Está en la página 1de 4

CARPENTE JIMÉNEZ, Jesús

Las Constelaciones Familiares

1. ¿Qué son las Constelaciones Familiares?


Esta terapia, enmarcada en el ámbito de las terapias breves, tiene sus
fundamentos en el marco del Análisis Transacional, la Terapia Gestalt, PNL, la hipnosis,
la Dinámica de Grupo y la Psicoterapia, términos muy conocidos en la actualidad.

El estudio y observación llevados a cabo por el analista alemán Bert Hellinger, dio
como fruto, el sacar a la luz una herramienta de incalculable valor, que sobrepasa los
límites de las terapias actuales.

A través de la praxis y observación de sus pacientes, se percató de que muchos


individuos tomaban decisiones y adoptaban comportamientos, emociones y seguían
destinos que no se correspondían con sus vidas, inexplicables a través de alguna terapia.
Así mismo, en Alemania, su tierra natal, observó un elevado número de suicidios en las
familias de ascendencia nazi. Estas y otras observaciones fueron los factores que
despertaron, de un modo particular, sus inquietudes, poniendo en práctica las terapias
sistémicas, cuyo resultado son las Constelaciones Familiares.

La terapia se basa en la familia o clan así como en la sinergia que existe entre
cada uno de los componentes de dicho sistema unido, al que cada individuo pertenece
con el mismo derecho e intensidad, sin importar comportamientos, ideas, decisiones o
acciones particulares.

En este sistema es de respetar el orden jerárquico, en el que los anteriores tienen


preferencia sobre los posteriores y, de dicho sistema, heredamos la energía y el amor.
CARPENTE JIMÉNEZ, Jesús
Las Constelaciones Familiares

Como en todo sistema, en que cada uno de los elementos funcionan de forma
interrelacionada para la consecución de un fin común, se tiende al equilibrio
(homeostasis). Así, cualquier desequilibrio en lo Órdenes Arcaicos establecidos, debe
compensarse, de modo que el sistema pone en funcionamiento mecanismos de
compensación. En este equilibrio o compensación entran en escena la Conciencia
Familiar Colectiva o de Grupo.

El Sistema Familiar, Grupo o Clan, está compuesto por los padres, los hermanos,
los hermanos de los padres, los abuelos y, en ocasiones, los bisabuelos, además de
parejas anteriores y todas las personas, por cuya muerte o desgracia, el clan obtuvo algún
beneficio.

Cualquier situación inacabada, sin reconocer o agradecer, debe ser arreglada,


compensada o puesta en orden, por los cual, la conciencia familiar, arcaica y ciega,
asigna a los descendientes del grupo las cargas inconclusas de los ancestros, siendo
los descendientes los “mártires” que espían a sus antecesores, provocando, de este
modo, desequilibrio en el sistema.
CARPENTE JIMÉNEZ, Jesús
Las Constelaciones Familiares

Dichos desequilibrios e manifiestan como fracasos en los aspectos familiar,


personal, social, laboral y de salud, permaneciendo estas dinámicas, en un plano oculto
e inconsciente, que nos obligan a caminar hacia el fracaso en los aspectos
anteriormente citados.

Afortunadamente, en nuestros días, existe una mentalidad más abierta, que trata
de vislumbrar nuevos horizontes en cuanto a las terapias se refiere. Así, disponemos,
desde un punto de vista racional y sereno, respetuoso, real y demostrable, de una terapia
que va más allá, sacando a la luz unas dinámicas hasta el momento desconocidas, que
nos implican en destinos que no nos corresponden. Ésta nos concede la oportunidad de
liberarnos y así poder emprender una vida y un destino propio, entregando, con amor y
respeto lo que no nos pertenece, de modo que alcancemos una plenitud propia. Así, se
amplía el sostenimiento de la existencia humana más allá del contexto de una unidad del
cuerpo físico y energético, hacia algo mucho más amplio y profundo, el ser uno, con la
entidad de donde nos viene la vida, a través de las generaciones esto es, el Clan o
Sistema Familiar.
CARPENTE JIMÉNEZ, Jesús
Las Constelaciones Familiares

2. ¿Cómo se desarrolla la terapia?

La terapia se desarrolla en un marco en el que se contemplan, los participantes,


estos son, el facilitador o terapeuta, el cliente y los representantes.
En primer término, el cliente propondrá el tema a constelar de manera breve y
concisa, al terapeuta. Bien sea el cliente o facilitador, éste escogerá de entre los
representantes, a los miembros de la familia del cliente que estime oportuno el
terapeuta.

En segundo término, se disponen en el campo y se deja que cada cual siga sus
impulsos y manifieste sus sentimientos.

En este punto, el terapeuta interpretará los movimientos, sentimientos y posturas


de los representantes de acuerdo a un código establecido, animando la constelación con
el fin de observar y sacar a la luz las dinámicas ocultas del sistema, con el fin de
restaurar el orden del mismo, liberando de vínculos y orientando la fuerza hacia el amor
que sana.

Desde mi posición, y con acreditación avalada oficialmente, es un honor ponerme a


vuestro servicio a través de las Constelaciones Familiares.

También podría gustarte