Está en la página 1de 10

1.3 Los grandes poetas latinos: Virgilio, Horacio, Ovidio.

Los grandes poetas latinos: Virgilio, Horacio, Ovidio.

La literatura romana se forma sobre los moldes formales y temáticos


de la griega, pero se convertirá en modelo para las literaturas occidentales
posteriores, de manera que funcionará como una especie de puente entre lo
griego y lo medieval. Esto no significa que los autores romanos no aporten
elementos nuevos, antes al contrario, la literatura latina será capaz de
reformular géneros ya existentes y de aportar algunas novedades esenciales
dentro de lo que conocemos como literatura clásica. Las principales
aportaciones de Roma en el terreno literario se centrarán en la comedia –con
Plauto y Terencio-, la historiografía –César, Salustio y Tito Livio-, la sátira –
Horacio, Persio, Marcial, Juvenal- y la retórica –Cicerón y Quintiliano-,
además de profundizar sobre el yo poético en el terreno de la lírica –Catulo,
Horacio, Virgilio, Ovidio, Tibulo y Propercio-, tanto en la de contenido
amoroso como en la que aborda otros temas, caso del moral y patriótico o de
la utilización de la naturaleza como motivo.

Época clásica

Entre el siglo I a. C. y el comienzo del I d. C. se desarrolla el período más


floreciente de la literatura latina. Políticamente coincide con los mandatos de
César y el emperador Augusto, bajo cuyos gobiernos aparecieron
los autores romanos más significativos, tanto en el terreno de la poesía como
de la prosa.

La poesía.-
En el terreno de la poesía destacan dos géneros por encima de otros. De un
lado la sátira, que continúa su desarrollo después de la etapa anterior, sobre
todo con la obra de Horacio, y de otro, la elegía, entendida como un género
caracterizado por dos rasgos:
・ La forma poética.- Utiliza como estrofa el dístico elegíaco, compuesto por
un hexámetro y un pentámetro.
・ El contenido de las elegías latinas se caracteriza por su variedad
temática.

En lo referente a los autores más destacados del período conviene
destacar a los siguientes:

a) Propercio.- Es autor de un único poema conservado –De rerum natura- en


el que expone el origen de los seres y del mundo natural, apartándose de una
explicación basada en principios religiosos.

b) Catulo (87-54 a.C.).- Se trata de un autor que compone sus versos


utilizando como fuente la poesía griega del período helenístico. El receptor
supuesto de sus versos es un público minoritario culto. Quizás lo más
significativo de su obra poética sean los poemas breves de contenido
sentimental y erótico dirigidos a Lesbia, en los que podemos encontrar desde
el recorrido por su historia amorosa –pasión, adoración, desprecio y odio-
hasta la expresión de las dudas, autocompasión y autocrítica del poeta
enamorado.

c) Virgilio (71-19 a.C.).- A parte de algunas obras menores que le han sido
atribuidas, la poesía de Virgilio se compone de tres grandes obras: las
Bucólicas, las Geórgicas y la Eneida.
Su primera obra –Bucólicas- está compuesta por diez poemas en los
que sigue el modelo del poeta griego Teócrito y que constituyen
representaciones de la vida pastoril entendida como modelo de bondad y
tranquilidad.
Las Geórgicas constituyen un auténtico tratado sobre la vida
campesina y la agricultura, aunque en él se encierra una defensa del
reestablecimiento de la vida rural tradicional italiana frente al imperio de la
vida urbana.
Los últimos años de su vida los dedicó Virgilio a componer la Eneida, una
epopeya en la que se relatan las aventuras de Eneas. El argumento de la
obra es como sigue:

Eneas huye de Troya con su anciano padre, Anquises, sobre sus


hombros y su hijo Ascanio de la mano. Consigue reunir una flota y
zarpa con los supervivientes troyanos rumbo a Tracia, Creta, Epiro y
Sicilia, antes de ser abordado en las costas de África. Allí, Dido,
reina de Cartago, se enamora de Eneas y se suicida tras su partida.
Tras atracar en la desembocadura del río Tíber, Eneas da muerte a
Turno, rey de los rútulos, en una lucha por conseguir la mano de
Lavinia, princesa del Lacio. Según Virgilio, el pueblo romano
desciende directamente de Ascanio, fundador de Alba Longa, la
ciudad que más tarde se convertiría en Roma.

Virgilio construye su obra sobre fuentes anteriores, de modo que la


relación entre su obra y la de Homero –referencias troyanas, motivo del viaje,
sucesión de peripecias, etc...- y otros autores, como Apolonio de Rodas o el
romano Ennio son evidentes. Sin embargo, Virgilio sobre ese material
existente consigue dotara su obra de una nueva función al estar construida
para glorificar a Roma y a lo romano, así como alabar los logros del
emperador Augusto. Se trata de un poema, por tanto, que cumple a la
perfección con las finalidades del poema épico que es el servicio a las clases
dirigentes.
Horacio (65-8 a. C.).- La producción poética de Horacio es muy escasa,
probablemente debido a la meticulosidad con la que corregía una y otra vez
sus versos. Los rasgos más característicos de su obra son los siguientes:

- Preocupación por la forma.


- Tendencia al equilibrio entre lo urbano y lo rural, la sociedad y la soledad.
De la obra de Horacio derivará uno de los tópicos más interesantes del
Renacimiento europeo: el aurea mediocritas.
- Estilo sensible, amable e irónico, en muchas ocasiones.

La obra de Horacio se puede clasificar en cuatro libros: Épodos - colección de


poemas breves en los que vierte una suave sátira de algunos de los vicios y
costumbres romanos- Sátiras - compuestas por una colección de poemas de
temática muy variada-, Odas –poemas de temática variada que van desde lo
amoroso a lo moral y patriótico, escritos en verso procedente de Grecia- y
Epístolas –colección de cartas en las que expone su punto de vista sobre la
sociedad, la literatura y la filosofía-.

ACTIVIDADES Y TEXTOS.
Ovidio (43 a.C.-17 d.C.).- La obra literaria de Ovidio se articula en torno a
tres etapas y dos grandes preocupaciones temáticas, el amor y la mitología, a
menudo relacionadas.
Durante su primera época, Ovidio continuó la tradición elegíaca. Las obras de
este período son:
- Los Amores, poemas eróticos centrados en el romance con una mujer
llamada Corina.
- Arte de amar.
- Remedios de amor.
- Algunos poemas de corte didáctico, entre los que cabe destacar
Medicamina faciei, Femineae.
- El interés de Ovidio por la mitología se refleja en sus Heroidas o Epistuale
Heroidum, veintiuna cartas de amor ficticias, dirigidas por heroínas
mitológicas a sus amantes.

Durante su madurez, Ovidio escribió:

- Metamorfosis, un largo poema en quince volúmenes que recoge diversas


historias y leyendas mitológicas sobre el tema de la metamorfosis o
transformación. El poema comienza con la primera gran metamorfosis, la
creación del universo, y concluye con la muerte y la deificación de Julio
César. Muchas de las historias muestran la relación entre los mortales y los
dioses, las consecuencias de la obediencia o la desobediencia, y su posterior
recompensa o castigo en una transformación final. Es en esta obra donde los
temas presentes en la poesía anterior de Ovidio, el amor y el erotismo, se
abordan con mayor profundidad, en un intento de explorar las diversas
emociones humanas, y donde el talento narrativo y descriptivo del autor brilla
con más fuerza que nunca.

- La otra gran obra de este periodo intermedio es los Fastos, un calendario


poético que describe las diversas fiestas romanas y las leyendas
relacionadas con cada una de ellas.
Las obras compuestas durante el exilio en Tomis (actual Rumanía) están
impregnadas de intimismo y melancolía. Entre éstas destacan:
- Tristes, cinco libros de elegías que relatan su infeliz existencia en Tomis y
apelan a la clemencia de Augusto.

- Pónticas, cartas poéticas de tono similar a las anteriores.

- Ibis, que contiene una serie de maldiciones para destruir a un enemigo


personal.

- Haliéutica, un poema del que sólo se conservan algunos fragmentos.