Está en la página 1de 7

Relevo de Director Jesús Félez Mindán ETSI Industriales. Universidad Politécnica de Madrid 30 de Abril de 2014

1

Sr. Rector Magnífico de la Universidad Politécnica de Madrid, Autoridades Académicas, representantes de Empresas, queridos compañeros, estudiantes, señoras y señores.

Después del proceso electoral de estas últimas semanas, llega el momento del relevo, del relevo de este equipo directivo y de la toma de posesión de uno nuevo. Por ello, quiero comenzar mis palabras felicitando al nuevo Director el Prof. Emilio Mínguez y su equipo.

Hoy, mi último día como Director de esta Escuela, os quiero dedicar unas palabras que son más unas

reflexiones personales y, agradecimiento.

un sincero

sobre

todo

Para mí, y para todo mi equipo, ha sido una experiencia inolvidable compartir durante estos años el haber trabajado juntos en y por la Escuela, con la satisfacción personal por todo lo que hemos puesto de nosotros mismos para hacerlo lo mejor posible y con toda la dedicación que esto nos ha exigido.

Han sido ocho largos e intensos años en los que hemos tenido etapas muy buenas, pero también momentos muy complicados, en los que siempre hemos buscado lo mejor para la Escuela. Ha sido en estos momentos cuando hemos encontrado por vuestra parte toda la comprensión, el apoyo, la amistad y el ambiente de camaradería que ahora os agradezco.

2

Como aficionado al deporte que soy, cuando pensaba en como describir lo que había sido para mí la Dirección

de la Escuela en estos ocho años, la primera reflexión

que me vino a la cabeza, fue compararlo con un partido

de golf de 18 hoyos. Un partido de golf es largo, exige

resistencia, donde el hoyo más difícil suele ser el último, pero donde el partido se puede perder en cualquier mal hoyo si no se mantiene la concentración.

Pero el partido del Real Madrid de ayer me hizo cambiar

mi

discurso. En realidad, la Dirección de la Escuela no

se

parece en nada a un partido de golf. El golf es un

deporte individual y la Dirección una Escuela no tiene nada de individual.

Se trata claramente de un deporte de equipo como el

fútbol, donde a su entrenador, el Director, y a su técnico, su grupo Directivo, les corresponde sacar lo mejor del equipo: profesorado, Investigadores, personal de Administración y Servicios y estudiantes, con el objetivo de ganar no solamente partidos, sino el campeonato y conseguir ser los mejores.

Y yo creo que esto ha sido lo que nos ha guiado en estos años. Teníamos y tenemos los mejores jugadores (los mejores profesores, investigadores, personal de administración y servicios y estudiantes). Hemos intentado establecer las tácticas y estrategias para no tener solamente un grupo de estrellas sino que éstas actuasen coordinadas como un equipo. Hemos competido también en distintas ligas, la local, la nacional y la Liga de Campeones, todas ellas simultáneas, pero en cierto modo independientes.

3

En la liga local, aunque el tiempo lo confirmará, no me duelen prendas en decir que estamos en la mejor Escuela de la Politécnica en su conjunto.

Los datos de ocho años consecutivos de aumento de nota de corte, y por consiguiente de demanda, los resultados preliminares del modelo de estimación de actividad docente e investigadora, la actividad en innovación educativa y el balance económico como Escuela, nos sitúan así dentro de nuestra universidad.

En la liga nacional tampoco estamos mal posicionados. Reiteradamente la Escuela sale en primer lugar en el ranking del Mundo, y su nota de corte, comparada con las otras Escuelas de referencia en España, también es bastante superior.

Por

contexto internacional.

último

nos

queda

la

Liga

de

Campeones,

el

Aquí también estamos compitiendo y obteniendo una buena clasificación. Los datos de movilidad de estudiantes de la Escuela y los resultados que obtienen, el reconocimiento de la Escuela a través de sus acreditaciones internacionales y su actividad tanto docente como investigadora, así lo demuestran.

La clave creo que ha sido una estrategia basada en la estabilidad, la tranquilidad y el equilibrio, intentando hacer que juegue todo el equipo de forma coordinada. No solamente unos pocos, sino todos, intentando sacar lo mejor de cada uno.

4

Pero, estos resultados globales que pueden ser considerados como bastante satisfactorios, no están siendo valorados por la Junta Directiva del equipo de fútbol.

equipo en el primer nivel no

Para mantener

solamente vale con pedirle sacrificio y que se esfuerce más.

No renovarle la plantilla, restringir la promoción de sus jugadores, no mimar la cantera y no dotarle adecuadamente de medios acaba agotando al equipo y perdiendo competitividad.

a

un

Entendiendo la complicada situación que hemos tenido y tenemos, espero y deseo que a este equipo, que ha sido solidario en los momentos complicados, se le dote en el futuro de los recursos que le permitan competir al nivel con el que lo ha hecho hasta ahora.

También quiero decir que en estos años donde se han tenido que tomar muchas decisiones, unas más fáciles que otras y unas más dolorosas que otras, siempre hemos querido encontrar lo mejor para la Escuela, por lo que si en algún momento he podido defraudar o molestar a alguien espero que pueda disculparme.

5

Y ya a nivel personal, como entrenador de este equipo, siempre he intentado buscar un equilibrio estable, que

como ingeniero mecánico que soy, lo he considerado basado en tres puntos de apoyo: mi equipo de dirección,

mi unidad docente y grupo de investigación, y mi

familia.

Por ello, quiero mostrar públicamente mi más sincero agradecimiento a con quien en distintas etapas he compartido equipo de dirección, a Carlos, Lina, José Antonio, Jesús, Celina, Isabel y a Fernando, Julio, Juan, Ignacio, Gabriel, Teresa, Sergio, Araceli y Andrés, que habéis demostrado vuestro buen hacer, ilusión y entrega a un proyecto común.

No, no me he olvidado de ti, Mª Jesús. Simplemente, quería hacer una mención muy especial a una persona excepcional, con la que he compartido equipo desde el principio, que ha mostrado siempre un compromiso único con todo lo que se le ha pedido, y que esperamos que te recuperes pronto para que puedas volver con todos nosotros.

A todos aquellos de vosotros con los que he tenido un trato más directo desde Dirección, tanto de la Escuela como del Rectorado. Se me hace interminable la lista. Y como no quiero dejar fuera a nadie, expresar mi gratitud a todos vosotros por el trato exquisito que siempre recibido. Y muy especialmente a las personas

con las que he tenido un trato directo y continuo, a Ana

Mari, que también ha pasado por una etapa delicada, a Inmaculada, a María José, a Jesús, a Jorge y a Ángeles.

6

El segundo punto de apoyo han sido mis compañeros de Ingeniería Gráfica y del CITEF. Mi agradecimiento más sincero por vuestra comprensión y ayuda, que me ha permitido simultanear mis labores de docencia e investigación, con las de Dirección de la Escuela, y mis disculpas por no haberos podido dedicar el tiempo que me hubiese gustado.

Pero sobre todo, para mi el tercer punto de apoyo ha sido básico. Tal vez el más débil en número pero sin duda alguna el que más fuerza me ha dado.

Gracias Natalia y Ricardo, por vuestro continuo ánimo, apoyo y comprensión. Os he robado demasiado tiempo, y os ha tocado aguantar mis malos ratos ya que el dicho ese de que “a mal tiempo buena cara” se aplicaba

a la Escuela, pero parece que no iba con vosotros.

Termino ya. Mi agradecimiento expreso y sincero a todos vosotros, profesores, investigadores, personal de administración y servicios, delegación de alumnos, estudiantes, empresas por el apoyo incondicional dado

a la Escuela en este proyecto común, y, por supuesto,

mis mejores deseos para el nuevo Director y su equipo.

Para mí ha sido un verdadero honor dirigir y dedicar mi tiempo y esfuerzos a la que considero la mejor Escuela.

Muchas gracias

7