Está en la página 1de 6

El COMPORTAMIENTO HUMANO EN EL TRABAJO

Es importante comprender las bases de comportamiento humano a fin de poder desarrollar adecuadas estrategias de interacción con las personas en el trabajo.

El comportamiento humano podría ser descrito a través de tres de sus componentes:

Pensamiento (P), Sentimiento(S) Acción (A).

Estos elementos interaccionan entre sí de manera dinámica

Estos elementos interaccionan entre sí de manera dinámica Pensamiento Sentimiento Acción La mayoría de la gente

Pensamiento

Sentimiento

entre sí de manera dinámica Pensamiento Sentimiento Acción La mayoría de la gente piensa que nuestros
entre sí de manera dinámica Pensamiento Sentimiento Acción La mayoría de la gente piensa que nuestros

Acción

La mayoría de la gente piensa que nuestros estados de ánimo o reacciones emocionales son producto de las situaciones o experiencias que nos toca vivir.

Por ejemplo:

Estoy furioso porque tuve una pelea con mi esposa.

Me siento decaído porque perdí mi empleo.

En los ejemplos mencionados se entiende que las situaciones vividas (la pelea y la pérdida del empleo) son las causantes de cómo nos sentimos (con furia o decaídos). Esta relación aparentemente directa entre las situaciones y las reacciones emocionales en realidad es

falsa.

La explicación a este hecho tiene que ver con lo siguiente: si en verdad las reacciones emocionales fueran causadas por las situaciones, entonces todos deberíamos reaccionar de la misma manera y con la misma intensidad ante una determinada situación. Sin embargo, sabemos que ante una misma situación las personas pueden reaccionar de distintas maneras.

Por ejemplo:

Retraso en la planta

de distintas maneras. Por ejemplo: Retraso en la planta Rabia Confusión Angustia Si nuestras reacciones emocionales

Rabia

distintas maneras. Por ejemplo: Retraso en la planta Rabia Confusión Angustia Si nuestras reacciones emocionales NO
distintas maneras. Por ejemplo: Retraso en la planta Rabia Confusión Angustia Si nuestras reacciones emocionales NO

Confusión

maneras. Por ejemplo: Retraso en la planta Rabia Confusión Angustia Si nuestras reacciones emocionales NO son

Angustia

Si nuestras reacciones emocionales NO son causadas directamente por las situaciones que vivimos ¿de qué dependen realmente?: de nuestra forma de pensar, de la manera en que pensamos las situaciones que vivimos.

Los pensamientos que tienen las personas son claves para entender su estado emocional y sus acciones dentro del equipo de trabajo.

6.1. DIÁLOGO INTERNO

El diálogo interno está conformado por los pensamientos que tenemos frente a las situaciones que nos tocan enfrentar. Este diálogo interno es totalmente personal y particular. No podemos conocer el diálogo interno de una persona salvo que esta nos lo haga saber a través de lo que comunica.

Las personas todo el tiempo estamos dialogando internamente (en silencio) con nosotras mismas respecto a cada una de las situaciones que vamos viviendo. Los contenidos de este diálogo cambian de acuerdo a las personas.

En general, el diálogo interno no sólo se relaciona con los pensamientos, sino también con imágenes, evocaciones, frases muy breves, y una serie de pensamientos automáticos.

Las reacciones emocionales de las personas dependen del diálogo interno que tengan respecto a una situación determinada.

DISTORSIONES EN EL PENSAMIENTO

Cuando el diálogo interno de las personas es preciso y se ajusta a la realidad la posibilidad de una interpretación efectiva aumenta, pero si se trata de un diálogo interno exagerado y fantasioso se interpretará la realidad de una forma distorsionada y se generará en las personas estados emocionales negativos.

Muchas de estas distorsiones no son fáciles de detectar debido a que las realizamos con mucha frecuencia y por tanto se convierten en “una forma de pensar habitual” casi automática e incuestionable.

Se han logrado identificar específicamente algunos pensamientos distorsionados que presentamos a continuación (Mc Kay, Davis y Fanning,

1985):

1. Filtraje: se toman los detalles negativos y se magnifican mientras que no se filtran todos los aspectos positivos de la situación.

Ejemplo:

El curso pudo haber sido bueno a no ser por el retraso en la entrega de los materiales.

2. Pensamiento Polarizado: las cosas son blancas o negras, buenas o malas. La persona ha de ser perfecta o es una fracasada. No existe término medio.

Ejemplo:

Si no estás conmigo, estás contra mí.

3. Sobregeneralización: se extrae una conclusión general de un simple incidente o parte de la evidencia. Si ocurre algo malo en una ocasión esperará que ocurra una y otra vez.

Ejemplo:

Desde que le presté dinero a ella y no lo devolvió no he vuelto a prestar a nadie.

4. Interpretación del pensamiento: sin mediar palabra, la persona sabe qué sienten

los demás y por qué se comportan de la forma en que lo hacen. En concreto, es capaz de adivinar qué sienten los demás respecto de ella. Ejemplo. Alguien se comenta en silencio lo siguiente: “esta serio conmigo porque seguro piensa que por mí lo sacaron del trabajo”.

5. Visión catastrófica: se espera el desastre. La persona se entera o escucha un problema y empieza a decirse “Y si”, “Y si me sucede a mí”.

Ejemplo:

La negociación no servirá de nada, el problema se hará más grande.

6.

Personalización: la persona cree que todo lo que la gente hace o dice es alguna forma de reacción hacia ella. También se compara con los demás, intentando determinar quién es mejor, etc.

Ejemplo:

El comentario de mi jefe era una indirecta para mí.

7. Falacia de control: si se siente externamente controlado, se ve a sí mismo

desamparado, como una víctima del destino. La falacia de control interno convierte a la persona en responsable del sufrimiento o de la felicidad de aquellos que la rodean. Ejemplo:

No se puede luchar contra el sistema (Externa)

Y ahora que voy hacer, todos se van a molestar conmigo (Interna)

8. Falacia de la justicia: la persona está resentida porque piensa que conoce qué es la justicia, pero los demás no están de acuerdo con ella.

Ejemplo:

No es justo que él se quede con tantas personas del grupo cuando yo seré quien se encargue del trabajo.

9. Culpabilidad: la persona mantiene que los demás son los responsables de su sufrimiento, o toma el punto de vista opuesto y se culpa a sí misma de todos los problemas ajenos.

Ejemplo:

Mi

socio es el culpable de todos nuestros problemas.

10.

Debería: la persona posee una lista de normas rígidas sobre cómo deberían actuar tanto ella como los demás. Las personas que transgreden estas normas le enojan y también se siente culpable si las viola ella misma.

Ejemplo:

Este señor no debería hacerme preguntas tan personales.

11. La Falacia de cambio: una persona espera que los demás cambiarán para seguirle

si los influye lo suficiente. Necesita cambiar a la gente porque sus esperanzas de felicidad parecen depender enteramente de ello. Ejemplo:

Si fueras más sumisa seríamos un matrimonio feliz.

12. Las etiquetas globales: se generalizan una o dos cualidades de un juicio negativo global.

Ejemplo:

Apenas lo vi me di cuenta que era un pesado.

13. Tener razón: continuamente está en un proceso para probar que sus opiniones y acciones son correctas. Es imposible equivocarse y se hará cualquier cosa para demostrar que se tiene razón.

Ejemplo:

Yo nunca me equivoco, el tiempo lo ha demostrado.

14. La falacia de la recompensa divina: espera cobrar algún día todo el sacrificio y abnegación, como si hubiera alguien que llevara las cuentas. Se resiente cuando se comprueba que la recompensa no llega. Ejemplo:

He trabajado tanto para esta empresa y mira cómo me pagan.

Funcionamiento del Comportamiento Humano Caso para analizar

Jorge es un técnico que lleva poco tiempo trabajando en una empresa textil. Desde que ingresó a dicha empresa se le notaba muy entusiasta y con muchas ganas de colaborar. Era la primera vez que estaba en un trabajo en el cual se le reconocía informalmente como un “experto” en su área. Sus compañeros de trabajo vieron en él un buen soporte tanto profesional como personal. Jorge se ha venido encargando de capacitar e informar a los nuevos trabajadores, debido a sus habilidades para influenciar y contagiar en la gente “espíritu de la empresa”.

Hace poco más de dos meses que llegó un nuevo técnico a trabajar con él, y se han observado cambios en la conducta de Jorge. Luis el nuevo técnico y miembro de la empresa es una persona profesionalmente muy destacada que ha realizado estudios especializados en su campo. Desde que Luis ha llegado a la empresa los Gerentes le han brindado mucha atención y lo han incentivado a dar una serie de sugerencias en beneficio de la empresa, que en algunos casos han llegado a significar inversión y/o cambios en el ambiente de trabajo.

Jorge ha comentado en estos últimos tiempos a algunos compañeros cercanos que “Luis no es una persona de su agrado”, debido a que le parece injusto que los Gerentes le presten demasiada atención a una persona que “recién llega a la empresa”. Además ha señalado que todos deben “tener mucho cuidado con Luis, ya que al parecer es un

arribista y egocéntrico”. Jorge se ha dicho a sí mismo, que sus posibilidades de surgir en

la empresa van a desaparecer si no hace algo para sacar de su camino a Luis. Además

piensa que la gente le tendrá menos confianza al ver que hay alguien mucho más capacitado que él, y que es posible que lo despidan en cualquier momento.

Los miembros del equipo de Jorge comentan que lo ven muy irritable y desganado en estos últimos tiempos y que no está realizando bien su trabajo. En más de una oportunidad ha dejado de asistir a las reuniones de evaluación semanal a las que también

deberían ir los gerentes y el nuevo técnico. Así mismo ha dejado de trabajar tiempo extra

y su trabajo se encuentra cada vez más atrasado. Los compañeros de trabajo están

empezando a comentar que se trata de un problema de celos profesionales entre ambos técnicos y no saben qué hacer al respecto.

Identificar la situación y los componentes del comportamiento de Jorge (pensamientos, sentimientos y acciones).