Está en la página 1de 9

Los Seres Elementales son los habitantes de los elementos que componen el planeta: agua, tierra,

aire y fuego, así mismo, son los “Ángeles de la guarda” de la naturaleza. Ellos están encargados de

cuidar a Gaia, Pachamama, o Madre Tierra. Entre los elementales encontramos a las hadas, los duendes, gnomos, unicornios, sirenas, sílfides, salamandras y ondinas.

Son seres maravillosos que conviven con nosotros y les encantan los niños. Muchos de ellos las ven desde pequeños, ya sea como amigos imaginarios o como destellos de luces de colores. Tener elementales cerca es un símbolo de energía de felicidad y armonía.

Los elementales habitan en un plano distinto al nuestro por lo tanto no son visibles. Sin embargo podemos atraerlos, llamarlos y hasta verlos si les pedimos permiso y nos comprometemos con el medio ambiente.

Antiguamente, los elementales eran muy conocidos, ya que se hablaba de bellas mujeres en leyendas de amor, contadas por marineros, leñadores y pescadores. Al transcurrir los años ha disminuido notablemente su presencia, debido al deterioro que estamos provocándole a nuestro medio ambiente. También se tienen historias de pequeños hombrecitos en el bosque que invitaban a los humanos a conocer su oro. De ahí la leyenda del Dia de San Patricio en los Estados Unidos

Los manejan la Ley de transmutación (el poder de cambiar de aspecto), mutando de animal a viento, a nubes o hasta incluso convertirse en pequeñas lucecitas de relámpagos de luz incandescente y colorida, que relucen por un instante. Muchas veces las hadas se manifiestan como mariposas.

Las Hadas terrestres viven encima y debajo de la tierra, en las entradas de las cuevas y en pequeños escondites del bosque, mientras que las acuáticas se llaman Ondinas y habitan en las orillas de los ríos, dentro de las fuentes.

Los duendes viven en los bosques y algunos les encanta estar con los humanos que cuidan la naturaleza.

Las sirenas son encargadas de cuidar el mar y trabajan con los delfines y ballenas para mantenerlo lleno de luz para contrarrestar la contaminación de los humanos.

Estos encantadores seres que han acompañado desde siempre al hombre, tal vez volverían a acercarse si pudiésemos recuperar la inocencia de la niñez.

________________________________________________________________________________

ads not by this site Ciudadana Cósmica -El encuentro hacia el Ser- « Feliz Navidad Elementales Vol.2

Nuevamente quiero tocar un tema que particularmente me fascina, me atrapa y nunca deja de asombrarme ya que por ser tan simple está tan cargado de valiosas enseñanzas.

Me refiero al tema de los Espíritus Elementales, que se deben sus nombres precisamente a que personifican a los Cuatro Elementos que conforman el Universo. Como dice Rubén Cedeño, “son las manos de Dios actuando en la Creación”.

Yo no los puedo ver, pero sí he podido sentir su mágica presencia y en realidad, todas las personas lo podemos hacer cuando en silencio vivimos el momento presente y tomamos consciencia del frescor de la brisa, de la vitalidad del agua, la solidez de la tierra y de la calidez del fuego al encender una vela. Y también estos espíritus de la Naturaleza están muy presentes

cuando aspiramos el olor de una rosa, cuando contemplamos la caída de la tarde, en fin… ellos y

ellas siempre están allí.

Según la Metafísica, cada uno de estos cuatro elementos está provisto de un Director Cósmico, un Director para la Tierra y los espíritus que cumplirán su misión según su Elemento.

FUEGO

Son los encargados de mantener la vida, son quienes nos otorgaron el don de la vista. Rigen desde los fulgores de una estrella hasta la chispita de un cerillo al encenderse. Se dividen en:

Elementales del Fuego Electrónico Elementales del Fuego Solar Elementales del Fuego Friccional

a Los del Fuego Electrónico son los más evolucionados, más luminosos. Constituyen la esencia de nuestro espíritu, de los grandes Maestros y los Seres Cósmicos.

Los del Fuego Solar son los que viven en el cuerpo de todos los soles del Universo y de nuestro Cristo Interno, toda una revelación para mí, que no me había dado cuenta que efectivamente, nuestro Cristo interior es de puro fuego. Según la Metafísica nuestro propio Cristo es un ser angélico ígneo de doce alas de fuego con los colores de la Llama Triple: Azul, Dorado y Rosa y que para la sabiduría de Oriente se ve como los pétalos de un Loto Incandescente.

Para los que practicamos Reiki y Medicina Cuántica sabemos muy bien que los sub-átomos de nuestras manos (y del cuerpo en general) vibran en Fuego en su interior y que eso nos permite mantenernos con vida.

Los del Fuego Friccional son los más físicos; estos elementales habitan en los fogones de las cocinas, los hay devocionales, que viven en la típica velita misionero que se colocan a los santos o en las iglesias y los hay de la electricidad, que según cuentan son de apariencia delgada, nerviosos y enérgicos.

Cuando caen tormentas aparecen los elementales del Fuego de color azul y de varios metros de altura, muy poderosos y fuertes.

El gran Director del Elemento Fuego, que es el Fuego mismo es un ser llamado Amida, quien se

expresa a través de su Llave Tonal la “Cabalgata de las Walkyrias” de Richard Wagner. Igualmente

a través de la melodía “Mon coeur s’ouvre a ta voix” (Mi corazón se abre a tu voz) de la ópera “Sansón y Dalila”, de Camille Saint-Säenz. Amida significa “La Luz Infinita del Esplendor sin límites” y su compañera es Pandara que significa el reflejo de la Luz porque lo que nos permite ver los objetos es el reflejo de la luz sobre ellos. Debido a eso, la Luna es expresión de Pandara pues la

Luna es el reflejo del Sol. Ella es “el dulce resplandor del Amor Infinitamente iluminado”. Su Llave Tonal es una canción llamada “Melodía Sentimental” composición de Heitor Villa-Lobos y letra de Dora Vasconcelos.

El hijo de ambos se llama Avalokiteswara, pues cuando la Luz y su reflejo se unen en el Plano

Mental Superior se produce la Observación y su nombre precisamente significa “Aquel que todo lo

mira”. A mí personalmente me encanta que todo este mundo lleno de metáforas que de forma poética dicen grandes verdades y que inspiran a buscar la Verdad y que todo realmente vibra y si

todo vibra todo está lleno de vida…

El segundo de Amida es el Señor Agni (sí, como es conocido el fuego en la India). Los Directores Elementales del Fuego para la Tiera son dos Seres conocidos como Sol, e individualmente son Helios y su compañera Vesta.

Dicen que a estos dos seres les gusta escuchar su Llave Tonal que es “O Sole Mío” de Di Capua. Esta canción pertenece al género “Napolitanas” y es precisamente en Nápoles, a dos horas en auto a Roma que es el enclave de los Directores Elementales del Fuego.

El Príncipe Cósmico del elemento Fuego es conocido como Oromasis, que antiguamente fue tan sólo un pequeño elemental de la llama que por amor y devoción a un Maestro Ascendido logró su Individualización, él crea perfección y otorga purificación, entonces si tenemos algo que perdonar

o que nos perdonen él es quien se hace presente; su Llave Tonal es la “Obertura” de la ópera

“Rienzi” de Richard Wagner.

Cuando las bellísimas Salamandras están en desarmonía con los seres humanos obviamente provocan los incendios, así que es útil pedir e invocar con respeto a sus Directores Elementales Helios y Vesta para que se amaine el incendio: “En el Nombre de la Divina Presencia de Dios Yo Soy, invoco a los Amados Helios y Vesta, Directores del Elemento Fuego, para que tomen control sobre las salamandras y todo su elemento y hagan desaparecer esto ya. Gracias Padre-Madre que

ya me oíste”.

AIRE

bEl Aire es el elemento del aspecto mental del Cosmos.

Nuestro primer alimento es el aire y es algo tan “nuestro” que ni tomamos consciencia de este

preciado bien que bien dirigido nos puede llevar a las cumbres de esferas jamás soñadas, nos puede liberar y hacernos conscientes al máximo y en consecuencia adquirir poderes

inimaginables…

Quienes rigen este elemento son los elementales que fueron traídos por Espíritu Santo o Santo Aeolus como se conoció en Grecia antigua. Existen los Cuatro Vientos: los Elementales del Aire del Norte, del Sur, del Este y del Oeste, cada uno con marcadas influencias sobre el cuerpo físico y

emocional de los seres humanos…

Los regalos de los elementales del aire a los seres humanos son los sentidos del tacto y el oído. Precisamente son algunas hadas que se introducen en algunas sustancias para producir sus perfumes. Ellas son las que protegen a quienes realizan labores de aromaterapia, pues cada una otorga un beneficio a dichos aromas, un pequeño ejemplo: las hadas del Amor regalan el aroma al Ylang-Ylang, ya lo saben…

Quien es el Aire mismo es el ser conocido como Amogasiddhi, su compañera es la Madre Samayátara (la Brisa), que se manifiesta cuando danzamos, cuando aspiramos el perfume de las flores. Su Llave Tonal la encontramos en el aria “Depuis le jour” (Desde el día) de Charpentier.

El Director Cósmico del Aire es Vâyu y los Directores para la Tierra son Thor y su compañera Aries,

cuya Llave Tonal es “Neiges” de Claude Debussy.

Ofendemos a los Silfos o elementales del Aire cuando contaminamos este con el humo de los cigarrillos, la polución, temiendo que cualquier corriente de aire nos pueda resfriar, eso me pasó a mí, o mejor dicho debido a la sobreprotección de mi madre cuando niña que me arropaba hasta la asfixia y lo peor es que siempre paraba resfriada igual…

AGUA

cSe dice que el Agua es vida y es muy cierto porque en este planeta ha dado origen a la humedad que produce las plantas, alimento de animales y seres humanos y sabemos que nuestro cuerpo contiene mucha agua.

Vajrasattwa y su compañera Ekajatá son los creadores de los elementales del Agua para todo el

Cosmos. Su Llave Tonal es “Boca Chiussa” (Boca Cerrada) de la ópera “Madame Butterfly” de Giaccomo Puccini y para la Madre Ekajatá es “Juegos de Agua” de Ravel.

Son los elementales del Agua quienes dan al ser humano el sentido del gusto. Los encontramos desde la saliva de la boca hasta la inmensidad de los océanos. También los encontramos en el líquido amniótico que protege al bebé por nacer, dicen que tienen cara de bebitos justamente y quizás sea así, pues creo que los vi, o al menos relacionados a ellos durante un viaje con

Ayahuasca que realicé hace tres años…

Los elementales del Agua que pueblan en la humedad de nuestra boca son lindos, gorditos y nos

abren el apetito… me imagino que lo mismo se dará en los “otros” fluidos corporales igual de húmedos. Una vez me tomé una foto allí y la foto salió con millones de orbs muy brillantes…

Para la esfera Tierra, el Director del Agua es Neptuno y su compañera es Lunara. Rigen, como

sabemos, el aspecto emocional. La Llave Tonal es “Horn Pipe” de la “Música Acuática” de Handel,

su enclave se encuentra en el Canal de Corinto, entre el mar Jónico y el Adriático. A ellos le

podemos pedir para sanar nuestras heridas emocionales con la siguente invocación: “Amados Neptuno y Señora Lunara, amorosamente los invocamos para que traigan sobre nosotros el control de nuestro cuerpo emocional. Regálennos el control sobre las emociones; lo pedimos para nosotros y para todos quienes lo necesitan en el mundo. Gracias Madre-Padre, porque así es.”

Sobre Neptuno y su complemento está su Padre Cósmico, Varuna, Señor del Plano Astral Cósmico

y Astral Físico. La máxima divinidad de los sentimientos y Señor de la Pintura Cósmica. Su Llave

Tonal es “Sirenas” de Claude Debussy, se puede invocarlo para develar la verdad sobre algún

asunto.

En Lima suele haber una ligera llovizna que a muchos incomoda por la “indecisión” del clima, pero

al quejarse se le ofende al elemental del agua, cuando estos elementales están en desarmonía

causan las inundaciones, maremotos y todos los desastres relacionados al Agua que ya

conocemos, cuando esto suceda, podemos invocar con los Directores del Agua y pedirles: “En el

Nombre de la Divina Presencia de Dios Yo Soy invoco a los Directores Elementales del Elemento

Agua para que vengan a tomar control de su Elemento, aquí y ahora”.

TIERRA

d Los elementales de la Tierra son los más conocidos, pues han sido ampliamente representados en los cuentos de hadas, en las películas y los libros, como “Sueño de una Noche de Verano” de William Shakespeare.

Lo que pocos saben, por el contrario, es que antes de nacer un elemental del Cuerpo es quien “nos fabrica” y nos da nuestras características físicas que llevaremos en este plano y que ellos son quienes nos otorgaron el sentido del olfato. Otros elementales conocidos son las hadas, las hadas madrinas, las ninfas que han sido retratadas, por así decirlo en pinturas de grandes artistas como hermosas mujeres envueltas en vestidos transparentes, los gnomos que cuidan las montañas y las minas.

Ratnasambhava es el Creador Cósmico del elemento Tierra, mientras que el Director Cósmico del elemento más denso es Prithivi. Para la esfera Tierra los Señores son Pelleur y su compañera Madre Virgo.

Los Incas la llamaban Pachamama, Virgo es hija de la Diosa cósmica Mamaki, siendo su Llave Tonal

“Solo de Oboe” de la “Cantata 156” de J.S. Bach. Virgo dirige a las hadas y a los gnomos.

La Llave Tonal de Ratnasambhava es la escena final de “Madame Butterfly”, “Tu, tu, píccolo iddio” (Tú, pequeño dios”). Su compañera es, como dijimos, Mamaki, ella representa la belleza física Cósmica y también terrenal, su Llave Tonal la encontramos en el aria “La Flor”de la ópera

“Carmen” de Bizet. Los atributos de Mamaki son los frutos de la Tierra cual joyas, rosas amarillas que emanan de su cuerpo.

e

Quienes están en el tema de la Gemoterapia saben muy bien que cada cuarzo, cada cristal y piedra preciosa o semipreciosa contiene una facultad curativa y es porque un hada está bajo su cuidado.

Los elementales reflejan lo que ven, por eso cuando ven el odio entre los seres humanos ellos lo reproducen pero a escala gigantesca produciendo terremotos, erupciones volcánicas y otros desastres naturales, así que es mejor que ellos estén armonizados con nuestros actos de bondad.

Las hadas más evolucionadas se convierten en las Guardianas Silenciosas, personifican y son en realidad la suma de la Vida, por ejemplo la de nuestro Cosmos tiene por nombre Circulata y dentro de ella está la Guardiana Silenciosa Planetaria llamada Inmaculata que a su vez cobija a las Guardianas Silenciosas de los continentes, países, ciudades y poblados de la Tierra. La de Perú se llama Señora Nobleza, la de Colombia Señora Columba, la de Ecuador, Señora Central, la de Venezuela se llama Señora Manifestación, siendo la de Caracas Señora Dedicación. La Guardiana Silenciosa de Buenos Aires es Señora Porteña y la de la Argentina, Señora Plateada. La de la ciudad de Lourdes (que por algo llevo su nombre) se llama Señora Salud (¡con razón!)

También es conocido que cada actividad (como la alfarería, por ejemplo) y las emociones, sentimientos y pensamientos están regidos por un elemental así como cada objeto y todo esto en concordancia con el Kybalion y su tercer postulado: “Todo en el Universo es vibración”, todo está vivo y toda vida tiene su cuota de inteligencia, estas inteligencias son los elementales que son la fuerza de la Vida misma.

19 DE FEBRERO 2013

EL CARRO

Este Arcano dice, que un gran éxito está por llegar. Hoy el universo recompensa tu perseverancia, retribuyéndole con la victoria. Puede tratarse de un gran triunfo en el amor como en un cambio económico positivo. Ahora empiezan a verse los resultados de manera tangible, y hoy realizaras un gran avance en tu vida.

Intereses relacionados