Está en la página 1de 11
De izda, a dcha.: Juan A. Santamera Sánchez, Director de la Escuela Técnica Superior de

De izda, a dcha.: Juan A. Santamera Sánchez, Director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la UPM; Enrique Gutiérrez Bueno, Decano-Presidente del COIT y Presidente de la AEIT; Jesús Félez Mindán, Director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la UPM; Guillermo Cisneros, Director de la Escuerla Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de la UPM; Antonio Puerta Notario, Director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Telecomunicación de la Universidad de Málaga y José Ignacio Alonso Montes, Vicepresidente de la AEIT.

El futuro de las ingenierías en España

Bolonia: ¿jaque a la ingeniería…?

En esta mesa de debate se plantean aspectos interesantes para los ingenieros de telecomunicación y de otras disciplinas, como es

la formación en la innovación para los futuros emprendedores, el descenso del alumnado en las carreras de ingeniería, la colabora-

ción entre la universidad y la empresa o la percepción del ingeniero español en los mercados internacionales. Además, como no podía ser de otra manera, también se trata el tema de Bolonia y las implicaciones que en un futuro inmediato va a tener para las dis- tintas ingenierías.

Son muchos los interrogantes que se plantean en el futuro de la enseñanza de las ingenierías en España con la reciente aprobación de la Ley Orgánica de Universidades (LOU), como consecuencia de la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior, moti- vado por la Declaración de Bolonia. En un reciente documento del MEC, se hablaba de que los futuros títulos de Grado, sustituirán

a los estudios universitarios actuales, denominados de ciclo corto, a los de ciclo largo y sólo de segundo ciclo, con lo que se unifi-

carían las actuales titulaciones de ingenieros técnicos con las de ingenieros superiores, quedando una única categoría de cuatro años de estudio. Mediante este acuerdo se pretende unificar las actuales titulaciones de ingenieros técnicos con las de ingenieros supe- riores, quedando una única categoría de cuatro años de estudio.

22
22

bit 162 ABR.-MAY. 2007

Café de Redacción

Café de Redacción Formación para la innovación ¿La enseñanza de la ingeniería en España goza de

Formación para la innovación

¿La enseñanza de la ingenieríaCafé de Redacción Formación para la innovación en España goza de “buena salud”? ¿Formamos a gente

en España goza de “buena salud”? ¿Formamos a gente emprendora y

preparada para la innovación?

Antonio Puerta Notario . Yo creo que sí y desde siempre. Puede que se echen en falta algunos elemen- tos, pero la cultura emprendedora es una deficiencia cultural del país. En cualquier caso, nuestras escuelas han formado eficazmente para una innovación seria, en el sentido que corresponde a la for- mación superior en ingeniería. No excluyo, sin embargo, que pudie- ra añadirse a los planes de estu- dios alguna línea adicional para fomentar aún más ese espíritu emprendedor.

Colaboración universidad- empresa

el

mundo académico y empresarial es una constante en el debate sobre la formación en ingeniería. ¿La formación que se imparte se adapta a las exigencias que el entorno tecnológico-industrial demanda? ¿Qué puede hacerse para mejorarla?

demanda? ¿Qué puede hacerse para mejorarla? La colaboración entre Guillermo Cisneros . Esta pregunta

La

colaboración

entre

Guillermo Cisneros. Esta pregunta está ligada a la anterior, es decir; innovar es la base que puede seguir manteniendo a nuestras empresas en la vanguardia. Y la imbricación de las empresas en el tejido educa- tivo de las Universidades es base fundamental para nutrir a las empresas con estudiantes, futuros ingenieros con formación para la innovación, incluso antes de que terminen la carrera.

Ahora mismo la ingeniería goza de buena salud y nuestros profesiona- les son aceptados porque tienen

formación para la innovación. Ade- más, exportamos profesionales a otros países y a las empresas multi- nacionales.

Pero hay que tener en cuenta que sigue siendo necesario tener dos niveles de ingenieros: uno que sepa interpretar y llevar a la práctica conocimientos de ingeniería, y otro, formado para la innovación, que sea el ingeniero capaz de crear conocimiento, por tanto necesario para mantener en la vanguardia, en un mundo globalizado, a las empresas españolas.

La percepción del ingeniero español

¿Cómo creéis que es la forma-

ción que se imparte en España? ¿Es competitiva a nivel europeo? ¿Cuál es la aceptación de nuestros inge- nieros en otros mercados?

bit
bit

Juan A. Santamera. Creo que sí, pero me imagino que habrá dife- rencias entre las distintas ingenierí- as. En la de Caminos, que es de la que puedo opinar, hay Erasmus que estudian en otros países y en nues- tro sector hay empresas constructo- ras españolas que están comprando otras fuera del país. Se puede decir que el nivel de la ingeniería de Caminos es alto, e incluso superior al de los ingenieros anglosajones. En general, tenemos todos una for- mación científica y matemática, pero los sectores y la antigüedad son diferentes, así que hay elemen- tos diferenciadores dentro de todas las ingenierías.

Jesús Félez Mindán . Yo puedo con- testar con datos, y en nuestra escuela de Industriales tenemos en este momento un 30% de cada promoción que se marcha al extranjero. Unos 80-90 alumnos con doble titulación acaban traba-

jando fuera de España. Los resulta- dos académicos son buenísimos y en 15 años de experiencia tan sólo dos alumnos no han superado los programas.

Enrique Gutiérrez Bueno . Yo estoy de acuerdo con lo que dice Juan, hay diferentes conocimientos entre

los ingenieros, pero yo destacaría la formación del ingeniero con cono- cimientos sólidos de 5-6 años. Pare-

ce que ese perfil es el que demanda

Europa. En ese sentido, igual de

bien sale un ingeniero de Caminos que uno de Minas, porque la filoso-

fía es la misma y eso es lo destaca-

ble; no tendríamos que perder ese perfil.

Guillermo Cisneros. Quiero seña- lar que los centros con los cuales, en mi escuela, estamos “casados”

a efectos de doble titulación e

intercambios internacionales están relativamente inquietos por si vamos a cambiar en España las cosas tal y como están ahora. Ellos se preguntan si serán capaces de seguir intercambiando con noso-

tros, porque, según lo que están oyendo, ellos titularán a los inge- nieros como postgrado y nosotros como grado, con menos formación que ellos.

En EE.UU. también tenemos inter- cambios con estudiantes, en este caso becados por empresas imbri- cadas en el tejido universitario. Lo que allí se les exige a los estudian- tes es haber sobrepasado el cuarto año universitario. Allí obtienen, para la titulación de ingeniero, un master equivalente a nuestro quinto año de carrera.

Jesús Félez Mindán. Desde luego la doble titulación a nivel de grado no

se va a mantener, eso está claro.

bit 162 ABR.-MAY. 2007

23
23

Café de Redacción

“El futuro de un país está en la capacidad de gestionar profesionales con conocimientos complejos
“El futuro de un país está en
la capacidad de gestionar
profesionales con
conocimientos complejos que
puedan resolver realidades
complejas”

Enrique Gutiérrez Bueno

El descenso del alumnado

¿Cómo puede afectar a las

Escuelas de Ingeniería la disminu- ción progresiva del número de

alumnos?

bit
bit

Jesús Félez Mindán. En estos momentos es superior la demanda de ciclos largos que las de ciclo corto. Uno de los motivos de la bajada de demanda es por el des- censo demográfico, pero no está afectando a la mayoría de las ingenierías.

Antonio Puerta Notario. Nosotros empezamos impartiendo ingeniería de telecomunicación en exclusiva, y por una decisión de la Junta de Andalucía introdujimos también ingenierías de primer ciclo. En nues- tra universidad hay un cierto equili- brio en la demanda de ambas titula-

24
24

bit 162 ABR.-MAY. 2007

ciones, pero a veces la realidad se impone y personas que optaron en su día por una carrera larga tienen que cambiar a un horizonte posible más corto de tres años. Globalmen- te, sí se ha producido un notable decrecimiento en la demanda. Nuestro sistema universitario tiene un tamaño excesivo, incluso más allá de las perspectivas sensatas. Creo que tendríamos que aprove- char la oportunidad que se nos pre- senta ahora para introducir ajustes, favoreciendo la presencia de las carreras cortas, sin menoscabo de su calidad y, sobre todo, no desmante-

lando la excelencia en las ingenierí-

as

superiores, de ciclo largo.

Hay demasiadas escuelas. Duran-

te

mucho tiempo, para los jóvenes la

única posibilidad socialmente dese- able era el título universitario, lo que ha llevado a descuidar los niveles intermedios de formación. En cierto modo, creo que la juventud está dando una lección, buscando actualmente otras salidas alternati- vas a la universidad.

Nuestro sistema universitario en ingeniería se tiene que adecuar a la realidad actual y mantener su atrac- tivo, no alargando la duración mínima de su oferta. En resumen, carreras cortas y accesibles de tres años más proyecto de fin de carre- ra, aunque se les cambie el nombre

y se llamen grado. Pero, mante-

niendo también la carrera superior

que tan excelentes resultados ha venido dando.

Guillermo Cisneros. ambién ocurre que hay estudiantes que entran en una ingeniería técnica y en un futu- ro pueden pasar a la ingeniería superior, buscando una formación diferente y, por tanto, otros hori- zontes profesionales. Como decía Antonio, está la necesidad de una ordenación para aplicar unos crite-

rios de calidad, que todavía no están definidos pero que habría que definir. Y parece lógico que aspiremos a que se realice con baremos de calidad contrastada a nivel europeo.

En cuanto a la ingeniería de tele- comunicación, es cierto que se produjo una importante bajada de la demanda, quizá por la rapidez de nuestro sector, con sus picos e incluso los conocimientos técnicos que se tienen que renovar cada dos años. A esto se suma que en el año 2002 ocurrió el “pinchazo de la burbuja”, pero ya hace un par de años que nuestro sector está en un crecimiento mucho más ordenado, por lo que esperamos que se siga consolidando la demanda en el futuro.

Quería resaltar que este déficit universitario no es un fenómeno exclusivo de la ingeniería y está ligado al fin del baby boom, luego, también, es un proceso social.

Juan A. Santamera. En el caso de Caminos ahora hay una nota de corte estabilizada, pero hace unos años la nota de ingreso era de 5, porque no había suficiente deman- da. Así que tenemos este tipo de oscilaciones.

La LOU y Bolonia

Cómo sabéis, en el nuevo esce-

nario que parece dibujarse, no habría Escuelas de Ingeniería Téc-

nica ni Escuelas Técnicas Superio-

res, sino Escuelas de Ingeniería

evidente que este modelo tendrá un impacto sobre el futuro de las Ingenierías. ¿Cuál es vuestra opi- nión al respecto?

Es

bit
bit

Jesús Félez Mindán. La ley recien- temente aprobada ( LOU) establece

que sólo habrá escuelas y faculta- des, que difiere del modelo habido hasta ahora con escuelas universita- rias de ingeniería técnica y escuelas técnicas superiores.

La ventaja del grado y del master en otras carreras, que no son las ingenierías, es que en otras licen- ciaturas no había una diplomatura por debajo.

Antonio Puerta Notario. Esto no es novedad en la Escuela que dirijo, donde ya impartimos simultánea- mente Ingeniería Técnica e Ingenie- ría Superior. Por otra parte, parece haber empeño en ignorar que en la ingeniería en general, y la de tele- comunicación en particular, ya lle- vábamos décadas con un modelo Bolonia, además, realizado inteli- gentemente. Es decir, carreras fina- listas de tres años nominales más proyecto de fin carrera, las ingenie- rías técnicas, otra carrera de primer ciclo, que es el primer ciclo de la ingeniería superior, y luego un segundo ciclo, conducente al actual título de ingeniero, que no excluye la posibilidad de que, de forma controlada, los titulados de ingeniería técnica puedan acceder a él.

Por el contrario, en lo referente a las ingenierías, el esquema que pro- pone el ministerio difiere del que mayoritariamente se está imple- mentando en Europa, que son carreras más cortas de tres años, para darle luego más contenido al master. Es decir, algo parecido a lo que tenemos aquí.

En cuanto a la vertiente metodo- lógica de Bolonia, en la ingeniería ya llevamos muchas décadas en ello. Por ejemplo, en mi Escuela todas las actividades de laboratorio configuran asignaturas indepen- dientes, y se trabaja en grupo y en

torno a proyectos, se elaboran estu- dios previos y memorias, que se evalúan. Así que, al menos para las ingenierías, estas metodologías no son novedad.

Guillermo Cisneros. Parece igno-

rarse que en la ingeniería en gene- ral, y la de telecomunicación en particular, ya llevábamos decenios con un modelo Bolonia con grado master, realizado además inteligen- temente. Pero esto se pretende pre- sentar ahora como nuevo. Respecto

a las ingenierías, el esquema que

propone el ministerio disiente con lo que mayoritariamente se está implementando en Europa, que es, por un lado, carreras más cortas de tres años y, por otro, un nivel de máster como etapa final de la for- mación para ser ingeniero.

Por otra parte, en la ingeniería llevamos ya decenios con metodo- logías que ahora se presentan como novedosas. En mi escuela

todas las asignaturas de laboratorio son asignaturas independientes, y

se trabaja en grupo y en el entorno

de proyectos, así que para las inge-

nierías estas metodologías no son novedad.

Juan A. Santamera . Yo quería añadir que en la ingeniería ya estamos en Bolonia desde hace mucho tiempo. Creo que al ingeniero técnico habría que darle el grado y al supe- rior el master.

Antonio Puerta Notario. Pero, ade- más, con una opción adicional en

el nivel de grado, que es el primer

ciclo de la ingeniería superior, con

más fundamentos, con más mate- máticas, lo que es necesario desde las primeras etapas de la formación para acceder de forma eficiente a los niveles superiores del conoci- miento. Reitero que, en mi opi- nión, ya estábamos en una Bolo-

nia, incluso mejorada en posibili- dades, antes de que surgiera todo este proceso.

Juan A. Santamera. En mi caso, yo tengo la experiencia de la escuela privada Alfonso X El Sabio, y allí están llegando ingenieros técnicos de Obras Públicas a 4º curso y están saliendo directamente, o sea, que sería Bolonia.

Jesús Félez Mindán. En mi opinión en acceso al master no puede ser directo, dependiendo de los prime- ros ciclos, porque son diferentes. Uno de ellos sería finalista, con una salida profesional clara y te capaci- taría para el trabajo, pero hay otros primeros ciclos que están pensados más en darles continuidad con un master.

están pensados más en darles continuidad con un master. Jesús Félez Mindán “Desde el punto de

Jesús Félez Mindán

“Desde el punto de vista de la

ingeniería civil, para las

empresas, el cambio en la

doble titulación de ingenieros

sería destruir un capital que

tiene España”

bit 162 ABR.-MAY. 2007

25
25

Café de Redacción

Café de Redacción Antonio Puerta Notario “Nuestro sistema universitario se tiene que adecuar a carreras cortas

Antonio Puerta Notario

“Nuestro sistema

universitario se tiene que

adecuar a carreras cortas y

accesibles de tres años más

proyecto fin de carrera,

aunque se llamen grado,

pero hay que mantener la

carrera superior que tan

excelentes resultados ha

venido dando”

De todas formas hay una cosa que yo creo que no funciona bien y es el caso de algunos accesos del primer ciclo al segundo ciclo.

Creo que es importante dejar claro que, aunque la prensa anuncia que en el 2010 todas las titulaciones serán iguales, eso es radicalmente falso. En Europa los estudios con estructuras largas tienen un ciclo de 3+2 y aquí el planteamiento es de cuatro o más lo que se pueda. Se mantienen las estructuras integradas de tiempo y formación, cosa que aquí están borradas del mapa.

Juan A. Santamera. En cualquier caso, no entiendo por qué se hace

26
26

bit 162 ABR.-MAY. 2007

bandera de Bolonia, cuando hay gente que ya habla de fracaso por la disparidad. Nosotros tenemos un 55% de troncalidad y no se puede pretender de Bolonia unos títulos homogéneos, más que un grado y un master, y eso ya lo cumplimos.

Yo tengo la experiencia de algu- nos alumnos de mi escuela que iban a Sudamérica y equiparaban el título al de ingeniero civil y para dirigir determinados proyectos se exigía una maestría, así que tenía que certificarles un “master en algo” a los ingenieros de Caminos para solucionarlo. A mí me parece falso creer que Bolonia es un modelo único.

Jesús Félez Mindán. Además, los únicos países que están planteán- dose ese modelo no son precisa- mente los más desarrollados, como Bulgaria y Turquía.

Juan A. Santamera. En Europa, Bolonia no es un todo con el mismo patrón, hay ciclos de 3+2, hay 0+5 compatible con 0+3 en otros países. Este es el caso de Fin- landia, que está a la cabeza de la educación en todos los niveles, Noruega, Suecia, Francia, Alema-

nia, Italia, Portugal

y en el otro

lado, los que no se adaptan; Bulga- ria y Turquía, que son los que se están planteando un sistema pareci- do al de España.

Hay espacio para unas atribucio- nes diferenciadas en el grado con respecto al postgrado. En el futuro esquema de Bolonia hay un espa- cio para esas atribuciones, porque ya es legal y se viene desarrollando en España.

También hay que basarlo en cri- terios de calidad y en criterios de contenidos, es decir qué sabe y en dónde lo ha aprendido, y entonces

habrá un mecanismo para poder aceptar a los alumnos en el segun- do ciclo.

Enrique Gutiérrez Bueno. Es importante destacar que el futuro de un país está en la capacidad de gestionar profesionales con conoci- mientos complejos que puedan resolver realidades complejas. Esa es la clave de la garantía del pro- greso y estamos hablando de la existencia, o no, de este tipo de profesionales. Y eso es lo que tene- mos que decidir, qué tipo de inge- nieros queremos tener.

Quiero aclarar que no estamos hablando de cuatro años lectivos. En realidad, esos 240 créditos del Grado corresponden a tres años lectivos, más uno dedicado al pro- yecto fin de carrera, prácticas en empresas, etc. En realidad son tres años, porque luego hay una serie de trabajos que no se pueden con- siderar un año lectivo más.

Jesús Félez Mindán. Es importante que existan los dos tipos de inge- niería, el de perfil más aplicado y el de perfil más amplio.

Yo creo que se ha cometido un error como es el proceso de abrir los postgrados antes de los grados y ahora no se debería repetir el error de abrir los títulos de grado sin tener claro el tema de las profesio- nes reguladas.

La nota de corte

¿Cómo puede afectar a la ense-

ñanza de la ingeniería la bajada de la nota de acceso?

bit
bit

Antonio Puerta Notario. Hay ele- mentos preocupantes, como el ren- dimiento de la enseñanza universi- taria. Hoy en día es un clamor algo que antes estaba anatemizado: el

deterioro del sistema educativo en la enseñanza secundaria, que repercute muy negativamente. Por otra parte, con un criterio estadísti- co, no se puede seguir con mucho éxito una ingeniería cuando se tiene un 5 en selectividad, que es la nota de acceso en la práctica totalidad de las Escuelas, por el descenso en la demanda. Por todo ello, la presión que se ejerce para elevar el rendimiento, medido como tasa de titulados frente a estudiantes que ingresan, conduce

a una situación complicada. Bus- quemos soluciones que incluyan salidas más asequibles.

Enrique Gutiérrez Bueno. El pro- blema es que, de ponerse en mar-

cha esta reforma, sus efectos nega- tivos sólo se van a notar dentro de 10 años, como sucedió con la LOGSE. Ahora estamos a punto de empezar un proceso parecido y tenemos que denunciarlo, porque

es ahora cuando sabemos que se va

a deteriorar la formación del inge- niero en España. Después, será imposible dar marcha atrás.

Guillermo Cisneros. El sector empresarial conoce la calidad del ingeniero de cinco años que sale de nuestras escuelas y sigue deman- dando eso. La velocidad con la que se está produciendo todo hace que tengamos que enseñar a nuestros estudiantes que “aprendan a apren- der”. Así es el perfil del ingeniero de ciclo largo, el que está demandado por toda Europa para los ingenieros.

Sin embargo, el actual sistema de secundaria y de bachillerato no es suficiente para entrar en la Univer- sidad en general, y te encuentras con alumnos que quieren estudiar carreras universitarias de Historia sin saber situar ni la cordillera de Los Andes en el mapa. En el caso de la ingeniería es peor, ya que hay

que tener en cuenta que para la for- mación hay que ir construyendo un bloque necesariamente encima del otro, sin posibilidad de invertir el orden cuando tienes que rellenar las lagunas de formación previa.

Enrique Gutiérrez Bueno. En mi opinión, aunque todas sean importantes, existen profesiones fundamentales para el desarrollo de un país. Se acepta que los abo- gados, los médicos y los arquitec- tos tienen que estudiar al menos cinco años para ejercer su profe- sión. Es absurdo que no esté ahí, en ese nivel, la ingeniería. De no estarlo en el futuro, sufriremos las consecuencias.

Competencias académicas y atribuciones profesionales

Me gustaría suscitar otro deba-

te, en el que los -Colegios Profesio- nales se ven directamente implica-

dos: en los documentos elaborados por el MEC, se habla, en primer lugar, de del Registro de Títulos, en lugar de Catálogo de Títulos, y en segundo, de la separación entre las competencias académicas y las atri- buciones profesionales. ¿No creéis que esto puede suponer un cierto “caos” en la definición de los futu- ros títulos? ¿Quién velará por una cierta uniformidad en el contenido de los títulos? ¿Cómo veis esta sepa- ración entre competencias acadé- mica y atribuciones profesiona- les?¿No creéis que la Universidad Española está poco acostumbrada a procesos de evaluación y acredita- ción, como sucede en EE.UU.?

bit
bit

Jesús Félez Mindán. Es cierto que al haber un registro de títulos puede haber un caos en denominación y en contenidos. Habrá que respetar unos requisitos académicos y de calidad. El control vendrá a través de las profesiones reguladas y

Guillermo Cisneros
Guillermo Cisneros

“En los centros con los que en

mi escuela hacemos

intercambio para la doble

titulación están inquietos por

si vamos a cambiar en España

las cosas tal y como están

ahora”

habrá una lista de ellas que en este momento no está definida. En esa lista se tendría que poner el control, y la intención del ministerio es fijar unos criterios de verificación profe- sional y parece lógico que sean equivalentes a las directrices actua- les de los títulos. Yo creo que está relativamente controlado si se hace bien, pero claro, en este momento está sin definir todo el proceso.

Antonio Puerta Notario. El resulta- do es que en este momento existe cierta inquietud porque sigue sin estar escrita en ninguna parte esa definición. Existe el miedo de que se diga una cosa y, finalmente, se acabe haciendo otra.

José Ignacio Alonso. Pero pensad que puede haber Universidades

bit 162 ABR.-MAY. 2007

27
27

Café de Redacción

que estén pensado en titulaciones

adaptadas al nuevo marco para que entren en vigor en el curso 2008-

2009.

Enrique Gutiérrez Bueno. A mí me parece que la Administración, en este caso el Ministerio de Educa- ción, está intentando una cosa muy razonable: pasarle el problema a las Comunidades Autónomas, que tienen transferidas en materia de educación.

Lo que hay que establecer en profundidad, y eso ha de hacerse a nivel nacional, es qué atribuciones tiene la ingeniería de cuatro años y cuáles las de cinco o seis años.

Jesús Félez Mindán. En el marco normativo español actualmente la lógica nos lleva a realizar ciclos cortos y tenemos precedentes en los que los actores para decidir este tipo de cosas son los Colegios Pro- fesionales, el ministerio sectorial y el de Educación, es decir, las uni- versidades que tienen bastante que decir.

José Ignacio Alonso . Yo soy un poco más pesimista con respecto a esa opinión. Yo lo que vi es que íba- mos con deseos de trabajar sobre esto. Bien es cierto que reconocie- ron la debilidad en los documentos elaborados del ministerio, ya que no había uno en el que se regula- ban las atribuciones y las profesio- nes reguladas. Esta es mi percep- ción, ellos reconocieron manifies- tamente que les faltaba ese docu- mento.

Enrique Gutiérrez Bueno. Creo que los ingenieros técnicos tienen un planteamiento erróneo de entrada. Enfocan el problema desde el enfrentamiento de intereses entre los dos niveles de ingeniería actua- les. Sin embargo, estamos hablan-

28
28

bit 162 ABR.-MAY. 2007

do del ingeniero español del futuro, no del de hoy. En esta pelea, van a conseguir que acabemos todos con cuatro años en el montón, y la competitividad de nuestro país, y la ingeniería, salgan perjudicados.

Guillermo Cisneros. Si sale una normativa de tipo académico y no tiene inmediatamente una asigna- ción relativa a atribuciones de las profesiones reguladas, en ese tiem- po, se creará una incertidumbre. Así que si se crean nuevos titulados conforme a la nueva normativa aca- démica, y no está claro lo que puede hacer cada uno en el mundo profesional, se van a hacer cosas sobre las que será muy difícil volver atrás para ordenarlas. Y desde la perspectiva del estudiante, si ve que está todo por definir pensará ¿dónde me he metido yo?

Jesús Félez Mindán. Tenemos que pensar que como universidad o escuela no tendríamos que entrar en batallas que no sabemos adónde van. Si me ponen en la tesitura de empezar un plan nuevo con el esquema de Bolonia, sin saber qué va a pasar, me planto y sigo con el antiguo.

El papel de los Colegios Profesionales

bit
bit

Creo que en este nuevo marco es más necesaria la colaboración en- tre los Colegios Profesionales y la Universidad, no sólo para abordar el tema de las profesiones reguladas y lo que conlleva, sino para contribuir a cla- rificar el futuro escenario de las ti- tulaciones y la profesión. ¿Qué pensáis al respecto?

Jesús Félez Mindán . Yo por mi parte puedo decir que llevamos dos años de la mano en todo. Todas las visi- tas que hemos hecho al ministerio las hemos hecho conjuntamente

colegios y escuelas, y eso para el ministerio es muy importante. Y si el resto no está en esta situación lo deberíais estar. Hubo uno que me dijo un símil de que esto no es un partido Madrid contra Barcelona, esto es jugar un partido de la selec- ción.

Juan A. Santamera . Yo creo que esa imagen de unidad debería darse y creo que todas las ingenierías son importantes, pero aquí estamos tres que tienen la mayor parte del peso de este país. Creo que tendría que ir el colegio con la universidad, pero todos juntos, es decir; los tres deca- nos con una representación de la sectorial.

Nosotros tenemos una gran iden- tificación con el Colegio, me refie- ro a la Superior. Sin embargo,

Juan A. Santamera “Resulta preocupante el rendimiento de la enseñanza universitaria: no se puede seguir
Juan A. Santamera
“Resulta preocupante el
rendimiento de la enseñanza
universitaria: no se puede
seguir con éxito una
ingeniería cuando se tiene
un 5 en la selectividad”
hemos creado una conferencia intersectorial entre Obras Públicas y Caminos cuando hemos ido al ministerio.

hemos creado una conferencia

intersectorial entre Obras Públicas

y Caminos cuando hemos ido al ministerio.

Conclusiones

Jesús Félez Mindán. Que los resul- tados académicos y de inserción laboral se demuestra con todos los sistemas de intercambios y de dobles titulaciones.

El único reto es que ese grado tiene que tener también alguna sali- da profesional y nosotros le hemos hecho una propuesta al ministerio para que así sea.

Juan A. Santamera. Desde el punto

de vista de la ingeniería civil, quie-

ro resaltar que para las empresas, el

cambio en la doble titulación de ingenieros sería destruir un capital que tiene España.

Antonio Puerta Notario. Es importante la necesidad de man-

tener un título de grado adicional

a las opciones de carácter más

finalista, con amplios contenidos en fundamentos y ajustado espe- cialmente para estudiar ingeniería desde una perspectiva del mayor nivel posible.

Guillermo Cisneros. En ingeniería hay un principio básico que dice que si algo funciona no lo toques,

y esto es lo que ocurre actual-

mente con la formación en inge- niería que damos en nuestras Escuelas, plenamente aceptada en Europa por las empresas, y con intercambios internacionales con los centros universitarios de mayor prestigio.

Enrique Gutiérrez Bueno. Sí, sería como banalizar y bajar el nivel del conocimiento de la ingeniería en España con lo que eso supone.

Ha habido algunos años en los que hemos sido capaces de cam- biar como ningún otro país, de

sacar el máximo rendimiento a la ayuda de Europa y hoy somos la referencia para otros países que entran en la Unión. Yo creo que ello ha sido posible porque había empresas suficientes y con el tamaño adecuado para crecer y, también, porque había profesio- nales formados y capaces de asu- mir ese reto. Estos dos elemen- tos, empresas y profesionales, son los que hacen progresar a un país. El capital humano no hay que destruirlo. Insisto en que es muy importante tener profesio- nales capaces de gestionar pro- yectos interdisciplinarios y com- plejos.

José Ignacio Alonso. Antes he uti- lizado la palabra “caos”, pero sería razonable clarificar el tema de las profesiones reguladas y las atribuciones profesionales, así como las futuras titulaciones en el campo de la Ingeniería. Se puede correr el riesgo de una prolifera- ción de titulaciones.

bit 162 ABR.-MAY. 2007

29
29

Café de Redacción

Declaración de la Ingeniería

Madrid, 10 de abril de 2007

Los ingenieros españoles critican las pretensiones del Ministerio de Educación sobre el futuro de los estudios de inge- niería

• Consideran que constituyen un grave error para el nivel de competencia de España y amenazan con utilizar todos los medios a su alcance para impedirlo

En una Declaración de fecha 10 de abril de 2007, los ingenieros españoles denuncian lo que consideran una grave equivocación del Ministerio de Educación, que en el marco de la adaptación al espacio europeo de educación supe- rior, pretende reducir la formación en ingeniería a un solo nivel de cuatro años, cuando en la mayoría de los países de nuestro entorno se ha mantenido un mínimo de cinco años para poder acreditarse como ingeniero. Por otro lado, el Ministerio pretende terminar con la regulación de la actividad de los ingenieros, con una jurisprudencia histórica a sus espaldas, así como conceder las atribuciones profesionales que hoy ostentan ingenieros con cinco y seis años de formación, a los futuros ingenieros de cuatro años de estudios. Otro error del Ministerio es pretender sustituir la formación que se adquiere con estudios de grado por años de experiencia profesional, lo que en nada tiene que ver con el proceso de Bolonia. Los ingenieros lamentan que el Ministerio haya acometido esta reforma educativa sin con- tar con la participación de los colectivos que representan y aseguran que utilizarán todos los medios a su alcance para evitar lo que consideran una gravísima equivocación en el diseño de nuestra futura educación superior, que ase- guran tendrá consecuencias negativas impredecibles para la competitividad de España.

INTRODUCCIÓN

Los ingenieros españoles hemos recibido abiertamente y con la mejor disposición el proceso de Bolonia encaminado a crear el Espacio Europeo de Educación Superior.

Es connatural con nuestra profesión la evolución constante, el diseño, tratamiento y ejecución de nuevos planteamien- tos tecnológicos, empresariales y sociales, y en esta línea Bolonia ha sido objeto de la mejor consideración y atención por nuestra parte.

Las carreras de ingeniería superior son, por su propia esencia, las llamadas a mejorar el desarrollo industrial y el nivel de I+D+i en España, como lo han hecho en los últimos cien años.

Es de señalar que hoy por hoy, y antes del proceso de Bolonia, las carreras españolas de ingeniería han venido gozando del respeto, prestigio y reconocimiento de las grandes Escuelas Politécnicas Europeas.

Nuestros estudiantes hace años que se mueven sin complejos en esos países y nuestros titulados están reconocidos y muy demandados en el mundo laboral, tanto nacional como europeo.

En Ingeniería de Caminos, Industriales, ICAI, Telecomunicaciones, Aeronáuticos etc., no existe prácticamente paro, por- que las carreras son buenas, los alumnos salen bien preparados y la sociedad los demanda.

LA DURACIÓN DE LAS CARRERAS LIMITA LA COMPETITIVIDAD DE ESPAÑA

Las carreras superiores de ingeniería no pueden estudiarse en menos tiempo. Necesitan al menos el que tienen ahora para lograr mantener el nivel necesario de competencia.

Si se rebaja ese nivel y se otorgan las actuales atribuciones de los ingenieros al futuro nivel de Grado (cuatro años inclui- do proyecto, prácticas y formación complementaria), los estudiantes de ingeniería españoles se quedarán muy limitados en su competitividad frente a los europeos.

30
30

bit 162 ABR.-MAY. 2007

Declaración de la Ingeniería

Madrid, 10 de abril de 2007

Recientemente, el Consejo de Cooperación Económica ha elaborado un documento titulado “Competitividad Española 2007”, apadrinado por los gobiernos de Italia, Francia, Portugal y España.

En este informe se reconoce el fuerte dinamismo de recuperación realizado en España en los últimos cinco años y advier- te de ciertos desequilibrios que sufre la economía del país, así como de las deficiencias de su sistema educativo.

Por ello aconseja elevar el gasto por estudiante de 6.150 euros a 9.200, que es el nivel medio en Europa, y sobre todo eliminar la “barrera infranqueable existente entre la Universidad y la empresa”.

No parece lógico que, frente a una recomendación de elevar el gasto en educación en un 50%, se plantee disminuir dis- minuir el número de años y la preparación en las Carreras de Ingeniería Superior.

SITUACIÓN EN EUROPA

En Europa la implantación del proceso de Bolonia se ha llevado ya a cabo en un 80% del total de los Estados europeos. Como tónica general se han mantenido dos niveles de ingeniería y el superior corresponde a estudios con periodos de duración de entre cinco y seis años.

Este es el caso de Francia, Alemania, Reino Unido, Suecia, Italia, Holanda, Finlandia, Portugal…… entre otros. Hasta el momento la opción de una única ingeniería de 4 años solo está siendo considerada por Bulgaria, Croacia y Turquía.

El mantenimiento de los dos niveles de ingeniería ha sido y es una posición europea reconocida, tal como se manifestó en la Asamblea General de la Federación Europea de Asociaciones Nacionales de Ingeniería (FEANI), celebrada el 1 de Octubre de 2004 en Malta, en donde por unanimidad se aprobó que “ es denominador común de los países europeos la existencia de dos niveles diferenciados de ingeniería y que ambos son valiosos y necesitan ser preservados”.

Es igualmente una posición generalizada en Europa la necesidad de disponer de titulaciones de ingeniería de nivel mas- ter de duración mínima de cinco años, ante la creciente complejidad industrial actual y el aumento y evolución cons- tante de las tecnologías que demandan formaciones profesionales cada vez más exigentes.

En esta línea, Bolonia no es en absoluto un proceso de convergencia hacia una única titulación, sino un reconocimien- to de las cada vez mayores exigencias en el campo de la ingeniería. Precisamente, y respondiendo a ello, es por lo que los países europeos se han decantado por mantener dos niveles con formación y responsabilidades bien definidas.

CONSECUENCIAS Y RIESGOS DE LOS PLANTEAMIENTOS DEL MEC

En el proceso de implantación de Bolonia en España, el Ministerio de Educación y Ciencia parece inclinarse por una única titulación de ingeniería de cuatro años, en contra de la posición europea generalizada de disponer de titulaciones con mayor nivel de formación.

Otra propuesta que parece considerar el Ministerio de Educación y Ciencia, difícilmente justificable, es la de requerir a los estudios de Postgrado una Ley estatal para que puedan tener atribuciones profesionales, lo que determinaría en la práctica que las únicas atribuciones estarían concentradas en el Grado de cuatro años.

Se plantea así que las capacidades profesionales del futuro graduado de cuatro años sean las mismas que las de un titu- lado con seis años formación universitaria

Desde un punto de vista estrictamente social y de interés general, se restaría así a la sociedad la garantía que lleva implí- cita el que determinados trabajos, en función de su complejidad y nivel de exigencia, sean hechos por aquellos mejor preparados, generando una discriminación evidente en la calidad y propiciando un mayor riesgo para la ciudadanía.

bit 162 ABR.-MAY. 2007

31
31

Café de Redacción

Declaración de la Ingeniería

Madrid, 10 de abril de 2007

Las ingenierías son profesiones reguladas, es decir, tienen definidas sus competencias y atribuciones de manera oficial a través de decretos, sentencias judiciales y legislaciones estatal y autonómicas vigentes.

Esto es totalmente necesario dadas las consecuencias de todo tipo (sociales, económicas, de desarrollo etc.) que conlle- van las actividades de nuestra profesión. El Ministerio de Educación y Ciencia muestra reticencias en el mantenimiento de esta condición para las ingenierías, lo que esboza una situación de indefinición sobre quien realiza cada tipo de tra- bajo, al mismo tiempo que deja libertad para una competencia indiscriminada que afectará a la eficacia y calidad de los trabajos a realizar.

La sociedad necesita estar a cubierto de este tipo de situaciones para poder disponer de los servicios adecuados con todas las garantías aplicables. Si las ingenierías no siguen siendo profesiones reguladas, no podrán establecer los proce- sos necesarios de control para asegurar al país la calidad, seguridad y economía de sus trabajos.

Otro riesgo grave es la definición y aplicación del proceso de acceso a las nuevas titulaciones de Grado desde las exis- tentes actualmente. El Ministerio ha planteado la posibilidad de que la experiencia puede convalidar la mayor forma- ción exigida en el Grado, a titulaciones actuales que tengan menor formación.

Es decir, se confunde, peligrosamente, lo que es conocimiento adquirido a través de la formación en las aulas, con las habilidades generadas en el ejercicio de la profesión. No queremos pensar que este tipo de iniciativas, que consideramos de riesgo y poco formales, se extienda a los procesos de acreditación de profesionales extranjeros que, en gran número, va a propiciar la implantación de Bolonia.

COMENTARIOS FINALES

Nuestro deseo hubiera sido mantener una comunicación continuada con la Administración a través de la que hubiéra- mos podido analizar y discutir las posibles acciones a tomar. La realidad es que la información recibida ha sido, siem- pre, incompleta y reducida a las posibles iniciativas en estudio.

Las decisiones del Ministerio nos han llegado, básicamente, a través de documentos prácticamente cerrados por su parte (aunque todavía sean borradores) y por noticias que el Ministerio ha trasladado a los medios de comunicación (por cier- to, en fechas vacacionales como Navidad y Semana Santa).

En estas condiciones, nuestra labor ha sido difícil y la información, además de incompleta, ha estado llena de sombras e indefiniciones, por lo que nuestra participación ha sido sustantivamente mediatizada.

La ingeniería superior quiere trasladar a la sociedad su compromiso con el presente y el futuro de nuestro país y con este objetivo irrenunciable, utilizará todos los medios a su alcance para evitar lo que en estos momentos se muestra como una gravísima equivocación en el diseño de nuestra futura educación superior que tendría consecuencias negativas imprede- cibles para España.

Colectivos firmantes:

Instituto de la Ingeniería de España, Unión Profesional de Colegios de Ingenieros, Asociación de Ingenieros Aeronáuticos de España, Asociación Nacional de Ingenieros Agrónomos, Asociación de Ingenieros de Caminos Canales y Puertos, Aso- ciación de Ingenieros del ICAI, Federación de Asociaciones de Ingenieros Industriales de España, Asociación Nacional de Ingenieros de Minas, Asociación de Ingenieros de Montes, Asociación de Ingenieros Navales y Oceánicos de España, Aso- ciación Española de Ingenieros de Telecomunicación, Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos de España, Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Agrónomos, Colegio de Ingenieros de Caminos Canales y Puertos, Colegio Nacional de Ingenieros del ICAI, Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales, Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas, Colegio de Ingenieros de Montes, Colegio Oficial de Ingenieros Navales y Oceánicos, Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación.

32
32

bit 162 ABR.-MAY. 2007