RÍO ASÓN

Lucía Arroyo González.
NACIMIENTO.
Portillo del Asón (Soba) en la peña de Azalagua, de la fuente que lleva
este mismo nombre, en el Parque Natural de los Collados del Asón.
LONGITUD.
50,3 kilómetros.
CUENCA HIDROGRÁFICA.
743 kilómetros cuadrados.
CAUDAL MEDIO ANUAL.
21,85 metros cúbicos por segundo.
C AUDAL MÁXIMO ANUAL.
38,15 metros cúbicos por segundo.
CAUDAL MÍNIMO ANUAL.
12,17 metros cúbicos por segundo.
AFLUENTES PRINCIPALES.
Ríos Bustablado, Gándara, Carranza y Vallino.
PRINCIPALES POBLACIONES QUE ATRAVIESA.
Arredondo, Ramales de la Victoria, Colindres, Marrón y Ampuero.
DESEMBOCADURA.
Ría de Limpias (Limpias, Colindres, Voto).
ALGUNAS CURIOSIDADES.
El espectacular nacimiento se produce en la boca de una cueva en la Peña
mencionada que, a continuación, se convierte en un salto de agua por la
pared de la peña.

Mapa por el que discurre el río Asón.








El río Asón , cuyo principal curso da nombre a la cuenca, nace en los
Collados del Asón y desemboca en el Estuario de su nombre, o, también,
Bahía de Santoña, después de recorrer unos 40 kilómetros, de recibir
varios afluentes y de atravesar diversos municipios (Soba, Arredondo,
Ruesga, Ramales, Rasines, Ampuero, Limpias, Voto, Cicero, etc.) y no sólo
cántabros (casi un cuarto de su cuenca es de Vizcaya).
Su nacimiento (en las estribaciones de Portillo de la Sía y de los Tornos)
tiene lugar en un paisaje espectacular, descendiendo el agua en una
cascada intermitente (Cailagua), con vertical caída, desde una altura de
casi 70 metros; visible desde una carretera que salva la altitud,
serpenteando en su frente, y que, con el río, se adentra en una estrecha
garganta, en el valle del municipio de Soba.

Nacimiento l río Asón.


Recorre un amplio espacio natural de gran valor ecológico, que va desde el
Parque de los Collados del Asón a la Reserva de las Marismas de Santoña;
pero, además de este valor, el de su belleza paisajística y el de su reclamo
turístico, los ríos de su cuenca son un elemento vital para todos los que
viven en ella.
En su rápido descenso por el valle de Soba, en dirección sur-norte, con
abundante vegetación de rivera, recorre bellos y rústicos pueblos (como el
que le da nombre); y al llegar a Arredondo (villa de indianos, con su iglesia
neoclásica y su alta torre), donde se le une por la izquierda el río
Bustablado, gira su curso en dirección oeste-este, hasta Ramales,
recorriendo el valle de Ruesga (con pueblos bellos y ricos en casonas y
palacios), como Riva, Ogarrio o Valle, de cuenca más abierta, también con
vegetación en sus orillas que, a su derecha, se une a bosques de montaña,
pero con praderías a su izquierda. Llegando a Ramales (rica y prospera
villa y con famosas cuevas) su valle se amplía, al recibir al río Gándara (al
que se le acaba de unir el Calera) y se tuerce, en dirección sur- norte, con
vegetación y con tramos boscosos en sus orillas; recibiendo, enseguida,
antes de llegar a Gibaja (con tren y carretera a Vizcaya), a su derecha, al
río Carranza (con cuenca casi toda vasca).

Paso del río Asón por Arredondo.
Desde Ramales (próspera e histórica villa), la carretera, que viene de
Burgos, por Los Tornos, seguirá al Asón hasta Colindres; el río, ya muy
crecido, la atravesará a menudo; aunque a veces, la deje de lado, como al
pasar por Udalla (donde casi refleja a su gótica iglesia). En este tramo, el
río se vuelve sinuoso, con amplios meandros, hasta alcanzar a Marrón (en
su monte, desde La Aparecida, se contempla todo el valle) y a Ampuero
(rica villa, con bellos rincones populares, torres, casonas y tradiciones),
donde se une el Vallino y el Bernales; Rasines (también de casonas) ha
quedado un poco alejado de su paso. El río va ensanchando su cuenca y
sus aguas, y al llegar a la villa de Limpias, casi sigue siendo navegable, pues
ya empieza a ser ría (ya que fue, hasta el siglo XIX, un importante puerto
de transporte con Castilla y con América, y este pasado se refleja en sus
monumentos). Enfrente, en la orilla izquierda, un largo puente les une,
deja a Angostina (con su estación de tren y su cantera); y también en esta
orilla, enseguida, Voto (primero Carasa, y el resto, en la ría de Rada, que
se prolonga por el valle de Aras, y donde inciden el Clarín y el Clarión).

Paso del río Asón por Colindres.



Dejará, en la misma orilla, a Treto (con su Palacio de Alvarado, su iglesia
moderna, y su célebre puente de hierro). Este puente y el nuevo de la
Autopista A-8 separan a Treto (Barcena de Cicero) de Limpias (con su
amplio puerto y creciente pueblo). Entra, plenamente, en el gran Estuario
de su desembocadura y en el espacio de la Reserva de las Marismas de
Santoña. A la derecha, sigue Cicero, luego Escalante (con su parte de ría y
su bello pueblo); limitando su ría está Montehano, con el histórico
convento a sus pies, al lado del largo puente que va Santoña y que divide
en dos este Estuario. Al oeste, queda Argoños, con su parte de marisma,
su pequeño puerto y su pueblo, que crece con el turismo; la antigua
carretera que iba a Santoña y la que va, por la costa, hasta la Bahía
santanderina le atraviesan; un largo puente, que recorre la marisma, le
une con Santoña; esta villa (con gran puerto pesquero, histórica y rica)
cierra parte de su gran Bahía.

Estuario del río Asón.


En el oriente, está la antigua y bella Laredo, con su puerto y su larga playa
Salvé, que casi cierra el Estuario del Asón, con su Puntal y su puerto
deportivo. El monte santoñés de El Buciero y el laredano de La Atalaya
permiten a las aguas del río salir, por fin, al Cantábrico.

Desembocadura del río Asón.

En su recorrido, el río atraviesa muchos puentes (unos 25, por lo menos),
generalmente, en su paso por los pueblos, y tiene unos 8 azudes (para
utilizar y sacar el agua). Su escaso caudal, en sequías, y en la
contaminación, por residuos, en su paso por núcleos urbanos y complejos
industriales, han sido preocupantes; el Plan Hidrológico del Norte, y en
especial el Plan Asón, intentan paliarlo; las obras de saneamiento, que
recogen aguas residuales y que afectan a todas las poblaciones de su
entorno, a partir de Ampuero, se están ahora ejecutando. Su saneamiento,
también, afectará a la cantidad y calidad de su pesca, valiosa y atractiva,
para un cierto turismo, y cuyo salmón peligraba.


PESCA EN EL ASÓN.

Las especies pescables en el río Asón son: Salmón Atlántico, Trucha
Común, Reo y Anguila.

Salmón Atlántico.


Trucha Común.


Reo.

Anguila.
El Asón cuenta con uno de los más preciados tesoros piscícolas del país; el
salmón atlántico. Su pesca, una de las más apreciadas, cuenta con
numerosos aficionados llegados de diferentes puntos del país, aunque
siempre en un segundo plano respecto a los múltiples aficionados locales,
auténticos conocedores del pez y su hábitat y herederos de la fuerte
tradición de esta región.

Salmón Atlántico en el río Asón.

El salmón se persigue peinando las numerosas pozas, donde realiza
paradas en su remontada río arriba y descansa junto a las rocas del fondo.
Por ello una de las técnicas tradicionales consiste en utilizar cucharillas
plomadas para rastrear el fondo.

Pesca con cucharilla.
Además de a cucharilla, el salmón se pesca a mosca y con diferentes cebos
naturales como la lombriz y la quisquilla.
Las mejores épocas para la pesca del salmón son los meses de mayo y
junio.
En cuanto a zonas, es Betuerto el acotado históricamente más fructífero
para la pesca del salmón, aunque podemos encontrar otros 7, y no hay
que descartar ninguno de ellos. Además, hay zonas libres con pozas donde
existe la posibilidad de obtener capturas de salmón como el Chozo o la
Vena del Molino.

Salmón.

Finalmente, para la trucha hay un acotado específico en Arredondo, pero
se puede pescar a lo largo de todo el río. Se pueden llegar a encontrar
ejemplares de gran tamaño.

Trucha en el río Asón.



Sign up to vote on this title
UsefulNot useful