Está en la página 1de 2

Aurora Ángeles Milán Martín

CUESTIONARIO: LA TRIBUNA

1. ¿Con qué características físicas presenta el texto a Amparo? ¿Por qué?

En el primer capítulo se nos describe a Amparo de esta manera: “Mozuela de trece años,
desgreñada, con el cierto andar de quien acaba de despertarse bruscamente, sin más atavíos
que una enagua de lienzo y un justillo de dril, que adhería a su busto, anguloso aún, la camisa
de estopa.” Un aliño que tardaba 6 minutos y medio. Se nos presenta además como una
chica extrovertida, y muy guapa. La entrada en la fábrica de tabaco le hace vestir
mejor, y también ello supuso la oportunidad de seguir como lectora de periódicos en
la propia fábrica, justo después de la revolución.
Una vez convertida en mujer, se nos muestra de esta forma: “Cuando pasaba Amparo,
que iba una de las primeras, al lado del rojo estandarte, era un fuego graneado de piropos... Es
que la muchacha se lo merecía todo; la luz del blandón descubría su rostro animado, encendía
sus ojos rechispeantes y mostraba la crespa melena, flotando en caprichosas roscas por su
frente, hombros y cuello...”
Yo creo que la autora juega muy bien con el personaje y su paso de niña a mujer
mediante la descripción física y su cambio de actitud respecto a la situación política.
Podemos apreciar que, en varias de las ocasiones donde se habla de su hermosura, son
momentos en los que ella es la protagonista o está involucrada en actos políticos. Creo
que la autora usa este juego para que el lector pueda apreciar el cambio de lectora de
periódicos a oradora política cuando estaba por llegar ya la Revolución.

2. Amparo aparece en la obra como una mujer del pueblo. ¿Qué características
atribuye el texto a las mujeres del pueblo?

Creo que, en primer lugar, cabe destacar la importancia que la autora da al “pueblo”
en sí. Lo enfatiza tanto en diversas frases para funcione como base que va a llevar el
hilo de la historia.
Creo que el pueblo en sí refleja la fe ingenua que tenían de las reformas políticas que
estaban ocurriendo en el país. En el tercer capítulo “Pueblo de nacimiento” nos hace
un vivo retrato y junto a otros episodios se nos muestra una sociedad machista.
En cuanto a las mujeres, también podemos ver un cambio de actitud. Una vez que ella
llega a la fábrica, doña Emilia será la que muestre su defensa de los derechos de la
clase trabajadora y de la mujer. Se nos presentan a las mujeres de pueblo por un lado,
ingenuas ante la situación política, pero, por otro lado, tienen muy clara la idea de que
aun existen las clases sociales y que los señoritos adinerados se aprovechan de ellas.
En la figura de las cigarreras la autora muestra la miseria del pueblo español en
aquellos momentos, la diferencia de clases sociales y el tema sentimental.
Se nos muestra claramente la dualidad pueblo/ciudad. Las mujeres de pueblo son
conservadoras mientras que las de la ciudad son republicanas.



Aurora Ángeles Milán Martín
3. ¿Qué interpretación hace el texto de la politización de las obreras?

Amparo se nos muestra como la incitadora principal a la rebelión y eso explica que
ella sea la emisora principal de la mayoría de los discursos que llaman a la revolución.
Yo creo que todas esas llamadas que Amparo hace en sus frases hacen que las
cigarreras salgan de ese estado de ingenuidad y armen la huelga contra la fábrica de
tabaco porque no les pagaban. También es Amparo la que incita a la “masa” a que
ataquen a los religiosos protestantes. Todo esto que la autora nos narra hace que
piense que es Amparo la que tiene el poder de manipulación del pueblo a la vez que
nos muestra la realidad española no solo política sino religiosa.

4. ¿Transgrede Amparo las normas? Explica tu respuesta.

Creo que depende de cada visión. Bajo la visión de aquella época, Amparo transgrede
las normas en varios aspectos: por un lado, su agitación política y su manera de incitar
a las obreras en la lucha; por otro, se enamora de un aburguesado, y así se nos muestra
el contraste entre los deseos revolucionarios de la clase baja y el conservadurismo de
la clase acomodada. Lo que sucede es que es una joven ingenua que no se da cuenta a
tiempo de que es una revolución de hombres interesados.
Bajo la visión actual, es cierto que la protagonista transgrede las normas que definían
la sociedad de aquel momento en base a la lucha política y el cambio que se estaba
dando, pero creo que la autora muestra muy bien el nuevo papel de la mujer, que cree
que una joven de clase baja puede casarse con un señorito y se nos dice: “Hoy no hay
clases”. Es muy liberal la protagonista en el aspecto feminista y de género (ya que
entiende la nueva cultura comercial de la modernidad industrial), pero luego es muy
conservadora en el aspecto político.
Al final podemos ver a una Amparo abandonada por su amante, desilusionada y
agotada después del esfuerzo que supone la huelga que ella manda antes de que nazca
su hijo.