como signo de los favores recibidos o de un milagro
concedido.
El algodón se utiliza para frotar y limpiar al Señor del
Perdón, las personas después lo utilizan como símbolo de fe
que ayuda a sanar la parte enferma del cuerpo con tan solo
frotar, a aliviar con mayor rapidez los dolores físicos. Durante
la velación de la imagen llegan personas con paquetes de
algodón y frascos de aceite de oliva, piden colocarlas en los
pies del Cristo para ser benditos.
La cuaxala (comida tradicional) representa la
identidad de los tuxpanenses y es un elemento significativo
para los “hijos ausentes”, ya que si en algún momento falta, se
dice que Tuxpan perdió su tradición 19 . La cuaxala es el
platillo esencial en todas las festividades del pueblo y
principalmente en la fiesta del Señor del Perdón. Otro platillo
es la sopa y mole, la cuál se reparte entre la gente invitada a
Conversación con una Hija Ausente de California, Estados Unidos de
Norteamérica llamada María Concepción Alzaga de Flores. Dice “Últimamente he
venido a la fiesta de los hijos ausente y no sirven de comer la Cuaxala, ahora
birria; era una comida que no faltaba y nos ayudaba a recordar a nuestro Tuxpan
y su tradición”. Conversación se realiza el 22 de mayo de 1999 en la comida con
los “hijos ausentes”.
19

102

Identidades en Fiesta

la fiesta y al mismo tiempo funciona como muestra de
agradecimiento a las personas que apoyaron en la festividad.
Antes de iniciar la fiesta, esta comida, sirve como símbolo de
compromiso o recordatorio del apoyo acordado.
Los rezos es una plegaria que se le hace al Señor del
Perdón, a través de ellos permite la relación hombre-Dios, es
una comunicación directa que el hombre hace con Dios a
través de las oraciones. Existen una infinidad de rezos (Ver
anexo 1, se muestran dos).
Las palabras que dicen a continuación las expresaron
en la misa de función durante el trabajo de campo, en el año
de 1998.
Señor del Perdón
Tu cuerpo está muerto
Tus manos están clavadas
Tus pies están sujetos
En forma de cruz
Tu alma esta viva
Recarga en los cielos
Pidiendo al eterno
Nos mande el perdón

La letra del Himno al Señor del Perdón se realizó en al
año de 1934 por el M. R. Sr. Canónigo, D. Amado J. De alba,
como alabanza al Taumaturgo Señor del Perdón; tal
alabanza se convirtió en un cántico y en el novenario de la
festividad es cantado con gran fervor, fe y devoción en cada
una de las actividades que se desarrollan. Al entrar al templo
los participantes del rosario de aurora, peregrinación, toque
de doce y los responsables de la velada entonan el himno
acompañado con música de banda. Nunca se canta fuera del
templo, porque representa un valor sentimental y la forma de
demostrar el cariño y el amor a la imagen. (ver Anexo 2,
Himno al Señor del Perdón).
El Cristo de las mañanitas es la advocación de la
imagen, la escultura representa la guía y su objetivo es

Señor del Perdón

103

Fotografía: Luis Gabriel Hernández Valencia

visitar los hogares de los tuxpanenses para bendecirlos y
ayudarles en la vida cotidiana, con la finalidad de fomentar el
culto y continuar con la tradición. Fue hecho por el artesano
Zenobio Zamarripa en la Ciudad de Rincón de Ramos,
Aguascalientes en el año de 1992.
El ponche y el cigarro lo utiliza el mayordomo antes de
la fiesta como un signo de compromiso e invitación a las
personas que lo reciben.
La indumentaria tradicional representa a Tuxpan, forma
parte principal dentro del recorrido de la imagen por las calles
de la ciudad y durante la fiesta del Señor del Perdón, por lo
tanto, representa la identidad de los tuxpanenses y se utiliza
con mayor auge dentro de la fiesta. Existe un grupo reducido
que la utiliza diariamente, las personas que lo portan tienen
alrededor de 60 años. Durante el recorrido del trono con el
Señor del Perdón es signo de poder y status, nadie puede
acercarse a la imagen sólo aquellas que portan la
indumentaria, para ser respetadas llevan una soga que
marca los límites. Los hombres son los únicos que tienen el
privilegio de cargar el trono.

El trono del Señor del Perdón y sus
acompañantes

104

Identidades en Fiesta

En los últimos años el número de gente participante va
creciendo, en 1998 iban alrededor de trescientas personas,
para el año 2000 calculé aproximadamente quinientas;
existen diferentes motivos para usar el traje, ya sea por la
manda, la devoción, la tradición, el gusto, llama la
atención, acompañar a la hermana, amiga o vecina y la
más importante, porque se tiene el privilegio de ir junto al
Señor del Perdón y acompañarlo en el recorrido.
La indumentaria de los indígenas de Tuxpan, es en el
hombre, calzón y camisa de manta, ceñidor azul o rojo,
sombrero de palma de copa, huaraches con suela de hule y
los llamados de una correa; en la mujer es la sabanilla, una
tela de lana de tres metros de largo y de ancho debe llegar a
los tobillos, es enredada a la cintura como especie de falda en
la parte de la espalda se acomoda en pliegues, la sostiene una
faja de colores, un Xoloton chico, blusa de manta blanca
bordada en la parte de las bocamangas y en el cuello; un
Xoloton grande tiene la misma confección que la anterior, solo
de mayor dimensión, se usa como reboso y sirve para
cubrirse la cabeza, un maixtahuil es como un listón de colores
que se entrelaza en el cabello, huaraches, aretes y collar de
coral y oro. La indumentaria forma parte de la fiesta,
principalmente el día del recorrido y ascenso de la imagen del
Señor del Perdón, se puede decir que la fiesta ha adoptado la
indumentaria y otros elementos para reforzar la identidad de
los tuxpanenses.
El Juramento no solo es un papel escrito sino
representa la unión del pueblo, compromiso de realizar una
fiesta a la imagen, es un pacto entre la imagen y los hombres.
A cambio de protección contra los temblores y salvadora de
la vida de los habitantes, los hombres realizarán la celebración
cada año.
La décima es un pliego de papel que trae el programa
de actividades de la fiesta, las personas responsables de
cada una y la imagen del cristo. Anteriormente se escribía un
soneto dirigido al Señor del Perdón, sin embargo, en los
últimos 50 años solo ponen una oración dándole mayor

Señor del Perdón

105

Fotografía: Nicolás López Silva

importancia a las actividades y a las personas responsables
de algún cargo o la aportación a la fiesta.
La fiesta a los tuxpanenses, les permite olvidar todos los
problemas cotidianos, la siente como un descanso, que ayuda
a restaurar energías para continuar con lo cotidiano. El pueblo
se reviste con multicolor, establece redes de comunicación
y organización social; por lo tanto, lo festivo corresponde al
mundo religioso de Tuxpan, pero también no debe dejarse
de lado la relación con la feria. Ambas están entrelazadas
y la falta de alguna de ellas considera que se pierde el sentir
de la fiesta.

Mujeres de Sabanilla

106

Identidades en Fiesta

ANEXO 1
Rezos u oraciones al Señor del Perdón
Primero (es una petición particular)
Bienaventurados somos, ¡Oh Jesús Cristo Crucificado …
Hijo de Dios Padre y María, Virgen Santísima… por adorarte
y honrarte en tu excelsa y venerable Imagen del “Señor del
Perdón”. Tus humildes y dichosos fieles “Señor del Perdón”,
postrados ante tu divina y gloriosa presencia, te rogamos
imprimas indeleblemente en nuestro corazones… los más
grandes y arraigados sentimientos de Fé, esperanza y
caridad … y que el dolor por nuestros pecados, sea el
propósito de nunca más ofenderte.
Dulcísimo y Misericordioso “Señor del Perdón”, Divino
Protector nuestro… te imploramos traspases lo más íntimo
de nuestra alma… con el suave y saludable dardo de tu amor
…y nos guíes para derramarlo entre nuestro prójimo.
Tú eres “Señor del Perdón” nuestro único y real Tesoro de
bondad, amor y perdón… nuestra esperanza nuestra fuente
de confianza, alegría, paz, dulzura y sabiduría.
Te ofrecemos “Señor del Perdón”, nuestras plegarias…
Suplicándote Nos ilumines a orar con fervor… nuestros
pensamientos … pidiéndote nos
ayudes a siempre pensar en ti; nuestras obras …
indicándonos a cumplir tu Santo Voluntad … nuestras penas
… para sufrir por ti y que solo en ti “Señor del Perdón”… estén
fijos y por siempre unidos nuestro espíritu, alma y corazón,
Así sea

Señor del Perdón

Segundo (Petición general, pidiendo por la unidad, paz y
justicia del pueblo y por un compromiso ante él)
Señor del Perdón
Sol que no conoce el ocaso,
Viva imagen del amor completo,
De la entrega generosa
Que ha engendrado con su encanto
La unidad de nuestro pueblo.
Tu cruz altiva se yergue
Y brilla en el firmamento
Con su ceremonia presencia
Que anima el compromiso y llena de consuelo
En la angustia de los sismos y la peste,
De la miseria y el sufrimiento.
Hoy queremos renovar ante tu altar
Nuestro antiguo juramento:
Confiar siempre tu apoyo
Y poder todo nuestro empeño,
Cargando la cruz de la solidaridad
Que bendice nuestro esfuerzo.
Esta nueva alianza manifiesta
Que Tuxpan es tu pueblo,
Que en Ti encontramos la fuerza
Para realizar el más grande de los anhelos:
Forjar una tierra sin odios ni diferencias,
Sin hambre ni lamentos,
Donde se compartan con justicia y alegría
Los frutos que nos brinda nuestro suelo.
Al compás de la danza libertaria
Llévanos a través de tus senderos
En nuestro caminar hacia la pascua
Infundiéndonos confianza, eterno compañero,
Y al final de una jornada de sudores coronada
Ábrenos con gozo la puertas de tu Reino
Amén

107

108

Identidades en Fiesta

Anexo 2
Himno a la imagen del Señor del Perdón
CORO
Venimos a darte
Nuestro Corazón
A verte y cantarte
Señor de Perdón
ESTROFAS:
De Tuxpan la gloria
La dicha, el amor
La vida y la historia
Tú has sido Señor.
Tus miembros tan yertos
Tu pálida faz,
Tus brazos abiertos
Nos brindan la paz,
Los crímenes pagas
De mi ingratitud;
Te llenas de llagas
Por darme salud.
Ingrato decida
Tu sangre verter;
Y tú me das la vida
Muriendo por mí.
Tus brazos alzados
Me ofrecen tu amor
Y tus pies clavados
Me esperan Señor.
Por eso humillados
Con gran contrición
A tus pies postrados
Pedimos perdón.

Señor del Perdón

109

A tus indios quieres
Con todo tu amor,
Y de ellos, Tú eres
Su encanto, señor
Por ello veniste
Entre albos destellos
Y en Tuxpan, quisiste
Quedarte con ellos.
Al triste consuelas,
Al ciego das luz,
Y por todos velas
Desde esa tu cruz.
Las penas mitigas,
Vigilas ganados,
Y llenas de espigas
Los campos sembrados
Al pobre ignorante
Le muestras tus huellas;
Para el caminante
Enciendes estrellas
Al triste indigente
Le das pan de vida
Y buscas doliente
La oveja perdida.
¡Oh, Cristo bendito,
Mi padre y mi Dios!
De tu hijo contrito
Escucha la voz.
Mis culpas perdona,
Báñame en tu luz,
Pónme tu corona
Clávame en tu Cruz.

110

Identidades en Fiesta

Yo quiero adorado
Señor del Perdón,
Llevaste clavado
En mi corazón.
Quiero al ensalzarte
Tus duelos sentir;
Vivir para amarte
Y por Ti morir.
Llevarte conmigo
De amor inflamado
Y morir Contigo
Por siempre abrazado

Fotografía: Foto Estudio Moderna

Y al llegar mi muerte
Darte el corazón
Y en el Cielo verte
Señor del Perdón.

El Señor del Perdón

Señor del Perdón

111

FuentesConsultadas
Acuña, Rene, Relaciones Geográficas del Siglo XVI: Nueva
Galicia, UNAM, México, 1988
Décima de 1931 titulada Orden de las solemnes festividades
a Jesucristo Crucificado en su sagrada imagen del Señor del
Perdón, Mayordomo el Sr. Florencio Reyes y Socios, Tuxpan,
Jalisco.
Décima de 1933 titulada Alabemos, bendigamos y
glorifiquemos al Señor del Perdón, Sin mayordomo y el Señor
Cura J. Melquiades Ruvalcaba el único que aparece, Tuxpan,
Jalisco.
Hillerkuss, Thomas (Compilador) Documentalía del sur de
Jalisco, El Colegio de Jalisco, INAH, México, 1994.
Lameiras Olvera, José, El Tuxpan de Jalisco una identidad
danzante, Colegio de Michoacán, México, 1990.
Muriá, José Ma., Historia de Jalisco, Tomo I Desde los tiempos
prehistóricos hasta fines del siglo XVII, Gobierno del Estado de
Jalisco, INAH, México, 1980.
Orozco, Pbro. Luis Enrique, El Señor del Perdón de Tuxpan,
Jalisco, Blason Heráldico de los Orozco, Guadalajara, Jalisco,
1965.
______ Los Cristos de caña de Maíz y otras venerables
imágenes de nuestro Señor Jesucristo, Editorial del Buen
Pastor, Tomo II, Guadalajara, Jalisco, 1974.
Parroquia San Juan Bautista, Vamos Caminando, boletín no.
92, mayo 1989, año VIII.

112

Identidades en Fiesta

Ruvalcaba, Sr. Cura J. Melquíades El temblor del 15 de abril
de 1941, Tuxpan, Jalisco, 1945.
Tello, Fray Antonio, O.F.M. Crónica Miscelanea de la Santa
Provincia de Xalisco, Tomo IV, Editorial Font, Guadalajara,
1946.
Zavala, Jacinto, “La Estructura de la Fiesta”, en México en
Fiesta, Colegio de Michoacán y Secretaría de Turismo,
Zamora, Michoacán, 1998.
Testimonios Orales:
Antonio Vázquez, Mayordomía 1998-1999, 24 de mayo de
1999. Tuxpan, Jalisco. Entrevistador: María Esther Gaspar
Isabeles.
Aureliano Arellano, mayo de 1998, Tuxpan, Jalisco.
Entrevistador: María Esther Gaspar Isabeles.
José Rolón, Mayordomía 1996-1997, abril de 1998. Tuxpan,
Jalisco. Entrevistador: María Esther Gaspar Isabeles.
María Concepción Alzaga de Flores, Hija Ausente de
California, Estados Unidos de Norteamérica, 22 de mayo de
1999, Tuxpan, Jalisco. Entrevistador: María Esther Gaspar
Isabeles.

Los Niños Dios

Fiesta de la Capilla Niño









°Cronologíadelafiesta

°
Elementos
distintivos

°Ladinámicadelafiesta

°Laorganizacióndelafiesta

114

Identidades en Fiesta

La fiesta de la Capilla Niño
José Luis Mariscal Orozco
“...estaba todo el pedazo, no había casa,
no estaba ahí la puertita como ahorita está,
no, era todo, estaba derecha la puerta para
entrar a la capilla, todo ese pedazo que había;
pero ahí era la capilla niño1 ”

Fotografía: José Luis Mariscal Orozco

La celebración de la Navidad tiene un origen legendario.
Es una tradición judeo-cristiana basada en el nacimiento de
Jesús el hijo de Dios en Belén según los evangelios de San
Mateo (cap1 vers.18 - 25) y San Lucas (Cap. 2 vers. 1 - 7) y
en el caso de los pastores en San Mateo (Cap.2 Vers.1 - 12)
y San Lucas (Cap. 2 vers. 8 - 20), donde cuentan que fueron
llamados por un ángel para que fueran a adorar al “Salvador”
a Belén.

Paixtle
Entrevista a Maximina Reyes Isabeles. 2 de agosto de 1997. Entrevistadores
José Luis Mariscal Orozco y Efraín Orozco Gudiño.

1

Capilla Niño

115

En el caso de Tuxpan, la celebración de la navidad se
distingue por dos fiestas, que aunque están íntimamente
relacionadas, tienen su propia dinámica, organización y
sentido: La fiesta de la capilla niño y de los pastores.
La capilla, donde se desarrolla la celebración al niño
Jesús, forma parte del viejo barrio de San Pedro, los
franciscanos lo llamaron de la natividad 2 aunque no se tienen
datos precisos de su construcción. Sin embargo,
actualmente la población la llama capilla niño y se
encuentra en el interior de una casa habitación particular,
ubicada en Juárez No. 74, la cuál pertenece a Epifania
Membrila, quien a su vez es la encargada. La fachada de
la casa anteriormente era tradicional, pero con el temblor
de 1985 se cayó y sufrió transformaciones.
No se tiene registro sobre la llegada de la imagen del
Niño Jesús ni del inicio de su celebración, pero seguramente
pudo haber sido entre los años de 1533 ó 1535 período en el
que comenzó la evangelización del pueblo tuxpanense por
parte de Fray Martín de la Coruña3 .
En la actualidad se encuentran en el interior de la
capilla, tres imágenes de niños. El más antiguo de todos,
se le nombra Jesús y se ha conservado de generación
en generación por parte de los padrinos, con el tiempo,
agregaron un segundo niño al cuál llamaron Salvador:
“Hay dos niños y dos padrinos porque siempre hay un
salvador, Salvador es un Dios, aunque en nuestra
imaginación pero es un Dios y Jesús es el salvador de
almas, es un servidor de Dios, eso quiere decir que no nos
salimos de los lineamientos de la iglesia, ¿por qué dos?,
maravillas que hace el Señor, ni modo de quitarme uno que

2
Lameiras, José. Tuxpan el de Jalisco, una identidad danzante. El Colegio de
Michoacán. México, 1990.
3
Ídem.

116

Identidades en Fiesta

Capilla Niño

117

118

Identidades en Fiesta

tiene imán para traer gente, si lo quito se me van, entonces
¿qué me queda?,¿y solamente voy a venir a venerarlo?4 ”

El tercero y último en llegar en 1998 fue nombrado Jorge de
Jesús.
La organización de la fiesta
“...nosotros no fuimos mayordomos,
porque la mayordomía es,
una cosa más elegante, más alzado 5 ”.
(Maximina Reyes Isabeles, 1997.)

El individuo como parte de una sociedad es la base de
toda la estructura, es el único que le da sentido a la acción
social. Por tal motivo considero necesario analizar a los
actores, porque son ellos los que llevan a cabo las acciones
y le dan un sentido según su contexto. Desempeñan roles
y juegan un papel importante cada uno en la dinámica social
en la que se encuentran inmersos.
Según la observación realizada durante la investigación
y datos proporcionados por diversas personas que participan
en la fiesta, clasificaré a los actores según la actividad que
desarrollan de la siguiente manera:
Los organizadores son los oficiales, mayorales y
padrinos a los cuales se les nombra viejada. Ellos organizan
y le dan seguimiento a la fiesta durante todo el año. Entre ellos
destacan:
a) Los padrinos. Hombre y mujer por lo general esposos o
hermanos, son los que tienen a su cargo la imagen de un
niño. Legitiman al nuevo mayordomo, le dan apoyo, le
recuerdan y vigilan sus obligaciones que han adquirido con
4
Entrevista a José Isabel Flores. 25 de diciembre de 1997. Entrevistador José
Luis Mariscal Orozco.
5
Op cit. Entrevista a Maximina.

Capilla Niño

119

el cargo. Llevan un control sobre los recursos utilizados y
recibidos durante todo el año, tienen la facultad de tomar
decisiones en situaciones ordinarias y extraordinarias, y
lo más importante, cuentan con mayor información acerca
de la fiesta, son los guardianes de la tradición que vigilan
y trasmiten la celebración. Este cargo se transmite de
generación en generación en una familia.
b) Los mayorales. Encargados de la fiesta por un año, por lo
general matrimonio, son elegidos por un grupo de personas
cercanas a la viejada o bien auto proponiéndose con el
padrino. Tienen que cubrir los gastos que implica la fiesta o en
su caso buscar personas que le ayuden. Estos gastos, entre
otros, implican: dar de comer a toda la gente que visite la
capilla, bebidas alcohólicas (ponche o cerveza) a sus
oficiales, a algunos participantes y en ocasiones donar la
música. Están encargados de rezar el rosario una vez por
semana durante todo el año, tienen la facultad de nombrar a
sus oficiales y el número de ellos, quienes le ayudarán en su
labor. Este cargo puede tomarlo una persona con deseos de
hacerlo y le dan preferencia a las personas que tienen alguna
manda...
“... [el que se propone como mayoral] tiene una manda
bastante fuerte, así que hay que dejárselo6 ”.

c) Segundo oficial. Son los suplentes del mayoral, son
elegidos por éste o auto propuestos.
d) De ocho a diez sargentos. Con sus esposas ayudan al
mayordomo y son elegidos por éste o se auto eligen.
e) Encargada de la capilla. Tiene las llaves de la capilla y le
da mantenimiento durante todo el año.
Los participantes son todas aquellas personas que
están cerca de la viejada y colaboran en la festividad de
diferentes formas, muchos de ellos ayudan en la realización
de la fiesta en diciembre. Podríamos dividirlos en:
6

Ídem.

120

Identidades en Fiesta

a) Danzantes. Son los paixtles y los moros, participan en
los rituales, son portadores de símbolos que son parte de la
identidad de la comunidad. En su danza y en su vestidura
portan elementos sincréticos.
b) Pastores. Son un grupo de personas (hombres y mujeres)
que llegan a cantarle al niño y posteriormente, realizan una
pastorela en un lugar público.
c) Los participantes aportadores. Son las personas que
participan en la festividad, ya sea dando dinero, alimentos,
trabajo u oración en la capilla. Algunos de ellos ya habían
participado en años anteriores como oficiales.
d) Los participantes-comerciantes. Son las personas que
participan en la festividad de 24 de diciembre vendiendo
algún alimento o bebida afuera de la capilla. Los
participantes, comerciantes y espectadores, forman
forman lo que llaman la placita, que es como un tianguis de
comida.
Los asistentes o espectadores son todas aquellas
personas que van a visitar la capilla el 24 de diciembre por la
noche, algunos lo hacen por tradición y otros para “venir a
ver gente y hacer tiempo mientras llega la navidad”. Son de
todas las clases sociales y por lo general “van luciendo sus
mejores ropas”.
Quiero hacer gráfico lo que hasta ahora se ha dicho de
los actores.

Capilla Niño

121

Cabe hacer énfasis que en el caso de los organizadores
y participantes, se tomó en cuenta solamente a las personas
que tenían el cargo personal, pero en realidad, no son
solamente participantes ellos solos, sino también su familia
colabora.

122

Identidades en Fiesta

La dinámica de la fiesta

Fotografía: Foto Estudio Moderna

“La fiesta se maneja como un bautismo,
el compromiso del bautismo se adquiere con
aquella persona con aquel ser, de que va a
llevarlo (al niño) por buen camino y
aquí nuestra misión es llevar esta tradición
por buen camino7 ”.
(Flores, 1997)

Moro

7

Idem.

Capilla Niño

123

La fiesta comienza el 7 de enero, se presentan el nuevo
mayordomo con sus respectivos oficiales acompañados
de sus esposas ante el padrino.
El mayordomo saliente entrega el cargo al padrino
dándole la imagen del niño diciendo:
“Hago la entrega de mi presentación de todo lo que he
hecho, de lo cual me voy contento”.

El padrino recibe al niño y se lo da al nuevo mayordomo
diciéndole:
“Señor, yo aquí te entrego a mi niño el cual yo lleve a cabo
hasta el momento de hoy, te lo entrego para que te hagas
solidario y particípes de las oraciones que se van a llevar a
cabo a partir de esta fecha”.

El siete de enero también se levanta el nacimiento.
Después continúa hasta el primero de febrero, desde la
casa del padrino salen con música y con un patol de
rosarios de tamales de pinole y se van a la capilla.
Al llegar a la capilla, los padrinos monean a los
mayordomos, lo cual consiste en darles un pan de medio
metro y una corona de flores,
“el pan los hace comprometedores a que lleven la
celebración de la mejor manera posible8 ”.

El mayordomo recibe el pan y entrega el niño al padrino
diciendo:
“Compadre, muchas gracias, aquí traigo a su hijo, aquí yo
me hago solidario y partícipe de llevar a cabo la tradición”.

8

Idem

124

Identidades en Fiesta

Fotografía: Foto Estudio Moderna

El padrino le pone un rosario, para comprometerlo a
que cada ocho días rezará el rosario, le pone harina en las
mejillas como símbolo de pureza y por último le da un vaso de
ponche.
El mayoral por su parte le da una gallina, ponche o
cerveza como agradecimiento por permitirle participar.
Luego se dirige a sus oficiales y les proporciona a cada uno
un florero para que ponga flores y velas durante todo el año.
Ese día visten a los niños y los sientan en una pequeña silla.
Todos los sábados posteriores el mayoral y los sargentos
visitan al niño, llevándole flores y velas durante todo el año.

Altar de una imagen del Niño Dios

En el mes de octubre se realiza otro movimiento
importante, un día a la semana, los padrinos enrosan
(ponen flores) y traen dos patoles. Uno de cogollo de
vástago con cempasúchil de 1.5 mts. y otro de cabeza
negra de un metro.
El padrino le entrega al mayordomo un chiquihuite de
otate con chayotes o elotes y a cada oficial 3 o 4 piezas. Se le
da una ración igual a la encargada de la capilla “como

Capilla Niño

125

reconocimiento de que ella es la dueña de la casa9 ”. El dar
los elotes, representa el fruto de la cosecha que se desea
compartir.
En el último sábado de noviembre, se comienza el
calpan, el cual es una celebración que se hace al pueblo en
general por parte de los organizadores de la fiesta. El calpan
comienza el sábado a las ocho de la noche con un recorrido
que inicia de la casa del mayoral y que continúa con la
visita a la casa de los padrinos y de los oficiales. Esto se
hace con el motivo de recordarles la proximidad de la fiesta
y reafirmar el compromiso adquirido. Al llegar a la casa ya
sea del oficial o padrino, se le ofrece un cigarro y café o
canela a los cuales se les agrega mezcal si así lo desea, se
convive brevemente y una vez terminada la bebida ofrecida,
se continúa con el próximo oficial y así sucesivamente hasta
las seis o siete de la mañana del domingo. Cabe mencionar
que durante el recorrido la chirimía toca un sonido similar al
llanto de un niño. Ya para el 29 de noviembre, día de San
Andrés, se acuestan a los niños nuevamente.
El 20 de diciembre se pone el nacimiento por parte de
los padrinos y los mayordomos, también se les quita la ropa.
Del 21 al 23 de diciembre, hay música por las noches y
rezan el rosario. Por primera vez en el año abren la capilla
para los visitantes que quieran asistir.
El 24 de diciembre comienzan a dar alimento a los
visitantes a partir de las cinco de la tarde, por lo general
consiste en atole y tamales, antes se daba topopoztle, se
sacaba de la corteza de la tortilla en forma de sopa.
En su camino al Belén10 los pastores van cantando con
una caña de azúcar en la mano, se ponen frente al
nacimiento, se persignan, cantan dos canciones, una
caminata y un arrullamiento (canción de cuna) y se van al
Idem.
Celebración que se abordará en el capítulo de “Vamos a Belén, la fiesta de los
Pastores”.
9

10

126

Identidades en Fiesta

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

lugar donde se ha de celebrar el ensayo real. Sin embargo
también tienen que visitar nueve imágenes, que representa
los nueve meses del embarazo de María.
En la noche se pone la placita y comienzan a llegar los
asistentes a la capilla. Alrededor de las nueve llega la danza
de los moros arribeños, toman al niño Jesús y lo llevan a la
parroquia San Juan Bautista a que escuche misa de gallo
(de media noche). Los organizadores se quedan en la capilla
hasta amanecer.

Moros llevando la imágen del Niño Dios

El 25 de diciembre comienzan a llegar visitantes a
partir de las cinco de la tarde y los moros trayendo consigo
a la imagen. También hace su aparición la danza de los
paixtles.
Ese día el padrino entrega una botija (recipiente de
barro con ponche adornado con papel de china de colores) al
mayordomo diciendo:
“Damos agradecimiento de que nos dió agüita durante todo
el año, ahora me toca a mí darle su agüita y darle el
romero”.

Capilla Niño

127

Se vuelven a ver hasta el día 5 de enero para bañar a
los niños de incienso, aceite y perfume, adornándolos con
flor de pascua. Llegan los moros abajeños, bailan y toman a
Salvador para llevarlo a escuchar misa.
El seis de enero por la tarde traen a Salvador, le bailan
y se van, entonces los presentes rezan el rosario. Se elige o
se propone el nuevo mayordomo que convocará al padrino
al día siguiente para tomar el compromiso,
“...y allí terminamos, nuevamente empieza otra vez, otro
periodo y otro proceso de vida ”.

Elementos distintivos
Uno de los elementos importantes en la fiesta de la
capilla niño es el de los danzantes los cuales son los
paixtles y moros.
Los moros se dividen en dos: arribeños y abajeños,
la división se basa geográficamente por la parte oeste los
primeros y la parte este de la ciudad los segundos. La danza
la componen dos filas y van golpeando el piso con los pies. Su
indumentaria consta de una camisa y pantalón de manta;
calzoneras de gamuza negra terminadas en dos picos a la
altura de las piernas y en los costados cuelgan dos borlas de
estambre de color rojo; huaraches; una corona de metal
rematada con una media luna y dos estrellas a los extremos.
En la parte posterior de ésta, pende tres grupos de listones de
colores y por el frente cuelgan sartales de cuentas que les
cubren la mitad de la cara; en el interior de la corona llevan un
paliacate; en la cintura un ceñidor y una capa de color rojo;
una sonaja de cirián (Crescentia sp.) y un arco de carrizo de
metro y medio de diámetro forrado uniformemente de listones
verde, blanco y rojo, con el que realizan figuras durante el
baile, forman entre todos coronas, caracoles, canastillas,
chozas, un danzante se coloca en el centro y los demás
juntan sus varas haciendo las figuras ya estudiadas. La
música que acompaña la danza son los violines.

Identidades en Fiesta

Fotografía: José Luis Mariscal Orozco

128

Danza de Moros

Por su parte, los paixtles su indumentaria consta de
una falda y capa de heno (Tillandsia usneoides), en la parte
superior portan un tocado de carrizo adornado con espejos
redondos, estampas religiosas, listones y tiras de papel
crepé de colores, una máscara de barro pequeña triangulada
y un paliacate, además de una sonaja de cirián (Crescentia
sp.). En la mano izquierda llevan un otate (burrita) adornado
con unas campanitas. Danzan en círculos dando pequeños
gritos acompañándose de dos violines.
Otro elemento es la gastronomía utilizada, la cuál se
compone de tamales, atole, frijoles güeros con tortila (tortilla
de huevo) y la cuaxala.

129

Fotografía: Foto Estudio Moderna

Capilla Niño

Danza de Paixtles

Cronología de la fiesta
7 de enero

Presentación del nuevo mayordomo y se quita el
nacimiento

1 de febrero

Se monea a los mayordomos y se visten a los
niños

Octubre

Enroso y puesta de patoles en la capilla

ültimo sábado de
octubre

Calpan

29 de noviembre

Se acuestan los niños

20 de diciembre

Se pone el nacimiento

Del 21 al 23 de
diciembre

Música por las noches y se reza el rosario

24 de diciembre

Se da comida a los visitantes. Se pone en la noche
la placita y los pastores van a a cantarle. Los
moros llevan al niño a Jesús a misa de gallo y los
paixtles bailan

25 de enero

Traen al niño Jesús y le bailan paixtles y moros

5 de enero

Bañan a los niños y se llevan al niño Salvador a
escuchar misa

6 de enero

Traen al niño Salvador y le bailan. Se elige nuevo
mayordomo.

130

Identidades en Fiesta

Fuentesconsultadas
Archivo de la Biblioteca Municipal “María Lorenza Gudiño” de
Tuxpan Jalisco.
Dios habla hoy. La Biblia. Sociedades bíblicas unidas. Corea
1980.
Lameiras Olvera, José. El Tuxpan de Jalisco. Una identidad
danzante. El Colegio de Michoacán. México, 1990.
Fuentes Orales:
José Isabel Flores Guzmán, 25 de diciembre de 1997. Tuxpan,
Jalisco. Entrevistador: José Luis Mariscal Orozco.
Maximina Reyes Isabeles, 2 de agosto de 1997.Tuxpan,
Jalisco. Entrevistadores: José Luis Mariscal Orozco y Efraín
Orozco Gudiño.

Los Pastores

131

Vamos a Belén

Fiesta de los Pastores






°Fragmentodepastorela
“PastoresaBelén”

°
Dinámica
festiva

°Laobraypersonajes

°Organización

°Primerosapuntes

132

Identidades en Fiesta

La Fiesta de los Pastores
NicolasLópezyCarlosA.Serratos

Primeros Apuntes
La veneración de la imagen del niño Jesús fue inculcada
por los primeros evangelizadores, quienes enseñaron a
adorarlo por medio de cánticos navideños1 .
La imagen del Niño Dios, es el de un niño acostado, su
cara tiene la ternura de un recién nacido, su rostro es blanco
con mejillas rosadas; la indumentaria por lo regular es un
vestido que cubre todo el cuerpo, excepto el día 25 de
diciembre esta desnudo o semidesnudo por ser el
nacimiento de Jesús.
Las primeras imágenes en la comunidad fueron tres: la
arribeña, la abajeña y la de los pronunciados; pero con el
paso del tiempo se ha incrementado el número debido a los
problemas internos entre los organizadores, al no tener
una buena relación toman la decisión de hacer una nueva
imagen y su respectiva danza. En la actualidad existen
cinco imágenes que representan a las danzas de los
moros y paixtles; y cinco de los pastores, cada una de los
grupos se les conoce como cuadrilla.
La celebración litúrgica gira en torno a la misa del 24 de
diciembre por la noche, conocida como misa de gallo,
donde se conmemora el nacimiento de Jesús. El 25 del
mismo mes celebran otra misa por la mañana para llevar a las
imágenes al templo y entonar las caminatas al niño Jesús,
asimismo los días 26 y 27 de diciembre; 1 y 6 de enero (día
de los Santos Reyes).

1
Martínez Ayala, Jorge Amos y Gaspar Isabeles, María Esther, Ponencia: Por el
Camino Real de Colima, presentada en el Encuentro Revista de una Tradición
de occidente es el Mariache, Colegio de Michoacán, agosto, 1999.

Los Pastores

133

Organización
Antes de iniciar con la dinámica presentamos a los
actores: entre los organizadores de la fiesta encontramos a
los padrinos, el mayoral, capitanes, sargentos y viejos; los
secundarios, farsantes y el resto son las familias de los
participantes y espectadores.

Los padrinos son las personas que tienen la custodia
del Niño Dios y en algunas ocasiones eligen a la persona
que ocupara el puesto de mayoral.
Al que organiza la fiesta se le nombra Mayoral, es quien
tiene la responsabilidad de reunir o convocar a las personas
que colaborarán con él para el desarrollo de la fiesta, invita a
las personas para que lo acompañen al cambio del Santo
Niño2 ; en caso de que algún capitán se arrepienta, habla
con los viejos para que ellos remplacen a quien no pueda
continuar; también tiene la tarea de contratar un grupo musical
El cambio del Niño es el traslado de la imagen por las distintas casas de los
capitanes, sucede cada dos meses.
2

134

Identidades en Fiesta

para acompañar a los pastores al templo y teatro; reunir a
los viejos para elegir al nuevo mayoral; prestar la casa
para los ensayos y por último hacer la fiesta el día 25 de
diciembre.
Los capitanes son las personas encargadas de llevar a
cabo los ensayos cada semana, llevar a misa a los niños, dar
el desayuno a la gente que acompaña al Niño Jesús y la cena
tanto a los pastores como a la gente que asiste y acompaña
a la imagen a su casa, tiene la responsabilidad de vestir a
las mujeres que participan en la pastorela. En algunos casos
busca a los sargentos para que le ayude el día que le
corresponde. El total de capitanes son seis: Capitán del
24, 25, 26 y 27de diciembre, Capitán de Año Nuevo y
Capitán de Reyes.
Los sargentos son la gente que ayudará al capitán -en
el caso que desee tenerlos- o al mayoral. Las actividades
son las que designe el mayoral o capitán, por lo general son
los que tienen toda la responsabilidad, hacer la comida,
repartirla a los invitados y ayudar al mayoral a tener el teatro
listo para la noche.
Los viejos son las personas que han estado varios
años en la fiesta y que han tenido algún cargo, ellos son
responsables de cuidar que el mayoral haga bien su
función y vigilan que cumpla con la tradición, además de
avisar a los demás viejos el día del cambio de un domicilio
a otro, ayudan a los capitanes con una semana de cena
para los participantes de la pastorela, además de pagar una
parte de la chirimía y cuando un capitán se retracta del
compromiso, ellos son los que lo continúan. Quienes
participan continuamente ocupan un cargo especial dentro
de los viejos, además gozan de mayor reconocimiento,
ellos proponen a nuevas personas para que participen dentro
de la organización, haciendo que cada vez sea más la gente
involucrada , junto con sus familias, generando la transmisión
y la continuidad de la fiesta.

Los Pastores

135

La obra y personajes
Los participantes en la pastorela cambian de acuerdo
con el guión o el libreto escogido. Para ello tomamos un
ejemplo de los actores que participaron en el mes de
diciembre de 1998.
Farsantes son lo que actúan en la obra, en conjunto de
ellos se les llama pastores, están divididos en:
• Pastores. Ellos son los que adorarán al Niño Dios
que nacerá y que viven la aventura rumbo al lugar
donde ha nacido.
• Demonios. Los que se encargarán de hacer lo
posible para que los pastores no logren adorar al Niño
Jesús.
• Indios. Una familia compuesta de un padre, hija e hijo.
• Las gilas. Son todas las mujeres que participan en la
pastorela (las pastoras, las indias, la tentación).
• Monjes. Son los que guían a los pastores.
• Bartolo. Es quien hace la comicidad en la obra,
interpreta a un pobre hombre que todos lo tratan mal.
Las personas que ayudan a los pastores tanto en los
ensayos como en la presentación son los siguientes: El
apuntador se encarga de llevar la dirección de la obra,
coordina a la gente y a los músicos, éstos junto con los
pastores ensayan y cantan los coros, los concilios,
caminatas y arrullamientos3 con anterioridad y en la
presentación. Los técnicos se encargan de la iluminación y
de tener los requerimientos necesarios de utilería y demás
para la obra.
Por último están los espectadores, son toda la gente
que va a presenciar la obra y aquella que participa
acompañando a los organizadores, generalmente sus
familias.
Ambos son un tipo de canciones de la región (coros acompañados de banda
o mariachi), la música y letra son compuestas para acompañar al Santo Niño
durante el trayecto del templo a la casa de los Capitanes y Mayoral; son las
mismas que se emplean en las representaciones, cada año cambian.

3

136

Identidades en Fiesta

Dinámica Festiva

La dinámica de la fiesta popular inicia un año antes, en
el momento que el mayoral toma el cargo, a partir de aquí,
él está comprometido a organizar la fiesta. Al ser electo lo
acompañan a su casa con los coros de los pastores, música
de banda y cohetes. El nuevo mayoral tiene la
responsabilidad de escoger a las personas que le ayudarán
en el compromiso, estos deben ser de su confianza para
que no existan desacuerdos entre ellos. La primera actividad
que realiza es cambiar la imagen cada dos meses a la casa
de los capitanes.
El último sábado del mes de octubre empiezan los
preparativos de la fiesta que consiste en la invitación a
domicilio, conocido como el calpan. El mayoral es el
encargado de invitar a los viejos, capitanes y amistades a la

Los Pastores

137

fiesta, entre las nueve o diez de la noche del sábado para
iniciar el recorrido, acompañado de la chirimía 4 y tambor,
de un bracero donde llevan ollas de café o canela, además
de mezcal, para dar a las personas acompañantes y a las
que invitarán en los domicilios.
Al llegar a la casa del invitado, la chirimía ameniza las
melodías para que la persona reconozca y escuche, el
mayoral toca la puerta, al abrirla habla el viejo primero y
dice:

Fotografía: José Luis Mariscal Orozco

“Compadre venimos de parte de los viejos y el mayoral y
demás capitanes a hacerle la invitación para el día de la
junta de encaladas5 , que va a ser el primer domingo de
noviembre, te esperamos”.

Ensayo de las Caminatas

4

Entre los nahuas de la región se adoptó una de las versiones antiguas de chirimía
de tipo oriental, cuya carcterística particular en Jalisco, es la utilización de cuatro
lengüetillas elaboradas de palma real, que se colocan amarradas al tubillo o tudel a
manera de tapón y producen un sonido con más textura o cuerpo, mientras que con
dos lengüetas se torna chillante y de menor peso. Ernesto cano Lomelí, Disco las
Raíces étnicas de Jalisco, Grupo Huehuecuicatl, Secretaría de Cultura.
5
Reunión de las personas que integrarán la pastorela, con la finalidad de entregar
pan como signo de compromiso.

138

Identidades en Fiesta

Después le ofrecen un jarro de canela y un cigarro, el
viejo de la casa lo recibe y queda de acuerdo en asistir a la
junta, enseguida el mayoral hace la misma invitación.
En algunas ocasiones los dueños de la casa los invitan
a pasar; al terminar se despiden y continúan el recorrido a otro
domicilio, así caminan de casa en casa toda la noche o hasta
terminar con el número de invitados. Al finalizar el recorrido
llegan a la casa del mayoral para desayunar cuaxala o
menudo preparada por los sargentos y de esta forma termina
el Calpan.
El mayoral, días antes de la junta de encaladas, tiene
la tarea de conseguir la obra de los pastores, así como la
partitura de la música; al estar lista, pasa por la aprobación o
negación de los viejos y capitanes.
El día de la junta el mayoral, los capitanes y viejos
salen a recoger las botijas6 y encaladas7 a las casas de los
capitanes, acompañados con música de banda o mariachi,
alrededor de las dos de la tarde; al llegar a la casa del
mayoral, los capitanes y los representantes de los viejos,
preparan las artesas 8 con encaladas y el ponche para
entregar al viejo primero. En el momento que el viejo
principal recibe todo, se prepara para repartirlos primero a
los integrantes de la obra, después a la viejada presente,
al mayoral y por último al capitán. Después de repartir las
encaladas, prosigue con la designación de los personajes
que integraran la obra a los individuos que participarán.
Al día siguiente del reparto empiezan los ensayes9 de
la obra; estos se llevan a cabo en la casa del mayoral
todo los días por la noche y al terminar de cada uno, los
Las botijas son estructuras de carrizo, adornadas con romero, flores de
cempasúchil, galletas, cigarros y dulces; otras van cubiertas con figuras de
papel de China según el gusto de los capitanes.
7
Encaladas son panes en forma de galleta con sabor dulce y cubierto de
azúcar glass de diversos colores.
8
También conocidas como bateas, es una especie de charola rectangular u
ovalada, generalmente de madera.
9
Ensayes se entiende al estudio de la obra con movimientos, guión y
cantos, antes de presentarla en público.
6

Los Pastores

139

Fotografía: José Luis Mariscal Orozco

capitanes ofrecen una cena a los personajes de la pastorela
y a los invitados; asimismo, van a las casas de las gilas para
traerlas a ensayar y las regresan de nuevo a la casa, porque
son responsables de ellas, previamente con permiso de los
padres. El último día de ensayes es el 23 de diciembre.

Ensaye de Pastores

Durante la segunda quincena del mes de diciembre,
el mayoral y los viejos se dan a la tarea de visitar la casa de
un compadre o de un conocido, con la finalidad de
encontrar a la persona que continuará con el cargo el
próximo año. El mayoral al llegar a la casa lo primero que
hace es ofrecer un cigarro al casero, como señal de
compromiso, después explica el motivo de la visita y dice:
“vengo de parte del Niñito y la cuadrilla, pues él nos iluminó
pa’que viniéramos a esta casa, pa’que les sirviera como
mayoral o como capitán el año entrante”.

Mientras tanto, el casero tiene la decisión de aceptar o
no el cargo; en el momento de la aceptación el mayoral
saca de una bolsa dos botellas de ponche, otorgan una al

140

Identidades en Fiesta

señor de la casa y otro a la señora, como señal de sello del
compromiso, por lo tanto serán los nuevos mayorales.
Los capitanes un día antes de la presentación de la
pastorela compran el vestuario a las gilas.
El 24 de diciembre corresponde al ensaye real,
consiste en la primera presentación de la obra en público
pero sin el vestuario, porque continua siendo ensaye antes
de la presentación; al finalizar les ofrecen una comida. La
persona que le corresponde este acto es el capitán de
Belén. Por la noche, el mayoral lleva a la imagen a misa
de gallo, lo acompañan los pastores para cantarle al Niño
en el Templo, al salir de la misa el mayoral los invita a cenar.
El 25 de diciembre el mayoral y los pastores llevan
al niño al templo a misa de siete de la mañana, después
de la misa, regresan al niño a la casa del mayoral, durante el
recorrido entonan caminatas y cada pastor porta una
caña de azúcar simulando las cañadas y bosques por
los que pasan, en su recorrido, visitan la capilla Niño
para entonar una caminata y un arrullamiento.
Los sargentos por orden del mayoral ofrecen un
desayuno a los pastores y al mediodía se les brinda sopa y
mole. Estas mismas actividades las realizan el 26 y 27
de diciembre, a los últimos se les nombra día de año nuevo
y día de Santos Reyes respectivamente.
Por la noche de los días 25, 26, 27 de diciembre, 1 y 6
de enero, los pastores se reúnen en el lugar donde presentará
la obra. La imagen la colocan en un lugar determinado para
que la gente pueda acercarse a venerarlo. Alrededor de las
nueve de la noche inicia la actuación de los pastores. Al
terminar la obra acompañan al Niño a la casa del capitán
correspondiente; quien ofrece de cenar atole y tamales o
pozole.
Para el último día, el 6 de enero el mayoral entrega el
cargo, lo acompañan a su domicilio con música y cohetes, el
nuevo encargado tendrá la cena lista para ofrecer a los
acompañantes. Una vez que es entregado el cargo, comienza
de nuevo el compromiso de realizar esta inmortal fiesta,
realizada gracias a la persistencia de la gente creyente.

Los Pastores

141

Fotografía: Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C.

Los lugares de presentación de los pastores son: el
auditorio Flavio Romero de Velasco, ubicado a un costado de
la presidencia municipal; en el auditorio del ex sindicato de
trabajadores de Atenquique; en el salón Pablo VI ubicado a un
costado de la parroquia de San Juan Bautista y en una finca
ubicada en la calle Álvaro Obregón.
Las escenografías son diseñadas por los pastores y
el apuntador. Los escenarios que se muestran por lo general
son: un comedor, el campo, el cielo, el infierno y el pesebre,
esto depende de la obra ha realizar, los escenarios son
acompañados con cuadros de manta que muestran paisajes
verdes, campos, hogar, infierno y cielo.
El altar de la imagen está adornado de flores y cera,
telas de colores y pequeños motivos, aromatizado con
copal. El niño se encuentra colocado en un nicho a un costado
del escenario.

Personajes de los Pastores

142

Identidades en Fiesta

Fragmento de la Pastorela
“Pastores a Belén”
de Eliseo Marín Villavicencio (1980)10
Acto 1º (Luzbel solo)
“Vista de infierno”
Concilio 1º
¡¡ Cuanto penar que tormento
que a todo mi ser deztrosa
hoy combertido en raposa
se agranda mi sufrimiento
no quiero sufrir quebranto
recordando lo que fui
si al eterno lo ofendi
prefiero morder mi llanto.
Esta historia es mi dolor
que abate mi pensamiento
toda mi diche y contento
para siempre hoy termino.
En llamas ardiendo estoy
mi soberbia y ambición
mi locura y rebelion
me dicen hoy lo que soy.
Encumbrado como fui
de dicha y de galanura
hoy combertido en basura
lemento mi frenesi.
Arcangel hermoso fui
en la gloria soberana
por eso mi voz reclama
todo el poder que perdi.
10

Copia literal elaborada por María Esther Gaspar Isabeles.

Los Pastores

143

¡¡Oh dicha!! … imagen querida
de enternidades de gloria
mas he perdido la victoria
y afrentosa es mi caida
mas no es todo mi penas
lo que a mi mente hoy abate
ni la furia del combate
que me hace refleccionar.
Concilio 2º (cambios de rabia y calma)
Esa voz sonara dice:
aquí dentro en mi memoria
deciende desde su gloria
el hijo de Dios hecho carne:
por lo cual voy a alistarme
para darle la batalla
el mal donde quiera se halla
y termine mi corage.
Lo que no puedo entender
que nasca de una creatura
de una Virgen limpia y pura
esto no puedo creer.
Se agranda mi padecer
con incierta realidad
no será casualidad
que de a luz esa mujer.
María…!!! Su nombre es
que destroza mi cerebro
no puedo creer no puedo
esto me hace enloquecer.
Más … no delirio!! Que veo?
Las fuerzas ya me abandonan
En pedazos mi corona
Ha rodado por los suelos

144

Identidades en Fiesta

Deten Miguel tu hidalguia
No atormentes a Luzbella
Mi luz tan pura y tan bella
Ya no alumbra en este dia.
(cambio)
Pero antes, devo llevar
Ah mis huestes a la guerra
De la gloria a esa tierra
Y al hombre deven manchar.
Yo hare caer a los hombres
En la negra idolatria
La guerra sera su agonia
Del encumbrado a los pobres
(llamado)
Pecado venid veloz
Astucia mi bien querida
Estad atenta a mi voz
Que la lucha se aproxima.
Escena 2ª (Pecado y Astucia luego Asmodeo)
Pecado - A tus ordenes Señor!!
Esta hoy tu fiel pecado
Raudo y veloz he llegado
¿Qué causa vuestro dolor?
Astucia - A cecundarte hoy estamos
Pecado y tu fiel astucia
Empredamos hoy la lucha
Pues con premura llegamos
Luzbella- Gracias mis genios queridos
Que ya entedeis mis corazones
Quebrantense las paciones

Los Pastores

145

A lo que sois convenidos.
Les quiero comunicar
Algo que mi pecho encierra
Baja dios asta esa tierra
En la humana realidad
Pecado y Astucia.- ¡¡Imposible no a de ser!!
Mentira, es falcedad
Baje esa hermosa deidad
Al hombre a favorecer
Pecado- Señor: … yo quiero decirte
Y combencerte al momento
Todo mortal será instrumento
Que en la lucha me desquite.
Todos tendran un fin triste
De tragedias y de llanto
La muerte sera su espanto
Por todo lo que digiste.
Astucia- Y yo con marcado enpeño
De mi nombre hare decoro
Los alagare con tesoros
De ciencia de luz y de engaño.
Escena 3ª (Asmodeo saliendo)
He oido con desagrado
Que grande temor aflige
Y como antes ya os lo dije
Hace ya el vervo humanado.
No te molestes Señor
Por lo que antes proferi
Desdichado me senti
Al no calmar tu dolor;
Quiero mostrarte el valor
Que todo mi pecho encierra

146

Identidades en Fiesta

Hoy bajare asta esa tierra
Quiero ser tu embajador.
Luzbel- Sí en este momento fallo
Y no poder agradecerte
Quiero en la lucha tenerte
Porque heres mi fiel vasallo.
Astucia - Asmodeo gran camarada
Que secundas a luzbella
Sirbe de luz a esta estrella
Porque se encuentra opacada.
Pecado.- Emprendamos la batalla
Impidamos la redención
Que toquen pues a reunión
Asta no ver quien desmaya.
(marcha lugubre)
Luzbella. Ruge infierno con fervor
Con tosa tus gerarquias
Muera el mentado mecias
Entre quebrantado dolor
Mitige mi sin sabor
Que aflige el alma mia
Cuando todo lo tenia
Ya todo me da rubor;
Delirio solo al pensar
De esa virgen nazarena
Que con incauta cadena
Me tenga que doblegar.
Todos. Eso no será luzbella
Vamos todos ayudarte
Nuestro valor es constante
Ho morir en la querella.

Los Pastores

147

FuentesConsultadas
Ferreres, R.D. (dir.). Enciclopedia de la Religión Católica,
tomo VI, Dalmau y Jover Ediciones, Barcelona,
España.1951.
Martínez Ayala, Jorge Amos y Gaspar Isabeles, María Esther,
Ponencia: Por el Camino Real de Colima, presentada en el
Encuentro Revista de una Tradición de occidente es el
Mariache, Colegio de Michoacán, agosto, 1999.
Tochtli Promoción Cultural Tuxpan A.C., Investigación de
seis fiestas religiosas - Trabajo final PACMyC 19981999, Tuxpan, Jalisco, 1999.
Testimonios Orales:
Pablo Velázquez Farías. Diciembre de 1998. Tuxpan, Jalisco.
Entrevistador: Nicolás López Silva y Carlos Alberto Serratos
Torres.
María Sánchez Rodríguez. Diciembre de 1998. Tuxpan, Jalisco.
Entrevistador: Nicolás López Silva y Carlos Alberto Serratos
Torres.

Proceso sociocultural de una
identidad festiva



















150

Identidades en Fiesta

Proceso sociocultural de una identidad festiva
José Luis Mariscal Orozco
A Heliodoro Orozco Palacios
en mi búsqueda por
su Tuxpan añorado
Donde quiera que estés...

Actualmente, el lema de la ciudad de Tuxpan, Jalisco, es
“El pueblo de la fiesta eterna”, debido precisamente a las
múltiples fiestas religiosas populares que tienen lugar a cabo
en todo el transcurso del año.
Podríamos decir que la fiesta en Tuxpan, ha jugado un
papel importante en la cultura local, y no solamente en el
ámbito cultural, sino también en el político y social. La
población Tuxpanense ha vivido diversos procesos sociales
que tienen una marca profunda en la conformación actual.
Sin embargo dos procesos han jugado un papel significativo
en la conformación del Tuxpan actual.
El primer proceso, tiene que ver con la colonización y
evangelización, que creó en los habitantes prehispánicos una
estrategia de resistencia cultural hacia los nuevos elementos
y prácticas culturales que les fueron impuestas. Ello se ve
reflejado en los sincretismos que llevan consigo, por
ejemplo, la religión y la organización sociopolítica existente
en la colonia.
Así pues, durante la evangelización los misioneros lo
único que hicieron por una parte, fue cambiar de nombre a
sus Dioses y poner variaciones a sus prácticas religiosas,
políticas y cotidianas. Pero no sólo los Dioses cambiaron de
nombre, sino la población, que en su momento se llamaba
Tochpan (Lugar de conejos), fue nombrada como Tuxpan de
San Juan Bautista.

Proceso Sociocultural de una Identidad Festiva

151

Es así que al perder su nombre, pierden parte de su
identidad. Ya que recibir un nombre significa recibir una
identidad y recibir una identidad conlleva a adjudicarse un
lugar específico en el mundo.
Desde su “evangelización” las celebraciones festivas
del calendario litúrgico, constituyeron una forma básica de
organización social e identidad y una forma de establecer
niveles de gobierno, autoridad y poder1 .
En lo que se refiere a la organización sociopolítica
colonial, se basó en los Tlayacanques, los cuales eran una
especie de jefes encargados del orden y la justicia social
La estructura estaba compuesta de la siguiente manera:
“A la cabeza del pueblo fue colocado un indígena notable
como alcalde; era el primer responsable del gobierno civil y
se apoyaba en mandones de barrio, supervivencias del
modo antiguo de conducir a la gente, llamados
Tlayacanques. Estos guiaban sus actividades como
supervisores de todo orden en el espacio de su jurisdicción
en una especie de consejo de ancianos, Huehuetque, de la
que forman parte. Eran auxiliados por Tequilastros, Priostes
y Mayordomos en las diversas tareas que tenían que
cumplir. Los Mayordomos mayores, Tetiaxcahuey, dirigían
a la gente en términos sociales, reuniendo a los de su barrio
para acudir a misa, aprender el catecismo y recibir
sistemáticamente los sacramentos. Los Tetiaxcahuey eran
a su vez asistidos por mayordomos tetiaxauhpey o menores
para tareas relacionadas con trabajos. A esos
mayordomos les ayudaban Tepixques y capitanes,
relacionados con los santos y festividades pero no ajenos
al control social2 ”.

El segundo proceso importante fue la implementación
de políticas modernas – liberales. Como ejemplo se puede
tomar el caso de la llegada al tren a la región. Una vez
consolidado el Porfiriato, comenzó la “modernización” del
país y por ende la construcción de las líneas ferroviarias entre
Lameiras Olvera, José. El Tuxpan de Jalisco. Una identidad danzante. El
Colegio de Michoacán. México, 1990.
1

2

Ibid. p.70.

152

Identidades en Fiesta

las principales ciudades de la república, y precisamente
en la ruta Guadalajara - Manzanillo, Tuxpan fue designada
como una de las estaciones de suministro de agua. La
construcción de dicha obra empleó a trabajadores de toda
la región sobre todo de Michoacán y Colima3 .
Para los indígenas fue por una parte, ajeno a su
cotidianidad, por otra, una oportunidad de trabajo, ya que a
principios de siglo XX se tuvo mal temporal y se perdieron
las cosechas. Para los mestizos y criollos simbolizó el
progreso, la comunicación y la comercialización hacia otros
pueblos . La construcción de vías comenzó en Tuxpan en
1903 y concluyó con la llegada de Porfirio Díaz.
Así, el encuentro entre los “naturales” y los
“progresistas”, fue determinante para la ruptura del sistema
político social que se tenía, este encuentro, José Lameiras4
lo ilustra de la siguiente manera:
“El cinco de enero de 1909 llegó a la estación de Tuxpan el
tren olivo presidencial con pasajeros distinguidos, el general
Porfirio Díaz encabezaba a una comitiva integrada por
miembros de su gabinete, el cuerpo diplomático, el
gobernador de Jalisco con varios de sus ministros y
familiares de alto grado con algunas compañías. Se trataba
de realizar uno de los actos de inauguración oficial del
ferrocarril Guadalajara-Manzanillo.
Con gran solemnidad Marciano Viera, presidente municipal
de origen indígena, recibió a la comitiva junto con la élite del
pueblo [...] Rafaela Villanueva dio un discurso en náhuatl y
luego lo tradujo a sus visitantes. Don Porfirio escuchó y
aplaudió, impresionado por lo dicho de la naturala sobre la
historia del pueblo [...] medio centenar de principales le
pidieron que ordenara que se respetaran sus costumbres,
que siguieran las tradiciones de los “viejos” y los
“tlayacanque.” Tras escuchar a los peticionarios, el señor
presidente, dictó una orden progresista: después del acto
inaugural del glamante ferrocarril, que tantos cambios ya
había anticipado, los tlayacanque tuvieron que presentarse
en la presidencia municipal donde les fue cortada la trenza”.
3
4

Idem.
Ibid. p.173.

Proceso Sociocultural de una Identidad Festiva

153

Otro factor importante que debemos tomar en este
proceso de modernización es la apertura y desarrollo de las
empresas Compañía Forestal Atenquique, Ingenio de
Tamazula y Cementera Tolteca en Zapotiltic, cuyo dominio y
manejo de los recursos naturales de la región, así como el
desarrollo económico y de infraestructura fueron claves en la
formación regional actual.
Por iniciativa de Enrique Anisz se funda el 14 de
septiembre de 1940 la Unión Forestal de Jalisco y Colima S.A.
cuyo objetivo es la explotación forestal para la industria de
celulosa y papel5 ; otorgándole por Decreto Presidencial el
27 de marzo de 1945 la Unidad Industrial de Explotación
Industrial6 de Atenquique por una duración de 50 años,
comprendiendo parte de ella a los bosques de coníferas de
los municipios de Ciudad Guzmán, Venustiano Carranza,
Gómez Farías, Concepción de Buenos Aires, La
Manzanilla, Mazamitla, Quitupan, Valle de Juárez, Tamazula
de Gordiano, Tuxpan, Tecalitlán, Jilotlán de los Dolores,
Pihuamo, Zapotitlán, Zapotiltic, Tonila y Cuauhtémoc7 .
Es precisamente la papelera, la que proporciona la
construcción de carreteras, caminos, en fin, infraestructura
necesaria para la obtención de la maximización, cuestión
que favorece notablemente a la región.
El Sindicato de Trabajadores de Atenquique (STA,
Sección 40 de la CTM), fue hasta el 2001, la organización
corporativista con más peso en el municipio, debido al control
económico, político y laboral que poseía, podía influir
notablemente en las decisiones políticas de los gobernantes
en curso, máxime si tomamos en cuenta que la gran
mayoría de los presidentes municipales habían tenido como
antesala la secretaría general del sindicato.
5
Chambilla, Karen. Atenquique. Los bosques del sur de Jalisco. UNAM. México,
1983. p.21.
6
Una unidad Industrial de Explotación Forestal es una zona dentro de la cual por
un Decreto presidencial se da destino fijo a los bosques por un tiempo
determinado. Ibid. p. 35.
7

Ibid. p.35

154

Identidades en Fiesta

Pero no solamente el STA se sentía con el poder,
también lo hacían evidente los mismos trabajadores, quienes
se sentían superiores a cualquier otra ocupación laboral y
ser trabajador de Atenquique era visto por lo regular como
buen status8 ; no era para menos, ya que tenían sueldos por
arriba de cualquier trabajo en la región (de obrero claro está),
sobre todo con grandes prestaciones y facilidades laborales,
hecho por lo que algunos autores los denominan como la
aristocracia obrera9 .
Esta cuestión es importante, ya que con base en ello
se daba un toque particular a algunas relaciones sociales
entre los habitantes, veamos un ejemplo sobre la visión del
pueblo; mientras que para los campesinos (descendientes
de la comunidad indígena) lo importante es la reproducción y
conservación de la tradición, para los obreros, la necesidad
de “modernizar al pueblo”10 es primordial, así a los primeros
los calificaban como matones, violadores, perezosos,
rateros, etc, y a los obreros les decían creídos, autoritarios,
borrachos, pandilleros11 .
Hoy en día, Tuxpan se encuentra también con otros
factores que juegan y jugarán un papel importante en la
reconfiguración social y por ende, en su identidad; algunos
de estos factores empiezan y otros tantos son resultado del
proceso en el cuál ha estado involucrado, pero cualquiera
de ellos, no sólo tiene una explicación local, más bien
responde a movimientos nacionales y globales, siendo la
8
Recordando una experiencia personal, en los ochenta, mi abuela materna se
congratulaba con la idea de que una de mis tías era novia de un trabajador de
Atenquique, lo que significaba una mejor calidad de vida y una posición social
elevada.
9
Rodríguez, Pastora y Gabayet, Luisa. “Industrialización y diferenciación social: el
caso de Atenquique” en Controversia. Tomo I, año I No. 4. agosto. Centro
Regional de Investigaciones Socioeconómicas. Agosto – octubre de 1977. México.
p.14.
10
Entrevista a Angelina Martínez Duran, 8 de mayo de 1997. Entrevistador: José
Luis Mariscal Orozco.
11
Lameiras Olvera, José. “El proceso secular de una etnia. El Caso de Tuxpan,
Jalisco” en Relaciones. Vol. IV, verano, 1983. El Colegio de Michoacán A.C.
México. p. 24.

Proceso Sociocultural de una Identidad Festiva

155

región parte de esa conexión que vive los procesos
generales del problema pero que se reproducen con
características propias del medio local.
Uno de estos factores es la globalización.
Precisamente a partir de la entrada de las grandes
industrias de la región mencionadas anteriormente, es
cuando muchas mercancías modernas entraron a la
comunidad y con ellas, elementos culturales del exterior.
Últimamente como cualquier otra comunidad en el
mundo, la sociedad Tuxpanense se encuentra navegando en
el barco de la globalización, por lo que muchos elementos
culturales y económicos se hacen presentes en la vida
cotidiana, en algunas ocasiones, compiten, refuerzan, se
apropian y/o coexisten con la cultura local tradicional, ésta
última, fuente de orgullo y beneplácito que en algunas veces
modifica aspectos y guarda celosamente otros tantos,
primero frente a la cultura de los fuereños, ahora frente la
cultura que viene “globalmente”.
Es importante tomar en cuenta este proceso, ya que
sin duda influye sobre la cultura local (exactamente en qué
y cómo es una línea de investigación más) al modificar
algunas prácticas rituales y por ende crear nuevas formas de
organización social, esto sin contar el choque generacional
cada vez más marcado debido en parte por la diferencia de
expectativas y visión del mundo entre jóvenes, adultos y
ancianos (hay rupturas en la transmisión de la tradición).
Por otro lado, la migración también juega un papel
importante en este proceso, ya que hay un intercambio más
fuerte y constante entre la comunidad y sus hijos ausentes de
diferentes ciudades del país y de Estados Unidos, tenemos
por ejemplo, la existencia de “Comunidades Tuxpanenses”
en Guadalajara, Ciudad de México y algunas ciudades de
nuestro vecino del norte, en la que se reúnen en
determinados días al mes y organizan no solamente su
participación en la fiesta del Señor del Perdón, sino también
la creación de ofertas culturales que ayuden al
fortalecimiento de la identidad con el terruño.

156

Identidades en Fiesta

Otro factor a considerar es el narcotráfico ya que es un
elemento importante en la conformación de grupos de poder,
pero del cual, desgraciadamente se tiene poca información,
debido en parte por lo delicado que es el tema para las
autoridades y la comunidad en general.
El narcotráfico es digno de tomarse en cuenta ya que
implica a su vez cuatro cuestiones más:
a) El problema legal y de seguridad, que involucra una mayor
participación de elementos policíacos y militares, por lo tanto
una “intromisión de la vida cotidiana de la comunidad”, esto
sin mencionar los delitos que se cometen alrededor de él.
b) El problema de la salud, ya que al haber más producción y
distribución de droga a menores precios, existe un mayor
consumo, hecho que tiene preocupado a las últimas
administraciones municipales debido al alto índice de
drogadicción.
c) El aumento de la narcocultura, que implica formas de
actuar y pensar, que en muchos de los casos se
contraponen a la cultura tradicional local.
Otra cuestión más que se suma al proceso, es la
influencia de los movimientos indígenas en México,
propiciando en algunos sectores el surgimiento de
comunidades indígenas, cuyas representaciones y
discursos se enmarcan en este movimiento que se está
dando a nivel nacional.
Sin embargo es de tomar en cuenta el discurso que
utilizan las dos principales comunidades indígenas que hasta
ahora se han hecho evidentes y actuantes en Tuxpan.
La idea de una comunidad indígena nahua de Tuxpan
como grupo étnico homogéneo, es muy compleja y confusa,
como lo menciona Lameiras:

Proceso Sociocultural de una Identidad Festiva

157

“Tuxpan es el único pueblo en la región que se considera
indígena, pero no lo es si sólo se piensa en términos
cuantitativos [y cualitativos]. Por todo esto la oficialidad
censal, varios científicos sociales y las instituciones
estatales protectoras de los indios han convenido la
desaparición de los indios tuxpanecos. Sin embargo, los
indígenas de Tuxpan se manifiestan anualmente en las
fiestas de mayo del poblado [e incluso las demás fiestas],
rigurosamente organizados en grupos de danzantes
[organizadores y participantes], estrictamente presentados
con su indumentaria... 12 ”.

Por una parte tenemos a la Unión de Comunidades
Indígenas Nahuas de Tuxpan S.S.S., que ha logrado tener
apoyos oficiales (INI, SEDESOL, Secretaría de Cultura del
Estado de Jalisco, etc.) que distribuye entre sus miembros,
varía desde préstamos para la producción, hasta apoyos de
combate a la pobreza, además han creado una oferta cultural
para el público que van desde exposiciones, talleres,
capacitación, educación para adultos, etc. en un espacio que
funciona como oficinas, venta de productos artesanales y
una especie de casa de la cultura. Han participado en
eventos y actividades de promoción de la cultura tradicional
en diferentes foros del país.
Por otro lado, tenemos a María de Jesús Patricio
Martínez, que participa en un grupo de personas que inició
creando una casa de la salud, con el rescate y empleo de
medicina tradicional, hoy en día, se postulan como
representantes del pueblo nahuatl de Tuxpan, Jalisco13 . Sus

Op. Cit. Lameiras, 1983. p.6.
Carreon, Araceli. “[Redmorelos] Acuerdos Congreso Nacional Indígena”
areli@cuer.lanetaapc.org (26 Jul 2002); Congreso Nacional Indígena (CNI) - Región
Centro y Pacífico “Declaración de Waut+A” http://www.biodiversidadla.org/
documentos1 /documentos260.htm 21 de julio de 2002 - Mezquitic, Jalisco, México
(29 Nov 2002); Et al. “Declaración de Cherán en Defensa de la Medicina Tradicional”
en Revista Tlahui. http://www.tlahui.org (Abril de 2002); Patricio, Martínez, María de
Jesús. “[Fzln-l] Acuerdo del CNI Centro Pacífico sobre Consulta del INI”
12
13

comunidad_tuxpan@hotmail.com (24 Jul 2002).

158

Identidades en Fiesta

principales redes y relaciones son hacia organizaciones no
gubernamentales, quien participó activamente en el
Congreso Nacional Indigenista. Ella fue una de las indígenas
que pronunció un mensaje en el Congreso de la Unión el 28
de marzo del 2001. El discurso indigenista que maneja, es
la necesidad de crear territorios indígenas autónomos:
“...Es oportuno señalar que los pueblos indígenas estamos
proponiendo una nueva concepción del territorio, que no
atenta contra la soberanía del Estado Mexicano, ni con la
reglamentación de la propiedad establecida en la
Constitución. Una propuesta que sin duda contribuye en la
reconstitución territorial de nuestros pueblos y sienta las
bases de un desarrollo sustentable, entre otras por las
siguientes razones: a) La Constitución y la legislación
agraria han reglamentado la propiedad y posición colectiva
sobre las tierras y recursos, retomando el calpulli y la forma
central de tenencia de nuestros pueblos. Hoy día, la gran
mayoría de nuestras comunidades conviven bajo la tenencia
comunal o ejidal de la tierra, amparados por sus resoluciones
presidenciales. De ahí que el acceso colectivo en tanto
pueblos indígenas sólo implica trascender esta propiedad y
posesión colectiva al municipio y a la región. b) La esencia
colectiva de nuestros pueblos ha permitido nuestra
pervivencia hasta hoy día. Por ello, la propuesta de
reconocer esta colectividad en tanto pueblos, implica una
herramienta indispensable para potenciar nuestra
existencia y desarrollo. c) Además cuando nuestros
pueblos han propuesto el reconocimiento a sus territorios,
proponen una nueva categoría del territorio, que implica un
grado de autoridad territorial que no afecta en nada la
soberanía del Estado; ésta implica la posibilidad de ser
tomados en cuenta en las decisiones que afecten al
territorio, en los conflictos que se den al interior del mismo
y en ser beneficiarios de su aprovechamiento14 ”.

14
Patricio, María de Jesús. Palabras del Congreso Nacional Indígena. Congreso
de la Unión. México, D.F. 28 de marzo de 2001.

Proceso Sociocultural de una Identidad Festiva

159

Ambos grupos se semejan más a lo que Weber nombró
como comunidad política, ya que es una relación social con
una actitud de la acción inspirada en el sentimiento subjetivo,
a partir de ello trata de controlar el discurso del origen del
grupo étnico incitando a la creencia de un origen racial común,
aún cuando en la realidad sus miembros sean
heterogéneos15 .
Ante este escenario, al quebrantarse su organización
social tradicional, el refugio para reivindicar y recrear la
identidad Tuxpanense, es aferrándose a la reproducción de
las fiestas religiosas, en las que pueden estar en contacto
con símbolos ancestrales, así como la reproducción de la
organización social del Tuxpan premoderno.
“La experiencia religiosa, despierta un sentimiento de
refugio, un escudo, y un apoyo protector que el creyente
asigna a su culto16 "

Es precisamente en la reproducción de sus prácticas
religiosas populares donde encontraron el refugio para
conservar su identidad cultural.
Teresa del Valle comenta que los rituales sirven como
medio eficaz para la transmisión de presupuestos
ideológicos y de intensificación de valores propios de los
grupos que lo organizan y/o protagonizan17 .
Gran parte de la vida cotidiana tuxpanense gira
alrededor de las fiestas religiosas, se tienen alrededor de 55
fiestas en todo el año, en ocasiones todavía no termina una
cuando ya empezó otra, pues como dicen las personas
mayores del lugar:
“Todo santo se merece su fiestecita”.
Weber, Max. Economía y sociedad. FCE. 1981.
Durkheim, Emil. Las formas elementales de la vida religiosa. Ediciones
Coyoacán. México, 1995. p.42.
17
Del Valle, Teresa. «La importancia del ritual en los procesos de etnicidad»
en Identidades, nacionalismos y regiones. Ricardo Ávila (compilador).
Universidad de Guadalajara. México, 1993. p.43.
15

16

160

Identidades en Fiesta

Cada fiesta tiene un encargado de organizar y
recolectar fondos para su realización, ya sea por medio de
rifas, de bailes o de donaciones en especie y/o en dinero en
efectivo.
Este actor además de su función, tiene una
representación importante en la comunidad. Acerca de esto
Bonfil Batalla comenta:
“Las personas que desempeñan los cargos anuales
dentro del escalafón religioso, ejercen control real sobre
muchos aspectos de la vida religiosa comunal: tienen
llaves del templo, custodian su patrimonio, organizan las
fiestas y celebraciones de acuerdo con la tradición,
disponen de autoridad moral, deciden sobre los gastos
ceremoniales, etc.18 ”.

La organización de una fiesta religiosa tiene una
reacción participativa muy peculiar en la comunidad que las
reproduce, ya que sacan “sus ahorros anuales” para la
fiesta del santo que más le profesan, como se hace año con
año y transmitido de generación en generación.
“El ejercicio cíclico de las prácticas es una afirmación
periódica de la existencia de su permanencia que se
expresa simbólicamente cumpliendo la costumbre19 ”.

Esta repetición permite la continuidad de la vida, ayuda
a los participantes a redefinirse y a reafirmarse como
comunidad o grupo social (identidad comunitaria).
El concepto de comunidad indígena en su concepción
clásica como lo mencionan los antropólogos de principios de
siglo XX, en términos generales llamaban etnia al grupo de
personas que se suponían pertenecer a la misma sociedad y
Bonfil Batalla, Guillermo. México profundo. Colección los noventas No. 1,
CONACULTA/ Grijalbo. México 1990. p.197.
19
Ibid. p.193.

18

Proceso Sociocultural de una Identidad Festiva

161

compartían la misma cultura, sobre todo, el mismo lenguaje;
los cuales han sido transmitidos de generación en
generación20. Por lo que este grupo era visto como una
comunidad que se auto perpetuaba biológicamente, que
compartía valores culturales en una unidad, que integraba
un campo de comunicación e integración y que cuenta con
miembros que se identifican e identificados por otros como
una categoría distinguible de otras categorías del mismo
orden21.
Sin embargo la identidad Tuxpanense, no puede ser
vista en una concepción clásica puesto que ya no lo es,
más bien, la fiesta en Tuxpan ha servido como un campo en
donde se construye, en términos de Anderson, una
comunidad imaginada21 , en el sentido de que las fiestas son
una práctica cultural que permite a diversos grupos sociales
heterogéneos recrear una comunidad cultural. Así pues,
Tuxpan no es una comunidad indígena que tiene fiestas
características de su etnia, al contrario, es una ciudad
heterogénea en el que la fiesta recrea las tradiciones de la
comunidad indígena que era.
De esta manera, la participación en las fiestas no se da
de manera conjunta e indiferenciada, sino que, va a estar
determinada y definida a partir de dos ejes importantes:
Acción y adscripción.
Eje de la acción:
Este eje está relacionado con la forma de acción que
tiene el actor con relación a la fiesta, la cual puede ser:
a) Organizadores: Son aquellos actores que coordinan la
logística y administración de la fiesta, está integrada por el
mayoral o mayordomo según sea la fiesta, capitanes o
ayudantes, así como un grupo cercano a éste, por lo regular
son parientes o vecinos, otras personas conocedoras de los
20
Keyes, Charles “Etnicidad, grupos étnicos” en Diccionario de
Antropología . Siglo XXI. México, 2000. p. 203. 21 Barth, Fredrik. Los grupos
étnicos y sus fronteras. FCE. México, 1976. p.11.
21
Anderson, Benedit. Comunidades Imaginadas. FCE. México, 1997.

162

Identidades en Fiesta

protocolos de las fiestas y rituales, que fueron mayordomos
o bien son dueños del espacio o santo a venerar (en algunas
fiestas se le llama a este grupo viejada).
b) Participantes: Son aquellos actores que contribuyen en el
desarrollo y ejecución de la fiesta, como los donadores, ya
sea que tengan un compromiso formal o su aportación sea
espontánea durante la fiesta, los danzantes y algunos otros
personajes característicos de cada fiesta específica, como
los Pastores en la fiesta del Niño o los Encendedores con la
Santa Cruz.
c) Espectadores: Son aquellos actores que esperan y
acuden a observar las manifestaciones objetivas de la fiesta
(como las danzas, los altares, las pastorelas, etc).

Proceso Sociocultural de una Identidad Festiva

163

Eje de la adscripción:
Este eje está relacionado con grupos generales y
dinámicos a los que se adscriben los actores 22 :
a) La etnicidad: Esto es, al grupo étnico al que se adscriben
que puede ser el de descendientes de indígenas, no
descendiente de indígenas y tal vez nuevos vecinos.
b) Parentesco: Como se vio en el caso de los organizadores,
las relaciones de parentesco juegan un papel importante en el
desarrollo de ciertas fiestas. Encontramos familias que han
participado por generaciones exclusivamente en una fiesta
específica año tras año, dando por un lado, la seguridad de
la reproducción de la fiesta, pero también el control al acceso
del grupo organizador. Un ejemplo lo podemos observar en
las familias que son poseedoras de una imagen o bien del
espacio donde se desarrolla la fiesta como podría ser la dueña
de la Capilla Niño (a quien se le tiene que tomar en cuenta
para cualquier decisión) o bien el padrino (que interviene en
la legitimación de la asignación del nuevo mayoral).
c) Ocupacional o laboral: El factor laboral y ocupacional juega
un papel importante ya que dependiendo de la actividad es el
santo a venerar y las acciones a desarrollar. Encontramos
por ejemplo a los músicos, que en otras fiestas suelen ser
espectadores o cuando mucho patrocinadores, sin embargo
en el caso de las fiestas en honor a Santa Cecilia, pasan a
ser organizadores.
22
En un principio cuando comencé a redactar este documento, pensaba que este
eje responde más bien a una especie de estamento (tal vez con excepción en
“parentesco”) en el sentido de que hay un reconocimiento (honor según Weber)
de pertenecer a un grupo. Sin embargo reconsideré este planteamiento al
reflexionar que realmente me falta más información etnográfica para poder
sostenerla, puesto que en la categoría “ocupacional o laboral” podrían existir
elementos que reflejen no solamente situaciones estamentales, sino además
relaciones de producción y dominación. Cuestión que se deberá poner atención en
estudios futuros.

164

Identidades en Fiesta

Estos ejes se articulan y no pueden ser vistos como
separados, puesto que los actores cambian su participación
dependiendo de la fiesta, por lo que estos ejes tienen más
sentido en determinados espacios que en otros.
Sería oportuno realizar una tentativa de clasificación de
la fiesta, ya que dependiendo de ésta, es cómo se articulan
los ejes descritos. Así conciente de posibles errores de
clasificación dada la necesidad de un trabajo etnográfico a
profundidad, podríamos dividirlas en tres tipos:
1. Fiestas mayores: Son aquellas que tienen reconocimiento
en la región, hay una mayor participación de la gente (por ende
más actividades), los grupos étnicos se integran en la
organización y se diferencian en la participación. Entre éstas
encontramos la fiesta de San Sebastián, Semana Santa y
Señor del Perdón.

Proceso Sociocultural de una Identidad Festiva

165

2. Fiestas menores: Son aquellas que tienen un
reconocimiento meramente local, la participación en ellas
recae más sobre el parentesco, la importancia que le dan
determinados grupos a los santos a celebrar y las
actividades que se desarrollan durante la fiesta, como puede
ser la pertenencia a un barrio. En ella encontramos a la fiesta
de la Virgen de la Talpita (colonia al norte), la Virgen de la Salud
(situada en la colonia Floresta), la Santa Cruz, la Virgen de
Guadalupe, la Capilla Niño y los Pastores.
3. Fiestas gremiales: Son aquellas en las que participa un
pequeño grupo, que aunque no están cerradas al resto de
la población, su organización y desarrollo recae más sobre
el parentesco y la ocupación laboral o bien, la adoración de un
santo al que se le tiene devoción. Encontramos a San Isidro
(patrono de los agricultores), a San Diego (patrono de los
panaderos), a San Jorge (Ganaderos y personas con
mascotas), Santa Cecilia, entre otras.
El proceso social descrito, nos puede brindar una idea
más amplia del contexto en que se desarrollan las fiestas, ya
que desde mi parecer, debemos de dejar a un lado esa idea
romántica de ver a Tuxpan como una comunidad indígena
homogénea, y más bien, mirar la complejidad de las
relaciones sociales que se entretejen, situando en su justa
dimensión a los actores y sus acciones.
Después de hacer esta revisión crítica sobre el
desarrollo de la identidad Tuxpanense, se me viene a la
mente una gran interrogante (debido en parte por mi
deformación como sociólogo): ¿cuáles son los escenarios
posibles?
Aunque es muy aventurado determinar posibles
escenarios, haciendo un ejercicio de imaginación y reflexión,
tal vez encontraríamos dos opciones, en cierta medida,
inversamente proporcionales.
El primero está relacionado con la pérdida de la
tradición y el desuso de algunas fiestas y elementos
constitutivos, esto debido en parte por la ruptura de la

166

Identidades en Fiesta

transmisión intergeneracional e intergrupal y al crecimiento
poblacional que crea diversos grupos sociales con diferentes
intereses, visiones y preocupaciones (algunos de ellos con
identidades emergentes) cuyas interacciones están basadas
más en relaciones de interés que en relaciones de
solidaridad.
La segunda opción (para algunos el final feliz), podría
ser el aumento de la participación de los diversos grupos en
las fiestas, esto gracias a las ideas cada vez más difundidas
sobre pluralidad cultural, en el que ”ser indio ya no es tan malo”
como lo fue hasta la segunda década del siglo XX. Esto
podría favorecer el desarrollo de la investigación cultural y la
promoción con fines turísticos, aprovechando así el capital
cultural con que cuenta Tuxpan.
El futuro que nos espera, es un tanto incierto, ya que
la sociedad cada vez es más dinámica y tiende hacia la
complejidad; es por ello que, como en todas las culturas, con
el paso del tiempo las manifestaciones culturales populares
irán cambiando, otras desaparecerán y surgirán nuevas. En
este caso, el promotor cultural debe estar atento a los
cambios y así investigar y analizar los procesos de
reproducción, desarrollo y ruptura para de esta manera saber
por qué algunos elementos se dejan en desuso, cuáles han
cambiado y cuales se han incorporado y por qué, ya que
“...la cuestión para nosotros no reside en lamentarse o
alegrarse por motivos morales o románticos, si no
entender cuáles han sido los pivotes de tales cambios y
cuál ha sido el costo que la sociedad ha tenido y tendrá
que pagar en el terreno cultural de la construcción de las
identidades 23”.
González, Jorge A. Más (+) Cultura(s). Ensayos sobre realidades plurales.
Colección pensar la cultura. CONACULTA. México 1994. p. 161.

23

Proceso Sociocultural de una Identidad Festiva

167

Fotografía: Luis Gabriel Hernández Valencia

”...Y así vamos transcurriendo el tiempo aquí en
este pueblo misterioso. Porque es un misterio 24 ”

Cruz Atrial del Siglo XVI

24
Entrevista a Celerino Cortés Vázquez, 10 de agosto de 1997.
Entrevistadores: Luis Gabriel Hernández Valencia, Efraín Orozco Gudiño y
José de Jesús Meza Madrigal.

168

Identidades en Fiesta

FuentesConsultadas
Anderson, Benedit. Comunidades Imaginadas. FCE. México,
1997.
Archivo de Historia y Tradición Oral de Tuxpan, Jalisco. Tochtli
Promoción Cultural Tuxpan A.C.
Barth, Fredrik. Los grupos étnicos y sus fronteras. FCE. México,
1976.
.
Bonfil Batalla, Guillermo. México profundo. Colección los
noventas No. 1, CONACULTA/ Grijalbo. México 1990.
Bonfil Batalla, Guillermo “Lo propio y lo ajeno: una aproximación
al problema del control cultural” en Pensar nuestra cultura.
Alianza. México 1991.
Camaroff, Jhon and Jean. Ethnography and the historical
imagination. Westview Press. Estados Unidos, 1992.
Cardoso, Roberto de Oliveira. Etnicidad y estructura social.
CIESAS. México, 1992.
Carreon, Araceli. “[Redmorelos] Acuerdos Congreso Nacional
Indígena” areli@cuer.lanetaapc.org (26 Jul 2002).
Chambilla, Karen. Atenquique. Los bosques del sur de Jalisco.
UNAM. México, 1983.
Cohelo, Teixeiro. Diccionario crítico de política cultural: cultura
e imaginario. Secretaría de Cultura del Estado de Jalisco /
ITESO / CONACULTA. México, 2000.

Proceso Sociocultural de una Identidad Festiva

169

Congreso Nacional Indígena (CNI) - Región Centro y Pacífico
“Declaración de Waut+A” http://www.biodiversidadla.org/
documentos1 /documentos260.htm 21 de julio de 2002 Mezquitic, Jalisco, México (29 Nov 2002).
Et al. “Declaración de Cherán en Defensa de la Medicina
Tradicional” en Revista Tlahui. http://www.tlahui.org (Abril de
2002).
Del Valle, Teresa. “La importancia del ritual en los procesos de
etnicidad” en Identidades, nacionalismos y regiones. Ricardo
Ávila(compilador). Universidad de Guadalajara. México, 1993.
Durkheim, Emil. Las formas elementales de la vida religiosa.
Ediciones Coyoacán. México, 1995.
González, Jorge A. Más (+) Cultura(s). Ensayos sobre
realidades plurales. Colección pensar la cultura. CONACULTA.
México. 1994.
Johansson, Cristían.”Algunos antecedentes para el
establecimiento de la religión popular en el ámbito de la iglesia
Latinoamericana” en Religiosidad popular, trabajo y
comunidades de base. Orlando Mella (compilador). Primus
Ediciones. Chile 1990.
Keyes, Charles “Etnicidad, grupos étnicos” en Diccionario de
Antropología. Siglo XXI. México, 2000.
Lameiras Olvera, José. El Tuxpan el de Jalisco, una identidad
danzante. El Colegio de Michoacán A.C. México, 1990.
Lameiras Olvera, José. “El proceso secular de una etnia. El
Caso de Tuxpan, Jalisco” en Relaciones. Vol. IV, verano, 1983.
El Colegio de Michoacán A.C. México.

170

Identidades en Fiesta

Light, Donald et al. Sociología. Mc Graw Hill. México 1995.
Patricio, María de Jesús.
Palabras del Congreso Nacional Indígena. Congreso
de la Unión. México, D.F. 28 de marzo de 2001.
______ “[Fzln-l] Acuerdo del CNI Centro Pacífico sobre Consulta
del INI” comunidad_tuxpan@hotmail.com (24 Jul 2002).
Rodríguez, Pastora y Gabayet, Luisa. “Industrialización y
diferenciación social: el caso de Atenquique” en Controversia.
Tomo I, año I No. 4. agosto. Centro Regional de Investigaciones
Socioeconómicas. Agosto – octubre de 1977. México.
Weber, Max. Economía y Sociedad. FCE. México, 1981.
Testimonios Orales:
Angelina Martínez Duran. 8 de mayo de 1997. Guadalajara,
Jalisco. Entrevistador: José Luis Mariscal Orozco.
Camilo Ortiz Osorio. 31 de mayo de 1997. Tuxpan, Jalisco.
Entrevistadores: Luis Gabriel Hernández Valencia, Efraín
Orozco Gudiño y José de Jesús Meza Madrigal.
Don Celerino Cortés Vázquez. 10 de agosto de 1997. Tuxpan,
Jalisco. Entrevistadores: José de Jesús Meza Madrigal y Luis
Gabriel Hernández Valencia.
Maximiana Reyes Isabeles. 2 de agosto de 1997. Tuxpan,
Jalisco. Entrevistadores: José Luis Mariscal Orozco y Efraín
Orozco Gudiño.

Para cerrar y volver a abrir






°CalendarioFestivo

°
Final...
fin?

°Compartiendolamemoria

°Cómohacerle(avuelode
pájaro)

°Loúltimode...

172

Identidades en Fiesta

Para cerrar y volver a abrir…
Lo último de…
La memoria debe manifestarse a través de su
representación individual o colectiva, oral o escrita. Las
fiestas forman parte de nuestra vida cotidiana, son recreadas
en el momento de su vivencia o cuando la recordamos.
“después de que llegué la fiesta de San Sebastián (20 de
enero), hay que prepararnos para la Virgen de la Salud en
la floresta (5 de febrero), y si no podemos ir, nos vamos a
la Talpita (22 de febrero), o mejor a Talpa en la
peregrina ción (todo marzo), o Semana Santa (entre
marzo y abril), o los encendios ( 3 de mayo), o San José (1
de mayo)... ¡y a la fiesta grande! (último domingo de mayo)1”.

En Tuxpan la fiesta es parte de la cotidianidad de la
dinámica social, ya que durante todo el año ésta se organiza,
se imagina... se vive; pero a pesar de esto cada una posee
cierta particularidad que las hace diferentes. Descubrimos
que la organización de la fiesta tiene un papel similar, pero
dinámicas diferentes y cada una recibe un nombre diferente
dependiendo la advocación del Santo celebrado y de su
especialización, por ejemplo el caso de San Sebastián la
organización se basa en los rangos militares, puesto que el
Santo fue un capitán Romano.
Este primer acercamiento nos permitió describir como
están conformadas las fiestas, su contexto, organización,
espacio y tiempo en que se desarrollan. La palabra fiesta
entendida como “celebración” “reunión social para divertirse”
proviene de un adjetivo latino Festus – a –, – um – que
1
Gaspar Isabeles, María Esther y Hernández Valencia, Luis Gabriel, Ponencia
titulada Los Jóvenes como actores en la Fiesta en el Tercer Encuentro de
Investigadores del Fenómeno Religioso en el Centro Occidente de México,
realizado en la Universidad de Colima los días 11, 12 y 13 de mayo de 2000.

P r c r a yv l e aa r r .
aa err ovr bi..

173

significa “festivo, solemne, digno de celebrarse”2 , donde
permite un tiempo de alegría, de liberación y fuera del trabajo
cotidiano, con espacios y tiempos sagrados y profanos. Por lo
tanto, la fiesta es un día especial o un tiempo particular
completamente integrado a la sociedad, en cuyo transcurso
la vida colectiva se torna más intensa.
Las fiestas de nuestro pueblo van de la mano con la
religión, conocidas como fiestas religiosas que en ellas se
introducen elementos que corresponden a rituales,
ceremonias o prácticas distintas.
La fiesta tiene este doble antagonismo. La ruptura de
la vida cotidiana en la que los actores desarrollan acciones
que tienen un sentido diferente durante la celebración;
espacios como la calle, patios de la casa, corral, cocheras
cobran vida al convertirse en lugares sagrados, que son
adornados con gran algarabía, cordeles multicolores,
música, comida y ponche; durante la celebración incluyen
ideas, valores y leyendas que remiten al origen de las
celebraciones que son transmitidos oralmente; da prestigio y
reconocimiento social a los organizadores; actúan los
milagros o poderes sobrenaturales de las imágenes; la
comida tiene carácter simbólico –compromiso con las
personas- e interrelación social -donde todos son invitados
comer-. Al finalizar la celebración recupera su estado natural.
Durante la investigación observamos que la fiesta del
Señor del Perdón es tomada como modelo de referencia
hacia las nuevas fiestas como la Virgen de la Salud y la
renovación de otras como Santa Cecilia. También, que la
fiesta se desarrolla y organiza popularmente; de hecho la
parroquia solo interviene directamente en pocas ocasiones
por ejemplo en la celebración de la Santa Misa, bendición de
la imagen, Hora Santa, Exposición del Hábeas Christi y
celebración de la palabra en la llegada de las peregrinaciones.
Pérez Martínez, Heron, México en Fiesta, Colegio de Michoacán y Secretaría de
Turismo, Zamora Michoacán, 1998.
2

174

Identidades en Fiesta

Al estudiar la fiesta comenzamos con un panorama
general, con la ambición de querer abarcar todas la cosas en
el mismo estudio, la lógica nos forzó a realizar un trabajo
delimitado. La intención es continuar una segunda etapa de
estudio con mayor rigor sistemático para poder observar y
analizar relaciones complejas que nos ayude a tener una
visión más completa de la cultura popular festiva de Tuxpan.
Como le hicimos (a vuelo de pájaro)
El grupo que colaboramos somos un equipo
multidisciplinario en campos académicos diferentes, situación
que no impidió lograr el objetivo sino que ayudó a que las
aportaciones fueran más enriquecedoras.
La metodología que empleamos fue sencilla, iniciamos
con la recopilación de información, entrevistas y observación
de la fiesta, realizando un abordaje general, tomando en cuenta
el trabajo de Jacinto Zavala, La Estructura de la Fiesta3 , y tres
técnicas de investigación: la historia oral, la etnografía y la
revisión de documentos4 para diseñar una propuesta
metodológica que contempla diferentes aspectos importantes
en el estudio de la fiesta popular. La cual comprende las
siguientes categorías:
DIVINIDAD CELEBRADA
Esta categoría contempla dos variables relacionadas
con la imagen que se celebra, la primera son las
características propias que la Iglesia Católica le otorga,
entre las cuales se encuentran: la hagiografía (historia de la
divinidad), rasgos físicos, especialización (por ejemplo, tipo
de milagros que realiza y gremio que le venera) e
indumentaria.
3
Esta estructura de la fiesta fue renovada por el grupo, retomándola del Trabajo
de Dr. Agustín Jacinto Savala.
4
Para el lector que desconozca sobre estas técnicas de investigación, le
sugerimos consultar el libro Técnicas de investigación en sociedad, cultura y
comunicación, del autor Jesús Galindo Cáceres, publicado por la editorial
Addisson Wesley Longman, primera edición, 1998.

P r c r a yv l e aa r r .
aa err ovr bi..

175

La segunda variable es la forma cómo la población
apropió la imagen, esto es, cómo llegó al pueblo, cómo se
dio la aceptación, que especialización le otorgó el pueblo a
la imagen, la relación con otras deidades y/o elementos de
la naturaleza, así como la cuantificación de imágenes y
guías las cuales son una reproducción de la imagen
principal que tiene la función de visitar o de ser peregrina.
TIEMPO DE CELEBRACION
Para estudiar el tiempo de la celebración hay que tomar
cuatro aspectos importantes: el tiempo litúrgico marcado por
la Iglesia, el tiempo designado por la población
relacionado con el calendario festivo, la duración de la
fiesta, la estación y los ciclos de producción del año en que
se desarrolla.
LUGAR DE CELEBRACION
En esta categoría es importante realizar una ubicación
geográfica del espacio de celebración, así como la
descripción del mismo en el que contemple texturas,
aromas, distribución del espacio y elementos
escenotécnicos (por ejemplo, floreros, telas, molduras,
entre otros) e iconográficos.
ACTORES
Otro factor importante para el desarrollo de las fiestas
son las personas que forman parte de la celebración, las
cuales pueden ser organizadores, participantes y
espectadores. De éstos hay que tomar en cuenta, la
jerarquización, las relaciones de poder y las interacciones
entre ellos, la indumentaria utilizada, así como las acciones,
funciones que desarrolla cada uno, el sentido de su
participación y las reglas sociales que determinan su actuar.

176

Identidades en Fiesta

DINAMICA
Las acciones que se desarrollan en la festividad son de
tres tipos, actividades de preparación que se dan antes de la
fiesta, durante el desarrollo y al término de la celebración.
ELEMENTOS DISTINTIVOS
Cada fiesta tiene elementos particulares que la
distingue de las demás, por lo que es necesario contemplar
las danzas, la música, la comida, los rituales (como
procesiones, marchas, acciones, gestos, palabras,
representaciones, etc.), describir cada uno de ellos y la
forma cómo se articulan dentro de la festividad
SIMBOLOS
Esta categoría toma en cuenta indicadores como las
ofrendas, los objetos sagrados y utilitarios, que forman parte
de la celebración y que cumplen una función determinada.
PROCESOS DE CONTINUACION Y RUPTURA
Por último, es necesario tomar en cuenta los procesos
de continuación y ruptura de la fiesta, cómo la forma en que
se transmite, la incorporación, uso, desuso y transformación
de elementos y símbolos, el interés que mueve a los actores
a seguir reproduciéndola, las experiencias del contacto con
la divinidad, el sentido de pertenencia al grupo y las vías de
cómo se continua la tradición.
Compartiendo la Memoria
El Archivo de Historia y Tradición Oral, es un proyecto
que se ha trabajado desde el año de 1997, buscando
establecer una biblioteca especializada sobre el municipio de
Tuxpan, Jalisco, que sirva como un centro de consulta abierta,
recopile la información documental existente tanto de
particulares, investigadores y archivos del país, además de
investigar la cultura actual, dejar registro para las presentes
y futuras generaciones sobre diversos aspectos que nos
dan identidad como pueblo Tuxpanense.

P r c r a yv l e aa r r .
aa err ovr bi..

177

A la par de recopilar la información, es necesario darle
un uso, por ello el objetivo es poner dicha información
abierta a todo el público interesado en conocer a Tuxpan y
también hacer difusión de lo existente a través de diversos
medios y acciones desde trípticos, concursos, hasta obras
de teatro.
El principal interés es enriquecer y dejar evidencia de
nuestra memoria histórica, porque estamos convencidos que
el pasado es una herramienta muy poderosa para definir
nuestro presente, conocernos y de esta manera, con
antecedentes decidir como queremos ser en el futuro.
Nuestra gente es un actor muy importante en este
proyecto, porque el objetivo más importante es que se
apropien de este espacio para brindar su memoria y
compartirla con los demás, de esta forma se pretenden
desencadenar procesos que nos permitan crecer más como
personas.
Para investigar nuestra cultura local hemos dividido los
aspectos a abarcar en la conformación del Archivo en cuatro
grandes campos culturales que son los siguientes:
COSTUMBRES Y TRADICIONES
Este es uno de los aspectos donde hay más
investigación por realizar, debido a la amplitud que hay de él.
Tuxpan tiene muchas tradiciones y fiestas en las que se ven
mezclados distintos aspectos de la vida cotidiana, dentro de
las cuales se refleja la cosmovisión local.
Temas de investigación:
Oficios, Música, Vestido, Bautizo, Matrimonio, Ritos de
Paso, Defunción, Fiestas religiosas, Danzas, Alimentos,
Enfermedades, Medicina Tradicional e Idioma.

178

Identidades en Fiesta

PUEBLO
En este apartado se incluyen los procesos que surgen
de la forma de organización social del pueblo, cómo han sido
éstos, la participación del gobierno, cómo ha desarrollado la
sociedad civil los mecanismos de inclusión/exclusión y las
personalidades sobresalientes.
Temas de investigación:
Fundación Gobierno: Municipal, Tradicional. Actividades
económicas: Comercio, Agricultura, Industria. Instituciones
de beneficencia. Grupos de la sociedad civil. Migración.
Trabajo y Personajes.
CAMBIOS EN LOS ESPACIOS PÚBLICOS E
INFRAESTRUCTURA DE LA CIUDAD
Este campo cultural es uno de los más complejos,
porque se pretende investigar ha través de la historia, cómo
se han organizado los espacios, a través de que prioridades y
cómo su cambio a afectado la movilización y uso de los
mismos.
Temas de investigación:
Iglesias, Escuelas, Hospitales. Urbanización: Calles, Obras
públicas. Recreación: Parques, Jardines, Bibliotecas,
Museos, Cines, Antros (cantinas, billares, prostíbulos) y
Salones de baile Descripción general del pueblo
MOVIMIENTOS ARMADOS
Este rubro trata de conocer cómo ha sido la
participación de nuestra gente en los diversos movimientos
armados que se han suscitado a nivel regional, estatal y
nacional.
Temas de investigación:
Independencia, Revolución Mexicana y Guerra Cristera.
Para abordar las temáticas contempladas en la
conformación de este archivo, fue necesaria la construcción
de herramientas de investigación que nos ayudaran a colectar
y producir la información. Partimos del supuesto de que un

P r c r a yv l e aa r r .
aa err ovr bi..

179

Archivo de este tipo no puede recopilar datos sin un orden a
seguir, por ello, se han estructurado varios proyectos de
investigación derivados de los campos antes mencionados y
de esta forma se puede obtener un corpus de datos de
manera ordenada, sin el afán de ser un anticuario de la
información.
La forma de acceder al Archivo de Historia y Tradición
Oral es a través de la consulta directa, existen varias
modalidades de consulta:
Consulta de Bibliografía
Consulta de antologías temáticas
Consulta de copias de documentos de archivos
Consulta de audiocassestes
Consulta de entrevistas transcritas
Consulta de fotografías
Final… fin?
Es importante plasmar la memoria en fuentes escritas,
nuestra intención con esta publicación es iniciar con una
aportación que sirva de motivación y detone el proceso de que
los propios tuxpanenses investiguen, escriban y difundan su
propia cultura, dejar de preocuparnos para ocuparnos, que
permita por una parte dar cuenta de la riqueza cultural de
nuestro pueblo y por otra, contribuir en los debates científicos
en los campos de la antropología, sociología e historia
tomando como referente empírico lo que fuimos, lo que
somos y lo que queremos ser.

180

Identidades en Fiesta

Calendario de Fiestas
MaríaEstherGasparIsabeles
LuisGabrielHernándezValencia
JoséAlejandroMoránRúa

Calendario Festivo

Mes
Junio
Abril
Mayo

181

Día

Fiesta

Lugar

Todo el Mes
9
3

Aniversario de la proclamación del
Sagrado Corazón de Jesús
Juramento al La Santa Cruz
Señor del Perdón en 1806

Cabecera, Santa
Cabecera
Cabecera
María, Espanatica y
Paso de San Juan
Cabecera
Cabecera, Santa
Cabecera
María y Rancho de
San Miguel
Cabecera
Cabecera, Los
Mazos, Poblado
Cabecera, San Juan
Cabecera, San Juan
Nuevo)
Espanatica,San Juan
Espanatica y Nuevo
de la Bombita
Cabecera
Poblado

15
8 al 10
13
17

15
24
25 abril al 3
de mayo
17
24
Ultimo
Domingo
Tercer Jueves
Último
Domingo
27
29

Aniversario del Temblor de 1941
Peregrinaciones a Talpa
San Antonio de Padua
Anima de Isabel Vargas Isabeles (Mártir
Cristero)
San Isidro Labrador
San Juan Bautista
Los Encendios
San Pascual Bailón
Sagrado Corazón de Jesús Apostolado
de Oración
Fiesta al Señor del Perdón

Cabecera
Cabecera

Corpus Christi
Día de la Asunción, de Pentecostés y
Misa de del Perpetuo Socorro
Nuestra Señora Buen Temporal

Cabecera
Cabecera
Cabecera

Apóstoles San Pedro y San Pablo

Cabecera,
Espanatica

182

Identidades en Fiesta

Calendario Festivo

183

Mes

Día

Fiesta

Lugar

Noviembre
Diciembre

8
1

Inmaculada Concepción
Todos los Santos

San Juan Espanatica
Municipio

1
12
2

Fundación de Espanatica en el año de
1920
Virgen de Guadalupe
Fieles Difuntos

Cabecera, San Juan
San Juan Espanatica
Espanatica, Los
Laureles, Montelongo,
Municipio
Los Mazos

3
13

San Martín de Porres
Santa Lucia

Cabecera
Cabecera

6
16 al 24

Aniversario del Poblado de Tuxpan
Posadas

Nuevo Poblado
Municipio

21 13 24
al

VeladasSanla Capilla Niño
en Diego

Cabecera
Cabecera

22
25 al 27
Movible

Santa Cecilia
Fiesta de Navidad y Fiesta de los
Pastores
Cristo Rey

Cabecera
Cabecera, San Juan
Espanatica
Cabecera

28
27

Santos Inocentes
La Medalla Milagrosa

Cabecera
Cabecera

31
29

Acción de Niño, acostar al
Fiesta en la CapillaGracias
niño)

Municipio
Cabecera

184

Identidades en Fiesta

Participantes
María Esther Gaspar Isabeles
Licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad de Colima y pasante
de Maestría en Estudios Étnicos por El Colegio de Michoacán A.C.,
egresada del diplomado en Cultura Popular (CONACULTA/UdeG/
Ayuntamiento de Tlaquepaque)
Correo electrónico: gaspar_esther@hotmail.com
Luis Gabriel Hernández Valencia
Licenciado en Comunicación por la Universidad de Colima, egresado del
diplomado en Animación Cultural (UdeG/CONACULTA/FOMES) y del
diplomado en Gestión Cultural segundo nivel (CONACULTA/UdeG/SCJ).
Correo electrónico: zacek78@yahoo.com
Nicolás López Silva
Licenciado en Física por la Universidad de Guadalajara, egresado del
Diplomado en Animación Cultural (UdeG/CONACULTA/FOMES),
actualmente estudia la licenciatura en Desarrollo Cultural en la
Universidad Autónoma de Nayarit.
Correo electrónico: nlsil@yahoo.com
José Luis Mariscal Orozco
Licenciado en Sociología por la Universidad de Guadalajara,
egresado del Diplomado en Animación Cultural (UdeG/CONACULTA/
FOMES), actualmente es alumno becado en la Maestría-Doctorado en
Antropología Social en el Colegio de Michoacán/CONACYT.
Correo electrónico: mariscal21@yahoo.com
José de Jesús Meza Madrigal
Licenciado en Derecho por la Universidad de Guadalajara, egresado del
Diplomado en Animación Cultural (UdeG/CONACULTA/FOMES).
Correo electrónico: jmeza@volcan.cusur.udg.mx
José Alejandro Morán Rúa
Participa en el Consejo Ciudadano de Cultura de Tuxpan, Jalisco.
Hugo Adrián Munguía Magaña
Licenciado en Administración por el Instituto Tecnológico de Ciudad
Guzmán.
Correo electrónico: hugo_itcg@yahoo.com
Carlos Alberto Serratos Torres
Licenciado en Cultura Física y Deportes por la U de G.
Correo electrónico: cserratos13@yahoo.com