5.1.3.

Ciclón
Las partículas gruesas se separan de la corriente de gas en un
separador de ciclón de gran eficacia. Las cenizas retenidas
procedentes del gasificador, se recogen en un cenicero que puede
abrirse por el fondo para su limpieza regular.
5.1.4. Separador de choque
Las partículas de tamaño intermedio y la mayor parte de las finas
se extraen del gasificador en un separador de choque de diseño
especial. Este separador está aislado a fin de eitar la
concentración de apores y permitir el paso del gas caliente !por
encima de "#$%&' al filtro de tela de fibra de idrio.
2.4. Diseño de sedimentadotes
El diseño de un sedimentador, como el de cualquier otra operación básica de separación,
consiste en establecer una relación entre los cambios esperados o impuestos a un sistema
problema y los requerimientos de tiempo a transcurrir y(o el tamaño útil del recinto
preciso para llear a cabo tal transferencia. )unque el tratamiento que recibe en la
bibliografía el diseño de sedimentadores es aparentemente atípico en comparación con los
formalismos de diseño utilizados en otro tipo de operaciones básicas de transporte o
transformación, las analogías entre el diseño de este tipo de separadores y el de otras
operaciones unitarias es eidente (7!"#.
$i%.7. Dia%ramas de &lu'o de in&ormación de una unidad de proceso( a.
$orma %eneral) *. Con&i%uración para un sediementador separati+o) c.
Con&i%uración para un sedimentador anal,tico (3-#.
*i se trata de un separador anal,tico, la clae será relacionar biuníocamente la cinemática
obserable + elocidad o desplazamiento+ con los descriptores de susceptibilidad + masa,
forma, rugosidad y tamaño de la fase particulada+ . *i se trata de un separador de
proceso, el ob,etio es incular la cantidad de materia desplazable a la disponibilidad de
espacio para que este desplazamiento separatio tenga lugar !-ig..'.
2.4.1. Sedimentadores analíticos
Los principales sedimentadores analíticos son de dos tipos, en correspondencia con los
mecanismos obserados/ Los %ranulom.tros y los sedimentómetros. Los primeros
constituyen uno de los más releantes grupos de analizadores de tamaño de part,culas, y
a0n siguen siendo hoy día insustituibles referentes de calibrado para otras t1cnicas. 2e
hecho, y habida cuenta de que tamaño y forma son conceptos polis1micos, no exentos de
ambig3edad, las t1cnicas de análisis han de seleccionarse de forma que el tipo de tamaño
suministrado por la t1cnica elegida sea el más adecuado a la fenomenología que se tenga
entre manos. 4o es lo mismo alorar la granulometría en un pigmento de recubrimiento
superficial que en el diseño de un filtro o de un sedimentador, ni tiene la misma significación
la distribución en frecuencia num1rica con la distribución en frecuencia másica, por lo que los
descriptores morfológicos han de ser los adecuados a cada situación so pena de que el
análisis granulom1trico no sira absolutamente para nada !5' !-ig.6' (151-1"#
$i%.!. /lementos t,picos de un anali0ador %ranulom.trico( el caso
particular de los sedimentómetros di&erenciales.
La introducción de mecanismos más depurados de detección óptica y electromagn1tica, así
como como la casi ilimitada capacidad de procesado de datos mediante ordenadores
acoplados + balanzas, lumosedimentadores, etc... ha permitido configurar t1cnicas muy
potentes en el diseño preliminar de clarificadores. El análisis granulom1trico permite conocer
la cuantía relatia y absoluta de cada fracción granulom1trica y, por tanto, incular la
eficacia de separación a unos determinados rangos de tamaño !7er de nueo la -ig.5'. El
segundo tipo de analizadores, tambi1n llamados jar-tests, suministran
datos de elocidad masia de sedimentación a partir del seguimiento del aance del frente
de sedimentos !las pruebas clásicas de agentes coagulantes y floculantes se hacían en
probetas de ensayo que han dado nombre a la t1cnica'. La introducción de mecanismos más
depurados de seguimiento de discontinuidades de primero !interfases' y de segundo órden
!gradientes' y el procesado de datos mediante ordenadores acoplados ha permitido
configurar t1cnicas muy 0tiles !#' en el diseño preliminar de sedimentadores espesadores a
partir de un reducido n0mero de ensayos con efluentes muestra y el recurso de m1todos
clásicos como los de 8oshio9a+:einath.
2.4.2. Sedimentadores separati+os
&omo ya se indicó, el tamaño útil del recinto depende del mecanismo de separación. *i
1ste es un fenómeno de transferencia el tamaño 0til será la superficie eficaz abierta a dicha
forma de transferencia, es decir, la superficie normal al flu,o de propiedad. *i el fenómeno
separador es una sedimentación graitacional, el consumo de energía inculado al transporte
iscoso depende del área de la superficie interfacial, lo que ,ustifica que una mayor superficie
específica signifique una mayor transferencia y por tanto un tiempo de rela'ación más
corto !-ig.;'. *in embargo, la superficie eficaz para el fenómeno macroscópico
dedesplazamiento material será la superficie horizontal !242-27#.
$i%.". /lementos t,picos de un sedimentómetro tipo 'ar1test
a. Relaciones estequimétricas básicas
2e acuerdo con el modelo de sedimentación indiidualizada, el sistema ha de permitir que
cada partícula que se desee retener tenga tiempo suficiente !tiempo de residencia' dentro
del sistema separador como para abandonar la fase móil !suspensión fluyendo por
conección' y recorrer el espacio necesario para ubicarse de forma estable en la fase estática
!sedimento no arrastrable'. <reestablecida una eficacia separadora, la morfología del análisis
granulom1trico determinará el di2metro de corte, 2m, y el diseño de la región de
clarificación habrá de hacerse en función de la retención de esta partícula límite.
$i%.13. /lementos *2sicos para el diseño de un sedimentador real(
a. 4e%iones de un sedimentador) * $ormulación de *alances de materia
2e acuerdo con el modelo de sedimentación impedida + situación que tiene lugar inicialmente
si la suspensión tiene las adecuadas condiciones de concentración y inculación, y que
tambi1n puede producirse en la región de concentración de sedimentos en un clarificador+ el
sistema ha de permitir que el frente de sedimentos que eoluciona con una determinada
+elocidad de sedimentación s abandone la fase móil y quede retenido en la fase
estática, en cuyo seno la estrati&icación ha de permitir la estabilización de la capa de
concentración deseada en el sedimento, de forma que se mantenga el r1gimen estacionario
en la forma indicada en los balances de la -ig."$. <ero, a la ez ha de alcanzarse una
adecuada relación de espesamiento, o, lo que es lo mismo, un razonable rendimiento de
clari&icación .
$i%.11. Con&i%uraciones t,picas de sedimentación( a. $lu'o hori0ontal
lon%itudinal 56o radial) *. $lu'o +ertical 56o radial1+ertical con sección
uni&orme) c. $lu'o +ertical con sección +aria*le) 1. Composiciones
elementales de +elocidades) 2. 7plicación a clari&icación 5 clasi&icación) 3.
7plicación a espesamiento.
b. Condiciones de flujo
La mayor parte de los sedimentadores analíticos suelen ser discontinuos muestreo off-line',
ya que el flu,o relatio no de,a de introducir perturbaciones, aunque sólo sea por efectos de
pared, am1n de bastantes dificultades operatias fáciles de imaginar. Los sedimentadores
fraccionadores o clasificadores sí son más frecuentemente de tipo continuo o, al menos,
utilizan como medio continuo fase fluida como medio de laado o arrastre selectio de una
muestra de suspensión, como es el caso de los elutriadores (25#. En tal caso tiene inter1s
separatio una configuración de flu,o en contracorriente, de forma que seleccionando la
elocidad ascensional se produ,ese una retención selectia estática de partículas cuya
elocidad de sedimentación coincidiese con la elocidad del fluido, o utilizando secciones
diferentes se produ,ese una estratificación estable completa de las distintas fracciones. *in
embargo, una suspensión concentrada +un lodo+ que se comportase próximamente al
modelo de Coe no daría lugar a fraccionamiento (1# . *i el sedimentador operase en las dos
mismas formas descritas, los frentes de la suspensión en el seno del medio fluido se
comportarían como sendas discontinuidades de primer orden, desplazándose, en el caso
ideal, como una onda cuadrada, con una elocidad de sedimentación global que sería función
de la concentración de partículas.
&uando se procesan cargas fluidas, tanto en transferencia como en reacción, se suele operar
uniformizando instantaneamente las condiciones en todo el recinto, de forma que, en el
ámbito de la modelización, los balances de propiedad se plantean como ecuaciones
diferenciales con el tiempo como 0nica ariable. 2istinto sucede cuando esta uniformización
es indeseable tecnicamente o iniable en la práctica = caso de transporte o transformaciones
en el seno de fases sólidas +, en cuyo caso la modelización requiere ecuaciones diferenciales
en el tiempo y en el espacio.
&uando se procesa materia de forma continua, cada una de las fases implicadas lo hace en
unas determinadas condiciones hidrodin2micas, es decir, con una determinada
distribución interna de tiempos de residencia !flu,o progresio uniforme o de pistón, flu,o en
mezcla completa, flu,o diferencial en dispersión etc...'.
)demás, si la transferencia o la reacción se producen entre fases, 1stas se enfrentan de
acuerdo con unas condiciones de contacto + continuo, intermitente + y unas determinadas
pautas de &lu'o !corrientes paralelas de igual o diferente dirección, flu,o cruzado etc...'
estereotipadas por la experiencia. En el caso de sedimentadores es posible encontrar
tambi1n la correspondencia con las formas de operación típicas. >al y como se indica en la
-ig."", la morfología de los sedimentadores espesadores obedece a dos configuraciones
básicas/ Los sedimentadores de &lu'o hori0ontal + los longitudinales, generalmente de
forma rectangular, y los de &lu'o radial generalmente de forma cilíndrica + corresponden al
modelo hidrodinámico de &lu'o de pistón !permítasenos utilizar, por extensión, las siglas
8$S', de forma que existe una correspondencia total entre el tiempo de residencia y la
coordenada horizontal z, así como entre este tiempo y el de operación en condiciones de
sedimentación por cargas. En sedimentadores de &lu'o +ertical, si bien las condiciones
hidrodinámicas de la fase líquida pueden seguir siendo las de flu,o de pistón, en este caso en
la dirección ertical las condiciones hidrodinámicas para la fase dispersa, sensible
selectiamente al campo inercial, son las de un tanque homog1neo (CS9S# (34#. )sí lo
prueba el hecho de que sólo se estabilice en cada región + de hecho, recintos hidrodinámicos
abiertos y en serie+ una 0nica concentración, como consecuencia de que existe una 0nica
densidad de flu,o de sólidos * a tra1s de la sección inferior del tanque !espesador' y una
0nica, mínima, a tra1s de la sección superior !clarificador', !7er -ig."$' (3-#.
)l comparar el comportamiento de un sedimentador espesador con un reactor autocatalítico,
situación que podría tener su equialente en transferencia de materia multicomponente con
fuertes interacciones difusionales !por e,emplo, difusión contra gradiente', se pone de
manifiesto de nueo que operar con un ob,etio de alta densidad de flu,o de sólidos !alta
cin1tica', es decir con un área menor para la misma carga, implica traba,ar con ba,a
compresión de lodos !ba,a conersión', planteándose el problema de optimización en
t1rminos seme,antes en uno y otro caso.
c. /cuaciones de diseño
&on esta información, el cálculo del tiempo de operación o del tamaño del recinto es
inmediato a partir de las formas macroscópica y microscópica del balance diferencial de
propiedad, cuya integración con,unta es función de cuáles sean las pautas de flu,o y las
condiciones hidrodinámicas antes mencionadas !-ig.";'.
&omo se ha indicado, el diseño de sedimentadores clarificadores en r1gimen de flu,o
indiidualizado se basa en la identificación de la partícula límite o tamaño de corte, quedando
fi,ada la concentración de sobrenadante c2 por la fracción de la concentración total
correspondiente a partículas de tamaño igual e inferior. <uesto que en condiciones de
sedimentación indiidualizada es posible alcanzar fácilmente sedimentos compactados, nada
impide utilizar como dato aproximado el que el sedimento abandone la cámara de separación
a su concentración máxima de compactado cm, lo que, en la práctica, reduciría el caudal
inferior ?@ al fluido ocluido en la porosidad externa, lo cual implica obiamente una
sobreestimación del rendimieno de clarificación (33135#.
En el caso de sedimentación masia, los m1todos gráficos de La9idara+:einath y 8oshio9a,
que ieron la luz en una 1poca de gran euforia por este tipo de imaginatias, elegantes e
ilustratias soluciones !en la -ig.";.b se utiliza el recurso de 8oshio9a (2#', permiten
identificar una solución del balance coherente con el modelo hidrodinámico. En este m1todo
la suposición es que el sedimento se estabiliza para una concentración máxima estable c? ,
inferior a la concentración máxima de compactado,cm, abandonando el recinto de
sedimentación.
*in embargo la analogía parece presentar una incoherencia en este punto/ si en cin1tica
física y en cin1tica química con exponentes nA$ en el t1rmino de concentración, es sabido
que la distribución de flu,o 8$ es más eficaz que la CS9 para igual tamaño 0til del equipo, la
configuración de tanques de flu,o horizontal resulta teóricamente igual de eficaz que la de
flu,o ertical !salo manipulaciones tenológicas en la ubicación de los rebosaderos que, como
en el caso de sedimentación indiidualizada, la pueden hacer más eficaz a costa de alterar la
distribución de flu,o'.
La razón está en el producto y en la elocidad final por la que este se produce/ en reacciones
químicas el producto lo es en cualquier concentración. En sedimentación el producto no es el
sólido, sino 1ste en una determinada concentración, ni la transferencia es eficaz hasta que
1ste se encuentra en la concentración deseada, preferentemente en la de equilibrio
hidrodinámico, que es la que presenta la mínima proporción de líquido ocluído !una mayor
concentración de sólido sólo se puede alcanzar por sin1resis o secado' (3-#.
*i se dispone de la adecuada información sobre la forma interna del equipo inolucrado,
existirá una relación directa entre superficies y ol0menes 0tiles para la transferencia y la
reacción y otras propiedades morfológicas externas o características del recinto, como puede
ser su olumen aparente, su longitud o su altura, magnitudes estas dos 0ltimas utilizadas en
el caso frecuente de adoptarse la geometría tubular + depósitos, torres y columnas+ aunque,
obiamente, en sí mismas, no tienen significación alguna en la intensidad de transferencia.
2e hecho, la posibilidad de ampliar la superficie de transferencia por dispersión o creación de
interfases mediante la presencia de materiales inertes !rellenos' encuentra su parangón en
sedimentación, donde la diisión de flu,o y el empleo de super&icies ampliadas !lamelas'
permite incrementar la relación superficie olumen del tanque, dando lugar a diseños más
compactos.
El recurso a los conceptos de etapas 5 unidades de trans&erencia cuando 1stas no
existen físicamente, es un formalismo que ayuda a la comprensión de la operación, pero que
no suele aportar nada tangible desde el punto de ista del diseño.
El concepto de unidad de 2rea o 2rea unitaria introducido en la bibliografBa de
sedimentación a tra1s del m1todo de >almadge y -itch esta directamente relacionado con el
concepto de 2rea de la unidad de sedimentación !)C*', que se complementa con el
número de unidades de sedimentación, !4C*' introducido por analogía con los
formalismos desarrollados en operaciones de transferencia y reactores químicos (343-#.
En el terreno del diseño y oreación de sedimentadores conencionales todo parece estar
teóricamente bien asentado. las principales dificultades ienen de la discrepancia con
respecto al comportamiento ideal de flu,o. Duchas de estas anomalías se traducen en
ariaciones de la distribución de concentración. La elección de uno u otro tipo de
sedimentador conciernen al las soluciones para regular la distribución de flu,o y retirar
eficazmente los sedimentos. Los retos intrínsecos del diseño conciernen primordialmente a la
utilización de super&icies ampliadas que no perturben la hidrodinámica global, la utilización
de mecanismos combinados de sedimentación y filtración sobre el propio sedimento y al
diseño óptimo de sedimentadores en r1gimen secuencial o programado.
3. D:S/;< D/ =<S S/D:>/?97D<4/S =7>/=74/S
3.1. /lementos para la elección o selección de equipos
En principio el equipo de sedimentación parece que ha de ser muy sencillo/ sería suficiente
con un tanque de gran área, pequeña altura y que no presente distorsiones de flu,o. &omo
se ha isto, el 2rea super&icial hori0ontal tiene una significación esencial en el diseño de
sedimentadores, mientras que el +olumen, en lo que concierne al fondo o profundidad de
los tanques, sólo tiene importancia en dos situaciones que no se analizan aquí/ en el diseño
de la re%ión de espesamiento, particularmente cuando se traba,a en condiciones de
sedimentación+filtración, y el diseño de sedimentadores flexibles en sedimentación no
estacionaria (32 33# cuando la cámara de sedimentación ha de serir de amortiguador
de fluctuaciones en condiciones de so*recar%a o *a'a car%a. En el resto de los casos, la
profundidad del tanque ha de ser dimensionada exclusiamente en función de eitar la
resuspensión del sedimento por arrastre hidráulico. 4o obstante, cuando se traba,a a niel
industrial y en continuo, el equipo se diersifica, haci1ndose más sofisticado, presentando
incluso diferencias importantes en cuanto a su concepción para aplicaciones específicas
!desarenado, sedimentación, espesado' en el tratamiento de aguas (451723#.
Eay muchos criterios de clasificación posibles para sedimentadotes decantadores, bien
basándose en tamaño, en tipo de flu,o, etc.F pero quizás la forma más sencilla sea la que los
clasifica seg0n las operaciones colaterales implicadas .)sí, existen dos grandes grupos,
sedimentadores dinámicos y sedimentadores estáticos. Los sedimentadores din2micos
suelen combinar el mecanismo de sedimentación con sistemas de moilización del sedimento
por flu,o continuo o pulsante, generalmente con el fin de producir efectos complementarios
de arrastre o de &iltración de sobrenadantes, de asentamiento del propio sedimento o de
recirculación del mismo en condiciones de ba,a carga externa.
En los sedimentadores est2ticos la 0nica operación es la sedimentación
graitacional. ) su ez, y de forma sencilla, se pueden clasificar en dos grupos/
*edimentadores de super&icie li*re, o sedimentadores sin barrido, y sedimentadores
con *arrido. Los primeros son sedimentadores que no tienen un sistema específico de
inducción o acarreamiento de flu,o de sedimentos para retirar los sólidos depositados,
por lo que son de tamaño pequeño y se usan para aguas poco cargadas de sólidos.
Entre ellos están el decantador cilindro+cónico y el estático de flu,o horizontal ya
descritos someramente en la -ig."". En los sedimentadores con barrido los sólidos
depositados son retirados del tanque por alg0n medio mecánico !generalmente
mediante rasquetas' o hidráulico, consiguiendose un mayor espesamiento de los lodos.
Entre ellos están los decantadores circulares con rasquetas, los longitudinales
rectangulares, el de planta cuadradacon barrido circular, los de succión de sólidos y los
decantadores+floculadores con cámara y doble sistema de arrastre de sobrenadante en
superficie y de lodos en el fondo. Cn tipo particular de los sedimentadores estáticos
son los sedimentadores de super&icie ampliada.
&omo se ha isto anteriormente, son muchas las posibilidades en cuanto a la
forma elementos y disposición de un sedimentador. La selección de equipos se basa,
primero, en la escala luego en el modo de operación !continua o discontinua', y
luego en el o*'eti+o !clarificación, espesamiento y separación !ambas', lo cual
condiciona principalmente el área de diseño y la forma de operación.<ara la
caracterización de la suspensión se sugieren tres pruebas sencillas que facilitan la
mayor información posible/ La +elocidad de sedimentación se obtiene a partir de
pruebas de jar test e indica tanto la clarificación como el tiempo necesario para poder
efectuar la separación sólido+líquido y sus susceptibilidad a la adición de coagulantes y
floculantes, y la esta*ilidad del sólido utilizando como indicador el tiempo máximo
que puede permanecer el lodo en el tanque sin arrastres o alteraciones que modifiquen
su flotabilidad o textura. Das allá de estos elementos básicos no se dispone m1todos o
programas rigurosos que ayuden a la selección del equipo adecuado, existiendo
solamente algunas reglas heurísticas.
3.2. Super&icies ampliadas
-ruto antiguo de la experiencia ha sido la utilización se superficies
ampliadas, probablemente antes del conocimiento riguroso de los fundamentos del
mecanismo. En principio se dispuso de equipos sedimentadores rectangulares de flu,o
longitudinal, diididos interiormente en placas horizontales, en la forma sugerida en
la -ig. "G.a, lo que era como si se dispusies en equipos iguales uno encima de otro. *in
embargo, esta disposición presentaba el inconeniente de la eliminación de los lodos,
ya que incluso el arrastre mediante rasquetas resulta complicado, por lo que se pensó
en utilizar la pauta del fondo de tanque, es decir, disponiendo estas placas en
disposición inclinada, con un ángulo ligeramente superior al de talud del lodo !er
-ig."5' (23#.
3.2.1. Elementos de diseño
En un sedimentador clásico de flu,o horizontal y altura E, seg0n la fórmula
de Eazen !basada en el parámetro de Eazen, car%a super&icial ?- ( )xy , definido
a partir del flu,o olum1trico de la suspensión y del área eficaz, como una elocidad
lineal', la +elocidad de sedimentación cr,tica !-ig."#' , resulta ser
sc H?- ()xy H E(tE
$i%.15. De&inición de par2metros so*re un esquema representati+o de una
re%ión interlamelar t,pica.
siendo tE el tiempo de retención para un tanque de esa profundidad. <ara el caso de
un sedimentador lamelar, con 4 lamelas, de altura total E, siendo la altura de
sedimentación h, se acepta que
h H E(!4 I "' ó h H E(!4 + "',
formulándose 4 I " cuando toda la zona de sedimentación est1 llena de lamelas, por
lo que entre las paredes y las lamelas adyacentes se generan zonas lamelares, y 4+ ",
cuando exista una zona delimitada de lamelas en el interior del sedimentador,
considerándose no operatio el epacio exterior a esta zona. 2e esta expresión resulta/
th H h(sc H tE(!4 I "' ó th H tE(!4 + "'
por lo que, para una misma efectiidad de separación de sólidos y altura total del
equipo, se ha reducido significatiamente el tiempo de retención.
2e acuerdo con lo antes dicho, esta elocidad de sedimentación crítica
puede aceptarse inculada a la elocidad de sedimentación de una partícula límite o
corresponderse con la elocidad de sedimentación masia de una suspensión.
En la -ig. "5 se introducen otros parámetros típicos de diseño, cuya
definición resulta bastante simple. >al y como se indicó, y sin aenturar
sobredimensionados u otros recursos para flexibilizar el diseño, se acepta que la
sedimentación es eficaz si el recorrido de las partículas de corte !o el del frente de
sedimentación', resultante de la composición de su propia elocidad con la elocidad
de flu,o, permite su depósito dentro de la superficie de la lámina !7er -igs."# y "J'.
$i%. 1-. Sedimentadores de super&icies ampliadas( =a tra5ectoria e&ica0 del
sedimento resulta de la composición de la +elocidad de sedimentación 5 de
la +elocidad de &lu'o %lo*al de la suspensión
9a*la :. 7n2lisis comparati+o de los distintos esquemas de &lu'o
9a*la ::. Caracter,sticas m2s rele+antes de un sedimentador lamelar en
contracorriente
2e todo ello, se obsera que en el sistema en contracorriente precisa unas lamelas de menor
tamaño que el de flu,o co+corriente, mientras que el sistema más adecuado es del flu,o
cruzado. *in embargo, en la práctica suele utilizarse con más ferecuencia el esquema en
contracorriente salo para aparatos compactos en ba,a carga.
Cn ob,etio de diseño es minimizar la relación )yz()xy para unos alores preestablecidos de
e, E y K. Cn alor de 4 suficientemente alto indica el n0mero de eces que se ha aumentado
el tamaño de un sedimentador clásico. En el límite, cuando 4 tiende a infinito, la enta,a se
iguala a E(!e(cosK'F siendo el denominador, !e(cosK', la distancia ertical entre lamelas
adyacentesF o lo que es lo mismo, h, distancia máxima que debe recorrer una partícula para
sedimentar.
Cn factor de importancia en diseño es L, l(e, el cual al aumentar hace aumentar la eficacia al
ocurrir que 7sc(-a tiende a cero. <ara l(e A;$ el aumento de eficacia no es significatio. L
puede estimarse para algunas geometrias, como se indica en la tabla LL.
Mtro factor importante es el ángulo, K, para K H N$O el sedimentador actua como si fuese de
flu,o ascendente de tipo conencional, para K H $O el sedimentador actua como elementos
colocados horizontalmente, máxima eficacia. )l aumentar el ángulo la eficacia disminuye,
siendo más rápido esta dismunución a partir de 5#O
Conclusiones
)l llegar a este punto, y si no se han quedado solos en su exposición, los autores querrían
haber transmitido, al menos, dos ideas.
<rimera/ Pue el análisis riguroso de la sedimentación puede acometerse conla misma
metodología y recursos que en otras operaciones básicas sustentan una adecuada
modelización, imprescindible para el diseño flexible y el control fiable de la operación a toda
escala.
*egunda/ Pue la sedimentación es una operación cuyas posibilidades no han sido a0n
explotadas, particularmente en el diseño de equipos compactos y en la simultaneidad de
fenómenos separatios que permitan una optimación de su eficacia y selectiidad,
particularmente en la separación fraccional de mezclas multicomponentes.
En este sentido, los sedimentadores lamelares, optimizando el diseño hidrodinámico,
me,orando los mecanismos auxiliares de remoción de sedimentos y dotándolos de adecuados
sistemas de control, son instalaciones que pueden ser utilizadas eficazmente en tratamiento
de aguas residuales en condiciones especiales, siendo susceptibles, por sus dimensiones, a
su incorporación a plantas compactas, embarcables o transportables, donde pueden
combinarse con procedimientos aanzados de depuración terciaria por ía química o
radiatia.
S:>@<=<S
http/((@@@.itp+depuracion.com(documentacion(magazine(LPQLamelas.pdf
Sedimentadores



2e acuerdo con la forma de los estanques se distinguen cuatro clases de sedimentadores/
rectangulares, circulares, de tola y de lamela.
Rectangulares/ <esentan la enta,a de que permiten una implantación más compacta de los diferentes
equipos de tratamiento, si bien su costo es generalmente más eleado. La profundidad suele estar
comprendida entre ;.# y 5 m. y la pendiente del fondo del "S.
&irculares/ *on las más utilizados en las <>)R.
2e tola/ <aredes inclinadas en J$O, tipo pirámide truncada inertida que, terminan generalmente en un
cuadrado de fondo.
Lamela/ *erie de tubos, de aproximadamente # centímetros de diámetro o bien cuadrados de # x #
centímetros, ubicada en un estanque de sedimentación para me,orar la eficiencia de retención de sólidos.
2e acuerdo con el fondo se distinguen/
+-ondo poco inclinado. +-ondo inclinado. +-ondo con pozos en forma de tola.
2e acuerdo con el sistema de remoción de lodos/
+Decanizado. +2e limpieza manual !presión hidráulica'
2e acuerdo al sentido de flu,o/
+Eorizontal. +7ertical.
2e acuerdo con la tracción los sedimentadores circulares se clasifican en/
+>racción central. +>racción perif1rica.



A $ormato 5 diseño BBB.a%uamarCet.com 6 233-