Está en la página 1de 4

LA SANACION DEL CUERPO FISICO Y DEL PLANETA

Transmitido por Luz Gómez


20 de octubre de 2009, Tenerife España

Bienvenidos queridísimos todos.

Soy María una de las versiones de lo que vosotros llamáis Pacha Mama
o Madre Tierra.

Estoy constituida por capas y capas de sutiles planos de energía que se


expresan en lo físico en lo que denomináis Planeta Tierra. Mi voz es el
canto de los pájaros, el susurro del viento, el oleaje del mar…

Es importante que sepáis que no estáis solos y que no solamente hay


“vida” en el planeta Tierra, ya que también hay “vida” en muchos otros
sistemas planetarios, pero no todas las formas de vida son como las que
conocéis aquí, no siempre la vida se expresa de la misma forma, también
hay “vida” en dimensiones diferentes a la vuestra, por ello tenéis
dificultad en captarla con vuestros instrumentos astronómicos y con
vuestros actuales aparatos científicos.

En los distintos planetas de este sistema solar hay diferentes formas de


vida, hay variadas formas de expresión de energía, y hay otras
experiencias de vida.

El centro o Sol está habitado por seres de luz y de amor que mantienen
el sistema solar en perfecto equilibrio, en armonía y en constante
evolución. Gracias a su potente luz envían energía a todos los planetas y
asteroides que llega en una frecuencia y en una longitud de onda distinta
para cada uno.

Todos vosotros también tenéis la capacidad para llegar a vivir en el Sol,


si así lo deseáis. Aunque no de la forma que os estáis imaginando, no
os preocupéis, no os quemareis con el calor del Sol, ya que vosotros
podéis ser uno con el Sol, y el Sol ser uno con vosotros.

El Sol de este sistema planetario es uno de los tantos millones e infinitos


soles que existen, existieron y existirán. En los soles viven seres que se
dedican única y exclusivamente a “SER”. Ser significa estar en el centro,
en la dimensión en que el espacio y el tiempo no son limitaciones. Su
misión es ser fuente de luz y de amor, expresando la energía centrifuga y
la energía centrípeta.

También hay pequeños sistemas planetarios, dentro de un sistema solar,


por ejemplo Saturno es un sistema planetario en si mismo. Lo que
vosotros denomináis “anillos de Saturno” son también una
representación similar a la de los planetas girando alrededor del Sol, y en
este caso son “asteroides” girando alrededor del centro Saturno. Aunque
este sistema es más pequeño que vuestro sistema solar funciona de
forma similar aunque en una frecuencia vibratoria distinta.

Júpiter también es un sistema planetario, como ya lo sabéis Júpiter es un


planeta que está en vía de convertirse en un Sol. También tiene sus
asteroides que se convertirán en planetas, o que ya lo son.

El planeta Tierra es una representación del Sol para su Luna y para unos
cuantos asteroides naturales y artificiales que giran y que girarán a su
alrededor.

Toda esta explicación tan básica, es para deciros que así como el Sol es
el centro de emanación de energía de amor y de luz para el sistema
solar, vosotros mismos también sois un sistema solar completo y vuestro
corazón es vuestro Sol que emana luz y amor a todo vuestro cuerpo.

Vosotros en si mismos no solamente sois un sistema solar, también sois


un universo completo para todas vuestras células y para todos vuestro
átomos. En vuestro microcosmos sois muy similares al macrocosmos.
Transformando vuestro propio ser también transformáis el planeta en el
que habitáis.

Todos vosotros sois sistemas de energía, cada uno de vosotros sois un


universo conformado por múltiples sistemas solares y galaxias en
miniatura y por otras formas de expresión de la energía cósmica.

Explicándolo de una forma sencilla vosotros sois energía vibrando a una


frecuencia tan organizada que ha conformado vuestros diferentes
cuerpos, entre ellos vuestro cuerpo físico en la tercera dimensión.

Como ya lo estáis comprobando en vuestros descubrimientos científicos


un átomo es una representación de un sistema solar en miniatura
(aunque la física cuántica y la teoría de la gravitación universal aún no se
pongan de acuerdo en ello).

Vosotros estáis constituidos por millones de átomos unidos entre si


formando moléculas, las moléculas unidas entre si forman los
aminoácidos, y los aminoácidos acoplados entre si forman las cadenas
de ADN, las cuales están en los núcleos de las células, las células se
unen entre si conformando los tejidos, los órganos y los sistemas de
vuestro cuerpo físico. La energía que une a todos los componentes de
vuestro cuerpo físico no es otra que la energía del amor.

Vuestro cuerpo físico es una representación tridimensional de vuestro


ADN en relación con el estado energético de vuestra alma y de vuestro
espíritu.

Eso significa que en la medida que elevéis vuestra frecuencia vibratoria,


en la medida en que vibréis constantemente y permanentemente en
amor, en la medida en que viváis en paz con vosotros mismos y con los
demás, vuestro cuerpo físico se armonizará y se sanará completamente.

La sanación de vuestro cuerpo físico está íntimamente relacionada con la


sanación de vuestra naturaleza espiritual y energética.
Todas las dolencias que estáis experimentando en este maravilloso
proceso de transformación espiritual, no son más que la representación
física de vuestras resistencias emocionales y mentales al cambio.

En la medida que aceptéis en vosotros mismos la nueva energía de amor


y perdón las dolencias de vuestro cuerpo físico desaparecerán.

Podéis sanaros a vosotros mismos practicando el amor puro y


desinteresado, amándoos y aceptándoos a vosotros mismos tal y como
sois, amando a los demás, y aceptándolos tal como lo son,
perdonándoos a vosotros mismos y perdonando a los demás, ese es mi
mensaje.

Muchas gracias queridísimos todos.